Arte y Cultura
La pirámide inadvertida y milenaria debajo del Cerro de la Estrella
Viviana Cohen
La zona arqueológica de Iztapalapa es una de las más interesantes e importantes de la Ciudad de México.

Un basamento que se construyó oculto debajo de una montaña.

. . .

En las profundidades de Iztapalapa, en las entrañas de la CDMX, hay un cerro que ha acompañado a esta ciudad desde tiempos remotos. Una montaña poderosa que durante el imperio mexica era el centro de todos los rituales que se hacían. Una montaña que tomó su nombre de una vieja leyenda prehispánica que asegura que una noche un lucero de la Constelación de Orión cayó del cielo y chocó contra la cima. Estamos hablando del asombroso Cerro de la Estrella.

Los que viven en sus faldas consideran a este lugar el más sagrado del mundo. Según la historia oral que transita por las calles cercanas, ahí creció la primera cosecha de maíz, ahí se originó la vida y nació el primer humano. Asimismo, se rumora que dentro de sus cuantiosas cuevas hay tesoros escondidos que han sido la obsesión de exploradores de todo el mundo.

piramide

Pero más allá de todos los mitos de antaño que hay en torno al Cerro de la Estrella, lo que sí es un hecho es que hace unos años un grupo de arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia encontraron ahí una pirámide. Justo debajo de la Pasión, ese predio en el que desde hace 200 años  se lleva a cabo la crucifixión de Jesús.

piramide

El hallazgo arqueológico se realizó  en el 2006, en una cuesta ubicada norte del cerro.  Consistió principalmente en el descubrimiento de: una base piramidal (que aparentemente fue usada por los indígenas  como templo) y de un amplio patio con banqueta de piedra donde se realizaban ofrendas y demás reuniones sociales de la época. Según los cálculos de los expertos este basamento se edificó entre los años 400 y 500 d.C.

portada-1-4-768x422

Este importante edificio prehispánico se compone de tres superficies llenas de  plataformas y rampas. Mide 150 metros por 120 y tiene una altura de 18 metros. Sus enormes dimensiones son equiparables a la Pirámide la Luna en Teotihuacán, por lo que se considera que en la antigüedad fue un centro de reunión  muy importante.

Por otro lado, las extrañas condiciones del terreno demuestran la pericia que tenían los prehispánicos a la hora de hacer sus edificios. En una entrevista realizada hacer varios una de las arqueólogas más importantes del país aseguró: "Para construir este basamento, los teotihuacanos tuvieron que modificar la ladera del cerro. Para lograrlo cortaron parte de la pendiente y añadieron algunos materiales extras para que la pirámide encontrara su forma."

piramide

Desde hace diez años, cientos de especialistas se han encargado de resguardar y proteger este valioso vestigio arqueológico de la capital mexicana. Sin embargo, debido al crecimiento desmedido de la población y la fiesta de Semana Santa, esta tarea es muy complicada. Por lo que es correcto reflexionar en la idea de  que preservar y respetar nuestro pasado es responsabilidad de todos.

A veces la historia de esta capital emerge de entre las ruinas y este basamento de Iztapalapa es la prueba de ello.  A veces hay que detenernos un poco y apreciar este hermoso lugar del mundo en el que vivimos.

piramide
¿Qué personajes históricos dan nombre a las salas de la Cineteca Nacional?
MXCity
Solo los verdaderos fanáticos del cine mexicano saben quiénes son estos maestros que han aportado tanto a la cinematografía.

La crema y la nata del cine nacional se refleja en los nombres de la Cineteca.

 

. . .

 

Si eres observador, ya habrás notado que las salas de la cineteca tienen nombre, pero ¿sabes quiénes son esas personas y cuál ha sido su aportación al cine nacional?

 

 

Sala 1 / Jorge Stahl

 

 

Debutó en el cine en 1945 con Cuando lloran los valientes (1945) para convertirse en uno de los fotógrafos más importantes del cine nacional. Si has visto Los tres huastecos de Ismael Rodríguez, ya conoces su trabajo. Murió en 2003 a los 82 años legándonos 167 películas en 50 años de carrera.

 

 

Sala 2 / Salvador Toscano

 

 

A sus 24 años importó los primeros aparatos cinematográficos a nuestro país con sus propios fondos. Dos años después abrió la primera sala de pública, el Cinematógrafo Lumière. Como cineasta narró el porfiriato en diversos documentales. Es autor de la primera película totalmente mexicana, Memorias de un mexicano, primer largometraje documental de importancia realizado en México.

 

 

Sala 3 / Fernando de Fuentes

 

 

Además de director, productor y guionista, el veracruzano estudió filosofía y trabajó como asistente de Venustiano Carranza durante la Revolución Mexicana. Introdujo la comedia ranchera con Alla en el Rancho Grande, que ganó el primer lugar en el Festival de Cine de Venecia en 1938. A él debemos la primera película nacional a color, Así se quiere en Jalisco.

 

 

Sala 4 / Arcady Boytler

 

 

El "Gallo ruso" llegó a México en 1931 con una gran experiencia cinematográfica a cuestas, pero fue aquí donde dirigió Mano a mano la primera película sonora mexicana. Pero fue La Mujer del puerto protagonizada por Andrea Palma, el éxito al que le seguiría ¡Así es mi tierra! y Águila o Sol, películas que lanzaron a la fama a Mario Moreno "Cantinflas".

 

 

Sala 5 / Matilde Landeta

 

 

La guionista y directora luchó toda su vida por un lugar en el cine nacional, fue ella la que abrió brecha a las mujeres en el competitivo campo cinematográfico nacional financiando sus propias películas. Debutó con Lola Casanova, y escribió y dirigió más de 100 guiones para documentales en Estados Unidos.

 

 

Sala 6 / Roberto Gavaldón

 

 

El gran exponente del melodrama social inició con La barranca que lo colocó como el primer mexicano en recibir un Ariel. Creo el western-ranchero con el actor Antonio Aguilar antes de ganar mejor fotografía en Cannes con Macario, la primera en ser nominada al premio Oscar de la Academia.

 

 

Sala 7 / Alejandro Galindo

 

 

Además de desarrollar la modernidad mexicana, inició el cine de tendencia moralista con obras como La edad de la tentación. Si has visto ¡Esquina? bajan! o Una familia de tantas ya conoces su trabajo, lo que nadie ha visto es su ultimo trabajo una biografía de Lázaro Cárdenas que nunca se estrenó.

 

 

Sala 8 / Ismael Rodríguez

 

 

Dirigió las películas más exitosas de Pedro Infante, fue el director de los grandes de la época de oro del cine mexicano, Dolores del Río, María Félix, John Carradine y Basil Rathbone. Con Tizoc: Amor indio, ganó el Oso de Plata, en el Festival Internacional de Cine de Berlín. También dirigió a Toshir? Mifune (el actor predilecto del director japonés Akira Kurosawa) en Ánimas Trujano nominada al Óscar como Mejor película extranjera.

 

 

Sala 9 / Juan Bustillo Oro

 

 

Debutó en el cine sonoro con un fracaso taquillero con Dos monjes, (clásico del cine experimental mexicano) pero se recuperó con Monja, casada, virgen y mártir para después fundar con Jesús Grovas una de las grandes casas productoras de la época, Oro Grovas. Inició la corriente genérica de la añoranza porfiriana, con Ahí está el detalle consagró a Cantinflas y abrió camino al género de la comedia ranchera.

 

 

Sala 10 / Luis Buñuel

 

 

Probablemente el único que todos conocen. Nacionalizado mexicano, se estrenó con Gran casino pero se consolidó con Los olvidados (premio a mejor director en el Festival de Cannes) y con Viridiana (Palma de Oro). La última película de Buñuel en México fue Simón del desierto, la última vez que dirigió a Silva Pinal.

 

 

Foro al Aire Libre Gabriel Figueroa  

 

 

El director de fotografía del cine de oro mexicano. Más de 200 películas fotografiadas a lo largo de casi 50 años, trabajó con todos los grandes directores pero con Emilio "Indio" Fernández, definió un estilo característico el de los paisajes mexicanos y la identidad nacional.

Foto destacada Brújula Urbana

Las nuevas generaciones verán el renacimiento de la Cultura Azteca
MXCity
Conoce más de los textos y la historia escrita que fue borrada de la memoria del mundo durante la conquista española.

Los logros intelectuales prehispánicos es una de las más inquietantes historias de la humanidad.

 

. . .

 

Hoy en día se sabe que en 1521, el ejército español desapareció tres de las bibliotecas más grandes del mundo: una en Tenochtitlán, y dos en Texcoco y Tlacopan. De los miles de libros de poesía azteca, derecho, retórica, medicina, astronomía e historia, solo una o dos obras parecen haber sobrevivido.

Como no fue posible conocer hasta dónde llegó esto, que durante muchos años se supuso que las civilizaciones prehispánicas no habían tenido un logro intelectual y literario; pero un antropólogo británico se está encargando de redescubrir a estas civilizaciones.

 

 

El antropólogo lingüístico británico, Gordon Whittaker, está revelando por primera vez que el sistema de escritura jeroglífica de los aztecas era uno de los guiones más sofisticados que jamás haya producido la humanidad.

Después de más de 20 años de investigación, Whittaker ha descubierto que, al igual que los antiguos jeroglíficos egipcios, el sistema de escritura azteca podría usarse no solo para transmitir un número limitado de palabras y sílabas, sino para comunicar de manera integral los sonidos de cada sílaba en el idioma azteca.

 

 

La investigación del profesor Whittaker ha logrado demostrar que el sistema de escritura de los aztecas era uno de los más avanzados y desarrollados en las Américas. De hecho, en términos de organización, concepto y sofisticación, llegó a la conclusión de que era comparable a uno de los guiones más sofisticados del Viejo Mundo: el japonés.

Como la escritura azteca había sido en gran parte marginada y menospreciada. Pero nuevos descubrimientos significan que los historiadores necesitarán reevaluar por completo la naturaleza y la escala de los logros literarios, culturales e intelectuales más amplios de los aztecas.

Esta investigación ha declarado que los aztecas tenían libros sofisticados de poesía, historia, derecho y retórica, relatos en su mayoría ignorados durante los últimos cinco siglos, son realmente ciertos e incluso pueden compararse a los del antiguo Egipto, India, Grecia y Roma, dice el profesor Whittaker.

 

 

Cono prueba de esto se han señalado los libros aztecas compuestos por decenas de páginas, dobladas, en forma de concertina; el desarrollo de un sistema de escritura rudimentario alrededor del 800 a.C. creado por olmecas, del que no ha sobrevivido ningún ejemplo de tal sistema y la escritura estadounidense antigua probada más antigua fue inventada por otro pueblo mexicano: los zapotecas.

Aunque solo uno o dos libros aztecas anteriores a la conquista parecen haber sobrevivido, alrededor de 30 fueron escritos por escribas de ascendencia azteca, a mediados o finales del siglo XVI, y son esos pocos ejemplos los que el profesor Whittaker ha estado estudiando para redescubrir las formas en que realmente funcionaba el sistema de escritura de los aztecas.

 

 

Las civilizaciones indígenas mexicanas incluso inventaron sus propias versiones de papel, hecho de corteza de higuera procesada y también de hojas de agave, para producir documentos y libros. Al igual que sus homólogos europeos, también utilizaron piel de animal procesada: vitela.

Las escrituras teotihuacana, tolteca y azteca se utilizaron para escribir en lo que ahora comienza a ser reconocido como uno de los idiomas más importantes, sofisticados y ricos en cultura del mundo: el náhuatl, que aún hoy hablan más de dos millones de indígenas mexicanos.

 

 

Es ahora que la nueva investigación del profesor Whittaker sobre la escritura azteca, y la historia completa de los logros intelectuales y literarios de México central, lo que está saliendo a la luz y siendo reconocido como una gran cultura.

Foto destacada Mark Beerdom

Axol, el videojuego 100% mexicano que desea rescatar al ajolote
MXCity
Axol es un videojuego que busca concientizar sobre la preservación del ajolote, una de las especies endémicas de México en peligro de extinción.

Axol, es un videojuego que busca transmitir la cultura mexicana.

 

. . .

 

Un grupo de jóvenes de Puerto Vallarta, Jalisco, están desarrollando un videojuego que lleva por nombre Axol, en honor al ajolote que tiene la súper habilidad para reparar su médula espinal cuando ésta sufre una lesión y lograr que funcione como si no hubiera sufrido daños.

Sobre todo, este videojuego busca concientizar sobre la preservación del ajolote, una de las especies endémicas de México y actualmente en peligro de extinción.

 

 

La misión principal del juego es es rescatar a su propia especie de las malvadas garras de la tilapia, un verdadero depredador del axolotl, después de haber sido “corrompidas por la contaminación”.

Axol es un videojuego creado por Ra6tZ Studio – integrado por 12 jóvenes y liderado por Narcizo Alejo quien comenzó a desarrollar el producto a partir de un proyecto escolar, que demandaba crear un título que pudiera lanzarse al mercado.

 

 

Los jóvenes, estudiantes de ingeniería de videojuegos del Centro Universitario de la Costa, compartieron la idea a través de las redes sociales buscando apoyo económico para desarrollar el proyecto y, tras volverse viral, lanzaron una campaña en Kickstarter para recaudar fondos, objetivo que lograron.

 

¿De qué se trata Axol?

 

 

El juego está protagonizado por Axi, un axolotl que lidera al resto de su especie con su carisma y dedicación. Sin embargo, un día los depredadores del lago donde vive, así como los dioses prehispánicos, son corrompidos por la contaminación y deciden secuestrar a todos los axolotl, esparciéndolos por los distintos estados de la República Mexicana.

Axi tendrá que viajar por las 32 entidades de la República para liberar a los dioses prehispánicos de su corrupción y traer a sus amigos de regreso a casa.

 

 

El desarrollo de Axol cuenta con el apoyo del Museo del Ajolote y los integrantes de Ra6tZ han expresado en múltiples entrevistas que si el videojuego tiene éxito, lo harán donar parte de las ganancias a la conservación de la especie.

El ajolote, emblemático de los humedales de Xochimilco, ha tenido un importante descenso de población desde finales de la década de 1970, en parte debido a la contaminación ya que es un animal muy sensible. Para 2014 había solo 36 ajolotes por kilómetro cuadrado, según un censo realizado por el Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

 

A Narciso Alejo se le ocurrió desarrollar esta idea para un proyecto escolar, así que creó un videojuego exclusivamente con temática referente a México. Con la finalidad de rescatar parte de la fauna, la historia y, por supuesto, los paisajes del país.

Con todo esto aterrizado, Narciso se unió a Studio Ra6tZ para que le apoyaran con el desarrollo que ya va más allá de un proyecto escolar y que se hará realidad tentativamente en el 2023.

 

 

Axol

Dónde: disponible para PS4

Cuánto: si deseas el beta da clic aquí

Foto destacada ra6tz Studio

Hacienda de Chicomocelo, el lugar donde jugueteaban los jaguares
MXCity
La Ex hacienda de Chicomocelo es un sitio increíble donde perdura una mística que puedes respirar en estas ruinas.

La Ex Hacienda de Chicomocelo es el sitio indicado para tomar fotos asombrosas.

 

. . .

 

Chicomocelo significa "Lugar de los sietes jaguares o donde jugueteaban los jaguares". Con la llegada de los españoles, se impulsó en la región la fundación de distintos centros industriales y es así como la orden jesuita construye Chicomocelo en el siglo XVII.

El Archivo General de las Indias que se encuentra en Sevilla España, señala a Chicomocelo como sede de trapiches para la extracción del melado y su posterior conversión en azúcar.

 

 

Asimismo, en esta hacienda había enormes piedras que eran empleadas para la molienda del trigo. Estas piedras fueron movidas al centro de Tlacotepec con el fin de resguardarlas y exhibirlas a los turistas. Existe la posibilidad de que un fuerte sismo haya hecho incosteable su reconstrucción, lo que llevó a su abandono poco antes de la Guerra de Independencia.

 

 

La zona donde está situada esta ex hacienda está llena de valles, lomeríos y barrancas que fueron el hábitat del venado, distintas especies de aves, del cuetlachtli (conocido como lobo mexicano), tlacuaches, conejos y también del jaguar.

 

 

Cuando visitas la construcción es inevitable sentirse contagiado del ambiente colonial y ser transportado a los escenarios donde se desarrollaron múltiples leyendas que transmitidas de boca en boca. Justo enfrente de Chicomocelo se encuentra una presa que adorna aún más el paisaje ya de por si bello del lugar.

 

 

El lugar es tan genuino que durante años se ha destaco un poema en su honor:

Chicomocelo (poema)

Respirar profundo y sentir,

sentir que lentamente,

en mis pulmones cambia el aire…

sentir esa energía que me recorre toda

aire nuevo, brisa fresca,

el viento despeinando mi cabello,

invitándome a vivir de nuevo, una aventura….

 

 

Flotar…

flotar encima de tus apacibles

y no se cuan, profundas aguas

y dejarme inundar por un místico paisaje hermoso

una presa profunda, una sencilla barca…

Y en el fondo de mi vista

la fuerza de un volcán que se contiene helado,

detrás del casco de una vieja hacienda

que evoca a mis ancestros

despertando mi pasado.

 

 

Mi cielo azul intenso… con una

pulcritud impresionante

Invitándome a soñar en futuro incierto,

incierto, sí, ?pero lleno de pasión,

Que buena mezcla de sentidos

despierta en mi sentirte ,

sentirte, en cada pedacito de mi cuerpo

respirarte,

respirarte con cada Poro de mi piel…

llevarte en mi recuerdo con ganas de no perder la paz que me estremece

"Chicomocelo",

(lugar donde juguetean los jaguares)

 

 

Hacienda de Chicomocelo

Dónde: Campanario Ex-hacienda Chicomocelo, Morelos, México

Cuando: todo el año

Entrada libre

Foto destacada @AdrianCazaresG

x