Gastronomía
Jumiles, platillo exótico y herencia de las culturas prehispánicas
MXCity
Seguimos con la serie de insectos comestibles de México; ahora les toca el turno a los jumiles, un manjar muy apreciado en la sierra de Guerrero.

La diversidad de la cocina mexicana no tiene parangón en el mundo. Uno de los ingredientes que siempre sorprende a los extranjeros son los jumiles.

 

Siguiendo la línea de la entomofagia en México, nos concentramos con otro de los insectos más consumidos del país: los jumiles. Estos son incluso más divisivos que los escamoles o los gusanos de maguey, ya que existe la tendencia de comérselos vivos.

Como todos los demás bichos que se consumen en México, la recolección de los jumiles es una herencia de las culturas prehispánicas. Hace siglos, se solían recolectar para la fiesta de muertos; incluso había un templo dedicado a ellos en la cima de un cerro.

 

jumiles

Imagen de: 24 Morelos

 

 

Este monte es el Cerro del Huixteco, ubicado en Taxco, Guerrero. Todos los inviernos, en un periodo que se extiende de noviembre a febrero, los jumiles se recolectan sin parar. Estos insectos, primos de las chinches, anidan sobre los tallos y entre las hojas secas de los encinos. En el Huixteco son tan abundantes, que incluso llaman jumileros a sus habitantes. De hecho, tienen un día dedicado al jumil, el cual celebran por todo lo alto: el 5 de noviembre.

Los jumiles suelen desaparecer con las primeras lluvias, así que su cosecha es intensa durante esos meses. Sin embargo, su captura y mantenimiento son complicados. Para empezar, son insectos voladores, por lo que son muy escurridizos. Además, cuando se sienten en peligro, despiden un olor muy fuerte, que se intensifica al tocarlos. Cuando se recolectan, los guardan en canastones cubiertos con mantas delgadas de algodón, y los rocían constantemente con agua, para que no mueran.

 

jumiles

Imagen de: chef Alex Pérez en YouTube

 

Después, se venden en atados de hojas verdes de cucharillo, para que no escapen. Los jumiles también abundan en Morelos, específicamente en Cuachichinola y Jumiltepec, pero son más pequeños. Se conservan en ollas de barro tapadas con hojas de maíz y los alimentan con ramas de laurel. Una vez en la cocina, se comen tostados, en salsa de tomate con guajillo y molidos con chile. No obstante, mucha gente se los come vivos, ya que existe la creencia que de esta manera curan la dispepsia y las erupciones de piel.

 

jumiles

Imagen: México Desconocido

 

 

Aquí otro de los insectos comestibles más populares de México: los escamoles.

 

*Imagen destacada de: Pinterest

5 geniales tiendas a granel en la CDMX para decirle adiós al plástico
MXCity
Una manera de disminuir nuestro impacto sobre el medio ambiente es reducir el uso de materiales desechables: estas tiendas a granel nos ayudan a lograrlo.
tiendas-a-granel

Las tiendas a granel son una gran alternativa para reducir nuestra producción de basura; además, en estos momentos de crisis es importante reflexionar sobre nuestra responsabilidad en la destrucción progresiva de la Tierra.

 

La situación actual del país y del mundo nos presenta con una oportunidad inmejorable para cuestionarnos las maneras en que contribuimos al deterioro sistemático del medio natural. Esta crisis sanitaria nos está mostrando que el planeta necesita urgentemente un descanso de los parámetros capitalistas y voraces que nos rigen. Afortunadamente, desde principios de año se emitió la prohibición para los plásticos desechables de un solo uso en la CDMX; esto permite que las tiendas a granel florezcan.

Es imperativo aprender de nuestros errores y rescatar aquellas medidas de antaño que respetaban al medio ambiente. No debemos destruir todo en aras de la comodidad. Sin embargo, también hay que saber hasta qué punto podemos ayudar, y no echarnos cargas a la espalda que no nos corresponden. Una de esas pequeñas, pero significativas, acciones es aprovechar las tiendas a granel de la CDMX.

Botánica Granel

tiendas-a-granel

Imagen de: FB Botánica Granel

El mejor lugar para surtirte de cereales, harinas, tés y pastas. La sustentabilidad es una parte inseparable del consumo en este establecimiento. No solamente vende alimentos, sino que también tiene una amplia gama de shampoos, acondicionadores, bálsamos labiales, cremas corporales y desodorantes. Por si esto fuera poco, su tienda cuenta con una máquina para hacer mantequilla de maní in situ. Para almacenar tu compra, puedes llevar tus propios contenedores, adquirirlos en la tienda o realizar tus compras vía internet.

Dónde: Fernando Montes de Oca 69, Condesa.

La Buena Cosecha

tiendas-a-granel

Imagen de: FB La Buena Cosecha

Este expendio a granel se define a sí mismo como una extensión de la Central de Abasto. Tiene una gran relación precio-calidad, además de que hay mucho menos gente que en la Central y podrás realizar tus compras a gusto y con espacio. Venden todo tipo de botanas, fruta deshidratada y cristalizada, semillas, cereales, chiles secos y especias; además, tienen una sección de productos gourmet y kosher. Tu compra no tiene que ser presencial: puedes hacerlo por teléfono o por internet.

Dónde: Av. Paseo de las Palmas 340, Lomas de Chapultepec.

Estado Natural

tiendas-a-granel

Imagen de: FB Estado Natural

El concepto de esta entrada de nuestras tiendas a granel es simple y efectivo: cero empaques y cero marcas. Además de ofrecer una amplia gama de alimentos sanos y sustentables, ofrecen a sus clientes un 5% de descuento si llevas tu propio recipiente reutilizable. También cuentan con un programa en el que acumulas puntos con cada compra. Cuenta con seis sucursales en la CDMX, así que seguro hay una cerca de ti.

Dónde: Sinaloa 61D, Roma Norte. Las demás sucursales aquí.

Lush

tiendas-a-granel

Imagen de: FB Lush México

Más allá de lo comestible, Lush es la mejor opción para adquirir productos de higiene y cuidado personal. Venden cosméticos artesanales, frescos orgánicos y libres de experimentación en animales. La gran mayoría de ellos no están envasados, por lo que es sencillo comprarlos a granel. Los que sí lo están, llevan un empaque hecho 100% de materiales reciclados. Entre otras cosas, cuentan con shampoos, acondicionadores, geles de ducha, exfoliantes y aceites corporales, desodorantes y perfumes sólidos.

Dónde: Av. Paseo de la Reforma 180, Juárez.

La Nature

tiendas-a-granel

Imagen de: FB La Nature

El último establecimiento de nuestra lista de tiendas a granel en la CDMX se enfoca en los lácteos. Su compromiso con el medio ambiente es evidente: todos sus productos son orgánicos y a granel o, en su defecto, en envases retornables. Se especializan en leches, mantequillas, yogures y quesos, tanto de origen animal como vegetal. Sin embargo, también cuentan con productos como cátsup, compotas, salsas y productos biodegradables de limpieza del hogar. Además, si devuelves los envases de sus productos en buenas condiciones, se te bonificará con una pequeña cantidad.

Dónde: Abraham González 131, Juárez.

Conoce la iniciativa Salvemos Restaurantes, una medida comunitaria para salvar el consumo local.

*Imagen destacada de: FB La Buena Cosecha

Cocina Abierta, el comedero más original de la CDMX
MXCity
Los comederos de los centros comerciales suelen ser todos iguales; sin embargo, Cocina Abierta se distingue del resto y sobresale por su originalidad.
cocina-abierta

Si te apetece estar en un solo lugar que ofrezca múltiples opciones de cocinas deliciosas y de calidad, Cocina Abierta es la mejor opción; no dudes en visitarla.

 

Los centros comerciales no suelen ser lugares a donde uno va por sus comederos. Si bien a veces pueden albergar buenos restaurantes, sus áreas de comida dejan mucho que desear. Los locales que uno se encuentra no varían mucho: cadenas transnacionales, changarros de comida rápida y alimentos mediocres, en su mayoría. Sin embargo, esto no tiene por qué ser siempre así: Cocina Abierta rompe con el patrón y ofrece una excelente y muy variada experiencia culinaria.

cocina-abierta

Imagen de: Deezen

Si tienes ganas de caminar un rato por un centro comercial, hacer window-shopping y terminar con una buena comida, date una vuelta por Artz Pedregal, sobre Periférico. Más allá de sus tiendas, la verdadera estrella del lugar es su comedero. Cocina Abierta fue creado por el estudio de arquitectura MYT+GLVDK, con elementos que combinan los estilos mexicano y japonés.

Alrededor del lugar se encuentran varios locales que ofrecen probadas de distintas cocinas internacionales, con muchas opciones para sentarse y admirar el exquisito diseño de la zona. En el centro del comedero hay una escalera y una rampa helicoidales, que dan vueltas entre sí, y llevan a un mezzanine que ofrece una vista espectacular del espacio.

cocina-abierta

Imagen de: Deezen

cocina-abierta

Imagen de: Deezen

No obstante, las indiscutibles joyas de Cocina Abierta son los restaurantes. En primer lugar, tenemos un Biergarten alemán, con un patio al aire libre, coctelería y comida tanto mexicana como alemana. Mientras pruebas sus platillos, podrás deleitarte con sus magníficas cervezas y bebidas preparadas. Si quieres seguir explorando, Cocina Abierta no se queda corta de opciones.

A continuación, tenemos La Imperial, un restaurante mexicano que busca evocar la época de oro de las cantinas. Su arquitectura a la antigua, combinada con toques barrocos y del siglo XXI hacen de La Imperial un restaurante muy fotogénico. Si eres fanático de la comida oriental, desplázate hacia Moshi-Moshi. Este restaurante japonés ofrece un espacio amplio y luminoso, con cabinas de madera y lámparas colgantes. Las delicias que corren a lo largo de su cinta transportadora te harán agua la boca. Sin lugar a dudas, en Cocina Abierta hay algo para todos.

Dónde: Artz Pedregal; Periférico Sur 3720, Jardines del Pedregal.

Más espacios fascinantes en la CDMX: el Museo Tamayo.

*Imagen destacada de: Deezen

La invención del mole, un cuento increíble de Leonora Carrington
MXCity
La invención del mole fue escrita en los años cincuenta, y es una corta obra de teatro que habla de la fusión entre magia y cocina.

Este fascinante cuento nos enlaza con el mundo onírico de Carrigton.

 

Uno de los platillos más emblemáticos de México es el mole. Está presente en las bodas, fiestas de XV años, bautizos y altares en las celebraciones de Día de Muertos. Mole viene del náhuatl molli o mulli, y se refiere a varios tipos de salsas mexicanas a base de chiles y especias, éstas son espesadas con masa de maíz, con tortilla o en menor medida con bolillo.

Fray Bernardino de Sahagún relató este guisado prehispánico que se ofrendaba a Moctezuma y que se elaboraba con una salsa de chile caldosa, llamada chilmulli o chilmole, repitiendo la palabra mulli para referirse a una salsa. Los mullis también se ofrendaban a los dioses como muestra de agradecimiento tras largos viajes. 

 

Wikipedia

 

 

Pero Leonora Carrington, en su obra de teatro La invención del mole, nos plantea un surreal y cómico escenario donde aparecen Montezuma, un Amigo de Montezuma y el Arzobispo de Canterbury, entre otros personajes peculiares.

La obra comienza con un acalorado debate entre Montezuma y el Arzobispo sobre la relación de clero y la población, el monarca mexica le hace énfasis en qué no existe una comunión entre los individuos, ya que el pueblo no participa de manera activa durante las procesiones y ceremonias.

 

Wikipedia

 

La invención del mole fue escrita en los años cincuenta, y es una corta obra de teatro que habla de la fusión entre magia y cocina, donde en medio una calurosa conversación el arzobispo se da cuenta de que el banquete planeado para esa noche será él mismo; acompañado de una taza de chocolate.

Leonora Carrington nos da su propia versión, una “sinfonía gastronómica” donde no son las monjas las que inventan el platillo para honorar la visita de un virrey, como cuenta la leyenda. En este mundo imaginado, Leonora Carrington dialoga con las diferencias ideológicas de los emisarios del viejo y del nuevo mundo.

 

Wikipedia

 

En esta obra brilla el anticlericalismo de Leonora Carrington, la magia, y muchas visiones de animales sagrados de las civilizaciones mesoamericanas que se convierten enseguida en cáscaras de plátano y plumas.

Los personajes de las historias de Leonora Carrington suelen tener que pasar por una serie de transformaciones o están a punto de sufrir una transformación. La cocina es sin duda un lugar de metamorfosis; la enorme olla de barro en la que se cocinará al arzobispo de Canterbury evoca el caldero, instrumento mágico de la brujería y de la alquimia, y recurrente en la obra de Leonora Carrington.

 

Wikipedia

 

En esta obra el acto de comer, de ingerir con toda su belleza y violencia, forma parte fundamental de su reflexión. De hecho, otro platillo típico al que Carrington hace alusión es el de las carnitas. El cerdo cocinado en su propia grasa forma parte de la lista de platillos que sorprenden a un extranjero en México. En “Cuento mexicano”, el niño Juan es despedazado en “trocitos de carne” después de haberse comido a los cerdos que cuidaba en tacos de carnitas con salsa.

El mole es un platillo mestizo por excelencia, triunfo de la mezcla de diferentes especias y culturas. Hay quienes cuentan que existen recetas de mole con más de cien ingredientes para preparar la salsa. La cocina está directamente relacionada con la vida y la muerte.

 

Wikipedia

 

Como la gran mayoría de artistas de la estirpe surrealista, la obra de Leonora no requiere de explicaciones coherentes, sólo que uno esté dispuesto a ver el abanico de posibilidades que cada aspecto de la vida humana puede explorar.

Leonora Carrington, fue una pintora y escritora que nació dentro de una familia en Lancashire, Inglaterra un 6 de abril de 1917. Se inició en el surrealismo de la mano del artista alemán Max Ernst. Ella vivió y creo la mayor parte de su obra en México, país donde vivió hasta su muerte y del cual se enamoró perdidamente.

 

Wikipedia

 

Su amor por nuestro país quizá fue provocado por los atribulados y decadentes años que vivió en la Europa de la II Guerra Mundial, y llegó a nuestro país donde encontró una estrafalaria, incomprensible y fascinante cultura. Imposible crear hasta en el imaginario del más prodigioso de los surrealistas.

Puede leer el cuento y libro completo, El séptimo caballo de Leonora Carrington.

Nopal y amaranto, declarados alimentos del futuro por sus nutrientes
MXCity
Los alimentos del futuro, como el nopal y el amaranto, son la mejor opción para detener la pérdida de biodiversidad y mejorar nuestra alimentación.

El nopal y el amaranto, productos orgullosamente mexicanos, fueron declarados alimentos del futuro por su alto nivel de nutrientes y por ser cultivos resistentes.

 

El World Wildlife Fund es una organización dedicada a la conservación de la biodiversidad y a la protección de especies en extinción. Uno de los principales problemas en los que se está enfocando es el sistema alimentario humano. Los sistemas utilizados actualmente no son sustentables, ya que funcionan en detrimento de la biodiversidad. Por eso, el WWF emitió el informe Los 50 alimentos del futuro, como una posible solución ante el dilema que nos enfrentamos.

La sobrepoblación hace que se produzcan cada vez más alimentos, pero no hay que olvidar que los recursos del planeta son limitados. La vida silvestre ha disminuido un 60% desde 1970, ya que cada vez se destina más territorio para la agricultura, la cual representa una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero. La agricultura animal, en particular, requiere más agua y tierra para funcionar, y sus emisiones son más altas.

 

alimentos-del-futuro

Imagen de: WWF

 

Además, el 75% del suministro mundial de alimentos proviene de solo 12 especies de plantas y 5 de animales, lo cual está directamente relacionado a la disminución de diversidad de plantas y animales en la naturaleza. Cultivar los mismos alimentos una y otra vez agota los nutrientes y daña el suelo, ya que no todos los territorios son aptos para ello.

Por eso, el informe de los alimentos del futuro nos brinda información vital para diversificar nuestra dieta y ayudar al medio ambiente. Estos alimentos se basan en plantas, y consisten en vegetales, granos, semillas, cereales, legumbres y nueces de todo el mundo. Son ricos en nutrientes, asequibles y resistentes a climas hostiles y cambiantes. Además, ocupan menos espacio, agua y son mejores para el suelo. Algunos de ellos son originarios de México, como el nopal y el amaranto.

 

 

Nopal

 

alimentos-del-futuro

Imagen de: msn.com

 

Esta cactácea es tan importante en México, que forma parte de la bandera nacional. Los antiguos mexicanos sabían de su poder, y la usaban con frecuencia en su cocina. Como otras cactáceas, los nopales acumulan agua y resisten climas áridos y sequías. Contienen altas cantidades de vitaminas C y E, carotenoides, fibra y aminoácidos. Son fáciles de cultivar, requieren poco espacio y agua, y son muy adaptables: incluso se han introducido a otros continentes. También son increíblemente versátiles: además de comida, se pueden utilizar como una fuente de energía renovable y como fibras textiles. Tampoco nos olvidemos de las tunas, que son una delicia que satisface nuestros antojos dulces. Su consumo se ha puesto de moda poco a poco, por lo que el nopal ya atravesó las fronteras mexicanas y también deleita a los extranjeros.

 

 

Amaranto

 

alimentos-del-futuro

Imagen de: netnoticias.mx

 

Otro cultivo legendario, utilizado por primera vez por las culturas mesoamericanas. Además de sus excelentes nutrientes, los mexicas y los incas, entre otros, veneraban este grano por sus supuestas propiedades sobrenaturales. Hoy en día lo vemos por todos lados, como en las exquisitas alegrías. Es rico en fibra, proteína y magnesio. Además, su cultivo no requiere mucha agua y se puede plantar a casi cualquier elevación, lo que hace al amaranto un alimento ideal para cualquier cocina, en prácticamente todo el mundo. En los últimos años, su producción se ha disminuido en un 50%, porque la gente no sabe de sus beneficios o no conoce cómo implementarlo a su cocina. Sin embargo, también es un ingrediente multifacético: acompaña los desayunos, se pueden hacer tortitas de verduras con él, licuados y aguas. En realidad, puede acompañar prácticamente a cualquier comida.

Consulta aquí la lista completa de los alimentos del futuro.

 

Más alimentos mexicanos maravillosos: el aguamiel y su origen ancestral.