Algunos célebres lugares para visitar en el mítico barrio de Mixcoac
MXCity
Historia, gastronomía, sitios para relajarse y lugares llenos de vanguardia, así es el iniguable barrio de Mixcoac en la alcaldía de Benito Juárez.

La historia de la Mixcoac es peculiar y está llena de personalidades.

 

Mixcoac viene del Nahuatl mixtli (nube), coatl (serpiente), y puede interpretarse como “la serpiente de nubes”, “Víbora en la nube” o “Lugar de la Nube de Serpiente”, y alude a la Vía Láctea, y al dios Mixcóatl. Hoy en día se conoce más por ser un barrio de la alcaldía Benito Juárez, en la Ciudad de México.

Fue en Mixcoac donde vivió el prolífico Octavio Paz, un barrio que en su época era más bien un pueblo de tradición: “Mixcoac estaba vivo, con una vida que ya no existe en las grandes ciudades” dijo. En Mixcoac vivió en la casa de su abuelo Ireneo Paz, un abogado, escritor, periodista y soldado retirado de las fuerzas de Porfirio Díaz.

 

 

 

Hablar de Mixcoac hace necesario hacer referencia al río que lleva su nombre, ya que antes de la llegada de los españoles, se encontraba el pequeño asentamiento a las orillas del Lago de Texcoco, con una longitud de 7 km y una superficie de 37 km2. Con la conquista, en el lugar se establecieron numerosos ranchos y haciendas, entre las que destacó el obraje de Mixcoac, una hacienda textilera en cuyo casco se encuentra actualmente el campus México de la Universidad Panamericana y la Universidad Simón Bolívar.

 

 

A fines del siglo XIX y por su cercanía a la Ciudad de México y algunos pueblos vecinos como Tacubaya, San Ángel y Coyoacán, en el lugar se establecieron algunas residencias campestres de veraneo, de las cuales algunas se conservan. Este barrio es conocido por el Hospital de La Castañeda, que ofrecía servicios de atención psiquiátrica y asilo a personas de cualquier edad, bajo el auspicio del General Porfirio Díaz se construyó esta edificación monumental, misma que dejó de funcionar en 1967.

Pero Mixcoac también tiene otros lugares de interés y aquí te dejamos algunos de ellos para que no dejes de visitar este lugar lleno de historia.

 

Parroquia de Santo Domingo de Guzmán

Canova 2, Benito Juarez.

 

 

Aunque existen varias iglesias coloniales en la zona, una de las más representativas por su belleza dentro del estilo neoclásico es la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán. El templo data de 1648 y llaman la atención los grandes casetones que forman su techumbre; el arco de la portería y el claustro del convento son de 1595. Aquí sería imperdonable no entrar a admirar los espléndidos retablos barrocos dorados de la Capilla de Nuestra Señora del Rosario, escenario de innumerables bodas.

 

Torre Manacar

Av de los Insurgentes Sur 1457, Insurgentes Mixcoac.

 

 

La Torre Manacar cuenta con 22 pisos y un centro comercial, está en esta zona sobre la esquina del Circuito Interior y la Avenida de los Insurgentes. A dos calles de la estación del metro se encuentra el mercado de Mixcoac, sitio en donde destaca un área dedicada a la venta de flores y otra zona de comidas donde prevalece. Ocupa el lugar del antiguo Cine Manacar, y es obra del arquitecto es el fallecido Teodoro González de León.

 

Parque Hundido

Av. Insurgentes Sur S/N, Extremadura Insurgentes.

 

 

Este parque es un hermoso jardín de más de cien mil metros cuadrados, caracterizado por un gigantesco reloj-jardín, lo que lo convierte en el lugar perfecto para pasar los domingos paseando al perro o jugando con los niños, gracias a que tiene una amplia zona de juegos.

 

Deportivo Mixcoac

Rebull No. 50, colonia Mixcoac.

 

 

Este deportivo cuenta con la infraestructura para ofrecer prácticas deportivas acuáticas como natación, clavados y buceo, así como patinaje artístico, ya que el deportivo tiene una alberca semiolímpica, una fosa para clavados de 5 metros por 5 metros, regaderas y una cancha de usos múltiples. Fue construido en honor al mejor deportista mexicano en juegos olímpicos Joaquín Capilla Pérez.

 

Escuela Secundaria No. 10 Leopoldo Ayala

Goya 34, Insurgentes Mixcoac.

 

 

El  edificio  que  ocupa  esta escuela  secundaria  se  construyó  a  principios  del  siglo  XX  costeado  por  el  Sr.  Felipe Martell.  La  inauguración  de  este  se  hizo  el  diecinueve  de  diciembre  de  1904  y  desde  entonces  lo  ocupó  la  orden religiosa  llamada  Teresiana,  que impartía  instrucción  primaria  y  secundaria  a  un  número  aproximado  de  ochocientas  alumnas  entre  internas  y externas,  doscientas  de  las  cuales  estaban  becadas  y  otras  tantas  cubrían  cuotas  en  las  medidas  de  sus posibilidades.

 

Universidad Panamericana

Augusto Rodin 498, Insurgentes Mixcoac.

 

 

El campus de la universidad destaca por su composición arquitectónica, cuyo eje son tres inmuebles de gran valor histórico. Se trata del antiguo obraje de Mixcoac, edificio construido en el siglo XVIII y que forma parte del catálogo de monumentos coloniales del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Además, está la casa de campo que la familia Chancellor integró al entorno del obraje de Mixcoac a finales del siglo XIX y que hoy se conoce con el nombre de sus primeros dueños. Por último, el inmueble donde José Joaquín Fernández de Lizardi escribió El Periquillo Sarniento, y que también figura en el catálogo de monumentos coloniales del Instituto Nacional de Antropología e Historia, es parte del campus.

 

Centro Cultural Juan Rulfo

Campana 59, Insurgentes Mixcoac.

 

 

Este centro cultural es un edificio arquitectónico de estilo porfiriano, construido por órdenes del General Díaz en 1912 para ser ocupado por la prefectura política y municipal de Mixcoac. En su momento, el edificio fue despacho del señor Merced Gómez, Presidente Municipal de Mixcoac y colaborador cercano del perpetuo poder. Fue testigo del cautiverio y juicio de José de León y Toral y la Madre Conchita por el asesinato del general Álvaro Obregón.  En 1979 el artista Francisco Othon Eppens Heguera plasma su obra en un mural que se encuentra en la entrada principal. En 1986 se le nombra Centro Cultural Juan Rulfo en homenaje póstumo al escrito mexicano.

 

Callejón del Diablo

Callejón del diablo, Mixcoac insurgentes.

 

 

En este angosto callejón la gente cuenta que por la noche suelen aparecer sombras sospechosas y se oyen ruidos extraños. Dicen que se aparece Satanás para llevarse a quienes anden caminando por ahí y tengan cuentas pendientes que saldar. La versión más conocida de las diferentes explicaciones e historias que giran alrededor del Callejón del Diablo, cuenta que un hombre escéptico ante los rumores, un buen día se animó a caminar por ahí. No llevaba ni la mitad del callejón recorrido cuando vio una sombra detrás de un árbol, pero eso no lo detuvo y continuó su camino.

 

Casa de la Campana

Calle De La Campana 33, Mixcoac.

 

El número 47, una fachada larga provista de balcones abombados, es la sede de un convento de monjas, dicho monasterio ocupó antes la llamada Casa de la Campana en el número 33, de fachada neocolonial revestida de tezontle. La casa de la campana, es famosa por la campana que tiene sobre su puerta y que anteriormente se empleaba para la ceremonia del grito de independencia por el entonces ayuntamiento de Mixcoac.

 

Barrio Mágico Mixcoac

Centro de Mixcoac.

 

 

La pintoresca Plaza Jáuregui, de pequeñas dimensiones pero grande en cuanto a lo reposado de su ambiente. Pinos, sauces y eucaliptos aportan la frescura palpable de su sombra, junto con arbustos y algunas yucas. Su clásico quiosco de techumbre cónica revestida con tejas no puede faltar. Si te gusta el ajedrez o las damas chinas, rete a algún participante o amigo a jugar una partida en una de las bancas colocadas ex profeso.

 

Casa de José Joaquín Fernández de Lizardi

Augusto Rodin #456, Insurgentes Mixcoac.

 

 

Este sitio fue la residencia de uno de los escritores mexicanos más destacados del siglo XIX; mejor conocido como “El Pensador Mexicano”, el escritor de la célebre novela El periquillo sarniento, que refleja las costumbres mexicanas. Su basta obra abarca temas de política, literatura, periodismo, sociología, lingüística e historiografía. Actualmente es sede de la Universidad Panamericana.

 

Muro de la Paz

Esquina Canova, Algeciras, Insurgentes Mixcoac.

 

 

El Muro de la Paz es un espacio de libertad y expresión para todos los que creen y trabajan por la paz. Al fondo de la plaza Jauregui se encuentra este monumento que recuerda a las matanzas más feroces que acontecieron a lo largo de la historia de la humanidad. También incluye sucesos mexicanos como la Matanza de Tlatelolco. Se pueden leer frases inspiradoras que promueven la paz y la libertad entre todos los seres humanos.

 

Plaza Gómez Farías

Augusto Rodin esquina con Juan Francisco Millet

 

 

La pintoresca Plaza Gómez Farías se muestra ajardinada, arbolada y con dos esbeltas palmeras que acompañan a una sencilla fuente cantarina de forma circular. En su costado poniente se ubican dos casonas históricas: la del número 8 fue propiedad de Irineo Paz, abuelo del escritor Octavio Paz, la ocupa actualmente un convento de monjas, cuyas integrantes venden exquisitos panes (hay que tocarles la puerta).

 

Mercado de Mixcoac

Circuito Interior y Revolución s/n, Mixcoac.

 

 

Entre los puestos de comida favoritos de los locatarios está el de La Güera, quien durante años ha brindado calor por las mañanas mediante cafés solubles con leche, tacos dorados y pipián de chilacayotas. Don Alejandro Buendía, tablajero, al igual que todos los de su gremio, ejecuta una música singular mientras afila su cuchillo para afinar las milanesas. También están los machetes de la sección marina ejecutan a los pescados, capeados para tacos o cuando los vuelven quesadillas fritas sobre la calle Tiziano.

Yo-Yo Ma estrenará el Proyecto Bach en el Monumento a la Revolución
MXCity
El violonchelista Yo-Yo Ma es considerado uno de los mejores instrumentistas del mundo y el próximo 26 de marzo presentará El Proyecto Bach en el Monumento a la Revolución.

Yo-Yo Ma, nacido el 7 de octubre de 1955, es un violoncelista chino-estadounidense. Nacido en París, pasó sus años escolares en la ciudad de Nueva York y fue un niño prodigio, actuando desde la edad de cuatro años y medio. Se graduó en la Juilliard School y en la Universidad de Harvard, y se ha presentado como solista con orquestas de todo el mundo. Ha grabado más de 90 álbumes y recibió 19 premios Grammy.

Además de las grabaciones del repertorio clásico estándar, ha grabado una gran variedad de música popular como la música bluegrass estadounidense, las melodías chinas tradicionales, los tangos del compositor argentino Ástor Piazzolla y la música brasileña. Ha colaborado con artistas como el cantante de jazz Bobby McFerrin, el guitarrista Carlos Santana, Sérgio Assad y su hermano Odair, y el cantautor y guitarrista James Taylor. El principal instrumento de rendimiento de Ma es un violonchelo Montagnana fabricado en 1733 y valuado en US $ 2.5 millones.

Ha sido Mensajero de la Paz de las Naciones Unidas desde 2006. Fue galardonado con la Medalla Nacional de las Artes en 2001, Medalla Presidencial de la Libertad en 2011, y el Premio de Música Polar en 2012. 

 

 

El violonchelista Yo-Yo Ma es considerado uno de los mejores instrumentistas del mundo y vendrá a México el próximo 26 de marzo para presentar El Proyecto Bach en el Monumento a la Revolución. La idea nació en agosto de 2018, cuando el intérprete comenzó un viaje de dos años para interpretar las seis suites de Johann Sebastian Bach para violonchelo sólo en 36 lugares de todo el mundo que acompañan a 36 fiestas culturales en seis continentes.

 

 

El recital está diseñado como un viaje motivado no sólo por la relación de seis décadas con la música, sino también por la capacidad de Bach para hablar con nuestra humanidad común en un momento en que nuestra conversación cívica a menudo se centra en la división.

De acuerdo con el violonchelista, “la música de Bach es un extraordinario ejemplo de cómo la cultura puede conectarnos, ayudarnos a imaginar y a construir un futuro mejor”.

 

 

Yo-Yo Ma – Proyecto Bach

Dónde: Monumento a la Revolución

Dirección: Plaza de la República S/N, Tabacalera, Cuauhtémoc, 06030 Ciudad de México.

Cuándo: martes 26 de Marzo, 19:30 horas

Entrada libre.

Descubre la sala de cine oculta que hay en el metro de la CDMX
MXCity
Disfruta de una proyección de cine en el Metro, que cada vez más ofrece servicios culturales para mejorar nuestros traslados.

Esta sala de cine exhibe una selección de películas independientes.

 

A todo gran fanático de las películas le gusta ir al cine y ver sus películas en una pantalla grande, bonita y con la mejor calidad de sonido. La experiencia cinematográfica no se compara con un televisor grande en casa, la experiencia de comprar un vaso, palomitas y estar con los amigos, pareja o solo a veces es mejor.

Pero a quién le importan poco los detalles del cine, y quiere pasar un rato en compañía de otras personas, mientras esperas a alguien, quizá, puedes tener una experiencia singular en el metro de la CDMX a un costado del Museo de la Caricatura Mexicana.

 

 

La sala fue inaugurada en el año 2017 por el entonces jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, como parte de las actividades de Cultura Metro. Este cine se encuentra en el transborde de la estación Zapata de la Línea 3, que va de Indios Verdes a Universidad y la Línea 12, que recorre Mixcoac a Tláhuac.

Al recordar los inicios del recinto, Vanessa Bojórquez López, titular del área de Cultura del Metro, explicó que al inicio la sala no contaba con asientos, por lo que la gente se sentaba en el suelo y fue así como decidieron colocar sillas en el lugar y luego adaptar las butacas.

 

 

 

La funcionaria detalló que a pesar de estar en las instalaciones del Metro, la sala de cine no utiliza ni un centavo de recursos públicos, sino que se mantiene del apoyo de instituciones, realizadores y artistas. “No les pagamos nada a los artistas o directores por que se presenten en las instalaciones o por que nos dejen transmitir sus documentales. Ni tampoco cobramos nada. Todo es por voluntad”, asegura.

El recinto cuenta con 35 butacas acomodadas en 3 las con espacio para el acceso a personas con alguna discapacidad y adultos mayores. La pantalla en donde se proyectan las películas mide 4 metros de largo por 2 de alto. El recinto, como he mencionado antes, lo podrás ubicar fácilmente ya que se encuentra a un costado del Museo de la Caricatura Mexicana.

 

 

 

Con tu boleto del Metro podrás ver una película en esta sala, y si tienes que irte, podrás realizar el viaje hacia tu destino sin problemas. Claro que no se proyectan cintas de estreno ni películas de gran relevancia por derechos de autor; pero puedes ver magníficos cortometrajes y películas independientes como los que propone el festival de cine Ambulante.

Las fechas y horarios de las películas y documentales que se proyectarán las puedes ver en el sitio de Eventos Culturales del Metro de la CDMX, así como otras actividades en sus diversas estaciones. Con esto, el sistema de transporte colectivo  Metro, nos permite trasladarnos hacia nuestro destino, también nos ofrece lugares culturales que no debemos desaprovechar. Si te encuentras por la estación Zapata date una vuelta a esta sala e invita a tus amigos.

 

 

De hecho, hay ocasiones que el éxito de la proyección es tal, que algunas veces los lugares se ocupan rápido, y la gente disfruta la película de pie. Toma en cuenta que no podrás llevarte tus palomitas o nachos de confianza porque el consumo de alimentos está prohibido por cuestiones de higiene. Para saber qué cintas se van a proyectar y los horarios, puedes consultar la cartelera en el sitio web del Metro, en el apartado de Eventos culturales; o bien, a través de las redes sociales.

Apenas el pasado 8 de marzo, con el estrenó del Festival Tiempo de Mujeres, se proyectaron varios cortometrajes conformados por al menos 30 documentales sobre perspectiva de género y feminismo. También se ha proyectado cortometrajes como el de Koltavanej, de la directora Concepción Suárez Aguilar, en el que la chiapaneca Rosa López relata, desde la cárcel, cómo fue detenida tras verse obligada a echarse la culpa de un crimen que no cometió.

 

 

Sala de cine en el Metro Zapata

Dónde: Zapata Línea 3 en el transbordo con Línea 12.

Cuándo: Consulta cartelera

Cuánto: $5 general

Un santuario de árboles colosales, el Parque Ejidal San Nicolás Totolapan
MXCity
El Parque Ejidal San Nicolás Totolapan se encuentra al suroeste de la Ciudad de México y forma parte del Eje Neo volcánico en la Sub provincia de Lagos y volcanes del Anáhuac.

En la Ciudad de México, por extraño que parezca, existen maravillosos santuarios naturales para disfrutar de la naturaleza en familia. Tal es el caso del Parque Ejidal San Nicolás Totolapan, ubicado en la delegación Magdalena Contreras, en el kilómetro 11.5 de la carretera Picacho Ajusco. El Parque es un magnífico santuario natural en medio de la ciudad, con todas las facilidades para el ecoturismo.

En 1998 se inaugura el Parque Ejidal San Nicolás Totolapan y es el primer proyecto social de turismo en la naturaleza desarrollado en el suelo de conservación de la Ciudad de México, con la visión de detener la mancha urbana en esta reserva natural con una extensión de aproximadamente 1,900 hectáreas de bosque templado frío.

 

 

 

 

El ejido de San Nicolás Totolapan, cuenta con una superficie de 2,303 hectáreas propiedad de 336 ejidatarios. Los bosques templados del ejido tienen una extensión aproximada de 1,700 hectáreas y se localizan en un rango altitudinal que va de los 2,700 msnm los 3, 740 msnm. Se encuentran ubicados al suroeste de la Ciudad de México y forman parte del Eje Neo volcánico en la Sub provincia de Lagos y volcanes del Anáhuac.

En este espacio existen prácticamente todos los servicios que un proyecto ecoturístico puede ofrecer: visitas guiadas, naturaleza, proyectos de conservación y educación ambiental, talleres creativos, granjas didácticas, viveros orgánicos, deportes extremos, ciclopistas, tirolesas, cabalgatas, observación guiada de flora y fauna, cabañas, áreas para acampar, seguridad, y todo a unos pasos de la gran urbe.

 

 

 

 

Los paseos por este bosque son una gratificante experiencia, sus senderos llevan al visitante a disfrutar de una diversidad de árboles; oyameles, pinos y cedros blancos son los que acaparan la escena. Asimismo, el lugar cuenta con una nutrida fauna donde conviven venados cola blanca, jabalíes, gatos monteses, zorros y zacatuches (conejos de los volcanes), junto con otros reptiles, aves e insectos muy diversos.

Entre las laderas escarpadas se descubren cañadas, arroyos, manantiales y una fabulosa cascada donde puedes refrescarte y disfrutar del encanto del entorno. En algún momento se llega al lago del parque, donde se puede pescar, de hecho, hay asadores donde puedes preparar los pescados frescos.

 

 

 

El paisaje lo dominan formaciones montañosas con laderas escarpadas y cañadas, por las que escurren los innumerables arroyos que caracterizan al ejido. Tienen una orientación dominante hacia el norte lo cual ha favorecido el desarrollo de impresionantes bosques de coníferas principalmente de oyamel.

Se presentan anfibios y reptiles como las salamandras el falso escorpión y el camaleón carnudo. Es extraordinaria la diversidad de aves que existen en estos bosques tanto como residentes como migratorias, así como endémicas de México, tales como el búho carnudo, la gallina de monte, entre muchas otras. Es posible encontrar pequeños roedores como ratas de campo, liebres, tejón, tlacuache, víbora de cascabel, coyote, tuza y cuervo.

 

 

 

La vegetación dominante en el ejido San Nicolás Totolapan corresponde a bosques de clima templado frío entre los que se encuentran encinares, bosques mixtos, pinares y principalmente oyameles, los cuales son la vegetación emblemática del parque. Las especies dominantes son el Abies religiosa y diversas especies del genero Pinnus, distribuyéndose de las partes bajas a las más altas.

 

 

 

Parque Ejidal San Nicolas Totolapan

Dirección: Picacho-Ajusco 5, Panoramica, 14749 Ciudad de México, CDMX

Horario: lunes a domingo 8 am a 5pm

Teléfono: 01 55 8156 8451

Alumnos de la UNAM crean pequeña vivienda con sistema de sustentabilidad
MXCity
Esta pequeña vivienda está orientada al ahorro de agua y energía, el confort, la accesibilidad, la seguridad y la creación de un desarrollo económico y social.

La vivienda de la ciudad se reinventa en un espacio de 12.5 m2.

 

Una de las necesidades básicas de todo ser vivo es la vivienda, pero para el grueso de la población cada vez se hace más difícil cubrir esta necesidad. Sin mencionar que a esto debe sumarse la idea de aprovechar inteligentemente los recursos naturales y la preservación del medio ambiente a favor de las generaciones futuras.

Muchos diseñadores de viviendas están comenzando a adoptar sistemas que optimicen el uso de aguas recicladas o de lluvia, al igual que métodos alternativos para obtener o generar energía y el calentamiento del agua,

 

 

Es por ello que si se cuida el diseño inicial de la obra es posible tener un ahorro en la cantidad de desperdicios durante la construcción inicial y se reducirá la necesidad de realizar modificaciones posteriores. Generar viviendas sustentables es el gran reto del nuevo urbanismo, ya que esto implica una serie de aspectos que parecen muy teóricos pero que en la vida real no son tan complicados de conseguir.

Es así que los nuevos diseños de viviendas cada vez más utilizan ecotecnologías para la vivienda sustentable, tales como materiales térmicos y aislantes, focos ahorradores de energía, celdas solares, microsistemas para tratamiento de aguas grises, sanitarios ecológicos, captación, almacenamiento y re-uso de aguas pluviales.

 

 

En una ciudad donde el uso de suelo es cada vez más caro y menos accesible, el fenómeno de la vivienda intraurbana requiere desarrollos innovadores. Si bien por muchos años la solución de varias instancias, sobre todo gubernamentales, fue el establecimiento de unidades habitacionales en la periferia de grandes metrópolis, ahora un grupo multidisciplinario de la UNAM propone volver la vista a la problemática y contribuye a la discusión a través de un proyecto que han bautizado como Vivienda Industrializada Sustentable (VIS).

Un grupo multidisciplinario de la Universidad Nacional Autónoma de México diseñó el proyecto de Vivienda Industrializada Sustentable (VIS), que consiste en un hogar de 12.5 metros cuadrados como respuesta al cada vez más caro uso de suelo de la metrópoli. Pero no solo se trata de un espacio pequeño para el uso de la vivienda, esta lugar además cuenta con cuenta con sistemas de sustentabilidad que la dotan de autonomía y tiene manufactura industrial, contrario a la forma en la que se conciben los inmuebles actualmente.

 

 

 

Con VIS se haría frente al impacto ambiental, se facilitaría la compra de una casa en la ciudad y se sortearían los problemas del uso de suelo. De acuerdo con el urbanista Enrique Soto, asesor del proyecto, actualmente existe un problema por el valor del uso del suelo que dificulta a las nuevas generaciones a “acceder a una mejor localización dentro de la urbe”.

Es por ello, que el proyecto consiste en una casa compacta y móvil, con un peso de no más de 3.2 toneladas.  A pesar de sus reducidas dimensiones, la vivienda está diseñada para brindar una sensación de espacialidad amplia, además de estar completamente equipada con lo necesario para la habitabilidad de un máximo de dos personas ofreciendo, además, una opción a los nuevos modelos de familias unipersonales o de parejas sin hijos. Esta vivienda está diseñada para poder brindar una sensación de espacialidad amplia y está equipada con lo necesario para la habitabilidad de un máximo de dos personas: cocina, sala-comedor, baño y una recámara con cama matrimonial.

 

 

Estas casas podrían adquirirse con un precio de entre 350 mil y 380 mil pesos e incluye:

– Refrigerador

– Estufa

– Parrilla eléctrica

– Colchón

– Paneles solares

 

 

 

El VIS busca estudiar alternativas que traten de entender la ciudad y la forma de habitar en la ciudad, con el propósito de poder regresar a las ciudades, pero con los factores de dificultad que hoy tenemos, como la carencia de suelo urbano, o los altos costos de tierra.

Así, además de hacer frente al impacto ambiental, se facilitaría la adquisición de una casa al interior de la urbe, sorteando los problemas del costo de suelo. El grupo coordinado por Carrasco Mahr, que integra principalmente a arquitectos e ingenieros, tanto académicos como alumnos de licenciatura y posgrados, contó para el desarrollo de la iniciativa con el apoyo del Conacyt, a través del Fondo de Sustentabilidad Energética.

 

Vivienda Industrializada Sustentable (VIS CASA UNAM)¡Hola! El equipo multidisciplinario de Vis UNAM te invita a visitar el prototipo 1:1 Conoce nuestro proyecto sobre espacios mínimos en vivienda sustentable y su proceso constructivo. ¡CONOCELA!…Nuestro horario de visita es de LUNES a VIERNES de 9:00 am – 6:00 pm. ¡TE ESPERAMOS!

Posted by Vis Unam on Friday, November 23, 2018

 

El proyecto busca acercarse al sector empresarial para poder ser vendida en tiendas de materiales para el hogar, donde podría ser posible su personalización. Y si la industrialización lo permite, es posible mejorar los aspectos como la personalización o una variedad de gamas.

Como su producción sería en serie y en masa, sería muy fácil sustituir partes dañadas. Pero, el paso más importante será el de alcanzar la aceptación social, que hasta ahora han podido comprobar mediante unas 350 encuestas que arrojan una aprobación de más del 80 por ciento. Con esto será posible cambiar la concepción de cómo se habita la ciudad y pensar en la optimización de recursos y del espacio ocioso.