Fashion Guide
Arkatha, la marca mexicana que combina lazos familiares con moda y sutileza
MXCity
Arkatha es una marca creada por dos hermanas, una diseñadora de moda y una publicista especializada en moda; su misión: crear prendas para vestir a un público joven que combinen funcionalidad, detalles de diseño y comodidad.

Arkatha, moda mexicana elegante y accesible.

 

Por fortuna, las “Prendas de diseñador” ya no sólo pertenecen a las pasarelas internacionales, también se confeccionan en nuestro país y es cada vez más común que la gente experimente y se acerque a las marcas mexicanas. Arkatha es una marca de moda orgullosamente mexicana, creada en 2015 por las hermanas Ariane y Thalía Navarro. La marca surge con el propósito de darle a las mujeres una indumentaria cien por ciento nacional, cómoda y con una línea visual inspirada en la cultura y fotografía con sus formas elegantes y románticas colecciones.

 

 

Ariane es diseñadora de vestuario y publicista. Thalía es especialista en marketing. Esta fascinante dupla combina a la perfección el éxito y el talento. Y mientras muchos diseñadores se ocupan la originalidad de las piezas, Arkatha enfatiza la comodidad, la facilidad para combinar las prendas en el uso diario, hace prendas que sean práctica y libres, además de tener precios razonables.

 

 

Esta firma de moda tiene un sello femenino en muchos niveles. Se caracteriza por el uso de colores sobrios y neutros, además de siluetas que evocan a la sofisticación; ofrece una propuesta de diseño innovador con un énfasis en la funcionalidad y adaptabilidad de las piezas al guardarropa de todos los días. Lo que hace única a la marca es que se trata de una visión femenina de diseño que entiende las necesidades de otras mujeres, que sabe cuáles son sus necesidades y a partir de ese punto, desarrollan productos que podrán satisfacer a las mujeres de una forma sutil y precisa. 

 

 

En el proceso creativo de las prendas, se desea basar la colección en algún nudo, botón o corte asimétrico, para que cada prenda sea única y pueda comunicar a qué colección o temporada pertenece. Además, Arkathta se inspira en la riqueza natural y las costumbres de México, que es lo que las hace sentir orgullosas de formar parte de la industria de la moda en el país.

 

 

Este equilibrio entre vida diaria y diseño innovador, se caracteriza por colores sobrios, neutros y por siluetas que muestran la fusión de la sofisticación y los básicos. Esta marca, a diferencia de otras marcas, se destaca por ser accesible a todo tipo de personas, al tener prendas versátiles, minimalistas y funcionales para cualquier ocasión. Arkatha está pensada para favorecer todos los tipos de cuerpo de una forma cómoda y minimalista, con toques contemporáneos, elegantes y hermosos.

 

 

Arkatha

¿Dónde? Av. Coyoacán 1120 int., 12, Col. del Valle

¿Cuándo? Lunes a viernes de 12:00 a 19:00 hrs.

Web // Facebook // Twitter // Instagram

La Fábrica Social de artesanías que promueve el comercio justo
MXCity
La Fábrica Social promueve el comercio justo, el empoderamiento de la mujer indígena y el valor de los diseños tradicionales.

La Fábrica Social ayuda a las mujeres indígenas mexicanas.

 

La Fábrica Social tiene ha creado una gran asociación con artesanas textiles del varios lugares del interior de la república, con el firme propósito de promover el comercio justo, el empoderamiento de la mujer indígena y el valor de los diseños tradicionales.

Esta empresa social cien por ciento mexicana, está completamente dedicada al apoyo y difusión del trabajo y conocimiento de mujeres artesanas indígenas en México. Colabora en el desarrollo y producción de ropa y textiles artesanales, facilitando herramientas de diseño, organización y administración y comercializando el producto final.

 

 

El objetivo de la Fábrica Social es la de apoyar a artesanas indígenas a tener ingresos fijos y estables por medio del comercio justo de los productos de su oficio tradicional. Trabajan en más de cinco estados de la república mexicana con más de 120 mujeres indígenas.

El comercio equitativo es una forma alternativa de comercio promovida por varias organizaciones no gubernamentales, la Organización de las Naciones Unidas y por los movimientos sociales y políticos que promueven una relación comercial voluntaria y justa entre productores y consumidores.

 

 

 

Esta iniciativa surge para crear canales comerciales innovadores, dentro de los cuales la relación entre las partes se orienta al logro del desarrollo sustentable y sostenible de la oferta. El comercio justo se orienta hacia el desarrollo integral, con sustentabilidad económica, social y ambiental, respetando la idiosincrasia de los pueblos, sus culturas, sus tradiciones y los derechos humanos básicos.

Desde hace ocho años, la Fábrica Social colabora diseñando prendas que suman la creatividad y el conocimiento de mujeres artesanas indígenas e impulsando la construcción y el crecimiento de un mercado equitativo y justo.

 

 

 

Con la filosofía de que el comercio puede ser considerado una versión humanista del comercio libre, que al igual que este es voluntario entre dos partes, y no tendría lugar si ambas partes no creyeran que iban a salir beneficiadas; se hace rentable la artesanía indígena, al mismo tiempo que se respeta la libertad creativa, la innovación y alta calidad de la identidad de las cooperativas, en la medida en que se crea igualdad de oportunidades y se le concede su cota de dignidad y autonomía a los pueblos indígenas.

En la Fábrica Social se empeñan en demostrar se pueden crear firmas de moda que unan artesanía, fomentando las tradiciones textiles mexicanas. La firma fue creada por la diseñadora Dulce Martínez se dedica a difundir los oficios tradicionales e impulsar el desarrollo de las capacidades de mujeres artesanas textiles, creando una escuela rural de diseño itinerante que imparte talleres en diseño, organización, administración y Comercio Justo a mujeres indígenas en México.

 

 

 

Así es como se comercializa ropa, accesorios y textiles para el hogar diseñados y elaborados de manera artesanal por las comunidades indígenas de México. Sus creaciones se dirigen a mujeres urbanas que buscan rodearse de piezas artesanales innovadoras y desean apoyar, con sus compras, a las talentosas mujeres indígenas, mejorando su calidad de vida.

Hoy en día, la Fábrica Social está conformada por Dulce Martínez, Daniela Gremión, Paola de la Rosa, James Ritch y Ricardo Peón. Cuya misión es la de apoyar a las artesanas indígenas a tener ingresos fijos y estables y se encuentran en Hidalgo, Guerrero, Chiapas, Oaxaca y Yucatán, así como en la colonia Roma y Polanco. Cuenta con diversos estilos de ropa y accesorios para dama. Estos son creados en los talleres de diseño, las artesanas experimentan con herramientas que les permiten innovar con sus técnicas tradicionales, para desarrollar ideas y propuestas para su colección.

Fábrica Social ayuda a editar sus ideas y volverlas más comerciales, las mujeres artesanas siempre diseñan el textil y proponen las temáticas de la colección, mientras que la Fábrica propone las bases como son la gama de colores y materiales. Ya sean las Artesanas  Amuzgas de Guerrero, Nahuas de Jaltocan o Mayas de Dzitnup, Yucatán,  Tsotsiles de Zincantán, Chiapas; todos salen beneficiados.

 

 

 

Fábrica Social

Dónde: CDMX, Colonia Roma, en Córdoba 67, int. 7 en el centro en Isabel la católica 30 y en el pasaje Polanco local 24.

Cuándo: (Roma) lunes a viernes de 10:30 a 19:00

(centro) Lunes a viernes de 10:00 a 20:00

Tienda en línea // Sitio web // Facebook // Twitter // Instagram

Fotos de Fábrica Social

Tamarindo Guayaba, una tienda vintage de artesanías y arte de ediciones limitadas
MXCity
En Tamarindo Guayaba podrás encontrar objetos especiales a la venta llenos de colorido y con una historia única.

Esta hermosa tienda de la Condesa nos recuerda a nuestra cultura en cada objeto.

 

Aunque hoy en día se tenga la posibilidad de hacer turismo espacial, al menos en teoría, muchas personas prefieren el vestigio y el pasado, lo vintage; es decir, objetos o accesorios con cierta edad, que son muy “nuevos” como para catalogarse antigüedades  pero que son muy “viejos” como para para venderse como objetos de lujo.

Lo vintage nos atrae porque el futuro es abrumador. Si alguna vez nuestros abuelos y padres pensaban que lo que importaba era lo que viniese del mañana, en la era de lo atómico, del plástico y las Casas-Futuro, ahora lo que interesa es el pasado. A las personas nos gusta recordar las cosas porque hay añoranza, ny sobre todo un nivel de accesibilidad más grande, que el viaje al espacio. Es por eso que decidimos utilizar tazas vintage, decorar nuestra sala con un cuadro de los años 60 y recuperan el estilo y la estética de la abuela.

 

 

 

La tienda Tamarindo Guayaba sabe bien que su público añora los objetos únicos, divertidos y con esa estética que nos remite a la tradición mexicana. En esta tienda todo es especial de alguna u otra manera, las piezas son únicas o están hechas a mano, además de que muchos objetos disponibles  vienen de países como Japón, Corea, Panamá y Colombia pasando por piezas antiguas de Europa de Este y Nueva York.

Daniela Kiehnle es la dueña de la tienda y la mente maestra detrás de esta hermosa tienda, cuya selección de piezas que están a la venta, son las que ha reunido de sus viajes y encuentros fortuitos con artesanos caminando en la hora y lugar indicados. Además, Daniela es una cliente de mercados y tianguis de la CDMX.

 

 

 

Por si esto fuera poco, Tamarindo Guayaba se encuentre en un edificio de 1911, y una de sus piezas más antiguas es un vestido de 1910 caracterizado por un estampado que resulta extraño imaginar ser usado en aquel periodo. Este lugar especial se ubicado en la esquina de Juan de la Barrera y Pachuca de la colonia Condesa de la CDMX.

La fachada de la tienda posee unos rótulos coloridos que dicen “Tamarindo Guayaba”, y que dejan ver este espacio y algunos de sus peculiares objetos. Algunos de los objetos difíciles de conseguir son un florero Art decò, jabones de Israel, juguetes japoneses, telas africanas, un libro tejido y joyería hasta colaboraciones con artistas como la ilustradora Rachel Levit, con sus piezas Mujer Nopal; los indestructibles anillos de Los Meses; las bolsas y playeras bordadas a mano de Kashé & Shirotta; hasta las singulares pipas de Kong Cerámica.

 

 

 

Es un lugar que también aprecia el trabajo de la gente que no se considera artista o artesano, tal vez una señora apasionada por el bordado o tal vez un curioso que realizó una bonita caja hace muchos años puede estar expuesta en la tienda. Muchas historias encerradas en cada uno de los objetos, en sus texturas o detalles que reflejan su paso por el tiempo y que esperan ser encontradas por el siguiente dueño, aquel que lo encuentre significativo

Este lugar es un sitio que nos despierta la curiosidad ya que está repleta de objetos vintage, juguetes, cerámica, telares y objetos nacionales. El broche de oro son las colaboraciones con colectivos emergentes y trabajos de artesanos amateurs. Échale ojo a los rebozos de Casa Tigre Blanco, a las litografías feministas de Rachel Levit y a la cerámica surrealista de Ilse Monroy.

 

 

 

Tamarindo Guayaba

Dónde: Juan de la Barrera s/n esquina Pachuca, Condesa.

Cuándo: Martes a domingo de 12:00 a 20:00 hrs.

Entrada libre

Facebook // Instagram

 

Fotografías de Timeout México

 

Negro: moda, arte, muebles, tatuajes y más artículos del color del espacio
MXCity
Además de la venta de todos los artículos de color negro, color que nunca estará fuera de temporada, ¡habrá mezcal y cerveza gratis!

Negro no es un color, es un estilo de vida.

 

Es venta tiene como fin reunir a diversas disciplinas para rendirle homenaje al color negro, un color clásico y atemporal al que todos amamos. Así que podrás econtrar desde prendas, muebles, accesorios y artículos de diseño, hasta arte, todo bajo el mismo concepto de esta tonalidad. Los productos participantes son elaborados por marcas y diseñadores nacionales y se llevará a cabo en Ikal Store.

 

Ikal Store es la creación de Concepción Orvañanos y Eduardo Dubost, es un proyecto que conjunta el diseño mexicano, la curaduría y el deseo de ser un espacio que funcione como difusor cultural. Concepción Orvañanos es una mujer que se inspira en las tradiciones mexicanas para la creación de sus proyectos, y desde hace años se ha dedicado al desarrollo de empresas que se relacionan con el mundo de la moda, el arte y el diseño artesanal. Eduardo Dubost es un apasionado del arte y diseño mexicano, es un reconocido emprendedor en los ámbitos hoteleros, conceptuales, marcas y boutiques con múltiples proyectos que recuperan en sus conceptos los cánones tradicionales.

 

El propósito de esta mezcla, es hacer que IKAL sea un concept store plataforma para diferentes casas de diseño mexicano, donde además se promueva el talento nacional y se cree una comunidad de diseñadores que emergen como marcas independientes.

Como el objetivo de IKAL Store es ser una plataforma que impulse el diseño mexicano bajo una curaduría muy detallada, y enfocada tanto en la calidad como en la propuesta de diseño. Ikal Store se volverá el punto de encuentro de la venta de ropa, calzado, accesorios, arte, muebles, que rinden un homenaje al color negro. Además de organizar este evento especial, habrá tatuajes y una exposición de arte, mezcal y cerveza de cortesía.

Al llegar encontrarás una Exposición del artista visual y diseñador venezolano, Daniel Adolfo, y sus dibujos estarán a la venta. También podrás hacerte un tatuaje con el estudio TTOO, (con previa cita) y un costo promedio de $1,200. 

También prepárate para el lanzamiento de la marca mexicana Heart of Darkness en IKAL Store, cuyo concepto es el negro. La venta de joyería de la marca VARON, artículos de Taller de Obsidiana, un estudio de diseño y fabricantes que elaboran objetos hechos con esa piedra y mucha  música también inspirada en el negro.

Negro: Ikal Store

¿Dónde? Ikal Store: Masaryk 340, Polanco.

¿Cuándo? Vie. 3 y sáb. 4 de agosto, 2018; 11:00 a 20:00.

Entrada libre.

Facebook

Gildo Medina, el fascinante artista mexicano que diseñó para Louis Vuitton
MXCity
Gildo Medina está clasificado como uno de los cien mejores ilustradores del momento, cuenta con una experiencia increíble y continúa recogiendo grandes y valiosos éxitos por todo el mundo.

El hermoso arte de Gildo Medina.

 

Gildo Medina es un artista asombroso del multitask: se ha desarrollado como pintor, dibujante, ilustrador, fotógrafo, videasta, director de arte, diseñador gráfico, diseñador de accesorios, interiorista y académico. Tiene una asombrosa trayectoria de más de 15 años y ha trabajado en grandes ciudades como: Berlín, Londres, Florencia, Milán, Madrid, Nueva York, Sydney, Hong Kong.

Gildo Medina ha sido galardonado con más de treinta premios: el Premio Effie en Francia, el New York Festivals Award, trece premios Quorum, doce premios por la revista a! Diseño, quien lo ha considerado como uno de los veinte mejores diseñadores en México en los últimos veinte años. Además de ser parte del grupo selecto de artistas publicados dentro del libro El Mundo en las manos de creadores mexicanos en el extranjero.

 

Por si esto fuera poco, Gildo Medina ha colaborado con marcas como: Chanel, Ferragamo, Louis Vuitton, Lane Crawford, L’Objet, entre otros. Su obra abarca todo tipo de técnicas y medios que mezclan características hiperrealistas con fantasía moderna e innovadora.

Hoy ha cosechado un éxito más. El estudio de Gildo Medina se encuentra en un edificio en el corazón de la Roma Norte, una de las colonias más artísticas de la Ciudad de México, y ahí fue donde diseño y dibujó el baúl de Louis Vuitton que, ya con su sello, forma parte de la colección privada de la mansión francesa.

Voyage Voyage es el nombre de la pieza intervenida por Medina. Esta pieza se inspiró en el tema de los viajes, que ahora se integra a la colección privada de Vuitton tras haber formado parte de la colección Objects Nomades, presentada recientemente en la Ciudad de México. El baúl para sombrero está pintado a mano al acrílico, e invita a abrazar la vocación nómada del artista para acceder a un mundo en el cual el descubrimiento es la constante.

La inspiración para esta hermosa pieza, surge de las evocaciones infantiles de Medina, cuando imaginaba cómo sería viajar a París mientras escuchaba el éxito musical Voyage Voyage en voz de la intérprete francesa Desireles. El Gildo de aquellos años nunca imaginó que habría de vivir en la capital francesa, muchos menos que intervendría una pieza icónica de Vuitton. Lo que sí supo siempre era que quería conocer el mundo, una visión que plasma con precisión en esta intervención.

 

No es la única vez que Gildo ha trabajado con la firma florentina, en ocasiones previas, había realizado una obra en conmemoración a los 35 años de las zapatillas Varina, mismas que decoró utilizando acrílico y pluma.