Arte y Cultura
Conoce la increíble historia del Museo Nacional de las Culturas del Mundo
MXCity
El Museo Nacional de las Culturas del Mundo ha sido parte importante de la historia y cultura de la museográfica de la Ciudad de México

El Museo Nacional de las Culturas del Mundo es un lugar increíble y lleno de historia.

 

 

El Museo Nacional de la Culturas del Mundo es un inmueble histórico del siglo XVIII que ha tenido diferentes usos: Casa de Moneda; Cuartel de guardia de los Supremos Poderes; Ministerio de Hacienda; Suprema Corte de Justicia; bodega de la biblioteca y archivo de la Universidad; Correo; Departamento de Estadística; Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística; casa y oficina del ministro de Relaciones Interiores y Exteriores; Sociedad Mexicana de Historia Natural; Oficina impresora de estampillas; Procuraduría; Departamento de Fotografía de la Secretaría de Guerra; local de acuñación en níquel; cuartel de bomberos; Talleres Gráficos de la Nación, y sede de la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

Además es uno de los museos más bonitos de la CDMX. Su objetivo es el de difundir a la educación sobre las culturas del mundo, tanto del pasado como del presente. Está situado en un precioso edificio colonial que solía ser la Ceca para fabricar monedas. Antes de esto, el lugar fue la ubicación de la “casa Negra” de Moctezuma. La ceca se trasladó a la Calle Apartado en 1848, y el edificio fue utilizado para diversos fines hasta que en 1966 se le dio su actual uso.

 

 

Antiguamente este espacio fue el Palacio Nuevo de Moctezuma, llamado la Casa Denegrida por los conquistadores españoles, que lo describieron como un cuarto sin ventanas pintadas de negro. Aquí Moctezuma meditaba sobre lo que le fue dicho por los clarividentes y por los chamanes. Recientemente, se han desenterrado partes de una pared y un piso de basalto, en las excavaciones realizadas en este lugar y en lugares próximos a la puerta del Palacio Nacional.

Durante la conquista, esta casa y el resto del Palacio de Moctezuma, fue destruido casi en su totalidad. Este sitio formó parte de los lugares de que se apropió Hernán Cortés quien reconstruyó el complejo con parte de los materiales de los edificios antiguos.

 

 

 

Las operaciones de acuñación de la Real Casa de Moneda se habían establecido desde su fundación en 1535 en la parte posterior de las llamadas “casas viejas de Moctezuma”, también propiedad de Hernán Cortés y por las que el gobierno virreinal pagaba una renta, ubicadas en el sitio que hoy ocupa la casa matriz del Nacional Monte de Piedad.

Pero en 1569 el gobierno adquirió al segundo marqués del Valle, Martín Cortés la propiedad al noreste del nuevo palacio virreinal en las antiguas “casas nuevas de Moctezuma” con el fin de establecer la casa de moneda. Las obras se realizaron bajo la dirección del maestro mayor Miguel Martínez, entre 1570 y 1572, empleando para este fin los materiales procedentes de la demolición de las atarazanas mandadas construir por Cortés.

 

 

 

 

En 1778 el grabador y tallador mayor Jerónimo Antonio Gil estableció una escuela de grabado en un anexo del edificio. El buen éxito obtenido llevó a Gil a proponer la creación en 1781 de la Academia de San Carlos, inicialmente en la misma ceca, hasta que en 1791 se trasladó a un local propio en el antiguo Hospital del Amor de Dios.

La trasformación a museo se dio a raíz de la independencia de México, la ceca pasó a llamarse por breve tiempo Imperial Casa de Moneda de México, y luego Casa Nacional de Moneda. En 1847 el gobierno arrendó la Casa de Moneda a una compañía inglesa, la MacKintosh Mint Company. En 1848 esta empresa se trasladó a la antigua Casa del Apartado (actual Museo Numismático Nacional), y el edificio original fue utilizado como cuartel, Ministerio de Hacienda, Suprema Corte de Justicia de la Nación, así como bodega de la biblioteca y archivo de la Universidad.

 

 

 

 

En 1865, el emperador Maximiliano decidió ubicar el Museo Público de Historia Natural, Arqueología e Historia en este lugar, a partir de piezas donadas por la Real y Pontificia Universidad de México y el Museo Nacional (inicialmente planeado por el presidente Guadalupe Victoria en 1825).

En la época actual, este edificio fue nombrado monumento nacional en 1931. En 1938 Rufino Tamayo pintó el mural llamado “Revolución” en el que se representa una escena de la rebelión de obreros y campesinos contra la burguesía durante la Revolución Mexicana, que todavía puede verse en el vestíbulo. El museo fue inicialmente exitoso, pero declinó y gran parte de sus colecciones fueron trasladadas a otras instituciones.

 

 

 

 

​ La colección relacionada con la historia natural fue trasladada al Palacio de Cristal (después Museo Universitario del Chopo) en 1909. La antigua institución pasó a denominarse Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía. A raíz de la creación del Museo Nacional de Historia, en el castillo de Chapultepec, se trasladaron allí en 1944 la mayoría de los objetos históricos.

La institución pasó entonces a llamarse Museo Nacional de Antropología. Las colecciones restantes fueron transferidas al Museo Nacional de Antropología e Historia (en 1964), así como al Museo Nacional del Virreinato y Museo Nacional de las Intervenciones. En 1906 comenzaron a impartirse en el edificio clases de antropología física, etnología y lenguas indígenas. En 1942 se estableció allí la recién fundada Escuela Nacional de Antropología, que 17 años después se trasladó al Mayorazgo de Guerrero, en la misma calle.

 

 

 

Desde que fue fundada, la Escuela ha ocupado distintos edificios para desarrollar sus labores. En 1942 se localizó a un costado del Palacio Nacional de México, en el edificio de la antigua Casa de Moneda, actualmente ese edificio colonial alberga al Museo Nacional de las Culturas. Diecisiete años después, la ENAH fue reubicada al edificio de Mayorazgo de Guerrero, en la misma calle de Moneda. De ahí se traslada, en 1964, al recién estrenado Museo Nacional de Antropología, en el parque de Chapultepec.

En 1965 el edificio fue adjudicado al nuevo Museo Nacional de las Culturas, dedicado a las culturas pasadas y presentes del mundo. Es el único de su tipo en América Latina. Fue objeto de una restauración entre 2006 y 2010,​ en el transcurso de la cual se realizaron también excavaciones arqueológicas. Actualmente cuenta con dieciséis salas de exposición permanentes y tres salas para exposiciones temporales.

 

 

 

 

 

Algunas de las habitaciones están dedicadas a los objetos de las culturas prehistóricas como las pinturas rupestres y los utensilios relacionados originarios de las sociedades sedentarias y agrícolas. Otras salas están dedicadas a la antigua Mesopotamia, así como a la antigua Grecia y la antigua Roma. En la sala de la era de la exploración se exhiben objetos del primer contacto europeo con América.

Hoy en día hay exhibiciones de culturas modernas de todos los continentes y algunos dedicados a las culturas poco conocidas como la cultura de Samoa o de Nueva Irlanda.​ Desde su fundación, el museo ha recibido más de 12.000 piezas de todo el mundo. Estas piezas incluyen textiles, objetos de vidrio, porcelana, fotografías, armas, kimonos, máscaras, joyas y esculturas. Muchos de estos objetos son originales y algunos son bastante antiguos. El museo sigue recibiendo donaciones de objetos.

 

 

 

Este museo, al igual que todo inmueble de carácter histórico que forma parte del patrimonio nacional, sólo puede ser intervenido por especialistas, conocedores de las añejas y modernas técnicas en materia arquitectónica y de restauración. Maderas, herrajes, escaleras y patios de cantera, así como la parte estructural para la readecuación de los espacios, son parte del Plan Maestro de Arquitectura y Restauración como eje conceptual para el proyecto renovador que ha dado sorpresas que implican mayor complejidad para su ejecución.

Es así como se ha logrado ubicar a este museo como un recinto histórico y moderno capaz de despertar el interés de visitantes nacionales y extranjeros. Un sitio que no puedes perderte.

 

 

 

Museo Nacional de las Culturas del Mundo

Dónde: Moneda 13 Centro Histórico., Col. Centro (Área 2), Cuauhtémoc.

Cuándo: martes a domingo, 10:00 – 17:00 hrs.

Entrada libre.

Sitio web // Facebook // Twitter

Fotos del MNCM.

El Códice Quetzalecatzin, el singular manuscrito que se conserva desde el siglo XVI
MXCity
El asombroso códice Quetzalecatzin ahora se encuentra disponible en línea; ven a darle un vistazo a esta joya mesoamericana.

El Códice Quetzalecatzin es uno de los manuscritos más importantes de la historia de América; ven a conocer su historia.

 

Los códices son manuscritos que retratan los conocimientos de los antiguos pueblos mesoamericanos. Joaquín Galarza explica en Los códices mexicanos que “son fuentes de primera mano en los que las sociedades indígenas, por intermedio de escribas […] dejaron constancia fiel de sus logros y avances culturales y científicos”.

 

Imagen de: Reconoce MX

 

Además, los códices guardan consigo información sobre “las creencias religiosas, los ritos y ceremonias, la historia, el sistema económico y la cronología, entre muchos otros”. Es por ello que son de gran importancia y representan un gran legado para nuestro país.

En México son pocos los códices mesoamericanos que se lograron resguardar. Se cree que los códices de antes de la conquista fueron quemados y robados en el proceso de colonización. En otros casos, fueron enviados a Europa y Estados Unidos por diversas circunstancias. Tal es el caso del códice Quetzalecatzin, del que La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos tiene posesión.

 

Imagen de: Library of Congress

 

El códice fue adquirido de las colecciones de la galería Francesa Charles Ratton y Guy Ladrière. Este manuscrito es uno de los más importantes de la historia temprana de América; también es conocido como el Mapa de Ecatepec-Huitziltepec. Muestra la información genealógica y la propiedad territorial de la familia indígena “de León”. Cabe mencionar que esta familia fue descendiente de Quetzalecatzin, principal líder político de la región en 1480.

Como señala John Hessler, conservador de la Biblioteca del Congreso, “El códice refleja la extensión de la propiedad territorial y otras posesiones del linaje familiar de los ’de León’ y muchos de sus miembros aparecen retratados en el manuscrito”.

 

Imagen de: barriozona.com

 

Asimismo, se muestran zonas como la iglesia de Todos los Santos, en lo que hoy día es la actual Ecatepec. Además, cubre zonas de los actuales estados de Puebla y Oaxaca. En él también se retratan gráficamente las interacciones culturales que ocurrieron desde 1480 hasta 1593, es decir, durante los años de la conquista e inicios de la colonia. Su iconografía refleja una fuerte influencia española, lo que habla de la adaptación a la que se vieron forzados los indígenas.

 

Imagen de: Library of Congress

 

La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado el Códice Quetzalecatzin para garantizar su conservación y ahora se encuentra al alcance de todos. Aquí te dejamos el enlace para acceder a él.

 

Si estás interesado en la historia, aquí te dejamos 5 museos de arqueología que debes visitar.  

*Imagen destacada de: Library of  Congress

Galería Ethra, un espacio que fomenta el arte mexicano en la colonia Anáhuac
MXCity
Si estás buscando espacios alternativos para empaparte de arte contemporáneo, la Galería Ethra es una magnífica opción; conócela.
galeria-ethra

El arte contemporáneo en la Ciudad de México tiene muchos espacios que lo fomentan; sin embargo, Galería Ethra es de los más interesantes.

 

La colonia Anáhuac de la CDMX alberga en su seno una de las galerías de arte contemporáneo más apantallantes de la capital: Galería Ethra. Fundada en 2008, esta galería siempre ha buscado, desde sus albores, fomentar el arte mexicano y promover el coleccionismo. Su motivación era, como reza su sitio web, “convertirse en un espacio que conjugara la difusión de las artes visuales con la mediación comercial”.

 

galeria-ethra
Imagen de: Galería Ethra FB

 

Sus fundadores están especialmente comprometidos con la escena mexicana. A pesar de que también exponen artistas internacionales de renombre, la Galería Ethra entiende que es imperativo brindar apoyo a los artistas mexicanos, en unos tiempos en que se las ven difíciles por las políticas gubernamentales y la falta de difusión. Además, dan la oportunidad de exponer tanto a artistas consagrados como de media carrera.

 

galeria-ethra
Imagen de: Galería Ethra FB

 

Para alcanzar su objetivo de fomentar el coleccionismo en México, práctica que se ha ido desvaneciendo con el tiempo, la galería se asesora constantemente con diversas instituciones e individuos. A sus fundadores les parece importante que el arte contemporáneo trascienda los museos y también se aloje en las casas particulares. Al fin y al cabo, las obras adquieren nuevos matices y dimensiones cuando uno las observa durante un periodo de tiempo prolongado.

 

galeria-ethra
Imagen de: Galería Ethra FB

 

En sus inicios, la galería estuvo ubicada en una casona de principios del siglo XX en la colonia Juárez. No obstante, cuando celebraron su décimo aniversario, se cambiaron a un espacio industrial de grandes dimensiones. La ventaja de estas nuevas instalaciones es que pueden exhibir obras de gran escala y variedad. Hasta el diez de enero podrás disfrutar de Cromoritmo, una exposición individual de Jorge Robelo. Mantente atento, porque pronto se anunciará la siguiente.

 

galeria-ethra
Imagen de: Galería Ethra FB

 

Dónde: Lago Texcoco 112 B-Bis, Anáhuac I Sección.

Horarios: lunes a viernes, de 9:30 a 17:30 horas; sábados, de 11 a 15 horas.

 

En caso de que lo tuyo sea el arte gráfico, visita la pintoresca biblioteca Adolfo Mexiac.

*Imagen destacada de: Galería Ethra FB

La Semana del Arte 2020 en CDMX, las más fascinantes ferias y exposiciones
MXCity
Aquí te contamos los mejores eventos y exposiciones de la Semana del Arte en la CDMX, la cual se extenderá hasta mediados de febrero.

¡Amantes del arte contemporáneo, atentos! La Semana del Arte llegará en la segunda semana de febrero a la CDMX, y traerá consigo magníficos eventos y exhibiciones.

 

La Semana del Arte ya se ha vuelto una tradición en el medio artístico de la urbe capitalina. Comienza a finales de enero con algunas exposiciones, pero los eventos principales tienen lugar durante la segunda semana de febrero. Todo se junta: el regreso a clase de las universidades, el mes del amor y los mejores acontecimientos artísticos en la ciudad.

Suele ser durante estos días que muchas galerías inauguran exposiciones, además de que muchas ferias de arte abren sus puertas. La CDMX se convierte en un hervidero de artistas, promotores, coleccionistas y reporteros. Hay anuncios de eventos, invitaciones a fiestas y cocteles y turistas por doquier. A continuación, los eventos y exhibiciones más relevantes de la Semana del Arte:

 

No Name

 

semana-del-arte
Imagen de: Hotbook

 

Feria de arte anónima que apoya artistas consagrados y emergentes, además de galerías. Su característica central y curiosa, es que ninguna obra está firmada; si deseas adquirir alguna, el nombre del artista es revelado hasta después de la compra.

Cuándo: 27 de enero

Dónde: Museo Nacional de Arte de México; Tacuba 8, Centro Histórico.

Información acerca del registro y la dinámica aquí.

 

Zsona MACO

 

Imagen de: bleublanc.mx

 

Esta descomunal exposición contará con la obra de más de 210 artistas, provenientes de 26 países de varios continentes. Además, será la primera vez que se junten sus cuatro ferias: Arte Contemporáneo, Diseño, Foto y Salón. También podrás asistir a un ciclo de conferencias impartidas por expertos de renombre.

Cuándo: del 5 al 9 de febrero.

Dónde: Centro Citibanamex; Av. Del Conscripto 311, Lomas de Sotelo, Hipódromo de las Américas.

Boletos aquí.

 

Salón Acme no. 8

 

Imagen de: coolhunter.mx

Esta plataforma de arte, dedicada al impulso y difusión de los artistas mexicanos, tendrá varias vertientes de exposición. Convocatoria abierta, el corazón de la bodega, es la principal. Las demás son Proyectos invitados, Salón y Sala editorial.

Cuándo: del 6 al 9 de febrero.

Dónde: Salón Acme; General Prim 30, Juárez.

Más detalles acerca de los boletos aquí.

 

Material Fair

 

semana-del-arte
Imagen de: material-fair.com

 

La principal feria independiente de arte contemporáneo en Latinoamérica. Cuenta con la participación de galerías de más de 20 países y está dividida en varias secciones: Principal, Proyectos, Presentaciones Especiales, Immaterial, Listening Material y Reading Material.

Cuándo: del 7 al 9 de febrero.

Dónde: Frontón México; Av. de la República 17, Tabacalera.

Boletos aquí.

 

Feria Maroma

 

semana-del-arte
Imagen de: Milenio

 

Esta singular feria propone una manera alternativa de exhibir y vender arte. Es la primera vez que se lleva a cabo, y es gracias a los fundadores de la galería itinerante Maroma. Desafían los espacios artísticos tradicionales llevando sus exposiciones a espacios abandonados o deshabitados en la ciudad. Los 23 artistas que se presentarán son muy diversos: pintores, fotógrafos, escultores, artistas plásticos y músicos.

Cuándo: 8 y 9 de febrero.

Dónde: Foro Frontera; Frontera 88, Roma Norte.

Más información acerca de los boletos aquí.

 

BADA México

 

semana-del-arte
Imagen de: cronica.com.mx

 

Otra feria que se presenta por primera vez. Será un gran espacio colectivo donde se encontrarán 100 artistas de todo tipo. El público podrá no solo ver las obras expuestas, sino también tener contacto directo por los artistas, y así recibir más información antes de decidir si adquirir algo o no.

Cuándo: del 6 al 9 de febrero.

Dónde: Campo Marte; junto al Auditorio Nacional del Parque de Chapultepec, Polanco.

Más información aquí.

 

Así que aparta la segunda semana de febrero y asiste a estos maravillosos eventos: la Semana del Arte no te decepcionará.

 

Conoce más acerca del genial concepto de Feria Maroma aquí.

*Imagen destacada de: Canal 22

Una colección de miles de instrumentos se apila en este apartamento de la CDMX
MXCity
La impresionante colección de instrumentos de Guillermo Contreras es muestra de una pasión y compromiso inquebrantables con nuestra cultura.

Guillermo Contreras, profesor en la Escuela Nacional de Música, es un modelo a seguir para todos aquellos que buscan conservar el legado cultural de México.

 

El amor al arte, y a la música en particular, puede transcender barreras, personas y países. En el caso de Guillermo Contreras, es su pasión de vida. Se ha dedicado varias décadas a viajar por el país y a adquirir instrumentos de todo tipo, tamaño y color. La fuerza que lo mueve es el compromiso inquebrantable que ha hecho consigo mismo y con el legado cultural de México de preservar nuestras raíces.

 

Forografía de: Betto Arcos

 

Además de ser profesor, durante 16 horas a la semana, en la Escuela Nacional de Música, ha llenado dos departamentos con miles de instrumentos musicales. La mayoría son de México, pero también se pueden encontrar piezas de otros países latinoamericanos. Guillermo asegura que su colección rebasa los 4,000 ejemplares. Y no parece dar señales de haber terminado; dicha colección sigue creciendo cada día, y amenaza con apoderarse de otro espacio.

Evidentemente, esto es una gran noticia. Guillermo ha logrado, por su propia mano, preservar un legado histórico, artístico y cultural de suma importancia. Si no fuera por él, tal vez muchas de estas piezas habrían sucumbido al deterioro del tiempo. Y es que la mayoría los ha rescatado de pueblitos perdidos, donde al perder a la persona que les daba vida, pasaron a ser trasteros o juguetes.

 

guillermo-contreras
Fotografía de: Betto Arcos

Por si esto fuera poco, Guillermo Contreras también es un músico prolífico. No solo tiene los instrumentos arrumbados en sus departamentos, sino que sabe tocar cada uno de ellos, además de que conoce sus respectivas historias a la perfección. Desde jaranas, guitarrones, vihuelas y bajo quintos hasta guitarras de golpe, violines, arpas, marimbas, flautas y tambores, Guillermo está familiarizado con todos los miembros de su colección.

 

guillermo-contreras
Fotografía de: Betto Arcos

 

Desgraciadamente, ha intentado varias veces abrir tanto una escuela de música como un museo, sin éxito. A pesar de que ha prestado muchos instrumentos para exposiciones temporales, no ha obtenido los fondos necesarios para compartir su impresionante trabajo. Porque eso es lo que Guillermo Contreras cree con firmeza: este legado cultural e histórico debe ser compartido con su gente. Debe ser admirado, preservado, afinado y tocado. Está convencido de que la música es una de las expresiones más hermosas y perdurables de la humanidad.

 

guillermo-contreras
Imagen de: MeloMagazine

 

Hablando de música, no te pierdas el concierto de Ludovico Einaudi en el Auditorio Nacional.

 

*Imagen destacada de: Milenio