Comunidad
Alemania regresa a México piezas olmecas de más de 3000 años
MXCity
Dos piezas arqueológicas de 3.000 años de antigüedad de la Cultura Olmeca, que se encuentran desde hace años en Alemania, fueron entregadas a México.

Se trata de dos bustos de madera, con tenues rasgos en el rostro y permanecían en el Museo de la Colección Estatal Arqueológica de Munich desde septiembre de 2017, en un recinto fuertemente resguardado.

Tras diez años de juicio en contra de Leonardo Patterson, un coleccionista de origen costarricense, el gobierno mexicano logró recuperar dos piezas prehispánicas que se encontraban en Munich, Alemania.

Constanze Schaaff, la restauradora alemana a cargo de las dos piezas de madera, las más antiguas de la cultura olmeca, las entregará este lunes a las autoridades mexicanas. De acuerdo con la restauradora, se estima que las piezas pueden tener al menos tres mil años de antigüedad, y fueron encontradas en un pantano donde se llevaban a cabo sacrificios y pueden ser eventualmente objetos devocionales.

 

 

 

 

Por su factura, antigüedad y singularidad son muy importantes para el patrimonio cultural de ese país.

La coordinadora nacional de Asuntos Jurídicos del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), María Villarreal, expresó su entusiasmo y satisfacción por la recuperación de las piezas.
Fue una acción conjunta del INAH con la cancillería mexicana y el abogado Robert Kugler, quien estuvo a cargo de proceso jurídico. “Se corona un esfuerzo importante y un precedente importante en favor de México”.

La entrega se llevó a cabo en el Museo Colección Estatal Arqueológica en Munich por parte de su director, Rupert Gebhard, a la funcionaria Villarreal y al embajador de México en Alemania, Rogelio Granguillhome.

“Este caso sienta un gran precedente porque México argumentó en términos de la legislación mexicana que es el propietario de estas piezas. En el juicio civil en Alemania pudimos acreditar esa propiedad”, señaló Villareal.

 

 

 

 

El juicio por las piezas que reclamaba México se alargó por más de diez años. Se sabe que las piezas estaban en manos del coleccionista costarricense Leonardo Patterson, quien durante todo este tiempo luchó por mantenerlas en su poder.

Las autoridades alemanas corroboraron que Patterson en persona llevó las piezas a Europa y las dejó para su estudio y restauración en una institución británica, más tarde aparecieron de nuevo en España y finalmente fueron decomisadas por el gobierno alemán, país en el que las autoridades mexicanas iniciaron las gestiones para hacer valer los derechos de la nación sobre dichas piezas.

Cabe destacar que, finalmente, las piezas no fueron restauradas ni se emprendió ninguna medida para su tratamiento, sino que solo se levantó un protocolo sobre las condiciones en las que llegaron y en las que se deben de transportar, para ser llevadas al área de restauración donde se las guardó en las condiciones adecuadas para su conservación.

La Ciudad de México le dice “adiós” a las bolsas plásticas
MXCity
Las bolsas de plástico son un derivado del petróleo que requiere gran consumo de energía, son contaminantes y dejan gran impacto en el medio ambiente.

Por fin la Ciudad de México abandonará las bolsas plásticas.

 

Las bolsas de plástico producen unos altos niveles de residuos dispersos, son ineficaces y aumenten la contaminación de nuestra ciudad y del planeta entero. En un año se llegan a producir unas 62.560 toneladas de bolsas de plástico de menos de 50 micras de espesor -6.730 millones de unidades-.

Las consecuencias del abuso de este tipo de envases son las toneladas de plásticos que se encuentran en los océanos, y dañan la fauna, ya que los animales ingieren bolsas y otros plásticos. Además, el ciclo de vida de una bolsa de plástico es muy poco para la gente y mucho para el clima ambiental y este tipo de envases tardan decenas de años en degradarse aunque en realidad no desaparece, se convierte en microplásticos que son al final microscópicos y no se sabe todavía los efectos que tiene sobre la salud de los seres vivos.

 

Foto: @recycle_plastic_bags

 

Foto: @recycle_plastic_bags

 

Con  mucha emoción les comunicamos que a partir de enero de 2020, aquellos establecimientos comerciales que den bolsas de plástico tendrán sanciones; esto, sin importar si son pequeños negocios o grandes centros comerciales.

La titular de la Secretaría del Medio Ambiente, Mariana Robles, señaló que disposición entrará en vigor con la nueva Ley de Residuos Sólidos, a principios del próximo año. Las sanciones para los establecimientos que den bolsas de plástico, todavía se están estudiando, según la secretaria:

 

Foto: @recycle_plastic_bags

 

Foto: @recycle_plastic_bags

 

“La sanción es la que estamos analizando y la presentaremos en un reglamento; tenemos varios meses sentados con los distintos grupos de comercializadores, de tiendas de autoservicio, con los propios grupos de la industria del plástico, elaborando este reglamento que da el soporte de cómo se aplica esta ley”, y sobre los castigos que se impondrán a los comercios o empresas que usen bolsas de plástico.

En una conferencia de prensa del mes pasado, la secretaria comentó que después de asistir a la firma de convenio de manejo de residuos sólidos en el Estado de México, también están en pláticas con las grandes cadenas para que se sumen al programa y mejorar el aprovechamiento de estos desechos.

 

Foto: @recycle_plastic_bags

 

Foto: @recycle_plastic_bags

Por lo pronto no se tiene pensado realizar operativos en tienditas o tianguis; pero se busca que las personas dejemos de pedir bolsas de plástico y llevemos bolsas propias. La Ley de Residuos Sólidos es una disposición que se viene creando desde mayo de 2019, y que el Congreso de la CDMX aprobó recién, donde se dicta la prohibición de la venta, distribución y entrega de plásticos de un solo uso, así como los que tengan pedazos de plástico, como bolsas, cubiertos, platos y popotes.

Con esta modificación, la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, podrá fijar precios de garantía a los fabricantes, distribuidores y comercializadores de productos elaborados con plásticos, con el propósito de promover su reciclaje una vez que se conviertan en basura. Así pues, de manera gradual, los fabricantes y las industrias reemplacen los artículos de plástico de un solo uso por productos biodegradables, iniciando por las bolsas de plástico, para después dar paso con otros objetos como platos, vasos o cubiertos.

Foto de Portada Newshub

Conoce la primera ciudad eco-inteligente del mundo basada en el mundo maya
MXCity
El arquitecto italiano Stefano Boeri presentó la propuesta para una ciudad inteligente, ecológica y autosustentable.

Smart Forest será una ciudad que mezclará la ecología con la modernidad.

 

El Doctor Stefano Boeri es un arquitecto y urbanista italiano, cuyo proyecto más reconocido es el Bosque Vertical en Milán, la Villa Méditerranée en Marsella y la Casa del Mar de La Maddalena. Boeri ha sido profesor visitante en muchas universidades internacionales como GSD Harvard Graduate School of Design, Berlage Institute, Columbia University entre otras.

Desde 2013 es el director artístico de MI / ARCH, un festival internacional de arquitectura promovido por el Politecnico Di Milano. Su plataforma Tomorrow promueve un intercambio de ideas sobre la cultura europea, y la arquitectura sustentable.

 

 

 

Desde 1993 cuenta con una agencia de investigación para la investigación territorial con sede en Milán, llamada Multiplicidad, preocupado por el urbanismo contemporáneo, la arquitectura, las artes visuales y la cultura general. Donde a través de la investigación y las exposiciones sobre la transformación de los territorios habitados ha tenido gran éxito en museos, salas de exposiciones y universidades internacionales.

Smart Forest Cancún, es su más reciente proyecto en México. Se trata de un increíble desarrollo boscoso que Boeri busca construir, y que presentó en fechas recientes a las autoridades de Quintana Roo. El desarrollo consta de un diseño de ciudad inteligente, ecoeficiente y con millones de plantas.

 

 

 

Este Smart Forest pretende ser construido en 557 hectáreas, para albergar a 130,000 habitantes y 7.5 millones de plantas. El proyecto forma parte de la idea de Ciudad Forestal de Boeri, cuyo objetivo estético y arquitectónico es de construir ciudades con rascacielos repletos de plantas en las áreas urbanas de diversos países.

Desde marzo se presentó este para Cancún, aunque la noticia salió a la luz hace unos días, parece que ya se cuenta con la firma del Grupo Karim’s, y /o de una firma alemana  llamada Transsolar; pero todavía se están afinando detalles de aprobación. En caso de ser aceptada, esta ciudad ecológica e hipermodernista, contará con sensores y big data para mejorar la gobernanza de la ciudad, así como el consumo de energía y la vida de sus ciudadanos.

 

 

La idea es hacer verde una gran área de tierra en la que se habría construido un gran centro comercial, y albergará 400 hectáreas de plantas de 400 especies diferentes; a los que suman 260 mil árboles, así como diversos arbustos. Este parque inmenso, tendrá los techos de los jardines y las fachadas verdes, con el fin de devolverle a la naturaleza su color.

Con la construcción de este mega proyecto se cree que serán absorbidas 116 mil toneladas de dióxido de carbono por año. Se trata de la primera ciudad forestal del nuevo milenio, inspirada en los valores de innovación tecnológica y calidad ambiental.

 

 

En la ciudad se ubicarán departamentos universitarios, organizaciones, laboratorios y empresas que se ocupan de los grandes temas de la sostenibilidad ambiental y el futuro del planeta. Además de que serán se establecidos centros de investigación y desarrollo para estudiantes e investigadores mexicanos y de diferentes academias del mundo.

La ciudad contará con un anillo perimetral de paneles fotovoltaicos y un canal de agua conectado a una planta subterránea en el mar, que permitirá vivir en una ciudad sostenible y con una economía circular con respecto al uso del agua. La ciudad tendrá un gran muelle y una torre de desalinización, distribuidos por un sistema de canales navegables, que servirán al asentamiento y campos de cultivo.

 

 

La ciudad contará con un sistema de transporte estructurado que proporcionará a los residentes y visitantes que dejen los vehículos de combustión y se muevan internamente con autos eléctricos y semiautomaticos.

Todo el diseño del conjunto cuenta con principios urbanos no deterministas; y el enclave de ello es el derecho de cada habitante a tener todos los servicios disponibles a una distancia adecuada para peatones y ciclistas; así como en la autosuficiencia en la producción de alimentos y energía.

 

 

Toda la ciudad tendrá paneles solares y las tierras serán irrigadas por un sistema de agua integrado. El terreno estará rodeado de “jardines de agua” que lo reforzarán contra inundaciones, debido a la proximidad del Mar. La ciudad se basa en el patrimonio maya y en su relación con el mundo natural y sagrado, donde la naturaleza y la ciudad están entrelazadas y actúan como un solo organismo.

Asimismo, se construirán distintos tipos y su centro de investigación tendrá instalaciones que abordará problemáticas como: bio-asistencia sanitaria; astrofísica y ciencia planetaria; restauración de arrecifes de coral; agricultura de precisión y tecnología regenerativa; ciudad inteligente; y movilidad y robótica.

 

Foto de Portada: Stefano Boeri Architetti

 

Más de 800 restos óseos de mamuts son encontrados en Tultepec
MXCity
Más de 800 restos óseos de mamut fueron encontrados en un terreno que sería destinado para construir un basurero en el Tultepec.

De vertedero de basura a zona arqueológica repleta de mamuts.

 

Fue un 22 de diciembre del año 2015, en la calle La Saucera, barrio de San Antonio Xahuento, municipio de Tultepec, Estado de México, donde fueron localizados los restos de un mamut, mientras la administración municipal se encontraba realizando obras de introducción de una red de drenaje, por lo que la máquina retroexcavadora sacó a la superficie algunos fragmentos de hueso.

Dicho hallazgo fue comunicado por algunos vecinos, a la Historiadora Juana Antonieta Zúñiga Urbán, cronista de dicho municipio. La cronista de Tultepec, comentó que entre los años 60 y 80 del siglo XX, corrían rumores que bajo el suelo de la localidad se encontraban “huesos de gigantes”, sin embargo, nunca se realizaron reportes de manera formal.

 

Foto: unotv.com

 

A la luz de este encuentro, el Arqueólogo Luis Córdoba Barradas realizó una primera visita al sitio, y corroboró que se trataba de huesos de mamut. Debido a las fiestas decembrinas de aquel inhóspito 2015, los restos fueron cubiertos y desde comienzos del 2016 se comenzó la excavación y recuperación de la osamenta del mamut.

De aquel Mamut de Tultepec se recuperaron 200 huesos, correspondientes al 85 por ciento del total de la osamenta; lo que ahora permite admirar la osamenta de mamut reconstruida y tener un aproximado de las dimensiones que tuvo el animal de 3.80 metros de altura y 6 metros de largo.

 

Foto: unotv.com

 

Este 2019, más de 800 huesos de mamut fueron descubiertos siendo el principal hallazgo en el país con restos de esta especie que permite determinar que esta zona era habitada por cazadores recolectores hace más de 14 mil años. Los restos fueron encontrados a 10 kilómetros de Santa Lucía, lugar donde se planea construir el nuevo aeropuerto del país.

Los restos óseos fueron encontrados en un área de 300 metros cuadrados y a una profundidad de cuatro y seis metros,  otra vez, cuando trabajadores realizaban excavaciones para ampliar el relleno sanitario municipal, lo que provocó que personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) resguardara el sitio e iniciara investigaciones para dimensionar la magnitud del hallazgo.

 

Foto: unotv.com

 

Las osamentas fueron encontradas en el Ejido de Tultepec, donde se ubica el confinamiento de desechos del municipio y que esperaban ampliar. Con el descubrimiento, investigadores del INAH delimitaron la zona para iniciar el rescate de los restos óseos que serán patrimonio de la localidad. El sitio fue reportado por el investigador Luis Córdoba Barradas, quien estuvo al frete del primer salvamento de restos óseos de mamut localizados en San Antonio Xahuento, cerca de la zona de talleres de pirotecnia de La Saucera.

En el proceso de salvamento se comenzará por hacer el registro con fotografías y dibujos, de cómo se encontraron las osamentas, a que profundidad del suelo, para que una vez extraídas las piezas de su lugar, se analice como estaban y cuáles faltan para interpretar de la mejor manera que pasó con cada ejemplar.

 

Foto: La Jornada

 

Los mamuts habitaron en la zona de los lagos de Zumpango, Xaltocan y San Cristóbal, en la cuenca del Valle de México, hace más de 70 mil años. Las características de los mamuts eran muy parecidos a los elefantes que hoy conocemos, y median aproximadamente 3.5 metros de altura por seis de largo y llegaban a pesar alrededor de 4 toneladas.

La cronista municipal, Juana Antonieta Zúñiga Urbán, consideró que una vez concluidos los trabajos de rescate del patrimonio de Tultepec, las piezas serán sometidas a técnicas de conservación y, posteriormente, exhibidas en el Museo de Tultepec, ubicado en la Casa de Cultura “Víctor Urbán Velasco”, donde desde el año pasado se muestra el primer ejemplar de osamenta de mamut reconstruido el cual que fue rescatado en la zona de Xahuento.

 

Foto: La Jornada

 

Es la primera vez que se descubren tantos huesos pertenecientes a esta especie, y aunque la mayoría de los 824 huesos localizados no tienen relación anatómica en su mayoría, hay desde fémures, pelvis, escápulas y defensas, es decir, las piezas dentales incisivas superiores muy desarrolladas.

Se cree que en esta zona del norte de la cuenca, vivirían entre 5 y 7 manadas de mamuts durante el periodo del Pleistoceno; zona junto con camellos, caballos o bizontes, de los cuales es menos frecuente encontrar restos, pues se trataban de animales más frágiles.

Foto Portada WikiMéxico

Bimbo se despide de sus envolturas de plástico para el beneficio del planeta
MXCity
Bimbo lanzará un nuevo empaque 100% compostable, parte de uno de los objetivos de la empresa para disminuir el uso de plásticos en México y el mundo.

La empresa mexicana le apuesta a mejorar, entre todos, el medio ambiente.

En octubre Grupo Bimbo lanzará una envoltura 100% compostable, es decir, se podrá colocar junto a los desechos orgánicos, aseguró Daniel Servitje, presidente y director de la principal panificadora del planeta.

En el próximo mes de octubre, lanzaran aquí, en México, el primer empaque 100% compostable, en la marca Bimbo Vital, será pionera en uso de esta nueva tecnología, su envoltura además de proteger la calidad y la frescura del producto se podrá disponer junto con los residuos orgánicos, es el primer paso que damos como compañía a nivel global en uso de envolturas compostables”, aseguró Servitje.

 

 

De acuerdo con el ejecutivo se trata de una medida adicional a todas las que está llevando a cabo la empresa frente al cambio climático, el cual es una realidad, por lo que reiteró que la compañía está comprometida con el planeta y que han invertido tanto en energía eólica, como en la disminución de uso de plásticos.

Refirió que actualmente “el 100% de las envolturas en México que pueden ser elaboradas con material biodegradable ya son biodegradables y 100% reciclables, es decir se integran a la naturaleza sin dejar residuos”.

Sin embargo, la innovación que ofrece el empaque que se lanzará en breve consiste en que está hecho a partir de ácido láctico, un insumo completamente orgánico.

 

 

Mario Molina, premio Nobel de Química, Claudia Sheinbaum, jefa del Gobierno de la Ciudad y Daniel Servitje, presidente del Grupo Bimbo, en el Encuentro “Innovación y Compromiso para el manejo Responsable de Residuos“, que se realizó en un co

En conferencia de prensa, el empresario hizo un llamado a todos los sectores para unirse y luchar contra el cambio climático: “La situación actual exige que gobiernos, empresas, la comunidad científica y sociedad sumemos esfuerzos y generemos nuevas ideas. Estoy convencido de que si es posible lograr un México y mundo libre de contaminación por plásticos, para ello todos tenemos que involucrados”.

 

 

Con información de Excelsior.