Comunidad
Más de 4 mil piezas prehispánicas se han encontrado en el Proyecto Chapultepec
MXCity
Desde hace unos años el cerro de Chapultepec ha sido un espacio de muchas excavaciones, investigaciones y descubrimientos arqueológicos.

En tres secciones de Chapultepec se ha encontrado material arqueológico.

 

Desde que Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia, anunció la incorporación de una sección más a las tres ya existentes del Bosque de Chapultepec, como la pieza final para desarrollar el complejo artístico-cultural y ecológico “más grande del mundo”.

Con este plan se pretende articular todos los espacios culturales ya existentes en las distintas secciones y que comprenden 11 museos, cinco parques, áreas naturales, el Panteón de Dolores, así como la Feria de Chapultepec. La coordinación del complejo estará a cargo de la Secretaría de Cultura y del gobierno de la Ciudad de México, mientras que la dirección creativa será responsabilidad del artista plástico, Gabriel Orozco, quien anunció que no cobrará por su trabajo.

 

 

Este espacio en Chapultepec será sede de la Orquesta Carlos Chávez y se convocará a formar una orquesta comunitaria. La misión del proyecto es incluir a cada mexicano al goce de la diversidad cultural que tiene nuestro país. Durante las excavaciones y el proceso de construcción de este enorme complejo, se han hallado petrograbados, casas y entierros, dentro del nuevo plan para el bosque debe considerar que es Zona Arqueológica de la Ciudad de México.

 En el Bosque de Chapultepec también se encontraron más de 4 mil piezas prehispánicas, como botones, figurillas en diferentes posiciones, puntas de flecha de obsidiana en diversas tonalidades y vasijas. Pero en el bosque, que cuenta con tres secciones, también han sido localizados petrograbados, entierros, restos humanos, así como estructuras de templos y casas.

 

 

Los vestigios prehispánicos confirman que en Chapultepec habitaron por lo menos tres culturas: mexica, tepaneca y teotihuacana, comentó en entrevista para el periódico El Universal, la arqueóloga María de Lourdes López Camacho, coordinadora del Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec.

“Conmigo no se han acercado para analizar algo sobre el proyecto cultural y los vestigios, creo que a ciertas autoridades sí. Creo que cuando tengan el proyecto ejecutivo y cosas más en forma se darán cuenta que están dentro de una Zona Arqueológica. Querrán hacer obras pero será necesaria la presencia de un arqueólogo que vigile las excavaciones. Espero que haya acercamientos y espero que haya esa sensibilidad (para salvaguardar el patrimonio)”, dice la investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

 

 

María de Lourdes López Camacho inició el Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec. A 10 años, la investigadora relata que en las tres secciones se han encontrado más de 4 mil piezas prehispánicas. Además cuenta la historia del territorio y habla de las complicaciones por la extensión del terreno y de otros factores como el recorte presupuestal.

El cerro de Chapultepec, dice la especialista, en realidad “es el volcán de Chapultepec” y es la formación más antigua de la cuenca de México, y se caracterizó por tener, según diferentes estudios, 13 manantiales que fueron explotados hasta mediados del Porfiriato.

 

 

“Los datos históricos nos indican que en el cerro de Chapultepec hubo ocupaciones desde el Preclásico, Clásico y Posclásico. A diferencia de otras áreas de la ciudad, el cerro tuvo áreas donde pudieron asentarse grupos humanos. Es decir, el espacio se caracteriza por tener una temporalidad continua porque hasta el día de hoy el área de Chapultepec sigue con ocupación humana”, comenta.

El cerro de Chapultepec ha atravesado por diferentes momentos. En la época prehispánica se construyeron los “baños de Moctezuma”, un adoratorio y una unidad habitacional. Sin embargo, para el periodo virreinal se realizó la primera etapa del “castillo”, entre 1785 y 1787. Luego fue casa de descanso del virrey Bernardo de Gálvez. También fue espacio del colegio militar y a partir del Porfiriato una parte fue usada como residencia presidencial, pero desde el 3 de febrero de 1939 se convirtió en sede del Museo Nacional de Historia.

 

 

“Desde la época prehispánica hasta hoy, el cerro de Chapultepec ha sido símbolo de poder. Además destacó mucho el uso del agua, porque había cerca de 13 manantiales”, dice la arqueóloga. En 2018 fueron encontrados en la segunda sección un caserío de estilos teotihuacano aunque señalando López Camacho “no sabemos si son contemporáneos, antes o posteriormente a Teotihuacán, aun nos faltan hacer pruebas”.

El agua de los manantiales de Chapultepec era trasladada hasta Templo Mayor a través de acueductos; sin embargo, estas estructuras no se conservan, sólo está el acueducto que atraviesa por avenida Chaultepec a la altura de la estación del Metro Sevilla, que fue el último en construirse.

 

 

En 2009, María de Lourdes López emprendió el Proyecto arqueológico Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec. No fue una tarea fácil, dice, porque “nadie creía que ahí hubiera vestigios”; sin embargo, propuso un recorrido de superficie en las tres secciones. “Hicimos fotografía aérea de la mayor parte del Bosque de Chapultepec. Después recorrimos las áreas con ‘anomalías’, es decir, aquellas zonas en las que dictaminé como partes que no eran naturales sino que eran construcción humana, en especial los puntos anómalos eran simétricos o cuadriculares”.

Tras los primeros recorridos, vestigios fueron hallados en diferentes zonas. La arqueóloga decidió iniciar un expediente para que el Bosque de Chapultepec obtuviera la declaratoria de Zona Arqueológica. Dicha declaratoria se obtuvo en 2016, y comprende la Primera y Segunda sección, así como partes de la Tercera.

 

 

“En la Primera sección hemos encontrado materiales teotihuacanos, cerca de Los Pinos; sin embargo, esa área no fue la única con ocupación prehispánica, pues dentro de Los Pinos, en el Parque La Hormiga, en 2018 encontré un entierro teotihuacano: era una olla con cenizas”, comenta la investigadora. En la Segunda sección, Lourdes López participó en 2018 en el proyecto de la remodelación de la Feria de Chapultepec, de donde se pudieron obtener dos entierros.

“En uno encontramos la mitad de un cráneo, la otra mitad ya formaba parte de la cimentación de un juego mecánico. Ahí también encontramos partes de brazos y piernas. Desgraciadamente no fueron encontrados los entierros completos, pero ahí está la muestra que nos indica que hubo más, que hubo una zona habitacional porque en aquella época los entierros se hacían adentro de las casas”.

 

El futuro de nuestra alimentación se encuentra en el nopal
MXCity
La capacidad del nopal para sobrevivir en climas áridos y secos, sus grandes aportes alimentario y su sabor lo convierten en alimento del futuro.

El nopal es endémico de América y se puede encontrar en todo el continente.

 

El nopal o opuntia es una planta de la familia de las cactáceas con más de 300 especies nativas del continente americano. El nopal crece de forma silvestre desde el sur de Estados Unidos hasta la Patagonia. Fueron introducidas en Europa por los conquistadores españoles para aprovechar suelos poco productivos del sur de la península ibérica, y de allí pasaron a Italia donde existió una pequeña industria ligada a ellas.

La Opuntia ficus es conocida como xoconostle, nopal o chumbera; sus frutos comestibles son las tunas o higos chumbos, muy populares en México, Chile, Argentina, Perú, Sicilia, en el sur de Italia, las islas Canarias, Andalucía, Extremadura, en el sur de Castilla y el Levante español, donde incluso se hacen productos tales como jugos, dulces o cerveza con sus frutos.

 

 

Los nopales son ricos en fibra soluble, posee un efecto de saciedad y de reducción en la absorción de grasa a nivel intestinal, contribuyendo a la disminución de peso. Las fibras vegetales del nopal controlan el exceso de producción de ácido gástrico y protegen la mucosa del estómago e intestinos.

Y como la forma en que nos alimentamos ya no es sostenible, ya que el planeta está llegando a su límite; la agencia de las Naciones Unidas (FAO por sus siglas en inglés) que guía un esfuerzo internacional para poner fin al hambre y prever las crisis alimentarias que puedan venir en el futuro debido al cambio climático, está volteando a ver alimentos que puedan ayudarnos. Uno de los candidatos que tenemos que tomar en cuenta es el nopal.

 

 

 

En México consumimos un promedio de 6.4 kilos anuales por persona, según la ONU, en realidad no es un producto común en otros lugares. Desde 2017 la FAO está realizando un esfuerzo por educar a comunidades afectadas por la sequía del cultivo de este cactus. Esto se debe a que el nopal es de la familia de los cactus, y por ello su cultivo requiere de poca agua, cuya escasez se debe a una de las crisis que se avecinan.

La FAO no es el único que está recomendando el cultivo de nopal, el Foro Mundial para la Naturaleza (WWF) se alió con Knorr para crear una lista de los 50 alimentos del futuro, una serie de cultivos seleccionados debido a su valor nutrimental, accesibilidad, sabor y bajo impacto ambiental.

 

 

 

Para México, seleccionaron 17 cultivos entre los cuales hay verduras como berro, espinaca, nopal, kale y flor de calabaza; tubérculos como jícama y camote; leguminosas como frijoles negros, habas y lentejas y cereales como la quinoa, el amaranto y el arroz salvaje.

Y es que el nopal tiene un poder hipoglucemiante muy recomendable como prevención y tratamiento que disminuye las concentraciones de glucosa en la sangre. Científicos de la UNAM descubrieron que su harina reduce el riesgo a desarrollar ésta enfermedad debido a su contenido de calcio. Las pencas de nopal más grandes y maduros son las que contienen más calcio.

 

 

 

El nopal también tiene altos antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres que envejecen la piel. Ayuda a regenerar las células de la piel para permitir la cicatrización de las heridas. Los aminoácidos y las fibras que contiene el nopal actúan de manera conjunta con efectos antioxidantes y las vitaminas presentes previenen la formación de placas grasosas en las arterias, reduciendo el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Tanto el consumo del nopal como la aplicación de productos tópicos de pencas de nopal, tienen efectos benéficos en heridas e infecciones de la piel. El método de preparación no influye en los beneficios que éste aporta a nuestro organismo, siempre y cuando se consuma en su estado natural y no en pastillas.

 

 

 

Su gran resistencia la convierte en un alimento útil de último recurso y parte integral de los sistemas agrícolas y ganaderos sostenibles. Es por eso que el cultivo del nopal se está extendiendo lentamente en todo el mundo, impulsado por la creciente necesidad de plantas resilientes frente a la sequía, los suelos degradados y las temperaturas más altas. En Brasil más de 500.000 hectáreas de plantaciones de cactus son destinadas al suministro de forraje. La planta también se encuentra en granjas en África del Norte, y en la región de Tigray en Etiopía cuenta con alrededor de 360.000 hectáreas, de las cuales la mitad son cultivadas.

Los jardines verticales del Periférico reciben reconocimiento internacional
Alan Roque
Vía Verde, la empresa creadora de este proyecto fue reconocida por el Foro Económico Mundial como una de las “Pioneras tecnológicas del mundo”.

Una de las opciones más ingeniosas (y ciertamente confortables) que ayudan a contrarrestar el deterioro ambiental producido por la dinámica urbana, es la creación de espacios verdes en nuestros entornos; ya sea una azotea verde –superpuesta arriba de nuestros hogares o áreas de trabajo–, jardines verticales  –que también sirven como reguladores térmicos, ayudando a enfriar o calentar el interior del edificio y suponer una ahorro considerable de energía– o cualquier otro tipo de jardín, área verde o “pulmón” urbano que dote de un buen respiro a nuestra salud y al medio ambiente. 

Como se sabe, hoy en día 6 mexicanos de cada 10 están contrayendo enfermedades respiratorias debido a la mala calidad del aire que hemos engendrado en los últimos años. Se tiene el registro de que, al menos desde  hace poco más de una década, la Ciudad de México no había estado tan contaminada como en estos días. Y aunque las noticias virales sobre los estados de pre y contingencia hayan cesado, esto no significa que la contaminación lo haya hecho. De hecho, los programas como el doble hoy no circula han resultado insuficientes.

Frente a esta urgencia, se han hecho sonar diversas propuestas que dibujan a una Ciudad de México libre de polución, entre ellas está la creación de jardines verticales en avenidas emblemáticas de la capital. 

 

jardines verticales periferico ciudad de mexico-3

 

Hace no mucho la página de change.org, dio a conocer la petición de Vía Verde, una iniciativa ciudadana con la que se pretende la contemplación e instalación de jardines verticales en las columnas del segundo piso del Periférico. Según la Organización Mundial de la Salud, los núcleos urbanos deben contener un mínimo de 9 m2 de área verde por habitante para mantener una buena calidad de vida. La Ciudad de México posee únicamente 5.3 m2 de área verde por habitante, esto significa un déficit de 3.7 m2 per capita (poca más de 30 millones de m2 de áreas verdes).

En la petición se propone instalar 40,000 m2 de jardines verticales en las más de 700 columnas del segundo piso del periférico. Estos “pulmones” verdes no afectarían la estructura de las columnas, además de que se contemplaría su riego automatizado mediante la lluvia captada en la superficie de rodamiento del segundo piso. Esto, regalaría cientos de beneficios ambientales a la ciudadanía además de que transformaría drásticamente la imagen urbana de una de las vías más transitadas de la Ciudad de México, a lo largo de más de 30 kilómetros.

 

jardines verticales periferico ciudad de mexico-2

 

 

El nombramiento de busca reconocer las 56 compañías que están transformando sus industrias y mejorando el futuro del mundo a través de tecnologías disruptivas e innovadoras como inteligencia artificial, ciudades inteligentes, agricultura, biotecnología, robótica, entre otras.

Estos llamados jardines verticales transforman la infraestructura urbana de concreto para transformarla en espacios verdes que generan oxígeno, lo que permite mejorar la calidad del aire y reducir las islas urbanas de calor en grandes ciudades como la CDMX.

 

 

“Vía Verde y sus colegas galardonados son líderes en el uso de tecnologías innovadoras para transformar sus industrias. Vemos un gran potencial para esta generación de empresas otorgado soluciones a los desafíos globales y mejorando el futuro del mundo”, aseguró Fulvia Montresor, Jefe de Pioneros Tecnológicos del Foro Económico Mundial.

El nombramiento fue concedido durante un evento realizado en Dalian, China, en el que se elige a los proyectos tecnológicos más prometedores del mundo, seleccionados por un comité de académicos, emprendedores y funcionarios de gobierno de más de 90 países. Esta distinción se ha otorgado en años anteriores a empresas como Google, Twitter, Spotify, Airbnb, Mozilla, entre otras. Ver imagen en Twitter

 

 

También en MXCity: Mira los proyectos de arquitectura sustentable que se encuentran en tu ciudad

Nacen seis crías de lobo mexicano en el Zoológico de Chapultepec
MXCity
Estos pequeños lobos representan una esperanza para la conservación de esta especie en peligro de extinción.

Hace unas semanas nacieron 6 crías de lobo mexicano en el Zoológico de Chapultepec, quienes representan una esperanza para la conservación de esta especie en peligro de extinción, ya que en la vida silvestre ya no se les encuentra.

Se trata de los hijos de Seje, una hembra de siete años y Rhi, un macho de cinco años de edad.

 

 

La Dirección General de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre informó que el nacimiento de la camada ocurrió el pasado 12 de mayo. Actualmente los cachorros se encuentran en periodo de lactancia y salen de su madriguera por cortos periodos.

El sistema de monitoreo del recinto de lobos mexicanos en el Zoológico de Chapultepec permitió dar seguimiento al estado general de los padres y de las crías, quienes aún se mantienen con sus padres.

En los próximos días el equipo de médicos veterinarios pueda realizar las primeras aproximaciones para realizar su primer examen físico para evaluar el estado de salud de la nueva camada, que se integra por seis cachorros que ya han comenzado a salir de sus madrigueras.

 

 

Aunque en este momento los lobitos no están a la vista, porque permanecen en la lobera y sólo después de dos meses empiezan a asomarse al exterior, cuando ya pueden alimentarse por ellos mismos.

La directora general de zoológicos de la CDMX celebró el nacimiento de esta camada, pues se encuentran sanos, pesando en promedio seis kilos y aunque por lo menos los próximos dos años seguirán viviendo en este zoológico, dijo que el objetivo es reinsertarlos a la vida silvestre para que no vivan solamente en cautiverio.

De acuerdo con información de la Sedema, el lobo mexicano está en peligro de extinción debido a la caza indiscriminada, así como por la pérdida de su hábitat natural.

Adicional a esto, dicha especie fue objetivo de muchos ataques en el pasado, pues se consideraba un peligro para la ganadería.

Arqueólogos mexicanos investigan los barcos hundidos de Hernán Cortés
MXCity
Encontrar los barcos de Hernán Cortés es un descubrimiento fascinante para la arqueología subacuática en México, y para la historia de la humanidad.

A 500 años de la llegada de Cortés se indagan sus navíos…

 

Aunque no es posible tener una certeza fidedigna de los hechos, se cree que fue el 21 o 22 de abril de 1519, cuando Hernán Cortés desembarcó en la Villa Rica de la Vera Cruz , con una flota conformada por 10 barcos que hundió en costas mexicanas. 500 años después, Roberto Junco Sánchez, titular de la Subdirección de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y el arqueólogo norteamericano Christopher Horrell emprendieron el “Proyecto de arqueología en la Villa Rica. Tras los pasos de Del Paso y Troncoso y los barcos hundidos de Cortés”.

Desde 2018 esta investigación es precursora de la arqueología subacuática en México. Su objetivo es el de localizar los pecios europeos más antiguos en aguas mexicanas, donde el INAH usa un magnetómetro y un sonar de barrido lateral, entre otras tecnologías, con una beca de la National Geographic Society, gestionada por “Chris” Horrell, así como el apoyo técnico de la empresa Marine Magnetics y otros especialistas norteamericanos.

 

 

Los trabajos en campo abarcan un área de más de 10 km2 perteneciente a las aguas de la antigua Villa Rica, en el municipio veracruzano de Actopan. A bordo de una embarcación, se realizan transectos paralelos en profundidades que van de los dos a los 15 metros, en aras de localizar anomalías que indiquen la probable ubicación de objetos históricos.

El magnetómetro detecta variaciones en el campo magnético de la Tierra, y con la intensidad y distribución de dichas variaciones es posible crear un mapa y definir sitios de alto potencial para luego bucear y excavar. Serán los artefactos metálicos que pudieron haber sobrevivido bajo el agua, los que funcionen como indicadores de algún derrelicto mayor, son clavos, sujetadores, anclas y otros materiales hechos con hierro, además de jarcias y bultos de lastre.

 

 

 

Según los investigadores las Cartas de Relación, y otras fuentes como la crónica de Bernal Díaz del Castillo, Cortés no quemó sus naves. Esto es un mito construido a partir de referencias de la antigua Grecia, sino que más bien, extrajo de ellas todo lo que le sería útil y luego perforó sus cascos para hundirlas y eliminar la posibilidad de que una parte de sus tropas se amotinara y volviera a Cuba.

Acorde a diversos historiadores, fueron 11 las naves que Cortés trajo a la actual costa mexicana, y 10 las que deshabilitó, porque envió una directamente a España para dar noticias de su situación y sus planes. Los arqueólogos no descartan que las aguas veracruzanas resguarden también barcos de la expedición de Pánfilo de Narváez, a quien el gobernador de Cuba, Diego Velázquez, había enviado para capturar a Cortés.

 

 

 

Solo Don Francisco del Paso y Troncoso había indagado metódicamente en la huella submarina de la flota perdida, pero ni aquella iniciativa ni los proyectos aficionados posteriores han tenido éxito en localizar nave alguna. Por lo que encontrar alguno de los barcos de Cortés o Narváez ayudará a saber más de sus materiales, características y de la vida cotidiana en ellos.

A la fecha se han localizado de entre 60 a 70 anomalías magnéticas, y se continúa con la revisión de los datos y muestras para ubicar las zonas donde encontraron fierro y hierro. Todavía falta hacer pozos, excavar en los lugares de las anomalías para ver su esto permite detallar qué elementos hay en el lugar, como pernos, anclas, cañones, todo tipo de objetos metálicos que tenía un barco, incluso la madera con los clavos de su construcción.

 

 

 

Aunque las probabilidades de encontrar restos de los 10 barcos son altas, como indica el investigador Roberto Junco, el proyecto se encuentra en las primeras etapas, por lo que esperan entrar en 2020 a la segunda y que en la medida que localicen las embarcaciones planearán nuevas fases. Hasta que sea viable conservar los objeto en los lugares expuestos al aire, estos se sacaran. De lo contrario permanecerán en el sitio.

Otro de los objetivos del proyecto es resaltar el papel de la Villa Rica, lugar que antaño era importante para la navegación, pero que actualmente se encuentra abandonado. Proyectos de este tipo se contribuyen a la reflexión sobre la idea de “conquista”, y sobre todo el de la navegación y los barcos que no eran tripulados únicamente por españoles, también había italianos, portugueses y griegos.