Tenochtitlán: 3 lecciones fascinantes sobre construcción y urbanismo
MXCity
La gran proeza de la ingeniería antigua en Tenochtitlán llegó a albergar a más de 200.000 personas sobre aguas y pantanos.

Foto destacada: Yashaswi Karthik

Tenochtitlán fue un cultura que hizo grandes piezas arquitectónicas con diseños fascinantes.

 

. . .

En el centro del Valle de México, a más o menos 2,200 metros de altitud, se ubicaba el lugar que fungiría como el territorio ideal para edificar la capital en 1325. Este valle destacaba, como es bien sabido, por el sistema lacustre que lo rodeaba. Los cinco lagos de Xochimilco, Chalco, Texcoco, Zumpango y Xaltocan constituían 2000 kilómetros cuadrados.

Una de las grandes proezas de los mexicas, el pueblo que levantó las primeras piedras para construir la CDMX fue precisamente lograr magnánimas edificaciones sobre agua y lodo, pero ¿cómo le hicieron?

Además de la proeza ingenieril, la traza urbana que impresionó por su belleza y desarrollo a los españoles hizo de la gran Tenochtitlán una de la más grandes y poderosas ciudades de la antigüedad, un excelso ejemplo de arquitectura con muchas lecciones, aquí las tres principales.

 

Traza urbana de Tenochtitlán

 

 

Es conocida la leyenda por al cual los mexicas decidieron instalarse en la cuenca de México, aquella señal de Huitzilopochtli que hoy viste nuestra bandera nacional, la cual se crea o no, definitivamente indica la siempre importante consideración cosmológica en la vida de los mexicas, hasta en su traza urbana.

El templo de Huitzilopochtli fue el centro de su urbe, el punto desde el cual se construiría todo, razón por la que desde ahí se dividió el terreno en 4 secciones separadas por calzadas orientadas hacia los 4 rumbos del universo.

 

 

Las cuatro secciones se llamaban Moyotlan, Teopan, Atzacoalco y Cuepopan; las calzadas siguen existiendo, pero nosotros las conocemos como grandes ejes, hacia el oeste, San Cosme; hacia el norte, Calzada de Guadalupe y hacia el sur, San Antonio Abad.

La traza urbana en esos días no sólo se hizo para cubrir las necesidades de un asentamiento urbano, Tenochtitlan fue trazada con un profundo sentido cosmológico que dio consistencia a todo su diseño, y esa es la gran lección: una ciudad como un todo, un organismo vivo conectado con el universo.

 

 

Sistema de cimentación en Teotihuacán

 

Naturalmente, conforme pasaron los años la ciudad creció así que los mexicas tuvieron que enfrentarse a la cimentación fuera del islote principal, área pantanosa que los separaba de tierra firme y que se llenaba de agua en época de lluvias.

Lo solucionaron con un sistema de enormes estacas que enterraron en el suelo rodeadas por una capa de tezontle, esa maravillosa piedra porosa y ligera, que sirvió de cementante. Las estacas sirvieron para anclar los edificios y construir pasos elevados de hasta 14 metros sobre el agua ¿la lección? Que en la arquitectura y la ingeniería no hay imposibles.

 

 

Acueductos y chinampas

 

En Tenochtitlán el agua nunca faltó, sobraba, así que tuvieron que utilizar todo su ingenio para vivir con ella y transportar eficientemente la potable. Canales de irrigación, acueductos y un dique fueron construidos con los años conforme a las necesidades de la creciente urbe.

Los acueductos llevaban el agua de los manantiales a las fuentes públicas y embalses, puntos donde la población podía tomar agua con ayuda de jarras de barro. Los canales de irrigación llegaban hasta los campos y las chinampas otra maravilla de la construcción mexica.

 

 

Las chinampas eran pequeñas islas artificiales que se creaban tejiendo palos sobre los cuales se apilaban juncos y hierbas que soportaban el fango sobre el que se podía sembrar. Gracias a las chinampas, los mexicas lograban cultivar a mayor velocidad y cantidad, haciendo de Tenochtitlán una ciudad autosustentable.

Hoy esta es la lección más importante que nos deja la antigua Tenochtitlán, el cuidado del agua. Todo el poder de un imperio o de una gran ciudad pueden verse comprometidos si el agua, contrario a lo que sucedía en aquellos días, hoy debemos cuidar lo opuesto, su escasez.

 

Noctambulante, un evento de ensueño para todos los amantes del cine de horror
MXCity
Un proyecto que lleva el cine de horror a distintos lugares de la Ciudad de México, Noctambulante.


¿Eres amante del cine de horror y fantasía? ¿Te imaginas pasar una noche en un campamento donde se proyectan estremecedoras películas de horror hasta el amanecer? Si la respuesta es sí, Noctambulante es el evento perfecto para ti, pues se trata de un campamento donde se proyectan películas de horror durante toda la noche.

Noctambulante

Creado por Pánico de masas,

Noctambulante es un cineclub nómada que viaja por la Ciudad de México exhibiendo cine de horror y fantasía. La edición anterior se realizó en el Ajusco, y esta edición, titulada La Noche de las Pesadillas, será en la

Chinampa de La Llorona, en Xochimilco. Para esta experiencia inigualable, se recomienda llevar una casa de campaña, un sleeping bag o cobijas, y hasta un colchón inflable. El boleto al evento incluye el transporte de ida y vuelta a la chinampa.

El ciclo, que tendrá lugar en la chinampa de la Llorona, estará enfocado en ritos paganos, brujería, vudú, pactos diabólicos y folk horror.

Películas se proyectarán en Noctambulante

Entre las cintas que formarán este ciclo cinematográfico están Litan, de Jean-Pierre Mocky; The Wickerman, de Robin Hardy; Suspiria, de Luca Guadagnino; y Dagon, de Stuart Gordon, entre otras.

¿Cuándo y dónde?

El campamento se llevará a cabo el sábado 18 de junio, en la chinampa de la Llorona, en la zona de Cuemanco en la alcaldía Xochimilco. Para llegar a la chinampa deberás tomar una trajinera en el embarcadero del Parque Ecoturístico Michmani. Las salidas serán desde las 16:00 horas hasta la medianoche.

Noctambulante

Noctambulante

Las proyecciones iniciarán a las 20:00 horas y terminarán hasta las 07:00 de la mañana, por lo que se recomienda llegar temprano para embarcarte y no perderte ningún detalle de este evento. De igual forma, al ser un maratón nocturno, es importante asistir con una bolsa de dormir o una casa de campaña, además de ropa cómoda para pasar la noche. Y no te preocupes, habrá seguridad dentro y fuera del evento.

PELI2

Noctambuante es un evento extraño y, por lo mismo, profundamente especial que celebra un género del cine que fascina e hipnotiza y que además permite a su público conocer la noche en distintos lugares de la Ciudad de México.

Noctambulante

Dónde: Chinampa de la Llorona, en el embarcadero del parque eco turístico Michmani

Dirección: Anillo Periférico 7695, Parque Ecológico de Xochimilco, 16038 CDMX, Cuemanco.

Cuándo: sábado 18 de junio, 20:00

Página web.

México es el país con más especies de serpientes venenosas en el mundo
MXCity
México es el país con más especies de serpientes venenosas en el mundo y con una gran diversidad de especies.  

Foto destacada: Pixabay

Las serpientes son animales fascinantes con muchos simbolísmos que forman parte integral del ecosistema.

 

. . .

 

En Colombia, Indonesia y la India habitan muchas especies de serpientes venenosas y el caso de la India, con la víbora de Russell la que causa la mayoría de las mordeduras humanas.

Australia es el hogar de la serpiente terrestre más venenosa del mundo, el taipán y tiene más de 60 especies de serpientes venenosas. Los australianos se encuentran con serpientes cuando caminan por la calle, con más frecuencia que la mayoría de los países del mundo. Brasil tiene una isla que las personas tienen prohibido visitar debido a la enorme cantidad de serpientes en la isla.

 

 

¿Eres tú, Quetzalcóatl?

 

 

Pero México es la nación con más serpientes venenosas del mundo. Hay más de 80 especies de serpientes de cascabel, víboras y serpientes de coral. Además de las serpientes, nuestro país también tiene arañas, ciempiés y lagartos venenosos.

México alberga más de 400 especies de serpientes, de las cuales 216 son endémicas, lo que representa un número importante considerando que 3 mil 921 son las especies que se conocen en todo el mundo.

 

 

Esta cifra coloca a México como el primer país en riqueza de serpientes venenosas, 73 son especies viperidaes, 46 de cascabel y 17 de elapidaes. México también es el primer lugar a nivel mundial en especies de serpientes, lo que representa una gran responsabilidad en cuanto a su conservación, porque cumplen con funciones en el ecosistema como  depredadores  y controladores de plaga de roedores, además de ser alimento para otros organismos.

A pesar de que hay tantas serpientes, en México no se lleva un registro claro sobre las mordeduras de las serpientes, aunque sí se ha calculado que los humanos sacrifican miles de serpientes al año para diferentes propósitos.

 

¿Cuál es la serpientes más venenosa de México?

 

 

La serpiente más venenosa de México es la Pelamis Platura, conocida popularmente como serpiente marina. Aunque es una de las menos conocidas por la mayoría de la población, su veneno contiene una gran cantidad de toxinas de alto impacto por lo que es eurotóxica, miotóxica y hemolítica.

Habitan en los litorales del Océano Pacífico Mexicano, aunque son abundantes, estos ejemplares no son agresivos y el índice de mordeduras suele ser muy bajo y con poca probabilidad de mordedura. Las serpientes marinas suelen tener colores oscuros con claros, anillos o formas circulares en la piel y tienen una longitud de 120 a 150 centímetros.

 

 

Del mismo modo, de las cerca de 360 especies existentes en nuestro país se pueden localizar más de 70 tipos. Los mexicanos tenemos una gran responsabilidad para la protección y preservación, pues una amplia variedad de serpientes venenosas son únicas de nuestro territorio.

La necesidad de ampliar las investigaciones sobre serpientes en México han permitido el desarrollo de estas especies, y de lo que debe priorizarse para su protección.

 

 

Las impresiones negativas de las serpientes han provocado que los humanos busquen erradicarlas cuando perciben su presencia, pero esto es innecesario en la mayoría de las ocasiones. Basta con alejarse del animal para reducir los riesgos del avistamiento, porque al ver disminuida la amenaza la serpiente no tendría motivos para realizar un ataque.

En caso de encontrarse con alguna serpiente, lo mejor es comunicarse a Protección Civil, ya que el personal cuenta con la capacitación para extraer a la serpiente viva, sin riesgos y reintegrarla al área natural, o bien hacerla llegar a las áreas científicas pertinentes.

x