Arte y Cultura
10 razones por las que las guitarras de Paracho son emblemáticas
MXCity
Paracho de Verduzco es población en Michoacán considerada como la Capital de la Guitarra en México, y aquí te decimos por qué.

Foto destacada: @parachomichoacan

Paracho proviene de una palabra chichimeca que significa "ofrenda", pero de aquí son las guitarras.

 

. . .

 

Michoacán es la capital del aguacate, pero el pueblo de Paracho de Verduzco se distingue por sus guitarras. De hecho, una enorme estatua de guitarra de metal se eleva sobre modestos edificios de dos pisos. Las guitarras de Paracho son famosas a nivel internacional, y esta comunidad es conocida como la Capital de la Guitarra de México.

Aunque Paracho se destaca por la fabricación de instrumentos musicales como mandolinas, violines, violonchelos, contrabajos, el instrumento por excelencia que los ha hecho famosos es la guitarra. ¿Por qué? Aquí te dejamos las razones.

 

Historia de las Guitarras de Paracho

 

@parachomichoacan

 

En el siglo XVI los franciscanos organizaron a los indígenas y les enseñaron a utilizar la madera, transformándola en artesanías y diferentes herramientas de uso cotidiano. Los artesanos indígenas se volvieron consumados carpinteros, y comenzaron a fabricar instrumentos a mediados del siglo XVI cuando los misioneros españoles les enseñaron las técnicas. El primer obispo de Michoacán, Vasco de Quiroga, asignó artesanías a diferentes pueblos que rodean la ciudad central de Pátzcuaro, mismos que continúan siendo conocidos por su fino cobre, cerámica, tejido y otras artes. Pero Paracho, con sus pinares, se convirtió en un pueblo maderero y poco después de la invención de la guitarra moderna, se especializó en la laudería.

 

Guitarras de Paracho

 

@guitarrasparacho

 

Hoy en día, es posible encontrar alrededor de 400 fabricantes de instrumentos y quince grandes fábricas en Paracho. Los precios dependen de la calidad de la guitarra y de la madera utilizada. Estos instrumentos han ganado fama mundial por su calidad y se exportan a todo el mundo. Hay diferentes tipos de guitarras para todos los gustos y presupuestos. Hay maderas preciosas como el abeto, el palo de rosa, el cedro o el ciprés.

 

La Evolución de la Guitarra Paracho

 

@guitarrasparacho

 

A fines del siglo XIX los lauderos de Paracho, que habían estado fabricando instrumentos de cuerda para los sacerdotes y misioneros, comenzaron a crear guitarras hechas de maderas simples de pino y aguacate, que pronto fueron demandadas por mariachis y otros grupos musicales en Jalisco y otras áreas de México. Algunos creadores utilizan las mismas herramientas indígenas como el cuchillo curvo.

 

Técnica de confección de guitarras

 

 

@parachomichoacan

 

Hacer una guitarra implica muchas medidas, una madera bien cepillada con espesores precisos; crear una caja de resonancia adecuada y el desafío de construir un instrumento lo suficientemente fuerte como para soportar el estrés de la tensión de las cuerdas. Las mejores guitarras Paracho están acabadas con "pulimento francés", que incorpora goma laca natural derivada de insectos. As guitarras artesanales de Paracho tienen símbolos aztecas, mayas y calaveras.

 

Maderas tonales

 

@guitarrasparacho

 

El abeto es una opción común porque es resistente y liviano, pero produce sonidos potentes y claros. El fresno, el nogal y la caoba, que al ser densa, crea un sonido sólido cuando se usa en la parte superior de una guitarra. La caoba también enfatiza las notas graves y agudas, con un sonido oscuro y amaderado, pero también hace que la guitarra sea pesada. El Maple también crea sonidos pesados ??y planos, pero sigue siendo una opción popular porque su calidad de sonido es inusualmente clara. El ébano es una madera muy dura y crea excelentes armónicos de percusión. El palosanto de Brasil es la más buscada y la más cara ya que produce tonos bajos maravillosamente ricos, así como notas agudas brillantes y brillantes.

 

Centro de la guitarra del mundo

 

@parachomichoacan

 

Cada sitio de Paracho está repleto de guitarras colgantes, así como mandolinas, bajos de pie, mariachis de barriga, charangos hechos con caparazones de armadillo y todo tipo de instrumentos musicales. Muchos guitarristas buscan maderas específicas para conseguir tonos y variedades en los diversos tipos de estilos musicales además de que las guitarras hechas a mano tienen sonidos únicos.

 

Leyendas de la guitarra

 

@carlosbrionesmx

 

Don Manuel Rubio ha hecho más guitarras que nadie en Paracho, aunque dejó de contar después de 6000. Las Guitarras es una pequeña está llena de vitrinas que exhiben varias guitarras relucientes hechas a mano. Hay guitarras que tardan hasta 3 meses, son creadas por coleccionistas  y esta tienda es solo una de los más de 50 fabricantes de guitarras artesanales de alta gama. Muchos de ellos han ganado reconocimiento nacional e internacional por sus instrumentos.

 

Guitarra de Coco

 

@guitarrasparacho

 

La guitarra de la película de Disney Pixar de "Coco", fue encargada a Germán Vázquez Rubio, guitarrero nativo de esta comunidad, radicado actualmente en Estados Unidos. Este evento ayudó mucho a dinamizar la economía de Paracho, donde la gente acude en busca de una guitarra parecida a la de “Coco”. Mucho antes de que la gente se volviera loca por “Coco” y los mexicanos comenzaran a vender imitaciones de guitarras blancas en las tiendas de suvenires.

 

Feria Internacional de la Guitarra

 

@carlosbrionesmx

 

Todos los años alrededor del primero de agosto se lleva a cabo la Feria Internacional de la Guitarra con importantes actividades como el Concurso Nacional de Constructores de Guitarras y el Festival de la Guitarra de Paracho, con encuentro de músicos y solistas de todo el mundo. Lo que hace único a Paracho es que no solo tiene tradición en la fabricación de guitarras, sino que todo el pueblo está involucrado en el negocio. Hoy, los lugareños estiman que el 90% de las personas que trabajan en Paracho fabrican guitarras o partes de guitarra (la población es de unos 35.000), produciendo alrededor de un millón de instrumentos al año.

 

 

Paracho, Michoacán

Dónde: noroeste del Estado, Michoacán

Cuando: todo el año

Entrada libre

Diego Rivera y el misterio del baño cerrado en la Casa Azul
MXCity
Dentro de un baño de la famosa Casa Azul, Diego Rivera dejó todos los documento que narraban su desencuentro con el millonario Rockefeller.
Rivera


¿Qué había en aquel baño que Diego Rivera mandó cerrar durante casi 50 años?

. . .

Antes de morir, Diego Rivera cerró uno de las baños de la legendaria Casa Azul, donde vivió toda su con su esposa Frida Kahlo, y

dispuso que éste no fuera abierto hasta que pasaran 15 años después su muerte. Fue Dolores Olmedo quien quedó a cargo de la administración de la casa que pronto se convirtió en museo, y quien cuidó que la voluntad del pintor fuera respetada.

Rivera

Cerca de cincuenta años después, con la muerte de Dolores Olmedo, Hilda Trujillo tomó la dirección de lo que hoy es el Museo Frida Kahlo, y decidió abrir la misteriosa puerta, para así dejar salir los secretos que fascinaron a muchos admiradores de la vida y obra de Diego Rivera y Frida Kahlo.

Dentro del baño, se encontraron varios objetos que hoy son parte de la exposición permanente del museo de la Casa Azul:

vestidos, fotografías, obras de arte, milagritos y cartas de amor, entres otros. La correspondencia entre Rivera y el estadounidense Rockefeller (con quien tendría una pugna por el mural que el magnate alguna vez comisionó al pintor), además de recortes de periódicos, las fotografías del famoso mural (tomadas por Frida) y bocetos que dan fe de esta antiguo conflicto, se encuentran entre los artículos más interesantes encontrados ahí.

Rivera

Rivera

Diego Rivera

La relación entre Rockefeller y Rivera fue complicada. Entre 1932 y 1934, el empresario estadounidense encargó un mural para el lobby de lo que hoy es el Centro Rockefeller en Nueva York al artista, entonces un creador reconocido y personaje clave de la intelectualidad mexicana. Rivera diseñó un mural que tituló

El hombre en una encrucijada, obra que en un principio agradó al mecenas.

Rivera

El problema surgió cuando Rockefeller se enteró que en el mural aparecía la figura de Vladimir Ilich Ulianov, mejor conocido como Lenin, lo cual escandalizó a la sociedad neoyorkina. Para Rockefeller esto fue un insulto y fue entonces cuando pidió a Rivera que lo borrara del mural. Rivera se negó y logró que el empresario le pagara su trabajo (21,000 dólares de entonces), entre manifestaciones y un gran escándalo mediático. Pero

en 1934 el mural fue destruido.

Rivera

Actualmente, en el Palacio de Bellas Artes se encuentra el mural titulado El hombre en el cruce de caminos (también conocido como

Hombre controlador del universo), que fue realizado en 1934, y es parecido a la obra realizada en Nueva York, que alguna vez quiso censurar Rockefeller.

Rivera

En el baño de la Casa Azul se encontraron alrededor de 6,500 fotografías y 28,000 documentos, y esta anécdota, que resurgió hace pocos años como un misterio que sobrevivió al tiempo nos habla de los profundos principios de Rivera y su siempre potente y encantadora rebeldía.

Descifran jeroglíficos de una vasija hallada en excavación del Tren Maya
MXCity
La vasija hallada y restaurada tenía 11 cartuchos glíficos, al parecer, dedicados a al noble y gobernante Cholom.

Foto destacada: INAH

Los jeroglíficos están dedicados a un antiguo gobernante maya, y quedaron ocultos por más de mil años.

 

. . .

 

El Tren Maya es una de las obras más controvertidas de este sexenio, ha sido un dolor de cabeza ?para decir lo menos- para el Gobierno Federal, para los inversionistas e incluso para los arqueólogos. Aunque seguramente tendrá millones de visitantes al año, por ahora, también tiene millones de detractores.

A raíz de las excavaciones, en octubre de 2021, el salvamento arqueológico conducido en las obras del Tren Maya del INAH, permitió el descubrimiento de una vasija con elaboradas inscripciones jeroglíficas que tenía 11 cartuchos glíficos pero que se desconocían los datos.

 

 

A este descubrimiento, se ha sumado una gran restauración que permitió a los investigadores hacer estudios arqueológicos y epigráficos, con lo que fue posible develar la narrativa de los glifos oculta por más de mil años. La vasija se encontró asociada a un plato y está dedicada a un personaje llamado Cholom, noble de quien ya se tenía registro en otras piezas cerámicas que le asocian a la elite de la antigua ciudad de Oxkintok.

De acuerdo con las arqueólogas del Centro INAH Yucatán y coordinadoras del análisis cerámico del Proyecto Tren Maya, Iliana Ancona Aragón y Sylviane Boucher Le Landais, la pieza en se halló cerca del pueblo de Maxcanú, y destaca por haberse ubicado en su contexto arqueológico de origen, al interior de una construcción habitacional prehispánica.

 

 

Esta vasija se une a otra similar, la cual los especialistas denominaron como el ?Vaso del Sajal?, también descubierta en el Tramo 3 del proyecto del tren, que va de Calkiní, Campeche, a Izamal, en Yucatán. No obstante, a diferencia de la anterior, donde se hace referencia solo al cargo del personaje a quien se dedicó el recipiente, en la recientemente restaurada sus 11 cartuchos glíficos permiten identificar incluso el nombre de un individuo.

La traducción que realizó el arqueólogo Ricardo Mateo Canul permite leer: "El señor dice, en su superficie, ha sido tallado, en su tazón o cajete, en su vaso, para atole, de Cholom, el sajal".

 

          

Para los investigadores, la frase nominal de Cholom puede traducirse como ?aquel que desata?, debido a que chol, en maya, quiere decir ?desatar?, y om se refiere a la persona que realiza dicha acción. "El sajal es quien transmite. No eran gobernantes pero sí nobles educados para poder escribir y leer los glifos, así como para comunicar en voz alta las órdenes del ajaw o gobernante", explica Ileana Ancona Aragón.

El Museo Regional de Antropología de Yucatán, Palacio Cantón, en Mérida, se resguarda otra vasija en la que aparece el glifo nominal de Cholom, con la diferencia de que en ella se le identifica como uylul, es decir ?oidor?, en español.

 

 

Si bien aún se desconoce si la vasija y su plato tuvieron una función ritual o de uso cotidiano, dado que falta conjuntar los estudios en laboratorio con las observaciones contextuales de los arqueólogos en campo, ambos elementos reafirman su pertenencia al estilo Chocholá.

Asimismo, la vasija recién restaurada mide 8.5 cm de altura por 21 cm de diámetro en su boca, mientras que el plato mide 11 cm de altura, por 32 cm de diámetro. Estas vasijas se unen a 40 objetos completos y más de 80 mil fragmentos de vasijas recuperados en dicho tramo del Tren Maya.