Arte y Cultura
El fabuloso mito de Tzinacan, el culto al dios murciélago
MXCity
El murciélago cuenta con una diversidad de interpretaciones, rituales y deidades que abundad en el panteón mesoamericano.

La historia de la deidad murciélago que fue hallada al pie del Popocatépetl.

 

. . .

 

En el México prehispánico, el culto al dios Murciélago comenzó hacia 500 a.C. En el México Moderno, fue encontrada una estatua con un collar de escamas penden tres campanas cónicas cuyos badajos tienen forma de hueso. En su día estuvo policromada de pigmento negro del que aún se hallan restos.

 

 

En la revista Arqueología Mexicana se describe que este dios "recibe diferentes nombres según las distintas lenguas y regiones: tzinacan, náhuatl; zotz, maya; bigidiri beela, bigidiri zinia, "mariposa de carne", zapoteco; ticuchi léhle, mixteco; thut, huasteco; nitsoasts, pame del norte; ntsúats, pame del sur; tsat?s, otomí (estas últimas lenguas de la Sierra Gorda…"

 

 

Asimismo, refiere el mito de tzinacan que nace del semen y la sangre derramados por Quetzalcóatl en uno de sus autosacrificios. Es enviado entonces a que muerda el órgano genital de la diosa Xochiquétzal, y una vez que se lo arranca, lo entrega a los dioses, quienes lo lavan, y de esa agua nacen flores olorosas. Luego lo llevan al inframundo y ahí Mictlantecuhtli, señor de los muertos, lo vuelve a lavar y de esa agua nace el cempoalxóchitl, flor de los muertos.

 

 

 

"El Dios Murciélago", (Tzinacantecuhtli) fue descubierto en San Mateo Miraflores un 6 de octubre de 1990; en la casa de la familia Armenta Castañeda cuando realizaban una fosa séptica. De este hallazgo se dio aviso al Instituto Nacional de Antropología e Historia, para su estudio pertinente.

Las investigaciones arrojan que el Hombre Murciélago, era transportado por un grupo de Zapotecas Mixtecas del hoy Estado de Oaxaca, para llevarlo a  México Tenochtitlán. Sin embargo, en el poblado de Tezoquipan, un grupo contrario a ellos, les dieron aviso que les querían quitar la deidad prehispánica, por lo que, enterraron  al Dios Murciélago.

 

 

 

Pero los mixtecos ya no regresaron por él, y ahí se quedó sepultado por años. Así durmió más de 400 años enterrado en la tierra. El Tinacantecuhtli es una deidad zapoteca mixteca, que está relacionada con los rituales funerarios.

La escultura del Tzinacantecuhtli, es antropomorfa, de más de dos metros de altura, su cuerpo es de un ser humano y la cabeza de un murciélago, en su boca tiene dientes o sea dos caninos y dos incisivos, en la mandíbula superior así como el inferior tiene la lengua de fuera.

 

 

 

Sus orejas son enormes, en su cuello tiene un collar con campanas con badajos de huesos, tanto en la mano y los pies tienen garras típicas del murciélago, el Dios Murciélago para los Zapotecas Mixtecas, era el Creador de la Vida, ya que su Guano, (Excremento), para ellos era un abono natural para el campo agrícola.

Esta escultura de barro, desde que se descubrió en el año de 1990, ha viajado a diferentes países del orbe, tales como Austria, Bélgica, Canadá y Chile entre otros, por lo que hoy se le puede admirar la réplica exacta del original que se encuentra en el Museo del Templo Mayor, en el Centro Cultural, "Chimalpahin", de la localidad de Chalco.

Foto destacada Arqueología Mexicana.

La Casa del Diablo de Puebla y su oscuro arte creado con rocas volcánicas
MXCity
La Casa del Diablo tiene un curioso arte hecho con rocas volcánicas y está envuelta en una tradición macabra.

Foto destacada: Poblanerías TV

La Casa del Diablo tiene arte creado con rocas volcánicas.

 

. . .

 

Puebla combina historia prehispánica con la riqueza arquitectónica y cultural de las construcciones coloniales. Es un Pueblo Mágico  donde dominan los paisajes altos de las pirámides prehispánicas, el volcán majestuoso y la maravilla de las iglesias.

Y sin importar las veces que hayas ido a Cholula, es seguro que pocos conocen La Casa del Diablo.

 

 

La Casa del Diablo es una obra de arte en sí misma, o más bien tiene una fachada, dicen los rumores, que fue una casa de adoración satánica. El gobierno de Cholula ha intentado de eliminar el estigma, pero por otra razón.

 

¿Por qué se llama la casa del Diablo?

 

 

Las imágenes de la casa datan del siglo XVII y fueron creadas utilizando una técnica llamada “piedras agrietadas”. Esto implicó insertar piedras volcánicas en figuras de formas para crear las diversas imágenes.

Aunque era una técnica bien conocida en toda la región, quizás ninguna casa encarna más esta forma de arte que la Casa del Diablo, atesorando la leyenda y creando este enigmático lugar en San Luis Tehuiloyocan.

 

 

El sitio se encuentra a un costado de la junta auxiliar de San Andrés Cholula. El edificio de piedra rejoneada, piedritas volcánicas incrustadas en el revoque del muro forman pequeñas figuras de diversas temáticas.

Pero en realidad no todo es "diabólico" porque las figuras de la fachada, algunas son religiosas, otras históricas y unas más sacadas de la imaginación del autor. ¿Por qué del sobrenombre?

 

 

La casona es de una sola planta y se ubica al fondo de una privada contigua a la plaza e iglesia principales de la comunidad. Dicha construcción fue descubierta en la década de los setentas por el Dr. José Antonio Terán Bonilla cuando hacía trabajos de reconstrucción en la zona.

El mismo investigador se dio a la tarea de estudiar esta obra artística, analizar e interpretar cada una de sus figuras. Posteriormente, llegó a la conclusión de que el mural representa, ni más ni menos, que una celebración dedicada al diablo, de ahí el sobrenombre.

 

 

Las imágenes que sobresalen son las de dos seres antropomorfos con cara burlona y atuendo de sacerdote; figuras que otorgan una especie de misticismo a la obra en su totalidad y dejan al espectador tratando de descifrar su significado.

Según las leyendas locales, se cree que en realidad había otras dos casas decoradas con la misma técnica. Sin embargo, por miedo a los dibujos, se cubrieron con cemento y sus ubicaciones se perdieron en la historia.

 

 

Hoy en día, esta casa alberga a la biblioteca principal de la junta auxiliar de San Luis Tehuiloyocan y su nombre oficial es Amoxcalli, cuya traducción literal en náhuatl es “La Casa de los Libros”.

Esta biblioteca ahora es un espacio que alberga diversos textos para acercarse a la literatura. También, ofrece cursos y talleres dirigidos a los niños y jóvenes de la comunidad.

 

 

La Casa del Diablo Puebla

Dónde: 5 de Mayo 188, De Jesús, San Luis Tehuiloyocan, Pue.

Cuando: lunes a sábado de 09:00 a 17:00

Entrada libre

Bartolomé Gallotti y las pinturas del palacio postal, una joya de la CDMX
MXCity
Bartolomé Gallotti fue el creador de los cuadros del alucinante Palacio Postal, pero pocos sabemos su historia y lo que hizo por el reciento.

Foto destacada: Revista Aventurero

Los frescos del Palacio Postal, como la arquitectura, están llenos de historia.

 

. . .

 

Justo en la esquina de Tacuba y Eje Central del Centro Histórico de la CDMX se encuentra uno de los muchos palacios construidos durante el porfiriato: el Palacio Postal.

 En este edificio ecléctico, en donde se dan cita todo tipo de artes por fuera y por dentro, puedes encontrar los frescos de Gallotti.

 

 

 

¿Quién fue Bartolomé Gallotti?

 

La Quinta Casa de Correos se inauguró en 1907 como una joya de la arquitectura desde su fachada hasta sus entrañas en las que se combinaron los estilos gótico, plateresco, veneciano y art nouveau.

Gárgolas, flores en escayola y finos trabajos de bronce enmarcan otros detalles como los aplicados en la otrora sala de juntas.

 

 

El artista nacido en la frontera de Italia con Suiza el 24 de agosto de 1872, Bartolomé Gallotti Ceroni, fue quien pintó los finos frescos de la que fuera la Sala de Juntas de la Dirección General del Correo, que hoy es una sala de exposición con el nombre del pintor.

Gatolli debió intervenir los muros de la Quinta Casa de Correos alrededor de los 34 años, momento en el que ya había pintado "La Cruz del Silencio" y participado en la ornamentación de la Iglesia de San Felipe de Jesús que se ubica a unas calles del Palacio, sobre Madero.

 

 

Los Frescos de Gallotti en el Palacio Postal

 

La sala de Juntas del Palacio debía ser suficientemente elegante así que Gallotti no escatimo en los materiales que usaría, mucho menos en las referencias a las labores del lugar, así que sus frescos resultaron una apología pictórica al correo que corona las cienes de la habitación.

Los frescos de Gallotti se encuentran en la parte superior de la sala, entre los trabajos de escayola que se hicieron en el techo y en la cenefa de la pared, dentro de gruesos marcos de yeso que refieren al art nouveau con sus discretos detalles florales.

 

 

El espacio que quedó para la obra no permitió que Gattolli pintara adultos, por eso podemos ver que son adolescentes y hasta niños en los espacios más pequeños, los que retrató trabajando en las actividades propias del correo.

Dos de los jóvenes representan a Hermes, deidad de la comunicación y a Hefaistos, deidad de la industria; ambas referencias a los griegos y el resto de las figuras demuestran la maestría que tenía Gattolli para pintar el cuerpo humano con perfecta proporción.

 

 

Los escorzos reposan sobre fondos de laminillas de oro fino, hojas de 24 quilates que originalmente Gattolli colocó a manera de tablero de ajedrez, alternando el lado brillante de la hoja con el lado mate.

Desafortunadamente el efecto ya no se puede apreciar.

 

 

Murales Palacio Postal

Dónde: Calle de Tacuba 1, Centro Histórico de la Cdad. de México, Centro.

Cuando: lunes a viernes de 08:30 y sábado y domingo de 10:00 a 16:00

Entrada libre

Hotel Sin Nombre: minimalismo mediterráneo, cultura y tradición oaxaqueña
MXCity
El Hotel Sin Nombre fue creado por artistas, arquitectos y artesanos de Oaxaca quienes dejaron un sitio sin marcas pero con mucho mezcal.

Foto destacada: The Spaces

El Hotel sin nombre dedicó 4 años al rediseño de una casa del siglo XVII en Oaxaca.

 

. . .

 

Se trata de una propiedad del arquitecto João Boto Caeiro y la artista Elliott Coon quienes crearon el Hotel Sin Nombre, de 24 habitaciones es una hábil mezcla de interiores sobrios y audaces florituras que reflejan los principios fundamentales de Gem & Bolt; la marca de mezcal artesanal que cofundó la artista.

El ingrediente que define el espíritu del Hotel Sin Nombre es la damiana, un arbusto nativo de la familia de la menta, ya que está diseñado para actuar como un antidepresivo natural, un baño de dulzura y hasta un afrodisíaco.

 

 

Boto Caeiro restauró esta fachada del siglo XVII, donde sobresale el patio central coronado con una cúpula que permite que entre la luz natural. Entre cactus en macetas, este precioso patio cuenta con asientos preciosos encima de una alfombra de lana oaxaqueña adornada con racimos de almohadas cosidas a mano.

En este patio los huéspedes disfrutan de desayunos, cócteles, exposiciones rotativas y actuaciones en vivo de músicos locales. También hay una biblioteca secreta con una selección de libros antiguos, y las interpretaciones recetarios vegetarianos de la gastronomía oaxaqueña.

 

 

El sitio destaca por sus paredes blancas y camas con plataforma de madera diseñadas por Coon. Las mantas son hechas a mano y bordadas por un colectivo de artesanos locales, así como los champús, acondicionadores y jabones locales en una botella de vidrio ámbar.

 

 

El Hotel Sin Nombre tiene un carácter discreto, pero tardaron más de cuatro años en reconstruir la estructura antigua, mantener la esencia original de los materiales tradicionales como arcilla, ladrillos hechos a mano, piedra caliza y madera.

La fachada está cubierta con pintura de tierra, y una azotea verde que hace deslumbrar el espacio con la biosfera de especies endémicas oaxaqueñas que atraen a las aves, mariposas, libélulas y más.

 

 

La pintura blanca fresca enfatiza las columnas y los arcos históricos, es el sello del edificio, además de la piscina de la azotea desde donde es posible disfrutar del atardecer en la cercana iglesia de Santo Domingo.

 o acurrucarse en el apartado rincón de lectura y escritura del hotel. En la planta baja, en Restaurante Sin Nombre, se sirven platos veganos y orgánicos según disponibilidad de temporada.

 

 

Hotel Sin Nombre, Oaxaca

Dónde: 20 de Noviembre 208, Centro, Oaxaca.

Cuando: todo el año

Cuánto: desde $3 000 pesos

5 videojuegos creados por mexicanos que exaltan la mexicanidad
MXCity
La cultura mexicana está en todas partes, y estos 5 videojuegos creados por mexicanos lo demuestran de forma súper ingeniosa.

Foto destacada: Xataca

¡5 videojuegos creados por mexicanos que son fabulosos!

 

. . .

 

Aceptemos que todavía no existe una industria real de videojuegos en México, pero se está logrando y cada vez más hay más asociaciones de desarrolladores de juegos  y creadores que se embarcan en esta complicada tarea de hacer videojuegos en el país.

En MxCity queremos incentivar este ingenio, celebrar su gran esfuerzo y presentarte a estos 5 videojuegos mexicanos que han llegado lejos, pero que además exaltan la cultura mexicana.

 

Taco Master

 

 

¿A quién no le gustan los tacos? Este videojuego tiene diversión de ritmo rápido y movimiento de dedos. Conviértete en un verdadero Taco Master y haz tacos como se deben hacer, deja caer los ingredientes en una tortilla y entrégalo al pedido, fácil.

 

Viva Sancho Villa

 

 

¡El título es épico! Si estás buscando un videojuego que gire en torno a la historia de México, este es el indicado. Viva Sancho Villa es un juego que caricaturiza la revolución mexicana y el día de muertos, de una forma inmaculada.

 

Mulaka

 

 

Quizás el videojuego mexicano más prestigioso -hasta ahora. Es un juego de aventuras en donde verás impresionantes paisajes del norte de México, explorando la cultura indígena Tarahumara. Una preciosidad estética, es el videojuego que más presupuesto ha tenido, pero es fabuloso.

 

Mictlan

 

 

Mictlan es un juego de acción basado en la época de la Conquista de México. Ha pasado por muchas etapas y parace ser un juego controvertido, pero a pesar de todo hay armas, conjurar hechizos, rendir culto a los Dioses antiguos para sobrevivir el viaje a través del Valle de la Muerte.

 

Pato Box

 

El box, quizá por nuestro ritmo de vida, es algo con lo que nos identificamos mucho los mexicanos. Este videojuego de Bromio explora el arte de novela gráfica y cómic, mientras peleas con los secuaces que le arrebataron el sueño a un campeón de box, que sí, es un pato.

x