Edificios y ruinas prehispánicas ocultas bajo construcciones del Centro Histórico
MXCity
En estos edificios del Zócalo de la Ciudad de México podrás encontrar las ruinas sagradas de la antigua Tenochtitlán.

Foto destacada: Tlatoani: México

En algunos de los estos edificios del Zócalo Capitalino sigue existiendo la Gran Tenochtitlan.

 

. . .

 

La mayor parte de la construcción en Tenochtitlán se llevó a cabo durante los cuatro regímenes del mundo azteca desde 1470. La ciudad se trazó en una cuadrícula con una  red de calles y canales repletas de canoas que transportaban personas y mercancías a través de los lagos.

Pero el corazón de Tenochtitlán estaba su Recinto Sagrado, el centro religioso y ceremonial de la ciudad y del imperio. Rodeado por un muro de mampostería de serpientes, en donde estaban los templos de los dioses aztecas más importantes.

Todo ello quedó sepultado por la construcción de otra civilización, pero los vestigios aún permanecen y aquí te decimos en donde puedes verlos.

 

Templo de Tezcatlipoca

 

 

Este templo se encuentra bajo la escalinata principal del edificio virreinal del Centro histórico, hoy en día, Palacio Nacional, y se descubrió parte de la fachada ya que tenía una cabeza de basalto identificada como una versión juvenil de Tezcatlipoca o de Tonatiuh.

Dónde: Plaza de la Constitución S/N, Centro Histórico de la Cdad. de México, Centro,

 

Escalinata al Templo Tezcatlipoca en Palacio Arzobispal

 

 

En este sitio se descubrió el Cuauhxicalli de Moctezuma, un monolito cilíndrico impresionante. Se encuentra justo al sur del Templo Mayor en Ciudad de México en el antiguo Palacio del Arzobispado, el cual fue sede del arzobispado de México hasta 1867. Este palacio se encuentra sobre los restos de muchos objetos precolombinos y se cree que pudo haber sido un temalácatl o plataforma de lucha dónde se realizaban combates gladiatorios.

Dónde: Moneda 4 en el centro histórico.

 

 

Palacio de los Condes de Calimaya

 

 

 

En realidad es complicado saber qué había aquí, pero en esta esquina del Centro histórico sobrevive la cabeza de una serpiente tallada en basalto de la época prehispánica. La pieza fue reutilizada como elemento decorativo para la construcción del Palacio de los Condes de Calimaya durante el Virreinato.

Dónde: José María Pino Suárez y República de El Salvador, Centro CDMX.

 

 

Escalinatas de El Palacio del Marqués del Apartado

 

 

Este edificio se construyó de 1795 a 1805 y consta de tres niveles y dos fachadas frente al templo mayor. Pero debajo de este sitio, había una pirámide y fueron encontradas diversas piezas arqueológicas. No obstante, este inmueble se realizó por encargo del señor Francisco Manuel Cayetano de Fago y lo edificó el gran Manuel Tolsá.

Dónde: Calle de Donceles y República de Argentina, en el Centro Histórico.

 

 

Casa de las Ajaracas

 

 

En este sitio se encontró un monolito de la diosa Coyolxauhqui, una lápida cuadrangular de 3.57 m de andesita de lamprobolita esculpida en relieve. Más tarde formó parte de las casas virreinales.

Dónde: Guatemala y Argentina, Centro Histórico CDMX.

 

 

Catedral Metropolitana de la CDMX

 

 

En esta imponente construcción fue descubierta la imagen monumental Coatlicue, que hoy podemos apreciar en el Museo Nacional de Antropología, y que cuenta la leyenda que el Conde de Revillagigedo, mandó que la "horrible pieza" que parecía demonio a los patios de la Universidad Pontificia.

Dónde: Plaza de la Constitución S/N, Centro Histórico de la CDMX.

 

Palacio Nacional

 

 

Casi en la esquina de Palacio Nacional y los edificios del Gobierno fue descubierta la Piedra del Sol o Calendario Azteca. Esta pieza lucia inmaculada, y hasta casi finales del siglo XIX, la Piedra del Sol vio pasar la historia hasta que Porfirio Díaz lo declaró el monumento prehispánico de mayor simbolismo para el país.

Dónde: Tacuba y 5 de Mayo, Centro histórico CDMX.

 

 

Antiguo Palacio del Arzobispado

 

 

 

El Antiguo Palacio del Arzobispado alberga actualmente el Museo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el cual se enfoca a la difusión de arte moderno y contemporáneo. El edificio está construido sobre las ruinas de la pirámide del Dios Tezcatlipoca de la antigua Tenochtitlán.

En ese lugar, se escuchaban plegarias "entre nubes de copal, ofrendas de flores y sacrificios", a Tezcatlipoca: dios "espejo Humeante", dios "espejo que hace brillar a las cosas" o dios "de lo invisible y no palpable".

Dónde: Moneda, número 4, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

 

Templo Ehécatl-Quetzalcóatl

 

 

Este es uno de los sitios más peculiares de la CDMX, ya que en los trabajos de construcción de la Línea 2 del Metro, un equipo de arqueólogos trabajó en la liberación de un extraño templo de la época prehispánica.

Aquí se encuentra la edificación de una de las deidades más importantes del panteón mexica: Ehécatl-Quetzalcóatl, dios del viento, y a escasos 30 pasos, el increíble metro de la CDMX.

Dónde: Metro Pino Suárez de la CDMX.

 

Centro Cultural de España

 

 

En los sótanos de este inmueble, puedes ver los vestigios de un antiguo centro ceremonial de los mexicas, y pasear por un edificio del siglo XVI y hoy en día centro cultural, llamado Centro Cultural de España en México.

Dónde: República de Guatemala 18, Centro Histórico.

Aquí puedes ver las obras de Francisco Toledo inspiradas en el béisbol
MXCity
Esta exposición en el Museo Diablos Rojos mezcla el arte y la fascinación por el béisbol de Francisco Toledo.

Foto destacada: Graciela Iturbide

El gran artista oaxaqueño Francisco Toledo fue un gran admirador del béisbol.

 

. . . 

 

Francisco Toledo tenía una gran fascinación por el béisbol. Realizó varios óleos y fotografías, creó la reja para el estadio de los Diablos Rojos, está compuesta por al menos 60 piezas: grabados, dibujos, bates y pelotas intervenidas. Asimismo, en el verano del año 2000, Graciela Iturbide le tomó unas fotos a Toledo con una avestruz y uniforme de béisbol.

Toledo vivió su niñez en una zona beisbolera por excelencia, el Istmo de Tehuantepec. Admiraba la agilidad de los peloteros, disfrutaba los batazos de largo alcance, las barridas en el home y los movimientos del pícher en el montículo.

 

 

De hecho, la creación de la reja del estadio fue una idea a propósito, porque además de ser un espacio para el deporte se creó un espacio para el arte y la cultura. Esta exposición, se exhiben 11 obras originales de artistas como Amador Montes, Demián Flores, José Luis García y Sergio Hernández.

Asimismo, la escultura de bronce Cácher, confecciona­da por Hernández en 2019, custodia las puertas del estadio e invita a los aficionados a admirar y tocar la figura de un cácher con máscara, arreos y guante. En una de las dos salas temporales que integran el Museo Diablos, más otras 14 permanentes, donde el espectador se puede sorprender con las 70 obras de Toledo inspiradas en el béisbol.

 

 

Se trata de una serie de dibujos, timbres postales, libretas, 19 papalotes, medallas, fotografías, estampillas, bats intervenidos, óleos, máscaras, grabados, relojes y figuras de mica o vidrio dan cuenta del gusto del famoso pintor, escultor, grabador, ceramista y dibujante por el llamado "rey de los deportes".

Asimismo, se destacan las 14 fotografías que Graciela Iturbide le hizo a Toledo donde aparece con los aditamentos del juego. "Él era un amigo cercano de la familia Harp Grañén. Compartía su gusto por el béisbol con don Alfredo y desde los años 90 comenzó a hacer obras relacionadas con este deporte", agrega.

 

 

Además de las obras de Toledo, puedes ver Extraterrestre e Insecto, dos bronces a la cera perdida que Leonora Carrington esculpió en 2011, lucen a la entrada del Museo Diablos, en cuyas 14 salas narra los 82 años de historia del equipo Diablos de México.

El artista oaxaqueño, Sabino Guizu, también está en la exhibición en una sala de proyección de 360 grados, donde se muestran los momentos históricos más importantes de los Diablos, sedes, los 33 personajes más importantes, uniformes y diversos periódicos, documentos, libros y todo el archivo histórico.

 

 

Exposición Toledo y el béisbol

Dónde: Av. Viaducto Rio de la Piedad Ciudad de los Deportes Magdalena Mixihuca, Puerta 8, Granjas México, CDMX.

Cuando: martes a domingo de 10:00 a 15:00

Cuánto: $100 pesos, $50 pesos a Inapam y niños gratis.

Web

La Hoya de Luz en Xilitla, un abismo esplendoroso de luz y sombra
MXCity
La Hoya de Luz es un destino en Xilitla ideal para el rapel y que te deslumbrará por su magnitud y belleza natural.

Foto destacada: @doc.thor_wong y @unamarianela

La Hoya de Luz se encuentra en medio de cedros, madroños y el ambiente inhóspito de Xilitla.

 

. . .

 

La Hoya de Luz tiene 193 metros de profundidad, y es uno de los puntos favoritos para los amantes de la espeleología y exploradores naturales, pues en su interior se encuentra un mundo listo para descubrir. Aquí es posible hacer dos caídas libres, uno de 188 y 80 metros, en sus 233 metros de diámetro de forma semicircular.

En épocas de lluvia, se capta el agua a través de su boca en forma de cascadas o filtraciones lo que puede lograr pequeños arroyos que se pierden entre las rocas y reaparecen por difusión en las partes inferiores.

 

 

Esta cavidad natural es mucho más notable desde el cielo. Se encuentra aislada de la  civilización, y su belleza destaca los bosques de la meseta central de Xilitla. Se encuentra a 2,200 metros sobre el nivel del mar, a dos horas aproximadamente de distancia de una de las localidades ecoturísticas y reserva forestal del municipio La Trinidad.

Ésta enorme cavidad que fue descubierta por vuelos de reconocimientos allá por los años 60´s y años después fue explorado por espeleólogos extranjeros, pero hasta hoy en día sigue siendo poco conocido por los propios habitantes de la zona.

 

 

Es una aventura impresionante para los amantes del senderismo, camping o espeleología, recorrer las horas entre pinos, cedros, enormes madroños, planicies con espectaculares vistas panorámicas, ver la flora y distinta fauna que abunda en éste bello lugar.

La "Hoya de la Luz" es una de las cavidades más notables de México, un lugar único y mágico que se encuentra en nuestro país. Es otra maravilla natural de San Luis Potosí que cuenta con majestuosos paisajes desde cascadas, ríos o su impresionante sierra gorda que esconde grandes parajes que estamos seguros que aún no los conoces.

 

 

 

 

 

 

Hoya de Luz, Xilitla

Dónde: La Trinidad, Xilitla, Xilitla, S.L.P.

Cuando: todo el año

Cuánto: tour $350