Arte y Cultura
FormaSobreFondo: una sugestiva muestra de conceptos formalistas
Mariana Gaxiola
La nueva exposición de la galería Proyectos Monclova es una revisión de la estética formalista contemporánea.
proyectos monclova

Una colección que expone relaciones diluidas entre las formas y los conceptos…

 

FormaSobreFondo es el nombre de la más reciente exposición montada en Proyectos Monclova, una fabulosa galería de arte contemporáneo ubicada en el corazón de la colonia Roma. Esta muestra colectiva se sustenta en la disolución de la dicotomía formalismo/conceptualismo. Y el título en sí es un juego que alude al esquema de visualización modernista que engloba a la figura sobre fondo.

Bajo esta noción, el recorrido artístico se constituye como un texto tautológico que define este esquema de la visualidad al mismo tiempo que las letras que lo conforman se vuelven “formas sobre fondo”. Y es que por medio de este enunciado, la exposición pretende evidenciar las relaciones diluidas entre la abstracción y la sintaxis.

Es importante recordar, que desde la perspectiva filosófica, el formalismo se ha emparentado al romanticismo, ese precepto del “arte por el arte” que defendía Edgar Allan Poe. En un principio, se trataba de una tendencia que se oponía al realismo y buscaba reivindicar un modelo estético supeditado a la revolución burguesa.

proyectos monclova

proyectos monclova

Para finales del siglo XIX, el formalismo influyó en el avance de las metodologías científicas vinculadas al positivismo lógico. Este modelo teórico suponía la edificación de un campo disciplinar autónomo, independiente de la política, la religión y la economía. Lo que perseguía era su propio concepto; una experiencia de lo formal en los objetos artísticos.

Desde mediados del siglo XX hasta la actualidad, el formalismo empezó a generar cuestionamientos respecto a su evidente distanciamiento del campo social. Y con la llegada del arte posconceptual en los 90, los procedimientos artísticos se multiplicaron, creando un coro de voces heterogéneo cuya disonancia global bebe de las fuentes constructivistas.

En este sentido estético, del formalismo también se desprenden teorías ligadas a la lingüística y las imágenes, de tal modo que su impulso inicial hoy se suma a la apertura de su autonomía hacia otros campos visuales. Tal es el caso del arte plástico contemporáneo.

proyectos monclova

proyectos monclova

A partir de flagrantes problemáticas, la exhibición FormaSobreFondo cuestiona la frontera entre el formalismo y el conceptualismo. La muestra parte de una pregunta: ¿qué concepto, imaginario o afecto le da forma a su contenido?

La colección revisa un repertorio de propuestas estéticas que traen a la vista una reformulación del legado formalista constructivista. Y esto se logra al examinar la relación de las formas con la imagen, la textualidad y lo social. Sin duda se trata de una oportunidad pura para reflexionar sobre cómo la noción de la autonomía se ha replanteado desde nuevas estrategias conceptuales, que han trascendido los preceptos del formalismo estético en una época en que las formas tienen como fondo al contexto del que emergen.

proyectos monclova

proyectos monclova

FormaSobreFondo

Dirección: Proyectos Monclova. Colima 55, col. Roma.

Teléfono: 5525 9715.

Fechas: Hasta el 2 de septiembre.

Página web

Las fotografías, ¿Detonan empatía invitándonos a actuar o nos desensibilizan?
Benjamin Malik
La fotografía encontró su valor en la documentación de atrocidades, así como de aspiraciones humanitarias.
puño-en-alto

Hasta ahora, la pregunta ha sido: ¿una fotografía nos hace actuar, o entumece nuestros sentidos? Esta pregunta puede ser demasiado brusca pues la fotografía funciona en ambos sentidos. La foto no es ni la respuesta ni el obstáculo para nuestra capacidad de simpatizar a través de la distancia. La cámara brinda sensación y poder emocional, pero la visión viene de contemplar la fotografía como una imagen hecha por eventos, y los vínculos que encadenan al suceso y al espectador en una narrativa compartida. La distancia entre ellos está conectada por actos pequeños y olvidados como la escenificación, rodaje, edición, selección, subtitulación, circulación y hacer extranjeros visibles entre sí.

ayuda sismo

Estas prácticas cotidianas de convertir las fotografías en historias que conectan al espectador con los sucesos no pueden disolver la ambigüedad moral, pero su comprensión ayuda a convertir al espectador pasivo en un testigo más activo.

Mathew Brady, el gran fotógrafo estadounidense del siglo XIX, dijo: “La cámara es el ojo de la historia.” El poder del ojo fotográfico hace visible la aldea global, elimina la distancia y acerca a los extraños inconexos. Brady logró su reconocimiento fotografiando la masacre de la guerra civil americana. Lo supiera o no, estaba ayudando a inaugurar una relación duradera e íntima entre la tragedia y la fotografía. Para empezar, los cañones de la época y las cámaras compartían una paternidad tecnológica: evolucionaron a partir de máquinas torpes que requerían una recarga compleja en dispositivos altamente móviles, precisos y repetitivos. Ambos disparan. Durante más de un siglo en periódicos y revistas, en exhibiciones y en las ceremonias del Premio Pulitzer, las fotografías y la tragedia han ido juntas, herramientas de los periodistas que buscan la verdad.

terremoto-mexico-19-septiembre-71-18

Todos hemos oído que una muerte es una tragedia y un millón de muertes una estadística. Para percibir la tragedia, tenemos que ver a una persona (o, aparentemente, a un animal) como individuo. Los psicólogos llaman a esto el “efecto de víctima identificable”. Y una de las formas más seguras de ver a alguien como un individuo es el poder observarlos como entidades independientes y afines.

Tras el sismode 7.1 grados que vivio la ciudad de méxico esta tarde, se desplomaron deo edificios en las calles de Escocia y Gabriel Mancera.  19/09/17 Foto: Germán Canseco Foto: Germán Canseco

Los profesionales de la empatía saben bien sobre el efecto de la víctima identificable, incluso si no usan el término. Children International, por ejemplo, ha pedido a los donantes que patrocinen a los niños; los jóvenes reciben dinero para pagar cosas como la atención médica, mientras que los donantes obtienen conexiones con los niños a quienes ayudan, incluyendo una fotografía a color enviada cada año. Muchas otras organizaciones sin fines de lucro reconocen y aprovechan el hecho de que la mente está muy orientada a responder a una sola persona necesitada.

Miguel DimayugaFoto: Miguel Dimaguya

En un estudio de 2013, psicólogos estudiaron a voluntarios en un escáner de fMRI y observaron cómo tomaban decisiones sobre donar dinero a huérfanos necesitados. Encontraron que los sujetos eligieron donar más cuando vieron una fotografía del huérfano que si descubrieran su nombre pero sin ver ninguna imagen. Los investigadores descubrieron que la extra generosidad parecía atribuible al aumento de la actividad en el núcleo accumbens, una región del cerebro asociada con el placer y la recompensa. El estudio sugiere que las imágenes pueden tener un poder especial para generar el efecto de víctima identificable al activar la excitación positiva en el cerebro.

0752_sismo-cdmx_620x350

Por supuesto, ese poder viene con inconvenientes. Las fotografías son atesoradas por su capacidad de mostrarnos el mundo, pero también son notorias por su capacidad de engañar. Pueden quitar el contexto de historias intricadas, reducir problemas complicados a momentos icónicos, y manipular nuestras emociones usando caras carismáticas. Al apretar el mundo en dos dimensiones, puede ocultar su profundidad. La ciencia está ayudando a explicar por qué las fotografías son tan poderosas, pero no ofrece mucha ayuda en cómo usar ese poder de manera responsable. Corresponde a nosotros utilizar bien las imágenes.

Voluntarios ayudan a remover escombros en la colonia Condesa. Foto: Alejandro Saldívar

Voluntarios ayudan a remover escombros en la colonia Condesa. Foto: Alejandro Saldívar

Es tentador esperar que podamos aprovechar y magnificar el efecto de víctima identificable para convertir a todos en santos desinteresados, profundamente empáticos con todas las personas necesitadas. Pero la atención humana es limitada y voluble. Muchos grupos caritativos ya están usando imágenes de niños para maximizar el impacto. Parece que puede haber un número limitado de eventos noticiosos con gran potencial viral, donde la difícil situación por la que pasan los individuos atrae nuestros ojos a temas más grandes como los refugiados de la zona de guerra, las víctimas de abuso, las especies en peligro de extinción o los sobrevivientes del sismo del 19 de septiembre en la CDMX.

Pero en esas ocasiones, hay potencial para que la empatía crezca.

El puño en alto
MXCity
Un poema del gran escritor Juan Villoro para aliviar el dolor al que los mexicanos nos hemos enfrentado estos días...
puño

“Donde la tierra se abre y la gente se junta…”

 

El 19 de septiembre de 2017 quedará en la historia como un día trágico en la historia de la Ciudad de México. Un martes caótico en la que la tierra se movió súbitamente y de pronto, de un minuto a otro, la vida como la conocemos cambió. A las 13:15 los edificios se cayeron y las avenidas se llenaron de rescatistas y voluntarios dispuestos a buscar vida debajo del caos. 

En medio de toda la incertidumbre que flotaba en el aire, los Topos aparecieron con sus planes heroicos para buscar vida en alguno de los 40 inmuebles colapsados. Para comunicarse y coordinar a los miles de voluntarios que desde el martes han acudido a los edificios en ruinas, estos rescatistas extremos dieron a conocer su emblemático lenguaje de señas para todos sepan cómo comportarse en las zonas de peligro.

De todos los signos que componen este singular argot, hubo uno que llamó la atención, el de los puños en alto. Según lo comentaron los voluntarios, esta seña se hace cuando los Topos piden silencio total para poder escuchar algún signo de vida debajo de la tierra. Después de todo, hay que recordar que  el más mínimo sonido  bajo de los escombros puede orientarlos para salvar una vida. puños

Estos puños levantados que se aparecián en las imágenes del terremoto, inspiraron al gran escritor Juan Villoro a escribir unos versos respecto a todo lo que ls mexicanos hemos vivido estos días. El resultado fue un poema publicado en el Periódico Reforma para ayudar al alma a cerrar todas las heridas que se han abierto desde el martes.  Un poema para sacar todas las lágrimas que no hemos llorado. Un poema para entender que nada, ni un sismo de 7.1 grados, va a acabar con la grandeza que hay en este país. puños

El puño en alto

Eres del lugar donde recoges
la basura.
Donde dos rayos caen
en el mismo sitio.
Porque viste el primero,
esperas el segundo.
Y aquí sigues.
Donde la tierra se abre
y la gente se junta.
 
Otra vez llegaste tarde:
estás vivo por impuntual,
por no asistir a la cita que
a las 13:14 te había
dado la muerte,
treinta y dos años después
de la otra cita, a la que
tampoco llegaste
a tiempo.
Eres la víctima omitida.
El edificio se cimbró y no
viste pasar la vida ante
tus ojos, como sucede
en las películas.
Te dolió una parte del cuerpo
que no sabías que existía:
La piel de la memoria,
que no traía escenas
de tu vida, sino del
animal que oye crujir
a la materia.
También el agua recordó
lo que fue cuando
era dueña de este sitio.
Tembló en los ríos.
Tembló en las casas
que inventamos en los ríos.
Recogiste los libros de otro
tiempo, el que fuiste
hace mucho ante
esas páginas.
 
Llovió sobre mojado
después de las fiestas
de la patria,
Más cercanas al jolgorio
que a la grandeza.
¿Queda cupo para los héroes
en septiembre?
Tienes miedo.
Tienes el valor de tener miedo.
No sabes qué hacer,
pero haces algo.
No fundaste la ciudad
ni la defendiste de invasores.
 
Eres, si acaso, un pordiosero
de la historia.
El que recoge desperdicios
después de la tragedia.
El que acomoda ladrillos,
junta piedras,
encuentra un peine,
dos zapatos que no hacen juego,
una cartera con fotografías.
El que ordena partes sueltas,
trozos de trozos,
restos, sólo restos.
Lo que cabe en las manos.
 
El que no tiene guantes.
El que reparte agua.
El que regala sus medicinas
porque ya se curó de espanto.
El que vio la luna y soñó
cosas raras, pero no
supo interpretarlas.
El que oyó maullar a su gato
media hora antes y sólo
lo entendió con la primera
sacudida, cuando el agua
salía del excusado.
El que rezó en una lengua
extraña porque olvidó
cómo se reza.
El que recordó quién estaba
en qué lugar.
El que fue por sus hijos
a la escuela.
El que pensó en los que
tenían hijos en la escuela.
El que se quedó sin pila.
El que salió a la calle a ofrecer
su celular.
El que entró a robar a un
comercio abandonado
y se arrepintió en
un centro de acopio.
El que supo que salía sobrando.
El que estuvo despierto para
que los demás durmieran.
 
El que es de aquí.
El que acaba de llegar
y ya es de aquí.
El que dice “ciudad” por decir
tú y yo y Pedro y Marta
y Francisco y Guadalupe.
El que lleva dos días sin luz
ni agua.
El que todavía respira.
El que levantó un puño
para pedir silencio.
Los que le hicieron caso.
Los que levantaron el puño.
Los que levantaron el puño
para escuchar
si alguien vivía.
Los que levantaron el puño para
escuchar si alguien
vivía y oyeron
un murmullo.
Los que no dejan de escuchar.

Juan Villoro

Poema publicado en el Periódico Reforma 

Contemplar las lunas del cosmos dentro del Metro la Raza
Viviana Cohen
Una muestra para que los usuarios del Sistema de Transporte Colectivo Metro conozcan una de las cosas más bellas del Sistema Solar.
Lunas

Al principio sólo estaba el Sol y luego llegaron los Planetas y sus Lunas…

 

La historia de nuestro Sistema Solar podría empezarse a contar hace más de 5 mil millones de años. Cuando apareció en el firmamento una estrella luminosa (que luego bautizaríamos como Sol) formada de Hidrógeno, Helio y Hierro, cuyas características particulares, propiciaron el nacimiento de un grupo planetas o de “vagabundos errantes” como los conocían en la antigua Grecia.Lunas

Si tuviéramos que enumerar algunas características básicas de los planetas, podríamos aseverar que son ocho, todos giran en torno al sol y son esféricos. Los cuatro más cercanos al Sol son: Mercurio, Venus, Tierra y Marte y se componen esencialmente de roca y metal.  Y los cuatro más lejanos: Neptuno, Urano Saturno y Júpiter son enormes y están hechos de gas y agua congelada, según sea el caso.

Cabe destacar que, a pesar de la distancia y las enormes diferencias que hay entre los distintos planetas, la mayoría de ellos cuenta con satélites naturales que orbitan alrededor de ellos. De hecho, según los astrónomos hasta ahora se han ubicado 168 “lunas” en el Sistema Solar. La tierra tiene 1, Marte 2, Júpiter 63, Saturno 62, Urano 27 y Neptuno 13.

Dicho lo anterior, y para que los capitalinos conozcan mejor el universo, el Sistema de Transporte Colectivo Metro ha organizado la exposición De la tierra a las lunas en varios recovecos de la transitada estación La Raza. Se trata de una muestra fotográfica en la que las personas podrán contemplar: imágenes de los planetas, algunas lunas que hay en el Sistema Solar y réplicas de los dibujos del cosmos que el genial Galileo hiciera hace más de 400 años.Lunas

Cabe destacar que estas hermosas imágenes estarán acompañadas de frases célebres de: Neruda, Sabines, Cortázar y demás genios que le dedicaron un pensamiento al espacio. Además, se han colocado lunas a lo largo del túnel que recorre el Metro la Raza para que las personas puedan contemplar el paisaje luminiscente que recorre el Sistema Solar en la oscuridad.lunas

Fuente MVS

Para que no se pierdan esta exhibición y para se den una idea de lo pequeña que es la tierra y lo grande que es el cosmos, aquí les dejamos esta frase del célebre científico Carl Sagan: “Hemos averiguado que vivimos en un insignificante planeta de una triste estrella perdida en una galaxia metida en una esquina olvidada de un universo en el que hay muchas más galaxias que personas.”Lunas

 

Exposición de la tierra a las lunas

¿Dónde? Metro la Raza

Ubicación: Línea 3 del Sistema de Transporte Colectivo

Durará hasta enero del 2019

No te puedes perder de los conciertos orquestales que ofrecerá la Sala Nezahualcóyotl
Mariana Gaxiola
La Sala Nezahualcóyotl, hogar de la Orquesta Filarmónica de la UNAM, ofrece espectaculares conciertos en su nueva temporada.
ofunam

Pronto comenzará la nueva temporada, una imperdible para los fanáticos de OFUNAM.

 

La Orquesta Filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México se constituye como el ensamble sinfónico más antiguo en el panorama cultural de la Ciudad de México. Y es que con más de 80 años de actividades, el conjunto se ha convertido en una de las mejores orquestas de México por la calidad de su conjunto, sus directores titulares, la participación de directores huéspedes, solistas de prestigio internacional y una programación interesante.

En 1929, a raíz de la recién lograda autonomía universitaria, los estudiantes y maestros de la Facultad de Música decidieron integrar una agrupación. Originalmente, se denominó la Orquesta Sinfónica de la Universidad, y su sede se fijó en el Anfiteatro Simón Bolívar.

Hacia 1966, con la designación de Eduardo Mata como director artístico, dio inicio una nueva y brillante etapa para el grupo. Fue en ese entonces que adoptó el nombre de la Orquesta Filarmónica de la UNAM y comenzó la construcción de un moderno recinto. La Sala Nezahualcóyotl data de 1976, cuenta con una capacidad de 2,229 personas, corrió a cargo del arquitecto Arcadio Artis y es considerada como una de las mejores salas de América Latina.

Cabe mencionar, que desde enero de este año, Massimo Quarta es el director artístico de la orquesta. En cada concierto, ha logrado cautivar a miles de oídos. La buena noticia es que pronto comenzará la nueva temporada, una imperdible para los fanáticos de OFUNAM.

ofunam

Programa 1

Massimo Quatra, director artístico y violín.

Concierto para violín no.5 de Mozart y Sinfonía no.5 de Shostakovich.

Fechas: Sábado 23 de septiembre a las 20:00 horas / Domingo 24 de septiembre a las 12:00 horas.

 

Programa 2

XXXIX Foro Internacional de Música Nueva Manuel Enríquez

Elim Chan, directora huésped principal. Tamara Stefanovich, piano.

Concierto para piano de Ligeti y Energías alternativas de Mason Bates.

Fechas: Sábado 30 de septiembre a las 20:00 horas / Domingo 1 de octubre a las 12:00 horas.

 

Programa 3

Elim Chan, directora huésped principal. Juan Carlos Castillo, violín.

Danzas de Galanta de Kodály, Concierto para violín de Glazunov y Selecciones de Romeo y Julieta de Prokofiev.

Fechas: Sábado 7 de octubre a las 20:00 horas / Domingo 8 de octubre a las 12:00 horas.

ofunam

Programa 4

Massimo Quarta, director artístico. Alberto Álvarez, clarinete.

Obertura de Las vísperas sicilianas de Verdi, Fantasía sobre Rigoletto de Luigi Bassi y la Sinfonía no. 82 El oso de Haydn.

Fechas: Sábado 14 de octubre a las 20:00 horas / Domingo 15 de octubre a las 12:00 horas.

 

El Aleph: Festival de Ciencia y Arte

Sylvain Gasançon, director huésped. Iván Manzanilla, percusiones. Niños y jóvenes cantores de la Faculta de Música.

De la singularidad IV de Ignacio Baca Lobera y Los planetas de Holst.

Fechas: Sábado 21 de octubre a las 20 horas / Domingo 22 de octubre a las 12:00 horas.

 

Programa 5

Sylvain Gasançon, director huésped.

Sinfonía no. 1 de Schubert y Pelleas y Melisande de Schönberg

Fechas: Sábado 28 de octubre a las 20:00 horas / Domingo 29 de octubre a las 12:00 horas.