Vida Capital
Hello Kitty Café Château: la dulzura rosa tiene nueva sucursal
MXCity
El Hello Kitty Café Chateau es la casa de verano más dulce y tierna de la cdmx, y viene con Chococat, Badtz Maru, Keroppi.

Foto destacada: lizparamo

Hello Kitty Café Château está llena de nuevas experiencias que reflejan la esencia de la adorable gatita y sus amigos.

 

. . .

 

La CDMX tiene un nuevo mundo ma?gico dedicado 100% a Hello Kitty, se trata de Hello Kitty Café Château: La casa de verano de la gatita japonesa que recién abrió sus puertas al sur de la Ciudad de México, un restaurante temático pensado como la casa de campo del famoso personaje de Sanrio.

El Hello Kitty Café Château se encuentra a unos pasos del entorno boscoso que ofrece el Parque La Bombilla, en el barrio de San Ángel habita una gatita japonesa que mide "cinco manzanas", cuyos colores inundan una casa floral con aires de antiguo castillo al sur de la Ciudad de México.

 

 

En este lugar lindo, agradable y lleno de dulzura, el moño se asoma en la fuente del patio, en la cima de los cupcakes y la espuma de un capuchino. Oficialmente es la segunda sucursal del Hello Kitty Café, el cual abrió por primera vez en México y Latinoamérica en invierno, durante el mes de diciembre de 2021, en un ambiente bastante distinto: Plaza Carso, en la colonia Polanco.

La gatita de Sanrio nacida en la década de los 70 ha impactado a varias generaciones y ahora se extiende por la metrópoli como un "sueño de verano"; para ello eligió al barrio de San Ángel, ese antiguo pueblo de estilo colonial rodeado de buganvilias, monasterios y edificios del siglo XVII.

 

La casa de piedra está adornada con flores rosa pastel en las paredes y los techos consiste en varios salones que rodean un patio donde se asoma una fuente de Hello Kitty; además, de vez en cuando una botarga la gatita saluda desde el balcón; cuenta con una tienda de regalos de artículos oficiales y ludoteca.

Es un proyecto de Carolina Castellanos y Mauricio García, también fundadores de Kochi Kochi Land, un lugar en el Centro de la CDMX donde venden postres kawaii y habían tenido previamente una colaboración con Sanrio.

 

 

El lugar cuenta con un amplio espacio al aire libre, y la idea de este sitio es que llegue a más personas y plantean un concepto distinto al de Polanco: mientras aquel ofrece un entorno más "citadino", esta es la "casa de verano" de la gatita japonesa.

En este lugar puedes estar en un espacio rodeado de plantas, vegetación, árboles y, por supuesto, disfruta de la selección de repostería más especial y basada en hello Kitty, un menú de bebidas preparadas y coctelería sin alcohol, para lucir de la espectacular.

 

 

Así que los fans de Hello Kitty en México tendrán otro lugar lleno de magia y de la energía adorable que emana la gatita, su hermana Mimmy y su mamá Mary White. En otro cuarto comparte un pastel de cumpleaños con sus amigos Chococat, Badtz Maru, Keroppi y algunos invitados más.

Asimismo, ofrecen una experiencia inmersiva en un espacio sensorial, un cuarto de espejos con luces y colores donde se observa la silueta de Hello Kitty. Es lugar ofrece desayunos, brunch, comidas, es una ampliación, huevos, un apartado de comida mexicana para comer chilaquiles, enmoladas, omelettes, comida saludable, vegetariana, sin gluten y bajas en azúcar. En el Hello Kitty Café Château hay una capacidad para 70 personas y el cheque promedio es de alrededor de 400 pesos por persona.

 

 

Hello Kitty Château

Dónde: Plaza Catorce, Avenida de la Paz 14, San Ángel, Ciudad de México.

Cuando: lunes a domingo de 10am?7.30pm

Consumo promedio: $400 por persona

Web

Así es como el Frontón México se convirtió en un icono arquitectónico y cultural de la ciudad
MXCity
El Frontón México fue diseñado por los arquitectos Teodoro Kunhardt y Joaquín Capilla, la arquitectura del edificio es característica del estilo art déco.

Imagen: Henryficar

 

Justo en el corazón de la Colonia Tabacalera se extiende uno de los edificios más emblemáticos de la Ciudad de México. Desde su apertura en 1929, el Frontón de México ha encantado al público con sus eventos, partidos de Jai alai, y noches de casino. Su vibrante color y arquitectura art déco lo han convertido en una de las maravillas arquitectónicas locales. 

En los siguientes párrafos, discutimos los orígenes de este palacio deportivo, así como su época dorada, cierre, reapertura en 2017 y actualidad. 

 

Los inicios de Frontón México 

En el siglo veinte, durante la década de 1920, la Ciudad de México fue testigo de varios acontecimientos históricos, políticos, sociales y culturales. Mientras el país iba dejando atrás el factor rural que caracterizó a la población revolucionaria, la ciudad adquiría cada vez más un carácter urbano e industrial. 

En el ámbito social, el juego de la pelota vasca o Jai alai, fue ganando gran popularidad a nivel nacional. Así es que, el 10 de mayo de 1929, el Frontón México fue inaugurado por Emilio Portes Gil, abriendo sus puertas por primera vez al público y convirtiéndose en la capital mexicana del amado deporte. 

Diseñado por los arquitectos Teodoro Kunhardt y Joaquín Capilla, la arquitectura del edificio es característica del estilo art déco. Se trata de un estilo arquitectónico de origen francés que representa el lujo, la exuberancia, el glamour y la prosperidad de la década de 1920 tras la Gran Depresión y la Primera Guerra Mundial. 

 

La época de máximo esplendor

Poco después de su apertura, el Frontón México se convirtió en un sitio concurrido por la élite de la ciudad. Entre estos no faltaban aficionados del juego de pelota vasca y las apuestas. 

En su época de máximo esplendor, el Frontón fue sede de acontecimientos históricos, tales como la formación del Partido Acción Nacional (PAN) en 1939, un acto de despedida al poeta chileno Pablo Neruda en 1943 y competencias de frontón de los Juegos Olímpicos de México en 1968. 

 

Cierre, restauración y reapertura 

Por desgracia, la época dorada del Frontón México se iría desvaneciendo poco a poco, hasta llegar a una abrupta conclusión en 1996. Debido a pleitos entre socios y concesionarios por la mala situación económica del establecimiento, los empleados se irían a huelga. Esto llevó a que el Frontón cerrara sus puertas en octubre del mismo año. 

Trece años después, la Cámara de Diputados hizo campaña para promover su apertura, la cual estaba pronosticada para el 2010. Sin embargo, esto no ocurrió y las puertas del Frontón México permanecieron cerradas. 

En 2015, tras un largo periodo de silencio, se anunció la inversión en el palacio deportivo. El proyecto, el cual tuvo un costo de 35 millones de dólares, fue liderado por el arquitecto José Moyao López con la supervisión del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Finalmente, el 10 de marzo de 2017, Frontón México abrió sus puertas al público en medio de una ceremonia liderada por Miguel Ángel Mancera.

 

Frontón México en la actualidad 

En la actualidad, Frontón México alberga diferentes eventos tales como conciertos, pasarelas, galas, eventos privados y, por supuesto, partidos de Jai alai. La cancha del Frontón es la más grande del mundo (62 metros) y se considera la "más viva" y rápida gracias a sus materiales. 

Su restaurante/bar, Zeta Punta, ofrece comida fusión méxico-española y una excelente vista al Monumento de la Revolución. 

Es también un sitio ideal para los amantes del casino sport. En el Gran Casino, encontrarán una variada selección de juegos que incluye baccarat, póker y la ruleta entre otros.

Así fue la barraca llamada “México” en el campo de concentración de Auschwitz
MXCity
El campo de concentración en Auschwitz-Birkenau tuvo una sección llamada “México” y aquí te decimos por qué.

Fotos: wikipedia

Hay al menos dos teorías sobre por qué esta sección de Auschwitz fue conocida como "México", pero mejor saca tus propias conclusiones.

 

 

Auschwitz-Birkenau fue uno de los complejos diseñados por el ejército alemán en la segunda guerra mundial, donde se concentraron a miles de personas para quitarles la vida. Fue un territorio polaco diseñado por los nazis a casi 70 kilómetros al oeste de Cracovia, siendo el mayor campo de concentración para llevar a cabo el exterminio sistemático de las razas no arias.

Dentro de este complejo, donde perdieron la vida cerca de un millón y medio de hombres, mujeres y niños, se encontraba Meksyk o México, una sección que oficialmente se llamaba BIII. Aunque después de muchos años, todavía no se sabe bien por qué los alemanes decidieron adoptar el nombre de "México" para dicha sección.

En el libro, Seres humanos de Auschwit", su autor Hermann Langbein, aseguró que la sección había sido llamada así porque era una de las áreas más sucias y lúgubres, lo que le valió el nombre de ?México?, un país que era visto así en aquel entonces para los nazis. «La ausencia de las condiciones higiénicas más elementales y la falta de agua provocó una tasa de mortalidad especialmente alta, incluso para los estándares de Auschwitz. En la jerga del campo, la nueva sección se llamó México.

A diferencia de «Canadá", la sección donde se encontraban los depósitos de almacenamiento y que fue llamado así porque los polacos consideraban que ese país era un lugar de muchas riquezas.

A mediados de 1943 se comenzó a construir Meksyk, un proyecto que contemplaba 188 barracas, y de las cuales solo se concluyeron 32, pues en enero de 1944 se suspendieron las obras y otras 35 barracas quedaron inconclusas.

Según la página oficial de Auschwitz Memorial, está sección no contaba con cocinas, baños o letrinas, y muchos de los cuarteles no tenían literas. Por lo que, a quienes designaban en esta área, carecían de lo mínimo indispensable para poder asearse, comer, hacer sus necesidades y dormir.

Por ello, los prisioneros y prisioneras de este lugar lucían inferiores que los otros en Auschwitz-Birkenau, pues sus ropas estaban en peores condiciones, muchas de las prendas estaban rasgadas a tal grado que algunos se veían casi desnudos. Anoréxicos, muertos de hambre, desaliñados y con trapos que solo lograban cubrir en lo mínimo a estos humanos, así es como los nazis veían a México y a su gente en aquel entonces.

Incluso la prensa de la época describía a México como "un país pobre e inquieto y con una administración desorganizada", se lee en la página web de Auschwitz Memorial. Otra de las teorías asegura que esta sección la llamaron así porque los hombres y mujeres que eran transferidos a Auschwitz desde otros campos llegaban con ropa diferente.

En México los prisioneros usaban uniformes de color blanco, rojo, café, azul, beige? esto dependía de qué campo de concentración habían sido transferidos. Este colorido desfile de prisioneros evocaba a México, lo que le valió que esa sección fuera llamada así? Cuesta creer esta última teoría, pero nadie sabe a ciencia cierta la razón del nombre.

El asunto es que Meksyk se trató de borrar a principios de octubre de 1944, cuando los nazis intentaron eliminar toda prueba de sus acciones. Hoy en día, en este lugar solo hay columnas de ladrillos rojos, chimeneas y ruinas. Además de un recuerdo doloroso para millones de personas, así como un ejemplo de no repetir la historia.

El origen del Día de la Candelaria, un día lleno de simbolismos y rituales
MXCity
El Día de la Candelaria es una celebración simbólica que celebra el sincretismo mexicano y coloca punto final a la navidad.

Foto destacada: El Financiero

El Día de la Candelaria tiene diversos significados rituales y nos une alrededor de la comida a base de maíz.

 

. . .

 

El Día de la Candelaria es una celebración que une a las familias en torno a los tamales, una taza de atole o café, y una de las tradiciones más arraigadas en México. De hecho, es un día de invierno que se toma como el fin del ciclo navideño. Pero ¿cómo se originó y porqué se celebra?

La Candelaria es una fiesta religiosa que se hace cuarenta días después de Navidad y conmemora la presentación de Jesús en el templo de Jerusalén. En la tradición judía, las madres tenían que esperar cuarenta días después del parto para purificarse y, hasta entonces, no podían presentar al bebé ante las autoridades religiosas.

 

 

Este ritual se materializaba con una oferta y bendición de velas de cera. Es una de las fiestas más antiguas entre todas las que tiene dedicadas la Virgen durante el año: la introdujo el papa Gelasio I en 496. Pero esta fiesta religiosa tiene un trasfondo pagano. Hay quien cree que podría ser heredera de antiguas costumbres romanas que se hacían durante las Parentalia, en las que había procesiones con velas. No obstante, parece que el sentido de la fiesta era totalmente diferente: servía para rendir una especie de culto a las almas de los difuntos.

 

Celebración simbólica

 

 

El Día de la Candelaria también se le conoce como la Fiesta de la luz o Fiesta de las Candelas. Celebra la presentación de Jesús en el Templo y la purificación de la Virgen después del parto. Las mujeres, después del parto, llevaban grandes candelas encendidas. Por eso, es una de las muchas fiestas de la luz que se celebran, y se cree que las velas bendecidas ese día tienen virtudes protectoras.

Este ritual, se simboliza al partir la Rosca de Reyes, que en su centro esconde pequeñas figuritas que representan al niño Jesús. La tradición indica que aquella persona que encuentre la figura dentro de su rebanada, será la encargada de comprar y compartir los tamales el 2 de febrero. Asimismo, La Candelaria es la aparición de la religión católica sucedida en España, que actualmente toma el papel de Patrona de la Islas Canarias.

 

El ritual prehispánico

 

 

Parece que hay un ritual prehispánico de la "candelaria", que es la razón por la cual festejamos con tamales y atole en México. Es el sincretismo relacionado con la fertilidad, la purificación de las granjas y la luz.

Ya que los primeros días de febrero, coinciden con el undécimo día del mes primero del antiguo calendario de los aztecas / mexicas, el Tonalpohualli de 260 días que contaba los días, los rituales y las estaciones; el calendario Xiuhpohualli o calendario solar de 365 días divididos en 18 meses de 20 días más 5 días inútiles conocidos como Nemontemi al final del año solar.

 

 

 

El undécimo día del mes primero del Tonalpohualli (2 de febrero) marca el inicio del ciclo agrícola, así que ese día se ofrendaba harina de maíz a los dioses y se purificaban los alimentos con copal y sahumerios de hierbas y maderas con la finalidad de tener un ciclo de siembra y cosecha exitoso y fértil.

Asimismo, ese día, la tradición era comer tamales sin manteca, ya que la manteca se agrega con la llegada del cerdo en la conquista.

 

 

También se dice, que esta fecha tiene orígenes prehispánicos debido a que en el calendario azteca por la misma fecha se celebraba el inicio del Atlacahualo, fecha en la que se rendía tributo a los dioses Tláloc y Chalchiuhtlicue para tener buenas cosechas a lo largo del año. Los conquistadores al percatarse de dicha coincidencia la utilizaron para evangelizar a los nativos y fusionaron las costumbres, con el tiempo esta fue evolucionando en lo que conocemos como el Día de la Candelaria.

Lo que es un hecho, es que este sincretismo dio origen a una tradición que festeja la gastronomía hecha de maíz, un ingrediente de origen prehispánico. Es por esto que las personas dedicadas a la agricultura y a la siembra de maíz, llevan su materia prima a bendecir a las iglesias en esta fecha especial. En la Ciudad de México, se adornan de papel picado para ofrecer gran variedad de tamales y artesanías mexicanas.

Estudiantes descubren túneles de edificio del Centro Histórico al irse de pinta
MXCity
Este lugar preserva mucha historia desde la conquista, fue salón de baile, depósito de ejército y hospital mental y así lo descubrieron…

Foto destacada e información: Hemeroteca El Universal

Así fue como hallaron los subterráneos en el Templo y Colegio de San Pedro y San Pablo

 

. . .

 

El periódico El Universal recientemente volvió a publicar una historia de un grupo de amigos que se fueron de pinta y descubrieron parte de los túneles subterráneos en el Templo de San Pedro y San Pablo. Un grupo de estudiantes de la Escuela Normal entraron a este antiguo complejo religioso y educativo, localizado en la calle de San Ildefonso en el Centro Histórico de la Ciudad de México, construido entre los años 1576-1603.  

La historia tiene lugar en 1898, cuando los estudiantes intentaban irse de pinta y su exploración los llevó a recorrer los subterráneos donde había huesos humanos. Y esto es lo que describe para dicho periódico: "Con el propósito de fugarnos, descubrimos un gran subterráneo, y este va, según vimos, por un lado parece pasa por la Escuela Normal calle de San Ildefonso y por el otro lleva el rumbo de Loreto, aunque los muchachos más grandes aseguraron que a la Perpetua o a la Escuela de Medicina, lo cierto que para el gobierno sería bueno que lo acabaran de descubrir porque es un gran escondrijo.

 

 

Hemeroteca El Universal

 

"A nosotros nos costó abrir ese agujero, un cepo de campaña, pues casi nos rajaron las nalgas, que más tarde salimos al Hospital Juárez, tapando el agujero por mandato del mayor inmediatamente. Si usted lo cree sea de interés le mandaré decir exactamente donde hicimos el agujero para que ustedes hagan lo mejor que les convengan.- Su afmo. atto. y S.S.- M. E.- El paso, Texas., julio, 1921". (1)

Así que el reportero, le pidió los detalles para ir a investigar el hueco que habían hecho los alumnos. En dicha ocasión, para 1921, el reportero y sus dos amigos, fueron al lugar con el fin de recorrer las catacumbas y en realidad se encontraron un gran hallazgo.

 

@cultura_mx

 

El lugar estaba completamente oscuro y el edificio estado de abandono. Encontraron un patio y las huellas de un gran estanque que hubo allí en otro tiempo y en que en esas fechas había lavaderos. Encontraron una vieja arquería hasta que finalmente encontraron el agujero en la pared por donde pudieron entrar.

Lanzaron una piedra por el hueco para conocer por el sonido la profundidad del espacio. Sacaron una lámpara eléctrica y una vez adentro, siguieron las indicaciones que le habían puesto en la carta los chicos que se fueron de pinta. Caminaron por una galería abovedada a con cada paso el aire se hacía más extraño y viciado, escribe el periodista.

Finalmente llegaron a un muro donde hallaron otro agujero en la pared que seguía un sendero; después de recorrer el lugar vieron dos intensos fanales rojos, un gato que los asustó. Después de tomar al gato como guía hacía alguna salida o algo similar, el reportero se tropezó y al agacharse para saber con qué se había tropezado, tocó una pieza húmeda larga y fría: un hueso humano.

Cuando la lámpara alumbró el lugar se encontraron que había huesos por todas partes. Se pusieron a rezar hasta que escucharon un silbido que venía de afuera. Era el encargado de las ruinas que fue a buscarlos, alarmado por la tardanza. Les comentó que en aquel sitio comenzaba un subterráneo, pero que estaba inundado.

Así fue que pudieron encontrar el subterráneo con los detalles históricos. De hecho, este templo, fue alguna vez biblioteca del colegio nacional de san Gregorio. Y más tarde tuvo diversos usos, como salón de baile, un depósito de ejército y cuartel, una escuela correccional, un hospital mental, y bodega de la aduana

 

Hemeroteca El Universal

 

Pero en esas fechas el Colegio de San Pedro y San Pablo estaba en la ruina. De 1921 a 1927, el edificio fue remodelado por José Vasconcelos e inaugurado como “sala de discusiones libres”5 con una oficina dedicada a campañas de alfabetización. Vasconcelos encomendó la redecoración del templo, la cual fe realizada con murales de artistas como Xavier Guerrero y Roberto Montenegro.

De 1927 a 1930, el edificio del colegio albergó talleres para la Academia de San Carlos, la cual había sido integrada a la Universidad Nacional Autónoma de México. Parte del edificio también albergó a la escuela popular nocturna de música y el complejo se volvió propiedad de la universidad, a la cual pertenece actualmente. ? A principios de la década de 1930 la universidad lo hizo parte de la Escuela Preparatoria Nacional, y poco después fue utilizado también como escuela secundaria, escuela de teatro, sala de exposiciones y otros usos.

 

@cultura_mx

 

Fue hasta 1944, que el presidente Manuel Ávila Camacho inauguró en el ex templo la Hemeroteca Nacional de México, la cual permaneció ahí hasta 1979. ? Desde 1996 fue la sede del Museo de la Luz,? donde permaneció hasta 2011. Actualmente el ex templo del complejo alberga al Museo de las constituciones. ? Mientras que el colegio alberga al Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble, (CENCROPAM), dependiente del Instituto Nacional de Bellas Artes.

 

Mamut de Ecatepec, la historia del primer gran tesoro prehistórico en México
MXCity
Pacha es el nombre de este mamut con más de 10 mil 500 años de antigüedad, encontrado en excelentes condiciones.

Foto destacada: NAT GEO 

En México se han localizado restos de mamut en 271 sitios del país, pero ninguno como el mamut de Ecatepec.

 

. . .

 

La historia del mamut de Ecatepec se remonta a 1995, cuando el señor Porfirio Díaz Hernández comenzó a construir una cisterna en su casa de San Cristóbal, en Ecatepec de Morelos, y su sorpresa llegó a los 50 o 60 centímetros, suficientes para vislumbrar el tesoro prehistórico extraño, duro y de un color grisáceo chocó con sus herramientas.

Se trataba de huesos con miles de años de antigüedad que le pertenecían a un mamut. Eso se pudo saber hasta el arqueológico Luis Córdoba Barradas llegó a dicha casa y vio los hallazgos, luego de que se reportara el hallazgo a la Dirección de Salvamento Arqueológico y al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y que bien pudo omitirse.

 

unión Edo Mex

 

Ya que en varios pueblos de Ecatepec hay registros y evidencias de diversos hallazgos, que no se han reportado; por ejemplo, en Santa María Tulpetlac, Santa Clara Coatitla, San Pedro Xalostoc, Guadalupe Victoria, San Isidro Atlautenco, en muchos de estos lugares también se han encontrado restos de mamuts. No como parte de excavaciones oficiales, sino en construcciones esporádicas de los pobladores.

El arqueólogo Córdoba Barradas se ha encargado de excavar los mamuts encontrados en Tultepec, Tecámac y Coacalco. Y lo que más lo sorprendió de este hallazgo en Ecatepec, fue la cantidad de huesos siendo el mamut más completo que se halla hallado, en esa fecha.

 

unión Edo Mex

 

Días más tarde, las autoridades municipales, de la mano del Comisariado Ejidal de San Cristóbal, colaboraron con el pago de dos arqueólogos del INAH por 10 días y luego se asignaron más recursos durante los 3 meses que duró la excavación. Fue el 28 de julio de 1995, cuando decenas de personas se encargaron de paliar, picar, limpiar y remover cada gramo de tierra.

También estuvieron trabajando voluntarios, pero el lugar estaba ya edificado, así que no fue posible hacer una excavación extensa, aunque donde se pudo excavar estaba íntegro el mamut. Después de casi 90 días de trabajo, siete capas estratigráficas y dos metros de profundidad, los huesos salieron por completo.

 

unión Edo Mex

 

Se encontraron 120 restos en perfecto estado, de un mamut adulto-joven macho de la especie Mammuthus columbi, con unas medidas aproximadas de 4 metros de alto, 6 metros de largo y 2 metros de ancho y una edad cercana a los 10,500 años, fue encontrado 85% completo. Resurgió para ser admirado en Ecatepec y el resto de México.

De acuerdo con el reporte técnico de aquella fecha, sólo faltaban las patas delanteras, específicamente la tibia, el fémur, húmero y el radio. El arqueólogo Luis Córdoba Barradas, explicó que la mayoría de las osamentas de mamuts halladas así es a causa de los cazadores recolectores las cortaban y se las llevaban a sus campamentos para comerlas y usar los restos, ya que había animales carroñeros que los podían atacar si se quedaban en un mismo sitio.

 

diario portal

 

A mediados de los años 90, fue algo sumamente inusual. Así que se llevaron a cabo muchos años de restauración para dejar en óptimas condiciones los restos, ya que fue un descubrimiento que debía mostrarse al mundo. De hecho, fue así, incluso hasta la década del 2010 varios estados de la República solicitaron al mamut para mostrarlo en los museos. Así fue que el mamut de Ecatepec viajó a Guanajuato, Querétaro, Sinaloa, Baja California Sur, Guerrero, Sonora, entre otros Estados, donde siempre se mostró como "El Mamut de Ecatepec".

En 2017 volvió a la Casa de Morelos, y el sismo de septiembre del mismo año causó estragos. El recinto histórico se dañó y su restauración fue la excusa perfecta para prestar de nuevo al Mamut, que en total no había vivido ni siquiera dos años seguidos en su territorio natal. En 2019, regresó con la misión de ser apreciado por los habitantes de Ecatepec. El Mamut e Ecatepec fue bautizado como “Teclo” y luego rebautizado como “Pacha”.

 

 

El nombre del mamut fue elegido por una niña de Ecatepec en 2021, quién ganó una convocatoria, y explicó que el nombre proviene del náhuatl y significa "lanuda". Es una pieza que ha sido admirada por más de 100 mil personas durante su itinerancia por varios estados del país, al ser una especie representativa de la Era de Hielo, y descubierta en abril de 1995, en la colonia Ejidos de San Cristóbal, en el municipio de Ecatepec.

Hoy en día, el esqueleto de mamut se encuentra en exhibición en el Museo de Antropología e Historia, en Toluca; se encuentra en la Sala 2 de este espacio cultural, en donde también se encuentran restos óseos de otras especies que habitaron hace miles de años.

x