Arte y Cultura
Como si fuera Tolteca: el legado de una poderosa civilización
MXCity
Los toltecas fueron guerreros fascinantes, innovadores arquitectos y grandes artistas, conoce más de su cultura.

"Tener el corazón de Tolteca" era ser digno de un gran conocimiento.

 

. . .

 

La importancia de cultura toltecas es visible en los vestigios de sus enormes monumentos; como las pirámides encontradas en Tollan que contienen frisos, auténticas obras de arte con forma de secciones largas de paredes decoradas con pinturas y esculturas grabadas en la superficie. Uno de los frisos encontrados en una Pirámide tenía cerca de 40 metros de altura y tenía imágenes de jaguares y coyotes, símbolos de la guerra.

Las plumas de quetzal adornaban los tocados de los guerreros y de la nobleza tolteca. También forman parte de la imaginería de algunas de las deidades toltecas como su dios sol Quetzalcoatl, a quien siempre se le representa con las plumas de quetzal que llevan su nombre.

 

 

Los toltecas tenían una sociedad jerárquica que le daba mucha importancia a la conquista militar. Eran guerreros que habían avanzado en batalla al escalón superior del poder. Para los Toltecas, los sacrificios humanos y de sangre habrían sido una gran parte de su cultura.

Las ofrendas de sacrificio a los dioses eran esenciales para gobernar el ejército y el gobierno. El tzompantli es una de las grandes creaciones de los Toltecas, donde los enemigos vencidos o los sacrificios a los dioses estaban en los "tambores". La clase alta de los toltecas tendría que incluir líderes militares y religiosos que trabajen en conjunto sobre el gobierno, el ejército y los rituales religiosos.

 

 

Continuando con la herencia mesoamericana que les legaron los primeros olmecas, teotihuacanos, mayas y otros; los toltecas construyeron una impresionante capital en Tollan que pasaría a civilizaciones posteriores como los aztecas, quienes consideraban a los toltecas como una civilización tan próspera que incluso afirmaban descender de esta una vez gran civilización.

Incluso, la mayor parte de la información sobre los toltecas proviene de textos aztecas y poscoloniales que documentan tradiciones orales y otro poco con fusionar el mito con la realidad para ayudar a establecer un linaje con estos viejos maestros.

 

 

Los toltecas tenían sus raíces en el pueblo tolteca-chichimeca, que durante el siglo IX d.C., había emigrado de los desiertos del noroeste a Culhuacan en el Valle de México. El corazón de aquella ciudad se trazó en un patrón de cuadrícula, similar a la ciudad maya de Chichén Itzá. Los mayas también tenían una versión de un héroe cultural conocido como la ‘Serpiente Emplumada’, traducida como Kukulcán y contemporánea con el Quetzalcóatl tolteca; esto y las similitudes arquitectónicas sugieren que existía un estrecho vínculo cultural entre las dos civilizaciones.

El Tollan de la mitología azteca era famoso por sus suntuosos palacios e imponentes edificios hechos de oro, jade, turquesa y plumas de quetzal. También se pensaba que la ciudad se había inundado con la riqueza generada por los talentosos artesanos toltecas, capacitados en metalurgia y alfarería, tanto que se decía que sus alfareros habían ‘enseñado a la arcilla a mentir’ (Coe, 156) y más tarde aztecas.

 

 

De hecho, a los metalúrgicos y joyeros se les conocía incluso como tolteca. A los toltecas también se les atribuía el mérito de dominar la naturaleza y producir enormes cosechas de maíz y algodón de colores naturales de rojo, amarillo, verde y azul.

El sitio arqueológico de Tollan, aunque no tan espléndido como la leyenda, tiene una impresionante cantidad de monumentos sobrevivientes que incluyen dos grandes pirámides, una pasarela colisionada, un gran edificio de palacio y dos canchas de pelota, todo ello rodeado por una densa zona de viviendas urbanas.

 

 

A la fecha, se desconoce qué terminó con el dominio regional de la civilización tolteca. Un pueblo belicoso, conquistando las tribus circundantes e imponiendo tributos sin ninguna preocupación por la integración en la cultura política y religiosa tolteca; se cree que el imperio Tolteca puo haberse desintegrado cuando fue sometido a la tensión de fenómenos naturales como una sequía sostenida.

Las disputas internas también pueden haber llevado a la ruptura de la estructura de poder, y esto se insinúa en las legendarias historias de batallas entre los dioses Quetzalcoatl y Tezcatlipoca, entrelazados con personajes históricos.

 

 

Como sea, el nombre tolteca tenía tanto prestigio y fueron muy apreciados por los mayas y los aztecas, en particular, quienes parecen haber copiado muchos aspectos de las prácticas religiosas y el arte tolteca que consideraron el período tolteca como una época dorada en la que se inventaron maravillas como la escritura, la medicina y la metalurgia.

Cualquiera que sea el legado real del pueblo de Tollan, para los aztecas eran los toltecas y no otros de quienes pretendían reclamar descendencia, y la magnitud de su reverencia y respeto se evidencia en la expresión azteca Toltecayotl o "como si fuera tolteca" o "tener un corazón tolteca" que significó ser digno y sobresalir en todas las cosas.

 

Foto destacada: Wikipedia

Boca de Potrerillos es una zona arqueológica en medio de las montañas
MXCity
Boca de Potrerillos es un sitio arqueológico que concentra la mayor cantidad de grabados en roca de todo México y tal vez de toda América.

Este sitio y museo se encuentra en la zona desértica de Nuevo León.

 

. . .

 

Se trata de uno de los mejores testimonios materiales de las desaparecidas culturas indígenas de cazadores-recolectores del noreste. Boca de Potrerillos es un lugar especial en Nuevo León por muchas razones, siendo la principal, que es la única zona rupestre con declaratoria presidencial en el noreste de México por sus relevantes datos arqueológicos y sus miles de rocas con petroglifos que preservan la memoria de los antiguos pobladores de la entidad.

Los restos materiales del sitio han permitido reconocer que los habitantes originarios subsistieron por más de ocho mil años de la cacería, pesca y recolección.

 

 

Las imágenes grabadas se relacionan con el culto y respeto a la naturaleza y a fenómenos como la lluvia y el sol y los ciclos biológicos de plantas y animales, y debían elaborarse como parte de una ceremonia o ritual, bajo la tutela del chaman o especialista del grupo para formar un consenso que ningún integrante se atrevería a poner en duda.

La representación de manos, pies y cuerpos humanos; astas y huellas de venado; la silueta de artefactos como el atlatl, puntas de proyectil, cuchillos y escarificadores; y la representación de plantas como el peyote, debieron realizarse durante celebraciones dedicadas a la cacería, ritos de iniciación, cambios de jefatura y otros aspectos transcendentes dentro de la cosmovisión indígena de la región.

 

 

Este 2020, el sitio arqueológico monumental del "Cuadrángulo Rupestre" del noreste de México, conmemoró 20 años como Zona de Monumentos Arqueológicos, con nuevas luces en investigación, una reciente actualización de sus áreas de atención al público, cédulas lúdicas y un puente colgante.

Se trata de uno de los mejores testimonios materiales de las desaparecidas culturas indígenas de cazadores-recolectores del noreste. Los análisis de materiales indican 7,700 años de ocupación humana, que van del año 5920 a.C. a 1760 d.C., durante la época de contacto con los españoles.

 

 

El sitio consta de seis kilómetros cuadrados, es estudiado desde los años 90, fue constituido como zona arqueológica y abierto al público en 1995, dando frutos importantes para el conocimiento de las bandas que dejaron su testimonio cincelado en las areniscas que afloran en tres elevaciones.

La ubicación de las imágenes dentro del sitio guarda relación entre la iconografía y la geografía: en la parte alta del cerro predominan los diseños relacionados con el paisaje y los astros; en la zona media están las escenas de cacería y el venado, y en la más baja, los motivos que aluden al agua, los arroyos, la lluvia.

 

 

Los cazadores-recolectores desplazaban su dominio habitacional dentro de circuitos de 50 a 100 kilómetros, y en esa periferia se han descubierto miles de vestigios rupestres que dibujan el rastro de campamentos estacionales, así como restos de fogones semejantes a un pozo de barbacoa, donde se asaba carne de venado y corazones de agave para obtener alimentos y bebidas), piedras quemadas, instrumentos de molienda y cientos de puntas de proyectil de distintas antigüedades, que van desde hace siete mil años hasta mediados del siglo XVIII.

 

 

Boca de Potrerillos se encuentra en el "Cuadrángulo rupestre": una gran área geográfica que abarca Monclova a Saltillo, en Coahuila, y Sabinas Hidalgo a Monterrey, donde se agrupa la mayor cantidad, probablemente de América, de sitios con grabados en piedra.

En este lugar lleno de historia, en el que ancestros dejaron la huella de su paso, también existe un pequeño museo con una sala de objetos encontrados en el lugar, así como fotografías de los petrograbados y centro de información para el visitante. Ofrece visitas guiadas y catálogo del acervo.

 

 

 

Boca de Potrerillos

Dónde: 14 kilómetros del municipio de Mina, al noroeste de Monterrey.

Cuando: martes a domingo, de 10:00 a 19:00 horas; en invierno cierran 2 horas antes.

Entrada libre

Foto destacada Wikiloc

X´Men es el título maya para el brujo, hierbero o chamán
MXCity
Al chamán también se le es considerado como “El Señor de los libros sagrados” el que tiene conocimiento para curar.

X-Men es el sabio que aplica sus conocimientos y palabras para aliviar a la comunidad.

 

. . .

 

En las historias y leyendas escritas en la Tierra del Mayab, se dice que "Los mayas sabían que antes que ellos, mucho, mucho antes que ellos, otros hombres poblaron esta tierra y la hicieron hermosa y grande? Eran hombres santos y sabios? Cada uno de ellos había conocido a los Dioses mismos? No habían venido por medio de tierra o mar… Estaban allí porque… Aquel cuyo nombre se susurra en un aliento los creó aquí… Eran hombres guapos y valientes, que dieron amor y misericordia.”

 Cuando los mayas mencionan en esta historia es porque se dice que ha sido la cuna y origen de los grandes maestros de la sabiduría, en ese momento conocidos con el nombre de Halach Uiniks, era el nombre dado al máximo gobernante o jefe, y otra figura importante era el X´Men, el brujo o chaman maya.

           

Baxalkinanlil – blogger

 

Pero los mayas creían que todo ser humano “auténtico” era un chamán-creador y construía sus cuerpos resucitados mediante el autosacrificio y la privación. La perfección de estas ideas permitió a los mayas convertirse en un ser divino y sobrenatural que a menudo se representaba con cualidades animales: colmillos, alas, picos u hocicos.

Se cree que los orígenes de la religión maya se remontan a predecesores culturales como los olmecas, por su relación con la transformación humano-animal y equivalencias así como el trance extático, espíritus guardianes y viajes del alma, entornos físicos y metafísicos animados y sensibles.

 

Web in Cancún

 

Pero más allá de su origen, la cosmología maya estaba encaminada al chamanismo, un sistema de creencias que funcionaba en términos políticos, generales y de sacerdocio.

El papel de chamán consistía en que él interviniera en nombre de su pueblo ante Xibalba. Fue responsable de establecer los eventos (guerra, ascensión, siembra y cosecha) de acuerdo con los entornos astronómicos favorables. En el corazón de su poder estaba su capacidad para transformarse en su yo animal.

 

Revista Explore

 

El chamán no solo debe creer que realmente se ha transformado en una deidad o en un espíritu animal, la población también debe creer en la realidad de la experiencia. Si ven su actuación como una mera patraña, no podrán aceptar la jerarquía de poder que se ha establecido, una que los coloca en una posición subordinada.

Existe evidencia de que los chamanes fueron seleccionados en la niñez y educados en escuelas establecidas por los mayas. Estas escuelas les enseñaron todo lo que necesitaban saber sobre el desempeño de sus deberes como chamanes: adivinación, curación, cálculos calendáricos, etc. Una vez que se les inculcó a los jóvenes la forma de pensar chamánica, se convirtió en algo natural.

 

Revista Explore

 

Los chamanes mayas usaban compuestos alucinógenos para inducir sus estados de trance durante las representaciones o rituales. Entre los alucinógenos utilizados por los chamanes estaban los hongos, las secreciones de sapo y los nenúfares. Todas estas cosas contienen alcaloides que son psicoactivos por naturaleza.

 

Étnias

 

El X´ Men, se da en lengua maya al brujo o bruja, o curandero de un lugar. Es el equivalente al personaje que en otras lenguas amerindias se denomina chamán o chamana. Es un término común entre los mayas de la península de Yucatán y Guatemala, se pronuncia shmen.

Entre la población con cultura maya de México se considera que los x’men son personas intermediarias entre los seres humanos y las deidades. Tienen, según la creencia popular, la capacidad para curar enfermedades con hierbas y son capaces también de sanar a las víctimas de mordeduras de víboras. Ponen remedio a los malestares físicos causados por los “malos vientos”, o por el popularmente denominado “mal de ojo”.

 

étnias

 

El trabajo de los x’men se realiza merced a su sabiduría y, conforme a lo que la gente cree, a un pensamiento médico innato que parte de las enseñanzas del universo que los destina a quienes tienen la facultad, generalmente heredada, de poder mirar e interpretar las señales estelares generadas por Hunabkú.

Además, muchas de estas cosas están representadas en la iconografía y el arte mayas en asociación con la élite gobernante. En el Templo 1 de Bonampak,  representan la dedicación del templo, y los bailarines que celebran la creación del templo “usan nenúfares para representar su condición de habitantes del otro mundo”

Foto destacada Joya Life

Saaptim: hermosas canastas elaboradas por la cultura Seri
MXCity
Las cestas elaboradas por la tribu seri del noreste mexicano, son increíbles artesanías llenas de leyendas y rituales.

Conoce las cestas que fabrican las mujeres Konkaak o seri.

 

. . .

 

Los Konkaak o comca’ac, seris en castellano, significa “la gente”. El término seri proviene en cambio de la lengua yaqui y significa “hombres de la arena”. Hoy en día, habitan en dos localidades de la costa desértica del estado de Sonora: Desemboque, municipio de Pitiquito, y Punta Chueca.

De acuerdo con los ciclos de pesca, radican en diversos campos pesqueros a lo largo de 100 km de litoral. Se cree que en la época prehispánica estaban organizados en seis clanes sin jefes, y sólo era nombrado para cumplir tal función el individuo más capacitado en épocas extraordinarias, como la guerra, así como en tiempos difíciles de escasa recolección, caza y pesca.

 

 

Otra de las peculiaridades de los Konkaak son las cestas bellísimas que fabrican las mujeres de este grupo indígena. Las cestas representan la riqueza y complejidad de los seris, cuya vida ha transcurrido entre el mar y el desierto, y cuya historia es "tejida" por las mujeres de esta etnia a través de las grandes cestas que elaboran, denominadas saaptim.

El trabajo de la cestería que realizan las mujeres, es patrimonio de la cultura seri, y hace referencia a las singulares y tradicionales canastas en forma de olla que tejen con planta de torote.

 

 

Los materiales utilizados en la elaboración de la cestería comca´ac seri son: el torote (Jatropha cuneata), un arbusto del cual se seleccionan ramas rectas de un metro de largo y 1.5 cm de diámetro.

Además se utilizan tintes naturales de color rojo-café, que se obtienen de la corteza de la raíz del cosohue (Krameria grayi)llamado heeppool o_cósahui; mientras que el amarillo se obtiene del tallo de la flor de golondrina (Dalia emoyri) que llaman xométte o del hakin kóoski Cotton californicus; el negro se extraía del chamizo, arbusto mediano que puede ser Ambrosia dumosa o Atriplex polycarpa.

 

 

Asimismo, se utiliza un punzón hecho de pata de venado macho utilizada como aguja para atravesar la espiral del cesto. Pero los dientes y dedos se utilizan para rebanar y limpiar las varas de torote.

Todo comienza tejiendo un nudo utilizando las tiras gruesas y menos flexibles de la vara del jonote formando el alma del cesto. Con el uso del punzón se van enrollando las tiras blandas, que fueron extraídas con los dientes y dedos del artesano del interior de la vara, recubriendo el alma.

 

 

Se forma la base hasta alcanzar el tamaño deseado, continuando con las paredes del cesto y finalizando con la boca. Ésta puede ser más pequeña que la base o puede quedar abierta. Con el torote de colores se crean diversos diseños geométricos o zoomorfos de la región.

Las coritas o bandejas se utilizaban para la recolección de semillas y frutos como la pitaya, sahuaro y pechitas. Las canastas eran para guardar diversos alimentos y podían contener agua dado lo cerrado del tejido.

 

 

Existen distintas leyendas entorno a dos tipos de canastas ceremoniales. Una es que en la antigüedad un shaman les hizo creer que poseían poderes para la buena suerte. En la segunda, el espíritu maligno Coén pone en riesgo a la tejedora, por lo cual debe guardarse el cesto por las noches con plantas sagradas para proteger y evitar las envidias de otras personas.

La fiesta de la canasta grande o saptim se efectúa para finalizar su elaboración. Durante cuatro días se llevan a cabo danzas y juegos tradicionales, una celebración apoyada por los padrinos de la artesana por terminar la última espiral. Con esto el espíritu maligno abandona la canasta y regresa la buena suerte.

Foto destacada: Edmundo Kossio

Otrxs Mundxs, exposición heterogéneo y multicultural en el Tamayo
MXCity
Otrxs Mundxs revisa y articula la obra de un grupo heterogéneo y multicultural de más de cuarenta artistas de la CDMX.

Otrxs mundxs es una exposición grupal de más de 40 artistas de la Ciudad de México.

 

. . .

 

Otrxs Mundxs es una exposición colectiva de un grupo de más de cuarenta artistas de la CDMX que trabajan individual y colectivamente. A través de cuatro núcleos temáticos, a saber, I. Capitalismo y dominación, II. Serialidad, identidad y obliteración, III. Entropía, especulación y visualización y IV. Cuerpo y materialidad. Esta muestra presenta obra reciente y comisiones especiales que revelan discursos urgentes, representativos de una comunidad artística que interioriza los paradigmas y fracasos del capitalismo tardío.

 

 

Enfocada en resaltar la otredad, las participaciones resultan en microcosmos artísticos que cuestionan las concepciones preestablecidas y hegemónicas, o bien, que solidifican visiones alternativas sobre lo que significa hacer arte de o desde la Ciudad de México.

Se podrán apreciar piezas de Francis Alÿs, ASMA, Zazil Barba, Fernanda Barreto, Javier Barrios, Miguel Calderón, Pia Camil, Marcos Castro, Paloma Contreras Lomas, Chelsea Culprit, Pablo Dávila, ektor garcia, Mario García Torres y Sol Oosel, Yann Gerstberger, Julieta Gil, Daniel Godínez Nivón, Romeo Gómez López, Cristóbal Gracia, y muchos más.

 

 

Integra obras de artistas jóvenes o emergentes. Para algunas y algunos, esta muestra será su primera presentación en un museo. A la par, la exhibición articula estas narrativas con piezas de un grupo selecto de artistas más establecidos que han sido esenciales para definir el paisaje artístico de México, tanto local como internacionalmente.

A pesar que esta exposición representa una revisión exhaustiva del paisaje artístico actual, su objetivo no es abarcar todas las prácticas o ser un ejercicio universal. En ese sentido, ha sido construida con la conciencia de sus propias limitaciones y con la expectativa de presentar un argumento en particular, entre muchos otros que pueden ser generados sobre el arte del presente.

 

 

Se trata de una plataforma para el arte y las y los artistas que han estado al frente del discurso artístico global y ofrecerá un diálogo importante entre comunidades locales y artistas mexicanos con creadores de Ecuador, República Dominicana, Francia, Brasil, Perú y Estados Unidos.

Es también una respuesta institucional sin precedentes a la pandemia; un gesto que anticipa una alteridad pospandemia, un mundo en el cual la igualdad, la justicia social y el bienestar de las y los habitantes de esta compleja ciudad no están presentados como una idea radical, sino como una realidad alcanzable.

 

 

Instalaciones, pinturas, objetos y mucho contenido audiovisual te esperan en esta gran exposición en el Tamayo. Para el acceso, hay estricto protocolo sanitario que incluye el uso de cubreboca al interior del recinto, la sana distancia, la sanitización de las salas previa a la entrada del público, la aplicación de gel antibacterial y de un filtro sanitario.

Recuerda, además, que la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el INBAL realizan estas actividades con un aforo de 30 por ciento de la capacidad de cada espacio.

 

 

Otrxs Mundxs

Dónde: Museo Tamayo

?Dirección: Av. Paseo de la Reforma 51, Polanco, Bosque de Chapultepec I Secc, Miguel Hidalgo.

Cuando: 28 de noviembre de 2020 al 28 de febrero de 2021

Cuánto: $70

Foto destacada

x