Arte y Cultura
La Ciudad de México fue la meca del surrealismo del siglo XX
MXCity
"Aunque el sueño es un fenómeno muy extraño y un misterio inexplicable, mucho más inexplicable es el misterio y el aspecto que nuestras mentes confieren a ciertos objetos y aspectos de la vida". Giorgio de Chirico

Fueron las mujeres quienes le dieron gran parte de identidad al surrealismo mexicano.

 

El surrealismo es una vanguardia artística que encontró formas de canalizar el inconsciente como medio para desbloquear la imaginación. Se alejó del racionalismo y el realismo literario, y estuvieron influenciados por el psicoanálisis, algunas teorías de Karl Marx, la tradición del romanticismo para revelar el arte en la calle y en la vida cotidiana.

El impulso surrealismo, de explotar la mente inconsciente el mito y el primitivismo, sigue siendo influyente hoy en día. El surrealismo se asocia más a París donde André Breton, Salvador Dalí, Leonora Carrington y Max Ernst  bebían café,  y analizaron sus sueños para crear arte en el periodo de entreguerras. Pero, fue justo la guerra lo que los llevó a escapar hacia América, donde México se convirtió en el segundo hogar del surrealismo.

 

 

 

En una carta a Bretón, el padre del surrealismo, en 1936, el poeta guatemalteco Luis Cardoza y Aragón, quien vivió en el exilio en México, le escribió: “Estamos en la tierra de la belleza convulsiva, la tierra de los engaños comestibles”. En la carta le decía a Breton que saliera de París para venir a México: “lugar para lo mutable, lo perturbador, la otra muerte, en resumen, una tierra de ensueño, inevitable por el espíritu surrealista”.

A finales de los años treinta y cuarenta, e inspirados por el paisaje del país, la rica mitología precolombina, las tradiciones de brujería, los artistas europeos encontraron refugio con artistas mexicanos como Diego Rivera, Frida Kahlo. Personalidades como Ernst y Yves Tanguy fueron a Nueva York y otros se dirigieron a México como Luis Buñuel y Antonin Artaud, donde le presidente Lázaro Cárdenas aceptó a los emigrados. A solo dos meses de la llegada de André Bretón a México en 1938, este ya estaba calificando a México como “el lugar surrealista por excelencia”, y se quedó con Rivera y Kahlo en su legendaria casa, Casa Azul, en compañía de su esposa Jacqueline Lamba.

 

 

 

Breton comenzó a convencer a otros artistas de su círculo parisino para que se unieran con él en México, específicamente en la CDMX. Le dedicó el último número de 1939 de su revista surrealista, Minotaure, al arte que encontró, y la llenó de reproducciones de obras de Kahlo, Rivera, Álvarez Bravo, y no paraba de decir que México era el país como un lugar donde “la realidad había superado el esplendor ya prometido por los sueños”.

A mediados de 1940, Leonora Carrington, Remedios varo, Jose y Kati Horna, Gordon Onslow-FordEsteban Francés, Wolfgang Paalen y Alice Rahon ya habían seguido el ejemplo de Breton, y entablado relaciones con artistas locales como Lola Álvarez Bravo y Gunther Gerzso, quién ya había incorporado imágenes de ensueño en sus lienzos.

 

 

 

Gerzo se había hecho amigo de muchos artistas europeos cuando se establecieron en la capital del país, como Varo, Carrington, Benjamin Péret y Esteban Francés, y nombró una de sus piezas por la calle donde Varo y Péret se habían alojado en un apartamento infestado de ratas. El hogar se convirtió en un refugio surrealista, donde se discutía el arte y se bebía vino, y las paredes estaban llenas del arte de Ernst, Tanguy y Pablo Picasso.

De hecho, fue tal la resonancia de los artistas en el país, que la propia Frida Kahlo dijo: “Nunca supe que era surrealista hasta que André Breton vino a México y me dijo que lo era “. Al llegar a México el surrealismo se transformó. Los artistas europeos comenzaron a incorporan el mundo precolombino y mexicano a sus lienzos, mientras que los mexicanos comenzaron a incorporar lo europeo en sus pinturas.  Kahlo se resistió a la categorización dentro del movimiento, pero dio su trabajo a numerosas exposiciones surrealistas, una de las cuales se convirtió en un hito importante en la carrera de Kahlo y en un momento decisivo para el surrealismo en México.

 

 

 

Años más tarde, la “Exposición Internacional del surrealismo” se abrió en la Galería de Arte Mexicano, dirigida por la poderosa galerista Inés Amor, en 1940. Fue organizada por el austriaco Wolfgang Paalen, y el espectáculo reunió el trabajo de surrealistas europeos y mexicanos (Dalí, Ernst, Rivera, Varo, Manuel Álvarez Bravo, Jean arp, Rene Magritte, Meret Oppenheim, y más) y dio a conocer una de las pinturas más importantes y audazmente surrealistas de Kahlo: su obra de 1939, Las dos Fridas.

Así fue como los surrealistas estaban enamorados de los volcanes, y comenzaron a mezclar el surrealismo con el arte indígena, la brujería y la ciencia. Varo, Carrington y Horna se convirtieron en una especie de trío en la ciudad de México de los años 40; que mezclaron lo místico-esotérico de la espiritualidad, con expresiones de la mitología precolombina, el tarot, la alquimia, la astrología y el ocultismo con muchos otros elementos europeos.

 

 

 

Pero las mujeres surrealistas, cuyo trabajo floreció en México bajo la autonomía que disfrutaron en su nuevo hogar, en México reclamaban el papel de artista, se sentían libres de los rígidos roles de género en Europa, y reforzaron la idea de las sociedades matriarcales mexicanas, donde las mujeres ejercían potentes poderes mágicos.

En muchas de las obras de Varo, Carrington y Horna, las mujeres ocupan un lugar central como poderosas diosas y hechiceras, reclamando el poder sobre las áreas que previamente habían perdido o habían sido consignadas. De hecho, estas grandes artistas y muchos otros surrealistas, permanecerían en México por el resto de sus vidas haciendo que el surrealismo se expandiera y evolucionara, quedándose en la memoria colectiva de varias generaciones de mexicanos.

Una subasta de Arte Latinoamericano encabezada por Leonora Carrigton
MXCity
Leonora Carrington encabeza subasta de arte latinoamericano más importante de toda la zona, y se llevará a cabo en la majestuosa Casa Morton.

No te pierdas la subasta de una de las piezas más caras de Leonora Carrigton.

 

La Casa-Estudio de Leonora Carrington en la CDMX se encuentra en lo que fue la  vivienda de la pintora mexicana, donde se encuentran algunos muchos de los objetos que muestran la vida personal de la artista, así como una colección de libros y demás objetos personales.

En dicha vivienda, Carrington vivió el fotógrafo húngaro Emérico “Chiki” Weisz, donde está su cuarto oscuro, y sus dos hijos Pablo y Gabriel.  La casa cuenta con parte de su vida personal, como su recámara, cocina, estudio y colección de libros. Aquí se tiene planeado crear un centro de documentación digital y un Diplomado en Estudios Surrelistas, como parte del Proyecto Leonora Carrington.

 

Foto @leonoracarrington

 

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), es la institución que resguarda la casa donde la artista vivió durante siete décadas en la Ciudad de México, así como una colección de 111 de sus esculturas y siete litografías, que se ha convertido en depositaria del legado más íntimo de la autora.

En esta casa fue donde convivió con  Remedios Varo, y pasó gran tiempo con otros de sus excéntricos amigos como Julio Cortazar y Aldoux Huxley, y donde se le podía ver caminando por las calles de este vecindario mexicano. Asimismo, fue aquí donde realizó buena parte de sus mejores obras y donde finalmente murió en 2011.

 

Foto @leonoracarrington

 

Aunque Leonora Carrington, es inglesa de nacimiento, es también, mexicana por decisión. Llegó a México huyendo de los estragos de la Segunda Guerra Mundial y de la mano del escritor y periodista Renato Leduc, involucrándose en el medio cultural mexicano donde hizo grandes amigos y buena parte de su obra.

La amistad más significativa de Leonora fue con Remedios Varo, también pintora y surrealista que compartían la pasión por la literatura y las sobremesas vespertinas. Las pinturas de Leonora Carrington parten de la idea de figuras grotescas, aquelarres, animales antropomorfos, laberintos, licántropos, cadáveres, sombras, cielos estrellados, magnetismo quizá elementos que remiten a su propia existencia y su experiencia en un sanatorio mental.

 

Foto @leonoracarrington

 

En 1937 Max Ernst, maestro alemán del surrealismo, y por aquel entonces uno de los pintores más cotizados del mundo, se enamoraron y se instalaron juntos en una casa de campo en Saint Martin d’Ardeche que todavía conserva en la fachada un relieve en el que Ernst aparece representado como un Loplop, animal mitológico recurrente en su obra  y Carrington como una novia del viento.

Para continuar con su legado, La casa Morton Subastas invita a la subasta de las 215 obras de Arte Latinoamericano, entre las que se encuentra buena parte de las obras de Leonora Carrigton.

 

Foto @leonoracarrington

Esta es la tercera ocasión que Leonora Carrington encabeza la subasta una pintura, con un óleo sobre tela titulado Le livre de chevet (El libro de cabecera). Una pintura al óleo que data de 1956 y que fue solicitada en préstamo por la Fundación Mapfre para exhibirla en el Akren Modern Art en Copenhague, Dinamarca.

La pieza está valuada entre 227 mil y 324 mil dólares y será vendida junto a otras piezas de artistas como Luis Nishizawa, Joey Laville, Rufino Tamayo y Dr. Atl. De hecho, en los últimos años, las obras realizadas por Carrington han elevado su costo al punto de que su obra más cara fue vendida en 2.2 millones de dólares y la pieza, Dándole de comer a la mesa, impuso un récord de ventas en México al alcanzar los 842 mil dólares en una subasta realizada en mayo pasado.

 

Foto @leonoracarrington

 

La subasta también contempla piezas importantes de Ángel Zárraga, Vicente Rojo, Fernando García Ponce, José María Velasco, Luis Nishizawa, Manuel Felguérez, Claudio Bravo, Ignacio Iturria, Fernando de Szyszlo, Oswaldo Guayasamín, entre otros. La Subasta de Arte Latinoamericano es uno de los eventos más esperado por coleccionistas y entusiastas del arte al ser la más importante de la región, y porque en ella se puede disfrutar de obras de arte de grandes maestros de Latinoamérica en una sola exposición. Significa también un termómetro del mercado del arte y una oportunidad de inversión.

 

 

 

Subasta de Arte Latinoamericano

Dónde: Salón Candiles del Club Naval Norte, ubicado en Fernando Alencastre 310 en la colonia Lomas de Virreyes, Ciudad de México.

Cuándo: jueves 14 de noviembre de 2019 a las 19:00 hrs.

Entrada libre

Sitio web // Facebook // Twitter // Instagram

 

10 ilustraciones para saber cómo decir “te amo” en lenguas indígenas
MXCity
10 formas de decir te amo en lenguas indígenas con unas hermosas ilustraciones del Estudio Zempazuchitl.

Para que puedas decir “te amo” en náhuatl y otras lenguas indígenas.

 

El filósofo griego Platón, afirmó que el amor era la admiración mutua entre dos personas que se complementaran. La idea de amor para Platón estaba ligada a la belleza de forma pura, más allá de la mera atracción física, era una conexión de difícil comprensión, pero que al final nos hace para sentir completos de alguna manera.

Un pequeño un grupo de diseñadores del Estudio Zempazuchitl del Estado de México, hicieron 10 ilustraciones para conocer declaraciones de amor en lengua indígena.  Con esto pretenden celebrar nuestra cultura, color y sobre todo arrancar una sonrisa. Pero también hacernos recordar que nuestras lenguas son bellísimas y que no podemos caer en el error de olvidar de ese patrimonio.

Es por eso que aquí ponemos esas ilustraciones, que como sea, nunca pasarán de moda; y así puedas decirle a las personas que estén cerca de ti, “te amo” en lengua materna.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El misticismo del pueblo Wixárika cubre las osamentas de dinosaurios
MXCity
Fueron casi ocho meses de fabricación para construir estas impresionantes esculturas en donde se usaron millones de chaquiras de estilo Wixárika.

El emotivo arte huichol recubre estos prehistóricas y gigantescas criaturas.

 

 

Los huicholes son indígenas de los estados de Jalisco, Nayarit, Durango, San Luis Potosí, Zacatecas y Coahuila, cuyo arte tiene en común ser una decoración colorida utilizando símbolos y diseños creados desde hace cientos de años. Las artes folklóricas y artesanales más conocidas de los huicholes, son los cuadros de estambre y los objetos con cuentas, o abalorios.

Los cuadros de estambre consisten en presionar estambre comercial en tableros cubiertos con cera y resina, y son derivadas de una tabla ceremonial llamada nearika. Los abalorios pueden ser de arcilla, conchas, corales, semillas y se usaban para hacer joyería y decorar cuencos. Hoy en día, los abalorios se ven en máscaras y esculturas de madera cubiertas con pequeñas y coloridas cuentas comerciales sujetadas con cera y resina, pero en muchos otros casos, es posible verlos en todo tipo de objetos de la cultura popular norteamerica o de los eventos deportivos mass mediaticos o en botellas de vino o diversos decorados.

 

 

Foto Forbes

 

Este es el caso de los dinosaurios que se han llenado del arte huichol y su simbolismo que intenta representar el origen de la vida y la cosmovisión de uno de los pueblos más queridos del país. Este proyecto fue desarrollado por Arturo González, Marianela Fuentes, Sarahi Carrillo, Gustavo Cárdenas y un equipo de 26 artistas huicholes, ente ellos Saúl e Isidro Ríos.

El biólogo y paleontólogo Arturo González, fue el que tuvo la idea creativa de llevar el arte del pueblo Wixárika para ser la decoración de un dinosaurio. Los realizadores de las dos piezas paleográcas a escala, crearon dos piezas, la primera fue la de un velafrons coahuilensis y otra de un Tiranosaurio Rex, ambas cubiertas con más de un millón de chaquiras.

 

Foto México Desconocido

 

Foto México Desconocido

 

Más de ocho meses se tardaron en poder cubrir los dinosaurios con arte huichol. Pero el resultado, además de ser bellísimo, tiene todo  un código simbólico. Una pata del T-Rex tiene una ofrenda a los dioses. Una vela, peyote y maíz se ofrecen en agradecimiento a la vida y a las cosechas.

También se puede se puede ver un búho, que representa la sabiduría; un águila, que es la encargada de llevar las peticiones; una salamandra adivinadora del futuro y un grupo de venados, que danzan al rededor del hikuri. El misticismo del pueblo Wihárika cubre estas osamentas, que de día brillan bajan los rayos del sol.

 

Foto México Desconocido

 

Foto México Desconocido

 

Estas esculturas de dinosaurios fueron exhibidas por primera vez en uno  de los festivales de arte más importantes de todo el mundo: Burning Man. Este escenario se presenta año tras año en Black Rock City, una mega ciudad campamento en el desierto de Nevada.

Tiempo después las figuras se llevaron al festival de arte Catharsis on the Mall. La réplica es 100 por ciento mexicana y ha dejado enorme impresión en el país del norte, al convertirse en una de las obras de arte y movimiento más admiradas, pues ha logrado conquistar las miradas de los extranjeros con su arte huichol o Wixárika.

 

Foto ActualMx

 

Foto ActualMx

La figura estuvo financiada por el empresario Gustavo Cárdenas Moreno, quien ha destacado sus códices impresos de la cultura huichol que exaltan la naturaleza. Ahora mismo se encuentra conquistando a todos en la exhibición Eaton, que se lleva a cabo en la capital de EUA.

 

Casa Equis: la galería capitalina donde el arte tradicional y emergente convergen
MXCity
Si estás buscando una galería de arte que reconcilie el arte independiente y el tradicional desde una perspectiva contemporánea, Casa Equis es el lugar perfecto.
casa-equis

La cantidad de museos y galerías que hay en la Ciudad de México es enorme; Casa Equis es de los pocos espacios que ofrece una perspectiva original ante la problemática del arte independiente vs. el tradicional.

 

¿Abrumado por las dimensiones aparentemente inabarcables de los grandes museos o por sus enfoques estrechos? No desesperes, aquí te recomendamos una alternativa fantástica donde podrás satisfacer tu apetito artístico por lo nuevo y también por lo clásico.

Casa Equis mantiene sus exposiciones en constante rotación. Esto le permite a los artistas mostrar su obra en todos los lugares posibles de la ciudad y maximizar su exposición ante el público.

 

casa-equis
Imagen de: Casa Equis.

 

La galería cuenta con dos salas: una se enfoca a la exhibición prolongada de la obra de un sinnúmero de artistas, mientras que la segunda se acerca más a la obra individual en movimiento y a la experimentación. Además, la primera sala cuenta con una cafetería; aquí podrás saciar tu apetito e interactuar con otras personas interesadas en el arte, tanto clásico como contemporáneo.

No solo es un escenario de exhibición, sino que también ofrece espacios para sociabilizar y forjar lazos en la comunidad artística metropolitana. Así, se fortalece una comunidad que muchas veces se encuentra en un estado de fragilidad.

 

casa-equis
Imagen de: Casa Equis.

 

Una de las exposiciones individuales que están vigentes en este momento es Ojo Histérico, de la pintora mexicana Nicole Chaput, con curaduría de Ana Segovia.

Esta instalación se enfoca en el paso del tiempo y en la manera en que los materiales, al igual que el propio cuerpo humano, lo acusan. Nada queda inmune ante el transcurrir de los segundos: todo se transforma y cambia. Esta exposición nos enseña no a temerlo, sino a aceptarlo como parte de la vida y a hacer algo maravilloso con él.

 

casa-equis
Concepto de Nicole Chaput. Curaduría de Ana Segovia. Imagen de: Casa Equis.

 

Casa Equis

Dónde: Calle Dr. Enrique González Martínez 7A, Sta. María la Ribera, del. Cuauhtémoc.

Cuándo: jueves y viernes, de 1 pm a 10 pm; sábados, de 11 am a 22 pm; domingos, de 11 am a 8 pm.

Para más información acerca de Casa Equis, checa su sitio web.

En caso de que tu apetito artístico aún no esté satisfecho, échale un ojo a estas galerías: Óvalo y Proyectos Monclova.

*Imagen destacada de: Casa Equis.