San Antonio Cuajimoloyas: Los majestuosos senderos entre las nubes de Oaxaca
MXCity
Cuajimoloyas es un paraíso arbolado lleno de hongos y múltiples senderos que puedes recorrer a pie, en bicicleta o a caballo.

Cuajimoloyas es un sitio precioso si deseas aventuras verdaderas.

 

San Antonio Cuajimoloyas un sitio reconocido en todo el mundo gracias a su Festival de Hongos que es uno de los más destacados del mundo. Se lleva a cabo a fines de julio o principios de agosto, cerca del comienzo de la temporada de lluvias.

Además, este lugar tiene bosques fabulosos que puedes explorar a pie, bicicletas o a caballo, en un recorrido de hasta 3 horas por algunos lugares de ensueño como el impactante cañón del coyote, la piedra colorada, el nacimiento de agua, el llano de la tarajeas, la cueva del fraile y los miradores escénicos Yaacuetzi y Xinudaa con paisajes panorámicos de esta preciosa sierra.

 

 

 

Es un sitio ideal para conocer sobre medicina tradicional, ya que aquí puedes aprender sobre especies de plantas endémicas con recorridos guiados por expertos certificados, y así descubrir plantas medicinales y los beneficios que han aportado a la población.

Además, podrás dejarte sentir atraído por los viejos bosques de pinos y robles y los numerosos senderos que a varios pueblos durante siglos, a los llamados pueblos mancomunados; un tipo de organización que solo podrás ver y conocer en Oaxaca.

 

 

Foto: Tripadvisor

 

 

Pueblos Mancomunados

 

Cuajimoloyas también se destaca por sus pueblos macomunados y tener una organización local integrada por la vereda Cuajimoloyas y las siete localidades cercanas de Benito Juárez, La Neveria, Latuvi, Llano Grande, Yavesia, Lachatao y Amatlan.

Se trata de una unión para la protección del bosque y de las tradiciones locales. El cultivo de una industria turística se considera beneficioso para estos objetivos, ya que proporciona una razón más para preservar el bosque y da trabajo a los jóvenes locales que, de otro modo, se verían obligados a abandonar las aldeas para trabajar en otro lugar.

 

 

Los Pueblos Mancomunados te permitirán ser testigo de la auténtica vida de montaña zapoteca, y serás obsequiado con una cálida bienvenida por parte de esta maravillosa gente.

Puedes quedarte en una cabaña, y más tarde conocer los ranchos para el cultivo de truchas, cultivos de papa o maíz, o pastoreo de ganado como ovejas o vacas. Puedes hacer largas caminatas, senderismo y si eres más aventurado puedes trepar por encima de las rocas para llegar al mirador.

 

 

Aquí tienes comida tradicional oaxaqueña y darte la oportunidad de tomar un respiro y disfrutar de la hermosa naturaleza de este precioso estado. Existen guías bien informados que te ayudarán a comprender la importancia de apoyar a la comunidad.

Si deseas ir solo, ten en cuenta que los senderos alrededor de Cuajimoloyas no están bien señalizados y es bastante fácil perderse. Además, cuando estas en Oaxaca, el tiempo es limitado y es difícil pasar tiempo explorando cada pueblo.

No dejes de visitar la hermosa Oaxaca, y tomar en cuenta a Cuajimoloyas como uno de tus recorridos.

 

 

Foto: Via México

 

San Antonio Cuajimoloyas

Dónde: Ciudad de Oaxaca de Juárez, Carretera Federal No. 190 hasta Tlacolula, desviación a Díaz Ordaz hacia el norte.

Cuando: de julio a agosto lo mejor es planear reservaciones.

 Cuanto: cabañas desde $200 por persona 

 

Foto destacada: Rocco Colon

Esta sublime ex Hacienda de Amealco es un lugar fotogénico y lleno de historia
MXCity
Las ruinas de la Ex Hacienda de San Nicolas de la Torre son de una belleza impresionante y de una historia fascinante.

La increíble hacienda del pueblo de Amealco en Querétaro.

 

. . .

 

San Nicolás de la Torre Querétaro es un lugar lleno de manantiales, por lo que recibió el nombre de Amealco, palabra de origen náhuatl que significa “En los manantiales”.

Aunque se trata de un municipio pequeño, Amealco al sur de Querétaro, tiene mucha bondad y belleza. Es un sitio apacible cuyas principales actividades económicas son la agroindustria, la ganadería y el turismo.

 

View this post on Instagram

San Ildefonso Tultepec

A post shared by Amealco Pueblo Ma?gico (@amealco_pueblomagico) on

 

En 1820 se instalaron en este lugar un grupo de españoles y franceses con el fin de establecer un aserradero para explotar la madera existente, fundando su colonia este del lugar y construyendo casas de madera con techos de tejamanil y pequeñas ventanas; su primera calle la formaron a lo largo de frondosos eucaliptos.

A través de los años y con la mezcla de razas se fue colonizando la región, viniendo a misionar frailes de diferentes órdenes religiosas, la población se fue solidificando en su estructura socioeconómica, sin hechos de trascendencia nacional.

 

 

Así que al llegar a Amealco, lo primero que llama tu atención es el jardín principal o Plaza de la Constitución, con sus múltiples desniveles y escalones que nos conducen al centro de esta plaza, donde puedes ver las bellas arquerías y los portales.

Una de estas arquerías data de 1865, cuando don Leopoldo Ruiz y Flores, arzobispo de Michoacán y primer delegado apostólico de México, la mandó construir y está edificada con muros de piedra, morillos y techos de teja de barro a dos aguas.

 

 

Aquí se pueden ver, además, varios diseños textiles, monederos, manteles, tortilleros, bolsas, fajas, camisetas y blusas. Los Cuisillos es una zona arqueológica pequeña situada en la esquina de la calle del San Idelfonso. Otros atractivos de Amealco son sus templos como el de la Purísima Concepción, el Templo de Chalmita, el de San Martín, San Judas Tadeo y el de La Ermita.

Entre los atractivos culturales y turísticos se encuentra la Laguna de Servín, La muralla y el Cerrito del Calvario en San Juan; lugares excelentes para días de campo en familia, para practicar el campismo, ciclismo de montaña, motocross, caminata campo traviesa y cabalgatas.

 

View this post on Instagram

Recorriendo

A post shared by -U T Ó P I C A- A T Ó M I C A- (@sacrum_engel) on

 

También está la Presa del Batán donde hay condiciones para realizar la pesca y práctica del campismo. En el Cerro del Gallo, existe una pequeña zona arqueológica conocida como El Cuisillo poco explorada en el Rincón de San Ildefonso Tultepec.

La comunidad de San Juan Dehedó es famosa por la imagen de la Preciosa Sangre de Cristo, por lo que se ha convertido en un lugar de peregrinación para sus devotos.  

 

View this post on Instagram

? Antigua

A post shared by -U T Ó P I C A- A T Ó M I C A- (@sacrum_engel) on

 

En la actualidad prevalece la costumbre popular de romper cascarones de huevo como muestra de deseo entre los vecinos de adquirir el compadrazgo mutuo; actividad que se realiza el día lunes y el martes de carnaval en el cerro de los Gallos, ubicado en la Cabecera Municipal.

A partir de1988, cada año se celebra la feria de Amealco para festejar su fundación, este evento tiene lugar entre los últimos días del mes de abril y los primeros del mes de mayo, con una duración de por lo menos 6 días.

 

View this post on Instagram

<>

A post shared by Joshua Vr (@joshua__vr) on

 

También puedes venir a probar una rica barbacoa de borrego, mole de huiro, nopales rellenos y quelites a la campireña. Si quieres postre prueba los dulces de mermelada, ates de membrillo, manzana cristalizada y jugo. El pulque y el

atole de aguamiel son tradicionales además de la bebida especial para las ceremonias llamado disthá.

 

View this post on Instagram

#mexico

A post shared by Carolina Gamper (@carolinagamper) on

 

Uno de los atractivos más especiales, son las ruinas la Hacienda en la comunidad de La Torre, una población con 1300 habitantes de los cuales el 75% de las familias produce queso artesanal.

La ex hacienda que se encuentra en ese lugar fue sede de varios escenarios como el de la revolución mexicana, el cual aún le quedan las marcas por las numerosas batallas y saqueos que se llevaron a cabo en el lugar.

 

View this post on Instagram

Torre

A post shared by -U T Ó P I C A- A T Ó M I C A- (@sacrum_engel) on

 

Ex Hacienda de San Nicolás de la Torre

Dónde: San Nicolas de La Torre, Amealco de Bonfil, Querétaro.

Cuando: lunes a domingo desde las 07:00

Entrada libre

Foto destacada Pinterest

Escalofriantes asesinos seriales que aterrorizaron a la Ciudad de México
MXCity
Estos asesinos tal vez no tengan nombres reconocidos mundialmente pero sus actos forman parte de las historias de terror de la ciudad.

Los asesinos seriales que atemorizaron la CDMX.

 

. . .

 

“El Chalequero” fue comparado con “Jack el Destripador” porque fueron contemporáneos. Mató a 20 mujeres en ocho años. Todas prostitutas que golpeó, estranguló y decapitó en zonas del centro de la Ciudad de México.  Es el primer asesino serial del que se tiene registro en este país.

Pero no es el único asesino en serie de este país. Desde hace muchos años, la nota roja y los asesinos en serie son protagonistas de la historia, a través de crímenes que nos han puesto los pelos de punta y han hecho estremecer a la ciudad. Aquí te dejamos con un recorrido por la historia de los asesinos seriales más famosos de México.

 

 

Francisco Guerrero Pérez El Chalequero

 

Wikipedia

 

Los periódicos, pasquines y folletos de finales del siglo XIX comparaban a Guerrero Pérez con Jack "El Destripador": "Allá por los años de 1880 a 1882, Jack el destripador horrorizaba buena parte de la culta Europa. En México se tuvo la desgraciada noticia de un criminal tan terrible y sanguinario. Desde hace veinte años se venían registrando crimen tras crimen, hasta la suma de 17 mujeres degolladas horriblemente.

 

 

Gregorio “Goyo” Cárdenas

 

Wikipedia

 

El estrangulador de Tacuba cometió sus crímenes entre agosto y septiembre de 1942. Sus víctimas fueron una compañera de la carrera de ciencias químicas y 3 prostitutas. Con ellas primero tuvo relaciones sexuales y después las ahorcó y enterró en el jardín de su casa. En 1942 confesó sus crímenes luego de que su madre lo internó en un hospital psiquiátrico. Preso en Lecumberri, Goyo fue un personaje singular en la cárcel: asistió a clases de psiquiatría, recibía visitas familiares, sostenía relaciones con las enfermeras e incluso tenía licencia para salir cuando quisiera. Obtuvo su libertad en 1976 por un indulto del entonces presidente Luis Echeverría y ese año, la Cámara de Diputados le rindió un homenaje por ser un ejemplo de readaptación social, ya que durante su estancia en prisión aprendió el Código Penal y se convirtió en abogado de otros internos.

 

 

Hermanas González Valenzuela “Las Poquianchis”

 

Vanguardia

 

María Luisa, Delfina, María de Jesús y Carmen González, les atribuyeron el asesinato de al menos 150 personas, la mayoría prostitutas que trabajaban en sus burdeles. Las autoridades presumieron que a muchas de sus víctimas las enterraron vivas. Eran originarias de El Salto, Jalisco, y durante su infancia fueron víctimas de violencia familiar.  Su historia inspiró a Jorge Ibargüengoitia para escribir su novela “Las Muertas”, que sirvió de guion para una película del mismo nombre dirigida por Felipe Cazals.

 

 

Felícitas Sánchez Aguillón la Ogresa de la Col. Roma

 

Federación Internacional de Criminología

 

Responsable de un número indeterminado de infanticidios (se cree que fueron más de 50, durante la década de 1930), en la Roma donde vivía en un edificio departamental. Fue una asesina organizada, hedonista y sedentaria que según su profesión se considera un ángel de la muerte. Sostenía un negocio practicando abortos y traficando con infantes.

 

 

Gabriel Arturo Garza Hoth El Viudo Negro

 

El Gráfico

 

Asesino serial mexicano activo entre 1991 y 1998, asesinó a su esposa y dos novias para colectar sus seguros de vida, obtuvo un total de 500,000 dólares por sus crímenes. La “coincidencia” que provocaron sus parejas muertas en tan sólo seis años alertó a la policía, pero Garza huyó a España. Fue capturado en 1998 y extraditado a México, donde fue condenado básicamente prisión perpetua.

 

 

Agustín Salas del Valle Jack EL Estrangulador

 

 

Se cree que asesinó a más de 20 mujeres en la Zona Centro de la Cd. de México, entre 1989 y 1993; aunque solo se le condenó por uno de estos homicidios. Interceptaba a sus víctimas en las calles, alquilaba una habitación, amagaba a las mujeres golpeándolas, para posteriormente violarlas y las asesinaba. En ocasiones dejó mensajes escritos en espejos y muros de la habitación.

 

 

Juana Barraza Samperio “La mataviejitas”

 

Infobae

 

Como luchadora se llamaba “La dama del silencio”, y fue hallada responsable de al menos 12 robos y 16 asesinatos de personas de la tercera edad cometidos entre 1990 y 2006, en la Ciudad de México. Entraba a su casa haciéndose pasar por enfermera y después los mataba y robaba. Fue sentenciada a 759 años de cárcel y sigue presa en el penal de Santa Martha, donde ha reclamado su inocencia en distintas entrevistas con la prensa.

 

 

Raúl Osiel Marroquín “El Sádico”

 

Vivir en Juárez

 

Secuestraba a sus víctimas homosexuales a quienes ahorcaba, descuartizaba y colocaba su cuerpo en maletas que abandonaba en las inmediaciones del Metro Chabacano y la colonia Asturias, en la Ciudad de México. “No me arrepiento de lo que hice. De tener la oportunidad, lo volvería a hacer, sólo que sería más cuidadoso para no ser atrapado y no cometería los mismos errores que llevaron a mi captura. De lo único que me arrepiento es por lo que está pasando mi familia ahora”, dijo luego de su detención en enero de 2006. Fue condenado a 288 años de prisión.

 

 

José Luis Calva Zepeda El caníbal de la Guerrero

 

Infobae

 

Comprobaron que comía partes de cuerpos humanos. Cuando los policías llamaron a su puerta él no opuso resistencia y los dejó ingresar a su departamento, ubicado en el número 198 de la calle Mosqueta. Los vecinos del sujeto ya se habían quejado de un olor fétido proveniente de su hogar; sin embargo, las autoridades sólo acudieron a dicho sitio en la colonia Guerrero tras la denuncia por la desaparición de Alejandra Galeana Garabito. Fue detenido el 8 de octubre de 2007 y murió el 11 de diciembre de ese mismo año tras suicidarse en una celda de la cárcel con un cinturón.

 

 

César Armando Librado Legorreta, El Coqueto

 

Infobae

 

Era microbusero y le encantaba matar mujeres de la zona metropolitana de la CDMX. Fue condenado a 240 años de prisión por cometer siete homicidios y ocho violaciones contra mujeres, en las unidades de transporte colectivo que conducía. Trabajaba como chofer de microbús en la ruta 2 y 27 que corre de Valle Dorado, en Tlalnepantla, hasta el metro Chapultepec.

Foto destacada El universal

Mayapán: la imponente y última capital del mundo Maya
MXCity
La zona arqueológica de Mayapan es un sitio poco conocido, encantador y rodeado de varios cenotes.

Mayapán significa “estandarte de los mayas” y es un lugar hermoso.

 

. . .

 

Visitar las ruinas de Mayapán en Mérida te harán tener un día más que fabuloso, mucha historia y además podrás darte un baño refrescante y salvaje. Aunque Mayapán no es tan popular como Chichén Itzá, Uxmal, Coba o Ek Balam, es un sitio excelente que vale la pena visitar.

A unos 50 kilómetros al sureste de Mérida, después del poblado de Telchaquillo, podrás encontrar este sitio para tener una mejor comprensión de los mayas, ya que fue la última civilización en pie antes de la llegada de los españoles y tiene una gran cantidad de información.

 

 

 

Mayapán es considerada la última gran capital maya, que estaba en funcionamiento justo antes de que los españoles conquistaran la región. La rica historia de Mayapán ha alimentado años de estudio arqueológico a partir de mediados del siglo XIX cuando Stephens descubrió el sitio.

El descubrimiento y el estudio continúan hoy con los equipos arqueológicos de México y Estados Unidos profundizando en su historia e impacto en la región. Mayapán podría considerarse el asentamiento maya más estudiado de la región.

 

 

 

Esta ciudad tuvo una población de 12,000 habitantes dentro de los muros protegidos del centro de la ciudad. Fue un poderoso centro urbano que se convirtió en la única fuerza política y cultural en Yucatán.

La jerarquía social está bien estudiada y muestra evidencia de una clase gobernante de alto nivel compuesta por sacerdotes y reyes, obreros calificados compuestos por comerciantes y artesanos, y esclavos agrícolas que trabajaban los campos alrededor de la ciudad amurallada.

 

 

 

Aquí se han encontrado cerca de 4,000 estructuras, pero no todas han sido excavadas. Se han identificado 26 cenotes alrededor del asentamiento.

Mayapán tiene un arquitectura única y preciosa. La plaza principal está rodeada por edificios gubernamentales, administrativos, religiosos y de la clase dominante; así como observatorios mayas. El centro ceremonial está lleno de templos, altares, santuarios y plataformas y está ubicado dentro de los muros del centro de la ciudad.

 

 

Los murales muestran escenas de guerra y eventos relacionados con el culto a la muerte, evidencia de vínculos culturales con el altiplano del centro de México. Tenga en cuenta que no todos los murales están abiertos al público ya que el descubrimiento y el estudio de estas importantes pinturas están protegidos por arqueólogos.

 

 

Telchaquillo tiene un cenote pequeño y poco profundo que podría ser un primer cenote perfecto para los niños. Cerca de ahí está Pixya, un pueblo más remoto a unos 5 km de Telchaquillo, es donde podrás encontrar el cenote de Noh-Mozon.

Noh-Mozon es un cenote especial. Se ingresa por medio de una escalera de suspensión muy destartalada y húmeda que lo lleva a una pequeña plataforma justo encima del agua y puedes practicar buceo. Este es un sitio turístico de muy bajo impacto, así que encontrarás poca gente.

Un sitio especial para visitar en cualquier época del año.

 

 

 

Zona arqueológica Mayapan

Dónde: Carretera Mérida ? Chetumal, Telchaquillo, 97824 Tecoh, Yuc.

Cuando: Lunes a Domingo de 08:00 a 17:00 horas, todos los días del año.

Cuánto: $45 pesos.

Las personas físicas que acrediten la residencia en México están exentas del pago los días domingo.

Foto destacada Wikipedia

Avenida 5 de Mayo, una calle que conecta nuestra historia
MXCity
La avenida 5 de Mayo se ha transformado junto a los cambios impresionantes que tiene la ciudad, dejando a su paso muchos edificios e historias.


La avenida 5 de mayo muestra la arquitectura de varios siglos.

. . .

La calle 5 de mayo surgió a finales del siglo XVI, el terreno que ocuparon las casas de Moctezuma y luego de Corte?s, extendidas de Madero a Tacuba y de Monte de Piedad a Isabel la Cato?lica, se dividió en cuatro partes. A un costado de la Catedral surgieron las dos primeras cuadras de la calle, ya que en esa época eran tan angostas que se les consideraba callejones y se llamaban del Arquillo y de Mecateros, y estaban cerrados por el desaparecido convento de la Profesa en la calle de San Jose? el Real, la que hoy es Isabel la Católica.

Como consecuencia de las Leyes de Reforma en 1861, se derribaron los conventos de Santa Clara y la Profesa, con lo que la calle gano? dos cuadras más y llegando hasta Vergara, lo que hoy es Boli?var. Desembocaba en el Teatro Nacional ?inaugurado en 1844?, cuya fachada miraba hacia el Zo?calo. Este nuevo tramo carecía de nombre, y cuenta Jose? Mari?a Marroqui? que las personas evitaban pasar por ahi?, ya que consideraban aquel paraje santificado por las virtudes de sus moradores [frailes o monjas].

Poco a poco la gente comenzo? a transitarlo, a comprar terrenos y a habitarlo. En 1862, en honor de la batalla de Puebla, a este tramo se le dio el nombre de 5 de Mayo. Para 1881, como las dos primeras calles aún se llamaban del Arquillo y de Mecateros, pero se unifico? el nombre de las cuatro cuadras. Pronto fue una avenida principal, con amplias casas y variados comercios. La calle se extendió? de nuevo cuando en 1900 se derrumbo? el Teatro Nacional y en 1905 llegó hasta Eje Central, donde comenzo? a construirse desde 1904 el Palacio de Bellas Artes.

Para 1919 en 5 de mayo ya habi?a restaurantes, sastreri?as, casas de moda ?au?n hay tiendas de trajes para caballero?, una carboneri?a, un taller de ma?quinas de escribir, boticas, incluso un novedoso expendio de accesorios para automo?viles. Se establecieron cantinas, hoteles y dulceri?as ?al menos habi?a cinco; hoy solo queda la dulceri?a Celaya.

Durante el siglo xx, la calle de 5 de Mayo fue conocida por sus libreri?as y papeleri?as. Ya en 1920 la papeleri?a El Modelo ocupo? la esquina con Motolini?a y en 1921 la libreri?a Sisniega y Hermanos abrio? su local en el nu?mero 49. Desde 1937 se establecio? en el nu?mero 46-e, entre Palma e Isabel la Cato?lica, la papeleri?a Zig-zag. El negocio, que desapareció en abril de este 2018, ha sido testigo de la historia desde hace ochenta an?os. Cabe decirlo porque otros comercios han mudado y ocupado distintos locales.

Hoy en día, la Calle del Cinco de Mayo conecta la Plaza de la Constitución a la altura de la torre poniente de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México con el Palacio de Bellas Artes y la Alameda Central. La calle es de un sentido y va en dirección poniente a oriente. A lo largo de su recorrido se pueden apreciar importantes ejemplos de la arquitectura de los siglos XIX y XX y muy pocos del período colonial, aunque con algunas transformaciones.

Aquí te dejamos unas fotos de la antigua 5 de mayo.

x