Parque Nanchititla, los inabarcables paisajes naturales de una sierra desconocida
MXCity
El Parque Sierra de Nanchititla cuenta con 63 mil hectáreas, de los cuales 1,528 están cercadas por conformar el Parque Estatal del mismo nombre. Un área natural protegida creada en 1977.

La Sierra Nanchititla respira tranquila entre arroyos, cascadas, bosques y un ambiente de pureza natural.

. . .

Como si fuera una gran isla de clima templado formada de verdes bosques de pino y encino, en medio de un mar de selva seca, el Parque Estatal Sierra de Nanchititla es un paraíso para quienes gozan de la naturaleza, el deporte extremo, el campismo y el ecoturismo.

Esta reserva natural, se decretó el 10 de diciembre de 1977, con un total de 67,310 hectáreas, por su extensión, es la segunda área natural protegida del Estado de México; la Sierra Nanchititla respira tranquila entre arroyos, cascadas, bosques y un ambiente de pureza natural. En su anonimato reside su mayor belleza. Un lugar alejado de todo donde sólo existe tranquilidad y paz bajo la sombra de grandes montañas y acantilados.

La palabra Nanchichitla proviene del náhuatl que significa "lugar de la ruta de Nanche". Estos son frutos amarillos con un aroma fuerte que crecen en las partes altas de los valles de América. Esta plantación es tan sólo una de las tantas que viven en este complejo natural ubicado en la depresión de la cuenca del Río Balsas. El pliegue montañoso cobijó a un mar hace millones de años y que con el tiempo fue sustituido por valles semiáridos donde también se encuentran decenas de cañadas, mesetas, picos y sierras.

Se desconoce gran parte de su biodiversidad. Su objetivo original incluye la prohibición de construcciones que modifiquen las condiciones naturales del paisaje y los servicios ecológicos. Se ha distinguido en la identificación de especies muy valiosas y únicas para el Estado. Además de hermosos paisajes como la cascada del mismo nombre que está hacia la frontera con el Estado de Guerrero.

Muchas veces tapizadas por la neblina, sobresalen apenas las montañas que conforman esta estampa de abundante vegetación, con sus escarpados acantilados, los peñones grisáceos que contrastan con el follaje, los desafiantes desfiladeros y ahí, donde menos se espera, una cascada de 105 metros de altura, llamada El Salto, la más grande del Estado de México y una de las seis más importantes a nivel nacional.

Además de ser una importante zona para la producción de oxígeno y la captación de agua, es el área natural con la mayor cantidad de especies de flora y fauna silvestres a nivel estatal. Puede ser que en una visita se alcance a ver una ráfaga amarilla y moteada: es el jaguar, una de las cinco especies de felinos silvestres que habitan en la zona junto con el puma, el ocelote, el tigrillo y el jaguarundi, lo que convierte a Nanchititla en uno de los pocos lugares en el mundo con tal variedad.

Sus 53 mamíferos, 20 especies de anfibios y las 211 aves como la espectacular guacamaya verde están entre las 28 especies de reptiles destacan el monstruo de gila y la boa constrictora que a tantas leyendas ha dado pauta.

Ubicada al suroeste del Estado de México, colindando con Michoacán y Guerrero, con sus más de 660 kilómetros cuadrados, esta sierra que debe su nombre a los nanches que crecen en la zona es el segundo parque natural del Estado de México y una de las reservas ecológicas menos conocidas del centro del país. Una característica mística es el paisaje contrastante entre la época de lluvias y estiaje.

El rio Temascaltepec, con sus arroyos, bordos y represas, se distribuye alrededor de una compleja sierra de cañadas y lomeríos. Destacan los tres cerros que tienen el nombre de Los Tres Reyes Magos y el de El Fraile, junto a la peña Colorada, paisaje típico de Zacazonapan que en náhuatl significa "en agua de céspedes".

Este territorio que fuera ocupado por los matlatzincas y conquistado posteriormente por los mexicas, alberga grandes monumentos históricos, como la ex Hacienda de Santa María, construida en el siglo XVI y la casa del señor Victoriano Arroyo Garibay.

Algo de lo más sobresaliente en la Sierra Nanchititla son sus espectaculares peñones como el de Torrecillas. Aquí podrás realizar senderismo, rápel y cañonismo. El lugar también posee una gran cantidad de palapas, cabañas, área de acampar y algunos miradores. La mejor forma de llegar desde la CDMX es por la carretera que va de Toluca a Ciudad Altamirano. El tiempo de traslado es de aproximadamente cuatro horas.

Cómo llegar

Desde la Ciudad de México llegar primero a Tejupilco, saliendo desde la terminal de Observatorio. Al llegar a Tejupilco en el centro salir hacia El Estanco, una ruta de 20 minutos y te cobran como $20 pesos. El Estanco es la desviación para llegar a la Sierra de Nanchititla. Al llegar al Parque el costo de admisión es de $50 y la renta de cabaña de $97 por persona, para rentar espacio para acampar cuesta $50. Tienen baños, estacionamiento, parrillas, una alberca sucia, algunos animales, y te llevan a la Cascada El Salto por medio de un guía que cobra $100 pesos, el recorrido es bastante pesado, 2 horas de ida y 2 horas de regreso, pero bien vale la pena.

Las bellas tradiciones y costumbres ancestrales del Pueblo Huasteco
MXCity
El pueblo teenek ha logrado mantener su lengua, tradiciones e identidad étnica incorporando a su cultura influencias europeas.

La cultura huasteca es una de las más históricas y tradicionales de nuestros país.

 

. . .

 

Los huastecos son un pueblo antiguo cuyos rituales y costumbres han sobrevivido hasta nuestros días. Su historia y tradiciones son la combinación de una rica cosmovisión con influencias europeas, y un origen que ha podido persistir.

Antiguamente era llamado pueblo teenek, una cultura de origen maya repartida en varios estados  mexicanos  que han logrado mantener su lengua, tradiciones e identidad étnica, incorporando a su cultura influencias europeas.

 

Cultura huasteca

 

 

Huasteca no proviene del idioma del pueblo teenek sino del náhuatl, de la palabra "cuextécatl", que bien puede tener dos significados: "caracol pequeño", en caso que venga de "cuachalolotl", o bien "guaje", un tipo de leguminosa, teniendo como origen etimológico la palabra "huaxitl".

Con 3,000 años de antigüedad, han desarrollado rasgos distintivos siendo una de las prácticas más características la deformación craneal como indicador de estatus dentro de la jerarquía política. También se mutilaban los dientes y se perforaban nariz y orejas.

 

 

Tuvieron una configuración política similar a la de las antiguas polis helénicas. Las tierras huastecas  se llamaron Xiuhcoac, de donde proviene el nombre en castellano de la Huasteca. Esta palabra, de origen náhualt, significa "serpiente de turquesas".

Aunque el idioma huasteco es la lengua más característica de este pueblo, aunque también usan el náhuatl y el español.

Pero a la fecha, la palabra que usan los huastecas para referirse a sí m es el de "teenek": algo así como "hombres de aquí". En la actualidad este idioma tiene poco menos de 200,000 hablantes, y se habla en San Luis Potosí, Veracruz y Tamaulipas .

 

 

En algunas crónicas se dice que los primeros habitantes del habían atravesado el mar hasta que llegaron al Tamoanchan. Después serían expulsados del grupo original debido a que su jefe mostró sus partes sexuales estando borracho, un acto antisocial para los otros, quienes los obligaron a ocupar la región del río Pánuco.

No se sabe si es una leyenda, pero al menos es un intento de explicar el énfasis en el culto fálico que hay entre la cultura huasteca, en la que, se dice (en el artículo de Felipe Solís Olguín, de la revista Arqueología Mexicana) que se veían con otro criterio las conductas sexuales y el exceso en la ingestión de pulque durante las celebraciones rituales.

 

Tradiciones y costumbres de la cultura huasteca

 

 

La cerámica huasteca fue importante para la región, y el Xantolo, fiesta de los muertos, es una de las celebraciones más importantes para la cultura huasteca, en consonancia con el resto de México. Los huastecas creen en noviembre los difuntos vienen y los acompañan, así que el último día del mes adornan los altares con flores secas y frutas para despedir a los fallecidos.

El huapango procede de tiempos de la época colonial, es una mezcla de tradiciones y estilos musicales entre la música europea y autóctona creando uno nuevo. Los esclavos procedentes de África también aportaron sus composiciones, creándose de esta mezcla un vivo estilo musical: el Son Huasteca.

 

Ritos de curación de los huastecos

 

 

Los ritos de curación son asistidos por curanderos  que se comunican con los "baatsik", unos entes sobrenaturales que son capaces de robar el alma humana. Cuando se roba el alma humana, de acuerdo a las creencias huastecas, es cuando empieza el cuerpo a enfermar.

Es así, que el curandero tiene la misión de recuperar el alma robada para curar a la persona. Estos rituales se tienen que hacer lengua huasteca, dado que los baatsik no entienden otro idioma. El proceso de curación dura tres días.

 

La jarana huasteca

 

 

La jarana huasteca, una guitarra de tamaño pequeño y cinco cuerdas que se utiliza para llevar el ritmo y en la forma de las fiestas en las cuales se toca de los otros tipos de Huapango, es el instrumento principal para los Huapangos o sones Huastecos.

El huapango es objeto de la reivindicación cultural de los nativos de la Huasteca: las estaciones indigenistas de radio recopilan las ejecuciones de los grupos indígenas de la región; se celebra encuentros de huapangueros  y concursos.

Foto destacada: Tips de viaje

Libro de las Chambeadoras: un arte popular 100% mexicano
MXCity
Un arte popular que hoy en día sería imposible de crear por la sensibilidad incluyente pero que alguna vez fue producido en millones.

El libro de las chambeadoras es una de las historietas más leídas en México.

 

. . . 

 

Las historias y personajes de los comics que se abundaban en los puestos de periódicos hasta antes de los años 90 en México, fueron muy cotizados por una sola razón: hablan de la realidad y la identidad mexicana en particular y latinoamericana en general.

Los héroes se enfrentaron a desafíos como la crisis económica, la división de clases, el racismo y la represión estatal. Su manera de hacerlo, a menudo divertida, a menudo insospechada, era otra de sus peculiaridades.

 

 

Como ya no es posible encontrar en un puesto de periódicos ejemplares recientes de La Familia Burrón, Kaliman, El Pepin, Chamaco, Hermelinda Linda, El Libro Vaquero, lo que nos queda es más bien la nostalgia. Y si hay un libro que refleja la cultura popular picaresca, erotizada y alburera del mexicano (del siglo XX, baste decir) es el libro de Las chambeadoras.

Este género se identifica con un contexto hiper sexualizado, a veces violento, a veces desagradable pero sin duda "popular". Como sea, fue una de las lecturas y productos culturales más recibidos, y consumidos del país.

 

 

Hoy en día, estas historias son referentes de la literatura popular, y de la historia arte secuencial de nuestro país. El Así soy y qué era publicada por editorial EJEA desde mediados de los 80 hasta finales de los 90, competencia de la serie Sensacional:

Sensacional de barrios, Sensacional de traileros y Sensacional de policías. Estas publicaciones fueron un gran éxito comercial, y la serie se amplió a Sensacional chafiretes, Sensacional de terror, Sensacional de futbol, Sensacional de mercados y vaya a saber a cuánta más sensación.

 

 

Estas historietas se llegaron a imprimir y vender hasta un millón de ejemplares semanales. Por ahí pasaron ilustradores como Rafael Gallur, Jorge Aviña, J.J. Sotelo, Víctor Correa, Elena Rodríguez y Alicia Ibáñez, así es, mujeres también.

 Es cierto que muchos personajes tenían un todo lujurioso y machista, las mujeres son objetos sexuales y fetichizados, pero sin duda sin ese componente no se hubieran vendido ni veinte ejemplares.

 

 

Asimismo, fueron historias sexuales, un poco transgresoras y de un alto contenido de doble sentido. En ello se iba mucho ejercicio creativo, barrial, y con una grafica única y llena de matices interesantes que no es posible encontrar en el comic de EU, ni incluso en el hentai japonés; de hecho el sensacional y las chambeadores son más eróticas que pornográficas.

 

 

Las Chambeadoras fueron un tiraje de historieta mexicana que reflejó escenarios cotidianos con leyendas de doble sentido, mujeres de grandes bustos y caderas, y hombres idealizados con poderes sexuales y activos.

Hoy en día es un género literario prácticamente en decadencia, que se sostiene por algunos pocos nostálgicos que creen que el producto mexicano alguna vez tendrá un gran valor económico. Nadie lo sabe.

 

 

Lo que sabemos es que se trató de un arte popular, además, realizado por increíbles artistas y escritores dedicados a los cómics, erotismo, picardia mexicana, pero también conocedores de arte, historia e ilustración mexicana.

De hecho, Bazaldúa se ha convertido en todo un referente y ahora de Las chamabeadoras, están disponibles en nueva edición en inglés y bautizada como Bazaldúa?s Girls: Sensational Art, que surge debido al creciente número de admiradores del talentoso artista mexicano ha conseguido en años recientes gracias a su paso por editoriales como Humanoids, SpaceGoat, DC Comics y Marvel Comics.

 

 

Bazaldúa, quien fuera un artífice del libro de Las chambeadoras por años, ahora es ilustrador de Evil Dead: Dead by Dawn, Suicide Squad Most Wanted: El Diablo & Boomerang, Sinestro, Rogue One: A Star Wars Story, Mr. and Mrs. X, Loki, X-Force y Spider-Man, esta última escrita por el reconocido guionista Brian Michael Bendis.

Son tan solo unos cuantos de los muchos trabajos que el "rey de los sensacionales" ha ilustrado dejando en alto el nombre de México y rompiendo estigmas sobre el dibujo erótico.

 

 

Las Chambeadoras en su momento álgido fueron llamadas revistas "de a peso", tanto por el valor comercial en el mercado, por el valor cultural que se le dio; además de que son y seguirán siendo del tipo "corrientes"; a pesar que el arte interior siempre haya estado creado con un alto nivel de calidad.

Siguen siendo historias que provocan algo de "culpa" entre os lectores, ya que a mucha gente le daba pena sacarlo en el metro, siendo comprado y guardado en el bolsillo, debido a su increíble tamaño ergonómico, sin  mencionar que es y sigue siendo una literatura consumido por hombres en su mayoría.

 

 

Hoy en día, Bazaldua ha pasado por las grandes editoriales del cómic mundial, después del arduo trabajo que hizo construyendo Las Chambeadoras.

Este género se identifica con un contexto hiper sexualizado, a veces violento, a veces desagradable pero sin duda "popular". Como sea, fue una de las lecturas y productos culturales más recibidos, y consumidos del país.

La leyenda del Árbol del Amor en Zacatecas te conmoverá
MXCity
La plaza donde se desarrolló la fantástica historia del árbol del amor, aún existe en la deslumbrante ciudad de Zacatecas.

El árbol del amor representa a una de las últimas leyendas zacatecanas.

 

. . .

 

Este año la ciudad de Zacatecas fue nombrada la Capital Americana de la Cultura 2021, su arquitectura, gastronomía y su gran bagaje histórico envuelve a todo aquel visite a la ciudad donde aún sobreviven las leyendas, como la del Árbol del Amor.

Algunos dicen que se trata de una aralia paperifer, una especie europea que se muestra verde todo el año, otros afirman que es un simporicarpium, un árbol asiático. Sin importar de cual se trate, el nombre al que todos refieren es Árbol de Amor por protagonizar una milagrosa historia.

 

 

El famoso árbol se encuentra en la que hoy es la plazuela de Miguel Auza, y que en el siglo XIX era la plazoleta que se encontraba afuera del ex convento de San Agustín, justo en el centro de Zacatecas, a espaldas del portal de Rosales.

La arbolada plazoleta daba espacio a feligreses, uno que otro vendedor y casonas donde se albergaban familias con jóvenes hijas, como Oralia, una señorita que por las tardes recibía la visita de Juan.

 

 

El joven minero trabajaba todas las mañanas debajo de la tierra, pero por las tardes acarreaba agua para las familias acomodadas de la ciudad. Fue así como conoció a Oralia y como podía cruzar con ella, aunque sea, dos o tres palabras.

Con pretexto de pasar más tiempo en la propiedad, Juan le regaló a la chica un árbol, mismo que él regaba todas las tardes al final de su turno. Así pasaron dos años, entre miradas y breves charlas, cuando en 1864 aconteció la intervención francesa.

 

 

Junto con la invasión llegaron otros franceses con intereses "más cordiales", Philipe Rondé, un joven francés que fue recibido en la casa de la familia de Oralia con el permiso de cortejar a la señorita con la compartía el estilo de vida.

Debajo del árbol Philipe pasó las tardes con Oralia, mientras que de lejos Juan se decepcionaba más cada día transcurrido. La joven por su parte se confundió hasta llanto, fue entonces que sentada a la sombra del árbol ocurrió el milagro.

 

 

Oralia lloraba desconsolada, oraba al cielo pidiendo ayuda para elegir al hombre con el cual debía estar, al momento las ramas del árbol empezaron a descender sobre ella. Como si el mismo árbol compartiera su dolor, dejó caer unas gotas.

Esas gotas se convirtieron en un ramo de flores que aclaró el corazón de Oralia, quien sin dudarlo más despidió a Philipe. Mientras tanto, Juan trabajaba en la mina apesadumbrado hasta dar con una plaquita de plata que le garantizaría su felicidad.

 

 

La tarde de aquel milagroso día fue muy distinta, debajo del árbol Juan y Oralia se volvieron a reunir esta vez, con todas las posibilidades para estar juntos. El árbol fue sede de los enamorados que buscaban la misma suerte que los protagonistas, pero así como la leyenda se olvidó, también el árbol que años más tarde se secó.

 

 

Árbol del Amor 

¿Dónde? Plazuela Miguel Auza s/n , Col. Zacatecas Centro, Zacatecas.

¿Cuándo? Todo el año, la plaza está activa de lunes a viernes, 09:00 – 16:00 hrs

Entrada libre

Foto destacada: La cofradía Zacatecas

La Güera Rodríguez: ícono del feminismo independentista
MXCity
Feminista, conspiradora, amiga de marqueses y de insurgentes, la Güera Rodríguez es un ícono poco apreciado del feminismo mexicano.

La Güera Rodríguez ha sido poco estudiada y homenajeada por la historia mexicana.

 

. . .

 

Feminista de la vieja escuela, mujer poco conocida que debería tener un lugar más relevante en la historia cultura de nuestro país, María Ignacia Javiera Rafaela Agustina Feliciana Rodríguez de Velasco y Osorio Barba Jiménez Bello De Pereyra Hernández de Córdoba Salas Solano Garfias, mejor conocida como la Güera Rodríguez ya que firmaba en la documentación secreta de sus actos en verdad revolucionarios.

La Güera Rodríguez fue una dama de alcurnia que se codeaba con marqueses, condes y virreyes; además de participar y ser cómplice de reconocidas luchadoras insurgentes como Josefa Ortiz de Domínguez y Leona Vicario.

 

 

Pero poco se sabe de dónde estudió la Güera, aunque se cree que pudo haber estudiado con doña Josefa, que es probable que se vieran en Querétaro, cuando destierran a La Güera tras descubrirle una conspiración; pero pocas cosas de su vida son comprobables.

Con Leona Vicario sí tuvo contacto durante la Independencia en el grupo de Los Guadalupes, ya que interceptaron una carta que La Güera le enviaba a los insurgentes, a través de Vicario, por la que por poco cae en prisión.

 

 

Nació en 1778 en la Ciudad de México y murió en 185; fue una figura criolla en el sociedad de la Ciudad de México, ya un defensora de la independencia mexicana de España. Algunas la ponen como una mujer más destacada y participativa en el levantamiento de Independencia, participando desde 1811 y alejándose del movimiento en 1818. Esta cortesana enfrentó en dos ocasiones a la Inquisición y salió ilesa siendo precursoras del feminismo en México.

 

 

Tuvo cinco hijos, arriesgó su fortuna, su nombre y su vida en pro del sueño libertario y de reivindicar a las mujeres y sus derechos, en una época donde las mujeres eran consideradas menos que menores y el marido o el padre era el dueño y podían corregirlas a golpes

Su carrera política comenzó como conspiradora y espía en 1809 contra el gobierno de facto; en 1810 estuvo en Dolores con Hidalgo y Allende, fungiendo como guía y benefactora para ayudar a los ejércitos insurgentes apoyando la consumación de la Independencia impulsando a Iturbide y organizando tertulias.

 

 

La Güera se hizo conocida en la nueva sociedad española por su belleza e ingenio rápido. Guillermo Prieto, cronista de la época, dijo de ella: “La Güera no solo se notaba por su belleza, sino también por su ingenio y su lugar en la alta sociedad”.

Algunas fuentes afirman que tuvo una relación con Simón Bolívar a la edad de 16 años cuando la conoció de camino a España cuando su barco San Ildefonso hizo escala en México. Pero es probable que haya sido una leyenda.

 

 

Apoyó la causa de los rebeldes mexicanos con dinero y a través de sus relaciones. Incluso fue acusada de herejía por defender la independencia y por haber mantenido un acuerdo con el sacerdote católico Miguel Hidalgo y Costilla y fue llevada ante el tribunal de la Inquisición española el 22 de marzo de 1811, al mismo tiempo que Juan Sáenz de Mañozca fue acusado de delitos sexuales.

Los cargos finalmente fueron retirados por falta de pruebas y luego de que María Ignacia sacara a la luz la falta de moralidad del inquisidor, un supuesto homosexual.

 

 

Mantuvo una relación sentimental con Agustín de Iturbide y sus relaciones le permitieron acceder a documentos confidenciales de la época, como la carta enviada por Fernando VII al virrey Juan José Ruiz de Apodaca y Eliza en 1820, conteniendo los principios del futuro Plan de Iguala , proponiendo el surgimiento de un líder militar popular para negociar con los rebeldes.

La participación de María Ignacia Rodríguez en la consumación de la Independencia de México ha sido un tema muy controvertido. Sobre todo la relación entre Agustín y “La Güera”, de quien se afirma que influyó en la visión política del primer emperador de México.

 

 

Finalmente, destaca el valor y el ingenio de La Güera para salir ilesa del tribunal de la Inquisición por segunda vez, siendo culpada por un retrato de medio cuerpo con los senos descubiertos, que ella se mandó a hacer como la moda en Europa. Según se dice, ella se defendió diciendo que "el cuerpo es creación y milagro divino y no tiene que ser escondido."

Foto destacada Wikipedia

x