Comunidad
La Flor Más Bella del Ejido, el certamen de belleza que celebra nuestras raíces
David C. Blanco
La historia de esta celebración se remonta al periodo prehispánico, en donde se tenían un concepto de la belleza asociado con la naturaleza, principalmente con las flores.

Desde hace más de 200 años en Xochimilco se celebra una de las fiesta más importantes para esta delegación: la La fiesta de la flor más bella del ejido. Se trata de una celebración tradicional que intenta resaltar la belleza mestiza de las mujeres que habitan en las que alguna vez fueron zonas ejidales de la ciudad y al mismo tiempo difundir las tradiciones centenarias oriundas de nuestras culturas originales.

La historia de esta celebración se remonta al periodo prehispánico, en donde se tenían un concepto de la belleza asociado con la naturaleza, principalmente con las flores. Los habitantes elegían a una joven que destacara por su belleza en cada pueblo, y ésta, de manera ritual, tenía que ofrecer flores y ofrendas a la deidad Xochiquetzal, que representaba a la diosa de la fertilidad de la tierra y abundancia de las cosechas. Esta festividad con la colonización tomo otros matices, que entremezclados son los que dieron forma a la celebración que conocemos hoy.

 

La flor mas bella del ejido

 

Hoy en día, las participantes realizan un desfile de flores sembradas y cosechadas en las míticas chinampas, las mujeres visten ropas 100% tradicionales, hechas por artesanos a mano y portan tiaras florales que tiene como fin hacer replica de los adornos prehispánicos  y el de enaltecer la belleza de la mujer indígena.

El certamen consiste en una pasarela con un jurado selecto, que debe elegir 10 finalistas; posteriormente, se da a conocer a la ganadora, una mujer entre los 19 y 23 años que cubra los estándares físicos de rasgos indígenas. La reina elegida junto con el segundo y tercer lugar tendrá que promover todas las actividades culturales que se desarrollarán durante el año de su reinado.

 

la flor mas bella del ejido

 

La fiesta se complementa con, danzas prehispánicas, feria de artesanías, exposiciones florícolas, muestras gastronómicas, eventos deportivos y además del típico concurso de trajineras alegóricas y dos certámenes más, en categorías infantiles y de adultos de la tercera edad.

 

 

La tradicional fiesta se llevará a cabo del 7 al 14 de abril. Ocho días de alegría y diversión, suficientes para dejarse seducir por el encanto de este bello lugar y por la grandeza de una festividad que tiene sus orígenes hace cientos de años. Y es que los orígenes de esta importante fiesta se remontan hasta los días prehispánicos en los que las doncellas de la entidad rendían tributo con ofrendas florales a Xochiquetzal, Diosa de las flores, el amor y la belleza. 

 

 

Durante tu visita podrás disfrutar de otros atractivos como la exposición florícola, la expo venta de artesanías, exposición ganadera y una muestra gastronómica con antojitos mexicanos, nieve, dulces cristalizados y platillos típicos de la región.

 

 

La Flor más Bella del Ejido 2019 contará con la presencia de Japón como país invitado y Oaxaca, como ciudad patrimonio invitada, además de artesanos y productores de más de 30 regiones de México, ubicados en dos sedes: Centro Histórico Xochimilco y el Centro Deportivo Xochimilco.

Sobre la rehabilitación del pulmón verde que es el Parque Japón en las Aguilas
MXCity
El plan de rehabilitación del Parque Aguila-Japón contempló reforestación, canchas, pistas para bicicleta, gimnasios, zonas infantiles y espejos de agua.

A pesar de la controversia el proyecto de rehabilitación es genial.

 

Desde el 2018, el diputado Leonel Luna etiquetó 180 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos 2018 para rehabilitar el parque Japón, ubicado en la delegación Álvaro Obregón, a poco más de tres meses de acabar la administración del Gobierno de la Ciudad de México de ese entonces. Así que se llevó a cabo una licitación para obras de mejora de este parque, pero sólo de su entorno vial. Se dijo que era muy complicado ejercer 180 millones sin tener planeación.

Así que se llevó a concurso el diseño del proyecto ejecutivo del interior de parque, y la ejecución se dejaría al ahora gobierno de Claudia Sheinbaum. Aunque todavía no se sabe muy bien en qué términos quedó todo esto con la planificación del parque.

 

 

 

El parque permite escaparse del bullicio y tráfico de la ciudad. El parque es un lugar de esparcimiento para los ciudadanos de esa región de la Ciudad, y hay caminos que conectan unos con otros y son ideales para ir a correr o pasear a las mascotas.

En el marco de la discusión y aprobación del presupuesto para la Ciudad de México 2018, se adelantó que se contemplaría una inversión de 70 millones para la rehabilitación del parque Águilas-Japón, así como la construcción de un centro de educación e investigación para generar políticas públicas y un programa de conservación que salvaguarden las siete barrancas de Álvaro Obregón, entre ellas, Tarango.

 

 

 

Aclaró que estos centros se ubicarán en el espacio del estacionamiento y lo que era el corralón, incluso se dijo que a más tardar en febrero de 2018 iniciará la remodelación de las 15 hectáreas del Parque Japón, y que los trabajos tendrían una duración de seis meses, a cargo de la Agencia de Gestión Urbana (AGU), encabezada por Jaime Slomianski con un costo de 100 millones de pesos.

La idea es desarrollar circulaciones y plazas en todo lo largo y ancho del parque, vamos también a proyectar juegos infantiles y gimnasios al aire libre en los dos polos del parque. Se dijo que contaría con espacios nuevos, jardín ecuestre, jardines multiuso, lago artificial y una pista para bicicletas de montaña.

 

 

 

Además, se rehabilitarán la trotapista con caucho, el gimnasio al aire libre, los estacionamientos y las canchas deportivas. Asimismo se dijo que se proyectarían dos cuerpos de agua, y que se evaluaría el diseño y la funcionalidad para alimentar estos cuerpos de agua. Además de distintas áreas deportivas y varias canchas de fútbol, y que se le daría mantenimiento para que estén en perfectas condiciones.

Se comentó que serían reforestadas las áreas verdes, se colocará un sistema de riego automatizado, las luminarias tendrán paneles solares, y que se modernizaría todo el mobiliario como lo son bancas, botes de basura y bebederos y además habrá Wifi Gratuito.

 

 

 

 

Este proyecto conceptual fue elaborado por el arquitecto Mario Schjetnan quien diseñó el proyecto para rehabilitar las 15 hectáreas del Parque Japón. El arquitecto Schjetnan también realizó el parque ‘La Mexicana’ en Santa Fe. El objetivo de remodelar este parque es ofrecerle a la población espacios de recreación y convivencia, por lo que tal y como se comprometieron, se reunirán con los vecinos del Parque Japón para lograr una rehabilitación conceptual muy adelantada.

El parque Japón es otro rincón que le hace honor a ese país, pues el Parque Masayoshi Ohira, es un parque en honor al primer ministro de Japón que vino a México para fundarlo como un jardín japonés en 1980, un bello parque japonés escondido en la Ciudad de México.

 

 

 

En la década del 80 el Masayoshi Ohira fungía como un parque creado en 1942 como parte de la colonia Country Club, cuya característica principal es una preciosa pagoda. De ahí, que a este espacio público llegaron a ir estrellas del cine nacional de la época, ya que estaban muy cerca los estudios cinematográcos Churubusco, fueron los casos de Pedro Infante, Viruta, Capulina, Cantinas y Tin-Tan, algunas de estas estrellas usaron al recinto de set de lmación.

Por lo pronto seguimos en espera de ver los resultados de la reconstrucción del proyecto de Mario Schjetnan en el Parque Japón. Cabe mencionar que Mario Schjetnan, fue condecorado en noviembre del 2017 con el premio Lorenzo H. Zamabrano de Cemex y cuya firma, GDU, fue parte del ránking 10 Despachos 2016 de Obras, fue también responsable del diseño del parque La Mexicana, en Santa Fe. Schjetnan también generó los proyectos para renovar el Bosque de Chapultepec, en sus tres secciones, y para construir el Parque Bicentenario en la Antigua Refinería de Pemex en Azcapotzalco.

 

 

 

Dónde: Parque Águilas- Japón: Rómulo O’Farril 143, Las Águilas, Álvaro Obregón.

Lanzan una loable campaña para regalarle un árbol al Bosque de Chapultepec
MXCity
Jacarandas, liquidámbares, encinos, pinos azules y ocotes; el objetivo es plantar árboles de hasta 5 años de vida en una de las zonas más olvidadas el Bosque.
campana regalale un arbol bosque chapultepec
¿Sabías que el Bosque de Chapultepec representa más de la mitad de las áreas verdes de CDMX? Su importancia es inestimable. Por ello, desde hace 16 años el Fideicomiso Pro Bosque Chapultepec, ha rehabilitado y hecho más de 50 mejoras a la Primera y Segunda Sección del Bosque, recaudando un presupuesto de de más de 500 millones de pesos.

Y este año buscan que entre todos le regalemos 150 árboles más al bosque: las especies serán jacaranda, liquidámbar, encino, pino azul y ocotes. Pero son árboles de entre 4 y 6 metros cuyo traslado, plantación y cuidado debe hacerse por expertos. Esto resulta muy costoso.

 

 

 
 

 

Con Darío Yazbek como vocero (uno de los protagonistas de La Casa de las Flores) esta campaña pretende rehabilitar el Parque Lomas de la Segunda Sección. “Chapultepec representa más de la mitad de las áreas verdes de la Ciudad de México, y contribuye de manera fundamental a la captación de agua y recarga de los mantos acuíferos”, recordó Lilia Haua, Directora del Fideicomiso Pro Bosque de Chapultepec.  Cada árbol limpia el aire, absorbe hasta 20kg de carbono al año y retiene contaminantes cancerígenos. También reduce el calor hasta  3 grados y, en las zonas urbanas, disminuye el consumo de energía en época de calor.Además de la plantación de los 150 árboles, el proyecto de rehabilitación de esta área contempla una nueva estructura peatonal – ciclista, zonas de convivencia, canchas de fútbol y de usos múltiples, entre otras. 

 

 

*Para regalar un árbol a Chapultepec ingresa a chapultepec.org.mx

Imagen: Enrique Abe

Parque Ecológico Lago de Texcoco, un paraíso en lo que iba a ser un aeropuerto
MXCity
Tras cancelarse la construcción de lo que sería el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México en Texcoco, se anunció que en su lugar se podría construir el Parque Ecológico Lago de Texcoco.

Texcoco fue la capital cultural del mundo nahua. Fue una ciudad increíble, que siendo heredera de la cultura tolteca cuidó tanto a su población que no tuvo comparación en el mundo prehispánico. Acolmiztli-Nezahualcóyotl, el Rey Poeta, fue su más ilustre gobernante. Se coronó en 1431 y dos años más tarde con el apoyo y la alianza del imperio México-Tenochtitlan se establece de manera definitiva en Texcoco.

Texcoco se encontraba en las orillas del lago al oriente de Nochtitlan, y era la sede de las amoxcalli más increíbles del mundo prehispánico. Las amoxcali son bibliotecas que tuvieron salones repletos de los códices más antiguos, los más complejos y los más extensos sobre historia, botánica, astronomía y matemáticas. Pero sobre todo, Texcoco se caracterizó por tener una inmensa producción literaria de cantos y poemas, así como la existencia de la biblioteca más grande y nutrida de “amatl”, o libros, que hoy conocemos como códices. Aquellos libros tenían la función de ser una guía que apoyaba la tradición oral, y solo se acudía a los libros para confirmar datos.

 

 

 

Hoy en día al recorrer los alrededores de la Ciudad de México y ver su desbocada expansión urbana, cuesta mucho pensar, siquiera imaginar que alguna vez fue un paradisiaco espejo de agua, en donde convivía armónicamente nuestro pasado prehispánico, con el flujo espontáneo de la naturaleza. Actualmente poco menos que residuos aislados quedan como precedente de aquellas fértiles épocas, que marcaron el esplendor de nuestra cultura originaria.

 

 

Quizás la zona lacustre más golpeada por el avance de la modernidad y— que más extraña la ciudad—, es el mítico lago de Texcoco, aquel que fuera testigo del nacimiento del imperio Azteca y que abrazara el desarrollo de la gran Tenochtitlán, ya que su formación proviene del periodo cuaternario de la era cenozoica.

 

 

Existen propuestas para rescatar esta zona, y ahora se podría construir el parque urbano más grande del mundo en los terrenos donde se levantaba el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, el cual fue suspendido por la actual administración.

El proyecto ecológico, con el cual se buscaría la recuperación del valle que comprende el exlago de Texcoco, estaría a cargo del arquitecto Iñaki Echeverría. En 2010, antes de que se anunciara la construcción del nuevo aeropuerto, Echeverría encabezó un proyecto que se denominó Parque Ecológico Lago de Texcoco, en una superficie de terreno de 14 mil hectáreas.

“Este espacio, ubicado en el borde de la zona metropolitana de la ciudad de México, puede hoy ser reclamado como una nueva ecología que incorpore naturaleza, cultura e infraestructura: una Ecología Cultural”.

Señala que el objetivo es reclamar el sitio como la pieza de infraestructura verde más importante del valle, ya que esta infraestructura será capaz de reconciliar a la ciudad con su geografía.

 

 

Tras cancelarse la construcción de lo que sería el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, se anunció que en su lugar se podría construir el Parque Ecológico Lago de Texcoco en el terreno de 14 mil hectáreas, lo que lo convertiría en el más grande del mundo en su tipo.

El arquitecto Iñaqui Echeverría es el promotor del proyecto, pues desde 2010 ya había presentado un proyecto en el mismo terreno y que ahora promociona a través de una página en internet.

El objetivo, se explica en el sitio, es convertir este espacio en la pieza de infraestructura verde más importante del valle del Lago de Texcoco, logrando la reconciliación de la ciudad con su geografía.

También se contempla el Museo del Lago, que forma parte de la estrategia general de este parque ecológico y que estaría suspendido sobre el lago Nabor Carrillo.

También se asegura que en el parque podrán practicarse actividades como canotaje, deportes de vela, ciclismo de montaña, excursiones y observación de flora y fauna.

 

 

 

 

 

 

 

 

*Imágenes de Arquitour

Alemania regresa a México piezas olmecas de más de 3000 años
MXCity
Dos piezas arqueológicas de 3.000 años de antigüedad de la Cultura Olmeca, que se encuentran desde hace años en Alemania, fueron entregadas a México.

Se trata de dos bustos de madera, con tenues rasgos en el rostro y permanecían en el Museo de la Colección Estatal Arqueológica de Munich desde septiembre de 2017, en un recinto fuertemente resguardado.

Tras diez años de juicio en contra de Leonardo Patterson, un coleccionista de origen costarricense, el gobierno mexicano logró recuperar dos piezas prehispánicas que se encontraban en Munich, Alemania.

Constanze Schaaff, la restauradora alemana a cargo de las dos piezas de madera, las más antiguas de la cultura olmeca, las entregará este lunes a las autoridades mexicanas. De acuerdo con la restauradora, se estima que las piezas pueden tener al menos tres mil años de antigüedad, y fueron encontradas en un pantano donde se llevaban a cabo sacrificios y pueden ser eventualmente objetos devocionales.

 

 

 

 

Por su factura, antigüedad y singularidad son muy importantes para el patrimonio cultural de ese país.

La coordinadora nacional de Asuntos Jurídicos del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), María Villarreal, expresó su entusiasmo y satisfacción por la recuperación de las piezas.
Fue una acción conjunta del INAH con la cancillería mexicana y el abogado Robert Kugler, quien estuvo a cargo de proceso jurídico. “Se corona un esfuerzo importante y un precedente importante en favor de México”.

La entrega se llevó a cabo en el Museo Colección Estatal Arqueológica en Munich por parte de su director, Rupert Gebhard, a la funcionaria Villarreal y al embajador de México en Alemania, Rogelio Granguillhome.

“Este caso sienta un gran precedente porque México argumentó en términos de la legislación mexicana que es el propietario de estas piezas. En el juicio civil en Alemania pudimos acreditar esa propiedad”, señaló Villareal.

 

 

 

 

El juicio por las piezas que reclamaba México se alargó por más de diez años. Se sabe que las piezas estaban en manos del coleccionista costarricense Leonardo Patterson, quien durante todo este tiempo luchó por mantenerlas en su poder.

Las autoridades alemanas corroboraron que Patterson en persona llevó las piezas a Europa y las dejó para su estudio y restauración en una institución británica, más tarde aparecieron de nuevo en España y finalmente fueron decomisadas por el gobierno alemán, país en el que las autoridades mexicanas iniciaron las gestiones para hacer valer los derechos de la nación sobre dichas piezas.

Cabe destacar que, finalmente, las piezas no fueron restauradas ni se emprendió ninguna medida para su tratamiento, sino que solo se levantó un protocolo sobre las condiciones en las que llegaron y en las que se deben de transportar, para ser llevadas al área de restauración donde se las guardó en las condiciones adecuadas para su conservación.