El legado de Leona Vicario o la guía para ser una mujer poco convencional
Viviana Cohen
Por las mañanas era una típica dama de clase alta y por las noches una revolucionaria que quería consumar la Independencia de México.
Leona

La historia de la mujer fuerte de la Independencia…

 

En la columna del Ángel de la Independencia viven los restos de una mujer que desafió con su tiempo y se atrevió a vivir exactamente cómo quería. Una mexicana que decidió dejar atrás su comodidad y saltó al vacío. Su nombre fue:  María de la Soledad Leona Vicario Fernández de San Salvador y nació en la Ciudad de México un día de 1789.

Desde muy pequeña Leona fue excepcionalmente inteligente. Aprendió a hablar y a leer antes que todos y quizá ese fue el motivo por el que sus papás le procuraron una educación ejemplar, algo poco usual para las mujeres a inicios del siglo XIX. Fue así como Leona creció interesada en la historia, la política y la pintura, arte que cultivó toda su vida.Leonora

Leona quedó huérfana a los 17 años y heredó una gran fortuna de sus padres. Para pasar el tiempo y porque sus inquietudes eran muchas, entró a trabajar al despacho de un tío que era abogado. Su pariente no sé fijo mucho en sus habilidades y preocupado por seguir las rígidas normas sociales y por su rebeldía la comprometió con un hombre mayor por el que Leona no sentía nada de nada.

Sin embargo, antes de consumar el matrimonio el destino puso en su camino a Andrés Quintana Roo un joven varonil, obsesionado con las ideas revolucionarias que apoyaba clandestinamente al cura Hidalgo. Leona se enamoró perdidamente de él, y desafiando lo “políticamente correcto” y el futuro prominente que le tenía planeado su tío, se escapó con su querido.Leonora

Cabe destacar que, el amor entre estos dos personajes fue muy importante para la Independencia. Según algunos biógrafos, en el otoño de 1812 Leona y Andrés se juraron lealtad eterna y cada uno siguió por su cuenta. Quintana Roo se fue a Michoacán a luchar con Ignacio López Rayón e intentar juntar un ejército para que luchar contra el Ejército Realista.

Vicario por su parte, se metió a un club llamado Los Guadalupe, una agrupación clandestina formada por criollos simpatizantes de la causa insurgente, en la que ella participó principalmente como espía debido a que su estatus de burguesa le permitía codearse con personas de la clase alta que en las fiestas y demás eventos sociales.  Leona

En 1814 un sirviente interceptó su correspondencia con las fuerzas opositoras a España. Entones el gobierno la recluyó en el convento de Belén de las Mochas. Le quitaron todos sus bienes y la dejaron a cargo de las religiosas. Afortunadamente, gracias a su pericia y a un disfraz de negra, logró escapar de su encierro.

Luego de meses de estar oculta en la capital, Leona logró llegar al campamento de José María Morelos en Oaxaca, y ahí entre todos los héroes que todavía acompañan nuestra historia se casó con Quintana Roo, nunca más se separaron. Durante muchos años la pareja huyó por todo el país viviendo en condiciones precarias. De hecho, su primera hija en una cueva.

Una vez consumada la independencia en 1821, Leona regresó a la Ciudad de México. Como compensación por su lucha y por todas las propiedades que le quitaron, el nuevo gobierno le regaló dos casas en la capital y una hacienda Ocotepec, Hidalgo donde pasó los años de su vida escribiendo artículos y pintando cuadros.  Leona

Leona Vicario murió en agosto 1842, pero su herencia persiste más allá del Ángel. Su legado se puede encontrar en los ojos las niñas que saben que nacieron para algo muy grande y sólo necesitan un par de papás de crean en ellas.

Algo sobre las verdaderas joyas de México
MXCity
La increíble joyería de Aranza Duke ofrece accesorios originales y llenos de cultura.
joyas

La marca que eboca el arte indígena en sus increíbles diseños…

 

Aranza Duke es una marca mexicana que se especializa en la creación de joyería contemporánea e inspirada sus diseños en la esencia y la creatividad que tienen días comunidades indígenas más distintivas de Latinoamérica.joyas

Desde hace tiempo esta singular empresa ha sido ampliamente reconocida en la industria, por sus fantásticas ideas para hacer sus colecciones, por la imaginación que hay en cada una de sus piezas y por el increíble talento que prevalece en cada proyecto que presentan.joyas

Cada obra de arte que presenta esta marca cuenta con el distintivo toque de la reconocida diseñadora Aranza Duke y con gran trabajo de los artistas y artesanos que la acompañan. Este equipo ha logrado elaborar los productos más auténticos del mercado nacional y se ha convertido en una de las firmas más importantes e innovadoras dentro del país

Cada pieza hecha por esta comunidad artística se trabaja arduamente. Lo que Aranza Duke busca a la hora de diseñar accesorios es que sus colecciones tengan una huella propia, interactúen con sus clientes  y difundan causas sociales como:  la conciencia animal y del medio ambiente y la importancia del arte indígena.

Todo lo anterior por supuesto forma parte de su nueva línea: Acervo. Una colección en la que la artista se inspiró en un animal distinto para crear cada pieza. Asimismo, empeló grabados para representar los textiles indígenas de México y de diferentes lugares en Sudamérica.  joyas

Por otro lado, todos los accesorios tienen una historia que contar. Esto con el propósito de trascender lo estético y darle un valor sentimental y simbólico a los usuarios.

Por si lo anterior fuera poco, los increíbles productos que integra Acervo tienen el don de adaptarse a cada persona (se les puede cambiar la el diseño según el gusto de cada quien) y están hecho con materiales capaces de aliviar la ansiedad y el estrés de la vida cotidiana.joyas

Aranza Duke es un claro ejemplo del esfuerzo que se requiere para que una marca sea exitosa dentro de un mercado específico. Esta artista no sólo ha vendido un producto atractivo sino que ha puesto toda su dedicación para crear una marca en la que el trabajo, la tecnología y la innovación prevalezcan. 

Facebook//Instagram//Pagina Web

Razones para recorrer la Condesa en tranvía
Viviana Cohen
Leyendas, sorbos de mezcal y la historia de un barrio, todo para apoyar a los damnificados del sismo.
tranvia

Un viaje al pasado para construir un mejor futuro…

 

El 15 de enero de 1900 llegaron a México los tranvías eléctricos. En sus inicios, este sistema de transporte colectivo fue usado, sobre todo, por aquellas personas sin dinero que a finales del siglo XIX caminaban a todos lados. El primer tramo que recorrió este trolebús de antaño iba de Tacuba al Zócalo y del Zócalo al pueblo de San Ángel.

Durante la Revolución Mexicana, los conductores de Tranvías se sumaron a los disidentes del régimen. Su principal exigencia fue mejorar el transporte público. Quizá por eso, para 1927 ya habían 26 rutas en la capital mexicana. Cabe destacar que en aquella época estos trenecitos no sólo transportaban pasajeros, también servían como camiones de carga y como carrozas fúnebres.  tranvia

Los tranvías circularon en esta urbe por más de cuarenta años. Sin embargo, debido a la sobrepoblación y a la llegada de camiones, poco a poco fueron escaseando, hasta que en febrero de 1979 la Ciudad de México se quedó sin tranvías. De un día al otro, todos desaparecieron. Incluso se fue el “tranvía cero” uno que era usado para fines turísticos y recorría las avenidas históricas.tranvia

Y como todo en la vida el tiempo siguió su curso y pronto las nuevas generaciones olvidaron que alguna vez hubo trenes en vez de aparatosos vehículos. De hecho, paradójicamente este tipo de transporte no revivió hasta inicios el siglo XXI. Los tranvías turísticos regresaron para recorrer con lentitud las colonias más emblemáticas de la CDMX y para recordarle a los capitalinos su pasado, sus leyendas y sus calles mágicas.  tranvia

A propósito del afortunado retorno de las naves rojas, el próximo 14 de diciembre se organizará un recorrido especial, en tranvía, por los alrededores de la Condesa. Este viaje (por un de los lugares más interesantes de la urbe) estará acompañado por una cata de mezcal, botanas, leyendas y además todo lo que se recaude será donado a los cuantiosos damnificados que dejó el sismo.

Hay que recordar que la Condesa fue una de las zonas más afectadas por el terremoto del 19 de septiembre. Sin embargo, a pesar de todo lo que se perdió aquel fatídico día, los vecinos de este barrio se están levantando y es deber de todos los capitalinos apoyaros en esta difícil tarea. Es recomendable visitarla, volver a sus restaurantes, bares y ser parte de tours turísticos tan geniales como este.tranvia

Así que no hay pretexto para perderse este magnífico viaje al pasado con mezcal mano, leyendas en el aire y la Condesa en el fondo del paisaje.

Recorrido en tranvía por la Condesa

¿Cuándo? 14 de diciembre de 19 a 22:30

Dónde:  Foro Lindbergh,

Dirección: Av. Michoacán, Parque México.

Para mayor información entra aquí.

Pedro Infante en los muros del Metro Bellas Artes
Viviana Cohen
Con una exposición fotográfica, el Sistema Colectivo Metro se suma al homenaje nacional al actor…
pedro

Todo inició con un niño al que le gustaba la música…

 

Pedro Infante Cruz nació un 18 de noviembre de 1917 en Mazatlán Sinaloa. La música siempre fue su debilidad. Según algunas biografías desde muy pequeño se daba maña con la guitarra, el violín y la batería. Y por eso, con tan sólo 16 años formó una orquesta en su pueblo donde descubrió, entre otras cosas, el poder de su voz. Más pronto que tarde la estrella se encaminó a perseguir una carrera como cantante de boleros.

Su talento y sobre todo su fascinación con las mujeres, lo trajeron a la CDMX en 1939. Su departamento estaba ubicado a unos pasos de la XEW (la icónica estación de radio a la que iban todos los músicos del país en busca de una oportunidad). Se sabe que un día, Pedro fue a “la w” a pedir trabajo y que un directivo lo rechazó y le dijo que mejor se dedicara a la carpintería.pedro

Sus primeros días en la capital fueron tormentosos, comía una vez al día y se la pasaba intentando sobrevivir en la caótica capital. Su vida fue errática hasta que un golpe de suerte lo llevó a convertirse en la figura principal de las noches del Hotel Reforma. En ese lugar conoció una madrugada a un productor de películas rancheras.

Este encuentro cambió su vida para siempre. Meses después ya estaba protagonizando su primera película, La feria de las flores. Lo que sigue a esta historia ya lo sabemos, Pedro Infante se convirtió en la cara más reconocible de la época de oro del cine nacional. Le cantó al oído a las jóvenes de los años 50 y se convirtió en todos los héroes mexicanos. En el escritor del Himno Nacional, en el compositor del Huapango, en el pobre que quería salir adelante.

pedro

Su vida terminó abruptamente en un accidente aéreo. Su ausencia dejó una herida abierta que aún hoy, en pleno siglo XXI, sigue sin cerrarse. Quizá por eso a cien años de su nacimiento, el país entero le está rindiendo un homenaje al inmortal Pedro Infante. Desde hace unos días sus películas han vuelto a verse en salas de cine, los ecos de sus canciones resuenan en la radio y sus fotos ahora protagonizan una curiosa exposición en el Metro Bellas Artes.

pedro

Pedro Infante

La exhibición se llama Por siempre Pedro Infante y fue organizada por la Cineteca, el INBA y el IMCINE. La muestra está conformada por 50 fotografías que recorren de una manera lúdica la vida y obra del actor. Sus momentos felices, sus mujeres, sus primeros años en Sinaloa y las películas más importantes de su carrera, desde Tizoc hasta Dos tipos de cuidado.pedro

Según los organizadores, el objetivo principal de esta exposición es no sólo rendirle un homenaje a la estrella, sino enseñarles a los usuarios del Sistema Colectivo Metro, el legado y la importancia que Infante tuvo, tiene y tendrá en la cultura popular mexicana.

Prueba de lo anterior son los gritos de ¡Viva Pedro Infante!, que aparecen de pronto desde que están las fotos del ídolo están pegadas en los muros subterráneos de la emblemática estación de Bellas Artes.

pedro

Por siempre Pedro Infante

¿Cuándo? Del 18 de noviembre al 31 de diciembre

¿Dónde? Metro Bellas Artes

Dirección: Angela Peralta, Centro Histórico

La historia de la calle de Donceles, una de las más antiguas de la ciudad
Mare Loustaunau
Se cree que el nombre de esta calle es una alusión a las familias acaudaladas que vivían ahí durante la Colonia.
donceles

La calle de Donceles se trazó en 1524.

 

La afamada calle de Donceles es una de las arterias que atraviesan la llamada parte norte del Centro Histórico de la capital. Va de poniente a oriente, es decir, que empieza a la altura de Eje Central y culmina en la calle de República de Argentina. Cabe mencionar, que a partir de este tramo continúa, pero con el nombre de Justo Sierra.

Este camino es, en realidad, uno de los más antiguos de la ciudad, pues se cree que data de 1524. Después de la Conquista, los españoles optaron por deshacerse de la distribución lacustre que reinaba Tenochtitlán para dar cabida a las calles de la Nueva España. El centro fue lo primero que acondicionaron, y como resultado de esta nueva infraestructura nació la calle de Donceles.

En aquella época, la avenida estaba compuesta por cuatro partes: Chavarría, de Montealegre, la Puerta Falsa de San Andrés y de Cordobanes. Este último topónimo hacía referencia a los artesanos de este oficio que durante el virreinato habitaron este tramo de la calle.

donceles

Lo cierto es que se desconoce cuándo y por qué bautizaron a la arteria como “Donceles”. Pero varios historiadores sugieren que en cuanto se inauguró, varios jóvenes nobles la eligieron para erigir ahí sus ostentosas residencias. Y es que durante la Colonia, en estas calles aledañas a lo que hoy es el Zócalo, se encontraban los hogares de las familias más acaudaladas de la metrópoli.

También existe otra versión, que asegura que por ahí solían pasear hombres bien parecidos y adinerados, con el objetivo de que las mujeres se asomaran por sus ventanas para verlos. Estos son, supuestamente, los donceles que inspiraron el nombre de la calle.

donceles

Si algo destaca de este camino es su arquitectura. A lo largo de Donceles se desdoblan edificaciones que evocan el estilo colonial, pues se aprecian conventos y palacios que fueron construidos en el siglo XVIII. Sin embargo, también hay ejemplos del barroco, el neoclásico y hasta el moderno que hablan de la diversidad artística que siempre ha caracterizado a esta urbe.

Entre las construcciones más populares están el Hospital del Divino Salvador, el Teatro Fru Fru, el Palacio de los Condes Heras y Soto, el Antiguo Colegio de Cristo, el Teatro de la Ciudad de México, la Antigua Cámara de Diputados, el Palacio del Marqués del Apartado y el Templo de la Enseñanza.

Actualmente, esta calle la frecuentan estudiantes y empedernidos de las letras, pues aquí se ubican varias librerías de viejo que ofrecen toda clase de literatura en ejemplares antiguos y usados. Así, Donceles se vuelve un destino imperdible para todo capitalino, un camino por el que se descubre la historia, la arquitectura y el arte de esta magnífica capital.

donceles