10 áreas verdes y parques poco conocidos de la Ciudad de México
MXCity
Algunas áreas inadvertidas que proveen aire fresco y tienen parajes hermosos en medio de la ciudad.

Parques y áreas verdes dentro de la ciudad para cambiar a una perspectiva natural.

. . .

Aunque todos sabemos que el bosque de Chapultepec es el parque urbano más grande de la CDMX, con sus tres lagos artificiales, espacios deportivos y numerosas fuentes, en la ciudad hay otros lugares asombrosos y queridos por los turistas, ya que algunos son parques innovadores en su diseño, o bien porque han sido remodelados y han quedado geniales.

Si deseas conocer parques en la ciudad que te lleven a un momento de descanso y relajación, sin ir muy lejos, aquí te traemos la lista de 10 parques poco conocidos en la CDMX.

Parque Lineal de Río Mixcoac

Este parque tiene un innovador diseño que mejora el entorno ecológico. Son 900 metros de longitud y 20 mil metros cuadrados de superficie del parque lineal, destinado a cumplir dos objetivos: uno ecológico y otro como área de recreación. El parque ambiental tiene magnolias, fresnos y jacarandas, además de varios árboles. También cuenta con un área de recreación para realizar actividades de esparcimiento en este espacio rehabilitado con bancas para descansar, espejos de agua y fuentes para embellecer el entorno.

Dónde: Av. Río Mixcoac, Crédito Constructor.

Cuándo: de lunes a domingo

Entrada libre

Bosque de Tláhuac

 "La pequeña Marquesa" como le llaman los vecinos, fue fundado sobre los restos del que fuera el tiradero de escombro que dejó el terremoto de 1985 y sobre sus 58 hectáreas se creó un lago artificial, una pista para correr, andar en bicicleta o simplemente caminar por la zona. También cuenta con una alberca olímpica y una sala de artes, ambas abiertas al público, y La Granja Feliz donde los niños pueden interactuar con animales que van desde conejos hasta venados. Se encuentra a un costado se ubica el FARO Tláhuac.

Dónde: La Truba s/n, Miguel Hidalgo.

Cuándo: de mar, a dom, de 6:00 a 18:00.

Entrada libre

Parque Tlacoquemécatl

En el parque abundan variadas especies de árboles como truenos, olmos, jacarandas y palmas. Este genial parque es conocido porque los fines de semana se organizan exposiciones pictóricas por lo que ha recibido el nombre de Jardín del Arte Tlacoquemecatl, y en uno de los andadores del parque se encuentra el monumento a Carlos Gardel. Al Jardín del Arte dominical concurren muchos vecinos de la colonia, es posible encontrar naturalezas muertas, retratos, pintura figurativa, realista, y muy raramente obras surrealistas.

Dónde: Adolfo Prieto, Moras, Tlacoquemécatl y Pilares, Del Valle.

Cuándo: Lunes a domingo.

Entrada Libre

Bosque de Nativitas

Este bosque es uno de los pulmones sobrevivientes al sur de la ciudad y se encuentra en la zona de Xochimilco. Ya sea para antes o después de pasear en una de las tradicionales trajineras o comprar nuevas plantas, este espacio te espera para envolverte con la fresca sombra de sus enormes árboles. Además de encontrar senderos para caminar o correr, también encontrarás zonas para practicar equitación, hacer yoga y organizar una cascarita de fútbol. Un imperdible de los parques y bosques en CDMX poco conocido.

Dónde: San Lorenzo Atemoaya s/n, Lomas de Tonalco.

Cuándo: de lunes a domingo de 6:00 a 18:00

Entrada libre.

Parque Lineal Viaducto

Este ecoducto cuenta con 50 mil plantas de distintas especies y más de 4 mil metros cuadrados de vegetación. Según los arquitectos encargados del proyecto este nuevo rincón verde de la metrópoli ayudará a reducir de una manera contundente la enorme contaminación que se ha hecho históricamente en la zona y permitirá el tratamiento de 30 mil litros de agua residual del Río de la Piedad. Hay que destacar que este flamante parque lineal se hizo a partir de una petición ciudadana realizada en 2017, que a través de firmas pedió a las autoridades recuperar el pasado lacustre de la CDMX.

Dónde: Viad. Miguel Alemán, Roma Sur.

Cuándo: de lunes a domingo

Entrada libre.

Alameda del Sur

Alameda del Sur es un sitio de encuentro para los coapeños. A todas horas uno se encuentra con algo que hacer o ver, desde los viejitos bailando danzón, hasta las parejas que caminan tomados de la mano. Los amplios espacios en la Alameda del Sur son bien aprovechados. Desde la plaza donde se reúne el grueso de los visitantes, hasta las jardineras donde uno se puede sentar a leer un libro. Destaca una suerte de acueducto, uno de los símbolos de la Alameda sureña. Caminar por la Alameda del Sur es una buen experiencia. Sus jardines son agradables y sus  árboles frondosos. Las bancas son confortables, fuentes y en realidad es un espacio adecuado para el descanso dominical. Además cuenta con diversas atracciones para los niños.

Dónde: Canal de Miramontes y calzada de las Bombas, Las Campanas, Coapa.

Cuándo: de lunes a domingo

Entrada libre.

Jardín Santiago

El Jardín Santiago se trata de una estructura que si bien data de la inauguración de la unidad habitacional de Tlatelolco, acontecida hace 50 años, el emplazamiento del Jardín data de hace más de 400 años. Formaba parte del convento de Santiago Tlatelolco. Realizado por el Arquitecto Mario Pani dentro del proyecto del Conjunto Urbano Nonoalco Tlatelolco entre 1960 y 1965, se dice que esos terrenos fueron anteriormente los patios de maniobras de la estación de carga de los Ferrocarriles Nacionales de México. Un lugar precioso poco conocido en la CDMX.

Dónde: Av. Ricardo Flores Magón (Nonoalco) y Paseo de la Reforma, U. H. Nonoalco-Tlatelolco, Cuauhtémoc.

Cuándo: de lunes a domingo

Entrada libre.

Parque Nacional Fuentes Brotantes

Este Parque Nacional declarado así desde 1936, resguarda y conserva los manantiales que brotan ahí y alimentan el lago. Debido a que es una zona protegida, se ha convertido en el hábitat natural de patos, cisnes, peces y tortugas que ya se han aclimatado al lugar. su belleza destaca de entre los parques y bosques en CDMX poco conocidos. Hasta 2009, el parque fue escenario del festival cultural Ollin Kan de las culturas en resistencia, y a la fecha hay presentaciones musicales más moderadas. Sin duda es un lugar donde puedes ir a descansar, caminar, disfrutar del aire fresco y maravillarte con las especies que ahí habitan.

Dónde: Camino Fuentes Brotantes s/n, Fuentes Brotantes.

Cuándo: de lunes a domingo de 6:00 a 19:00.

Entrada libre

Parque Japón

Este proyecto fue elaborado por el arquitecto Mario Schjetnan quien diseñó el proyecto para rehabilitar las 15 hectáreas del Parque Japón. El arquitecto Schjetnan también realizó el parque ?La Mexicana? en Santa Fe. El objetivo de remodelar este parque es ofrecerle a la población espacios de recreación y convivencia, por lo que tal y como se comprometieron, se reunirán con los vecinos del Parque Japón para lograr una rehabilitación conceptual muy adelantada.

Dónde: Parque Águilas- Japón: Rómulo O?Farril 143, Las Águilas, Álvaro Obregón.

Cuándo: de lunes a domingo de 6:00 a 19:00.

Entrada libre

Parque Nacional El Tepeyac

Al norte de la CDMX podemos encontrar este extensa área verde de 1,500 hectáreas y que forma parte de la delimitación estatal entre la ciudad y el Estado de México. Desde 1937 cuenta con el decreto de Parque Nacional y está natural y bellamente adornado por árboles de pirul y eucalípto. Además de prestarse como un mirador natural desde donde se puede observar gran parte de la megalópolis, los visitantes pueden recorrer la zona para practicar ejercicio, jugar o simplemente descansar al cobijo de los árboles.

Dónde: Amp. Gabriel Hernández y Carretera Cabo Faro s/n.

Cuándo: de lunes a domingo.

Entrada libre

Foto de portada El Universal

El Huaxmole es una de las tradiciones gastronómicas de la sierra poblana
MXCity
El huaxmole o mole de caderas vincula a las dos grandes regiones de la sierra poblana, recordándonos era una sola tierra.

Foto destacada: Sol de Puebla

Puebla te espera con uno de sus secretos gastronómicos deliciosos: el huaxmole.

 

. . .

 

En septiembre empezamos los meses de "platillos especiales" arrancando con los chiles en nogada, en la CDMX empezamos a saborear el pan de muerto y otras delicias, pero en Oaxaca y Puebla se avecina la temporada de huaxmole, si vas por aquellas tierras en octubre no olvides probarlo, nosotros te vamos contando de qué se trata esta tradición gastronómica.

 

 

¿Qué es el huaxmole?

 

 

El mole de caderas y el huaxmole son lo mismo, sus nombres provienen de los ingredientes básicos que lo conforman: espinazo de chivo (las caderas), guajes y chile costeño. Huaxmole deriva de la palabra náhuatl huaxmolli, guiso de huaje o guaje, razón por la que el platillo también es conocido como guaxmole o guaximole. El mole de caderas es un caldo aguado, recordemos que en nuestro país los moles pueden ser espesos o tratarse de guisos como el mole de olla.

El molde caderas se prepara principalmente en Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Guerrero y Veracruz, cada comunidad representa una variante del mismo platillo, hay quien utiliza cerdo o iguana a falta de chivo, pero el guaje es indispensable, la legumbre además de servir de guarnición aporta un sabor parecido al ajo y la cebolla potenciando el caldo a un sabor muy peculiar aun cuando se cambie el tipo de chile o carne.

 

 

Origen del huaxmole

 

 

En el México prehispánico no había cabras, pero si excelsas combinaciones de chiles, los moles, pensaríamos que con la llegada del ganado caprino durante la colonia surgiría este platillo tan especial, pero no es así. El huaxmole surgió alrededor del año 1800 en la región de la mixteca poblana y oaxaqueña desde donde viajaría a otros estados.

Se cuenta que durante aquellos días hubo una excelente reproducción caprina de la que resultó el mole de caderas, todo un evento que sobrevive hasta nuestros días, aunque cada vez con menos representaciones aún se puede observar La Matanza en algunas poblaciones, donde parte del rito consiste en aprovechar todo el animal, desde su piel hasta la panza y las ubres.

 

El rito del Huaxmole

 

 

La temporada de mole de cadera comienza el 20 de octubre fecha en la que se celebra el festival de La Matanza, una ceremonia que inicia con el baile de los matanceros, quienes realizan una danza cargando un cabrón en los hombros, mismo que es sacrificado con un tiro en la frente, la danza continúa con los chiteros y los fritangueros, personas que colaboran con el aprovechamiento total del animal.

Antes de rellenar un taco, las cabras pastorean libremente, consumen las hierbas silvestres locales, biznagas, orégano y pasto, beben agua hasta que llega la sequía, entonces los pastores les dan sal para evitar la deshidratación. Es por la escasez de agua que las cabras son sacrificadas en estas fechas, cuando, además, saben mejor, o eso dicen por la sierra poblana.

 

 

Iniciada la temporada con el festival, todos los jueves de octubre y noviembre ocurre la matanza de los chivos, pero sólo una cantidad que previamente fue designada los chivos deben haber sido pastoreados en el campo, alimentados apropiadamente y cumplir con cierto peso y medidas; requisitos que cada año van perdiendo fuerza y cambiando el sabor del sabroso mole de cadera.

El huaxmole es un platillo de fin de semana que se consume en tacos, su caldo es de sabor fuerte, concentrado, lo puedes encontrar a la venta en mercados y restaurantes, o preparado en los hogares de la sierra poblana que han estado esperando todo un año para volver a degustarlo en compañía de sus familias.

 

 

Huaxmole o Mole de caderas

¿Dónde? Dicen que el buen huaxmole se prueba en Tehuacán, Puebla, y Huajuapan de León, Oaxaca.

¿Cuándo? De octubre a finales de noviembre

¿Cuánto? Entre $250 y $400

Fotonovelas, la historia del éxito editorial que salió de los cómics
MXCity
Antes del imperio de las pantallas y las redes sociales, muchos famosos mexicanos iniciaron sus carreras en telenovelas y fotonovelas.

Foto destacada: dmarciniak

En las fotonovelas podías ver entre sus páginas a cientos de grandes luminarias.

 

. . .

 

La industria editorial mexicana ha tenido sus grandes momentos, si bien dando a luz grandes obras de la pluma de escritores y del extraordinario oficio de editores que han pasado a la historia de la literatura universal, también han salido de las imprentas fenómenos como los cómics de donde provienen joyas populares como El Libro Vaquero y la fotonovela que llegó a México de la mano de dos italianos, César Civita y Giorgio De’Angeli pero que fueron desarrolladas por editoriales orgullosamente mexicanas.

 

 

El inicio de las fotonovelas

 

 

Para la década de los sesenta la televisión ya tenía en México diez años operando, los televisores eran enormes muebles de madera que cargaban la pantalla y los bulbos, focos que ayudaban a proyectar las primeras imágenes en blanco y negro, un lujo que sólo pocos podían darse, el resto de la población recurría a la radio y a la lectura, la que todavía sigue siendo nuestra compañera en los viajes por el transporte público de la CDMX.

Precisamente de la falta de televisión, pero de las ganas de ver historias nacieron las fotonovelas, que tuvieron como antecesoras las historietas como Lágrimas, risas y amor pero que fueron mucho más famosas por retratar a los grandes rostros de esos días. Fue en 1962 que Publicaciones Herrerías, que después se convertiría en Novedades Editores y Ediciones ELE, lanzaron a la venta las primeras fotonovelas mexicanas un éxito comercial que llegó a imprimir millones de ejemplares, cifra que duplica el de El libro Vaquero otro popular que sí sobrevivió pues la fotonovela vio el final de sus días en los años ochenta.

 

 

Ambas editoriales y otras tantas más entraron en una fiera competencia que implicaba trabajos forzados pues el alto consumo del público llevó a las casas editoras a sacar números semanales, esfuerzo que se traducía en escritores veloces, fotógrafos que casi no dormían y toda la maquinaria detrás como los diseñadores, vestuaristas, los publirrelacionistas que debían llevar a las grandes estrellas de la TV y el cine a las sesiones fotográficas.

Las fotonovelas retrataban historias de amor, traiciones y superación con el rostro de bellas mujeres y hombres guapos, muchos de ellos incluso tuvieron que pasar por los diálogos en globos para alcanzar la fama de las pantallas, luego fue al revés, las editoriales buscaban a las grandes estrellas y por un momento hasta las hacían firmar exclusividades.

 

 

Fotonovelas, nombres y estrellas

 

 

El éxito de las fotonovelas se debió a dos o tres factores. Ofrecía entretenimiento, podías encontrar en preciso accesibles y en alquiler puesto de revistas, cuando salieron costaban dos pesos, para los ochenta entre 8 y diez; al costo debemos sumar la estrategia, ya que en cada revista encontrabas historia y media lo que te obligaba a comprar el siguiente número. Pero probablemente el factor que puso a las imprentas a trabajar todos los días (algunas salían en martes, otras en jueves) fueron las estrellas que aparecían en ellas.

David Silva, Norma Lazareno, Silvia Derbez, Luis Bayardo, Blanca Sánchez, Alma Muriel y Andrea Palma fueron los primeros famosos en incursionar en la fotonovela sin cobrar, apostaron a los grandes editores y fotógrafos de revistas, se sumaron actores y actrices menos conocidos para saltar a la fama como Lucía Méndez y Victoria Rufo, otros tantos se consagraron en las hojas a color como Angélica María, Ricardo Blume, Fernando Allende, Carlos Piñar, Irán Eory, Enrique Álvarez Félix, Maricruz Olivier, Jaqueline Andere, Andrés García, Ana Martín y hasta Sara García.

 

 

La lista de famosos es larga, Carlos Riquelme, Lucía Guilmáin, Olga Breeskin, Carmen Montejo, Cesar Costa, es más hasta Vicente Fernández y María Félix, no obstante, los más solicitados fueron Verónica Castro, Jorge Rivero y Enrique Guzmán. Eso sí, sólo la Doña cobró una gran cifra por aparecer en la fotonovela Cita de lujo con la historia "La farsante" por la que pagaron 50 mil pesos.

Las primeras fotonovelas en salir fueron Nocturno y Rutas de pasión, luego vino un ejercito apabullante Tuya, Amiga, Casos de alarma, Linda, Dulce amor, Novelas de amor, Capricho, Idilio, Cita, Chicas y Novela Musical, sólo por mencionar algunas, de las cuales sólo algunas se impriman a color al principio.

 

 

El estándar de impresión de las fotonovelas era de 32 páginas acompañadas de otras 16 donde aparecían breves notas de cocina, moda, horóscopos, consejos de amor y entrevistas, más adelante algunas de las publicaciones incluían un poster con el famoso del momento. Sólo Cita de lujo, que era una edición especial de Cita se imprimía en 64 páginas mensualmente.

 

 

El final de las fotonovelas

 

 

Para el final de la época de las telenovelas, en 1985, salió Quiero ser mujer una fotonovela de Ricardo Rentería L. que trataba de las preferencias sexuales, se publicaba en Cita de lujo con las actuaciones de Jaime Garza y Alma Delfina. Tal arrojo de la industria editorial no fue la razón de la desaparición de las fotonovelas, dicen que se debió a la televisión.

Ya para la década de los ochenta muchos hogares mexicanos contaban con televisión, la industria editorial resintió el duro golpe porque cada vez más personas preferían acudir a la cita semanal de la telenovela donde podían ver en acción no sólo a sus actores favoritos, sino también algunas historias de las fotonovelas, como Juana Iris, Muchachita y el Derecho de nacer.

 

 

Todavía en 1994 se publicó el último número de Novela Musical que se intentó reanimar con Musical espectacular, el género vio también una versión de Mujer casos de la vida real que nunca obtuvo el éxito de su versión televisiva. En 2001 y 2012 algunas editoriales intentaron reanimar la fotonovela sin éxito, quedando de aquellos días de gloria el trabajo de grandes fotógrafos como Antonio Caballero quien en 2006 expuso su trabajo en el Museo de Louvre en Francia.

 

Cabaña de Los Picapiedra en Mazamitla, un peculiar hospedaje nostálgico
MXCity
En Mazamitla tienen una inusual cabaña inspirada en una de las animaciones más populares de todos los tiempos.

Foto destacada: El Souvenir

Esta curiosa Cabaña de Los Picapiedra tiene espacio para 8 personas.

 

. . .

 

Los Picapiedra fue una serie de animación de Hanna-Barbera emitida desde 1960 hasta 1966 en Estados Unidos. La serie está centrada en Pedro Picapiedra y Pablo Mármol que bastante seguido hacían parrilladas e iban al boliche con sus esposas, Betty y Vilma, quienes tenían que aguantar las ideas de Pedro y la complicidad obligatoria de Pablo, de donde nunca salían bien.

La acción tiene lugar en un pueblo llamado Piedradura en una versión ficticia de la Edad de Piedra con una sociedad idéntica a la de los Estados Unidos a mediados del siglo XX. Es un mundo fantástico en el que los dinosaurios, los tigres dientes de sable, los mamuts y otros animales hoy extintos coexistían con los humanos, quienes usaban como equipo de tecnología.

 

 

Mazamitla fue nombrado Pueblo Mágico en 2005, en este destino encontrarás muchísimas actividades que realizar, lugares que visitar, restaurantes en donde comer y muchos lugares en donde hospedarte. El clima es generalmente frío debido a que se encuentra rodeado de bosque, así que no te confíes y lleva ropa abrigadora.

Sobre todo, el Pueblo Mágico de Mazamitla en Jalisco, te hará recodarla la infancia con estas preciosas cabañas es la inspiradas en "Los Picapiedra", donde cada detalle fue planeado para hacerte sentir un personaje más de la historia, con todo y troncomóvil.  Este espacio tiene capacidad para 8 personas, y cuenta con terraza, bracero, chimenea, cocina, comedor y sala.

 

 

Cabaña de Los Picapiedra

 

 

La cabaña de Los Picapiedra es parte de un conjunto de hospedajes de varios estilos que se encuentran en el Pueblo Mágico de Mazamitla. Además tiene un sitio para hacer fogatas y esta original casa de Los Picapiedra tiene 3 habitaciones con servicio de televisión por cable y 2 baños completos.

En el troncomóvil podrás tomarte fotos al estilo de Pedro Picapiedra y Pablo Marmol. El costo del hospedaje varía según la fecha y cantidad de personas alojadas. Y como Mazamitla es un pueblo ubicado en la sierra de Jalisco y rodeado por el lago de Chapala, su centro tiene calles empedradas y casas blancas con portones de madera y techos de teja.

 

 

El interior de la cabaña es experiencia que te lleva a la fantasía de la caricatura, ya que es una casa de piedra por fuera, el interior y todos los muebles. Literalmente es la casa de la familia Picapiedra. La cama es de piedra y tiene un colchón bastante cómodo para conseguir un descanso delicioso.

Su aspecto es de la edad de piedra, pero la cabaña cuenta con un tamaño excelente para hospedar a 8 personas. Este sitio original y temático para hospedarte hará de tu viaje mucho más divertido e interesante.

 

 

Cabaña de Los Picapiedra

Dónde: Mazamitla, Jalisco, 28200.

Cuando: todo el año. Según la época el precio puede variar.

Cuánto: desde $2,500 entre semana.

Información y reservación al número 3334986497.

Las 5 maravillas naturales del inhóspito Zimapán en Hidalgo
MXCity
Cinco sitios naturales para explorar y recorrer las asombrosas tierras de Zimapán que te dejarán atónito en Hidalgo.

Foto destacada: Omar Balbuena y Karina @miss.pueblosmagicos

Descubre Zimapán visitando estos cinco atractivos ecoturísticos en Hidalgo.

 

. . .

 

La Sierra Gorda es sede de un pueblo minero que se transformó en un destino para los deportes extremos y las actividades al aire libre, Zimapán, el municipio más grande de Hidalgo, es "él lugar" para senderistas, explotadores que buscan experiencias en la naturaleza que no desgasten sus bolsillos. Pesca, ciclismo, vuelo en parapente, muchas son las opciones y un cachito de México con varias maravillas naturales, nosotros te presentamos cinco de ellas.

 

 

Historia de Zimapán

 

 

El nombre de municipio hidalguense proviene de los términos nahuas cimatl, cimate y pan, sobre; el cimate es una raíz que se usaba para fermentar el pulque, es decir, el nombre de Zimapán hace referencia a sus orígenes gastronómicos otomíes y quinamíes, quienes vieron llegar a los españoles en el año 1522 quienes introdujeron la Z en el nombre de la antigua ciudad.

Aunque fueron franciscanos y agustinos llegaron a evangelizar la región, fueron los últimos quienes construyeron la primera iglesia en el siglo XVIII, a partir de la colonización Zimapán ha sido escenario de acontecimientos relacionados a la Independencia y la Revolución, pero destacaremos otro suceso que casi no se conoce: es el único lugar del mundo donde hay vanadio.

 

 

El vanadio es un mineral blanco y brillante, blando y dúctil que se utiliza en la industria metalúrgica para, por ejemplo, estabilizar el acero. Es el elemento número 23 de la tabla periódica de los elementos, descubierto en 1801 por Andrés Manuel del Río, científico y naturalista hispano mexicano que estudió el subsuelo de la mina La Purísima.

 

 

Las 5 maravillas de Zimapán

 

 

La presencia del vanadio no es la única maravilla de Zimapán, la población que desde 2018 pertenece al programa de Pueblos Mágicos, posee el spa de 5 estrellas reconocido como el mejor de Latinoamérica y mejor aún, presume de escenarios naturales con tres tipos de climas, semiseco templado, subhúmedo y semicálido.

Zimapán es un pueblo al que hay que volver varias veces, un fin de semana no alcanza para disfrutarlo, primero vas a querer recorrer sus calles y su pequeño centro donde reina la Parroquia de San Juan Bautista construida en cantera, pero después hay que visitar sus maravillas naturales, nosotros te contamos sobre 5 de ellas.

 

 

Cañón del Infiernillo, Presa Fernando Hiriart

 

 

Justo en el límite entre Hidalgo y Querétaro se encuentra la Presa Fernando Hiriart, construida en 1995 para, principalmente, proveer de electricidad. A las orillas de la presa se encuentran restaurantes de mariscos y comida regional, las cabañas que también hay en las inmediaciones pueden rentarse.

La popularidad de la Presa Fernando Hiriart la convirtió en sitio de pesca deportiva, tilapias, lobinas, bagres y mojarras abundan en el Instagram de muchos de los aficionados que visitan la presa y también sus cañones, Las Brujas, Epazote y el Infiernillo, el más impresionante de los tres, sus paredes de 400 metros altura son el canal natural del río Moctezuma, no hay cámara que pueda captar lo impresionante que es este lugar.

 

 

Parque Nacional Los Mármoles, Cerro de Cangandhó y Barranca de San Vicente

 

 

Jaguares, pumas, ocelotes, yaguarundíes, correcaminos, aguilillas, víboras de cascabel, pero también sabinos, juníperos, encinos, enebros, tepozanes, orquídeas y helechos son los habitantes del Parque Nacional Los Mármoles, decretado como tal en 1936 por el presidente Lázaro Cárdenas y donde tendrás que hacer al menos tres paradas.

Una de ellas es en la Barranca de San Vicente, 800 metros de profundidad y hasta 3 mil metros de altura en algunos de sus puntos más elevados desde donde la vista se pierde en el horizonte; la otra es el Cerro de Cangandhó, conocido localmente como "piedra imán" por que en su cima hay una roca que atrae objetos metálicos, el cerro verde se viste blanco en inverno y de nubes grises cuando la neblina baja.

La tercera parada es en La Encarnación, una antigua villa minera muy inglesa a la cual se llega por vía ferrata, ahí encontrarás los rastros de la fundidora de hierro, donde cuentan, se fundieron algunas piezas de la Torre Eiffel. Un clásico del lugar es el vino de manzana, no lo dejes pasar, es un excelente souvenir.

 

 

El Vigilante

 

 

La erosión creó de manera natural lo que parece un inmenso rostro sobre un monolito de 15 metros llamado El Vigilante, el titán que por un lado muestra su cara serena y por el otro haciendo una mueca macabra, como advirtiendo lo que le pasa a los que cuidan o maltratan la sierra hidalguense.

El Vigilante toma su nombre porque desde su ubicación se pueden admirar La Presa Fernando Hiriart y su Infiernillo, también la verde sierra hidalguense que corresponde a la comunidad El Llano Segundo, a las orillas de la presa de Zimapán, donde es casi obligatorio pasar a visitar al antiguo "guardaboques".

 

 

Grutas Xajhá

 

 

En el kilómetro 19 de la carretera a San Antonio Xajhá se encuentran las Grutas Xajhá una maravilla natural que integra agua y extravagantes formaciones rocosas que se encuentran escondidas entre cañones, razón por la que aquí sólo puedes acceder con ayuda de la comunidad aledaña quien dispuso de un parador al que puedes llegar para solicitar un guía o ya bien, rentar palapas y hasta vehículos todoterreno.

El recorrido puede ser a pie o en lancha, sin importar cual elijas, la recomendación es llevar el traje de baño puesto debajo de ropa cómoda y zapatos que puedas mojar, porque además de la tirolesa hay también un recorrido para visitar una cascada, diversiones que no opacan la experiencia de las grutas donde puedes disfrutar de sus aguas termales que llegan hasta los 40° c.

 

 

El Saucillo

 

 

El Saucillo es un parque ecológico que los locales rescataron para conservar los tesoros de la región, un jardín de cactáceas donde se aprende de conservación y uso de estas plantas es sólo el inicio del recorrido que continúa en un museo de sitio en el que se resguardan restos arqueológicos otomíes y la réplica una momia con cabellos negros cuyo original aún es estudiado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia para determinar su antigüedad y cualquier otro dato.

 

 

Además del área de acampar, en El Saucillo también puede practicarse rappel y observación de estrellas, la oscuridad de sus noches es propicia para llevar telescopio o ya bien observarlas a simple vista, un momento romántico que debes retamar en la Piedra del amor eterno, una roca con forma de corazón.

Y así podríamos continuar con otras maravillas que sólo vas a encontrar en Zimapán, Las Angosturas, el Cañón de San Cristóbal, Caracol del Carrizal, la Casa de Moneda, Cerro del Dashí, el Exconvento Misión Tolimán, los murales monumentales y las ruinas de la fundidora; y ni hablar de la comida, la clásica barbacoa, los escamoles, el pulque fresco, los pastes; ¡te hará falta tiempo!

 

 

Zimapán, Hidalgo

¿Dónde? Zimapán se ubica en el kilómetro 202 de la carretera México-Laredo, a tres horas de distancia de la Ciudad de México y a dos horas de Pachuca.

¿Cuándo? Todo el año

¿Cuánto? Hoteles, cabañas y sitios para acampar varían sus precios de acuerdo con la temporada del año.

x