Arte y Cultura
b traven
B. Traven
MXCity
Sin duda los viajes de B. Traven son los que más dan cuenta de su vida. Aprecia su historia a través de sus memorias...

Se repasa la vida del novelista y actor polaco a través de cientos de piezas.

 

La muestra da cuenta de su vida y está organizada en tres núcleos, divididos por sus travesías, en los que se revela a través de 300 piezas y documentos su trabajo interdisciplinario que contempla no sólo a la literatura, sino también su práctica como explorador y su labor como guionista.

 

Descubre la historia de Chapultepec en el nuevo Museo de Sitio del Bosque
MXCity
Se invirtieron más de 30 mdp y el edificio fue rehabilitado para convertirse en un Museo de Sitio y un Centro de Visitantes.

El Museo de sitio y Centro de Visitantes del Bosque.

 

El inmueble que fue construido a principios del siglo XIX, y que es mejor conocido como el antiguo acceso al Colegio Militar, abrió sus puertas como Museo de Sitio y Centro de Visitantes del Bosque de Chapultepec. Las autoridades locales, federales y del Fideicomiso Pro-Bosque de Chapultepec y del Consejo Rector Ciudadano del Bosque de Chapultepec, inauguraron el recinto de gran relevancia histórica que se ubica a un costado del Altar a la Patria.

A través del Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE), la Secretaría de Cultura federal auspició el equipamiento del Museo de Sitio, en una segunda etapa como beneficiario de 2017. Fue Antonio Crestani, director general de Vinculación Cultural quien informó que se apoyó la adquisición de equipamiento museográfico, multimedia y mobiliario, incluyendo la ambientación perimetral, la gráfica para murales laterales, pantallas interactivas y vitrinas.

 

 

El proyecto de restauración del inmueble fue elegido y avalado por el World Monuments Fund, principal organización internacional privada dedicada a la conservación del patrimonio cultural. Y el objetivo del recinto es que los visitantes tengan contacto con su memoria histórica, riqueza biológica y cultural.

La restauración y rehabilitación estuvo a cargo del arquitecto Gabriel Mérigo, con el aval del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Para lograr la apertura del recinto y del Centro de Visitantes fueron necesarios más de dos años de trabajo.

 

 

El Museo de Sitio cuenta con mecanismos destinados para conocer cuáles son los intereses del público, a fin de ofrecer alternativas útiles para planear mejor la visita a Chapultepec con base en sus intereses, gustos y tiempos.

El Fideicomiso Pro-Bosque gestionó los recursos para rescatar el inmueble histórico, que cuenta con una superficie construida de 300 metros cuadrados, distribuida en dos grandes salones divididos por un portal de acceso común. Con este rescate, se reconoce la importancia de involucrar al ciudadano en los proyectos culturas que tienen que ver con la conservación de patrimonio o con la generación de espacios públicos o con su mantenimiento.

 

 

Asimismo fueron varias instituciones públicas y privadas las que colaboraron e hicieron donativos para hacer posible el rescate de esta joya arquitectónica, que forma parte del legado histórico del Bosque de Chapultepec. Con este nuevo espacio se tendrá la oportunidad de conocer las entrañas del Bosque de Chapultepec desde sus dos salas, una de ellas destinada al legado histórico, que se va a poder contar a través de la museografía.

 

 

La otra sala estará dedicada a la oferta de actividades recreativas, deportivas, ambientales y sociales que ofrece el Bosque de Chapultepec, misma que dará continuidad a los trabajos del Bosque en su primera, segunda y tercera sección, a los más de 19 millones de visitantes que recibe anualmente,

El Museo de Sitio y Centro de Visitantes del Bosque de Chapultepec se ubica en una de las entradas principales a la primera sección del Bosque de Chapultepec y al pie del Cerro del Chapulín, donde se ubica el Museo Nacional de Historia Castillo de Chapultepec.

 

 

 

Museo de Sitio y Centro de Visitantes

¿Dónde? Bosque de Chapultepec I s., sobre Gran Avenida a través de la Puerta de los Leones o por entrada del Pasillo Metro, en el Acceso A-3 de Prolongación Avenida Chapultepec.

¿Cuándo? Martes a domingo de 10:00 a 17:00 hrs.

Entrada libre

Web // Facebook // Twitter // Instagram

Todo sobre la Nochebuena, el color rojo que engalana esta temporada
MXCity
Una tradición con orígenes aztecas, las nochebuenas invaden la temporada decembrina mexicana.

Sobre la historia de la nochebuena, flor mexicana de la Navidad…

 

El rojo intenso de las flores de nochebuena invade hasta los lugares más recónditos de la gran Ciudad de México en esta época navideña. Las hemos visto desde que somos pequeños, se encuentran en oficinas, calles, tiendas y mercados, pero ¿de dónde vienen estas llamativas flores y por qué en México son un símbolo inconfundible de la Navidad?

Nativas del sureste de México, existen más de 100 diferentes variedades de la nochebuena o flor de Navidad. Algunos nombres con los que es conocida en otros países son “flor de Pascua”, “pastora”, “corona del inca”, “estrella federal” y “poinsettia”. El nombre científico de este arbusto es Euphobia pulcherrima, y es fácilmente reconocible por el verde oscuro y rojo intenso de sus geométricas hojas (aunque existen variedades con hojas blancas, rosadas o amarillentas), mismas que a menudo se confunden con flores; en realidad, las flores son los pequeñísimos botones amarillos en la parte central de la planta.

Los aztecas conocieron esta planta como “Cuetlaxóchitl”, que podría significar “flor que se marchita” o “flor de cuero”. Ésta se usaba en rituales y ceremonias como una representación de la pureza y el renacimiento de los guerreros; además, los pueblos prehispánicos la utilizaban como ofrenda para el dios del sol. Debido a que estas plantas florecen en invierno, durante la Colonia, las nochebuenas se utilizaban para adornar las iglesias en las celebraciones navideñas, y es así como la nochebuena fue conocida por el resto del mundo. Varios países de Latinoamérica también utilizan la nochebuena como adorno durante la Navidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los aztecas también usaron la nochebuena para hacer tintes rojizos y como una planta medicinal. Hasta el día de hoy tiene usos curativos en todo México: algunos pueblos la utilizan, por ejemplo, para promover la producción de leche materna en mujeres que están lactando o para tratar afecciones de la piel como mezquinos, verrugas o yagas. Sus hojas asadas también se utilizan para tratar la inflamación y ciertos padecimientos respiratorios.

 

diagrama

 

Por su valor emblemático y simbólico, el 8 de diciembre se celebra el Día de la nochebuena. Esta hermosa planta supone un símbolo del invierno y la Navidad, y una bellísima herencia que México ha dado al mundo.

 

La temporada decembrina se ve decorada cada año por las flores de nochebuena, lamentablemente si no se tienen buenos cuidados el fulgor que la caracteriza durará apenas inicie el 2019.

 

Para que eso no suceda, te recomendamos seguir los siguientes consejos:

 

– Los lugares iluminados serán lo mejor si se encuentra en el período de floración. De acuerdo a Roberto Vélez, experto botánico, “los balcones son el lugar ideal para este tipo de planta”.

 

– El riego no debe ser abundante, un par de veces por semana, sin “inundar” la maceta. Se sugiere que con cada cambio de lugar se aumente la cantidad de agua, hasta que la flor se acostumbre a su nuevo espacio.

 

– Si las hojas cambian de color y dejan de lucir rojas, es probable que les falte luz o estén recibiendo mucha agua. Evita tallarlas, tocarlas o rociarlas directamente, esto afectará su color.

 

– Contempla cambiarla de la maceta a la jardinera. Expertos detallan que la nochebuena puede alcanzar hasta cinco metros si tiene el espacio necesario para crecer.

 

– De acuerdo a ActitudFem, “Regar una vez a la semana y abonar siempre con un abono suave, a poder ser biológico, va a ser muy beneficioso para nuestra planta”

 

-Contempla que en febrero o marzo sus hojas retomarán el color verde y volverá a florecer en noviembre, aproximadamente.

 

– No dejes que tus mascotas se acerquen a la nochebuena; los perritos comúnmente orinan las plantas y en este caso, la urea las mata.

 

– Si en algún momento contemplas algunas plaga, limpia con agua jabonosa y separa del resto de tus plantas para evitar que se contagien.

 

-Por su parte Kiwilimón aconseja mantenerlas bajo luz blanca, esto hará que la flor tome un color mucho más intenso.