Sótano de las Huahuas: una experiencia profundamente surrealista en San Luis Potosí
MXCity
El Sótano de las huahuas hace referencias a las aves que habitan el lugar, siendo “huahua” perico en lengua tének.

Foto destacada: Pravia

El Sótano de las Huahuas es un espectáculo natural único de la Huasteca Potosina.

 

. . .

 

En el municipio de Aquismón, San Luis Potosí, todos los días se vive y se respira la majestuosa Huasteca Potosina.

Esta región se destaca por haber cobrado gran importancia turística debido a la exuberancia de sus ecosistemas, pero sobre todo por un sitio en particular conocido como ollas, simas o sótanos, sótanos de las Golondrinas o sótano de las Huahuas.

 

 

 

Al sitio se le llama "Huahua" ya que significa "perico" en lengua huasteca o tének, que es de donde toma nombre este peculiar lugar.

Se trata de un abismo subterráneo rodeado de vegetación con 60 metros de diámetro y una profundidad de 478 metros. Esta fascinante zona natural, fue declarada como Área Natural Protegida desde 2001 y en 2018 se le otorgó el nombramiento de Paraíso Indígena.

 

 

El fenómeno de las golondrinas entrando y saliendo del sótano, se ve al amanecer y al atardecer; miles de aves salen o regresan a este increíble refugio. Además lo hacen de manera sincronizada, formando una espiral para ir en busca de alimento o resguardarse durante la noche.

Aquí se pueden observar diferentes tipos de aves como vencejos de cuello blanco y los pericos verdes, además de otros tipos de animales y aves que viven en el lugar en donde se pueden llevar a cabo diversas actividades.

 

 

 

Entre los destinos que se suelen  visitar, está el Jardín Surrealista de Edward James y el Pueblo Mágico de Xilitla en donde es posible saborear la comida tradicional, caminar un poco y comprar artesanías.

Para visitar el sótano de las Huahuas, hay que caminar poco más de 20 minutos para llegar a la orilla de este abismo y apreciar el espectáculo. El paseo completo tiene un costo de mil 124 pesos por persona e incluye la entrada a los sitios mencionados.

 

 

Este santuario de miles de aves, que salen para buscar comida y tiempo después retornar al lugar para dormir y descansar, es un lugar único en el mundo. El Sótano de las Huahuas es otro de los sitios surrealistas de San Luis Potosí.

 

 

Sótano de las Huahuas

Dónde: a 25 minutos de Ciudad Valles, San Luis Potosí.

Cuando: todas las tardes de 5:30 a 6:00.

Cuánto: $40 pesos

Museo de Tepexpan, el museo construido para unos restos óseos
MXCity
El Museo del hombre de Tepexpan se creó para mostrar restos óseos y ahora ya no se exponen ¿quieres saber por qué?

Foto destacada: experiencia edomex

Este Museo en el  Estado de México también cuenta la historia del "hombre de Tepexpan".

 

. . .

 

Las razones para construir un museo pueden ser varias, pero no muchas. Recordar, explicar y exponer, parecieran las básicas en la larga lista de museos que pueden existir, pero ¿qué tal un museo para mostrar restos humanos?

Claro, hay más de un museo en el mundo donde se muestran o resguardan restos humanos, pero el objetivo desde el cual parte no suele ser ese, no así para el Museo de Tepexpan, que se construyó en 1955 justo para mostrar los restos óseos humanos más antiguos que se hayan encontrado en América en el lugar exacto en donde se localizaron.

 

 

Hallazgo de Tepexpan

 

 

Inaugurado en 1958 el Museo del Hombre de Tepexpan es el museo de antropología más antiguo en México, ideado desde 1947 cuando Helmut de Terra, Javier Romero y Alberto Arellano descubrieran los primeros restos humanos de la prehistoria en la región.

Además de encontrar fauna pleistocénica, fueron hallados los restos del llamado "hombre de Tepexpan" cuya ubicación en el tiempo ha sido fuertemente cuestionada, incluso, ya desde los primeros años del siglo XX se negaba rotundamente la posibilidad de un hombre prehistórico.

 

El hombre de Tepexpan

 

 

Son muchos los expertos los que se niegan a afirmar la temporalidad del "hombre de Tepexpan" pues las condiciones en las que fue encontrado no permiten hacer un estudio científico preciso que corrobore las hipótesis alrededor del hallazgo.

Los restos óseos encontrados, fueron un cráneo, costillas y huesos largos, que fueron estudiados por el antropólogo físico Javier Romero, quien determinó que se trataba de un individuo masculino de 1.70 m de altura y que debió tener alrededor de 55-65 años.

 

 

En aquellos años, se les asignó a los restos una antigüedad de 10 mil años con base en la capa geológica en la que se encontraron, también se dijo que, por la posición de los huesos, había muerto durante la cacería de un mamut.

Años después los restos de Tepexpan fueron estudiados por el doctor Santiago Genovés quien, a la luz de nuevas técnicas y evidencias, determinó que se trataba de una mujer de 30 años, de aproximadamente 1.60 m de altura.

 

 

Museo de Tepexpan

 

 

Más tarde el Dr. Thomas Stafford, del Laboratorio de Geofísica de la Institución Carnegie de Washington y la Universidad Liverpool John Moores, les dieron a los restos 2,000 y entre 4,600 y 7,600 años a.p.

La verdad sobre los restos disminuyó el interés en el museo que todavía conserva la inmortalización del "hombre de Tepexpan" yaciendo frente al mamut que se defiende del resto de cazadores y que nos recuerda un evento arqueológico por demás interesante y curioso.

Actualmente el Museo de Tepexpan muestra una colección paleontológica y lítica conformada principalmente por restos óseos de animales y humanos, herramientas de piedra que fueron encontrados en el sitio y un fotomural donde aparece la cacería del mamut. Eso sí, no esperes ver los famosos restos porque ya no se resguardan en el sitio, aparentemente porque siguen siendo estudiados.

 

 

 

Museo de Tepexpan Acolman

¿Dónde? Carretera México-Teotihuacán Km. 32, Col. Anáhuac, Tepexpan, Acolman, Estado de México.

¿Cuándo? Martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas.

¿Cuánto? Entrada libre

5 cosas que puedes hacer en el increíble pueblo mágico de Aculco
MXCity
Aculco es un sitio para disfrutar de la tranquilidad, tiene una gran arquitectura y trepidantes lugares naturales para aventura.

Foto destacada: Javeraf Photo

Aculco es un Pueblo Mágico declarado como Patrimonio de la Humanidad.

 

. . .

 

En vivió la cultura Otomí, y hoy en día es un Pueblo Mágico lleno de casas con fachadas blancas y mesones edificados con cantera, rodeado de peñas, calles angostas y empedradas y mucha historia, ya que aquí fue derrotado el "cura" Miguel Hidalgo.

Por este sitio pasó el Camino Tierra Adentro, la ruta comercial que corría de la Ciudad hasta Estados Unidos y que ahora es reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO; además se encuentra el histórico Casco de la Hacienda de las Diligencias Arroyo Zarco, y hoy en día ofrece actividades de deporte de aventura a 2 horas de la CDMX en automóvil.

Aquí te dejamos con estas cinco actividades que puedes realizar en Aculco.

 

Aculco Patrimonio de la Humanidad

 

 

Aquí puedes ver preciosa arquitectura colonial, calles adoquinadas y la zona central destaca por el kiosco y plaza es un lugar realmente agradable que te invita a tomarte un café. El mercado tiene la gastronomía local, y una barbacoa que es una delicia. Es un sitio en donde encontrarás tranquilidad cerca de la CDMX.

 

Cascada de la Concepción

 

 

En medio de un paisaje rocoso resalta entre una barranca, y una cascada que se nutre de las aguas de la presa de Ñado y corre sobre una calzada de columnas basálticas. En verano la cascada tiene una caída de 25 metros de altura, y las paredes de basalto hacen de La Concepción el lugar perfecto para practicar rappel y el campismo.

 

Cascada de el Tixhiñu

 

 

En San Joaquín existe esta cascada poco conocida por los turistas. Tienen una caída de  15 metros, en donde puedes aprovechar el día disfrutando de los alrededores, ya que al igual que la cascada de la Concepción, aquí también hay un cañón donde se pueden realizar actividades como acampar.

 

La Ceja y la Calzada

 

 

Estos sitios naturales tienen parajes asombrosos, son ideales para tener un contacto con la campiña, observar aves silvestres que abundan en el ecosistema. Aquí se organizan días de campo y, para llegar, debes recorrerse la Calzada de árboles centenarios que ofrecen al visitante un fresco paseo por la naturaleza.

 

Peña de Ñado

 

 

En otomí significa "Cabeza de Piedra", para llegar a este lugar lo puedes hacer a caballo, en bicicleta de montaña, en motocicletas para campo, en cuatrimotos, en vehículos 4X4 o bien disfrutar de una caminata, son aproximadamente 5 km. De brecha la cual disfrutaras en cualquier medio de transporte; Bosque Húmedo y una altura de 2900 msnm.

 

 

Pueblo Mágico de Aculco

Dónde: . A 40 min de San Juan del Río; 1:15 h de Querétaro; 1:40 h de Toluca; 2 h de CDMX, Pachuca o San Miguel de Allende; 2:30 de Morelia; 2:50 de Guanajuato, León, Puebla o Tlaxcala.

Cuando: todo el año

Cuánto: según la actividad

Juan Rulfo y Clara Aparicio, el poder de las cartas de amor
MXCity
El gran escritor mexicano, Juan Rulfo tampoco estuvo excepto de la pasión epistolar que sintió por su gran amor Clara Aparicio.

Foto destacada: frijimx

El amor rompe todos los corazones, incluso el del gran novelista Juan Rulfo.

 

. . .

 

Siete años de cartas, 81 epístolas de uno de los mejores escritores de nuestro país, un genio que además fue un excelente editor y un apasionado ser humano. Juan Rulfo, como muchos otros grandes escritores se nos pierde entre su elevada grandeza olvidándonos que como seres humanos que fueron vivieron toda baja pasión y el más cursi momento, él no fue la excepción.

 

¿Quién fue Juan Rulfo?

 

 

Una de las lecturas obligadas de la educación básica es El llano en Llamas y Pedro Páramo, obras que consagraron a Juan Rulfo como uno de los más grandes del siglo XX, el considerado un prodigio de la literatura también fue guionista, fotógrafo, padre y esposo.

Y quizá en este último punto es donde podemos encontrar la más fiel evidencia de que al final del cada día, todos somos personas susceptibles al dolor, a la enfermedad y a vivir el más profundo amor a una persona que primero desconocida se convierte en nuestra confidente de vida.

 

 

También puede ser que así, en ese remanso de humanidad, el enamoramiento, encontremos su apabullante ingenio, porque sí, Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno?, nació en Apulco, Jalisco en 1918 y falleció en la CDMX en 1986, pero aún más que eso Juan fue el "muchacho" de Clara Aparicio.

 

Las cartas a Clara Aparicio

 

 

Todas las historias de amor comienzan en algún punto y el romance de Rulfo con Clara Aparicio empezó en el Café Nápoles de Guadalajara, en aquel momento ella tenía 13 años y el ya escritor 24. Clara Angelina Aparicio Reyes contaría años después que su mamá la mandaba junto con sus hermanas a pasar la tarde fuera de casa para que los muchachos las vieran, y así fue, Juan Rulfo la vio, pero no cruzó palabra con ella.

Notarla fue solo el inició, el joven Juan comenzó a investigar a la señorita que se hacía acompañar de sus amigas y a las que muchas veces pagó las cuentas de la heladería desde el anonimato; se sabe que hasta se hizo pasar por empleado de la oficina de migraciones para acudir a su casa y obtener información. Después de aquellas cuentas pagadas y algunos obsequios del pretendiente misterioso, el padre de Clara le puso un alto.

 

 

Ya con el permiso de los padres y después de esperar 3 años, Juan Rulfo pudo empezar a cortejar a la joven clara. No mucho tiempo después el joven escritor tuvo que partir a la CDMX no sin antes escuchar que Clara Aparicio aceptaba ser su novia y así de octubre de 1944 a diciembre de 1950, los amantes intercambiaron cartas de confidencia que la viuda guardó como un tesoro y que años después se publicaron.

Juan y Clara se casaron en 1947, es decir, el intercambio epistolar no se trató de un afán de conquista, el escritor derramó en su esposa su fértil imaginación y excelsa capacidad de plasmar con letras el universo de su vida, del que ella participó hasta 1986, cuando Juan Rulfo dejó físicamente este mundo, pero nunca el corazón de su familia y sus lectores.

 

 

¿Qué decían las cartas? Aquí te dejamos algunos fragmentos para que como Clara Aparicio conozcas el lado B del gran escritor, empezando por el cliché de los clichés, donde la clásica respuesta a "¿Cuánto me quieres?" que es "de aquí a la luna y de regreso", se queda opacado:

Por lo pronto, me puse a medir el tamaño de mi cariño y dio 685 kilómetros por la carretera. Es decir, de aquí a donde tú estás. Ahí se acabó, Y es que tú eres el principio y fin de todas las cosas.

 

 

Estuve leyendo hace rato a un tipo que se llama Walt Whitman y encontré una cosa que dice:

"El que camina un minuto sin amor,

Camina amortajado hacia su propio funeral."

Y esto me hizo recordar que yo siempre anduve paseando mi amor por todas partes, hasta que te encontré a ti y te lo di enteramente.

 

 

Dices que te extrañó mucho que te haya escrito con mucha rapidez. Yo siempre te escribo muy rápido. Pero yo creo que a veces el correo no reparte aprisa las cartas y las deja dormir y por eso nos las recibes luego luego. De cualquier modo, a mí me gustaría poder llevártelas yo mismo o meterme adentro del sobre para asomarme y verte cada vez que te escribo. Eso es lo que yo quisiera.

 

 

Yo aquí no he ido al cine. El cine sin ti no sirve. No hay ni siquiera el gusto de llegar tarde y no encontrar asiento. Esos líos eran suaves y casi no más por eso valdría la pena volver allá.

 

 

Esta carta es hija de un coraje muy grande que me hicieron pasar ahora. Más tarde te contaré en qué consistió ese coraje. Pero lo que me hizo sentir es lo que te cuento. Y mi conclusión es que uno debe vivir en el lugar donde se encuentre uno más a gusto. La vida es corta y estamos mucho tiempo enterrados.

Espero que me regañes por escribirte quejidos en lugar de hablarte del amorque te tengo, pero es que la forma como me siento tenía que decírsela a alguien. Y tú naciste para que yo me confesara contigo. Quizá más tarde te cuente hasta mis pecados.

 

 

Cuarto de la Ira: la experiencia de relajación que necesitábamos en la CMDX
MXCity
Entretenimiento y liberación de emociones negativas a partir de la destrucción de objetos que te volverán más tranquilo.

Foto destacada: stuff

El cuarto de la ira nos sirve para destruirlo todo y dejar atrás lo negativo en nuestra vida.

 

. . .

 

Los niveles de estrés de los chilangos están acabando con nuestra paciencia, al grado de que las terapias para bajar los niveles de estrés son ejercicios cotidianos. Y si en momentos de rabia se te ha pasado por la mente romperlo todo, atento con este método que literalmente la está rompiendo.

La terapia destructiva consiste en liberar la frustración rompiendo y golpeando objetos, así tal cual, sin eufemismos, como lo lees, se trata de caos que te hace sentir mejor.

 

 

Este modo de relajación nació como un emprendimiento en Dallas, Texas y su creadora se llama Donna Alexander, quien cuenta que el método surge de la idea de de romper cosas es una buena alternativa para liberar tensiones y creando el negocio de las "Anger Rooms”.

Es por eso que ahora en CDMX podemos romper todo y liberar el estrés con Break Out donde puedes sacar toda la ira acumulada en el encierro y encontrar un modo de volver a tu estado de pasividad.

 

 

Porque romper todo a tu alrededor es una idea que se tiene presente cuando vives en la CDMX, pero ahora puedes hacerlo sin preocuparte de que te demanden o que afectes a alguien más, con este nuevo cuarto de ira en la CDMX, podrás hacerlo con toda seguridad.

El Black Room y White Room, hace posible romper y liberar todo tu estrés, molestia, ira, frustraciones y enojo. Quiebra todo. Rompe todas las normas, Llénate de energía y, en lugar de volverte asesino en serie, libera toda la frustración acumulada.

 

 

En este sitio podrás romper televisiones inservibles, máquinas viejas de escribir, llantas y botellas de cervezas, para liberar toda la furia y el estrés contenidos durante el aislamiento.

La experiencia de romper todo y liberar toda tu ira dura de 45 minutos a 1 hora y en todo momento deberás estar protegido. Para empezar a demoler todo primero debes ponerte un overol o una chamarra gruesa (según tu gusto), llevar tennis o botas y usar calcetines largos.

 

 

Así que ponte el casco protector y guantes  para sacar toda la ira y experimenta una liberación del estrés rompiendo cosas. Este sitio, te ofrece lidiar con emociones negativas y romper cosas por diversión. La colonia Roma acaba de inaugurar el Break out, la primera “habitación de la ira” en México.

Existen diferentes paquetes dependiendo de la furia interna y del número de cosas que quieras destrozar, desde botellas de vidrio hasta aparatos electrónicos y televisiones. Necesitas un bate, guantes y un casco para protegerte para entrar a las habitaciones ambientadas con música rock para que te “inspires” y sus materiales aislantes te permiten gritar e insultar todo lo que gustes.

 

 

Después de la tormenta viene la calma, y una vez que lo rompiste todo, puedes pasar unos minutos en un “cuarto relax”, donde la música relajante, aromaterapia y una hamaca te van a permitir bajar la adrenalina y lograr cerrar ese ciclo que no te dejaba en paz.

 La experiencia se personaliza como quieras y según tu deseo; si estás en el proceso de superar alguna ruptura amorosa y hay productos que te traen recuerdos negativos de la relación, puedes solicitar alguno de esos elementos para descargar tu ira y romperlo. Si deseas poner la foto de tu jefe puedes elegir el electrónico que más te recuerde esa situación y te ayude a sacar todos esos sentimientos que tienes guardados.

 

 

Deja atrás la psicoterapia, el Gestalt y la meditación y lleva tu adrenalina al tope. Destruye objetos y sumérgete en los cuartos de ira para dejar atrás el estrés que vivimos en la CDMX. Los cuartos de la ira están dirigidos a mayores de 18 años, donde además es una experiencia para divertirse y trabajar alguna emoción como enojo, ira o frustración.

La experiencia no se aconseja para personas con enfermedades cardíacas, presión alta, dolores de columna crónicos, trastornos mentales o epilepsia, personas que hayan sido sometidas a cirugías recientes; tampoco para embarazadas ni para quienes consumen drogas o ingieren ansiolíticos, añade la emprendedora.

 

 

Cuarto de la ira CDMX

Dónde: Avenida Baja California número 179, Roma Sur, Cuauhtémoc, cerca del metro Chilpancingo.

Cuando: martes a domingo de las 12:00 a las 20:00 horas.

Cuánto: $400 a  $1,800 pesos

x