Comunidad
Corredor Biológico Chichinautzin, majestuosa área protegida al sur de la CDMX
MXCity
El Corredor Biológico Chichinautzin, es de gran importancia para la Ciudad de México por los procesos ecológicos que se originaron miles de años atrás.

El Corredor Biológico Chichinautzin, ubicado en la Sierra Norte de de Morelos, en la región sur de la Ciudad de México y al sureste del Estado de México. Se creó en 1988 con el fin de establecer un corredor biológico que integrara los parques nacionales Lagunas de Zempoala y El Tepozteco. Estos parques fueron decretados en 1947 y 1937, respectivamente. Chichinautzin también se estableció para asegurar los procesos biológicos y evolutivos de la zona, y formar una frontera natural para el crecimiento poblacional de la Ciudad de México y Cuernavaca.

 

 

 

La superficie decretada para el Corredor Biológico Chichinautzin es de 37,302 hectáreas, además integra el área del parque Lagunas de Zempoala con 4.790 hectáreas y el área del parque El Tepozteco con 24.000 hectáreas. De esta forma la superficie total que protege el corredor es de 66,092 ha. La región es una de las principales zonas para la captación y regulación de la lluvia en los estados de Morelos y la Ciudad de México, además es un lugar muy importante que mejora la calidad del aire.

 

 

 

El Área de Protección de Flora y Fauna Corredor Biológico Chichinautzin esta formada por las regiones terrestres de la Sierra Madre del Sur y el Eje Neovolcánico Transversal (ENT), las cuales se encuentran en la parte central del país y comprende algunos de los picos más altos en la Republica Mexicana, como el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl con una altitud de 5.465 y 5.230 msnm respectivamente. En el corredor biológico convergen las regiones biogeográficas Neártica y Neotropical del continente americano.

Como resultado de la continua actividad volcánica al finalizar el pleistoceno y el holoceno, en la región se localizan alrededor de 300 volcanes jóvenes (Bloomfield 1975; Ricketts et al. 1999). Las regiones biológicas del ENT y la Sierra Madre del Sur son zonas de gran importancia en México. Estas tegiones conforman uno de los principales centros de endemismo y biodiversidad de algunos organismos; tales como mamíferos, reptiles, y grupos vegetales (Rzedowski 1991). La provincia morfotectónica del ENT atraviesa al país de costa a costa por su parte central entre el Golfo de México al este y el Océano Pacífico al oeste.

 

 

 

El corredor biológico es un área de gran biodiversidad, así como también un centro de endemismos. Algunas de las especies endémicas de la región son el conejo zacatuche (Romerolagus diazi), uno de los más pequeños del mundo; el ajolote de zempoala (Rhyacosiredon zempoalensis); el ratón de los volcanes (Neotomodon alstoni); la gallina de monte (Dendrortyx macroura); el gorrión serrano zacatero (Xenospiza baileyi), en peligro de extinción y la víbora de cascabel (Crotalus transversus) entre otras especies. Se han reportado 132 especies de mariposas y 47 especies de libélulas.

 

 

La hidrología de la región del corredor biológico se encuentra representada por las zonas de recarga de
acuíferos en la región del Chichinautzin y Zempoala. El parque Lagunas de Zempoala, denominado así por los
cuerpos de agua superficiales presentes, está localizado muy próximo a la intersección de tres importantes
sistemas hidrográficos, como son la Cuenca del Río Lerma, al occidente; la Cuenca de México, al noreste; y la Cuenca del Río Balsas en el sur. 

El Corredor Biológico Chichinautzin representa varios tipos de vegetación tales como los bosques de pino con una altura promedio del dosel de 20 a 30 mbosques de oyamel con alturas promedio del dosel de 30 a 40 m, los bosques de encino con una altura promedio de 20 m, y los pastizales con una altura promedio de 50 cm, entre otros tipos de vegetación. 

 

 

En los estudios realizados en la región del corredor se han registrado alrededor de 860 especies de plantas, de las cuales las familias mejor representadas por el número de géneros son Asteraceae, Poaceae, Brassicaceae y Fabaceae. La flora determinada como de importancia especial incluye 128 especies, de las cuales 66 se encuentran dentro de alguna categoría de riesgo tales como Angelica nelsoni en peligro de extinción, Furcraea bedinghausii descrita como especie vulnerable y endémica, Bursera cuneata especie vulnerable. Para el corredor se tienen registradas 315 especies de hongos de los cuales las mejor representadas son: Tricholomataceae, Strophariaceae, Amanitaceae, Boletaceae, Polyporaceae, Clavariceaea, Lycoperdaceae y Sclerodermataceae. En el área protegida existe una gran diversidad de hongos de los cuales más de 80 especies son aprovechadas para consumo local, pero estas también se comercializan principalmente en los mercados.

 

 

 

¿Cómo llegar?

Para llegar al Corredor Biológico Chichinautzin desde la Ciudad de México, basta con tomar la carretera a Cuernavaca y desviarse en el kilómetro 37, justo donde está Tres Marías, hacia Huitzilac. Después de 13 km, encontrarás la entrada a las lagunas. También puedes, simplemente, tomar un autobús desde la central en Taxqueña.

 

Ectagono: proyecto de regeneración ambiental en la Presa de Tarango
MXCity
Ectagono hace florecer el espacio natural de la Alcaldía Álvaro Obregón, en conjunto con expertos y apasionados por la sustentabilidad ecológica.

Ectágono es un oasis eco ambiental en medio de la CDMX.

 

En el poniente de la Ciudad de México se ubica el Bosque y la Loma de Tarango, un área natural con una extensión equiparable a la primera sección de Chapultepec, a 1.6 veces el Bosque de Aragón o 375 canchas del Estadio Azteca; con un equivalente a más de 267 hectáreas.

Desde hace años los vecinos, asociaciones civiles y grupos privados han trabajado para reforestar la zona, con el fin de conservar y crear un pulmón para la ciudad. En el área natural de Tarango existen zonas boscosas así como áreas erosionadas con escasa vegetación, donde la gente acude a correr, a hacer ejercicio e incluso escuelas traen a sus alumnos a pasear a estos terrenos, donde hay una pequeña laguna.

 

 

El Parque Ecológico Tarango de la Alcaldía Álvaro Obregón es el primer espacio verde totalmente sustentable de la Ciudad de México y del país. En el parque han generado ecotecnias como páneles solares para la iluminación nocturna, recuperación de la captación de agua pluvial. El parque permite escaparse del bullicio y tráfico de la ciudad donde hay caminos que conectan unos con otros y son ideales para ir a correr o pasear a las mascotas.

Ectágono es una fundación que opera dentro del parque, dedicada al desarrollo de estrategias de sustentabilidad y responsabilidad social, que tiene contacto con diversas empresas para llevar a cabo actividades con un alto contenido ecoturístico y educativo.

 

 

 

Ectágono genera acciones simples como eventos corporativos de bajo impacto ambiental, hasta estrategias de reforestación urbana y lanzamientos de marcas y productos. Esta empresa busca ser un aliado en soluciones estratégicas para el desarrollo de una empresa social y ambientalmente responsable. Uno de los objetivos de Octágono es crear un ecosistema donde los proyectos florezcan reiniendo a expertos y apasionados en temas de bienestar físico y psicológico, de sustentabilidad ecológica, tecnología, arte y cultura, de alimentación y de agua.

Este proyecto nace de la necesidad de contar con un espacio dentro de la Ciudad de México en donde se pudiera explorar la naturaleza en conjunto con las ideas de emprendimiento sostenible. De ahí que las lomas de Tarango, sean el lugar perfecto para iniciar el proyecto y aprovechar un espacio olvidado  pero con mucho potencial dentro de la ciudad.

 

 

 

En las áreas de Ectagono podrás encontrar un gran número de proyectos que interactúan orgánicamente entre ellos, como: agricultura urbana, apicultura, bioconstrucción, calistenia, artes marciales, parkour, entrenamiento de obstáculos, yoga, pump track, parque para perros, drones, temazcal tradicional, cafetería, terraza, entre otras actividades.

Ectagono funciona como una red de redes, donde las personas interesadas en alguna de las actividades impartidas en el espacio pueden integrarse y ser parte de una comunidad. También el espacio está abierto a recibir emprendedores y proyectos afines que fortalezcan nuestro ecosistema.

 

 

 

Con este fin se busca transformar la forma en que nos relacionamos con nuestra ciudad, la naturaleza y con nosotros mismos a partir de la creación de modelos colaborativos y estrategias socioambientales que beneficien en el desarrollo de los ciudadanos, empresas e instituciones; al mismo tiempo que ofrece soluciones y estrategias a favor del medio ambiente.

Ectagono lleva a cabo actividades de vinculación con empresas y asociaciones, diseño de eventos y servicios con instituciones educativas como Apicultura Mx, Aldea Tonantzin Tierra Permanente, el Proyecto de Regeneración Socioambiental con Rotoplas, los Viernes de Ecoguardas con niños y niñas de las colonias vecinas, así como Hacemos Más, Fundación Azteca, Conalep Álvaro Obregón, Periódico Reforma, Conanp.

 

 

 

Asimismo ha sido la sede de diversos festivales desde 2018 como el Pakaraima: celebración del arte, la música y el medio ambiente, el Acroyogatl: festival de artes mixtas del cuerpo, el slackline, danza, meditación, telas, malabares, acrobacia; así como el primer festival urbano silvestre con productores del Bonito Tianguis ciudad descalza.

Ectagono ha gestionado poco más de 24 limpiezas de ríos con la participación de estudiantes de CONALEP y habitantes de todo Álvaro Obregón. Así como impulsado la participación de voluntarios de educación ambiental, en diversas medidas de reforestación, saneamiento y limpieza de la zona. Del mismo modo, se ha dado a la tarea de crear talleres comunitarios de bioconstrucción , crear foros sobre el agua en México, así como la elaboración de diagnósticos de Agua, Suelo, Biodiversidad y Aire en colaboración con diversas instituciones educativas, como la UNAM, Poli y Tec de MTY.

 

 

Ectagono

Dónde: Avenida Prolongacion 5 de Mayo 521, Colonia las Águilas

Cuándo: lunes a domingo de 7:00 – 20:00

Entrada libre

Sitio web // Facebook  // Twitter

Fotos cortesía de Ectagono

El futuro de nuestra alimentación se encuentra en el nopal
MXCity
La capacidad del nopal para sobrevivir en climas áridos y secos, sus grandes aportes alimentario y su sabor lo convierten en alimento del futuro.

El nopal es endémico de América y se puede encontrar en todo el continente.

 

El nopal o opuntia es una planta de la familia de las cactáceas con más de 300 especies nativas del continente americano. El nopal crece de forma silvestre desde el sur de Estados Unidos hasta la Patagonia. Fueron introducidas en Europa por los conquistadores españoles para aprovechar suelos poco productivos del sur de la península ibérica, y de allí pasaron a Italia donde existió una pequeña industria ligada a ellas.

La Opuntia ficus es conocida como xoconostle, nopal o chumbera; sus frutos comestibles son las tunas o higos chumbos, muy populares en México, Chile, Argentina, Perú, Sicilia, en el sur de Italia, las islas Canarias, Andalucía, Extremadura, en el sur de Castilla y el Levante español, donde incluso se hacen productos tales como jugos, dulces o cerveza con sus frutos.

 

 

Los nopales son ricos en fibra soluble, posee un efecto de saciedad y de reducción en la absorción de grasa a nivel intestinal, contribuyendo a la disminución de peso. Las fibras vegetales del nopal controlan el exceso de producción de ácido gástrico y protegen la mucosa del estómago e intestinos.

Y como la forma en que nos alimentamos ya no es sostenible, ya que el planeta está llegando a su límite; la agencia de las Naciones Unidas (FAO por sus siglas en inglés) que guía un esfuerzo internacional para poner fin al hambre y prever las crisis alimentarias que puedan venir en el futuro debido al cambio climático, está volteando a ver alimentos que puedan ayudarnos. Uno de los candidatos que tenemos que tomar en cuenta es el nopal.

 

 

 

En México consumimos un promedio de 6.4 kilos anuales por persona, según la ONU, en realidad no es un producto común en otros lugares. Desde 2017 la FAO está realizando un esfuerzo por educar a comunidades afectadas por la sequía del cultivo de este cactus. Esto se debe a que el nopal es de la familia de los cactus, y por ello su cultivo requiere de poca agua, cuya escasez se debe a una de las crisis que se avecinan.

La FAO no es el único que está recomendando el cultivo de nopal, el Foro Mundial para la Naturaleza (WWF) se alió con Knorr para crear una lista de los 50 alimentos del futuro, una serie de cultivos seleccionados debido a su valor nutrimental, accesibilidad, sabor y bajo impacto ambiental.

 

 

 

Para México, seleccionaron 17 cultivos entre los cuales hay verduras como berro, espinaca, nopal, kale y flor de calabaza; tubérculos como jícama y camote; leguminosas como frijoles negros, habas y lentejas y cereales como la quinoa, el amaranto y el arroz salvaje.

Y es que el nopal tiene un poder hipoglucemiante muy recomendable como prevención y tratamiento que disminuye las concentraciones de glucosa en la sangre. Científicos de la UNAM descubrieron que su harina reduce el riesgo a desarrollar ésta enfermedad debido a su contenido de calcio. Las pencas de nopal más grandes y maduros son las que contienen más calcio.

 

 

 

El nopal también tiene altos antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres que envejecen la piel. Ayuda a regenerar las células de la piel para permitir la cicatrización de las heridas. Los aminoácidos y las fibras que contiene el nopal actúan de manera conjunta con efectos antioxidantes y las vitaminas presentes previenen la formación de placas grasosas en las arterias, reduciendo el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Tanto el consumo del nopal como la aplicación de productos tópicos de pencas de nopal, tienen efectos benéficos en heridas e infecciones de la piel. El método de preparación no influye en los beneficios que éste aporta a nuestro organismo, siempre y cuando se consuma en su estado natural y no en pastillas.

 

 

 

Su gran resistencia la convierte en un alimento útil de último recurso y parte integral de los sistemas agrícolas y ganaderos sostenibles. Es por eso que el cultivo del nopal se está extendiendo lentamente en todo el mundo, impulsado por la creciente necesidad de plantas resilientes frente a la sequía, los suelos degradados y las temperaturas más altas. En Brasil más de 500.000 hectáreas de plantaciones de cactus son destinadas al suministro de forraje. La planta también se encuentra en granjas en África del Norte, y en la región de Tigray en Etiopía cuenta con alrededor de 360.000 hectáreas, de las cuales la mitad son cultivadas.

Más de 4 mil piezas prehispánicas se han encontrado en el Proyecto Chapultepec
MXCity
Desde hace unos años el cerro de Chapultepec ha sido un espacio de muchas excavaciones, investigaciones y descubrimientos arqueológicos.

En tres secciones de Chapultepec se ha encontrado material arqueológico.

 

Desde que Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia, anunció la incorporación de una sección más a las tres ya existentes del Bosque de Chapultepec, como la pieza final para desarrollar el complejo artístico-cultural y ecológico “más grande del mundo”.

Con este plan se pretende articular todos los espacios culturales ya existentes en las distintas secciones y que comprenden 11 museos, cinco parques, áreas naturales, el Panteón de Dolores, así como la Feria de Chapultepec. La coordinación del complejo estará a cargo de la Secretaría de Cultura y del gobierno de la Ciudad de México, mientras que la dirección creativa será responsabilidad del artista plástico, Gabriel Orozco, quien anunció que no cobrará por su trabajo.

 

 

Este espacio en Chapultepec será sede de la Orquesta Carlos Chávez y se convocará a formar una orquesta comunitaria. La misión del proyecto es incluir a cada mexicano al goce de la diversidad cultural que tiene nuestro país. Durante las excavaciones y el proceso de construcción de este enorme complejo, se han hallado petrograbados, casas y entierros, dentro del nuevo plan para el bosque debe considerar que es Zona Arqueológica de la Ciudad de México.

 En el Bosque de Chapultepec también se encontraron más de 4 mil piezas prehispánicas, como botones, figurillas en diferentes posiciones, puntas de flecha de obsidiana en diversas tonalidades y vasijas. Pero en el bosque, que cuenta con tres secciones, también han sido localizados petrograbados, entierros, restos humanos, así como estructuras de templos y casas.

 

 

Los vestigios prehispánicos confirman que en Chapultepec habitaron por lo menos tres culturas: mexica, tepaneca y teotihuacana, comentó en entrevista para el periódico El Universal, la arqueóloga María de Lourdes López Camacho, coordinadora del Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec.

“Conmigo no se han acercado para analizar algo sobre el proyecto cultural y los vestigios, creo que a ciertas autoridades sí. Creo que cuando tengan el proyecto ejecutivo y cosas más en forma se darán cuenta que están dentro de una Zona Arqueológica. Querrán hacer obras pero será necesaria la presencia de un arqueólogo que vigile las excavaciones. Espero que haya acercamientos y espero que haya esa sensibilidad (para salvaguardar el patrimonio)”, dice la investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

 

 

María de Lourdes López Camacho inició el Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec. A 10 años, la investigadora relata que en las tres secciones se han encontrado más de 4 mil piezas prehispánicas. Además cuenta la historia del territorio y habla de las complicaciones por la extensión del terreno y de otros factores como el recorte presupuestal.

El cerro de Chapultepec, dice la especialista, en realidad “es el volcán de Chapultepec” y es la formación más antigua de la cuenca de México, y se caracterizó por tener, según diferentes estudios, 13 manantiales que fueron explotados hasta mediados del Porfiriato.

 

 

“Los datos históricos nos indican que en el cerro de Chapultepec hubo ocupaciones desde el Preclásico, Clásico y Posclásico. A diferencia de otras áreas de la ciudad, el cerro tuvo áreas donde pudieron asentarse grupos humanos. Es decir, el espacio se caracteriza por tener una temporalidad continua porque hasta el día de hoy el área de Chapultepec sigue con ocupación humana”, comenta.

El cerro de Chapultepec ha atravesado por diferentes momentos. En la época prehispánica se construyeron los “baños de Moctezuma”, un adoratorio y una unidad habitacional. Sin embargo, para el periodo virreinal se realizó la primera etapa del “castillo”, entre 1785 y 1787. Luego fue casa de descanso del virrey Bernardo de Gálvez. También fue espacio del colegio militar y a partir del Porfiriato una parte fue usada como residencia presidencial, pero desde el 3 de febrero de 1939 se convirtió en sede del Museo Nacional de Historia.

 

 

“Desde la época prehispánica hasta hoy, el cerro de Chapultepec ha sido símbolo de poder. Además destacó mucho el uso del agua, porque había cerca de 13 manantiales”, dice la arqueóloga. En 2018 fueron encontrados en la segunda sección un caserío de estilos teotihuacano aunque señalando López Camacho “no sabemos si son contemporáneos, antes o posteriormente a Teotihuacán, aun nos faltan hacer pruebas”.

El agua de los manantiales de Chapultepec era trasladada hasta Templo Mayor a través de acueductos; sin embargo, estas estructuras no se conservan, sólo está el acueducto que atraviesa por avenida Chaultepec a la altura de la estación del Metro Sevilla, que fue el último en construirse.

 

 

En 2009, María de Lourdes López emprendió el Proyecto arqueológico Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec. No fue una tarea fácil, dice, porque “nadie creía que ahí hubiera vestigios”; sin embargo, propuso un recorrido de superficie en las tres secciones. “Hicimos fotografía aérea de la mayor parte del Bosque de Chapultepec. Después recorrimos las áreas con ‘anomalías’, es decir, aquellas zonas en las que dictaminé como partes que no eran naturales sino que eran construcción humana, en especial los puntos anómalos eran simétricos o cuadriculares”.

Tras los primeros recorridos, vestigios fueron hallados en diferentes zonas. La arqueóloga decidió iniciar un expediente para que el Bosque de Chapultepec obtuviera la declaratoria de Zona Arqueológica. Dicha declaratoria se obtuvo en 2016, y comprende la Primera y Segunda sección, así como partes de la Tercera.

 

 

“En la Primera sección hemos encontrado materiales teotihuacanos, cerca de Los Pinos; sin embargo, esa área no fue la única con ocupación prehispánica, pues dentro de Los Pinos, en el Parque La Hormiga, en 2018 encontré un entierro teotihuacano: era una olla con cenizas”, comenta la investigadora. En la Segunda sección, Lourdes López participó en 2018 en el proyecto de la remodelación de la Feria de Chapultepec, de donde se pudieron obtener dos entierros.

“En uno encontramos la mitad de un cráneo, la otra mitad ya formaba parte de la cimentación de un juego mecánico. Ahí también encontramos partes de brazos y piernas. Desgraciadamente no fueron encontrados los entierros completos, pero ahí está la muestra que nos indica que hubo más, que hubo una zona habitacional porque en aquella época los entierros se hacían adentro de las casas”.

 

Los jardines verticales del Periférico reciben reconocimiento internacional
Alan Roque
Vía Verde, la empresa creadora de este proyecto fue reconocida por el Foro Económico Mundial como una de las “Pioneras tecnológicas del mundo”.

Una de las opciones más ingeniosas (y ciertamente confortables) que ayudan a contrarrestar el deterioro ambiental producido por la dinámica urbana, es la creación de espacios verdes en nuestros entornos; ya sea una azotea verde –superpuesta arriba de nuestros hogares o áreas de trabajo–, jardines verticales  –que también sirven como reguladores térmicos, ayudando a enfriar o calentar el interior del edificio y suponer una ahorro considerable de energía– o cualquier otro tipo de jardín, área verde o “pulmón” urbano que dote de un buen respiro a nuestra salud y al medio ambiente. 

Como se sabe, hoy en día 6 mexicanos de cada 10 están contrayendo enfermedades respiratorias debido a la mala calidad del aire que hemos engendrado en los últimos años. Se tiene el registro de que, al menos desde  hace poco más de una década, la Ciudad de México no había estado tan contaminada como en estos días. Y aunque las noticias virales sobre los estados de pre y contingencia hayan cesado, esto no significa que la contaminación lo haya hecho. De hecho, los programas como el doble hoy no circula han resultado insuficientes.

Frente a esta urgencia, se han hecho sonar diversas propuestas que dibujan a una Ciudad de México libre de polución, entre ellas está la creación de jardines verticales en avenidas emblemáticas de la capital. 

 

jardines verticales periferico ciudad de mexico-3

 

Hace no mucho la página de change.org, dio a conocer la petición de Vía Verde, una iniciativa ciudadana con la que se pretende la contemplación e instalación de jardines verticales en las columnas del segundo piso del Periférico. Según la Organización Mundial de la Salud, los núcleos urbanos deben contener un mínimo de 9 m2 de área verde por habitante para mantener una buena calidad de vida. La Ciudad de México posee únicamente 5.3 m2 de área verde por habitante, esto significa un déficit de 3.7 m2 per capita (poca más de 30 millones de m2 de áreas verdes).

En la petición se propone instalar 40,000 m2 de jardines verticales en las más de 700 columnas del segundo piso del periférico. Estos “pulmones” verdes no afectarían la estructura de las columnas, además de que se contemplaría su riego automatizado mediante la lluvia captada en la superficie de rodamiento del segundo piso. Esto, regalaría cientos de beneficios ambientales a la ciudadanía además de que transformaría drásticamente la imagen urbana de una de las vías más transitadas de la Ciudad de México, a lo largo de más de 30 kilómetros.

 

jardines verticales periferico ciudad de mexico-2

 

 

El nombramiento de busca reconocer las 56 compañías que están transformando sus industrias y mejorando el futuro del mundo a través de tecnologías disruptivas e innovadoras como inteligencia artificial, ciudades inteligentes, agricultura, biotecnología, robótica, entre otras.

Estos llamados jardines verticales transforman la infraestructura urbana de concreto para transformarla en espacios verdes que generan oxígeno, lo que permite mejorar la calidad del aire y reducir las islas urbanas de calor en grandes ciudades como la CDMX.

 

 

“Vía Verde y sus colegas galardonados son líderes en el uso de tecnologías innovadoras para transformar sus industrias. Vemos un gran potencial para esta generación de empresas otorgado soluciones a los desafíos globales y mejorando el futuro del mundo”, aseguró Fulvia Montresor, Jefe de Pioneros Tecnológicos del Foro Económico Mundial.

El nombramiento fue concedido durante un evento realizado en Dalian, China, en el que se elige a los proyectos tecnológicos más prometedores del mundo, seleccionados por un comité de académicos, emprendedores y funcionarios de gobierno de más de 90 países. Esta distinción se ha otorgado en años anteriores a empresas como Google, Twitter, Spotify, Airbnb, Mozilla, entre otras. Ver imagen en Twitter

 

 

También en MXCity: Mira los proyectos de arquitectura sustentable que se encuentran en tu ciudad