10 haciendas legendarias que puedes encontrar en la CDMX
MXCity
Haciendas que te deslumbraran por su encanto arquitectónico y la inmensa historia y cultura que guardan hasta en las paredes.

10 haciendas en la CDMX que te dejarán sorprendido por su belleza.

Las haciendas en México fueron consolidándose a mediados del siglo XVII y el final de la etapa colonial. Respondían al abasto para la sociedad novohispana y fueron en sí un sistema de producción donde la organización económica del país se desenvolvió en torno a ellas durante trescientos años. Las haciendas alcanzaron su apogeo en el régimen de Porfirio Díaz.

Muchas haciendas dejaron de existir debido a la revolución y al reparto agrario; los asaltos, saqueos, los requerimientos de los distintos grupos armados y las interrupciones de las vías de comunicación y transporte, así como la abolición del peonaje, la limitación de horas de trabajo, la obligación de instalar escuelas y asistencia médica, el establecimiento de un salario mínimo.

En la actualidad las haciendas son lugares que dejaron un gran testimonio arquitectónico. Aquí te dejamos 10 haciendas legendarias que puedes encontrar en la CDMX.

Hacienda de los Morales

La  Hacienda de los Morales es el escenario perfecto de la arquitectura y belleza cultural del pasado mexicano. Es uno de los capítulos en la historia de la Ciudad de México y data de cuando se hicieron los primeros repartos el Rey de España las concedió a Hernán Cortés, Capitán General de la Nueva España. En estas extensiones existieron las primeras "Moreras" para la crianza del gusano de seda, razón por la cual se les dio el nombre que ha perdurado más de cuatro siglos: "Los Morales." Cuatro siglos después ofrece al visitante una atmosfera que nos traslada por la historia a un magnifico restaurante de comida internacional.

Dónde: Vázquez de Mella 525, Del Bosque, Miguel Hidalgo, 11510, Lomas de Chapultepec.

Cuándo: lunes a domingo de 08:00 a 24:00

Hacienda La Noria

En las instalaciones de lo que fuera la Hacienda La Noria se encuentra el famoso Museo Dolores Olmedo. Sin embargo su construcción data del siglo XVI y se utilizaba para la agricultura. El casco se encontraba en ruinas hasta que en 1962 lo adquirió Dolores Olmedo quien en un principio lo restauró para uso doméstico y después como una gran casa de la cultura mexicana, convirtiéndose en 1994, en el gran museo que ahora conocemos.

Dónde: Av. México 5843. La Noria

Cuándo: Martes  a domingo de de 10:00 a 18:00

Cuánto: $20, estudiantes y maestros $10. Martes entrada libre

Antigua Hacienda de Tlalpan

Su construcción antigua y esos toques elegantes en los ornamentos de sus diseños lo hacen el sitio perfecto. Sin importar el espacio podrás ver sus amplios jardines o en sus majestuosos salones impresos con murales de color. Hoy en día es uno de los restaurantes más exclusivos y prestigiados de la Ciudad. Este recinto fue construido en 1837 y hasta la fecha se ha posicionado como una de las locaciones más solicitadas para todo tipo de celebraciones

Dónde: Calzada de Tlalpan 4619, 14050, Ciudad de México.

Cuándo: Martes  a domingo de de 10:00 a 18:00

Hacienda Santa Catarina

Hacienda Santa Catarina cuenta con varios jardines que te envuelven en una atmosfera evocadora, se encuentran enmarcados con una construcción de piedras autenticas que recuerda las grandes mansiones del pasado. Hoy en día es un lugar que se renta para eventos empresariales, bautizos,  primeras comuniones, bodas, fiestas infantiles, etc.

Dónde: Carretera a San Bartolomé Xicomulco No. 580, Delegación Xochimilco, 12250, Ciudad de México.

Hacienda la Patera

Esta es una fortaleza del siglo XVI, que cubría de parvadas de patos silvestres de donde viene su nombre. Esta hacienda fue el escenario de varios encuentros históricos. Se preservó intacta hasta principios de siglo XX, y luego se fraccionó para construir multifamiliares, quedando el casco de la hacienda de la Patera al servicio de la Cámara Nacional de Comercio desde el 8 de febrero de 1979.

Dónde: Av. Miguel Othón de Mendizábal Ote. 10, Patera Vallejo I Secc.

Cuándo: martes a domingo de 12:00 a 18:00 horas.

Hacienda de San Antonio Clavería

En la alcaldía de Azcapotzalco y Tacubaya esta hacienda se creó en el siglo XVII, siendo propiedad de un español oriundo de Domingo de Bustamante. Sus parcelas cubrían una gran extensión, y se creó a semejanza del palacio de Cristóbal Colón en Santo Domingo. El antiguo casco de la casa grande ostenta unos preciosos blasones y en enero de 1933 fue declarado monumento histórico. El Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE), en 1967, tomó el antiguo casco de la hacienda y lo acondicionó como sede de su colegio, restaurándolo y devolviéndole su antiguo señorío.

Dónde: Floresta 20, Clavería.

Cuándo: sitio privado

Hacienda de San José del Altillo

Situada al oriente del río Magdalena, al sur de la ciudad de México, entre San Ángel y Coyoacán; perteneció a los marqueses de Aguayo, don Agustín de Echeverz y Subizar y doña Francisca Valdés y Alceaga. La entrada estaba a dos cuadras de lo que hoy son los Viveros y la fachada del casco de la hacienda es de dos pisos, con una espaldaña del lado izquierdo, en su interior hay un patio con naranjos y una fuente en el centro. Junto al patio había una pequeña capilla "familiar" dedicada a San José, conservándose el retablo y la imagen originales.

Dónde: Av. Universidad 1700, Santa Catarina.

Cuándo: sólo acceso a la parroquia: lunes a domingo de 9:00 a 19:00 horas.

Hacienda de los Goicochea

Se construyó en 1692 y perteneció a los condes de Pinillas y la marquesa de Sierra Nevada. Fue lugar de recreo a los virreyes, consortes y para la aristocracia de la capital virreinal. Actualmente es el estacionamiento de un restaurante y parte de una bulliciosa avenida.

Dónde: Diego Rivera 50, Tlacopac.

Cuándo: solo restaurantes lunes a domingo de 7:00 a 24:00 horas.

Hacienda de San Fernando

En 1982 el Instituto Nacional de Antropología e Historia declaró la Hacienda de San Fernando monumento nacional. Es una de las pocas fincas tlalpeñas construidas en el siglo XVIII que no han sido alteradas con el paso de los años. Fue en esta casa donde el presidente Santa Anna pasó largas temporadas contemplando los jardines y disfrutando de la Hacienda. Santa Anna no fue el único huésped célebre, ya que a esta Hacienda, de estilo mexicano clásico también acudió la Duquesa de Albuquerque, durante el reinado del segundo Conde de Revillagigedo, quien tuvo el gusto de hospedarse allí.

Dónde: Avenida San Fernando No. 106, CdMx.

Cuándo: sólo eventos privados

Hacienda de San Nicolás Tolentino

La también llamada Hacienda del panteón de Tezonco, de San Nicolás Buenavista o Hacienda de la Sagrada Compañía de Jesús, fue una hacienda colonial que tuvo sus terrenos desde el cerro de la Estrella hasta la colonia “La nopalera” Este lugar cuenta con una capilla estilo colonial y es un lugar su para desarrollar eventos.

Dónde: Técnicos y Manuales No. 45, Iztapalapa.

Cuándo: sólo eventos privados

Casa de la Bola

El primer dueño fue el doctor Francisco Bazán y Albornoz, quien en 1616 desempeñó el cargo de inquisidor apostólico del Santo Ocio. La casa estaba rodeada de jardines, 420 olivos, 1 700 magueyes y árboles frutales de todas clases; tenía un centro productor de aceite de oliva en el patio principal.  El 19 de octubre de 1942 don Antonio Haghenbeck y de la Lama compró el inmueble lo convirtió en su residencia, lo restauró, consolidó su estructura y agregó elementos como una bella terraza. Los amuebló con suntuosas tapicerías, cortinajes, grandes espejos, candiles y un sinnúmero de obras de arte europeas y mexicanas, convirtiéndola en una mansión. Aunque se encuentra en proceso de restauración, puede visitarse en pequeños grupos, previa cita mediante una pequeña aportación.

Dónde: Calle Parque Lira 136, Tacubaya.

Cuándo: visitas guiadas domingos de 11:00 a 17 horas.

Estos son los chamanes más poderosos y reconocidos de México
MXCity
Experiencias místicas, alteraciones de la consciencia y operaciones espirituales son algunos de los dones de estos chamanes mexicanos.

Los chamanes mexicanos son figuras que le han dado forma a nuestra mística colectiva.

 

. . . 

 

En todo América Latina y Estados Unidos existen diversos títulos para el curandero nativo, el médico brujo o chamán. Pero en México, particularmente, los chamanes tienen una historia rica y fascinante ya que emplean hierbas y una cantidad impresionante de prestidigitación para hacer lo que hacen.

La historia de los curanderos mexicanos se remonta a la época prehispánica, siendo prácticas antiguas con un firme arraigo indígena. A pesar de las prácticas españolas erradicar, muchos curanderos son católicos practicantes hoy en día producto de la mezcolanza.

El curandero resuelve dolencias con medios naturales y cura las dolencias de naturaleza espiritual o emocional, a menudo mediante el uso de limpiezas espirituales, aceites esenciales, hierbas, incienso, huevos e incluso simplemente una buena oración a la antigua. Aquí te dejamos a los curanderos más famosos del país.

 

 

Don Lucio

 

Slideshare

 

Este chamán proviene del linaje de los Graniceros o ritualistas del rayo de México en el estado de Morelos. Don Lucio y otro grupo más de chamanes de la zona pueden controlar las condiciones atmosféricas, de manera que son capaces de sosegar, postergar o evitar desastres naturales. También se comunican con los "trabajadores del tiempo", seres del mundo invisible que habitan en el espacio. Según este linaje, solo pueden comunicarse con ellos quienes hayan sido escogidos por estos seres. Y además deben pasar la prueba del rayo, que consiste en sobrevivir a la caída de un rayo sobre el cuerpo.

 

 

Doña Pachita

 

Wikipedia

 

Oriunda de Parral en Chihuahua pero radicada en la Ciudad de México, su nombre real fue Bárbara Guerrero. Es la chamana-nahuala que tenía la capacidad de afectar el espacio, la energía y la materia con la mente para sanar enfermedades. Explica que la mente es capaz de dar indicaciones al cuerpo de manera inconsciente; brujos del nivel de Pachita lograban darle indicaciones a cuerpos en el exterior para sanarlos a través de "operaciones quirúrgicas".

 

 

María Sabina

 

Wikipedia

 

La bruja más famosa del misticismo mexicano, y la que dio a conocer las propiedades sanadoras de los hongos alucinógenos. Su don era el de acompañar e instruir a los viajeros psicodélicos en su búsqueda del yo interno, lográndolo a través de letanías y hermosos cantos. Poseía el don de decodificar el hipocampo del cerebro y esclarecer territorios difusos de la mente de sus pacientes, esto es que podía "ver el estado interno" de aquellas personas.

 

 

Don Iván Ramón

 

Revistagye

 

Este chamán entraba en trance para permitirse curar como un médium. Desde los cinco años, Don Ivan Ramón poseía una increíble sensibilidad que le permitía ser poseído por seres espirituales; tenía el don de percibir la vibra de las personas a través de sus dedos, al mismo tiempo que utilizaba un listón que tan solo tocarlo, le ayudaba a enviar mensajes al "ser espiritual" y éste le daba una señal de si la persona podía ser curada o estaba destinada a morir. Según fuera el diagnóstico superior era como elegía el tratamiento y los ingredientes a utilizar para la sanación.

 

 

Espiridión Altamirano Lucas

 

@corazoncalli

 

Tenía una inclinación a curar y soñar, memoria prodigiosa, curiosidad por los fenómenos sobrenaturales, amor al canto y a la música. Se nombraba Pilo y durante sus rituales hablaba huichol, el idioma esotérico de los grandes chamanes, y se sabía de memoria los innumerables versos de las “Panchitas”, cantos de ceremonias antiguas y conjuros necesarios para su profesión de curandero.

 

 

Don Juan Matus

 

@reddit

 

Su vida es una de las mayores incógnitas en el mundo del chamanismo ya que hay una gran cantidad de personas que dudan de su existencia. Según Carlos Castañeda, a principios de los años sesenta viajó al desierto de Sonora donde conoció a un indio yaqui que se convirtió en su guía espiritual. Juan Matus era un descendiente de los toltecas y le enseñó los usos del peyote y de otros estrógenos conocidos como la “hierba del diablo” y el “humito”. Las enseñanzas de este hombre fueron recopiladas en más de diez libros que se convirtieron en grandes éxitos comerciales. Nunca sabremos si Don Juan existió, pero lo que es un hecho es que cambió para siempre el mundo de los chamanes.

 

El arco natural más grande del mundo se encuentra en Cintalapa, Chiapas
MXCity
El Arco del Tiempos es el lugar ideal para los aventureros de corazón, amantes de las alturas y curiosos por naturaleza.

El Arco del Tiempo hace de Chiapas un sitio formidable para la aventura.

 

. . .

 

El Arco del Tiempo suena a un lugar donde todo se detiene, un sitio salido de la fantasía y la imaginación de un gran escritor como Tolkien. Pues más o menos, es eso. Se trata de es un arco de piedra natural de 180 metros de altura, uno de los más grandes del mundo ubicado en el Cañón del río La Venta en Cintalapa, estado de Chiapas.

El cañón es una barranca de 80 kilómetros de largo con paredes de hasta 400 metros de altura y angosturas en ocasiones de tan sólo diez metros. En él se pueden encontrar cascadas en sus paredes y miradores, además del impresionante arco.

 

 

View this post on Instagram

Atrévete a vivir está experiencia

A post shared by Arco del Tiempo (@arcodeltiempo) on

 

Se trata del arco natural más alto del planeta, con 180 metros de altura, 255 metros de largo y 35 metros de ancho. Esta formación geomorfológica de más de 80 millones años, se une a otras varias bellezas escénicas del paisaje, como las Cascadas de La Conchuda y El Aguacero.

También hay más de 400 cuevas con visitas planimétrica de hasta 13 km. Tal es el caso de la cueva de La Venta del Río, considerado como el segundo más grande del Estado de Chiapas.

 

 

 

Es por estos detalles que Chiapas está plagada de rincones llenos de sorpresa, verdaderos tesoros naturales, que sin dudas debes conocer. Aunque es un lugar de difícil acceso y poca difusión de parte de las agencias de turismo, este pequeño rincón de Chiapas no ha pasado inadvertido por el turismo, y los aventureros en busca de experiencias únicas.

Durante este recorrido es posible apreciar cascadas, cuevas, puntos de avistamientos y ver el caprichoso relieve que llega a crear pasillos estrechos de hasta 10 metros, algo que sin duda debes experimentar.

 

 

 

Si eres amante del ecoturismo y el turismo de aventura debes visitarlo, ya que todavía existe poca intervención humana y es posible hacer senderismo y rappel para llegar a este magnífico lugar. El recorrido de Tuxtla Gutiérrez a Cintalapa es más o menos de1 hora y 15 minutos. Una vez en Cintalapa, tendrás que recorrer una hora más hasta llegar a la comunidad General Cárdenas en donde iniciará tu aventura para conocer el increíble Arco del Tiempo.

En dicha comunidad existen muchos guías comunitarios que te asesorarán a fondo para que puedas tener un recorrido increíble, además ahí podrás contratar servicios como auxiliares, caballos, admisión y otras opciones. En esa misma localidad dará inicio tu recorrido por la selva, el cual tendrás que realizar caminando o a caballo según tu condición o comodidad.

 

 

Así que como puedes leer, el simple hecho de llegar al Arco es una aventura por si misma. En el recorrido podrás gozar de la flora y fauna del lugar, podrás ver aves e insectos que seguramente nunca has visto. El clima es húmedo y el piso suele complicarse en algunos puntos por su relieve pero te aseguramos que todo es parte de la experiencia que debes animarte a vivir.

El Arco del Tiempo se encuentra en el interior de la Reserva de la biosfera El Ocote. Pero si quieres otra manera de llegar a este increíble lugar, puedes tomar tu kayak t recorrer todo el Rio La Venta el Arco del tiempo, un recorrido de 4 días de duración en donde tendrás que remar kilómetros y acampar en la naturaleza, algo ideal para amantes del turismo de aventura.

 

 

El Arco del Tiempo es un gran punto para tomar increíbles fotografías y conectarte con la naturaleza, además durante el recorrido podrás realizar una gran cantidad de actividades para disfrutar de este lugar.

Debido a la larga duración del recorrido podrás acampar, montar a caballo o llegar en kayak. Es recomendable que lleves suficiente repelente para insectos, ya que es una selva húmeda; procura llevar playeras deportivas y pantalones resistentes, ligeros y cómodos.

 

 

 Los recorridos no incluyen alimentos, por lo que te corresponde prepararte en este punto, lleva snacks nutritivos y fácil de cargar como barritas nutritivas, además de algunos sandwiches o latas de atún para recobrar fuerzas en los puntos de descanso.

Las fechas perfectas para visitar este lugar son aquellas en las que no hay demasiadas lluvias, ya que con estas el Rio La Venta suele incrementar su cauda, complicando su navegación en kayak y en el caso del Arco del Tiempo, subiendo el nivel del agua, que es de febrero a abril.

Ahora que lo sabes todo, ármate tu visita el Arco del Tiempo a este rincón natural de Chiapas.

 

 

 

 

Arco del Tiempo

Dónde: General Cárdenas, Chiapas.

Cuando: acceso los 365 días del año. Se recomiendo de febrero a abril.

Cuánto: admisión $135 Guía + Ayudante: $400 Ayuda con carga de cosas: $200 Recorrido en Caballo: $200 Rappel: $500 Cabañas: $350 por cabaña Acampar (no incluye casa de campaña): $50

Esta sublime ex Hacienda de Amealco es un lugar fotogénico y lleno de historia
MXCity
Las ruinas de la Ex Hacienda de San Nicolas de la Torre son de una belleza impresionante y de una historia fascinante.

La increíble hacienda del pueblo de Amealco en Querétaro.

 

. . .

 

San Nicolás de la Torre Querétaro es un lugar lleno de manantiales, por lo que recibió el nombre de Amealco, palabra de origen náhuatl que significa “En los manantiales”.

Aunque se trata de un municipio pequeño, Amealco al sur de Querétaro, tiene mucha bondad y belleza. Es un sitio apacible cuyas principales actividades económicas son la agroindustria, la ganadería y el turismo.

 

View this post on Instagram

San Ildefonso Tultepec

A post shared by Amealco Pueblo Ma?gico (@amealco_pueblomagico) on

 

En 1820 se instalaron en este lugar un grupo de españoles y franceses con el fin de establecer un aserradero para explotar la madera existente, fundando su colonia este del lugar y construyendo casas de madera con techos de tejamanil y pequeñas ventanas; su primera calle la formaron a lo largo de frondosos eucaliptos.

A través de los años y con la mezcla de razas se fue colonizando la región, viniendo a misionar frailes de diferentes órdenes religiosas, la población se fue solidificando en su estructura socioeconómica, sin hechos de trascendencia nacional.

 

 

Así que al llegar a Amealco, lo primero que llama tu atención es el jardín principal o Plaza de la Constitución, con sus múltiples desniveles y escalones que nos conducen al centro de esta plaza, donde puedes ver las bellas arquerías y los portales.

Una de estas arquerías data de 1865, cuando don Leopoldo Ruiz y Flores, arzobispo de Michoacán y primer delegado apostólico de México, la mandó construir y está edificada con muros de piedra, morillos y techos de teja de barro a dos aguas.

 

 

Aquí se pueden ver, además, varios diseños textiles, monederos, manteles, tortilleros, bolsas, fajas, camisetas y blusas. Los Cuisillos es una zona arqueológica pequeña situada en la esquina de la calle del San Idelfonso. Otros atractivos de Amealco son sus templos como el de la Purísima Concepción, el Templo de Chalmita, el de San Martín, San Judas Tadeo y el de La Ermita.

Entre los atractivos culturales y turísticos se encuentra la Laguna de Servín, La muralla y el Cerrito del Calvario en San Juan; lugares excelentes para días de campo en familia, para practicar el campismo, ciclismo de montaña, motocross, caminata campo traviesa y cabalgatas.

 

View this post on Instagram

Recorriendo

A post shared by -U T Ó P I C A- A T Ó M I C A- (@sacrum_engel) on

 

También está la Presa del Batán donde hay condiciones para realizar la pesca y práctica del campismo. En el Cerro del Gallo, existe una pequeña zona arqueológica conocida como El Cuisillo poco explorada en el Rincón de San Ildefonso Tultepec.

La comunidad de San Juan Dehedó es famosa por la imagen de la Preciosa Sangre de Cristo, por lo que se ha convertido en un lugar de peregrinación para sus devotos.  

 

View this post on Instagram

? Antigua

A post shared by -U T Ó P I C A- A T Ó M I C A- (@sacrum_engel) on

 

En la actualidad prevalece la costumbre popular de romper cascarones de huevo como muestra de deseo entre los vecinos de adquirir el compadrazgo mutuo; actividad que se realiza el día lunes y el martes de carnaval en el cerro de los Gallos, ubicado en la Cabecera Municipal.

A partir de1988, cada año se celebra la feria de Amealco para festejar su fundación, este evento tiene lugar entre los últimos días del mes de abril y los primeros del mes de mayo, con una duración de por lo menos 6 días.

 

View this post on Instagram

<>

A post shared by Joshua Vr (@joshua__vr) on

 

También puedes venir a probar una rica barbacoa de borrego, mole de huiro, nopales rellenos y quelites a la campireña. Si quieres postre prueba los dulces de mermelada, ates de membrillo, manzana cristalizada y jugo. El pulque y el

atole de aguamiel son tradicionales además de la bebida especial para las ceremonias llamado disthá.

 

View this post on Instagram

#mexico

A post shared by Carolina Gamper (@carolinagamper) on

 

Uno de los atractivos más especiales, son las ruinas la Hacienda en la comunidad de La Torre, una población con 1300 habitantes de los cuales el 75% de las familias produce queso artesanal.

La ex hacienda que se encuentra en ese lugar fue sede de varios escenarios como el de la revolución mexicana, el cual aún le quedan las marcas por las numerosas batallas y saqueos que se llevaron a cabo en el lugar.

 

View this post on Instagram

Torre

A post shared by -U T Ó P I C A- A T Ó M I C A- (@sacrum_engel) on

 

Ex Hacienda de San Nicolás de la Torre

Dónde: San Nicolas de La Torre, Amealco de Bonfil, Querétaro.

Cuando: lunes a domingo desde las 07:00

Entrada libre

Foto destacada Pinterest

Escalofriantes asesinos seriales que aterrorizaron a la Ciudad de México
MXCity
Estos asesinos tal vez no tengan nombres reconocidos mundialmente pero sus actos forman parte de las historias de terror de la ciudad.

Los asesinos seriales que atemorizaron la CDMX.

 

. . .

 

“El Chalequero” fue comparado con “Jack el Destripador” porque fueron contemporáneos. Mató a 20 mujeres en ocho años. Todas prostitutas que golpeó, estranguló y decapitó en zonas del centro de la Ciudad de México.  Es el primer asesino serial del que se tiene registro en este país.

Pero no es el único asesino en serie de este país. Desde hace muchos años, la nota roja y los asesinos en serie son protagonistas de la historia, a través de crímenes que nos han puesto los pelos de punta y han hecho estremecer a la ciudad. Aquí te dejamos con un recorrido por la historia de los asesinos seriales más famosos de México.

 

 

Francisco Guerrero Pérez El Chalequero

 

Wikipedia

 

Los periódicos, pasquines y folletos de finales del siglo XIX comparaban a Guerrero Pérez con Jack "El Destripador": "Allá por los años de 1880 a 1882, Jack el destripador horrorizaba buena parte de la culta Europa. En México se tuvo la desgraciada noticia de un criminal tan terrible y sanguinario. Desde hace veinte años se venían registrando crimen tras crimen, hasta la suma de 17 mujeres degolladas horriblemente.

 

 

Gregorio “Goyo” Cárdenas

 

Wikipedia

 

El estrangulador de Tacuba cometió sus crímenes entre agosto y septiembre de 1942. Sus víctimas fueron una compañera de la carrera de ciencias químicas y 3 prostitutas. Con ellas primero tuvo relaciones sexuales y después las ahorcó y enterró en el jardín de su casa. En 1942 confesó sus crímenes luego de que su madre lo internó en un hospital psiquiátrico. Preso en Lecumberri, Goyo fue un personaje singular en la cárcel: asistió a clases de psiquiatría, recibía visitas familiares, sostenía relaciones con las enfermeras e incluso tenía licencia para salir cuando quisiera. Obtuvo su libertad en 1976 por un indulto del entonces presidente Luis Echeverría y ese año, la Cámara de Diputados le rindió un homenaje por ser un ejemplo de readaptación social, ya que durante su estancia en prisión aprendió el Código Penal y se convirtió en abogado de otros internos.

 

 

Hermanas González Valenzuela “Las Poquianchis”

 

Vanguardia

 

María Luisa, Delfina, María de Jesús y Carmen González, les atribuyeron el asesinato de al menos 150 personas, la mayoría prostitutas que trabajaban en sus burdeles. Las autoridades presumieron que a muchas de sus víctimas las enterraron vivas. Eran originarias de El Salto, Jalisco, y durante su infancia fueron víctimas de violencia familiar.  Su historia inspiró a Jorge Ibargüengoitia para escribir su novela “Las Muertas”, que sirvió de guion para una película del mismo nombre dirigida por Felipe Cazals.

 

 

Felícitas Sánchez Aguillón la Ogresa de la Col. Roma

 

Federación Internacional de Criminología

 

Responsable de un número indeterminado de infanticidios (se cree que fueron más de 50, durante la década de 1930), en la Roma donde vivía en un edificio departamental. Fue una asesina organizada, hedonista y sedentaria que según su profesión se considera un ángel de la muerte. Sostenía un negocio practicando abortos y traficando con infantes.

 

 

Gabriel Arturo Garza Hoth El Viudo Negro

 

El Gráfico

 

Asesino serial mexicano activo entre 1991 y 1998, asesinó a su esposa y dos novias para colectar sus seguros de vida, obtuvo un total de 500,000 dólares por sus crímenes. La “coincidencia” que provocaron sus parejas muertas en tan sólo seis años alertó a la policía, pero Garza huyó a España. Fue capturado en 1998 y extraditado a México, donde fue condenado básicamente prisión perpetua.

 

 

Agustín Salas del Valle Jack EL Estrangulador

 

 

Se cree que asesinó a más de 20 mujeres en la Zona Centro de la Cd. de México, entre 1989 y 1993; aunque solo se le condenó por uno de estos homicidios. Interceptaba a sus víctimas en las calles, alquilaba una habitación, amagaba a las mujeres golpeándolas, para posteriormente violarlas y las asesinaba. En ocasiones dejó mensajes escritos en espejos y muros de la habitación.

 

 

Juana Barraza Samperio “La mataviejitas”

 

Infobae

 

Como luchadora se llamaba “La dama del silencio”, y fue hallada responsable de al menos 12 robos y 16 asesinatos de personas de la tercera edad cometidos entre 1990 y 2006, en la Ciudad de México. Entraba a su casa haciéndose pasar por enfermera y después los mataba y robaba. Fue sentenciada a 759 años de cárcel y sigue presa en el penal de Santa Martha, donde ha reclamado su inocencia en distintas entrevistas con la prensa.

 

 

Raúl Osiel Marroquín “El Sádico”

 

Vivir en Juárez

 

Secuestraba a sus víctimas homosexuales a quienes ahorcaba, descuartizaba y colocaba su cuerpo en maletas que abandonaba en las inmediaciones del Metro Chabacano y la colonia Asturias, en la Ciudad de México. “No me arrepiento de lo que hice. De tener la oportunidad, lo volvería a hacer, sólo que sería más cuidadoso para no ser atrapado y no cometería los mismos errores que llevaron a mi captura. De lo único que me arrepiento es por lo que está pasando mi familia ahora”, dijo luego de su detención en enero de 2006. Fue condenado a 288 años de prisión.

 

 

José Luis Calva Zepeda El caníbal de la Guerrero

 

Infobae

 

Comprobaron que comía partes de cuerpos humanos. Cuando los policías llamaron a su puerta él no opuso resistencia y los dejó ingresar a su departamento, ubicado en el número 198 de la calle Mosqueta. Los vecinos del sujeto ya se habían quejado de un olor fétido proveniente de su hogar; sin embargo, las autoridades sólo acudieron a dicho sitio en la colonia Guerrero tras la denuncia por la desaparición de Alejandra Galeana Garabito. Fue detenido el 8 de octubre de 2007 y murió el 11 de diciembre de ese mismo año tras suicidarse en una celda de la cárcel con un cinturón.

 

 

César Armando Librado Legorreta, El Coqueto

 

Infobae

 

Era microbusero y le encantaba matar mujeres de la zona metropolitana de la CDMX. Fue condenado a 240 años de prisión por cometer siete homicidios y ocho violaciones contra mujeres, en las unidades de transporte colectivo que conducía. Trabajaba como chofer de microbús en la ruta 2 y 27 que corre de Valle Dorado, en Tlalnepantla, hasta el metro Chapultepec.

Foto destacada El universal

x