Comunidad
Corredor Biológico Chichinautzin, majestuosa área protegida al sur de la CDMX
MXCity
El Corredor Biológico Chichinautzin, es de gran importancia para la Ciudad de México por los procesos ecológicos que se originaron miles de años atrás.

El Corredor Biológico Chichinautzin, ubicado en la Sierra Norte de de Morelos, en la región sur de la Ciudad de México y al sureste del Estado de México. Se creó en 1988 con el fin de establecer un corredor biológico que integrara los parques nacionales Lagunas de Zempoala y El Tepozteco. Estos parques fueron decretados en 1947 y 1937, respectivamente. Chichinautzin también se estableció para asegurar los procesos biológicos y evolutivos de la zona, y formar una frontera natural para el crecimiento poblacional de la Ciudad de México y Cuernavaca.

La superficie decretada para el Corredor Biológico Chichinautzin es de 37,302 hectáreas, además integra el área del parque Lagunas de Zempoala con 4.790 hectáreas y el área del parque El Tepozteco con 24.000 hectáreas. De esta forma la superficie total que protege el corredor es de 66,092 ha. La región es una de las principales zonas para la captación y regulación de la lluvia en los estados de Morelos y la Ciudad de México, además es un lugar muy importante que mejora la calidad del aire.

El Área de Protección de Flora y Fauna Corredor Biológico Chichinautzin esta formada por las regiones terrestres de la Sierra Madre del Sur y el Eje Neovolcánico Transversal (ENT), las cuales se encuentran en la parte central del país y comprende algunos de los picos más altos en la Republica Mexicana, como el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl con una altitud de 5.465 y 5.230 msnm respectivamente. En el corredor biológico convergen las regiones biogeográficas Neártica y Neotropical del continente americano.

Como resultado de la continua actividad volcánica al finalizar el pleistoceno y el holoceno, en la región se localizan alrededor de 300 volcanes jóvenes (Bloomfield 1975; Ricketts et al. 1999). Las regiones biológicas del ENT y la Sierra Madre del Sur son zonas de gran importancia en México. Estas tegiones conforman uno de los principales centros de endemismo y biodiversidad de algunos organismos; tales como mamíferos, reptiles, y grupos vegetales (Rzedowski 1991). La provincia morfotectónica del ENT atraviesa al país de costa a costa por su parte central entre el Golfo de México al este y el Océano Pacífico al oeste.

El corredor biológico es un área de gran biodiversidad, así como también un centro de endemismos. Algunas de las especies endémicas de la región son el conejo zacatuche (Romerolagus diazi), uno de los más pequeños del mundo; el ajolote de zempoala (Rhyacosiredon zempoalensis); el ratón de los volcanes (Neotomodon alstoni); la gallina de monte (Dendrortyx macroura); el gorrión serrano zacatero (Xenospiza baileyi), en peligro de extinción y la víbora de cascabel (Crotalus transversus) entre otras especies. Se han reportado 132 especies de mariposas y 47 especies de libélulas.

La hidrología de la región del corredor biológico se encuentra representada por las zonas de recarga de acuíferos en la región del Chichinautzin y Zempoala. El parque Lagunas de Zempoala, denominado así por los
cuerpos de agua superficiales presentes, está localizado muy próximo a la intersección de tres importantes sistemas hidrográficos, como son la Cuenca del Río Lerma, al occidente; la Cuenca de México, al noreste; y la Cuenca del Río Balsas en el sur.

El Corredor Biológico Chichinautzin representa varios tipos de vegetación tales como los bosques de pino con una altura promedio del dosel de 20 a 30 mbosques de oyamel con alturas promedio del dosel de 30 a 40 m, los bosques de encino con una altura promedio de 20 m, y los pastizales con una altura promedio de 50 cm, entre otros tipos de vegetación.

En los estudios realizados en la región del corredor se han registrado alrededor de 860 especies de plantas, de las cuales las familias mejor representadas por el número de géneros son Asteraceae, Poaceae, Brassicaceae y Fabaceae. La flora determinada como de importancia especial incluye 128 especies, de las cuales 66 se encuentran dentro de alguna categoría de riesgo tales como Angelica nelsoni en peligro de extinción, Furcraea bedinghausii descrita como especie vulnerable y endémica, Bursera cuneata especie vulnerable. Para el corredor se tienen registradas 315 especies de hongos de los cuales las mejor representadas son: Tricholomataceae, Strophariaceae, Amanitaceae, Boletaceae, Polyporaceae, Clavariceaea, Lycoperdaceae y Sclerodermataceae. En el área protegida existe una gran diversidad de hongos de los cuales más de 80 especies son aprovechadas para consumo local, pero estas también se comercializan principalmente en los mercados.

¿Cómo llegar?

Para llegar al Corredor Biológico Chichinautzin desde la Ciudad de México, basta con tomar la carretera a Cuernavaca y desviarse en el kilómetro 37, justo donde está Tres Marías, hacia Huitzilac. Después de 13 km, encontrarás la entrada a las lagunas. También puedes, simplemente, tomar un autobús desde la central en Taxqueña.

Sobre el Nobel de conservación ambiental para colectivo de mujeres mayas
MXCity
Leydy Pech y el colectivo maya, obtuvieron el premio Goldman, el galardón ambiental más importante del mundo.

Mayas contra Monsanto: la historia de Leydy Pech contra los transgénicos.

 

. . .

 

Se llama Leydy Pech la apicultora indígena maya que encabezó una coalición que detuvo con éxito la plantación de soja genéticamente modificada por Monsanto en el sur de México. La Corte Suprema de México dictaminó que el gobierno violó los derechos constitucionales de los mayas y suspendió la siembra de soja modificada genéticamente.

Esta hazaña de Leydy Aracely Pech Martín, le hizo obtener el premio Goldman, el galardón ambiental más importante del mundo, otorgado anualmente por la Fundación Goldman, es un reconocimiento al trabajo colectivo de defensa del ambiente y del territorio de las comunidades mayas de la zona de Hopelchén, en Campeche.

 

 

Estas comunidades han realizado una importante labor de defensa frente a diversos megaproyectos que afectan el patrimonio biocultural de esta región de gran biodiversidad que es colindante con la biósfera de Calakmul, la mayor reserva mexicana de bosque tropical y uno de los últimos pulmones del país.

Organizadas en Muuch Kambal y el Colectivo Apícola de los Chenes, hoy Colectivo de comunidades Mayas de los Chenes, adquirieron notoriedad a partir de su oposición pública y legal a los permisos otorgados en junio de 2012 por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa, hoy Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural) a la empresa transnacional Monsanto.

 

 

Dichos permisos incluían la siembra de 235,500 hectáreas de soya genéticamente modificada, la cual constituye graves afectaciones al territorio maya. En Campeche, 25.000 familias, especialmente dentro de las comunidades indígenas mayas, dependen de la producción de miel para su sustento. Una base importante del trabajo organizativo del Colectivo, ha sido la defensa de la apicultura como práctica histórica y tradicional del pueblo maya y medio de subsistencia sustentable.

 

 

En particular, destacan sus esfuerzos por la conservación de las abejas nativas, para lo cual han denunciado y documentado los efectos nocivos que la deforestación, por el impulso de monocultivos y el uso indiscriminado de plaguicidas y agrotóxicos, causan no sólo a la apicultura, sino también a la salud, el suelo, el agua y el ambiente de las comunidades mayas de Hopelchén.

En todos estos procesos de organización y denuncia, ha sido fundamental la participación, la palabra y la vocería de las mujeres mayas de los Chenes y de otras partes de la Península de Yucatán.

 

 

El premio Goldman otorgado a Leydy Pech, es el resultado de más de 25 años de trabajo organizativo y comunitario, de la búsqueda de medios de producción compatibles con el ambiente y el desarrollo sustentable, y de la defensa colectiva del territorio frente a políticas públicas y megaproyectos que ponen en riesgo la integridad cultural, la salud, los medios de subsistencia y la vida de las comunidades mayas de la región.

Es un reconocimiento a las luchas de las mujeres mayas por la defensa de la vida y el territorio, que han generado cambios sustanciales dentro y fuera de sus comunidades. Esto visibiliza los procesos de lucha de las comunidades mayas de la Península de Yucatán en defensa de las semillas nativas, el agua, las abejas, el medio ambiente sano y la libre determinación.

 

Foto destacada El Sol de México

Chichén Itzá: el mundo maya de la educación cósmica
MXCity
La escritura, la astrología, la matemática y arquitectura estaba estrechamente relacionada con un tipo de educación maya.

La educación, como en muchas otras civilizaciones, fue exclusiva de algunos cuantos mayas.

 

. . .

 

"Chichén Itzé: La Universidad Cósmica de los Mayas" es el título de un libro de Miguel Ángel Vergara, que describe las rutas y llegadas de los mayas a Chichén Itzá, los templos, simbolismos, cosmogonía, el juego de pelota entre muchas otras cosas. Pero una de las cosas que describe el libro es sobre la educación maya.

Así, pues, Chichén Itzá significa “En la desembocadura del pozo del Itzá” donde Itzá es el nombre de un grupo de linaje étnico que ganó el dominio político y económico del norte de la península.

 

 

En esta increíble ciudad se educaba la sociedad maya, muy influida por la elevada religiosidad del pueblo maya. El sacerdocio era considerado por los mayas uno de los factores de mayor importancia y peso en el desarrollo de su sociedad.

El sacerdote gozaba de gran prestigio en la sociedad en virtud de su amplio conocimiento, capacidad de lectura y liderazgo religioso y moral, además los sumos sacerdotes eran los principales asesores de gobernantes y la nobleza.

Los sacerdotes enseñaban a los hijos de los nobles. Solo los hijos de las castas superiores podían aspirar a ser designado sacerdotes, y era una posición heredada de su padre u otro pariente cercano.

 

 

Estos niños debían recibir una educación rigurosa en la escuela donde los sacerdotes le enseñaban historia, escritura, métodos de adivinación basados en la lectura del movimiento de los astros, medicina y el sistema calendario.

Mientras, los hijos de los campesinos y la plebe no tenían abierta la posibilidad de recibir educación formal, estos niños por lo general se formaban como aprendices en la capacidad artesana de su padre o madre, o pasaban a engrosar el numeroso ejército.?

 

 

El desarrollo de capacidad de controlar las emociones propias, trabajar en forma cooperativa y ser moderado merecieron mucha atención en las diversas etapas de la socialización, así como durante festividades religiosas.

La mayor parte de la población maya era analfabeta, y los escribas provenían de la élite. Se desconoce si todos los miembros de la aristocracia podían leer y escribir, aunque al menos algunas mujeres eran capaces de hacerlo, ya que existen representaciones de escribas femeninas en el arte maya.

 

 

Es probable que existieran escuelas de escribas, donde los miembros de la aristocracia aprendieron a escribir.

Los espacios físicos dispuesto para la educación maya eran palacios, milpas, templos, campos de batallas, pirámides y plazas, entre otros que se consideraban lugares educativos.

 

 

A las mujeres se les mostraba cual iba a ser su ocupación en la vida y eran instruidas en tal labor. Combinaban los juegos infantiles con la labor que las niñas iban a desempeñar más adelante. A partir de los 9 años comenzaban a contribuir en las labores del hogar, las madres les trasmitían poco a poco conocimientos sobre las tareas domésticas.

Se les enseñaban las normas morales que caracterizaban la cultura, sobre todo en el trato con el sexo opuesto, el respeto y la timidez prevalecían continuamente; además, los trabajos como tejer, cocinar, el moler maíz, limpieza de casa y ropa, cuidados de los hijos, y el cuidado de animales domésticos, eran actividades de mujeres.

 

 

La educación de los varones y de los soberanos, estaba enfocada en la realización de rituales relevantes como el nacimiento o rituales relacionados con la muerte. Cuando cumplían 9 años y hasta los 12, los niños colaboraban en la siembra, recolección, caza, pesca, entre otras actividades.

A los 12 años, eran bautizados consagrándolos para la vida pública, significando esto que desde esta edad dejaban su casa para integrarse en sitios educativos que tenían un régimen de internado. A los jóvenes mayas de clase noble se les instruía en escritura, el cálculo, la liturgia, la astrología y la genealogía. A los niños de clase media se les instruía en las artes militares.

 

Foto destacada National Geographic

La historia de los primeros ajolotes que viajaron a Europa
MXCity
La historia de los primeros ajolotes que llegaron a Europa sirvió para intentar refutar o comprobar la teoría de Darwin.

La historia peculiar de los ajolotes tiene muchas vertientes interesantes.

 

. . .

 

En 1864 Victor Duruy emitió una carta a quien fuera ministro de educación francesa para fundar la Commission Scientifique du Mexique (CSM), además de doscientos mil francos al emperador Napoleón III, para solventar los gastos de la CSM. Esta suma se le otorgaría a la CSM dos años más, junto con otros diez mil francos de parte del Ministerio de Guerra; para solventar gastos de la sede en París y en la capital mexicana.

La CSM terminó tan rápido como la intervención francesa en México. Pero dejó su huella en futuras empresas científicas mexicanas como la Sociedad Mexicana de Historia Natural de 1868, y la Academia Nacional de Medicina, para gusto de geógrafos, se pudo obteber el mejor mapa de México hasta esa época en una escala de 1/3 000 0000.

 

 

 

Los primeros logros de la CSM contemplaron enviar a Francia una colección de artefactos naturales como culturales, entre los que iban 34 ajolotes vivos; enviados al Jardin Zoologique d?Acclimatation (el primer zoológico moderno) manteniendo a los ajolotes como exposición permanente y curiosidad exótica.

En esa época, todavía no se conocían las formas adultas de los ajolotes donde pierden las branquias y respiran con pulmones. Como sea, el primer estudio fue el de tratar de definir si estos animalillos eran reptiles o anfibios. Aunque estos 34 ajolotes de la colección de la CSM eran los primeros en llegar vivos a Europa, no fueron los primeros en cruzar el charco.

 

 

 

Cincuenta años antes, Alexander von Humboldt había enviado dos ejemplares conservados en alcohol a ese mismo museo en París para que George Cuvier, fundador de anatomía comparada, los estudiara; calcificándolos como individuos larvarios de una especie de reptil aún no identificada. Para octubre de 1864, se dictaminó que los ajolotes que tenía eran larvas y habría que esperar a que se desarrollaran como adultos para continuar su estudio, como con cualquier otra salamandra.

Para 1866, Duméril contaba con 800 ajolotes en el museo. Esta población de ajolotes se convirtió en la primera población de animales que se logró mantener en un laboratorio, y cuenta ya con más de 150 años de antigüedad. Con una sociedad burguesa en crecimiento, y un mantenimiento relativamente sencillo, el acuario o la pecera fueron un elemento casi obligado de las casas acomodadas europeas.

 

 

 

Duméril empezó a compartir ajolotes a otros museos, jardines y laboratorios para convertirse en objetos de la ciencia europea, y después, mundial. A partir de esto los ajolotes fueron objeto de estudio para intentar confirmar teoría de evolución de Darwin, para intentar refutarla, o probar la teoría del ruso Lysenko.

Entre 1864 y 1914 se hicieron miles de estudios sobre los ajolotes. Pero fue cuando Duméril vio la fisiología de diversas especies que tuvo un impacto notable en la ciencia mundial, y con ello varias preguntas: ¿Cómo es que los ajolotes podían reproducirse sin ser adultos? ¿qué sucedía durante su metamorfosis? ¿Por qué unos eran anfibios y otros reptiles? Duméril continúo investigando, pero para su mala fortuna murió en 1870 sin llegar a las respuestas que deseaba.

 

 

Ahora sabemos que los ajolotes tienen un estado de neotenia; es decir, aunque la enorme mayoría de ellos se mantiene en estado de larva toda su vida, son capaces de reproducirse y, además, esta juventud perenne está relacionada con otra de sus características más famosas: el poder regenerar prácticamente cualquier parte de su cuerpo en caso de perderla.

El ajolote en el laboratorio ha conquistado el mundo de la ciencia; como organismo modelo, podría decir que es el mejor de los tiempos. Pero para el ajolote silvestre es el peor de los tiempos. La contaminación y la reducción de su hábitat lo mantienen en peligro de extinción. Ojalá podamos reaccionar lo rápido y de manera eficaz para prevenir su desaparición y que no se convierta en una especie que vive solamente en el laboratorio.

Información: Este País

Foto destacada: National Geographic

La UNAM romperá la frontera del espacio con su misión espacial a la luna
MXCity
Robots diseñados por ingenieros, físicos, artistas y diseñadores de la UNAM navegarán con energía solar por la luna…

La UNAM enviará su primera misión a la Luna en 2021.

 

. . .

 

La misión Colmena de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer su primer proyecto dirigido a la Luna para colocar nueve pequeños robots en su superficie.

Será la primera de una serie de proyectos destinados a explorar el satélite natural de la Tierra, e incluso asteroides, a fin de desarrollar un nicho de tecnología, dijo el doctor Gustavo Medina Tanco, quien dirige el proyecto desde el Instituto de Ciencias Nucleares (ICN).

 

 

 

Los pequeños robots pesan alrededor de 340 gramos juntos, miden ocho centímetros de diámetro y cuatro de altura, por lo que su electrónica se encuentra a menos de dos centímetros del suelo; es decir, "vivirán" dentro de ese medio ambiente, que es desconocido.

Se trata de un nuevo nicho de investigación de frontera y a escala internacional, pues las tierras raras y metales preciosos comenzarán a escasear en la Tierra en las próximas décadas, por lo que será comercialmente viable iniciar la explotación de esos elementos en asteroides.

 

 

 

Esta misión será lanzada a finales de 2021 es pionera en el uso de robots de pocos centímetros de diámetro, que trabajan en equipo, son baratos, robustos, reemplazables y operan en bajas gravedades; esto podría posicionar a la UNAM en una o dos décadas en otros campos.

La función de los robots será sin intervención ni control externo, estos nueve robots obedecerán reglas preprogramadas, navegarán aleatoriamente sobre la superficie de la Luna y conseguirán generar un sistema de referencia entre ellos mismos.

 

 

 

Además, registrarán mediciones del ambiente más cercano de la superficie lunar, el cual se caracteriza por una atmósfera polvorienta con gas ionizado complejo que nunca se ha estudiado.

Los pequeños serán lanzados en la nave Peregrine de la empresa privada Astrobotic, que también llevará experimentos de otros países y de la NASA. El alunizaje de la carga universitaria (con un total de 500 gramos, incluida una especie de catapulta) se realizará en una región de la Luna entre tierras altas.

 

 

Para realizar su labor cuentan con computadoras, sensores de corriente, de voltaje, de proximidad, de temperatura, de direccionalidad y de potencial electromagnético, además de sistemas de telecomunicaciones y motores independientes para movilidad, entre otros componentes.

Los robots resistirán temperaturas que oscilarán entre -120 grados centígrados y 120 grados centígrados antes de alunizar. Lo más probable es que una vez concluida la misión, los robots mueran. Pero todo esto servirá para aprender de ingeniería.

 

 

Colmena es enteramente desarrollada en el Laboratorio de Instrumentación Espacial (LINX) del ICN, con la colaboración de alumnos de diversas carreras, con apoyo de la Agencia Espacial Mexicana (AEM) y el Conacyt, del gobierno del estado de Hidalgo, además de diversas empresas de tecnología.

En el diseño, construcción y validación de la misión Colmena participan 50 alumnos de la UNAM de carreras vinculadas con ingeniería, física, actuaría, matemáticas, arte y diseño. Esta misión es también una oportunidad para formar recursos humanos en el sector espacial.

 

Foto destacada: PBS

x