Los paisajes más pintorescos de la Ciudad de México
MXCity
Más allá de los edificios enormes y de las grandes aglomeraciones de gente, la Ciudad de México tiene paisajes naturales que rivalizan con cualquiera.

Para escapar del frenesí de la ciudad y de la claustrofobia del transporte público, no tienes que ir tan lejos; dentro de la propia CDMX hay paisajes maravillosos.

. . .

 

La metrópolis capitalina es, probablemente, la ciudad más ecléctica de México. Tiene de todo: museos, bares, restaurantes, universidades, instituciones gubernamentales?en fin, es una mezcolanza de muchísimas cosas. También tiene decenas de edificios históricos, infinidad de parques y hasta estadios. Si bien, en lo primero en que pensamos cuando alguien nos menciona a la CDMX es la cantidad abrumadora de gente y de edificios, la heredera de Tenochtitlan es mucho más que eso.

No solo es una jungla de concreto y un hervidero de personas. Al fin y al cabo, está localizada en el Valle de México, una de las zonas más bellas y fértiles del país. En sus periferias, donde la mancha urbana no se ha apoderado tanto del territorio, uno puede disfrutar de paisajes naturales increíbles. Bosques, ríos, lagunas, canales, los pintorescos paisajes de antaño siguen ahí, aunque se hayan reducido. Aquí una lista de los más bellos:

Bosque de la Cañada

paisajes
Imagen de: skyscrapercity.com

El Bosque de la Cañada está localizado en la alcaldía Magdalena Contreras. Todas las zonas del bosque, incluidos los famosos Dínamos, están conformadas por cañadas exuberantes, senderos para caminar y hermosas cascadas. Sus múltiples arroyos desembocan en el Río Magdalena, el último vivo y saludable de la CDMX. El bosque es húmedo y frondoso, repleto de aire fresco y de trinos de pájaros. Hay varios manantiales y pozas para refrescarse, además de paisajes maravillosos desde tres mil metros de altura.

Parque Nacional Cumbres del Ajusco

paisajes
Imagen de: nutricionsas.com

Este sistema montañoso, coronado por el volcán extinto Xitle, es verdaderamente espectacular. La vegetación está conformada por un bosque denso y aromático, además de multitudes de arroyos y pequeñas cascadas. Es ideal para realizar paseos a caballo, senderismo y ciclismo. Es un lugar perfecto para los más audaces, que deseen practicar montañismo o acampar. También se practican algunos deportes extremos, como motocross y rappel. Es uno de los pocos lugares cerca de la ciudad donde se puede observar nieve, especialmente en invierno. Sus puntos más altos son la Cruz de Marqués, con 3,930 msnm y el Pico del Águila, con 3,880.

Parque Nacional Cerro de la Estrella

paisajes
Imagen de: elbigdata.mx

Este icónico cerro, localizado en Iztapalapa, tiene siglos de historia a sus espaldas. Se cree que es el lugar al que acudían los sacerdotes de Tenochtitlan para renovar el tiempo, con la ceremonia del fuego nuevo. Los vestigios que se han encontrado dan cuenta de ello: petroglifos, un adoratorio y restos arqueológicos. Cuenta con 12 hectáreas, y se ubica en un pequeño promontorio de origen volcánico. Es un lugar ideal para pasar un día de campo con la familia y los amigos, con espectaculares vistas de la ciudad desde su mirador, pero convenientemente alejado de su bullicio.

Parque Nacional Desierto de los Leones

paisajes
Fotografía de: Fabián Acuña Toledo

1,866 hectáreas de bosques sobrecogedores te esperan con los brazos abiertos. Podrás compartir durante un rato el espacio de más de 100 especies de aves, 30 de mamíferos, 7 de anfibios y 9 de reptiles. Este gran rincón verde de la ciudad es muy rico en cuanto a diversidad. Es un lugar ideal para echarse una larga caminata o para desempolvar tu bici de montaña. Si te encanta dormir bajo un cielo repleto de estrellas y con el sonido del viento removiendo las hojas de los árboles, el Desierto de los Leones es para ti. Además, aquí se encuentra el imponente Ex-monasterio de la Orden del Carmen, una maravilla arquitectónica.

Parque Nacional El Tepeyac

paisajes
Imagen de: Wikimedia Commons

Este es, tal vez, el parque menos conocido de la lista, pero eso no le quita belleza. El nombre seguro te suena, ya que la cumbre del cerro de Tepeyac se conoce como el lugar en que la Virgen de Guadalupe se le apareció a San Juan Diego. Más allá de la historia, este cerro se encuentra dentro de la cadena montañosa Sierra de Guadalupe, las cual ofrece vistas magníficas de la ciudad. Uno de sus principales atractivos es un extenso bosque de eucaliptos. Además, es el lugar perfecto para disfrutar un día de campo: cuenta con juegos infantiles, kioscos y asadores.

Parque Ecológico Xochimilco

paisajes
Imagen de: Flickr

La serie de canales de Xochimilco es de las maravillas naturales más conocidas de la CDMX. De sus casi 230 hectáreas, la mayor parte está cubierta por lagos, ciénagas y canales. No es por nada que es uno de los lugares más visitados de la ciudad: además de su belleza natural, aquí se puede observar una de las tradiciones más antiguas de México: las chinampas. Este increíble método de agricultura se ha conservado: el parque cuenta con 8 hectáreas de chinampas demostrativas. Por si esto fuera poco, incluye varias zonas dignas de ser vistas: la Reserva Natural de las Aves, el Jardín Botánico, el Jardín Xochitla y el Paseo de las Flores.

Así termina nuestra lista de los paisajes más pintorescos de la Ciudad de México. ¿Nos faltó alguno? ¿Tú, cuáles pondrías?

Aquí más información acerca del precioso Bosque de la Cañada.

*Imagen destacada de: Flickr

Colosales y majestuosas, así son las dunas de Samalayuca
MXCity
Un escenario que supera la imaginación de los escritores de ciencia ficción y cualquier expectativa de diversión desértica.

Historia, diversión y observación de estrellas te espera en las dunas de Samalayuca.

 

. . .

 

No se sabe con certeza quienes fundaron Samalayuca, pero se cree que los nahoa fueron quienes ocuparon la región un tiempo y le dieron ese nombre, probablemente, por la cuantiosa presencia de la planta yuca.

El territorio estuvo desocupado muchos años, aún con la llegada de los españoles, sólo los apaches pasan por ahí quizá por los ojos agua.

 

 

Fue hasta el último cuarto del siglo XIX cuando se empiezan a localizar pequeños asentamientos de población y con ella la actividad ganadera que decayó en la primera década del siglo XX, durante la Revolución; no obstante, el origen del poblado se fecha en el año 1880, cuando se empezó el trazo de las líneas del ferrocarril y se construyó la estación de combustible y agua para proporcionar servicio a los trenes.

 

 

Samalayuca es una pequeña localidad que se encuentra a 30 km al sur de Ciudad Juárez, Chihuahua, está flanqueada por una sierra que lleva el mismo nombre donde han sido detectadas evidencias de asentamientos prehispánicos entre los que sobresalen los dibujos en las rocas, petrograbados y algunas pinturas.

Del otro lado de la sierra, la población está demarcada por una formación de dunas increíbles que miden de 100 metros -como la Columna de la Independencia- a 300 metros -como la Torre Eiffel– cuya visión transporta a sus visitantes a los escenarios de Star Treck o Mad Max.

 

 

En la región se han encontrado fósiles marinos de la era cuaternaria, hecho que hace suponer que antiguamente estuvo ocupado por un mar interior que hoy es uno de los paisajes desérticos más imponentes de México.

La zona de las dunas se ubica a solo 50 km al sur de la Ciudad Juárez y se extiende aproximadamente 150 kilómetros cuadrados, así que la presencia de un guía es necesaria, si no se aguanta mucho el calor, lo mejor es visitar Samalayuca en otoño e invierno porque en verano las temperaturas pueden superar los 45 grados.

 

 

Este desierto no es tan tranquilo como crees, por lo menos no de día, porque se pueden practicar muchas actividades, desde las más obvias como el sandboard -que consiste en subir la duna de preferencia para descender en una tabla especial- hasta otras como futbol en burbujas.

Los recorridos en cuatrimotos son rápidos y para los que disfrutan del aire y la brisa de la arena, su ventaja es que con estos paseos puedes adentrarte a las partes menos visitadas del desierto. Los paseos en Jeep ofrecen más comodidad.

 

 

Si vas en grupo, la recomendación es el "bubble soccer", en el que tendrás que meterte a una burbuja para tratar de meter un gol, el reto es aguantar bajo el rayo de sol y claro, anotar. Pero no todo es agitación, este es uno de los mejores lugares para observar estrellas en México.

Después de tu visita no olvides cenar un buen burrito y visitar Galileo Bar, uno de los pocos laboratorios de mixología en América Latina. Si quieres ver más fotos rupestres dale clic aquí.

 

 

Dunas de Samalayuca

Dónde: Carretera Nacional 45, Ciudad Juárez 35180

Cuando: 365 días al año

Cuánto: $100 en lugares ecoturísticos

Foto destacada @chematierra

Cacaxtla-Xochitécatl, el fascinante patrimonio arqueológico de Tlaxcala
MXCity
Muy cerca de la Ciudad de México se encuentran los murales pintados mejores conservados de los pueblos originarios.

Cacaxtla es uno de los sitios de interés para visitar en Tláxcala.

 

. . .

 

Cacaxtla se deriva del vocablo cacaxtli, que literalmente significa "Lugar de Cacaxtles", siendo estos unos armazones indígenas empleados para transportar productos. Los habitantes de la zona fueron los olmecas-xicalancas que controlaron la región del valle Sur de Tlaxcala y del valle Poblano, actualmente el poblado San Miguel del Milagro.

 

 

La zona Arqueológica de Cacaxtla-Xochitécatl, fue habitada por primera vez entre los años 400 y 500 de nuestra era, para el año 1200 ya no existen evidencias de estos grupos; no obstante, se sabe que la sociedad que se desarrolló ahí fue una de las más importantes en la zona por su poder militar que logró la hegemonía política, militar y económica en gran parte del valle poblano-tlaxcalteca después de la caída de Teotihuacan y Cholula, consiguiendo entablar relaciones comerciales a larga distancia con regiones distantes como la Costa del Golfo y la Cuenca de México.

 

 

Las investigaciones del sitio arqueológico empezaron en 1970 pero fue hasta 1975 que se descubrieron parte de sus murales a los cuales se les fue sumando una serie de grandes hallazgos como el Gran Basamento, complejo arquitectónico de estructuras superpuestas y adosadas que presentan sofisticadas pinturas murales, únicas en su clase, en los llamados Templo de Venus, Templo Rojo, Mural de la Batalla y Pórtico A.

En la excavación de 1990 fueron descubiertas dos cistas con ofrendas dedicadas al dios Tláloc, al tratarse de conchas, caracoles marinos y el mascarón del dios elaborado en obsidiana y piedra verde. También se recuperaron varias vasijas de gran tamaño con asas horizontales y verticales.

 

 

 

Probablemente el atractivo más importante del lugar sean sus pinturas murales que aún conservan, después de mil años, su diseño y tonalidad. Sus temáticas no son menos impresionantes, en el Templo de Venus se observa una pareja alacrán, en los murales de Templo Rojo, el de La Batalla -pintado entre los años 650 y 700 – y el Norte, se encuentran representados hombres jaguar de gran belleza y riqueza expresiva en un encuentro violento.

 

 

Para poder apreciar mejor el mural sin poner en riesgo su integridad, se realizaron reproducciones a escala para admirar de cerca los detalles del Hombre Jaguar, una de las figuras dispuestas en las jambas del Edificio A, las escenas acuáticas del Templo Royo y el Hombre Escorpión, del Templo de Venus, entre otras representaciones.

 

 

Más sobre el poderoso Xochitécatl

Xochitécatl es un gentilicio que significa el habitante o el nativo de Xochitlán, o "Lugar del Linaje de las Flores". La zona arqueológica fue fundada sobre un cerro por lo que sus primeros habitantes adaptaron su arquitectura a la topografía del lugar mediante terrazas habitacionales y de cultivo, colocando los monumentos más importantes en la cima incluyendo la Pirámide de las Flores, la Pirámide de la Serpiente, la Pirámide de la Espiral y el Basamento de los Volcanes.

 

 

Sus habitantes fueron los mismos olmecas-xicalancas ocupantes de la zona de Cacaxtla, que desarrollaron en la zona primordialmente entre los años 600 y 100 como de un centro ceremonial principalmente dedicado al culto de la fertilidad y a la propiciación de lluvias, asociados con la imagen femenina y encontrados en varios elementos como el paisaje ritual, ofrendas de conjuntos de figurillas, entierros humanos y elementos arqueo-astronómicos.

Del lugar se conservan piezas muy importantes de la actividad artística plástica de los habitantes de esta región, como las figuras de Los 11 Señores de Cacaxtla. Aunque menos relevante que el sitio de Cacaxtla, su cercanía y vínculo históricos los hace parte de una misma visita que resulta complementaria.

 

 

 

Cacaxtla-Xochitécatl

Dónde: San Miguel del Milagro, a 20 km al municipio de Nativitas.

Cuando: lunes a domingo de 9:00 a 17:00 hrs.

Cuánto: $75 (incluye el ingreso a museos y sitios arqueológicos de la zona).

Uso de cámara: $45.00

Foto destacada México Real

La Ventana, una inolvidable excursión por los bellos senderos de SLP
MXCity
San Luis Potosí tiene historia, cultura y exquisita oferta gastronómica además de ser ideal para los aficionados de la aventura.

Conoce la espectacular vista panorámica que ofrece La Ventana en SLP.

 

. . .

 

La Sierra de San Miguelito es un terreno montañoso con más de 30 millones de años de antigüedad, que el año pasado estaba en el camino para ser declarada Área Natural Protegida por ser hogar de cerca del 35% de vertebrados terrestres que hay en el estado, de los cuales 53 se encuentran bajo alguna categoría de protección y 275 son especies endémicas.

La sierra se ubica en la comunidad La Amapola -a 35 minutos de la capital de San Luis Potosí- habitada por alrededor de 50 personas, y que te puede servir como última escala antes de adentrarte en La Ventana, un espectáculo natural que tiene como reto llegar a su parte más alta.

 

 

El camino de la sierra que lleva La Ventana está plagado de la flora y la fauna de la zona que es mejor observar desde temprano para no resentir el calor en la subida de más de 15 kilómetros en un viaje de ida y vuelta, así que no olvides agua y víveres necesarios.

La primera parte del viaje es la pesada pues hay que llegar hasta una enorme cruz incrustada en el cerro que lleva ese nombre, en se lugar está marcado el sendero que hará la segunda parte del viaje, un recorrido de tan solo 20 minutos que te llevará a una formación rocosa que cuenta con una altura de 2 mil metros sobre el nivel del mar, la famosa Ventana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Ventana

Dónde: Ejido de Escalerillas, Amapola, SLP.

Cuando: se recomienda guía.

Cuánto: $50 por persona

Foto destacada Nomadarte

Museo La Venta: un zoológico, zona arqueológica y un bellísimo parque
MXCity
El museo más importante de Tabasco, uno de los más peculiares de México y un lugar increíble para visitar.

Más de 200 artefactos originales se encuentran en este precioso museo.

 

. . .

 

La importancia de esta zona arqueológica reside en su gran antigüedad -1200-400 a.C., ya que está considerada una de las primeras ciudades del México antiguo seguramente habitada por estar rodeada por una extensa red de cuerpos de agua dulce y salada, con abundante flora y fauna comestibles.

A esto suma su arquitectura monumental de tierra y su numeroso e impresionante acervo escultórico de piedra y sus ofrendas de jade.

 

 

 

A diferencia de otros sitios arqueológicos, no se encuentran yacimientos de piedra, la arquitectura es de tierra, alineada en ejes de norte a sur formando avenidas y plazas que tuvieron funciones cívico-ceremoniales.

Este lugar resguarda maravillas invaluables, un basamento que data del año 400 a. C., seis lapidas labradas en bajorrelieve, ofrendas masivas subterráneas -únicas en el México antiguo-, moles de piedra volcánica de aproximadamente de 35 toneladas que eran traídas de Veracruz y Chiapas, piedras verdes de Oaxaca y Puebla, y hasta jade importado de Guatemala.

 

 

 

El nombre de esta zona a las orillas de la Laguna de las Ilusiones proviene de la venta de maderas precisas que se realizaba a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, su nombre prehispánico se desconoce.

El sitio arqueológico La Venta, se ubica en Huimanguillo, Tabasco, fue diseñado, organizado y plasmado por el poeta tabasqueño Carlos Pellicer Cámara, e inaugurado el 4 de marzo de 1958. Cuenta con un espacio de 6.5 hectáreas dividido en dos áreas, la arqueológica y la zoológica.

 

 

 

En la parte zoológica hay 650 especies animales como jaguares, cocodrilos, aves, serpientes y monos araña entre otros, así como lo más representativo de la flora de la región. La zona arqueológica con una colección de 33 esculturas -que se clasifican en 3 grupos, altares, estelas y cabezas colosales- y 200 artefactos.

Destacan las figuras humanas manifestadas en altares y estelas representando seres fantásticos, que marcan el umbral del inframundo de los olmecas, así como mosaicos de piedra que constituyen una de las ofrendas masivas más importantes de esta cultura.

 

 

 

 

El museo cuenta con 5 salas temáticas donde, se contextualiza en el tiempo y el espacio a la civilización olmeca, se exponen tres esculturas monumentales que originalmente delimitaban el límite sur de la antigua ciudad olmeca -estas figuras humanas acuclilladas están labradas en piedra arenisca y pesan entre 35 y 17 toneladas.

 

 

La historia de las investigaciones en La Venta, la cerámica y la gran variedad de figurillas probables retratos de los antiguos habitantes, instrumentos de piedra utilizados para elaborar joyería, nueve esculturas monumentales, una ofrenda de cinceles recuperada del recinto ceremonial, un hacha votiva labrada y un pectoral.

El museo cuenta con tres diferentes recorridos -el más completo con una hora y media de duración- un área con juegos didácticos para niños, estacionamiento y venta de recuerdos.

 

 

 

 

 

Parque Museo La Venta

Dónde: Boulevard Adolfo Ruiz Cortines S/N, Jesus Garcia, Villahermosa, Tab.

Cuando: lunes a domingo 8:00 a 16:00 horas.

Cuánto: $50

Foto destacada Sectur

x