Gastronomía
Las Puertas del Paraíso: repostería orgánica y de alta calidad en Chapultepec
MXCity
Si un día andas por la San Miguel Chapultepec y se te antoja un café con un croissant, no busques más: Las Puertas del Paraíso es la mejor opción.
puertas-del-paraiso

Deléitate con la mejor repostería en Las Puertas del Paraíso: simplicidad, ingredientes orgánicos y una experiencia gourmet te dejarán más que satisfecho.

 

Las Puertas del Paraíso es una cafetería, panadería y repostería de alta calidad. Como dice su eslogan, ofrecen “productos y experiencias que deleitan el alma y engrandecen el espíritu”. No solamente trabajan con los mejores y más saludables ingredientes, sino que también apoyan a proveedores locales y fomentan la agricultura orgánica.

Han forjado una alianza cercana con el Café Ruta de la Seda, quien les provee toda su repostería y panadería, tanto dulce como salada. Entre el 70% y 80% de sus productos están certificados como orgánicos. Además, apoyan el comercio justo y utilizan una gran variedad de harinas y granos 100% naturales.

 

puertas-del-paraiso
Imagen de: laspuertasdelparaiso.com

 

 

Otro de sus objetivos principales es crear comunidad y estrechar lazos entre la gente. Por eso sus políticas de comercio y alimentación: al final del día, quieren hacer de este mundo y de nuestro país lugares mejores para vivir. Sin duda es el mejor sitio para tener una experiencia gourmet y saludable, comprometida con el medio ambiente y el respeto a la naturaleza.

Cabe destacar que la chef Yuny Legorburo es la encargada de preparar muchos de sus productos. Dichos productos ofrecen una gran variedad: panadería orgánica, pan salado, repostería orgánica clásica, pastelería de estación, tea cakes y tartas, emparedados, café, tés y tisanas.

 

puertas-del-paraiso
Fotografía de: Ángel Gómez

 

Si tienes ganas de empezar con algo salado, te recomendamos un sándwich cubano o un delicioso quiche. También puedes elegir entre su amplia gama de panes: de mezquite tostado, de vino tinto y nuez, de maíz azul, de cacao y panes campesinos. Para el postre, están los croissants, rellenos de almendras, crema o mantequilla, chocolatines, roles de cardamomo o de caramelo y nuez y conchas. Si tu sweet tooth está a todo lo que da, prueba sus pasteles: kioto, fetiche, jade, sakura o chocopasión, entre muchos otros.

 

puertas-del-paraiso
Fotografía de: Ángel Gómez

 

 

Dónde: Molinos del Campo 19B, San Miguel Chapultepec II Secc.

Cuándo: lunes a viernes, de 8:00 a 20:00 horas; sábados, de 9:00 a 18:00 horas; domingos, de 9:00 a 16:00 horas.

 

Si te sueles mover más por la Roma, prueba la exquisita cocina fusión del Café Romita.

*Imagen destacada de: laspuertasdelparaiso.com

Huazontle: una planta ancestral que México le dio al mundo
MXCity
El huauzontle es una planta prehispánica con muchas propiedades alimenticias y todavía presente en nuestra grastronomía.

Se dice que el huazontle fue utilizado en ritos religiosos y sacrificios humanos.

El huazontle y el amaranto, en la época del emperador Moctezuma, fueron el cuarto cultivo en importancia, después del maíz, el frijol y el chile. Diversos pueblos pagaban tributo al imperio azteca en forma de huauzontle.

Huazontle, las escobitas, significan literalmente “bledo como cabello”, de huautli “bledo” y tzontli “cabello”, o alternativamente cabellera de amaranto, de huauhtli amaranto y tzontli cabello; este nombre deriva de su forma ramificada.

cocina fácil

Pero más allá de sus significados, el huauzontle es una planta de consumo tradicional que México dio al mundo. En tiempos de los aztecas, esta planta se consumía hervida y a la llegada de los españoles se prohibió su cultivo debido a que se utilizaba en ritos religiosos ligado a sacrificios humanos.

Pero hoy en día, sabemos que esta planta prehispánica contiene propiedades nutrimentales y medicinales derivadas de su contenido en calcio, hierro, fósforo, vitaminas A, C, E y complejo B, mismas que estimulan la memoria y contribuyen al buen funcionamiento del cerebro.

Tex Mex

La distribución de esta hortaliza se realiza mayormente en tianguis y mercados públicos. Guerrero, Tlaxcala y Puebla han sido, por años, los principales productores a nivel nacional, siendo este último quien aporta poco más de 90% de la producción total del país.

Hoy día se cocina capeado y acompañado de salsas verde, roja, de chile pasilla o mole. Al ser un alimento económico, forma parte de una de las opciones para quienes quieren algo más que pescados y mariscos en temporada de cuaresma.

Wikipedia

El huauzontle y el amaranto son muy resistente a los climas fríos y secos y crece incluso en suelos pobres. Además, tiene un alto nivel alimenticio, lo cual lo hace una excelente alternativa para regiones con dificultades para la siembra de otro tipo de cereales.

Se consumen las hojas, las ramas, las flores y las semillas del huauzontle. Aunque como platillo se consume en todo México, es más común en el centro del país, especialmente en los estados de Tlaxcala, en el Estado de México, en el Estado de Guerrero, en el Estado de Morelos y el sur del Distrito Federal.

Wikipedia

Otras variaciones de su nombre son Huauhzontle, Huanzontle y Guausoncle. La quinoa, cultivada y consumida por los incas y otros pueblos de Sudamérica, es otra planta de la familia del huauzontle. Al igual que la quinoa, el huauzontle contiene saponinas, que son sustancias que le dan a los alimentos un sabor ligeramente amargo. Las saponinas pueden ser tóxicas, pero el huauzontle contiene cantidades tan pequeñas que no presentan ningún riesgo.

En México se preparan varios platillos con esta hierba, que se consume en forma de ensaladas, el filete de res al huauzontle, las supremas de huauzontle; siendo las tortitas de huauzontle, el plato más conocido: capeadas, rellenas de queso y aderezadas con caldillo de jitomate.

Wikipedia

Este manjar mexicano también se come en mole, relleno con queso, en pay, en tacos, en tortitas, en pizza, con huevo, o hasta en caldo. Pero que en la actualidad se consume poco y las nuevas generaciones ya no conocen. De esta planta se consume todo: tallo, hojas y ramas.

Las hojas tienen la mayor cantidad de vitaminas y minerales, como fósforo, calcio y hierro, además de vitaminas. La mejor temporada en la que se pueden encontrar es en verano, que es cuando tiene mayor crecimiento, pero su maduración es casi en otoño, ya que el huauzontle se puede dar hasta en climas bastante fríos, o sea que no le afecta llegar al invierno.

Wikipedia

A diferencia de la quinoa y la chía, el huazontle no ha tenido tanta relevancia en los últimos años por la exposición de otras culturas como la estadunidense o la europea, que han explotado más esta producción. Otro problema del huauzontle es que no es tan popular y porque es un poco amargo y a la gente no le llama mucho la atención, mientras que la quinoa no tiene un sabor tan específico, por eso la gente lo mezcla con agua o como la chía, que también se mezcla para enmascarar los sabores.

Otro problema es la escasez de esa planta ya que cada vez es más difícil de adquirir e incluso es difícil encontrarlos en los supermercados o en mercados tradicionales es por pedido, no es que lo tengan todo el año.

Wikipedia

La semilla se puede aprovechar como las hojas de Gen o como la quinoa, por lo que el huauzontle podría ser un boom sabiéndola aprovechar porque también es una súper comida, destacó el nutriólogo.

El consumo de huauzontle es fundamental, y otras de sus propiedades son antioxidantes que disminuyen las células cancerígenas, por lo que la gente también puede consumir cantidades de huauzontle para ayudar a evitar el cáncer.

Este es el mole de los dioses del Pueblo Mágico de Pahuatlan
MXCity
La hormiga chicatana tienen un sabor increíble, y en un platillo como el mole conserva nuestra increíble herencia gastronómica.

El mole más caro de México está hecho con hormigas chicatanas.

Pahuatlán de Valle es una ciudad del norte de Puebla que constituye uno de los principales enclaves de población otomí en el estado, en una zona donde la mayoría de la población indígena es nahua. Pahuatlán es conocido por la elaboración de papel amate siguiendo una técnica artesanal prehispánica.

Pero hay otro platillo que caracteriza a Pahuatlan: el mole con hormigas chicatanas.

Organización Radio de Oaxaca

En náhuatl, Pahuatlan significa el Lugar de los frutos. Es un pueblo fundado en 1532 por frailes agustinos; pero su historia se remonta a los tiempos prehispánicos que formaba parte del antiguo reinado del Totonacapán. Cuando los Totonacas empezaron a retirarse de la sierra, la zona fue ocupada por Nahuas y Otomíes quienes se disputaron el territorio hasta la llegada de los frailes Agustinos.

La tradición oral cuenta en este sitio se obligó a 50 jóvenes nahuas a casarse con jovencitas otomíes, y a 50 jóvenes otomíes a casarse con jovencitas nahuas. Leyenda o no, la presencia de los frailes puso fin a la guerra entre las dos etnias y se produjo un sincretismo entre las culturas totonaca, nahuatl y otomí.

Wikipedia

Pero las etnias nunca se integraron y hoy en día subsiste el otomí de San Pablito en medio de una zona nahuatl, la comunidad de Xolotla y mestiza como el propio Pahuatlán de Valle. Desde 2012 Pahuatlán de Valle es el Pueblo Mágico número 54 de México.

Más allá de sus atractivos paisajes, tradiciones y la sencilla iglesia de Santiago Apóstol 1652, este pueblo se caracteriza por la gastronomía regional, resultado de la fusión de las culturas Totonaca, Nahua y Otomí, con los ingredientes españoles.

Wikipedia

El Pascal de Cacahuate y de pepita, los tamales de hollejo y cacahuate, los itacates de quelites la cecina ahumada, flores comestibles y más de 20 variedades de plantas comestibles; destacando el mole de chicatanas.

Así es, este pueblo produce uno de los tesoros gastronómicos más caros y deliciosos del mundo.  En algunos lugares del país es conocido como el mole de los dioses, primero por su precio. Pues un cuarto de la hormiga chicatana puede llegar a costar 700 pesos y segundo, por su gran sabor. Ya que los afortunados que lo han probado dicen que una cucharada, te hace tocar las puertas del cielo.

Wikipedia

La chicatana es un tipo de hormiga muy apreciada en nuestro país. Pero en Pahuatlán es un ingrediente tradicional de su cocina. Ahí, son conocidas como chícales y sólo salen de sus escondites una vez al año en época de lluvias. Por eso atraparlas, se vuelve una de las actividades más singulares para producir uno de los moles más ricos.

Cuando se recolecta a la chicata entre sus habitantes se le llama “chicalear”. Es toda una noche donde varios miembros de la familia se dedican a atrapar a estos insectos que le otorgar ese sabor tan característico al mole; pero, sólo las que vuelan son capaz de producir el resultado deseado.

Casita colibrí

Esta hormiga también se encuentra en Oaxaca, Chiapas y Sonora; aunque bajo nombres diferentes como nucú, mochomos u hormiga sanjuanera. Desde la época prehispánica estas hormigas formaban parte de la alimentación de nuestros antepasados, quienes las preparaban en salsas, tamales y como botana.

Para preparar el mole de chicatanas, las hormigas se avientan vivas al comal para saltearlas, se les quita la cabeza y las patas, que igualmente sirven para realizar otras preparaciones. Este mole de chicatanas se prepara en ocasiones especiales, como bodas, bautizos y quince años.

Wikipedia

Hoy en día, estos insectos se encuentran en los menús de los restaurantes de alta gama en México. Si bien su precio suele ser muy caro, estamos seguros que vale la pena pagarlo. Pues el esfuerzo de las familias y el sabor que nos dejaron nuestros antepasados, sin duda, es una experiencia que no tiene precio

De acuerdo con la Conferencia Internacional de Ingeniería Agroindustrial “las hormigas chicatanas son de interés nutricional debido a que al igual que otros insectos, podrían constituir una fuente rica en proteínas” Debido a que este insecto tiene un precio muy elevado, un kilogramo ronda entre los mil pesos; su alto precio es porque sólo es posible encontrarlas en temporada de lluvias y se tienen que atrapar una por una.

Si tienes la oportunidad de probar este suculento manjar, no dudes ni un minuto y disfrútalo al máximo.

Foto destacada: Wikipedia

De México para el mundo: la tortillería nixtamal de Manhattan
MXCity
Es difícil, si no es que imposible, conseguir buenas tortillas en el extranjero; afortunadamente, la tortillería nixtamal en Manhattan es la excepción.
tortilleria-nixtamal

Si algún día te encuentras caminando las calles de la gran manzana neoyorquina y mueres por unos tacos, no desesperes: la tortillería nixtamal saldrá al rescate.

 

El maíz, en todas sus advocaciones, es la base de la sociedad mexicana. Muy cierto es el dicho que reza: sin maíz, no hay país. Y es que uno, siendo mexicano, no podría imaginarse vivir sin tortillas. Son básicas: acompañan casi cualquier comida, son deliciosas, llenadoras y nutritivas. No por nada es que en la cosmogonía mesoamericana el hombre fue creado a partir del maíz.

tortilleria-nixtamal

Imagen de: marketline.nyc

Tan importante es, que aquellos paisanos que emigran al extranjero se desviven por conseguir buenas tortillas. Sin embargo, esto no es tarea fácil: el proceso tradicional de nixtamalizado no es sencillo de exportar, y los pobres intentos de hacer tortillas en otros países no pasan de réplicas mediocres hechas con harina. Por eso es que la recientemente inaugurada tortillería nixtamal de Manhattan es tan especial.

Todo comenzó hace 10 años, cuando Fernando Ruiz abrió la primera tortillería auténtica en Nueva York. Él y su esposa, Rosalba Ruiz, conocen la importancia vital que representa la tortilla en la vida de cualquier mexicano, y por eso trajeron tortillas de verdad a todos aquellos paisanos que viven alejados de su tierra y de su maíz. La primera tortillería abrió en Corona, Queens, y a principios de año brotó su primera sucursal en Manhattan.

tortilleria-nixtamal

Imagen de: marketline.nyc

tortilleria-nixtamal

Imagen de: marketline.nyc

Fernando y Rosalba probablemente se encontraron con el panorama desalentador al llegar al gabacho: tortillas insípidas, blandas, hechas de harina procesada y sin chiste. Por ello es que hicieron todo lo posible para replicar el proceso tradicional del nixtamal y hacer tortillas de verdad. Su éxito es evidente, ya que un grupo de inversionistas se acercó a la pareja para decirles que querían llevar su idea a la gran manzana.

Ahora, la calle Essex, en el Lower East Side, es el hogar de la tortillería nixtamal, el mejor cachito de México en Manhattan. Todos los días, trabajan 8 personas, divididas en dos turnos, para producir entre 70 y 80 libras de tortillas al día. Además, venden varios platillos mexicanos: el más popular son los tacos al pastor. Todos los paisanos expatriados agradecen a la tortillería nixtamal por traer el maíz de México a Estados Unidos.

Conoce Salvemos Restaurantes, la medida comunitaria para salvar el consumo local.

*Imagen destacada de: Food and Culture in NYC

Chinampa Atliacac es un proyecto que florece en medio de la pandemia
MXCity
El Covid-19 trajo una oportunidad para cultivar tradicionalmente lechugas libres de agroquímicos en las chinampas de Tláhuac.

Chinampa Atliacac cosecha productos libres de agroquímicos en Tláhuac.

Desde hace algunos años hay un gran esfuerzo por diversas asociaciones civiles y gubernamentales, por llevar a cabo acciones con el fin de fortalecer al Sistema Agrícola Chinampero de la capital, que fue nombrado recientemente como Sitio Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM).

Se han invertido vario millones de pesos para el desarrollo rural de las comunidades de la parte de Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, además de llevar a cabo planes de desarrollo y diversas iniciativas que cuentan con el acompañamiento técnico de organismos internacionales.

@ChinampaAtliacac

La zona chinampera de la ciudad está manteniendo viva la diversidad de semillas, plantas y cultivos tradicionales ante el cambio climático. Se han enfocado en desarrollar cadenas cortas alimentarias y a impulsar la conservación de las chinampas como patrimonio agrícola mundial.

Pero hay uno jóvenes que venden lechugas libres de agroquímicos, pues son sembradas de forma tradicional en una chinampa de Tláhuac que se encontraba olvidada, y un grupo de jóvenes decidió crear un proyecto agroalimentario que se proyecta como una manera de hacerle frente a la crisis económica que acompaña al coronavirus Covid-19.

@ChinampaAtliacac

Se trata de la Chinampa Atliacac, que produce lechugas italianas, rojas y verdes, con precios que van de los $15 hasta los $20 pesos la pieza y que en tiempos de cuarentena vende a domicilio, por ahora, sólo en la zona del centro de Tláhuac, en Tlaltenco, Tulyehualco y Zapotitlán.

La ventaja de consumir las lechugas italianas de la Chinampa Atliacac radica en que están libres de agroquímicos, ya que su siembra se realiza bajo la técnica tradicional chinampera, lo cual beneficia tanto la salud de los consumidores como de los productores.

@ChinampaAtliacac

Nosotros germinamos la semilla con base en el lodo que hay en los canales. Sacamos el lodo en una canoa, hacemos unas camas que llamamos almárcigo“, expone un miembro del grupo. Luego de que el lodo se seca, cuenta, elaboran pequeños cuadros en donde se deposita las semillas o en este caso la raíz de la lechuga y se cubren con una capa de abono.

 “Dependiendo del producto, ya sea tres días, cuatro días, una semana o hasta 10 días, en el caso del picante un mes, se destapa el almárcigo y empiezan a brotar las plantas”, dice. Más tarde se cortan esos pequeños cuadros y son trasplantados a un camellón donde se riega la planta.

@ChinampaAtliacac

Pero no siempre fue así, narra el productor Baruc Martínez. Y es que la chinampa que hoy es su fuente de vida estuvo abandonada, pues el maíz ya no florecía: “era una chinampa que está muy alta y tiene poca humedad. Entonces lo que hemos estado haciendo es una serie de inversiones, como ponerle un sistema de riego, introducir abono” con tal de reconstituir las propiedades del suelo.

No tenían más opción, pues la falta de empleo les hizo voltear su mirada al suelo de conservación de Tláhuac. “Yo soy historiador y no hay empleos fácilmente de profesor de historia o de investigador. Entonces tengo que buscar otras opciones para subsistir y una de ellas fue la reactivación de las chinampas.”


@ChinampaAtliacac

Por ello, es importante que la alcaldía de Tláhuac, que aún tiene zonas de cultivo, puede reactivar la economía local y regional a través de la producción agroalimentaria, sobre todo, en tiempos de crisis económica y el encarecimiento de los alimentos.

Por ahora la Chinampa Atliacac es el sostén de tres personas, pero también colabora con otros productores de la zona chinampera de Tláhuac. El mecanismo para hacer un pedido es muy fácil. Los interesados pueden solicitar la lechuga por medio de la página de Facebook “Chinampa Atliacac” de martes a viernes en un horario de 13:00 a 19:00 horas.

Chinampa Atliacac

Pedidos de lechuga: Facebook

Cuanto: desde $15

Por contingencia solo Tláhuac