Brutalismo en la Ciudad de México, 10 formidables edificios
MXCity
Estos edificios brutalistas son cuerpos que invaden bosques y zonas urbanas integrándose bien al terreno que los rodea y creando diversas atmósferas en la ciudad.

El Brutalismo arquitectónico es uno de los sellos distintivos de nuestra Ciudad.

. . .

La arquitectura brutalista no puede pasar desapercibida, ya que es difícil esconder gigantes de concreto u otros materiales que dan la impresión de estar detenidas en la idea de un futuro distópico imaginado en el pasado. Cada uno de los elementos que los conforman están hechos con materia en su forma más pura, no es casualidad que la palabra brutalismo venga del término en francés béton brut que literalmente significa "concreto crudo".

El brutalismo es, en efecto, una estética donde nada quiere ser más de lo que es, y nada lo es. El concreto es concreto, el ladrillo es ladrillo, la piedra es la piedra, y hay una belleza honesta en eso. Hoy en día, la discusión sobre los valores estéticos de la arquitectura brutalista está de nuevo sobre la mesa. 

Este estilo es derivado del movimiento moderno que tuvo su auge en México entre los 60 y los 80, cuyo rasgo característico es el acabado "en bruto" de los materiales de la obra. Algunos reconocidos arquitectos, como Teodoro González León, Orso Núñez Ruiz-Velasco, Pedro Ramírez Vázquez y Abraham Zabludovsky, fueron promotores de esa arquitectura institucional.

La Ciudad de México es un escaparate de edificios brutalistas, que tuvieron poco éxito entre la población, pero que hoy en día son una afortunada sorpresa urbana que le pone pausa a lo cotidiano y te da un momento para ver hacia arriba y pensar que en esta ciudad basta tener los ojos abiertos para maravillarte. A continuación una lista de los edificios brutalistas más hermosos de la capital:

El Auditorio Nacional

Av. Paseo de la Reforma 50, Miguel Hidalgo.

Su construcción se concluyó en 1953 y en 1989 fue cerrado al público para su remodelación integral, hecha por los arquitectos Abraham Zabludovsky y Teodoro González de León.  El edificio fue ampliado en su capacidad, se le revistió su fachada tratada con martelina (sello de las obras de ambos arquitectos), se mejoraron instalaciones en general y fue provisto de mejoras acústicas? y equipo escénico. Al finalizar la remodelación, quedó como un recinto de excelencia internacional, tanto para los artistas como para el público.

Centro Cultural Universitario

Insurgentes Sur 3000, Col. Universidad Nacional Autónoma de México, Coyoacán.

 

 

Enclavado en la reserva ecológica del pedregal de Santo Domingo, al sur de Ciudad Universitaria, se encuentra este conjunto arquitectónico diseñado por Orso Núñez Ruiz-Velasco y Arcadio Artis Espriu. Está integrada por varias salas, una Biblioteca y Hemeroteca y el Centro de Estudios sobre la Universidad. Núñez decidió utilizar el concreto en sus elementos estructurales y en las superficies de fachada, explorando la plasticidad de los edificios, además de propiciar variaciones tonales en fachadas, columnas y pisos a través de los agregados, como la huella que imprime la cimbra en el concreto y el efecto de la luz solar sobre los volúmenes.

El Colegio de México

Carr. Picacho-Ajusco 20, Fuentes del Pedregal.

Este edificio es fiel representante de la arquitectura brutalista mexicana de los años setenta, que ha sido sede de uno de los centros de educación de posgrado de mayor tradición en México. Se trata de una topografía sumamente irregular por tratarse de las faldas del cerro del Ajusco -cubiertas miles de años atrás por la lava del Xitle– y con esta premisa, los arquitectos buscaron la forma de adaptarse al terreno.

Embajada de Japón en México

Paseo de la Reforma 243, Torre Mapfre, Piso 9, Cuauhtémoc.

En este proyecto participaron dos maestros importantes del estilo moderno internacional, el arquitecto japonés, ganador del premio Pritzker, Kenzo Tange y el célebre arquitecto mexicano, Pedro Ramírez Vázquez. Esta colaboración también contó con la presencia del mexicano Rosen Morrison y logró mostrar la dignidad de la cultura oriental en el occidente. La Embajada de Japón en México fue construida en 1976, es una muestra de la concepción de proyectos conjuntos que lograron reunir a dos culturas tan diferentes y al mismo tiempo tan representativas de la arquitectura moderna.

Museo Universitario de Arte Contemporáneo

Insurgentes 3000, C.U., 04510 Ciudad de México.

El terreno donde se construyó el museo era un estacionamiento, de modo que el proyecto arquitectónico a cargo del arquitecto mexicano Teodoro González de León, en colaboración con un equipo interdisciplinario, cuyo edificio suma un total de 13,947 metros cuadrados de construcción en dos niveles, de los cuales 3,300 constituyen los espacios de exhibición.1 Éste fue reubicado al sótano, debajo de una nueva plaza principal que sirve como vestíbulo para todo el Centro Cultural. En esta plaza se reubicó La Espiga, escultura de Rufino Tamayo.

Museo Rufino Tamayo

Av. Paseo de la Reforma 51, Bosque de Chapultepec, Bosque de Chapultepec I Secc.

El diseño comenzó en 1972  y la construcción hasta 1979, dando como resultado un edificio que hizo merecedores al Premio Nacional de Ciencias y Artes, en el rubro "Bellas Artes", a los arquitectos mexicanos Teodoro González de León y Abraham Zabludovsky. Considerado como uno de los pocos ejemplos en México de arquitectura contemporánea destinada desde su proyecto original a la labor museística, el edificio se incorpora armónicamente al entorno gracias a su forma piramidal, lo que remite a la herencia arquitectónica prehispánica.

Casa Taller de Agustín Hernández

Bosque de Acacias 61, Bosque de las Lomas.

El taller y hogar de Agustín Hernández fue diseñado por él mismo el año 1975, en una zona boscosa del lugar escondido entre los árboles. Como si flotara sobre este barranco de 40 metros de altura, aparece esta inusual y monumental composición, que juega con la geometría y la gravedad, conformándose como una de las obras más importantes de este renombrado arquitecto mexicano; el lugar y la escultura donde el arquitecto vive, trabaja, observa y descansa.

Palma 555

Paseo de Las Palmas 555, Lomas de Chapultepec, Miguel Hidalgo.

Palmas 555 es un edificio que resalta en el paisaje urbano de la Ciudad de México por su especial volumetría y diseño innovador. Este edificio de uso corporativo fue diseñado y construido por Juan Sordo Madaleno junto con José Adolfo Wiechers y el José Ignacio de Abiega como Arquitectos Asociados en 1975.

Palacio de Justicia Federal

Niños Heroes 132, Doctores, Cuauhtémoc.

El Palacio de la Justicia es una magnífica fábrica creada por Juan Sordo Madaleno y José Adolfo Wiechers con la calidad emblemática y expresa material y conceptualmente el ágora ciudadana. La columnata o peristilio rectangular evoca quizás los espacios públicos de la polis, subrayando el lugar superior de la sede de los juzgadores. Rectilínea y poderosa alude a los pórticos marmóreos de la Hélade.

Torre Arcos Bosques Corporativo (Torre ‘El pantalón’)

Paseo de los Tamarindos No. 400 A, Bosques de las Lomas, Cuajimalpa.

Este edificio fue obra de González de León con José Francisco Serrano y Carlos Tejeda. Cuando concluyó su construcción, era el cuarto edificio más alto de la Ciudad de México y por su forma se convirtió en un icono de Bosques de las Lomas. Forma parte de la innovación arquitectónica que vivió esa parte de la Ciudad de México, a partir de que, el 28 de agosto de 1980, el gobierno local autorizó la construcción de edificios de más de 161 metros de altura en la sección XVII de Bosques de las Lomas.

Museo La Venta: un zoológico, zona arqueológica y un bellísimo parque
MXCity
El museo más importante de Tabasco, uno de los más peculiares de México y un lugar increíble para visitar.

Más de 200 artefactos originales se encuentran en este precioso museo.

 

. . .

 

La importancia de esta zona arqueológica reside en su gran antigüedad -1200-400 a.C., ya que está considerada una de las primeras ciudades del México antiguo seguramente habitada por estar rodeada por una extensa red de cuerpos de agua dulce y salada, con abundante flora y fauna comestibles.

A esto suma su arquitectura monumental de tierra y su numeroso e impresionante acervo escultórico de piedra y sus ofrendas de jade.

 

 

 

A diferencia de otros sitios arqueológicos, no se encuentran yacimientos de piedra, la arquitectura es de tierra, alineada en ejes de norte a sur formando avenidas y plazas que tuvieron funciones cívico-ceremoniales.

Este lugar resguarda maravillas invaluables, un basamento que data del año 400 a. C., seis lapidas labradas en bajorrelieve, ofrendas masivas subterráneas -únicas en el México antiguo-, moles de piedra volcánica de aproximadamente de 35 toneladas que eran traídas de Veracruz y Chiapas, piedras verdes de Oaxaca y Puebla, y hasta jade importado de Guatemala.

 

 

 

El nombre de esta zona a las orillas de la Laguna de las Ilusiones proviene de la venta de maderas precisas que se realizaba a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, su nombre prehispánico se desconoce.

El sitio arqueológico La Venta, se ubica en Huimanguillo, Tabasco, fue diseñado, organizado y plasmado por el poeta tabasqueño Carlos Pellicer Cámara, e inaugurado el 4 de marzo de 1958. Cuenta con un espacio de 6.5 hectáreas dividido en dos áreas, la arqueológica y la zoológica.

 

 

 

En la parte zoológica hay 650 especies animales como jaguares, cocodrilos, aves, serpientes y monos araña entre otros, así como lo más representativo de la flora de la región. La zona arqueológica con una colección de 33 esculturas -que se clasifican en 3 grupos, altares, estelas y cabezas colosales- y 200 artefactos.

Destacan las figuras humanas manifestadas en altares y estelas representando seres fantásticos, que marcan el umbral del inframundo de los olmecas, así como mosaicos de piedra que constituyen una de las ofrendas masivas más importantes de esta cultura.

 

 

 

 

El museo cuenta con 5 salas temáticas donde, se contextualiza en el tiempo y el espacio a la civilización olmeca, se exponen tres esculturas monumentales que originalmente delimitaban el límite sur de la antigua ciudad olmeca -estas figuras humanas acuclilladas están labradas en piedra arenisca y pesan entre 35 y 17 toneladas.

 

 

La historia de las investigaciones en La Venta, la cerámica y la gran variedad de figurillas probables retratos de los antiguos habitantes, instrumentos de piedra utilizados para elaborar joyería, nueve esculturas monumentales, una ofrenda de cinceles recuperada del recinto ceremonial, un hacha votiva labrada y un pectoral.

El museo cuenta con tres diferentes recorridos -el más completo con una hora y media de duración- un área con juegos didácticos para niños, estacionamiento y venta de recuerdos.

 

 

 

 

 

Parque Museo La Venta

Dónde: Boulevard Adolfo Ruiz Cortines S/N, Jesus Garcia, Villahermosa, Tab.

Cuando: lunes a domingo 8:00 a 16:00 horas.

Cuánto: $50

Foto destacada Sectur

Cascadas de Agua Azul, poéticas postales de increíbles colores marinos
MXCity
Lo mejor de las Cascadas de Agua Azul es que no son tan concurridas y si llegas temprano es posible que encuentres un lugar para llenar tu Instagram.

Chiapas tiene uno de los ecosistemas más increíbles del país visible en las Cascadas de Agua Azul.

 

. . .

 

Muy cerca de San Cristóbal de las casas se ubican las cascadas que resultan del río Agua Azul, una belleza sonora y visual de Chiapas que además de albercas naturales tiene cascadas cuyo piso está formado por escalones de diques calcáreos formados por el paso constante del agua alimentada por los ríos Otulún, Shumuljá y Tulijá.

 

 

 

Las Cascadas de Agua Azul son parte de la reserva de la biosfera con reconocimiento internacional por sus impresionantes cascadas blanquiazules fruto de las sales de carbonatos que llevan disueltas y el lecho calizo del río, cuya afluencia crece en temporada de lluvias incluso a un nivel que hace imposible nadar en ellas.

El entorno selvático le da un marco verde a las cascadas que lo hace un paraíso tropical muy fotogénico, que además hace de la visita a las cascadas toda una experiencia en la naturaleza.

 

 

La fauna y la flora suman una gran gama de actividades de exploración y contacto con un entorno como pocos, pues mezcla montaña, selva y las diferentes etapas que puede tener un río, remansos, caídas, rápidos y hasta albercas naturales.

El también refugio natural del mono aullador, el jaguar, la guacamaya, el tucán y otros hermosos animales, es un paseo largo con varias cascadas de poca altura y remansos donde puedes nadar.

 

 

 

Vale la pena llegar temprano y caminar una distancia considerable para encontrar, aunque se por un rato, "tu propia alberca". El sendero para recorrer está demarcado y en buenas condiciones, incluso hay también miradores donde tomar un respiro y refrescarse con la brisa de las cascadas.

Pequeñas pozas y lianas son parte de la diversión en un lugar donde además de nadar puedes practicar senderismo en una zona muy segura que cuenta con guías especializados y salvavidas.

 

 

 

Los habitantes de esta región son una comunidad indígena Tzeltal quienes ofrecen alimentos, bebidas e incluso sus artesanías y visitas guiadas, que se suman al resto de servicios del lugar, estacionamiento, sanitarios, cabañas y hasta internet, todos con precios muy accesibles, incluso el acceso a las cascadas es bastante accesible.

Chiapas tiene una gran fauna y mantiene un equilibrio natural, así que es importante que nosotros hagamos lo propio.

 

 

 

Cascadas de Agua Azul

Dónde: Tumbalá y el municipio de Chilón, Chiapás

Cuando: todo el año

Cuánto: $45 pesos.

Foto destacada: Federico Sette

La extraordinaria arquitectura neogótica del Templo Expiatorio del Santísimo Sacramento
MXCity
Guadalajara es casa de la obra arquitectónica considerada como una de las mayores expresiones del estilo primordialmente francés.

Los grandes detalles de esta edificación son espectaculares.

 

. . .

 

Cuando pensamos en arquitectura y porfiriato nos remitimos casi inmediatamente a la CDMX por la gran cantidad de edificios que se levantaron en esos días; sin embargo, hay otros increíbles ejemplos en otros estados que en esos días también comenzaban a despuntar como grandes ciudades.

El Templo Expiatorio del Santísimo Sacramento, en Guadalajara, Jalisco, es uno de estos ejemplos:

 

 

Adamo Boari fue el encargado de diseñar la obra que comenzaría en 1897, cuya edificación fue interrumpida por la Revolución, el gran arquitecto del porfiriato que dejó grandes obras como el Palacio de Bellezas Artes, no pudo terminar el templo, pues fue hasta 1927 que se retomaría su construcción, pero a manos del arquitecto Ignacio Díaz Morales. El templo fue terminado hasta 1972.

La excelsa obra religiosa encargada por el arzobispo de Guadalajara, Pedro Loza y Pardavé, es un ejemplo emblemático del estilo neogótico en nuestro país. Edificada en cantera tallada a mano, tiene un diseño francés en el interior e italiano en su exterior, que está dividido en tres secciones rematadas en pináculo.

 

 

 

En cada sección destacan sus puertas de madera de granadillo y mármol blanco en sus medallones, así como las figuras incrustadas de bronce sobre temas eucarísticos.

La torre que se alza a la derecha de la iglesia muestra un hermoso reloj de cuatro caratulas procedente de Alemania e instalado por alemanes. Cuando el mecanismo marca las 9, 12 y 18 horas del día, se ven desfilar a los 12 apóstoles y se escuchan repicar las 25 campanas que tocan 25 piezas musicales, entre ellas, el Ave María, las Mañanitas, las Golondrinas, México Lindo y Querido, y la Marcha de Zacatecas.  La pieza fue donada por el médico y filántropo alemán Pablo Horn.

 

 

 

En el interior de la iglesia predomina el diseño francés de los siglos XIII y XIV en el que se destacan sus vitrales franceses que representan pasajes bíblicos como la última cena, la crucifixión y la multiplicación de los panes. 

Los cientos de detalles que debes observar son la cúpula octagonal, las esculturas del mexicano Benito Castañeda, y los tres tímpanos de mosaico que están al frente de la iglesia se mandaron realizar en la Fábrica de San Pedro, en el Vaticano, en ellos aparecen el Cordero Pascual, San Tarsicio y San Pío X.

 

 

 

Templo Expiatorio del Santísimo Sacramento

Dónde: Calle Manuel López Cotilla 935, Col Americana, Americana, Guadalajara.

Cuando: lunes a domingo de 09:00 a 21:00 hrs.

Entrada libre

Foto destacada Desde la Fe

Un castillo en medio de la ciudad: El Antiguo Banco de Londres y México
MXCity
El primer banco comercial de nuestro país, en emitir el primer papel moneda y en contar con una bóveda subterránea.

Su novedosa bóveda subterránea fue toda una revolución en su momento.

 

. . .

 

En la primavera de 1864 fue inaugurado el Banco de Londres, México y Suramérica en la esquina de las calles Capuchinas y Lerdo, hoy entrada por el número 3 de la Calle Capuchinas, hoy Venustiano Carranza, del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Ese mismo año, no solo llegó el emperador Maximiliano de Habsburgo, también habían llegado los ingleses a fundar la banca en nuestro país para también, autorizados por el Tribunal de Comercio, comenzar a distribuir los billetes, que hasta ese momento no eran conocidos en el país.

 

 

Según diferentes fuentes bibliográficas, en el año de 1864 da inicio formalmente la historia de la banca en México, y es justamente en este año cuando en nuestro país se inaugura la primer sucursal del Banco de Londres, México y Sudamérica.

Eduardo Turrent en su documento Historia Sintética de la Banca en México, nos habla de la idea de intermediación bancaria como el proceso por el cual una empresa o varias se especializan en captar depósitos del público para proceder a prestarlos. Según su investigación, hasta antes de 1864 no existía en nuestro país banca porque no existía intermediación bancaria, aunque sí se realizaban operaciones de crédito  gracias a la intermediación de órdenes religiosas y consulados de comerciantes. (Fuente Forbes México)

 

Foto: Forbes México

 

Históricamente, el capital inglés es determinante para rastrear y entender los orígenes de la banca tal y como la conocemos hoy en día, no sólamente en México, sino en todo el mundo. en el caso de nuestro país, fueron justamente los británicos quienes establecieron el primer banco en territorio mexicano.

 

 

Para 1884, la sucursal del banco en Perú dejó de existir, así que cambió su nombre a Banco de Londres y México, Sociedad Anónima, porque sus accionistas en su gran mayoría eran mexicanos y dejó de tener vínculos con la casa matriz con sede en Londres. La aceptación de los billetes, que eran mucho más cómodos de llevar que las pesadas monedas, llevó al banco a un éxito que le obligaría a construir un edificio más grande.

Fue así como el predio de la esquina que forman las calles 16 de septiembre y Bolívar, fueron adquiridas por el banco, y el concurso para la construcción de la nueva sede sería lanzado con el reto de construir una bóveda subterránea en el subsuelo blando y fangoso del centro de la ciudad.

 

 

Ya por esos días los arquitectos e ingenieros estaban ocupados en encontrar nuevos materiales y técnicas para preservar los edificios que se estaban hundiendo, levantar una obra ya suponía evitar estas complicaciones junto con las nuevas necesidades funcionales y de espacio que exigía la entrada del nuevo siglo.

Materiales nuevos y viejos, nuevos sistemas de construcción, la disponibilidad de nuevos materiales, los conflictos entre la estética antigua y la nueva para la arquitectura fueron considerados a la hora de designar al ganar del concurso, el arquitecto Miguel Ángel de Quevedo, el famoso "apóstol de los árboles", fue quien entregó el proyecto que lograba superar el desafió técnico de las bóvedas.

 

 

El hormigón armado o Compressol System fue la clave para lograr el cometido principal de la construcción, las bóvedas subterráneas de mucha usanza en los bancos europeos. En 1912 arrancó la obra que constantemente era cesada para sustraer la gran cantidad de agua del subsuelo, el edificio de aspecto ecléctico fuer terminado el 3 de febrero de 1913 a unos días de la Decena Trágica.

El banco arrancó operaciones también con el resguardo de valores en sus bóvedas, joyas, dinero y otros valores de los clientes del banco inauguraron con éxito el bando que tuvo que crecer también hacia arriba.

 

 

Miguel Ángel de Quevedo tuvo mucha fama en sus días por sus grandes obras como ingeniero y arquitecto, además de para construir y modernizar fábricas, estaciones y vías de ferrocarril, edificios, conjuntos habitacionales, casas y teatros como la iglesia del Buen Tono en Bucareli, se destacó por reverdecer a la CDMX por, entre muchas acciones, donar el rancho Panzacola que hoy conocemos como los Viveros de Coyoacán.

 

 

Antiguo Banco de Londres y México

Dónde: 16 de septiembre y Bolívar, Centro Histórico.

Cuando: lunes a sábado de 09:00 a 18:00

Entrada libre

Foto destacada México Lindo

x