Descubre la historia de las maquetas del Metro Zócalo de la CDMX
MXCity
Los modelos de la estación del Metro Zócalo son representaciones de la ciudad en tres periodos distintos de la historia.

Modelos de tres periodos de la historia en el Metro de la ciudad.

  

El 14 de septiembre de 1970 se inauguró la estación del metro Zócalo de la línea 2 de la Ciudad de México, culminando un ambicioso proyecto urbano donde el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) donó tres modelos que se colocaron en dicha estación, mostrando la plaza central de la capital durante tres épocas diferentes, específicamente los años 1521, 1824 y 1900.

Desde esa fecha, la estación es una parte fundamental de la historia capitalina y un punto de reunión para diversos sucesos histórico-culturales de la Ciudad, ya que forma parte integral de la Plaza de la Constitución y a su vez de la red de transporte más grande de la CDMX, el Sistema de Transporte Colectivo Metro.

 

 

Pero fue un año antes, en 1969 que el INAH donó las tres maquetas que muestran cómo lucía el Zócalo en su época prehispánica, novohispana y a principios del siglo XX. Las maquetas poseen detalles de la vida cotidiana como las personas paseando, la evolución de la arquitectura capitalina, estatuas que han cambiado de lugar y el cambio en la infraestructura de nuestra ciudad.

Tuvieron que pasar muchos años para que las maquetas fueron renovadas y actualizadas, agregando los hallazgos del INAH de los años recientes, tales como el Calmecac, en la parte inferior del Centro Cultural España, el Tzompantli y el Templo de Ehécatl en la calle de Guatemala.

 

 

 

Así es que el Sistema de Transporte Colectivo Metro cuenta con la maqueta más actual que existe en el mundo de lo que fue el recinto ceremonial de México Tenochtitlán. En la estación también es posible ver 47 imágenes que se exhiben en los pasillos, las cuales dan cuenta de momentos cotidianos de la vida de las personas en el Zócalo de la CDMX a lo largo de su historia.

Niños y adultos de varias generaciones se han ha detenido para ver maravillados las maquetas monumentales, debido a que reproducen a detalle la magnificencia de la ciudad prehispánica de Tenochtitlán, y cómo esa urbe que sorprendió a los españoles, se convirtió con el paso del tiempo en la llamada Ciudad de los Palacios.

 

 

 

La maqueta correspondiente a la época prehispánica fue realizada en 1969 bajo los bosquejos del arquitecto Ignacio Marquina, quien fundamentó, a través de diversas fuente históricas, la reconstrucción del recinto sagrado de Tenochtitlán, que se encuentra desde 1960 en la sala Mexica del Museo Nacional de Antropología.

Las otras dos maquetas se basan en las investigaciones de los siguientes periodos de la construcción Colonial hasta el siglo XX, con la idea de que el usuario conozca la historia del corazón de la Ciudad de México.

 

 

 

El modelo que representa 1824 muestra la Plaza Mayor, tres años después del final de la Guerra de Independencia de México, muestra el antiguo mercado de El Parián, el mercado de El Volador, la estatua ecuestre de Carlos IV de España y el Palacio Nacional, que solo tenía dos pisos en ese momento. La bandera que México usaba en ese momento ondeaba desde los techos de las casas, y las calles están salpicadas de pequeños gatos y personas que compran en los mercados.

El de 1900 muestra la ciudad victoriana de la ciudad de México. En el centro del modelo, hay un parque público bordeado por estaciones de tranvía, así como un mercado formal. Los edificios del ayuntamiento aún no habían sido construidos. La estación Zócalo es una muestra del compromiso que el instituto ha tenido para otorgar protección al legado arqueológico de la nación y, en el caso del Centro Histórico de la capital del país, rescatar la memoria, la historia y la grandeza de urbes antiguas como México-Tenochtitlan.

 

 

 

Sobre la tarea que implicó renovar la maqueta de México-Tenochtitlan, se contó con la asesoría del investigador emérito del INAH, Eduardo Matos Moctezuma, el arqueólogo Raúl Barrera que es resultado de al menos un trienio de investigación arqueológica y documental, y de un año de intervención formal en el modelo a escala. Este modelo del Metro Zócalo, a pesar de ser un escenario hipotético, tiene una aproximación del 90% a lo que debió ser el panorama de la capital tenochca, toda vez que incluye aspectos como las escalas reales de 24 elementos hasta ahora localizados y explorados arqueológicamente, e incluso repara en detalles como el cromatismo original de estructuras emblemáticas como el Huey Teocalli (Templo Mayor) o de los monolitos de Tlaltecuhtli y Coyolxauhqui.

Tuvieron que pasar varios años para que las tres maquetas fueran intervenidas y sometidas a un arduo trabajo de limpieza. Las personas que intervinieron fueron especialistas en diversos tipos de mantenimiento y restauración; y fueron  expertos del INAH quienes nos instruyen sobre cómo hacerlo. El proceso incluyó cambio de vidrios, el mejoramiento en la pintura, la instalación de nueva iluminación y la limpieza general, incluida la actualización de información específica en cada maqueta con el presupuesto del Secretaría de Transporte. En algunos casos se contó con el apoyo de empresas y donaciones para costearlas. Se renovaron las más de 30 fotos y las litografías que están en los corredores de la estación con fotos nuevas y de mejor calidad.

 

 

Modelos de México Tenochtitlan

Dónde: Metro Zócalo línea 2

Cuándo: lunes a domingo de 07:00 a 23:00 hrs

Cuánto: $5

Los significados del llanto en la cultura prehispánica mexicana
MXCity
Choca es el verbo náhuatl de llorar, gritar o cantar y suele acompañarse con otros verbos como suspirar o dar muchas voces.

Las lágrimas son sinónimo de “buena plática” ya que nos permiten comunicarnos con honestidad.

Los aztecas solían llorar mucho más de lo que lo hacemos hoy. Llorar y preguntarle algo a alguien iba de la mano. Un gobernante provincial lloraría frente al emperador cuando solicitara su ayuda, del mismo modo que un plebeyo lloraría frente a un juez en un juicio o tribunal. También era común que los aztecas lloraran ante los sacerdotes españoles cuando pedían el bautismo.

Hasta hoy el llanto tiene una gran importancia entre muchas culturas de México. Entre los indígenas mesoamericanos es un símbolo de humildad, y a menudo en sus rituales, se llega a observar un ligero llanto.

Mexicolore

En algunas leyendas llorar juega un papel importante. Todos conocemos la historia de esa mujer que llora por las noches por sus hijos difuntos: la famosa “llorona”. Se trata de un cuento transmitido desde los tiempos prehispánicos del cual se conocen 120 versiones y que era ya registrado por los cronistas de la colonia temprana.

La llorona aparece en cuentos con el nombre de Cihuacóatl o La Malinche, como en la región maya bajo el nombre de Xtabay. Llorando o gritando las noches por sus hijos muertos va ejerciendo un hechizo siniestro, ante el cual se tenían y tienen que proteger sobre todo los hombres.

Mexicolore

La representación iconográfica del llanto en códices prehispánicos como en coloniales, es una gota de agua del color azul con una terminación blanca debajo del ojo. Es una sola gota de agua y no un chorro de lágrimas la que representa el llanto. Esta forma de representación se encuentra sobre todo en los códices pictográficos atribuidos a los nahuas.

 En los códices mixtecos aparece la variante con dos chorros de lágrimas que salen de un ojo cada cual para un lado. Al mismo tiempo, las lágrimas y los sollozos fluían libremente al dar gracias por algo especial: la concesión de tierras a un grupo familiar, por ejemplo. Cuando la nación estaba amenazada, o peor, cuando el ejército tuvo que admitir la derrota, el llanto debe haber alcanzado niveles casi de histeria colectiva.

Mexicolore

Las lágrimas individuales derramadas por los niños en particular eran símbolos poderosos para la lluvia, una forma de “intercambio justo” cuando se le ofrecía al dios de la lluvia Tlaloc en los momentos apropiados del año agrícola. Se consideraba un buen augurio si los bebés sacrificados por Tlaloc lloraban con todo su corazón en el momento del sacrificio.

El Dr. Daniel Graña Behrens, investigador de antropología cultural, explora el tema del llanto en la cultura prehispánica mexicana, con lo cual podemos saber más de las significaciones que otorgaban los antiguos pobladores. En algunos códices se ven a los indígenas descansando la palma de la mano exterior con los dedos hacia arriba y medio curvados en la frente, junto con su lágrima en el ojo. En específico, el códice Borgia no cuenta con imágenes de llorosos.

Mexicolore

Se han encontrado murales donde se ven llorosos, pero el más relevante es el de “Tepantitla” donde se observa un juego de pelota y varios personajes que están en llanto. “Choca” es el verbo náhuatl de llorar, pero también puede ser gritar o cantar; y suele acompañarse con otros como “elcihcihui” (suspirar) o “tzahtzahtzi” (dar muchas voces, gemir).

En el Códice Florentino se explica que las lágrimas significan “buena plática”, porque estas permiten al ser humano comunicarse con honestidad. El llanto en el contexto ritual es una solicitud de algo a los dioses. A Tezcatlipoca se le pedía vida buena y salvación de la pobreza. Este llanto era caracterizado por ser humilde y de profunda tristeza.

Mexicolore

En el Códice Durán se describe que al morir un gobernante se hacía un gran llanto, era un ritual en que se lloraba por cuatro días cada año hasta cumplirse cuatro del fallecimiento. Con esto se buscaba acompañar al difunto hasta el Mictlán.

El llanto que se interpreta como “saludo ritual” solía darse al ver una profecía cumplida y connotaba felicidad, como cuando se llega a la señal del águila sobre el nopal.

INAH

Todas las formas de llanto tienen un contexto particular que permite ver la respuesta social y entender más sobre las respuestas comunes en la época prehispánica. Llorar significaba compartir con los demás en plena honestidad y no honrar su connotación era visto como ofensa a los dioses.

Foto destacada Museo Amparo

Xochicalco, lugar de la casa de las flores, Patrimonio de la Humanidad
MXCity
Xochicalco es uno de los sitios arqueológicos más hermosos y culturales de los tiempos prehispánicos.

Xochicalco: Patrimonio Cultural de la Humanidad en el Estado de Morelos, Cuernavaca.

Xochicalco ocupa un lugar especial entre los sitios arqueológicos del territorio mexicano. Se encuentra en el estado de Morelos, y es la realización de sus estructuras, templos y basamentos, así como sus referencias astronómicas, las que son dignas de admiración en todos los sentidos.

Sin duda, se trata de una de las áreas prehispánicas más notables de la República Mexicana y uno de los más interesantes Patrimonios Culturales de la Humanidad en los registros de la UNESCO.

INAH

Xochicalco es una de las urbes precolombinas que aparecieron tras la caída de la gran Teotihuacán y ocuparon el rol político y económico que tenía la cultura teotihuacana en su momento de mayor esplendor. La ubicación geográfica de Xochicalco le daba la oportunidad de tener un amplio control de las redes comerciales, entre diferentes zonas mesoamericanas.

A pesar de que su ocupación fue relativamente corta, desde el 650 al 900 d.C., Xochicalco logró posicionarse como una ciudad de tamaño considerable, mismo que fue erigida sobre un grupo de cerros. Esta posición elevada les permitía defenderse de manera eficaz de los diferentes asedios que sin duda sufrió, puesto que se desarrolló en una época muy agitada y conflictiva.

INAH

La ciudad de Xochicalco tiene terrazas de gran tamaño, a manera de murallas imponentes, que protegían la ciudad. Se realizaron caminos externos, pavimentados con lajas, los cuales se extendían hasta muy lejos en esta zona del territorio morelense, rampas y calzadas, que vinculaban a las distintas zonas del lugar. Además, tenía amplios conjuntos habitacionales edificados en las laderas y con altas plataformas de estructura piramidal, en las áreas más elevadas.

Asimismo, esta zona es la urbe con una mayor densidad de construcciones por metro cuadrado en todo el ámbito mesoamericano. En el conjunto de edificaciones de Xochicalco se pueden admirar algunos de los más hermosos de los tiempos prehispánicos, como es el caso de la Pirámide de las Serpientes Emplumadas.

México es cultura

El sitio arqueológico de Xochicalco fue inscrito en el Patrimonio Cultural de la UNESCO el 4 de diciembre de 1999. Se considera cuna del culto y la deificación del dios Quetzalcóatl, en una ciudad edificada en la cima de varios cerros modificados mediante fosos y terrazas artificiales.

La iconografía arquitectónica con temas bélicos, la astronomía y la refinada cultura material, que incluye complejos mensajes cosmogónicos, como los relieves de la Pirámide de la Serpiente Emplumada, hicieron de este centro un referente de la síntesis cultural mesoamericana y del surgimiento de las ciudades militaristas.

INAH

Xochicalco significa “en el lugar de la casa de las flores”, y es un sitio que goza de fama a nivel mundial. La acrópolis de Xochicalco servía como palacio del gobernante, y la Gran Pirámide de Xochicalco se localiza en la Plaza Principal, en la cual se reunían para presenciar ceremonias públicas.

En este sitio también destacan las tres canchas de juego de pelota y el observatorio, diseñado y taladrado en la roca, con el propósito de señalar tanto el solsticio de verano, como el movimiento del Sol. Se especula que Xochicalco debió haber tenido una comunidad de artistas provenientes de otras partes de Mesoamérica.

El sol de Cuernavaca

Pero sin duda, el principal atractivo del sitio arqueológico es la Pirámide de la Serpiente Emplumada. Aquí hay un observatorio dentro de una cueva con escalones labrados hacia el interior, en donde en el Equinoccio los rayos solares la iluminan creando un haz de luz brillante.

Los otros monumentos en el sitio son los templos piramidales, palacios, tres juegos de pelota, temazcales, una inusual fila de altares circulares. También hay algunas estelas esculpidas con los nombres y escenas de tres reyes de Xochicalco. Algunas estelas han sido removidas de sus lugares originales, y ahora se exhiben el Museo Nacional de Antropología e Historia en la Ciudad de México o en el museo de sitio.

Xochicalco

Dónde: Carretera Federal Xochicalco, Tetlama S/N, 62609 Miacatlán, Mor.

Cuando: lunes a domingo de 09:00 a 18:00 hrs.

Cuánto: $80

Museo Tamayo ofrece curso sonoro para niños y sobre arte feminista
MXCity
Estos cursos son un recorrido por el arte sonoro para un público infantil y un estudio sobre ¿por qué no han existido grandes artistas mujeres?

Podrás inscribirte y participar en estos cursos en el Museo Tamayo.

Como parte del contenido especial que está llevando a cabo el Museo Tamayo en esta cuarentena, se están llevando a cabo diversas actividades que son transmitidas en vivo. Una de ella es que el equipo curatorial conformado por Pamela Desjardins, Andrés Valtierra, Andrea Valencia y Humberto Moro, ha seleccionado dos objetos de la colección para ponerlos en perspectiva, y una pieza audiovisual.

Estas obras son analizadas desde sus respectivos contextos, y puestas a disposición del público para ofrecer un acercamiento al acervo del museo estableciendo puentes estéticos y relaciones conceptuales, a través de una mirada distinta, cercana y personal.

Félix Blume

Pero una de las actividades que puedes llevar a cabo es Escucha desde casa con Félix Blume. Una actividad inspirada en el cortometraje Los grillos del sueño, donde el Museo Tamayo invita a niños de 8 a 11 años a participar en el taller virtual con el artista sonoro Félix Blume.

El taller consta de 4 sesiones en la que realizaremos actividades de estudio y escucha desde el hogar. Las actividades se llevarán a cabo en conjunto con un grupo de niños en la ciudad de La Ligua, Chile.  Aprovecha esta oportunidad para hacer amigos de otro país y compartir las experiencias de escucha.

La Escucha Atenta

Félix Blume es un artista sonoro e ingeniero de sonido nacido en Francia y que actualmente trabaja y vive entre México, Brasil y Francia. Trabaja con el sonido como materia prima en obras sonoras, videos, acciones e instalaciones. Su trabajo se enfoca en la escucha, invitándonos a generar una percepción diferente de nuestro entorno. Su proceso suele ser colaborativo al trabajar con comunidades específicas, usando el espacio público como contexto de experimentación.

Sus piezas se han difundido en radios de todo el mundo y ha recibido diversos premios. Lo que necesitas para participar es tener un acceso a Zoom y Whatsapp, unas hojas de papel o cuaderno y colores.

Gas tv

¿Por qué no han existido grandes artistas mujeres? Es otro curso en línea impartido por Fabiola Iza. Se trata de un ensayo publicado en 1971, donde la historiadora feminista de arte Linda Nochlin planteaba que dar una respuesta satisfactoria a esta pregunta requiere, en primer lugar, aceptar que las mujeres han sido relegadas de forma sistemática del relato que se ha cristalizado en la disciplina de la historia del arte.

Este curso indagará en los mecanismos empleados por estas mismas estructuras para normalizar la violencia perpetuada sobre los cuerpos de las mujeres, ya sea al propiciarla, invisibilizarla o justificarla. A lo largo de doce sesiones se brindarán las herramientas necesarias para identificar los motivos por los cuales históricamente, las mujeres se han mantenido relegadas dentro del mundo del arte y, por igual, trabajar de forma conjunta para eliminar la violencia y discriminación normalizadas.

Terremoto mx

En el curso se estudiarán una serie de ejemplos extraídos de distintos contextos donde la violencia infligida sobre los cuerpos femeninos –sexual, psicológica o política– ha sido normalizada a lo largo de la historia del arte, y también los proyectos y obras que subvierten dicha lógica.

Fabiola Iza es curadora e historiadora de arte, Maestra en Culturas Visuales por Goldsmiths College, University of London y licenciada en Teoría del Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Sus proyectos se interesan por la transmisión cultural, abordada desde perspectivas feministas y poscoloniales.

Escucha desde casa

Duración: 4 sesiones de 40 min a las 16:00 hrs

Todos los viernes de junio: Introducción, quiz sonoro e inicio de bitácora.

Inscripciones para niños de 8 – 11 años

Cuánto: $600 pesos que se deberán cubrir antes de la primera sesión.

Inscribirte aquí.

¿Por qué no han existido grandes artistas mujeres? 

Cuando: 20 de mayo al 29 de junio; lunes y miércoles de 17:00 a 19:00 h

Informes e inscripciones: felipe@museotamayo.org

Sitio web // Facebook // Twitter // Instagram

La épica historia del Centauro del Norte que emuló al Caballo de Troya
MXCity
Este capítulo de la historia emula la estrategia troyana siendo uno de los episodios más memorables de la Revolución mexicana.

Pancho Villa fue uno de los grandes jefes de la Revolución mexicana.

 

El General Pancho Villa, el Caudillo del Norte, se unió al movimiento revolucionario en 1910 apoyando a los maderistas, a través del Abraham González representante político de Madero en Chihuahua. La primera batalla que libró fue el 17 de noviembre de 1910 atacando la Hacienda de Cavaría.

Villa era reconocido por sus estrategias militares efectivas, además de haber sido el primer general que utilizó trenes como una herramienta de guerra y traslado de tropas. Por fuera poco, Villa también es conocido por haber si el único general extranjero que ha invadido territorio de Estados Unidos de América y les ha ganado una batalla.

Gob cdmx

Cuando estalló la Revolución mexicana en 1910, José Doroteo Arango, más conocido por Pancho Villa, era un simple fugitivo escondido en las montañas que cambió el rumbo de la contienda revolucionaria.  Pero hay una historia que ha despertado la curiosidad de los historiadores y sigue siendo un hito de todas las batallas libradas por el Villa.

Tras reunir un ejército de 3.000 hombres y tomar la ciudad de Torreón, donde consiguió armas y alguna pieza de artillería, decide tomar Chihuahua siendo repelidos por fuerzas federales bien armadas y con piezas de artillería. Pancho Villa se encontraba en una encrucijada, al frente, otra vez Ciudad Juárez, fortificada e imposible de tomar con sus tropas y sin artillería, y tras ellos Chihuahua, donde acababan de ser derrotados…

Villa decidió no mirar atrás y seguir hacia Ciudad Juárez. Pero mandar sus tropas en ataques frontales contra la ciudad sería un suicidio, por lo que debían idear un plan para poder acceder a la ciudad. La estrategia: tomar el tren de carbón que circulaba desde Ciudad Juárez hasta Chihuahua, vaciar la carga y meter dos mil rebeldes camuflados en los vagones.

Para esto, obligaron a telegrafiar a Ciudad Juárez que la vía había sido destruida por las tropas rebeldes y que debían regresar. Desde Ciudad Juárez confirmaron la orden de regreso, pero se les ordenó que debían telegrafiar el paso del convoy por cada estación. Villa envió una avanzadilla que fue tomando las estaciones y al paso del tren los telegrafistas de cada estación–con el cañón de una pistola apoyado en sus sienes– confirmaban el paso. A las dos de la mañana, entraba el tren en Ciudad Juárez.

Gob cdmx

Según la crónica de un periódico de El Paso (Texas): “El ataque y la toma de Ciudad Juárez fueron una sorpresa completa […] Poco después de las dos de la mañana, un tren de carga entró en los patios del Central Mexicano en Juárez y de él surgieron cientos de rebeldes. Prueba de que la sorpresa fue total es el hecho de que no se disparó un solo tiro hasta que los rebeldes hubieron penetrado hasta el corazón mismo de la ciudad. El tren les había permitido llegar sin interferencias […] Tomada por sorpresa, la guarnición federal opuso escasa resistencia. El cuartel cayó a las cuatro de la mañana y para las cinco había entregado las armas el resto de la ciudad.

Además de la sorpresa, también influyó el hecho de que los oficiales se confiaron demasiado y el ataque les pilló bebiendo, jugando a las cartas u ocupados en algún burdel. Desde aquel momento, Pancho Villa y los villistas tuvieron nombre propio. Francisco Villa lideraba a miles de villistas a lo largo de todo México, tenían un gran poderío en soldados, pero carecían de armamento siendo esto causante de varias derrotas consecutivas.

Pancho Villa es amado y odiado por algunos, pero fue un personaje crucial en el justo reparto agrario a miles de campesinos que pedían un patrimonio en un pedazo de tierra; aunque, por otro lado, son por todos conocidas sus historias de bandido, asesino y violador, autor de un sin fin de fechorías.

Así fue, que esta historia se convirtió en un episodio épico de los andares de Villa, al grado de compararse con el Caballo de Troya, aquel suceso que Homero relata en su Odisea y que involucró la elaboración de una gigantesca figura de Madera ecuestre, que sirvió como escondite a los griegos para entrar inadvertidos a los patios de Troya.

Gob cdmx

Sin duda este capítulo es uno de los más memorables de la Revolución. Las hazañas de Villa y su naturalidad quedaron plasmadas en ocurrencias estratégicas que resultaron decisivas cuando, once años después de iniciada la lucha, la revolución concluyó.

Esta es la razón por la cuál es posible ver muchas fotos de José Doroteo Arango en ferrocarriles comandando el ejército de la División del Norte. De hecho, el ejército de Pancho Villa fue el primero en el mundo que habilitó un hospital al interior de un ferrocarril; mandó esmaltar algunos furgones para ambientarlos como quirófanos. Y en ese hospital ambulante atendía a sus heridos, pero también a los del enemigo.

BBC