Gastronomía
El Peltre es un arte que se convirtió en un entrañable clásico
MXCity
La historia del peltre nos habla de un material que resurgió en México con mucha fuerza y maravillosos diseños.

La mayor popularidad del peltre fue entre 1950 y 1990.

 

. . .

 

El peltre tuvo que viajar desde Prusia y sobrevivir desde el siglo XVIII para llegar a México y tener una fuerte popularidad entre 1950 y 1990 para luego resurgir como parte de la elite de los trastes con la moda hípster.

Se dice que el peltre surgió en las filas militares prusianas en 1760, cuando a alguien se le ocurrió decir que estaba muy feo ese sabor a metal que dejaban las ollas. La tecnología alemana creó entonces un barniz, el vitrificado o peltre.

 

 

El peltre es una aleación de estaño, cobre, antimonio y plomo que se recubre con un esmalte porcelanizado; de sus tres tipos el más usado es el trifle por tener una mínima cantidad de plomo. Hasta 1800 llegó a los hogares.

El atractivo del peltre era que podía trabajarse mejor, con facilidad, permitiendo la elaboración de trastes más ligeros y pequeños, si bien no pudo sustituir la elegancia de la plata en las grandes mesas sí tuvo su lugar en la cocina.

 

 

Con el surgimiento del Art Nouveau en Francia, los platos y cubiertos de peltre que empezaban a ganarse un lugar en la mesa, fueron desplazados por el vidro, el acero y la porcelana; pero sin dejar las mesas más humildes.

Fue entonces que, durante los años 50 en México, el peltre comenzó a tener una importante producción que duró hasta los años 90; su popularidad era respaldada por bellos diseños y su bajo costo en la producción.

 

 

Pero una vez más la cerámica, la porcelana y el vidrio lo sacaron de las mesas y con los años hasta de las cocinas quedando en uso casi exclusivo de la clase baja. Nadie hubiera imaginado que para el siglo XXI el peltre tendría un segundo aire.

Ya en sus días el peltre tenía variedad de colores, azul, rojo, blanco y negro, decorado con algunos detalles como flores y frutas. En sus primeros días de resurgimiento volvió tan sencillo como se fue, pero poco a poco empezó a mejorar en material y diseño.

 

 

Gracias a la moda hípster el peltre regresó en todas sus formas, pero con más colores y diseños de todo tipo y estilo, incluso regresó más resistente pues ahora no se estrella tan fácil evitando la contaminación de los alimentos.

México se ha convertido en un importante exportador de peltre, Malinalco Home, por ejemplo, es una de las compañías que lo han llevado de vuelta a Europa, incluso ha temido una gran aceptación en Japón.

 

 

Peltre

¿Dónde? Desde tiendas departamentales y casas de diseño, hasta en mercados y tianguis.

¿Cuándo? Todo el año

¿Cuánto? $100 – $1,500

Foto destacada: Ariel rojo

 

Un recorrido por la suculenta gastronomía purépecha
MXCity
¿Vas a viajar a Michoacán o sus alrededores? Toma nota de esta breve pero concisa guía de gastronomía purépecha que no debes perderte.

Foto destacada: El Universal

Dos ingredientes esenciales de la gastronomía purépecha que lo hacen todo.

 

. . .

 

Es increíble como con dos ingredientes básicos, maíz y frijol, se pueden elaborar cientos de platillos deliciosos que le han dado lugar tan importante a la gastronomía mexicana, como la purépecha que además de estos usa otros ingredientes locales que la hacen única.

Los básicos de maíz como los tamales y platillos más elaborados forman parte de la larga lista culinaria que representa la cultura purépecha. Si viajas a cualquiera de sus poblaciones no dudes en probar todo lo que te ofrezcan. Estos son los más famosos.

 

 

 

Pescado blanco

 

 

En las poblaciones aledañas a Pátzcuaro se prepara el "Pescado blanco" especie endémica que ha estado en peligro de extinción por la fuerte demanda de los pobladores y el turismo. Este pescado es muy rico y fino, se puede preparar de muchas maneras.

Pruébalo al mojo de ajo o capeado, si quieres subir de nivel búscalo en caldo michi, que es una sopa de pescado con maíz. Otra preparación con pescado son las truchas en escabeche, sazonadas con tomillo, cebolla y clavos de olor.

 

 

Tamales purépechas

 

 

Estos son los clásicos hechos de maíz, blanco, azul o morado. Las corundas y uchepos son tamalitos parecidos, las primeras (que vienen del purépecha khurhúnda) son tamalitos triangulares llevan queso, crema y rajas.

Los uchepos son tamales de maíz, pero dulces, con un café son el desayuno perfecto. No olvidemos los nacatamales que se hacen con chile rojo con cerdo o pollo, y los tlacatamales, que se hacen de nixtamalizado con ceniza de leña y van rellenos de xandúcata (mole rojo).

 

 

Caldos, sopas y moles purépechas

 

 

Los caldos, sopas y hasta los moles entran en una sola descripción porque básicamente son mezclas de chiles y especias acompañadas de alguna proteína, la diferencia radica en que unos son más espesos que otros, eso sí, casi todos llevan verduras.

La sopa tarasca lleva pollo y una base jitomate con chile, pozole batido lleva a los granos a un hervor que casi los deshace dándole un sabor potente al caldo, el tradicional churipu con sus kurhundas es un caldo de res, picoso a base de tinguara.

 

 

El caldo de charal estilo Pátzcuaro y la sopa huitzimangan son dos clásicos, pero el que no te puedes perder por nada del mundo es el miguichi, que es un caldo a base de leche que lleva queso Cotija, alguna variedad de chile.

Por último y no menos importantes todos los moles que se hacen con chiles, tomate o jitomate y cilantro o hierbabuena y se espesan con masa de maíz, éstos visten a quelites, hongos, col de árbol y a veces, carne.

 

 

Guisados y dulces tradicionales purépechas  

 

 

La lista sigue con el aporreadillo es uno de los platillos tradicionales purépechas, se trata de tiras de carne seca guisadas en una salsa de jitomates rojos. También está la morisqueta, que es arroz blanco con frijoles fritos y salsa guisada con queso o carne.

Como puedes leer tienes que ir con mucha hambre, porque además existe una extensa oferta de comida que, mezclada con la tradicional, dio como resultados grandes delicias del virreinato, como las carnitas de Quiroga.

 

YouTubers que le han dado al mundo deliciosas recetas mexicanas
MXCity
Las mejores recetas de cocina mexicana no son pretenciosas y se encuentran a nuestro alcance por medio de mexicanos entrañables.

Foto destacada: Fodors

Estos famosos youtubes han puesto en alto la gastronomía mexicana.

 

. . .

 

El reciente periodo de encierro nos dio la oportunidad de hacer cosas que ya no hacíamos o que de plano nunca habíamos hecho, como cocinar. Los tutoriales tipo "hágalo usted mismo" o DIY, do it yourself y las recetas de cocina estuvieron más solicitados que nunca impulsando aún más a los canales que dan a conocer al mundo la gastronomía mexicana. Estos son los más famosos.

 

Cocina Identidad

 

 

Uno de los chefs más queridos del gremio fue Yuri de Gortari, fundador de la Escuela de Gastronomía Mexicana, el experto en la materia compartió por muchos años las recetas más tradicionales de nuestro país en Canal Once y después en su propio vlog.

El nombre del canal lo dice todo, Cocina Identidad se enfoca en recetas que nos identifican en cualquier lugar; algunas de las listas de reproducción que te encontrarás son de antojitos, comida cotidiana, tamales para Candelaria, panadería y hasta el paso a paso para curar una olla de barro.

 

La Capital

 

 

El canal favorito de los carnívoros pertenece a Oscar Meza que ofrece mil y una maneras de prepara carne, que asada, que a la parrilla, en ahumador, en freidora de aire, salsas y mucho más como recetas de mariscos y lo que él llama "Falso sano".

La Capital tiene 7.8 M de suscriptores conocedores y también aprendices del fino arte norteño de preparar barbacoas, su estilo desenfadado y honesto te hacen sentir como si estuvieras con tu mejor amigo, así que no dudes en acercarte una cerveza cuando veas sus videos.

 

Jauja Cocina Mexicana

 

 

Si quieres aprender a cocinar paso a paso, o si le quieres cambiar a las recetas de siempre, Jauja Cocina Mexicana es el canal que estabas buscando para reproducir ese arroz que sólo sabía hacer tu abuelita o el delicioso flan que nada más le quedaba a la tía.

Janet Kushner y Jack Papp, "el camarógrafo", son la pareja más encantadora que te vas a encontrar en las redes. Las recetas de la señora Janet son las que se hacen en los hogares mexicanos, con productos de la tiendita y el tianguis, con sazón de fonda y paso a paso.

 

De mi Rancho a Tu Cocina

 

 

El último gran boom de la cocina mexicana fue Doña Ángela, la abuela de 70 años que en 2020 abrió la cocina de su rancho "Pablo Cuin" en el municipio Ario de Rosales, Michoacán, con un éxito tal que fue a dar a lista de Forbes de las 100 mujeres más poderosas de México.

De mi Rancho a Tu Cocina además de enseñarnos a usar el comal, nos da un recorrido por la vida de los ranchos mexicanos, sus familias, el estilo de vida y el cariño que se le pone a los productos desde que se siembran.

 

Cocina Vegan Fácil

 

 

Si estabas pensando en bajarle a la carne o en general a los productos de origen animal pero no te convences, debes visitar Cocina Vegan Fácil, no vas a creer la versión vegana de los clásicos mexicanos que parecieran no pertenecer al mundo de la vida saludable.

Deyanira y Alfonso cuentan con una extensa variedad de listas de reproducción especializadas en muchos más que en los usos de la quinoa o las leches vegetales, hay listas de tacos, ¡28 recetas de platillos de fiestas patrias! y una de 50 recetas mexicanas, entre muchísimas otras.

El origen del mango Ataúlfo: el mango 100% mexicano
MXCity
La temporada de mango termina en agosto así que si no lo has comido te recomendamos el Ataulfo, un mango 100% mexicano.

Foto destacada: Mi abuela mx

Ataúlfo, nuestro mango.

 

. . .

 

Una de las frutas tropicales más sabrosas y suculentas del mundo es el fragante mango, del cual México cuenta con su importante aportación, el mango Ataúlfo, que se distribuye en todo México y el extranjero con un éxito que no podría ser más amarillo y delicioso.

Anualmente se producen 176 mil toneladas en nuestro país porque su 19% de cáscara es lo suficientemente fuerte para distribuir sin maltratarse tanto. Pero lo mejor del Ataúlfo es su 8.5% de semilla y 69% de dulce pulpa ¡este mango es pura abundancia!

 

 

¿Cuál es el origen del Mango Ataúlfo?

 

Nuestro mango proviene de la selva más bonita de México, Chiapas. Nadie sabe si alguien lo sembró, si es una hibridación natural o si es un regalo de la naturaleza, lo que se sabe de cierto es que 5 árboles de este mango se encontraron en un predio de Tapachula en 1950.

Aún antes de que el predio fuera adquirido los lugareños ya habían observado los árboles y lo que parecían mangos en aquel predio adquirido en 1948 por el señor Ataúlfo Morales Gordillo, pero fue hasta 1958 que el ingeniero agrónomo, Héctor Cano, puso su ferviente interés en ellos.

 

 

Los árboles ya tenían alrededor de 15 años cuando el ingeniero Cano, con el apoyo del don Ataúlfo, empezó a estudiarlos. Juntos crearon nuevos injertos que se sembraron y reprodujeron hasta lograr el denominado IMC-M2 Ataúlfo.

Fue el ingeniero Cano quien propuso el nombre para honrar el apoyo del joyero originario de Soconusco, Chiapas, don Ataúlfo cuyo nombre quedará grabado en la lista de los productos mexicanos con denominación de origen.

 

 

Después de un largo camino de estudios genéticos, entre muchos otros, el 4 de agosto de 2003 fue publicada en el Diario Oficial de la Federación, la Declaratoria de Protección a la Denominación de Origen del Mango Ataúlfo del Soconusco Chiapas.

En la declaratoria se reconoce al estado de Chiapas como cuna del mango por ser el lugar donde 77 años atrás se habían originado los primeros árboles de forma salvaje. Aquellos 5 de don Ataúlfo eran solo otros más, pero los padres de los 4 millones de árboles que ya existían para 2013.

 

 

Actualmente en México, el mango Ataúlfo se cultiva en Guerrero, Sinaloa, Nayarit, Oaxaca, Michoacán, Veracruz, Colima, Jalisco, Campeche y por su puesto Chiapas; estados que cuentan con el clima propicio.

La temporada de mango Ataúlfo en México comienza en el mes de febrero y se extiende hasta agosto, así que tienes todavía un poco más de dos meses para probar esta delicia mexicana que sirve para postres, aguas, paletas y todo lo que se te ocurra.

 

 

Mango Ataúlfo

¿Dónde? Todo México

¿Cuándo? De febrero a agosto

¿Cuánto? $33 pesos por kilo

Acamaya: ni camarón ni langosta, el delicioso crustáceo prehispánico
MXCity
La acamaya es un fino crustáceo que se degusta principalmente en la costa del Golfo y sólo en ocasiones muy especiales.

Foto destacada: Animal Gourmet

La Acamaya también conocido como camarón de río o prieto o langostino de río.

 

. . .

 

En México siempre se ha comido bien, la abundancia de nuestra tierra, de nuestros ríos y mares nos ha dado ingredientes únicos desde tiempos prehispánicos, como las acamayas que desde aquellos días hasta hoy se siguen consumiendo.

Naturales del Golfo son consumidas en varios estados bajo una amplia variedad de recetas que elevan su sabor ¿las has probado? ¿las has visto? Aquí te decimos todo sobre este crustáceo prehispánico.

 

 

Acamaya ¿camarón o langosta?

 

El nombre de la acamaya proviene de los vocablos náhuatl acatl, caña y mayatl, escarabajo; el "escarabajo de las cañas" debió tomar ese nombre pudo haber tomado ese nombre porque en su estado natural vive entre los carrizos de los ríos.

A pesar de su nombre, la acamaya no es un escarabajo, tampoco es un tipo de camarón ni de langosta. Aunque se le conozca como camarón de río o prieto o langostino de río (entre muchos otros que tiene) la acamaya, Macrobrachium acanthurus, es un crustáceo distinto.

 

 

Por sus características físicas, la acamaya se puede confundir con un camarón, las más grandes incluso con una langosta, pero ésta es de un peculiar tono amarillo que va al azul, al ser cocida toma un intenso color rojo. Su tamaño puede ir desde los 8 hasta los 18 centímetros.

 

¿Dónde se consigue la acamaya?

 

La acamaya se puede conseguir a lo largo de todo el año, en las desembocaduras de los ríos del Golfo de México, son más comunes de forma natural en Puebla, Oaxaca, Chiapas y Veracruz, también se consiguen en cultivados como los de Tabasco y Chiapas donde crían una variedad que se llama pigua.

 

 

¿Cómo se come la acamaya?

 

Lo más común es que las acamayas se preparen al mojo de ajo, fritas o en cebiche, pero no hay como introducirse a la gastronomía regional para descubrir la maravilla culinaria de México, en la que cada ingrediente cuenta.

En Oaxaca se prepara un sencillo adobo que supera cualquier expectativa, chile guajillo, chile ancho, laurel, jugo de naranja, comino, ajo y orégano se reúnen para acentuar el sabor de la acamaya, que servirá acompañada de arroz, frijoles y plátanos fritos.

 

 

En San Rafael, Coatepec, Cempoala, Jalcomulco y Cuitláhuac, municipios veracruzanos se prepara el inigualable pipián de acamayas, más al norte hacen huatape, una sopa a base de maíz que lleva pescado, pollo, carne, verduras, quelites y claro, acamayas.

 

 

Acamayas

¿Dónde? Sobre todo, en Puebla y Veracruz

¿Cuándo? Todo el año

¿Cuánto? Hasta $1,500 pesos por kilo

x