Comunidad
El Conde es una zona arqueológica declarada monumento histórico en Naucalpan
MXCity
Entre la mancha urbana de Naucalpan se encuentra una zona arqueológica declarada Monumento prehispánico histórico.

Entre la gran urbanidad de Naucalpan se encuentra la inadvertida arqueología de El Conde.

. . .

El sitio arqueológico El Conde de Naucalpan de Juárez, recibe este nombre porque ahí vivió el señor Manuel Conde, a mediados del siglo XIX, anteriormente formó parte de la hacienda El Prieto, construida en el siglo XVI. Pero en la cuenca de Anáhuac (a la que Naucalpan corresponde) ya había vida humana desde hace 20,000 años.

Fue un grupo Olmeca quien llegó a la zona y contribuyó al enriquecimiento de la cultura Tlatilca en el Cerro Tepalcate. Muchos hallazgos arqueológicos de Tlatilco revelan los alcances sociales de aquella cultura, anterior a la Teotihuacana, la Tolteca,  la Chichimeca, y desde luego, a la Azteca.

Foto Soy mexiquense

A de 1428 el territorio naucalpense perteneció al imperio Tepaneca de Atzcapotzalco, pero derrotado éste por la Triple Alianza y desposeído de todos sus dominios, los monarcas de la Gran Tenochtitlán los cedieron al Señorío de Tlacopan. A la caída de la Gran Tenochtitlán en 1521, el Señorío de Tlacopan fue nulificado por el dominio español y Naucalpan siguió correspondiendo a Tlacopan.

Hernán Cortés otorgó a Isabel Moctezuma y Alonso de Grado, a manera de dote y arras, el pueblo de Tacuba y todos los que a él se hallaban sujetos como Huixquilucan y San Bartholome Naucalpan, entre otros.

Foto Soy mexiquense

La estructura principal de El Conde, en su lado sur presenta hiladas "Xamitl", que corresponde a la Fase Azteca III, pero también se ha encontrado cerámica de la Fase Azteca II y Tollán. La construcción es uno de los últimos ejemplos que existen de arquitectura civil del Postclásico Tardío.

Al frente tiene una escalinata y algunos cuartos adosados, característicos de este tipo de construcciones. De acuerdo al arqueólogo Raúl García Chávez, la planta de este montículo, es similar a la dibujada en algunos códices como el Mapa Quinantzin, donde se muestra el Palacio de Netzahualcóyotl.

Foto Soy mexiquense

Los hallazgos arqueológicos de Tlatilco, entre ellos vasijas decoradas con jaguares (cuyo culto estaba ampliamente esparcido) encontrados en los márgenes del Río Hondo revelan los alcances sociales de aquella cultura, anterior a muchas otras Del Valle de México, incluidas las Teotihuacana o la Mexica. Se han encontrado ruinas como la Pirámide del Conde, de antigüedad calculada entre mil y mil quinientos años, ubicada en la actual colonia homónima de El Conde.

Durante mucho tiempo, y sobre todo en el período novohispano, Naucalpan fue un importante sitio minero en el que se extraían arena, grava, cantera y cal. Las principales actividades del sitio incluían la trituración de carbón para la Casa de Moneda, la extracción de materiales varios para la construcción de iglesias y edificios, entre ellos la Catedral de la Ciudad de México o el Palacio Nacional, en la Ciudad de México, favorecida entonces por su cercanía.

Foto Soy mexiquense

Después de la caída de Tenochtitlan y con la evangelización de las culturas mesoamericanas, Naucalpan fue renombrada como San Bartolomé Naucalpan, construyéndose en 1595 uno de los templos más antiguos del municipio, -hoy a un costado de la actual Unidad Cuauhtémoc del IMSS.

La zona arqueológica de El Conde comprende una plataforma cuadrangular donde en la época prehispánica estaba un tecpan o palacio de la nobleza. La construcción es uno de los últimos ejemplos que existen de arquitectura civil del Postclásico Tardío.

Foto SCCDMX

La Construcción que ahora se observa fue construida en el periodo que va de 1430 a 1521 d.C., y representa uno de los pocos ejemplos de arquitectura civil de esa época conservados hasta nuestros días. El Conde mantiene su nombre desde el siglo XIX, cuando una persona llamada Manuel Conde vivía en lo alto de la colina, y desde entonces el lugar es conocido como “Cerrito El Conde”.

Este lugar fue descubierto en 1907 por el arqueólogo Manuel Gamio, quien vio una escalinata y algunos cuartos adosados que al parecer en aquel tiempo eran muy comunes en este tipo de construcciones. La estructura principal tiene características similares a las que se ven en la representación del palacio de Nezahualcóyotl en el Mapa Quinatzin, con espacios para las habitaciones del gobernante y otros para asuntos públicos y tareas administrativas.

Foto SCCDMX

Aunque se trata de un yacimiento arqueológico pequeño en dimensiones físicas, El Conde tiene una gran valía histórica que todos deben conocer. El sitio ya es Monumento prehispánico histórico; aunque solo puede ser observado por fuera, ya que no se permite la entrada a cualquier persona, se ha estudiado mucho el sitio para que algún día abra sus puertas a todo público.

El Conde, es zona arqueológica casi oculta por la expansión de la mancha urbana. Este Basamento fue declarado Monumento prehispánico histórico el 28 de Diciembre del 2001.

Ubicación: Ozumba No.15, Col. El Conde Naucalpan de Juárez, Estado de México

La historia de los primeros ajolotes que viajaron a Europa
MXCity
La historia de los primeros ajolotes que llegaron a Europa sirvió para intentar refutar o comprobar la teoría de Darwin.

La historia peculiar de los ajolotes tiene muchas vertientes interesantes.

 

. . .

 

En 1864 Victor Duruy emitió una carta a quien fuera ministro de educación francesa para fundar la Commission Scientifique du Mexique (CSM), además de doscientos mil francos al emperador Napoleón III, para solventar los gastos de la CSM. Esta suma se le otorgaría a la CSM dos años más, junto con otros diez mil francos de parte del Ministerio de Guerra; para solventar gastos de la sede en París y en la capital mexicana.

La CSM terminó tan rápido como la intervención francesa en México. Pero dejó su huella en futuras empresas científicas mexicanas como la Sociedad Mexicana de Historia Natural de 1868, y la Academia Nacional de Medicina, para gusto de geógrafos, se pudo obteber el mejor mapa de México hasta esa época en una escala de 1/3 000 0000.

 

 

 

Los primeros logros de la CSM contemplaron enviar a Francia una colección de artefactos naturales como culturales, entre los que iban 34 ajolotes vivos; enviados al Jardin Zoologique d?Acclimatation (el primer zoológico moderno) manteniendo a los ajolotes como exposición permanente y curiosidad exótica.

En esa época, todavía no se conocían las formas adultas de los ajolotes donde pierden las branquias y respiran con pulmones. Como sea, el primer estudio fue el de tratar de definir si estos animalillos eran reptiles o anfibios. Aunque estos 34 ajolotes de la colección de la CSM eran los primeros en llegar vivos a Europa, no fueron los primeros en cruzar el charco.

 

 

 

Cincuenta años antes, Alexander von Humboldt había enviado dos ejemplares conservados en alcohol a ese mismo museo en París para que George Cuvier, fundador de anatomía comparada, los estudiara; calcificándolos como individuos larvarios de una especie de reptil aún no identificada. Para octubre de 1864, se dictaminó que los ajolotes que tenía eran larvas y habría que esperar a que se desarrollaran como adultos para continuar su estudio, como con cualquier otra salamandra.

Para 1866, Duméril contaba con 800 ajolotes en el museo. Esta población de ajolotes se convirtió en la primera población de animales que se logró mantener en un laboratorio, y cuenta ya con más de 150 años de antigüedad. Con una sociedad burguesa en crecimiento, y un mantenimiento relativamente sencillo, el acuario o la pecera fueron un elemento casi obligado de las casas acomodadas europeas.

 

 

 

Duméril empezó a compartir ajolotes a otros museos, jardines y laboratorios para convertirse en objetos de la ciencia europea, y después, mundial. A partir de esto los ajolotes fueron objeto de estudio para intentar confirmar teoría de evolución de Darwin, para intentar refutarla, o probar la teoría del ruso Lysenko.

Entre 1864 y 1914 se hicieron miles de estudios sobre los ajolotes. Pero fue cuando Duméril vio la fisiología de diversas especies que tuvo un impacto notable en la ciencia mundial, y con ello varias preguntas: ¿Cómo es que los ajolotes podían reproducirse sin ser adultos? ¿qué sucedía durante su metamorfosis? ¿Por qué unos eran anfibios y otros reptiles? Duméril continúo investigando, pero para su mala fortuna murió en 1870 sin llegar a las respuestas que deseaba.

 

 

Ahora sabemos que los ajolotes tienen un estado de neotenia; es decir, aunque la enorme mayoría de ellos se mantiene en estado de larva toda su vida, son capaces de reproducirse y, además, esta juventud perenne está relacionada con otra de sus características más famosas: el poder regenerar prácticamente cualquier parte de su cuerpo en caso de perderla.

El ajolote en el laboratorio ha conquistado el mundo de la ciencia; como organismo modelo, podría decir que es el mejor de los tiempos. Pero para el ajolote silvestre es el peor de los tiempos. La contaminación y la reducción de su hábitat lo mantienen en peligro de extinción. Ojalá podamos reaccionar lo rápido y de manera eficaz para prevenir su desaparición y que no se convierta en una especie que vive solamente en el laboratorio.

Información: Este País

Foto destacada: National Geographic

La UNAM romperá la frontera del espacio con su misión espacial a la luna
MXCity
Robots diseñados por ingenieros, físicos, artistas y diseñadores de la UNAM navegarán con energía solar por la luna…

La UNAM enviará su primera misión a la Luna en 2021.

 

. . .

 

La misión Colmena de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer su primer proyecto dirigido a la Luna para colocar nueve pequeños robots en su superficie.

Será la primera de una serie de proyectos destinados a explorar el satélite natural de la Tierra, e incluso asteroides, a fin de desarrollar un nicho de tecnología, dijo el doctor Gustavo Medina Tanco, quien dirige el proyecto desde el Instituto de Ciencias Nucleares (ICN).

 

 

 

Los pequeños robots pesan alrededor de 340 gramos juntos, miden ocho centímetros de diámetro y cuatro de altura, por lo que su electrónica se encuentra a menos de dos centímetros del suelo; es decir, "vivirán" dentro de ese medio ambiente, que es desconocido.

Se trata de un nuevo nicho de investigación de frontera y a escala internacional, pues las tierras raras y metales preciosos comenzarán a escasear en la Tierra en las próximas décadas, por lo que será comercialmente viable iniciar la explotación de esos elementos en asteroides.

 

 

 

Esta misión será lanzada a finales de 2021 es pionera en el uso de robots de pocos centímetros de diámetro, que trabajan en equipo, son baratos, robustos, reemplazables y operan en bajas gravedades; esto podría posicionar a la UNAM en una o dos décadas en otros campos.

La función de los robots será sin intervención ni control externo, estos nueve robots obedecerán reglas preprogramadas, navegarán aleatoriamente sobre la superficie de la Luna y conseguirán generar un sistema de referencia entre ellos mismos.

 

 

 

Además, registrarán mediciones del ambiente más cercano de la superficie lunar, el cual se caracteriza por una atmósfera polvorienta con gas ionizado complejo que nunca se ha estudiado.

Los pequeños serán lanzados en la nave Peregrine de la empresa privada Astrobotic, que también llevará experimentos de otros países y de la NASA. El alunizaje de la carga universitaria (con un total de 500 gramos, incluida una especie de catapulta) se realizará en una región de la Luna entre tierras altas.

 

 

Para realizar su labor cuentan con computadoras, sensores de corriente, de voltaje, de proximidad, de temperatura, de direccionalidad y de potencial electromagnético, además de sistemas de telecomunicaciones y motores independientes para movilidad, entre otros componentes.

Los robots resistirán temperaturas que oscilarán entre -120 grados centígrados y 120 grados centígrados antes de alunizar. Lo más probable es que una vez concluida la misión, los robots mueran. Pero todo esto servirá para aprender de ingeniería.

 

 

Colmena es enteramente desarrollada en el Laboratorio de Instrumentación Espacial (LINX) del ICN, con la colaboración de alumnos de diversas carreras, con apoyo de la Agencia Espacial Mexicana (AEM) y el Conacyt, del gobierno del estado de Hidalgo, además de diversas empresas de tecnología.

En el diseño, construcción y validación de la misión Colmena participan 50 alumnos de la UNAM de carreras vinculadas con ingeniería, física, actuaría, matemáticas, arte y diseño. Esta misión es también una oportunidad para formar recursos humanos en el sector espacial.

 

Foto destacada: PBS

Estos son los chamanes más poderosos y reconocidos de México
MXCity
Experiencias místicas, alteraciones de la consciencia y operaciones espirituales son algunos de los dones de estos chamanes mexicanos.

Los chamanes mexicanos son figuras que le han dado forma a nuestra mística colectiva.

 

. . . 

 

En todo América Latina y Estados Unidos existen diversos títulos para el curandero nativo, el médico brujo o chamán. Pero en México, particularmente, los chamanes tienen una historia rica y fascinante ya que emplean hierbas y una cantidad impresionante de prestidigitación para hacer lo que hacen.

La historia de los curanderos mexicanos se remonta a la época prehispánica, siendo prácticas antiguas con un firme arraigo indígena. A pesar de las prácticas españolas erradicar, muchos curanderos son católicos practicantes hoy en día producto de la mezcolanza.

El curandero resuelve dolencias con medios naturales y cura las dolencias de naturaleza espiritual o emocional, a menudo mediante el uso de limpiezas espirituales, aceites esenciales, hierbas, incienso, huevos e incluso simplemente una buena oración a la antigua. Aquí te dejamos a los curanderos más famosos del país.

 

 

Don Lucio

 

Slideshare

 

Este chamán proviene del linaje de los Graniceros o ritualistas del rayo de México en el estado de Morelos. Don Lucio y otro grupo más de chamanes de la zona pueden controlar las condiciones atmosféricas, de manera que son capaces de sosegar, postergar o evitar desastres naturales. También se comunican con los "trabajadores del tiempo", seres del mundo invisible que habitan en el espacio. Según este linaje, solo pueden comunicarse con ellos quienes hayan sido escogidos por estos seres. Y además deben pasar la prueba del rayo, que consiste en sobrevivir a la caída de un rayo sobre el cuerpo.

 

 

Doña Pachita

 

Wikipedia

 

Oriunda de Parral en Chihuahua pero radicada en la Ciudad de México, su nombre real fue Bárbara Guerrero. Es la chamana-nahuala que tenía la capacidad de afectar el espacio, la energía y la materia con la mente para sanar enfermedades. Explica que la mente es capaz de dar indicaciones al cuerpo de manera inconsciente; brujos del nivel de Pachita lograban darle indicaciones a cuerpos en el exterior para sanarlos a través de "operaciones quirúrgicas".

 

 

María Sabina

 

Wikipedia

 

La bruja más famosa del misticismo mexicano, y la que dio a conocer las propiedades sanadoras de los hongos alucinógenos. Su don era el de acompañar e instruir a los viajeros psicodélicos en su búsqueda del yo interno, lográndolo a través de letanías y hermosos cantos. Poseía el don de decodificar el hipocampo del cerebro y esclarecer territorios difusos de la mente de sus pacientes, esto es que podía "ver el estado interno" de aquellas personas.

 

 

Don Iván Ramón

 

Revistagye

 

Este chamán entraba en trance para permitirse curar como un médium. Desde los cinco años, Don Ivan Ramón poseía una increíble sensibilidad que le permitía ser poseído por seres espirituales; tenía el don de percibir la vibra de las personas a través de sus dedos, al mismo tiempo que utilizaba un listón que tan solo tocarlo, le ayudaba a enviar mensajes al "ser espiritual" y éste le daba una señal de si la persona podía ser curada o estaba destinada a morir. Según fuera el diagnóstico superior era como elegía el tratamiento y los ingredientes a utilizar para la sanación.

 

 

Espiridión Altamirano Lucas

 

@corazoncalli

 

Tenía una inclinación a curar y soñar, memoria prodigiosa, curiosidad por los fenómenos sobrenaturales, amor al canto y a la música. Se nombraba Pilo y durante sus rituales hablaba huichol, el idioma esotérico de los grandes chamanes, y se sabía de memoria los innumerables versos de las “Panchitas”, cantos de ceremonias antiguas y conjuros necesarios para su profesión de curandero.

 

 

Don Juan Matus

 

@reddit

 

Su vida es una de las mayores incógnitas en el mundo del chamanismo ya que hay una gran cantidad de personas que dudan de su existencia. Según Carlos Castañeda, a principios de los años sesenta viajó al desierto de Sonora donde conoció a un indio yaqui que se convirtió en su guía espiritual. Juan Matus era un descendiente de los toltecas y le enseñó los usos del peyote y de otros estrógenos conocidos como la “hierba del diablo” y el “humito”. Las enseñanzas de este hombre fueron recopiladas en más de diez libros que se convirtieron en grandes éxitos comerciales. Nunca sabremos si Don Juan existió, pero lo que es un hecho es que cambió para siempre el mundo de los chamanes.

 

El misterio de la cueva del Chiquihuite que cambiaría el rumbo de América
MXCity
El Chiquihuite resguarda secretos sobre los primeros seres humanos que llegaron a América y desvelarlos cambiaría el rumbo de la historia.

La historia de la humanidad puede tomar un rumbo diferente con estos descubrimientos.

 

. . .

 

Aunque para los citadinos el Chiquihuite es un cerro inmenso al norte de la ciudad, para los zacatecanos se trata de una poblado del Municipio de Susticacán, con una población de tan solo 309 habitantes. Dentro de todos los pueblos del municipio, ocupa el número 2 en cuanto a número de habitantes.

El Pueblo del Chiquihuite se encuentra a 2231 metros de altitud, a 13.1 kilómetros de Susticacán, a primera vista es un lugar desolado. Pero este sitio se ha convertido en el centro de una discusión a nivel mundial, debido a la cueva de Chiquihuite: un lugar poco probable para encontrar signos de humanos primitivos, y mucho menos evidencia que podría cambiar la historia del poblamiento de las Américas.

 

National Geographic

 

Con un paisaje desértico en las montañas al norte de Zacatecas, y llegar allí requiere una subida cuesta arriba de 4 o 5 horas sobre un paisaje lunar de rocas irregulares. En el suelo debajo del piso de la cueva, un equipo dirigido por el arqueólogo Ciprian Ardelean de la Universidad Autónoma de Zacatecas, Ciudad Universitaria Siglo XXI, desenterró casi 2000 objetos de piedra que los investigadores creen que son herramientas.

Al combinar métodos de datación de última generación, el equipo argumenta que los humanos estuvieron en el sitio hace al menos 26.000 años, más de 10.000 años antes de cualquier otra ocupación humana conocida en la región. "Chiquihuite es un punto solitario" de ocupación humana, dice Ardelean.

 

National Geographic

 

Las fechas ubican a los humanos allí durante el apogeo de la última edad de hielo, cuando el hielo cubría gran parte de lo que ahora es Canadá y los niveles del mar eran mucho más bajos. Para haberse establecido en México para entonces, dice Ardelean, la gente debe haber ingresado a las Américas hace 32,000 años o más, antes de que el hielo alcanzara su máxima extensión.

“Si es cierto que la gente estuvo en Zacatecas hace 32.000 años, eso lo cambia todo: duplica el tiempo que la gente ha estado en las Américas”, dice Corvallis, arqueóloga Loren Davis de la Universidad Estatal de Oregón, quien no formó parte de la investigación equipo.

 

National Geographic

 

Pero sigue siendo escéptico, en parte porque no está convencido de que los artefactos sean herramientas. "No voy a decir que sea imposible", dice. “Pero si todo lo que encontraron son rocas fracturadas sin ninguna evidencia que lo corrobore, es natural ser escéptico”.

Durante décadas, la mayoría de los investigadores pensó que los humanos llegaron a las Américas hace aproximadamente 13.000 años; las afirmaciones ocasionales de una llegada anterior fueron objeto de fuertes críticas. Pero durante la última década, ha surgido evidencia de migraciones anteriores en sitios desde Canadá hasta el sur de Chile.

 

Visita Zacatecas

 

Solo otro sitio, Bluefish Caves, en el territorio canadiense de Yukon, ha producido fechas tan antiguas como Chiquihuite. Los investigadores atribuyen allí miles de huesos de animales rotos, que datan de hace unos 24.000 años, a la caza humana. Pero el sitio sigue siendo controvertido, en parte porque se han encontrado pocas herramientas de piedra o marcas de corte entre los huesos.

Ardelean se enteró de la cueva por los aldeanos locales. A partir de 2012, él y su equipo pasaron 1 mes o más a la vez en Chiquihuite, reabasteciéndose cada pocas semanas usando burros.

 

National Geographic

 

Aunque hoy está prohibido, el sitio se habría visto mucho más hospitalario hace 26.000 años. Un arroyo alimentado por un manantial fluye cerca de la entrada original de la cueva, que fue bloqueada hace mucho tiempo por deslizamientos de rocas.

El ADN y otras pruebas que los investigadores extrajeron del interior de la cueva muestran que se abría a un paisaje exuberante que albergaba grullas, cóndores, marmotas, cabras, ovejas, caballos y osos. "Se parecía mucho más a la Columbia Británica oa Oregon que al desierto", dice Ardelean.

 

National Geographic

 

Al excavar en el suelo de la cueva durante los últimos 8 años, Ardelean y su equipo encontraron piedras con forma de raspadores, hachas de mano, puntas de lanza y otras herramientas a profundidades de hasta 3 metros. Expertos en arqueología determinaron cuándo las rocas habían estado expuestas por última vez a la luz y fechadas por radiocarbono en más de 50 muestras de huesos de animales y carbón que se encontraron cerca de las herramientas.

Los artefactos se depositaron hace 26.000 años y se acumularon en el suelo de la cueva durante los siguientes 16.000 años. Los autores argumentan que se suma a una presencia humana continua, con personas que visitan regularmente la cueva durante milenios.

 

National Geographic

 

Pero el equipo no encontró ADN humano ni huesos marcados por manos humanas. Tampoco descubrieron un hogar central, por lo que no pueden estar seguros de si los trozos de madera quemada analizados en busca de fechas de radiocarbono provienen de incendios forestales o de fogatas artificiales.

 

Foto destacada: National Geographic

x