Vida Capital
6 terrazas de hoteles para darle la bienvenida al Año Nuevo
Mariana Gaxiola
Estos hoteles cuentan con terrazas envidiables, ideales para festejar el Año Nuevo.
terrazas

Nada mejor que celebrar el Año Nuevo en balcones con vistas geniales.

 

Cuando de fiestas de Año Nuevo se trata, lo más importante es elegir el lugar idóneo para festejar en grande al lado de nuestros seres queridos. Para salir de la rutina, conviene escoger espacios diferentes y originales, que al mismo tiempo resulten acogedores, reconfortantes y un con gran ambiente.

Ver al reloj dar las 12 es un sentimiento exultante. La cuenta regresiva siempre constituye un momento lleno de emoción, que se disfruta mejor cuando la fiesta se está llevando a cabo en un sitio divertido. Es por esto, que creemos que las terrazas son los destinos perfectos para esta clase de veladas.

La realidad es que los hoteles alrededor de esta ciudad cuentan con las mejores. Algunas fungen como restaurantes, donde ofrecen menús especiales para toda ocasión. Otras asumen el rol de un bar, y es cuando el sol cae que su ambiente se torna mucho más disfrutable. Sin importar que vayas a comer o a beber, estas terrazas son los lugares ideales para pasar este Año Nuevo. Con vistas espectaculares y diseños únicos, las de los hoteles son la mejor opción. Aquí algunas de las mejores en la ciudad:

 

Hotel Downtown
terrazas

Sin duda el mejor hotel del Centro Histórico, lugar que se conoce como el corazón de la Ciudad de México. La estructura que define al hotel es una convergencia entre la arquitectura colonial y la contemporánea. Elegancia y calidad rebosan de todos sus espacios. Y son sus terrazas los más especiales. Hay que visitar la que cuenta con la alberca, tiene luces y una bonita vista.

Dirección: Isabel La Católica 30, col. Centro.

Teléfono: 5282 2199.

Página web

 

Hotel Carlota
terrazas

De manera funcional y moderna, se construyó este hotel en la colonia Cuauhtémoc. Se trata de un espacio estético y acogedor; un oasis de alojamiento donde se yuxtaponen elementos históricos y contemporáneos. Su terraza es sumamente cómoda. Se antoja para llegar desde la tarde y quedarse tras ser conquistado por sus cocteles. Con vista a la original alberca y la industrial pared, visitar el Hotel Carlota no será motivo de decepción.

Dirección: Río Amazonas 73, col. Cuauhtémoc.

Teléfono: 5511 6300.

Página web

 

Hotel de Cortés
terrazas

Este hotel es en realidad un elegante edificio del siglo XVII. A pocas calles del Palacio de Bellas Artes, se convierte en uno de los mejores destinos del Centro Histórico. Su terraza es estupenda, muy acogedora y con una fantástica vista. Con sillones lounge y suave música, el hotel se vuelve perfecto para una fiesta de fin de año.

Dirección: Hidalgo 85, col. Centro.

Teléfono: 5518 2181.

Página web

 

Four Seasons
terrazas

Uno de los hoteles más lujosos de toda la ciudad. Es uno de los pocos que cuenta con un grande y hermoso patio. Lleno de naturaleza y rodeado de los edificios que albergan las habitaciones, visitar este hotel es imprescindible. Está la opción de cenar en su restaurante, o de tomar algunos cocteles en su bar. Cual sea la opción que decidas, podrás disfrutar de la noche en alguna mesa de su increíble terraza.

Dirección: Paseo de la Reforma 500, col. Juárez.

Teléfono: 5230 1818.

Página web

 

Condesa DF
terrazas

Se trata de un hotel retro ubicado en el corazón de la colonia Condesa. Situado entre edificaciones históricas, este lugar cuenta con un espíritu bohemio desde que ingresas. Puedes desayunar, comer y cenar en su restaurante. Pero sin duda lo mejor es su terraza. Sube hasta la azotea para disfrutar de unos deliciosos cocteles y buena música en uno de los mejores barrios de la ciudad.

Dirección: Veracruz 102, col. Condesa.

Teléfono: 5241 2600.

Página web

 

Gran Hotel
terrazas

El Gran Hotel de la Ciudad de México es uno de los lugares con más sofisticación y esplendor del Centro Histórico. Se trata de un majestuoso edificio, donde tanto las habitaciones como el restaurante son muy elegantes. Lo ideal es cenar en su terraza, con una vista sin igual al emblemático Zócalo. Nada mejor que recibir el Año Nuevo en este lugar.

Dirección: 16 de Septiembre 82, col. Centro.

Teléfono: 1083 7700.

Página web

 

Palacio de la Autonomía: el lugar donde la UNAM obtuvo su soberanía
Mariana Gaxiola
Se le conoce como Palacio de la Autonomía a esta edificación del Centro Histórico, pues fue entre sus muros donde la UNAM se separó del control directo del gobierno.
palacio de la autonomia

Un hermoso y ecléctico edificio que ha permeado la estética del centro desde la época del porfiriato.

 

Resulta acertado constatar que el Centro Histórico de la Ciudad de México es una de las más hermosas zonas cuando de arquitectura se trata. Alrededor de sus calles se desdoblan edificaciones de distintas épocas, y es esta hermosa convergencia lo que le otorga un valor especial a la estética que la define.

Destacan vestigios precolombinos, que fungen como recordatorio del sentido espiritual que nuestros antepasados desarrollaban en este punto de la capital. También se erigen apabullantes las construcciones de la Colonia, que desde hace siglos se han mantenido incólumes y ostentosas. Y para rematar están los edificios modernos, que se levantaron en el llamado porfiriato.

De esta etapa (también arquitectónica) hay un edificio en particular que llama la atención por su estilo ecléctico, pero más que nada, porque fue un lugar cuyos espacios dieron cabida a toda clase de sedes.

palacio de la autonomia

Se trata del Palacio de Autonomía, ese que se asoma en la esquina donde se encuentran las calles Licenciado de Verdad y República de Guatemala. Lo cierto es que pese a que la edificación se mandó erigir en tiempos de Porfirio Díaz, se puede decir que el sitio cuenta con una historia que rebasa los cinco siglos.

Luego de la Conquista, Hernán Cortés se dio a la tarea de distribuir los barrios de Tenochtitlán. Y el terreno donde está hoy este hermoso palacio se le comisionó a Luis de Rivera, el primer representante de la Casa de Moneda en la entonces Nueva España. Más tarde, el lugar vio la llegada de un convento, llamado Santa Teresa Antigua.

Después funcionó como vivienda, pero fue hasta entrado el siglo XX cuando Díaz mandó construir el edificio, para que recibiera la Escuela Normal de Maestros, que formaba parte de lo que hoy es la Universidad Nacional Autónoma de México. Pero sin duda, el hito que marcó un parte aguas en la historia del palacio sucedió en 1929, cuando se firmaron en sus entrañas los documentos que le otorgaron autonomía a la universidad, para que ésta dejara de funcionar bajo el control directo del gobierno.

palacio de la autonomia

Desde entonces el palacio se utilizó para la Escuela de Iniciación Universitaria, la Escuela Nacional de Comercio y Administración, la Escuela Nacional de Odontología, la Escuela de Enfermería y Obstetricia y la Escuela Nacional Preparatoria.

Hace poco más de una década, para conmemorar el aniversario número 75 de la autonomía de la UNAM, el edificio recibió su nombre actual, y se convirtió en el Museo de la Autonomía Universitaria. Cuenta con exposiciones temporales y permanentes, como la de carácter arqueológico. De igual manera, es la sede de la radio universitaria UNAM FM, y resguarda archivos de los principales artífices que sonaron en la lucha por la autonomía de la universidad. Conviene visitar este edificio para que desde su fachada hasta su interior cuente te cuenten acerca de la historia de la máxima casa de estudios del país.

palacio de la autonomia

¿A qué alude la nomenclatura de las calles de la colonia Industrial?
Mariana Gaxiola
Como fraccionamiento, la colonia Industrial surgió en la década de los 20, haciendo referencia al avance industrial del país.
industrial

Acerca de las fábricas y empresas que bautizan las arterias más importantes de la colonia.

 

Como tal, la colonia Industrial data de la década de los años 20 en el siglo XX. Pero lo cierto es que su origen se remonta a la época prehispánica. Esta zona comenzó a habitarla un grupo indígena pobre, era uno de los pueblos antecesores a Tenochtitlán. Aquella zona era una laguna repleta de salinas, que durante el virreinato se convirtió en parte de la afamada Villa de Guadalupe.

Por este barrio de la ciudad cruzaban ríos, pero pronto la urbanización alcanzó a la ciudad. En esta colonia se fundó la planta de Ford Motor Company, y fue a raíz de esto que Roberto Rodríguez, Alberto J. Pani y Agustín Legorreta comenzaron a adquirir predios en la zona para segmentarlos y crear de manera oficial una colonia.

Lo cierto es que la industrialización que llegó a la metrópoli se encargó de cambiar la vida de los capitalinos. Las colonias de clase media florecieron gracias a las empresas y fábricas que se inauguraron en la década de los 20. Así, un 18 de noviembre de 1926 se fundó la colonia Industrial, como un proyecto de urbanismo que aludiera con la nomenclatura de sus calles al avance industrial del país. Es por este motivo que los topónimos son tan distintos, pues son los nombres de las compañías más importantes en la historia de México. Aquí algunas de las más emblemáticas arterias de esta entrañable colonia:

industrial

Victoria: Cervecería de Nuevo León.

Tolteca: Cementera.

La Imperial: Empresa de dulces de Monterrey.

La Florida: Fábrica de levaduras.

La Fama: Fábrica de tejidos.

Excélsior: Empresa de calzado.

Unión: Empresa de textiles.

El Fénix: Fábrica de escobas.

Santa Gertrudis: Fábrica de alfombras.

Real del Monte: Empresa minera de Hidalgo.

PEMEX: Petróleos Mexicanos.

Buen Tono: Industria tabacalera.

industrial

Carolina: Empresa de estampados de algodón.

Río Blanco: Fábrica de hilados.

La Ideal: Fábrica de pan.

General Popo: Importador de neumáticos.

Eureka: Fábrica de tinacos.

Fundidora: Fundidora de fierro y acero de Monterrey.

Tuxpango: Planta hidroeléctrica.

La Corona: Fábrica de jabones.

La Continental: Empresa llantera.

San Rafael: Fábrica de papel.

Larín: Empresa de chocolates.

industrial

Rincones ocultos dentro del Bosque de Chapultepec (Parte II)
Mariana Gaxiola
Conoce los rincones más fascinantes que se encuentran distribuidos dentro del espectacular Bosque de Chapultepec.
bosque de chapultepec

Inadvertidos pero hermosos sitios que el místico Bosque de Chapultepec resguarda.

 

Sin lugar a dudas, el Bosque de Chapultepec se constituye como uno de los espacios más importantes, hermosos e icónicos de la Ciudad de México. Este sitio se posiciona como el parque público más grande de toda América Latina, y también, como el pulmón verde con más protagonismo en la urbe.

De sus cualidades intrínsecas destaca el hecho de que es un bosque milenario, que data desde épocas prehispánicas. Afortunadamente, ha logrado prevalecer ante la mancha del urbanismo que ha transformado el resto de la capital. Dicho esto, el Bosque de Chapultepec fue, es y será uno de los espacios más entrañables de esta metrópoli.

Dentro de esta zona se desdoblan lagos artificiales, un divertido zoológico, un castillo virreinal y hasta museos modernos. Estas paradas son ya muy conocidas entre los citadinas, e incluso, los turistas que vistan nuestra ciudad. Por eso hoy, queremos dar a conocer la parte II de los rincones ocultos en el bosque, que merecen ser descubiertos por su original estética y motivo de ser. ¿Ya los conoces?

 

Fuente del Quijote
bosque de chapultepec

Esta pequeña plaza se ubica sobre el llamado Paseo del Quijote, nombrado así en honor a este importante personaje de la literatura hispana. Bancas rodean este rincón, que a su vez están repletas de azulejos que retratan pasajes de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha. Cabe mencionar, que en la plaza se hallaban columnas con esculturas estrambóticas: Don Quijote tenía la cara de Salvador Dalí y Sancho Panza la de Diego Rivera. Lamentablemente, estas geniales esculturas fueron robadas, pero todavía se puede pasear por esta linda plaza, es ideal para ponerse a leer las aventuras de este mítico personaje.

 

Fuente de las Ranas
bosque de chapultepec

Aunque pocos lo saben, lo cierto es que esta fuente es una de las más antiguas de todo el bosque. Se mandó construir por Miguel Alessio Robles, el ministro plenipotenciario de México en España. Las esculturas de bronce datan de 1921. Primero, se depositaron en la entrada principal del bosque, pero más tarde se reubicaron detrás del zoológico, donde se encuentran las calles de La Milla y Chivatito.

 

Monumento a José Martí
bosque de chapultepec

Si uno ingresa al bosque y llega hasta la Puerta Quebradora, descubrirá este maravilloso muro, que cuenta con un busto del escritor José Martí. Fue donado por el Ajefismo, una organización cubana de carácter masónico. Se erigió en el bosque en 1953, para ser una alusión entre las relaciones entre México y Cuba durante los primeros años del siglo XX. Cuando se remembra el natalicio y la muerte de dicho prócer, algunos visitan el busto para realizar homenajes.

 

Fuente de los Novios
bosque de chapultepec

En 1973 la escultora Charlot Yazbek realizó una interesante pieza: una banca que en su extremo se encontraba sentada una pareja. Estos dos personajes son figuras abstractas y alargadas. El hombre mira embelesado a la mujer, mientras que ésta roza suavemente su pierna. Ambos desnudos, ambos delgados. A la pieza le apodan “Los Novios” y para mirarla se puede ingresar por la Puerta Quebradora.  

 

Tótem Canadiense
bosque de chapultepec

A las espaldas de la Residencia Oficial de Los Pinos, se levanta un tótem que fue diseñado por el canadiense Mungo Martin. Hace algunos años, en el marco del aniversario número 60 de las relaciones bilaterales en Canadá y México, el tótem fue restaurado. Se trata de una escultura de madera que fue donada desde 1960 por el pueblo canadiense a México, y hoy, el tótem es referente clave de los de pueblos aborígenes y las fuerzas de la naturaleza.

Sobre la excéntrica leyenda de la Bruja de Iztacalco
Mare Loustaunau
Cuentan los pobladores de Iztacalco, que en la década de los años 30 una hermosa mujer se quitó las piernas frente a todo el pueblo.
iztacalco

La joven y bella mujer fue acusada de brujería, por haberse quitado y puesto las piernas enfrente de todos.

 

Resulta lógico pensar que cada delegación que constituye la Ciudad de México tiene con su propia leyenda, una narración popular que cuenta la historia fantástica e inverosímil de peculiares personajes. Pues Iztacalco no es la excepción, a este barrio todavía lo acecha la memoria de la llamada Bruja de la Chinampa.

El cronista oficial de este paraje, el Lic. Francisco Cázares Alvarado, habla en uno de sus textos de lo ocurrido en el Barrio de los Reyes. En Tlazintla, en 1930, los vecinos se encontraban abrumados y llenos de consternación, pues estaban amaneciendo cráneos de bebés colgados en los árboles de la zona.

Una madrugada, los pobladores del pueblo capturaron a una mujer en una chinampa que llevaba por nombre “Alfaro”. La acusaban de ser bruja, motivo que despertó la inquietud de las autoridades, quienes arribaron al lugar y se aproximaron a la mujer. Ésta tenía como 18 años, era muy bella, con el pelo largo y negro. Estaba sentada en el suelo.

iztacalco

Le ordenaron que se parara, pero no hizo caso. Finalmente uno de los gendarmes la tomó forzosamente del brazo para erguirla. Sin embargo, en cuanto esto pasó, la mujer cayó al suelo, pues no tenía pies ni pantorrillas. Los que se encontraban alrededor de la escena soltaron alaridos de impresión y temor.

Las autoridades la interrogaron, exigiéndole que revelara qué había sucedido con sus piernas. La joven contestó que se las había quitado y las había depositado debajo de un maguey, pero que alguien las había robado. Cuando la amenazaron con quemarla en la Plaza de San Matías por brujería, la mujer cedió y comenzó a dar su información. Dijo que se llamaba María y que era de Santa María Aztahuacan. También pidió que no le comunicaran lo sucedido a su marido, solamente a sus padres.

Todos le atribuían los extraños cráneos que amanecían por los árboles del lugar, por esto los policías de inmediato trajeron a su familia, incluido su esposo. Antes de llegar, éste amenazó con demandar por calumnias, pues no podía creer que su dulce y buena mujer hubiera hecho algo tan terrible.

iztacalco

Pero cuando el esposo llegó la reconoció, y decepcionado le preguntó por qué había hecho tal cosa. La supuesta bruja le rogó que la perdonara, no obstante, frente a todos el esposo le dijo que no quería volverla a ver, y que regresaría pronto a su hogar a sacar todas sus cosas.

La mujer intentó levantarse pero no pudo. Y fueron los familiares los que abogaron a favor de la mujer, pues no había hecho nada malo y de aquel día en adelante iban a tener control total de sus actos. Como los padres de la mujer firmaron prometiendo esto, se perdonó a la Bruja de Tlazintla, pues se trataba de una situación fortuita y extraña que no hubiera podido ser resuelta con leyes penales.

Un hombre al que apodaban “Coto” llegó con las piernas de la mujer al lugar, se las entregó a las autoridades, quienes a su vez se las entregaron a la bruja. Ésta, para sorpresa de todos, se las colocó de nuevo sin problema. Y desde entonces esta estrambótica leyenda ha hecho temblar a los esotéricos pobladores de la delegación de Iztacalco.

iztacalco