Arte y Cultura
Ejercicio Plástico, el mural íntimo de una relación de David Alfaro Siqueiros
MXCity
Ejercicio Plástico es el único mural de David Alfaro Siqueiros sin contenido político que revela su relación con Blanca Luz.

Foto destacada: Argentina arts

Con información de Milenio

Ejercicio plástico es la única obra de Siqueiros que carece de contenido político-social

 

. . .

 

Se ha dicho varias veces que que el gran muralista David Alfaro Siqueiros participó en el atentado contra el escritor Trotsky, por lo que Siqueiros fue expulsado y exiliado en Chile, gracias a una gestión del cónsul Pablo Neruda. En el año 1962 fue encarcelado por el gobierno por organizar disturbios estudiantiles de extrema izquierda dos años antes e indultado en 1964.

Sus inclinaciones políticas lo llevaron a crear buena parte de su obra, pero también una tormentosa relación de amor lo llevó a producir un mural excepcional en el que se impuso la intimidad sobre la política.

 

 

El mural se llama Ejercicio plástico y es considerada una de las obras cumbre latinoamericana, y la única obra de Siqueiros que carece de contenido político-social. El artista busca imprimir un carácter transformador a la pintura mural, y es por eso que utilizó nuevas tecnologías.

Utilizó fotografías en lugar de bocetos; utilizó un cinematógrafo proyectando las imágenes sobre el muro y el empleo de la "brocha de aire" en reemplazo del pincel, y pinturas industriales para la realización del mural.

 

 

Este "ejercicio" se pintó en el sótano de la quinta Los Granados, en Don Torcuato, propiedad del empresario periodístico Natalio Félix Botana. Se realizó en colaboración con los artistas Lino Enea Spilimbergo, Antonio Berni y Juan Carlos Castagnino, y el escenógrafo uruguayo Enrique Lázaro, grupo que se denominó “Equipo Poligráfico Ejecutor”. Hoy en día se encuentra en el Museo del bicentenario en Argentina.

Aunque este equipo de artistas deseaba que el espectador se sintiera dentro de una caja de cristal en el mar, mediante la sensación de movimiento de las figuras representadas; siendo un ejercicio artístico de experimentación,? en realidad es un grito interior, una confesión de parte sobre la pérdida del amor y el fracaso de una relación poético-conflictiva con una uruguaya?

 

 

Blanca Luz Brum, a quien Siqueiros llamaba "mi Blancaluchita", posó y sirvió de modelo a Siqueiros en su faceta poco sabida de fotógrafo. Tomó las primeras placas cuando la conoció en 1929, en Montevideo, adonde viajó para promover la organización sindical de artistas latinoamericanos.

Las imágenes que tomó Siqueiros sobrevivieron una en un barco y otra mostrando el torso desnudo o luciendo trenzas y huipil o danzando frente a una pirámide mesoamericana. Se trató de una relación marcada por la militancia política, de cuatro años que inició en Uruguay, siguió por Nueva York, México y Los Ángeles, y concluyó de vuelta en Sudamérica.

 

 

En mayo de 1929, llegó a Montevideo David Alfaro Siqueiros como delegado al Congreso de Sindicalistas. El encuentro entre ambos fue apasionado; Blanca Luz tomó a su hijo Eduardo y se fueron con Siqueiros a México, donde se casaron, vivieron y la pareja y el pequeño hijo de Blanca Luz permanecieron dos meses presos. Fueron liberados, pero Siqueiros fue encarcelado otros seis meses.

En México, participó de actividades culturales y políticas junto a Diego Rivera, Frida Kahlo, Tina Modotti, Sergéi Eisenstein (que filmaba ¡Que viva México!). Ella era poeta, viuda a los 21 años y amante de quien llamaba "mi revolucionario", casado entonces con Graciela Amador, militante del Partido Comunista Mexicano, de la que se divorció al volver a México en 1930.

Dos años después, en octubre de 1932, Blanca Luz y Siqueiros se casaron en California; el matrimonio terminó doce meses después en Buenos Aires, y ella se hizo pareja del empresario Natalio Botana, dueño del diario Crítica, quien encargó a Siqueiros un mural que hoy puede apreciarse en argentina.

 

 

En 1931 se publicó una versión del romance en la Ciudad de México, bajo el título Penitenciaría- Niño perdido, donde Blanca Luz refiere un arranque de violencia de Siqueiros y la pobreza que padecieron mientras él purgaba sentencia por actos sediciosos el 1 de mayo de 1930.

En 1933, se publicó en Uruguay como Un documento humano. Carta manuscrita de David Alfaro Siqueiros a Blanca Luz Brum, “Blancaluchita”. Escritas de su puño y letra y a máquina, las epístolas de Siqueiros revelan a un hombre enamorado y frágil que intenta en vano preservar su relación.

 

 

"Blanca Luz: sinvergüenza, vengativa, por qué no me escribes. Chaparrita del demonio no comprendes que tus cartas me hacen una falta horrible y son el mejor aliciente para mi trabajo. Te quiero mucho, tanto que estando rodeado de centenares de gentes y agasajado a todo momento y en mi trabajo, secándome los sesos, no puedo dejar de sentirme horriblemente solo, espantosamente solo. ¡Por qué diablos nos separamos! ¡Por qué diablos no encontramos la manera de trabajar siempre juntos y trabajar bien! Qué fuertes seríamos entonces mi uruguayita encantadora.

 

¡Cómo te recuerdo ratita vivaracha y patitas de venado! No creas que mi ternura sea el simple resultado de soledad de mujeres. Muchas me miman y dragonean como debes suponer en las condiciones de ?renombre? que tengo, pero nadie en la vida puede suplirte en mi cariño, Luchita, Luchota Blanca. Me parece que por no tenerte a ti le he perdido ya el cariño a la noche", escribió Siqueiros en mayo de 1933 desde Buenos Aires.

En 1932 había pasado una temporada en Los Ángeles, experimentando con pistolas de aire de pintura automotiva. Cuando el permiso de residencia temporal expiró en noviembre, se trasladó con Blancaluchita a Montevideo. Llegaron el 5 de febrero de 1933 y por tres meses y medio habitaron una casa campestre del Prado, en la periferia de la ciudad, en Camino Castro 649.

 

 

La visita a la región del Río de la Plata fue preparada con antelación. Siqueiros recurrió a un miembro de la elite bonaerense, el poeta Oliverio Girondo, a quien había conocido en Europa en 1919, y a Victoria Ocampo, con quien estableció comunicación desde Los Ángeles.

El periodista cultural uruguayo Luis Eduardo Pombo, escribió en el periódico El Día: "[Siqueiros] Ha venido hasta nosotros como ningún artista lo ha hecho. Ha llegado un camarada, este hombre rico en experiencias, sabio en teorías, potente en realizaciones, y por esto hemos de estar atentos a su palabra. Hombre de raza y de lucha, viene nutrido en convicciones hondas".

 

 

Siqueiros dictó en Montevideo una conferencia sobre la asimilación de técnicas y materiales de las civilizaciones indígenas en el "Renacimiento muralista mexicano" y otra sobre las innovaciones técnicas del equipo de trabajo que armó en Los Ángeles, donde pintó a un obrero crucificado.

Un historiador del arte de larga trayectoria, Gabriel Peluffo, dijo en entrevista que el legado de Siqueiros en Montevideo fue como una "onda expansiva" que se expresó en el tiempo. "Dejó sobre todo eso: la idea de que un artista podría ser un revolucionario radical y tener los objetivos políticos por delante, incluso de los estéticos. La doctrina estética era tributaria del mayor alcance de los objetivos políticos".

 

 

Los murales que aparecen y desaparecen en Ciudad Vieja y barrios populares de Montevideo tienen la impronta estética del chihuahuense, pero parecen inspirados en su concepto. Siqueiros ronda en la escena literaria y mediática regional por su conexión con Blanca Luz en la novela Falsas memorias de Hugo Achugar. La cinta titulada El mural, narra el paso del pintor por Buenos Aires.

¿Es verdad que los vikingos llegaron a América antes que Colón?
MXCity
Una nueva investigación podría brindar evidencia científica de la llegada de los vikingos a América, muchos años antes que Cristóbal Colón.

Foto destacada: Speeshreads

Nueva evidencia revela que los vikingos pudieron llegar antes que Colón a América.

 

. . .

 

Se ha dicho que los vikingos cruzaron el océano Atlántico llegando a América mucho antes que Cristóbal Colón. Pero los detalles estaban bastante, bueno los detalles eran mitos y sagas arraigadas que fueron creadas por escandinavos, y otras fueron historias orales, escritas siglos después de que realmente ocurrieran.

Además, como toda saga, estas historias están llenas de notas fantásticas, encuentros entre vikingos y los pueblos indígenas de América siendo algunos eventos descritos como indígenas amables o violentos y viceversa.

 

 

Las sagas islandesas como Saga de Erik el Rojo, la Saga de los groenlandeses, se dice que los vikingos iniciaron la exploración al oeste de Groenlandia a los pocos años de establecerse los asentamientos en la isla.

Bjarni Herjólfsson, un mercader que navegaba entre Islandia y Groenlandia, perdió el rumbo, llegando a un territorio mucho más al oeste. Herjólfsson describió el territorio a Leif Erikson, quien exploró el área con mayor detalle y fundó un pequeño asentamiento llamado Leifsbúðir… Pero estas afirmaciones son igual de verdaderas que la existencia de dragones en el Señor de los anillos.

 

 

 

?Algunos otros textos medievales describen que muchos europeos sabían que los vikingos habían llegado a una nueva tierra al otro lado del Atlántico. Pero sin dar detalles ni nada. La combinación de técnicas de investigación modernas y el descubrimiento de otros textos podría ayudar a establecer una línea de tiempo para los vikingos en las Américas.

Pero encontrar evidencia arqueológica que respalde los mitos, sagas, leyendas e historias es mucho más complejo. Pero según un nuevo estudio en donde se examinaron diversos artefactos de madera de un asentamiento vikingo sin fecha en Terranova, se dice que los vikingos se establecieron en Canadá en 1021.

 

 

Se trata del registro más antiguo conocido de humanos cruzando el Atlántico para llegar a América. El sitio, conocido como L’Anse aux Meadows, está ubicado en la península norte de Terranova.

Se cree que los vikingos aterrizaron en América gracias a que cuando los vikingos llegaron a L’Anse aux Meadows cortaron árboles con cuchillas de metal, que no eran producidas por la población indígena que vivía en la zona en ese momento. Las piezas de madera, dejadas en el asentamiento, provienen de tres árboles diferentes.

 

 

Dentro de esas piezas había anillos de árboles, incluido un marcador claro para el año 993. El año anterior, los científicos saben que ocurrió una tormenta solar masiva, liberando una corriente de rayos cósmicos, o partículas altamente energéticas, del sol a casi la velocidad de luz.

Los tres objetos de madera muestran la misma señal de la tormenta solar exactamente 29 anillos de crecimiento antes de encontrarse con el borde de la corteza. “Encontrar la señal de los anillos de crecimiento de la tormenta solar 29 en la corteza nos permitió concluir que la actividad de corte tuvo lugar en el año 1021 dC”, dijo Margot Kuitems, coautora del estudio e investigadora postdoctoral en la Universidad de Groningen.

 

 

Asegurar esta fecha sugiere que esta es la primera presencia conocida de europeos en las Américas antes de Cristóbal Colón, así como la evidencia más temprana en todas las migraciones y exploraciones humanas de que se había cruzado el Atlántico.

“Se cree que los vikingos se aventuraron hacia el oeste para encontrar nuevas materias primas, sobre todo madera”, dijo Dee. “Al viajar entre continentes en busca de tales materiales, se ha descrito como el primer paso en la globalización”.

 

 

Si bien el número exacto de viajes a las Américas, o cuánto tiempo permanecieron allí, no está claro, la evidencia actual muestra que probablemente fue una estadía de corta duración para los vikingos. Pero hay evidencia en el sitio de L’Anse aux Meadows que muestra que los vikingos exploraron áreas al sur de Terranova mientras estaban en América.

“Esto significa que los vikingos estuvieron allí un poco más tarde en el tiempo, o vinieron y se fueron durante un período de tiempo más largo, o se quedaron en el sitio más tiempo de lo que la mayoría hubiera esperado”, dijo Dee.

 

 

También se ha supuesto que algunos petroglifos de América del Sur se relacionan con símbolos de escritura al estilo de las runas, por ejemplo, en Nazca, Perú,? Brasil, Paraguay, y las provincias argentinas de Tucumán y Córdoba, de lo cual deducen un contacto entre escandinavos y poblaciones locales. Pero tales suposiciones no son aceptadas por la investigación arqueológica moderna.

Se han considerado runas encontradas Kensington y Oklahoma, pero los expertos no aceptan estos hallazgos como pruebas de la colonización de Escandinavia en América, dado que contienen muchas inconsistencias en relación a la escritura rúnica. Esto los lleva a considerarlas falsificaciones.

 

 

Todavía no hay evidencias contundentes que legitimen la presencia de vikingos en América, pero el futuro de muchos profesionales depende de estas aseveraciones.

Vlady y los alucinantes murales rusos que pintó en una biblioteca mexicana
MXCity
Los colores que Valdy pintó en la biblioteca Miguel Lerdo de Tejada es una de las expresiones más sutiles de su exuberancia.

Foto destacada: Hacienda es Patrimonio Cultural

A pesar de que Vlady es uno de los artistas más prolíficos de México, sigue estando a la sombra de muchos otros artistas.

 

. . .

 

Vladimir Kibalchich Rusakov, Vlady, fue uno de los artistas más prolíficos y exhibidos de México en el siglo XX. El “último bolchevique”, pintó 2,000 metros cuadrados de frescos en la antigua biblioteca Miguel Lerdo de Tejada dentro del Ministerio de Hacienda en el corazón de la Ciudad de México, pero es poco conocido en el país.

Vlady describió su propia obra como “mi revolucionaria capilla Sixtina”, y se tardó de 10 años, de 1972 a 1982 pintar los murales que muestran imágenes de revoluciones políticas y musicales en todo el mundo: un Cristo andrógino, Oliver Cromwell y la serpiente emplumada con Bach y John Lennon. La obra es uno de los mayores atractivos de México para los visitantes extranjeros, aunque poco difundido.

 

 

 

El padre de Valdy, Victor, fue un anarquista, bolchevique y trotskista, secretario privado de León Trotsky, además de ser y escritor exiliado de Rusia y Francia amigo de André Malraux y André Gide. Vlady tenía 23 años cuando llegó a México con su padre en 1943, huyendo de Stalin y ya rechazado por Estados Unidos y otros países.

Vlady solía decir que sus influencias incluían los colores de Venecia, las técnicas de los pintores renacentistas y los “ritmos fluidos” de Francis Bacon. A partir de la década de 1950, creó una serie de murales abstractos dramáticos, inspirados tanto en los frescos renacentistas como en las revoluciones de todo el mundo, y se hizo conocido como un líder del movimiento de ruptura de México, un grupo de artistas que reaccionaban contra las obras nacionalistas de Diego Rivera, José Clemente. Orozco y David Alfaro Siqueiros.

 

 

El presidente Luis Echeverría encargó los murales del Ministerio de Hacienda, que supusieron el gran avance en su carrera. Vlady se casó con una Isabel Díaz Fabela y se naturalizó en 1949. A pesar de haber hecho varios murales, en 1994 produjo cuatro pinturas monumentales para adornar las paredes del Ministerio del Interior, pero nunca fueron colgados.

Aquí te dejamos los colores explosivos que Vlady plasmó en la biblioteca miguel Lerdo de Tejada llamada La Revolución y los Elementos.

 

 

 

 

 

 

 

Murales de Vlady Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada

Dónde: República de El Salvador 49, Centro Histórico de la CDMX.

Cuando: lunes a viernes de 9:00 a 17:30

Entrada libre

¿Qué papel jugó México en la Guerra Fría y Revolución Social del 1968?
MXCity
La Guerra Fría dividió al mundo con ideologías opuestas pero la apuesta de México fue cultural.

Foto destacada: WikiMéxico

Para México la guerra fría fue una difícil decisión entre dos bandos lejanos.

 

. . .

 

Después de la Segunda Guerra Mundial, al mundo le sobrevino la Guerra Fría: bipolaridad establecida y aplicada por Estados Unidos y la Unión Soviética que participaron en una lucha global por “el alma de la humanidad”. Para Estados Unidos, la ruta del progreso pasaba por la modernización a través del capitalismo democrático. Para la Unión Soviética en mejoras en la calidad material de vida de los pobres del mundo a través del sistema comunista. Una misma agenda con ideologías diametralmente opuestas? ¿qué fue del resto del mundo, en particular de México?

Para EU, la Guerra Fría fue una lucha contra el comunismo a quien consideraban una "fuerza maligna en el mundo" que debía combatirse con todos los medios ideológicos, militares y financieros disponibles. Los latinoamericanos en general, y los mexicanos en particular,  tenían una visión menos crítica del comunismo y era menos probable que asociaran todo lo comunista con la Unión Soviética.

 

La Vanguardia

 

Los mexicanos vieron la Guerra Fría como un ejemplo de agresión por parte de estados imperialistas cuyo poder financiero y militar les permitió dominar los países menos desarrollados. En la década de 1960 México comenzó a plantear la Guerra Fría no como una contienda entre comunismo y capitalismo, sino como una contienda entre las naciones dominantes internacionalmente y las dominadas, bien a sus combatientes y sus batallas a través del lente de su propia Revolución.

Esa Revolución, encarnada en la década de 1960 por su institucionalización del Partido Revolucionario Institucional, PRI) y el nacionalismo revolucionario, era una lucha continua entre el gobierno y las clases populares y sus defensores por el control de la agenda nacional.

 

BBC

 

En el México de 1968, el comunismo ocupó un lugar destacado en la lucha entre la juventud mexicana y su gobierno. Además, la retórica anticomunista de EU no logró el efecto deseado en México y las posiciones procomunistas resonaron en toda América Latina por razones que poco tenían que ver con la Guerra Fría y mucho que ver con las circunstancias regionales.

El presidente Díaz Ordaz y la juventud de México estaban enzarzados en un conflicto para determinar el significado de esa revolución y el carácter de la agenda nacional para el futuro, la Guerra Fría fue el escenario en el que libraron esta batalla. Tres factores contribuyeron a la centralidad de la Guerra Fría en México de 1968: la yuxtaposición de la postura anticomunista agresiva de los EU con la comprensión más tolerante y fluida del comunismo en México hizo que identificar a los comunistas fuera una medida políticamente conveniente.

 

 

Barriozona Magazine

 

Díaz Ordaz buscaba desacreditar al movimiento estudiantil en 1968, al etiquetarlos como comunistas y plantear el espectro de una amenaza comunista a la estabilidad de México parecía una forma probable de ganar el apoyo de EU, otros miembros de la comunidad internacional y ciertos sectores de la población mexicana para reprimir a los estudiantes.

Pero la etiqueta comunista no produjo los resultados deseados. Pocos, tanto en el país como en el extranjero, se tomaron la amenaza en serio como para actuar en consecuencia. Al final resultó que, Díaz Ordaz tenía razón sobre el contexto global, pero se equivocaba al asumir que este contexto podría superar el texto local que rechazaba su noción de control comunista del movimiento estudiantil.

 

Barriozona Magazine

 

El segundo factor, "la politización e internacionalización de la vida cotidiana" atrajo gente a los debates dando paso a una multiplicidad de voces y puntos de vista provenientes del Tercer Mundo que exigían reconocimiento. En 1968 México, la prensa jugó un papel integral en esta "politización e internacionalización" en todo el panorama político mexicano, sobre todo en temas relacionados con el movimiento estudiantil. La prensa, particularmente la de izquierda, enmarcaba habitualmente la rebelión estudiantil y la política en general dentro del contexto de la Guerra Fría.

El antiamericanismo es el tercer y último factor que evitó que México tomara un partido, ya que antes de 1950 existía un gran descontento social con el vecino del norte. Cuando los estudiantes marcharon por las calles portando carteles del Che Guevara o coreando Ho-Ho-Ho-Chi-Minh, lo suyo no fue solo una muestra de solidaridad con los pueblos de Cuba y Vietnam, sino más bien una declaración de apoyo a la revolución, independencia y antiimperialismo.

 

Naiz

 

Esto tampoco representó la aceptación del comunismo soviético, cubano o del sudeste asiático, sino la aceptación del nacionalismo económico y la soberanía nacional del Tercer Mundo. Estas narrativas mexicanas de la Guerra Fría incluyeron una posición sobre el comunismo que evolucionó a lo largo de la década, desde principios de los sesenta cuando ser etiquetado como comunista era un lastre político, hasta finales de los sesenta, cuando fracasaron los intentos gubernamentales de etiquetar de manera similar al movimiento estudiantil.

Las ideologías revolucionarias domésticas se convirtieron en lentes a través de los cuales se filtraron los problemas y eventos de la Guerra Fría. Más importante aún, se convirtieron en escenarios en los que los nacionalistas mexicanos y los defensores de la revolución institucionalizada pudieron demostrar su valía.

 

BBC

 

Claro que estos puntos sirven como puntos de partida para otras perspectivas.  Pero debido al espacio que tenemos aquí, solo es posible dar un sesgo veloz para tratar de comprender un gran suceso histórico.

La Llorona, la primera película mexicana sonora y de terror
MXCity
La Llorona inspiró la primera película mexicana de terror y continua siendo una gran fuente de inspiración.

Foto destacada: Heraldo de México

La leyenda de la Llorona se ha llevado al cine varias veces desde 1933.

 

. . .

 

La leyenda de La Llorona es uno de los mitos prehispánicos que sigue vigente en todo barrio popular y más allá. Se le han otorgado diferentes identidades al origen de La Llorona: el Xtabay maya, diosas de la fertilidad y el parto de los mexicas o zapotecas, el alma femenina lamentando la muerte de su(s) hijo(s). Este personaje terminó de construirse en la época colonial, de temores perennes y admoniciones de fe.

En la película de Ramón Peón, La Llorona, de 1933, se explica que su origen nace con La Malinche. Ya que, se dice, terminada la conquista, los grandes servicios de doña Marina fueron olvidados y la raza vencida, considerándola culpable de la derrota, concentró todo su odio en ella y su hijo.

 

 

A lo largo de los años se ha dicho que La Llorona hipnotiza, hiela la sangre y que se lleva a los niños para remplazar los perdidos siendo una mezcla de calavera con momia o bruja con mujer desfigurada de larga caballera que flota por los aires cantando "Ayyy mis hijos".

 

La Llorona de 1933

 

 

La Llorona de Ramón Peón es la primera cinta de terror hecho en México. Además, tiene otra peculiaridad: ayudó a reinterpretar el mito sin fecha precisa. Se h dicho que viene en las crónicas de Bernal Díaz del Castillo y la relación entre un caballero español y una mujer indígena.

 

 

También se ha dicho que su origen puede ser anterior a la llegada de las tropas españolas, con la mujer asesinando a sus hijos como un sacrificio, sin decepción amorosa. Bernardino de Sahagún cita los presagios que antecedieron al arribo de la tripulación europea, en referencia al grito desgarrador.

La "esencia" de La Llorona mantiene sus características en cada versión del relato en teatro, radio, historieta y por supuesto en la versión cinematográfica de Ramón Peón. En la cinta, un médico desestima la creencia en fantasmas, apariciones y cuerpos astrales? O tal vez no. Hace unos años la película se desempolvó para proyectarla en un festival de cine de terror.

 

 

La copia que pertenece al Archivo Permanencia Voluntaria a cargo de Viviana García-Besné, y fue restaurada con el apoyo de The Academy Film Archive, Cine Fantástico, la Filmoteca de la UNAM y The Hanson Institute. La restauración fue intensa ya que solo  había un positivo de 16 mm en la Filmoteca de la UNAM.

La película se escaneó en la Filmoteca y luego se envió a unos laboratorios en San Francisco, California. Más tarde The Academy Film Archive rescató lo que se pudo de la primera cinta de horror mexicana y sonora que se filmó en 1933.

 

 

La Llorona dura 73 minutos, es protagonizada por Ramón Pereda, Virginia Zurí, Adriana Lamar y Carlos Orellana quienes narran el caso de “María” y ya no te armamos todo un spoiler. También es la primera vez se ve un micrófono en una película mexicana.

Ramón Peón es un director cubano (que además es periodista, mago, bailarín, músico, productor, director, camarógrafo, actor y guionista) que llegó a México en 1931 como asistente de Antonio Moreno en la película Santa, interpretada por Lupita Tovar. Las catacumbas se ven de cine de horror del expresionismo alemán  pero con el dominio técnico y apego a la tradición folclórica mexicana.

 

 

Otras versiones de La Llorona  

 

 

La herencia de La Llorona (1947) adaptación de Mauricio Magdaleno. El cineasta Fernando Méndez hizo la Otra versión en El grito de la muerte (1959), en el medio rural mexicano. En 1959, el director René Cardona hice otra versión de La Llorona en donde sale Mauricio Garcés. En 1963, Rafael Baledón realizó La maldición de La Llorona, donde Marina (Malintzin), no hace el grito tradicional, se le trata en términos de bruja con una maldición.

Ernesto Alonso produjo la telenovela Leyendas de México en 1968 con un episodio dedicada a La Llorona, dirigido por Raúl Araiza. El Enmascarado de Plata y José Mantequilla Nápoles pelearían mano a mano en La venganza de La Llorona (Miguel M. Delgado, 1974).

 

 

Además: Las Lloronas (Lorena Villarreal, 2004), The Cry (Bernardine Santiestevan, 2007), La Llorona (Jayro Bustamante, 2019), La Llorona (Michael Craves, 2019), The Haunting of La Llorona (Dennis Devine, 2019) y The Legend of La Llorona (Patricia Harris Seeley, 2020). La leyenda de La Llorona (Alberto Chino Rodríguez, 2011) es la versión infantil animada.

 

Aquí la película completa:

 

 

x