El Oro, pueblo mágico donde lo real y lo fantástico coexisten
MXCity
El Oro tiene arquitectura, maravillas naturales  una atmósfera increíble donde parece que la realidad se confunde con la fantasía.

El Oro es uno de los pueblos mineros con más historia y misterios del país.

 

. . .

 

Acerca de la fundación de El Oro se han publicado diversos datos, como que fue fundado por la familia Mondragón, guiada por un niño que demostraba el lugar en donde pastaba su rebaño, lugar en el cual la familia vio brillar algunas piedras. Los Mondragón, que eran, barreteros, reconocieron el cuarzo, descubriendo la veta que llevó su nombre.

Otra versión dice que esta población se conoció en 1772 por unos misioneros jesuitas, uno de ellos al explorar descubrió la veta de los Mondragón, debido a que se encontraba en el predio de esa familia, que no era una veta, sino un clavito o vetilla que contenía oro y plata. Esta localidad a la sazón se llamaba Guadalupe de El Oro y era una ranchería con una docena o algo más de casas. Otra versión se dice que El Mineral de El Oro fue fundado en 1787 por los mineros que compraron el terreno a los propietarios de la hacienda de Tultenango. 

 

 

El Oro, se cree, fue llamado así por el descubrimiento de una veta de oro que hizo don Vicente Arciniega en las faldas de unos cerros, a legua y media de otro Real de Minas muy antiguo llamado Tlalpujahua. Más allá de su origen incierto, lo que sí sabe es que durante la independencia, extranjeros y mexicanos que conocían el valor de las minas de El Oro como el ingeniero Vicente Rivafoli, compraron una empresa llamada Tlalpujahua Company, para limpiar 86 minas de esta localidad, más otras siete que estaban en la zona de El Oro, entre estas estaban las minas de Manuel Serrano, Ignacio Rayón y del cura de Tlalpujahua.

El Oro tuvo que esperar hasta fines del siglo XIX la inversión de fuertes capitales extranjeros, nuevas tecnologías, la introducción del ferrocarril y de la energía eléctrica, que influyó mucho en el auge de la industria minera y en la infraestructura de la cabecera municipal de El Oro, debido al interés del presidente de la República Porfirio Díaz, para que esta industria surgiera.

 

 

A partir del descubrimiento de la riquísima veta de la Esperanza, se convirtió en el centro minero más importante de la entidad, atrajo inversionistas de capitales extranjeros y gente de todas partes en busca de trabajo y comerciantes extranjeros, creciendo en forma acelerada la población.

El Pueblo Mágico de El Oro, en el Estado de México, es el lugar perfecto si buscas un destino para salir el fin de semana y deshacerte del ajetreo cotidiano. Se encuentra a dos horas y media de la Ciudad de México, a hora y media de Toluca; colinda al norte de Temascalcingo y al oeste con el estado de Michoacán.

 

 

Uno de los grandes atractivos del pueblo son los elementos arquitectónicos como escenarios naturales creando una atmósfera donde la realidad y la fantasía se unen. Vale recordar que el nombre de este Pueblo Mágico se debe a la etimología náhuatl Teocuitlapilli como "Lo que nos legaron los dioses", en relación al metal extraído: el oro.

El Palacio Municipal, un edificio centenario del siglo XX que ostenta una construcción única en el país. Su arquitectura tiene elementos del neoclásico y del art nouveau yn la entrada se aprecia el mural "Génesis Minero" el cual retrata la vida de los habitantes en esos años, creado por el pintor Manuel D?Rugama.

 

 

Otro hermoso edificio neoclásico es el Teatro Juárez, inaugurado el 5 de febrero de 1907. Tiene una decoración morisca y salones de madera tallada, su fachada es de piedra, los muros laterales y el adorno del interior son de arte nouveau. El Oro puede ser visitado cualquier época del año, ya que tiene un clima templado subhúmedo, el cual permite tener un paseo muy agradable.

Ene l Parque Ecoturístico "El Mogote", ubicado a 15 minutos de la cabecera municipal del Pueblo Mágico El Oro, cuenta con un clima agradable y rica vegetación siendo el lugar para los amantes del turismo de aventura. Ponte zapatos cómodos y comienza a vivir la adrenalina al lanzarte en tirolesa de ida y vuelta. Su circuito es de 200 metros sobre una barranca con más de 80 metros de altura donde puedes practicar rappel.

 

 

Además se encuentra el puente colgante de 30 metros de largo, desde donde puedes ver las aguas que caen al pie de la cascada formando una alberca natural que es utilizada como balneario por los visitantes. La zona cuenta con cinco cabañas que ofrecen servicio de hospedaje, además de un área de campamento.

No te vayas sin probar algo de la cocina local ofrece como una excelente barbacoa o carnitas, también hay mole rojo o verde, con carne de guajolote. Como digestivo prueba una "chiva", un licor especial que de acuerdo a los lugareños cura el "espanto".

 

 

 

El Oro

Dónde: 150 km de la CDMX rumbo a Hidalgo.

Cuando: 365 días al año

Entrada libre

Foto destacada ciudad y poder

El inadvertido Museo de Murales Beatriz de la Fuente Teotihuacán
MXCity
Estos murales milenarios alguna vez cubrieron las paredes de los complejos residenciales de la antigua ciudad. 

El misterio y la magia sobran dentro de este enigmático museo sobre la vida teotihuacana.

 

. . .

 

El Museo de Murales Beatriz de la Fuente Teotihuacán resguarda en sus paredes de miles de complejos residenciales a lo largo de la antigua Teotihuacán, preciosos joyas del arte prehispánico.

 Hoy en día, muchos de ellos viven en un modesto museo dentro del sitio arqueológico: el Museo de Murales Beatriz de la Fuente Teotihuacán. Nombrado en honor a la historiadora del arte mexicana Beatriz Ramírez de la Fuente, el museo alberga más de cincuenta murales milenarios junto con varios artefactos recuperados de templos y palacios en el lugar.

 

 

 

El museo consta de nueve salas principales, cada una con su propio enfoque temático, que abarca el espacio y el tiempo. Dentro de los murales, lo real y lo fantástico se fusionan; un felino con un tocado de plumas saca una lengua bifurcada y los pájaros magníficos liberan fuentes de agua de sus picos.

También aparecen figuras de aspecto humano en todo el museo, algunas deidades mortales y otras.

 

 

El paso del tiempo, estrechamente relacionado con la observación astronómica, es un tema recurrente en los murales y artefactos de todo el museo. Un pequeño monolito que se cree que se usó para realizar un seguimiento del tiempo y los solsticios se puede encontrar hacia el centro del museo.

Si o deseas visitar, se exhiben dos frascos de cerámica, junto con dieciocho hojas de obsidiana y un fémur humano, encontrados en una caverna de observación astronómica.

 

 

Los pigmentos utilizados para colorear los murales de Teotihuacán se obtuvieron principalmente de piedras semipreciosas y tierra; la hematita produjo un rojo sorprendentemente brillante, la malaquita un verde esmeralda y la azurita un azul profundo.

El Museo de Murales fue un proyecto gestado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Universidad Nacional Autónoma de México, a través del Seminario La pintura mural prehispánica en México de dicha universidad, encabezado por la doctora Beatriz de la Fuente.

 

 

El Museo es un espacio creado para mostrarnos la riqueza artística contenida en la ciudad prehispánica de Teotihuacan. Fue proyectado en 1997 y materializado en 2001 por el INAH, y reestructurado en 2006.

Alberga una extensa colección de piezas arqueológicas, como es piedra labrada, cerámica, obsidiana y por supuesto una gran cantidad de fragmentos de murales, así como maquetas y un extenso cedulario informativo para explicar el proceso de trabajo en la elaboración de la pintura mural.

 

 

El objetivo principal del museo es mostrar al visitante la otra cara de la ciudad antigua de Teotihuacán, la ciudad original decorada por infinidad de pintura en todos los edificios que la conformaron.

Los temas se desarrollan a partir de la ubicación espacio temporal de la ciudad, éstas son: 1). Integración plástica, 2). El Tiempo. Orientación urbana y Pintura Mural, 3). El juego de pelota y el inicio del tiempo, 4). Los temas en los Murales Prehispánicos, 5a). Fases Técnicas, 5b). La Técnica, 6). Reproducción del Pórtico 25 de Tetitla, 7). Ideología y religión, 8). El conjunto del Sol. Zona 5-A y 9). Sala informativa, Beatriz de la Fuente, como un tributo y reconocimiento al trabajo realizado por la doctora de la Fuente.

 

 

En este museo podemos observar distintos aspectos artísticos, representando perfecta amalgama de las distintas artes teotihuacanas (arquitectura, escultura y pintura); observaremos la importancia que la cosmogonía y el tiempo tuvieron en la cultura teotihuacana.

Los aspectos fundamentales del muralismo teotihuacano, como son su técnica, método de escritura (que aún no ha sido descifrado en su totalidad), así como su cronología con base a la evolución técnica y artística; la relación con la ideología y la religión de acuerdo a los estudios realizados de este invaluable arte de al menos 1500 años de antigüedad.

 

 

 

 

Museo de Murales Beatriz de la Fuente Teotihuacán

Dónde: Circuito Paseo de los Dioses 1, Av. Pirámides, Teotihuacán San Martín de las Pirámides

Cuando: lunes a domingo de 8:00 a 17:00 horas.

 Cuánto: $80 pesos. Incluye entrada a la Zona Arqueológica.

Foto destacada Noticias EC

Templo de Teposcolula Oaxaca, la belleza en la fusión novohispana
MXCity
Por su perfección técnica y su característica sobriedad, este templo define un estilo propio de la región que no verás en ningún rincón de México.

El Templo de Teposcolula es la fusión arquitectónica entre el nuevo y el viejo mundo.

 

. . .

 

Si algo se ha construido en nuestro país son iglesias y conventos, algunos de ellos no han sobrevivido al ritmo de los años, otros tantos aún con los sismos han permanecidos erigidos.

El Templo de San Juan Bautista en Oaxaca, es ejemplo de aquella fuerte arquitectura novohispana que se distingue de los demás por la ausencia del estilo churrigueresco predominante en la región Mixteca.

 

 

 

Con el sismo del año 2017 el Templo sufrió algunas afectaciones que ya fueron reparadas y restauradas para continuar admirando este magnífico sobreviviente arquitectónico de 422 años, que a diferencia de otros tiene su campanario en su ábside.

El templo de San Juan Teposcolula es una edificación del año 1599 edificado para la orden misionera organizada por fray Tomás Ortiz. Los dominicos construyeron sus conventos más representativos en lo que antes fuera la provincia de Santiago o en San Hipólito Mártir en la actual Oaxaca, estado que tiene mayor cantidad de edificios novohispanos de carácter religioso preservados hasta la actualidad.

 

 

El intercambio cultural permitió -entre muchas cosas- el desarrollo de una arquitectura excepcional que en sus inicios fue producto del conocimiento en construcción que tenían los habitantes originarios y los sacerdotes, fue hasta después de 1550 que los primeros arquitectos empezaron a llegar a la Nueva España.

La fachada principal del templo es de estilo plateresco, es sencilla y elegante, aunque pequeño fue construido con planta basilical. Casi como para hace un equilibrio de tamaños, el atrio es muy grande y en distinto nivel que la iglesia y el convento que se comunican por una escalera.

 

 

 

Aún cuando el lugar es único, sí presenta una característica que se presenta en las misiones dominicas, que es la construcción de una capilla abierta. No obstante, la capilla se construyó de norte a sur cuando tradicionalmente se hacían de poniente a oriente para que el sacerdote oficiara con la vista hacia Jerusalén.

Otra característica que lo hace diferente es que en vez de edificarse en la tradicional "cruz latina", se hicieron tres naves, una central y dos laterales dentro de un rectángulo. Restaurar el espacio fue un trabajo de muchos años impulsado por la comunidad y apoyado por el gobierno local.

 

 

Templo de San Juan Bautista Teposcolula

Dónde: Hipolito Reyes 5, San Juan Teposcolula, Oax.

Cuando: todo el año

Entrada libre

Foto destacada Explora Oaxaca

Cenotes Urbanos, la iniciativa ecológica para recuperar cenotes mayas
MXCity
Más de 150 sitios arqueológicos han sido encontrados en la Riviera Maya gracias a esta increíble iniciativa.

Cenotes Urbanos quiere darle fin a las amenazas y contaminantes de los cenotes.

 

. . .

 

El proyecto ?Cenotes Urbanos? es una iniciativa de la Península  de Yucatán cuyo fin es el de descubrir los cenotes, ya que se estima que hay más de 10,000 cavernas y cenotes, pero solo el 30% de ellas ha sido exploradas.

Hasta hace poco tiempo, no existía registro exacto de cuántas de estas formaciones naturales había en la entidad, por lo que surgió la idea de ponerse en marcha y descubrirlas. Así inició el proyecto Cenotes urbanos de Playa del Carmen, bajo la dirección de Roberto Rojo y el Planetario Sayab. El objetivo es poder ubicar las entradas a las cuevas para después explorarlas y hacer un mapa topográfico de las mismas.

 

 

Con el proyecto se localizan las entradas de los cenotes para después explorarlos, a la fecha se han localizado 250 formaciones subterráneas en Playa del Carmen y, gracias a los más de 100 voluntarios del proyecto, se han comenzado a crear los mapas topográficos de cada una de ellas.

Una vez que se conozcan las características de las cavernas, se podrá determinar la problemática que presentan y diseñar una estrategia para su conservación y disfrute por parte de la población. El proyecto también ayudará a la planeación de un desarrollo municipal inteligente y respetuoso del medio ambiente.

 

 

La conservación del patrimonio subterráneo de Playa del Carmen añade valor a este destino turístico y contribuye al conocimiento de la antigua civilización maya que habitó la zona. En uno de estos descubrimientos, fue hallado un altar maya donde, según el registro hecho por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, forma parte de 150 sitios arqueológicos encontrados en la Riviera Maya.

El hallazgo de altares en cuevas y cenotes es algo más común en la Península de Yucatán, según dio a conocer el responsable de inspección Enrique Terrones, y su colega José Antonio Reyes, ambos representantes del INAH en el estado de Quintana Roo.

 

 

Los mayas consideraban sagrados los cenotes en los cuales pensaban que habitaban las divinidades del agua como Chaac y Ek Chuah. Debido a que gran parte del área de Playa del Carmen posee cuevas secas y semi inundadas, hay una gran cantidad de descubrimientos que van desde altares complejos, hasta sencillas ofrendas de cerámicas.

Desde el 2019, los expertos han encontrado artefactos encontrados corresponden al Posclásico Tardío, época de inestabilidad social y alimentaria en la región. Los mayas habrían acudido a estos accesos al mundo divino para pedir ayuda de sus deidades. Los centros ceremoniales de la cultura Maya crecieron para convertirse en verdaderas ciudades, dentro de ellas, se alzaban sublimemente los templos mayas, guardando un gran misterio.

 

 

El altar descubierto en febrero del año pasado en Playa del Carmen pertenece a una red de 150 vestigios. En diversos lugares, se llevan a cabo jornadas y programas de saneamiento e integración de humedales, donde las nuevas generaciones se involucren en el cuidado del medio ambiente, para que repliquen el mensaje de mantener los entornos libres de contaminación.

Y ya que los cenotes han cumplido a lo largo de los años importantes funciones sociales, económicas y ecológicas, además de ser fuente principal de abastecimiento de agua en la ciudad, que muchas veces -como en ese sitio- están en entornos urbanizados junto a parques y áreas recreativas, por lo que se debe procurar su cuidado en la comunidad y con los vecinos, para no tener afectaciones irreversibles en la salud.

 

 

Incluso hay varios jóvenes de secundaria que se coordinan para estar en el proyecto de investigación de los cenotes urbanos y representa la primera acción para la iniciativa de adoptar un cenote cuya conservación sea responsabilidad siempre de esa institución académica.

Los cenotes urbanos ofrecen bondades como agua dulce subterránea que permite el desarrollo de la flora y fauna nativa, por eso la importancia del gobierno municipal de conservar estos espacios, en coordinación con los vecinos de las zonas habitacionales.

Foto destacada Cenotes Yucatán

 

Xinatli, el impresionante museo piramidal que emerge de la selva
MXCity
Tecnología y materiales naturales se combinarán para dar vida al espacio que revolucionará la idea de museo.

Un espacio para el arte, las ciencias y las humanidades construido en la selva.

. . .

 

El vocablo nahua xinachtli, expresa el momento en que una semilla comienza a germinar, y es donde se toma el nombre y la idea directriz que da sentido a este museo que se espera este terminado para 2025, la espera valdrá casa día que pase hasta que podamos visitarlo.

El museo será edificado en la selva del sureste mexicano, en la frontera entre Tabasco y Chiapas, en un terreno de 90 hectáreas que fue talado ilegalmente y que será recuperado y reforestado, se han tomado disposiciones para legar la tierra a la naturaleza, representada por ambientalistas y comunidades locales, que asumirán la tutela y el uso exclusivos de la tierra después de una generación.

 

 

 

Para levantar la obra, esta será 100% ecológica hecha de arcilla y tierra apisonada con madera, que servirán para los elementos de carga. La arcilla se unirá con resina Chukum y fibra de sisal para que sea fuerte y resistente a la intemperie.

Dicho método de construcción se debe a las técnicas con las que los mayas edificaban sus viviendas tradicionales. La técnica lleva el nombre de xa’anil naj, consiste en utilizar los árboles como una estructura de soporte vivo que junto al resto de elementos de construcción, como la resina de chukum y las fibras de henequén, se atan sin la intervención de clavos o tornillos.

 

 

Po tratarse de elementos naturales, éstos no tendrán la duración que tendría un edificio de concreto, y esa también es la finalidad de la estructura, que como un ente vivo, crezca, se transforme y degrade, dejando en manos de las personas su cuidado o desaparición.

Las firmas Studio Viktor Sørless, de Noruega, y Estudio Juiñi, de México, están a cargo del proyecto en forma de pirámide escalonada, con volúmenes en ángulo de diferentes tamaños, que rompe con la figura tradicional, al igual que con la idea del museo que ya todos conocemos.

 

 

El museo tendrá como objetivo, abogar por una mayor equidad en lo ecológico, en el arte y en la sociedad, por medio de 6 salas de exposición, diez pabellones diseñados por personas dedicadas al arte, además de un instituto dirigido por científicos y un restaurante.

Las piezas y exposiciones que albergará promoverán la obra de artistas nacionales e internacionales que rompan con el antropocentrismo y colonialismo en el arte.

 

 

 

Museo Xinatli

Dónde: Por construir en la frontera entre Tabasco y Chiapas

Cuándo: 2025

Foto destacada Dezeen

x