Gastronomía
7 cuentas de Instagram que debes seguir si te gusta la comida mexicana
MXCity
¿Sabes que es un foodie? Quizá lo eres y no lo sabes todavía, aquí te dejamos cuentas para empezar o para seguirle ¡provechito!

Foto destacada: Secret foodies

En estas cuentas de Instagram podrás encontrar lo mejor de la gastronomía nacional.

 

. . .

 

De unos años para acá hemos adoptado muchas palabras nuevas para definir las tendencias que día a día lanzan las redes sociales, y aunque ser foodie no es necesariamente nuevo, hay quienes aún no saben muy bien de qué se trata.

La palabra foodie proviene del inglés y designa a las personas con un interés particular en la comida, en sus diferentes tipos; es decir, no es ser tragón necesariamente, es en verdad amar la comida desde que brota de tierra, pasa por fogón y se deposita primorosamente en un plato para degustarla.

 

 

Sabemos que un buen platillo se antoja desde que lo ves, así que Instagram está llena de cuentas de foodies, gente que vive y respira por todo lo que rodea el mundo de la comida. Si tú eres de esos aquí te dejamos cuentas imperdibles para ampliar tu panorama, conocer nuevos lugares sin salir de casa y aprender una que otra receta y truco gastronómico.

Aquí te dejamos con estas siete cuentas de Instagram para foodies:

 

nutriologa_anamaria

 

 

Vamos a empezar ligero. Ana María es una nutrióloga clínica especialista en digestión y hormonas, su Instagram está lleno de recetas sencillas donde las frutas abundan al por mayor. Postres, snacks, smoothies y más se intercalan entre consejos, e información importante sobre nuestros alimentos y cómo servirlos.

 

 

soygloton

 

 

Pero como no todos le tiramos a lo saludable todo el tiempo, el Instagram de Pablo, un glotón profesional, nos ofrece un amplio menú de lugares en la CDMX y otros sitios donde sin duda vas a degustar puras delicias. Sobre todo, carne y tacos, pero te vas a encontrar con "tips de glotones", copas, tragos, y otras experiencias culinarias.

 

 

soylacomensal

 

 

Las colaboraciones siempre enriquecen por eso te recomendamos esta cuenta, donde una colombiana nos recomienda sus lugares favoritos en la CDMX, en algunos de los spots ocurren encuentros con la cultura colombiana en forma de arepas y buen café. No te pierdas sus recetas, su sección sustentable, y sus recomendaciones de sitios a domicilio.

 

 

thecuriousmexican

 

 

Comida, turismo (y un poquito de perros), la cuenta de Anais Martínez es un paseo por la gastronomía mexicana tradicional, los rincones y momentos que a veces ya pasamos desapercibidos, como observar a una artesana hacer ollas de barro. Esta cuenta vale la pena incluso si no eres foodie, sus bellas fotografías te obligaran a parar entre la multitud de imágenes de Instagram.

 

 

weeatmx

 

 

Si de fotografías hablamos, We eat es el lugar. La gui?a foodie para la CDMX muestra desde el más excelso sashimi, pasando por tragos cerveceros, hasta llegar a las donas de matcha y los tacos de cochinita. Cada fotografía va acompañada de una descripción del producto y del lugar. Esta es la cuenta que necesitas para consultar justo antes de salir de casa o si te agarra e hambre en la calle y quieres ir a un buen lugar.

 

 

cmexicana

 

 

Esta es la cuenta de Instagram de Culinaria Mexicana. Aquí vas a conocer los grandes restaurantes y los sabores más recientes de los mejores chefs de México ¿Se te antoja un ceviche de coco tierno y manzana con leche de tigre y totopo oaxaqueño? Aquí te van a contar quién lo hace y en qué punto de nuestro país puedes probarlo.

 

 

clubtengohambre

 

 

Pareciera que el grado más alto para los foodies es viajar para comer, es decir, el turismo gastronómico. Lejos de lo que podríamos pensar, no sólo los chefs hacen largas travesías para probar nuevos sabores, hay personas que en verdad gozan de planear expediciones alrededor de la comida y este Instagram trata justo de eso, así que vas a visitar Oaxaca, Valle de Guadalupe, Tijuana, Ensenada o la CDMX te recomendamos esta cuenta con 48k de seguidores.

 

Champurrado, el delicioso atole que combina maíz, el chocolate y la canela
MXCity
¿El champurrado es un atole? ¿lleva leche o es de agua? Las respuestas a estas preguntas y otros datos sobre la bebida ancestral de la CDMX.

Foto destacada: Gastrolab

Champurrado es un a bebida que identifica a la CDMX.

 

. . .

 

Las mañanas de la CDMX comienzan con un ajetreo que toma respiro en los puestos callejeros, esos madrugadores que nos tienen alimentos listos para un rápido desayuno, uno confortable y llenador que durante las mañanas frías sólo puede ir acompañado de un buen champurrado.

En la CDMX se puede conseguir casi en cada esquina es una receta estandarizada que sólo encuentra diferencia en la mano que lo preparó, más espeso, menos dulce, el efecto reconfortante tiene una historia antigua.

 

 

¿Qué es el delicioso champurrado?

 

No, no es un atole de chocolate, no propiamente hablando. El champurrado es un tipo de atole compuesto de pinole o masa de maíz disuelta en agua a la cual se le agrega chocolate de metate y piloncillo. Los puristas dicen que no debe llevar leche porque entonces sí, es un atole de chocolate.

Hay más de una variante en la receta, pero son mínimas y correspondan a los recursos que cada estado de nuestro país tiene. Como ya se dijo los básicos son agua, masa de maíz, chocolate y piloncillo, pero también puede llevar pinole, canela, cáscara naranja, azúcar y fécula de maíz.

 

 

Origen del chapurrado

 

El chapurrado es una bebida azteca que en su momento tuvo gran valor por ser preparado con cacao, razón por que la también su preparaba para algunos rituales religiosos, con el tiempo fue de uso de toda la población por la sencillez que se necesitaba para hacerlo.

Por su dulce sabor y el efecto de saciedad que deja, el chapurrado se extendió hacia el norte donde hoy goza de buena fama porque en Chihuahua, estado ganadero, se empezó a añadirle leche, y aunque muchos debatan este hecho, la verdad es que sabe muy rico.

 

 

Nuestra bebida de cacao y maíz llegó hasta centro américa, no se sabe si porque los mayas tomaron la receta azteca o si ellos contaban con una propia, lo que se sabe con certeza es que, igual que todos a Hernán Cortés también le gustó, así lo escribió en las Cartas de Relación.

El chapurrado no sólo ha funcionado como una bebida ritual, además de saciar el hambre detiene la diarrea, entre otras propiedades que Francisco Hernández, médico de la corte de Felipe II describió en su Historia Natural de Nueva España.

 

 

¡Prepara tu champurrado casero!

 

Vas a necesitar 2 litros de agua, 1 varita de canela, 1 taza de piloncillo troceado, azúcar al gusto, 1 taza de masa de maíz y 3 tablillas de chocolate. En una olla se hierve 1 litro de agua con la canela y el piloncillo.

Mientras esperas que el piloncillo se deshaga, disuelve la masa en el oro litro de agua (cuélala para quitarle impurezas), integra la masa a la olla de agua que hierve y agrega las tablillas de chocolate. Si te gusta espeso agrega un poco de maicena.

 

 

Una vez disueltas las tablillas bate que bate de chocolate, deja hervir 5 minutos y ¡listo! Sirve en tazas de barro para sentir todo el poder de la tradición mexicana y darle gusto a tu paladar. Ahora ya tienes qué presumir el próximo día frío.

 

 

Champurrado

¿Dónde? Puestos callejeros, cenadurías y en algunos restaurantes sólo durante otoño e invierno.

¿Cuándo? En la CDMX todo el año

¿Cuánto? Entre $12 y $20 pesos

Moles con piñón, los lujos de la gastronomía mexicana en una semilla
MXCity
El piñón es un elemento importante en nuestra gastronomía, en los moles encontró un lugar especial y también en los postres.

Foto destacada: Animal gourmet

El piñón es un destacado protagonista de la gastronomía mexicana.

 

. . .

 

El piñón, la semilla de los pinos, es uno de los ingredientes más costosos de la gastronomía mexicana aun cuando se produce en nuestro país y hasta en cuatro estados, Hidalgo, Querétaro, Coahuila y Chihuahua.

Obtenidos con mucho trabajo de las "piñas" de los pinos, los piñones que tenemos en nuestro país son el marfil, el amarillo y el rosa, siendo este el más popular en nuestra gastronomía, en la que se le consume en platillos salados y una gran variedad de postres.

 

 

Recetas con piñón

 

El consumo del piñón como fruto seco es más frecuente en el norte del país, pero como parte de los ingredientes de grandes platillos como los chiles rellenos o en nogada, sólo en el centro de México, eso sí, en todos lados lo puedes encontrar en helados, flanes, galletas y jamoncillos.

Nosotros te compartimos tres moles para conozcas cómo introducir este ingrediente de lujo a tu recetario personal, a saber, hemos elegido los moles por tratarse de una de las insignias importantes de nuestra gastronomía.

 

 

Mole Rosa

 

 

Dicen que está inspirado en la cantera rosa de la Basílica de Santa Prisca y que es el "secreto mejor guardado de Taxco", donde residen los mejores artistas plateros. Su sabor floral lo hace un mole dulce, el preferido de lo que no gustan de lo picante.

 

Mole de piñón

 

 

De los fogones hidalguenses tenemos un mole que parte de un adobo de tres chiles y que integra al piñón para darle textura y matizar el picante. Tradicionalmente este mole se hace con conejo, pero bien se puede sustituir con pollo.

 

Mole blanco

 

 

También conocido como mole de novia, esta receta poblana suele prepararse sólo en ocasiones muy especiales por resultar caro, pues a diferencia de los anteriores la cantidad de piñón que utiliza es mucho mayor.

 

 

Aunque el piñón puede sustituirse con otras nueces y semillas, la verdad es que ni la textura ni el sabor son los mismos, así que cada centavo invertido valdrá la pena para probar estos moles sencillos, pero sin duda muy finos.

El beneficio no sólo va de sabores, el piñón es una semilla con alto contenido de omegas 6 y 3, contiene potasio, magnesio y zinc; es de los frutos secos con más proteínas, razón por la que aparece en las recetas veganas.

 

 

Piñón

¿Dónde? En tiendas de autoservicio, mercados y tianguis.

¿Cuándo? De agosto a noviembre

¿Cuánto? El kilo de piñón rosa cuesta alrededor de $1,300 pesos

Razones por las que los tacos de Tijuana son los mejores del país
MXCity
El taco de Tijuana es un icónico de la gastronomía mexicana, no por nada es disfrutado, amado y replicado en todo el mundo.

Foto destacada: San Diego Red

La gran variedad de personas en Tijuana ha diversificado la gastronomía.

 

. . .

 

El taco es un icónico de la gastronomía mexicana, todos tenemos uno favorito, es parte de nuestra cultura, además de ser comida a un precio accesible, rápida y que aporta una nutrición decente al cuerpo.

De hecho, se dice que durante el confinamiento se registró un incremento del 60% de órdenes de tacos en la aplicación popular de entrega de comida durante el 2020. Tijuana fue la ciudad que realizó más órdenes de tacos en todo México.  Pero ¿qué hace a los tacos de Tijuana tan especiales? Aquí te lo decimos.

 

 

Debido a la ubicación geográfica de Tijuana y a la inmigración, en donde muchas personas se quedan a vivir en el sitio, es posible encontrar tacos tradicionales espectaculares y una gran variedad de opciones para todos aquellos que saben degustar sin prejuicios y aprecian la creatividad.

Es que la ciudad también permite una gran oferta gastronómica, a diferencia de otros lugares puedes tener tacos en foodtrucks, gourmet, veganos de gran carne e incluso de todo tipo de mariscos.

 

 

Otra de las cosas es que los tacos representan una gran industria para TJ, y prácticamente en cada esquina de las calles principales hay una taquería. Esto ha hecho que la competencia sea cada vez más difícil, que la variedad de personas haga más compleja la gastronomía y que puedas encontrar tacos de carbón, carne, al vapor, fritos, además en el estado hay variedad de tortillas con buen maiz, buenas verduras y muchos otros productos.

Además, en los diferentes municipios de TJ es posible encontrar tacos con sus diferencias, aunque fueron los poblanos quienes aportaron sazón al platillo mexicano, lo hicieron al gusto del tijuanense y por ello es en Tijuana donde los encuentras y no en otro sitio. La diversidad ha enriquecido la gastronomía.

 

 

Dos elementos básicos

 

 

En Tijuana las tortillas de maíz son más grandes en comparación con las tortillas de la Ciudad de México. Los tacos más grandes, con tortillas recién hechas es un plus.

Los tacos de carne asada no solo llevan guacamole, cilantro y cebolla. También se combinan con frijoles de la olla, rábanos, cebollitas cambray y chiles güeros. Claro que no falta el elemento clave: pepinos con sal y limón mientras llegan tus tacos. 

 

Mezcla de sabores

 

 

En TJ los tacos al vapor eran los reyes, hasta que llegaron las tortillas de harina estilo y se comenzaron a replicar los tacos como en Sonora, hasta que llegaron los taqueros poblanos a darle el referente de la típica taquería tijuanense con una mezcla de sabores y regiones que lo hacen tan especial.

 

Tacos de birria

 

 

La birria de res, de borrego o de chivo es sublime. En algunas taquerías la tradición es mojar la tortilla para después ponerla en el comal o hacer tacos de birria doraditos. El olor, la textura de la carne, las tortillas y la birria hacen que esto sea sumamente especial.

 

Tacos de mariscos

 

 

Tacos de marlin, tacos de camarón enchilado, tacos de pulpo, tacos de pulpo con camarón, tacos de pescado capeado, con chile güero asado y queso fundido, mix de camarón y pulpo montado en tortilla de maíz con aguacate y un toque de lo que gustes. Los tacos de mariscos son una verdadera delicia. 

Xonequi, el suculento caldo de frijol que te obliga a recordar esta receta
MXCity
El Xonequi es un platillo que nos recuerda que no debemos subestimar el poderoso sabor de la comida tradicional mexicana.

Foto destacada: Mexicana come plantas

El Xonequi es otro recordatorio de la capacidad de creación de la gastronomía mexicana.

 

. . .

 

Xico es un bello pueblo mágico en el que el verde abunda. Encaramado en la montaña, Xico huele a los cafetales que crecen en la parte alta, a árboles frutales y a hierva, entre la cuales crece una que se llama chonegue, chonegui, xonegui o xonequi.

Este pueblito veracruzano es de esos en los que el burrero aún pasa vendiendo leche entre las antiguas casas coloniales que han resistido al tiempo, igual que los fogones en los que se preservan antiguas recetas como el clásico caldo de frijol, pero muy al estilo Xico.

 

 

¿Qué es xonequi?

 

Xonequi, Ipomoea dumosa, es una hermosa planta trepadora de hojas verdes en forma de corazón, cuyo tamaño puede alcanzar los 12 cm de largo por 8 de ancho. Además de crecer en Xico, se le ve en Xalapa y Coatepec, pero en estos lugares no se le utiliza en la cocina, quizá porque las iguanas se las comen primero, les encanta el xonequi.

 

 

Esta bonita convolvulácea es galactógena, es decir, favorece la producción de leche materna (Convolvuláceas de Flora de Veracruz) y además es el condimento que le da al caldito de frijol el twist que en la CDMX no conocemos porque la Xonequi sólo crece de manera silvestre y por aquellos altos lares. Es fácil de confundir con otras Ipomoeas, así que cuidado.

 

 

Caldo de Xonequi

 

Si vas a Xico y pides un "caldo de xonequi" vas a recibir un caldo de frijol que a simple vista pareciera el que hace tu tía, pero no, ¡no! Este caldito no lleva epasote, lleva xonequi y ahí está la diferencia radical y sabrosa que sólo vas a encontrar en Xalapa, Teocelo y Naolinco, además de nuestro pueblito mágico en cuestión.

 

 

El caldo frijol con xonequi también lleva bolitas de masa de maíz que le dan un toque celestial, le dan cuerpo al caldo, lo transforman en un platillo verdaderamente reparador, del alma y del cuerpo ¿te gustaría probarlo?

El quid es encontrar xonequi en la CDMX, si lo haces o si alguien te lo trae de Veracruz ¡excelente! Además, vas a necesitar 2 tazas de frijoles negros (recuerda remojarlos desde un día antes), ½ cebolla, 3 ajos grandes y pelados, y ¼ de masa de maíz y sal.

 

 

Cuece los frijoles como sepas hacerlo, en barro, cacerola o en la maravillosa olla de presión. Sofríe dos o tres dientes de ajo grandes y un buen trozo de cebolla, hecha los frijoles y agua. Mientras tanto, mezcla la masa con sal y un poquito de agua si la sientes muy seca. Has bolitas pequeñas, lo suficiente para que con la yema de tu dedo índice o pulgar las puedas hundir del centro.

 

 

Cuando los frijoles estén casi listos (es decir cuando aún están un poquito duritos), agrega las bolitas al caldo, bastan 30 minutos para que estén listas. El xonequi también debe añadirse en este momento, su sabor es más suave que el del epazote así que debe ser abundante (sólo quita los tallos gruesos).

Después de 30 minutos debes verificar las bolitas, si ya están cocidas ¡el platillo está listo! Se sirve con rodajas de chile fresco pero la creatividad es el límite. Si no lo puedes preparar, no tardes en viajar a Xico, donde el caldo de xonequi se sirve en todos lados.

 

 

Caldo de Xonequi

¿Dónde? Xico, Veracruz. Aunque se sirve en todas los restaurantes y fondas, la recomendación es el Mesón Xiqueño que se ubica en Av. Hidalgo 148, Centro Histórico, Xico, Veracruz. En la CDMX lo puedes encontrar en los restaurantes El Bajío.

¿Cuándo? Todo el año

¿Cuánto? Alrededor de $45 pesos

x