Gastronomía
El verdadero origen de los tacos al pastor
Mare Loustaunau
Este tradicional antojo chilango, en realidad, encuentra su inspiración en la gastronomía libanesa.
tacos al pastor

Fue gracias a los inmigrantes del Medio Oriente que nació el delicioso trompo al pastor.

 

Si algo caracteriza a la gastronomía de todo el mundo, es su cualidad diversa. Se trata de una práctica que se vale de costumbres provenientes de distintas latitudes del planeta para hacerlas convivir armoniosamente en un solo platillo. Así sucede en México, porque si bien varios de nuestros platos típicos nacieron por la tradición mexica, también hay que señalar que existen muchos otros que en realidad son creación extranjera.

Tal es el caso de los tacos al pastor, ese manjar que hace salivar a cualquier transeúnte que se topa con un trompo rojizo mientras recorre las banquetas de la urbe. Es sin duda el alimento más emblemático de la Ciudad de México, y pese a que sí es muy mexicano, sus orígenes se deben a la inmigración libanesa que ocurrió el siglo pasado.

tacos al pastor

Miles de personas abandonaron las regiones que componían el Imperio Otomano a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. En busca de una mejor y nueva vida, arribaron a nuestro país individuos de lugares como Siria y Líbano. Afortunadamente, trajeron consigo elementos de su cultura, entre ellos, su riquísima cocina.

Cabe mencionar, que para la década de los años 30, en México habían varios restaurantes que ofrecían shawarmas entre sus menús. Este alimento se le atribuye a Kadir Nurman, quien tuvo la brillante idea de colocar láminas de carne de cordero en un asador vertical.

Pasaron los años, y aunque esta opción árabe gustaba bastante entre los mexicanos, hacia la década de los 60, los hijos de los primeros migrantes libaneses decidieron darle un giro a su platillo favorito. Se dice que los tacos al pastor nacieron en Puebla, cuando estas personas optaron por cambiar el cordero por cerdo. También se les ocurrió dejar de marinar la carne con vinagre, y mejor bañarla por horas en una salsa de chiles rojos y desde luego, achiote.

tacos al pastor

La idea del asador vertical se mantuvo, y es que este proceso a fuego lento es lo que le otorga ese sabor tan especial al taco al pastor. Ya solamente restaba reemplazar el pan pita por tortillas de maíz y añadirle complementos como cilantro, salsas y limón.

Es cierto que las taquerías que se desdoblan alrededor de toda la República cuentan con su propio sello, sazón y manera de preparar el taco. Hay quienes coronan el trompo con un trozo de piña, mientras que otros cuantos lo hacen con una cebolla. Sin importar el proceso, esta tradición mexicana-árabe ha perdurado por ya varias décadas, y habla de la riqueza y diversidad que siempre ha definido el semblante de este país. Así que la próxima vez que pidas cinco con todo, recuerda en cada bocado la hermandad que hizo posible este manjar callejero.

tacos al pastor

Catfecito: una cafetería para los amantes de los gatos
Mariana Gaxiola
Parte de las ganancias de esta cafetería está destinada a una asociación que salva y cuida gatos.
catfecito

Un lugar donde además de poder convivir con gatos, ¡los puedes adoptar!

 

Quienes adoran los gatos, saben que estos animalitos son criaturas hermosas, adorables y diferentes. Sentirlos ronronear es quizás uno de los sentimientos más entrañables para sus dueños, pues quiere decir que el minino se siente cómodo y seguro. Y aunque en ocasiones los gatos quieren ser independientes, siempre se acercarán a uno con ternura en sus ojos.

Todo esto se puede experimentar en Catfecito, una cafetería ubicada en la colonia Condesa que busca ser un espacio amigable en todos los sentidos, pero en especial con los gatos. El lugar está repleto de ellos, con el objetivo de que los comensales amantes de los felinos pasen un buen rato acariciando y jugando con ellos.

Lo mejor de todo es que estos gatitos están en adopción. El proceso es bastante sencillo, pues te entregarán tu nueva mascota esterilizada y desparasitada en cuestión de 2 semanas.

catfecito

catfecito

Lo cierto es que Catfecito se ha convertido en un lugar bastante frecuentado por los vecinos de la zona, y esto se debe no solo al hecho de que haya lindos gatitos maullando por el lugar. La propuesta gastronómica también atrae a los verdaderos foodies.

El concepto ofrece una cocina de barrio contemporánea. Los platillos que componen el menú oscilan entre los baguettes, las ensaladas, las hamburguesas y las pastas. Cabe mencionar que los nombres de estas ricas opciones son palabras que remiten a lo gatuno. También cuentan con malteadas con piquete, como la de Baileys o la de whiskey que con chocolate se vuelve una experiencia exquisita.

catfecito

catfecito

El lugar también funge como tienda, ya que tienen cosas como libretas, tazas y llaveros de gatos ideales para los que gustan traer a estos animalitos siempre consigo. Asimismo, Catfecito presta sus muros para exposiciones de arte, y naturalmente, las piezas que invaden el espacio tienen que ver con gatos.

Lo más interesante de comer en esta increíble cafetería es que sabes que parte de las ganancias se destinan a una asociación sin fines de lucro llamada La Casa del Gato Gazzu, un colectivo que se dedica a rescatar, curar y cuidar gatos para darlos en adopción. De hecho, Catfecito también recibe donaciones, así que si quieres donar dinero o algo en especie para la asociación ponte en contacto con la cafetería para hacerlo posible.

No dejes de visitar este original y fabuloso café, donde todo lo que te rodea son, literalmente, gatos. Disfruta de una rica comida al lado de tu animal preferido y anímate a adoptar una de estas maravillosas criaturas.

catfecito

catfecito

Catfecito

Dirección: Baja California 266, col. Hipódromo Condesa.

Teléfono: 5264 2238.

Página web // Facebook // Instagram

Los Manantiales: un restaurante en medio de un lago
Mariana Gaxiola
Félix Candela, con su inconfundible estilo, irrumpió Xochimilco con un original y extravagante edificio.
los manantiales

Los Manantiales es un espacio gastronómico que se encuentra en medio del afamado Lago de Xochimilco.

 

Félix Candela nació en Madrid, España, y en aquella hermosa ciudad realizó sus estudios como arquitecto. Sin embargo, este afamado artífice cuenta con nacionalidad mexicana, y fue en nuestro país donde realmente desarrolló su carrera.

Si algo destaca del estilo de Candela, son las llamativas estructuras que basa en el uso del paraboloide hiperbólico, una superficie que se asemeja a una silla de montar. En 1950, decidió aliarse con los hermanos Fernando y Raúl Fernández Rangel, para abrir un despacho llamado Cubiertas Ala.

Naturalmente, la especialidad de esta empresa eran las curveadas y asombrosas techumbres, que llamaban la atención por ser tan distintas a lo que monopolizaba las edificaciones de la época. Fue durante la década de los 60 y 70 cuando la trayectoria de Félix Candela explotó, pues en su obra se reconocen más de 800 espacios intervenidos.

los manantiales

Aquí en la Ciudad de México, el peculiar arquitecto fue responsable de sitios como el Pabellón de los Rayos Cósmicos en la UNAM, la Capilla de Nuestra Señora de la Soledad en el Altillo en Coyoacán, el Palacio de los Deportes y estaciones de metros como San Lázaro, Candelaria y La Merced. Pero hay un edificio que fue diferente a los otros, pues se construyó en un lago.

Se trata del restaurante Los Manantiales en Xochimilco, un espacio que se levantó en 1957 y tiene una capacidad para 1000 personas. La estructura está compuesta por la intersección de cuatro paraboloides hiperbólicos y es considerado un ejemplo de la arquitectura no solo en la ciudad, sino en todo el país.

los manantiales

Lo cierto es, que desde el siglo XX, el Lago de Xochimilco se volvió un lugar recreativo para todos los capitalinos. Por esto, era importante para Félix Candela que el diseño pudiera convivir armoniosamente con el ambiente de este magnífico espacio. Buscó que el restaurante pareciera un objeto flotante y una flor de loto. Y en efecto, lo logró.

La bóveda que alberga el recinto culinario está hecha por la intersección de ocho gajos, que provenían de las cuatro paraboloides del techo. Esto da como resultado una planta de 42 metros de diámetro, es decir, una espaciosa sala para los comensales. El restaurante en sí está enmarcado con placas de cristal y perfiles de metal. Todos estos elementos le otorgan una iluminación fantástica al lugar.

Cabe mencionar, que la viga del borde se eliminó, y la descarga del peso se concentró en unos apoyos que están colocados en el borde exterior de los paraboloides. Es por esto que desde lejos, la estructura parece que está flotando. Sin duda Los Manantiales es un maravilloso restaurante para visitar si se está por la zona de Xochimilco, pues además de ser delicioso, significa una joya de la arquitectura moderna en la capital.

los manantiales

Fuente e imágenes: Arch Daily.

Vasconcelos: un viaje por lo mejor de la gastronomía norteña
Mariana Gaxiola
Vasconcelos es un maravilloso restaurante que ofrece los platillos más emblemáticos de la comida regia.
vasconcelos

En la terraza de una increíble casona, se esconden los sabores más puros de la comida mexicana.

 

Sobre la calle de Masaryk en Polanco, dentro de una bella casona de los años 40, se encuentra Vasconcelos, un restaurante de comida mexicana que rescata la esencia que caracteriza a la gastronomía norteña. Si bien los platillos que componen el menú son un homenaje a Monterrey, lo cierto es que todos tienen identidad propia. Se trata de un concepto que busca enaltecer lo clásico, pero a través de lo contemporáneo.

Prueba de esto es la frescura de los ingredientes que el chef Saúl Jiménez utiliza en su cocina. Es enemigo de lo congelado, razón por la cual diario recibe carne de Nuevo León para elaborar los platillos que oferta en su fantástica terraza.

Lo primero que arriba a la mesa es una colección de salsas artesanales, que según explican los amables meseros, van de menor a mayor picor. Una de las favoritas de los comensales es la de chile manzano, pues cuenta con un equilibro que todo paladar agradece. Podrás probar todas con los totopos de chile guajillo. Después, a manera de bienvenida, Vasconcelos ofrece un consomé de birria, lleno de sabor e idóneo para abrir el apetito y escanear el menú.

vasconcelos

vasconcelos

vasconcelos

Si algo destaca de los platos en este restaurante es que son bastante generosos, es por esto que lo recomendable es ordenar un poco de todo y así poder compartir. De las entradas, conviene ordenar la ensalada de zanahoria y queso de cabra. O bien, está la opción de pedir tostadas. La de ceviche de camarón y la de salmón son verdaderamente imperdibles.

Cabe mencionar, que Vasconcelos cuenta con varias opciones vegetarianas y veganas. Tal es el caso de los tacos a la lumbre de betabel o la coliflor asada, opciones deliciosas para quienes siguen dietas especiales. Otro platillo icónico del restaurante son las mamucas, una mezcla de chicharrón de cerdo, aguacate y otras verduras que se constituyen como una comida típica de Monterrey.

De igual forma, ofrece bebidas como en ningún otro lugar. Elige entre su refrescante agua de coco o su sabrosa cazuela de cítricos. Si tienes antojo de vino, el sommelier del restaurante te recomendará los mejores del Valle de Guadalupe, que difícilmente encontrarás en otros establecimientos o tiendas.

vasconcelos

vasconcelos

Para el plato fuerte, sin duda, lo común es pedir una de las carnes. Lo bueno de Vasconcelos, y que ningún otro restaurante emplea, es que el comensal elige el grosor y pedazo de su carne. Los meseros van a cada mesa con el gigante filete, para que el cliente indique cuánto quiere y qué tan marmoleado lo quiere. Después, se pesa el trozo y eso es lo que se cobra.

Está desde el clásico rib eye hasta el prime rib, que con mantequilla y ajo se vuelve una experiencia inolvidable para todo el que se jacte de ser amante de las buenas carnes.

Pero hay que guardar espacio para el postre, pues los de aquí son realmente celestiales. Si tienes antojo de algo chocolatoso, pide el pastel de 16 capas con nuez garapiñada. Pero si quieres aventurarte con algo nuevo y original, no dudes en ordenar el flan de queso panela. Su textura y sabor te dejarán encantado, y será la razón por la que querrás volver.

En Vasconcelos, el chef pretende que el viaje culinario sea redondo, es decir, que cada bocado sea un paseo por los cuatro sabores que la lengua detecta: amargo, ácido, salado y dulce. Es indiscutible que este cometido lo logra, en los desayunos, comidas y cenas. Visitar este restaurante mexicano-norteño hará a cualquiera redescubrir y reenamorarse de la riqueza que nuestro país ofrece en materia gastronómica.

vasconcelos

vasconcelos 7

vasconcelos 8

Vasconcelos

Dirección: Av. Presidente Masaryk 120, col. Polanco.

Teléfono: 7826 9434.

Página web

Lugares para comer rico, rápido y barato en la colonia Doctores
Mare Loustaunau
¿Tu apetito es grande y tu presupuesto pequeño? Aquí te sugerimos una lista donde comer rico y barato en la Doctores es totalmente posible.
doctores

Una lista de buenos sitios alrededor de la colonia Doctores para comer rápido y sin gastar mucho.

 

El desarrollo de la colonia Doctores data de la época del Virreinato, sin embargo, alrededor de sus calles ya no se erigen edificios que remiten a este periodo. Lo que sí destaca de este paraje son los nombres de sus calles, que rinden tributo a los médicos de la segunda mitad del siglo XIX.

Cabe mencionar, que entrado el siglo XX, en esta zona se levantó el primer hospital de especialidades de México, posteriormente, el Centro Médico Nacional. De igual manera, la esposa de Porfirio Díaz, Carmen Romero, mandó construir la primera escuela para mujeres obreras.

Lo cierto es que la Doctores es un lugar lleno de historia, que actualmente alberga a miles de capitalinos en distintas casas y edificios residenciales. Pero entre parques, escuelas y hospitales, también se desdoblan rincones gastronómicos. Hay distintos puestos y restaurantes que son ideales para los que trabajan por la zona, pues ofrecen comida corrida a buen precio. Si estás de paso por la colonia o eres vecino, aquí te decimos algunos lugares que vale la pena visitar, y que además de rápidos, tienen buena sazón.

 

Cazamar

Dr. Balmis s/n, col. Doctores.doctores

El Mercado de Hidalgo es ese lugar donde los vecinos van a surtirse de toda clase de cosas. Pero también cuenta con un área de comida riquísima. Además de las clásicas garnachas, hay un puesto de mariscos frescos. Sin importar si pides coctel, ceviche o tostada, te encantará este lugar.

Facebook

 

Alas de Oro

Dr. Antonio Márquez 5, col. Doctores.doctores

En este pequeño puesto venden tortas, hamburguesas, ensaladas y desde luego, alitas. Todo lo hacen con ese sabor casero que a los mexicanos nos encanta. Cabe mencionar que hay pocas mesas, así que conviene pedir para llevar.

Teléfono: 5320 4083.

 

 

Lucio 102

Dr. Lucio 102-7, col. Doctores.doctores

Si eres de los que gusta de acompañar su comida con cerveza, este lugar es para ti. La de aquí es mexicana artesanal, y va de maravilla con las comidas corridas que ofrecen cada día a $75. El menú incluye entrada, plato fuerte y postre.

Teléfono: 5578 0997.

Facebook

 

Fritz

Dr. Río de la Loza 221, col. Doctores.doctores

Un clásico de la colonia Doctores, que fue fundado en 1947 por un alemán llamado Fritz. Aquí lo más pedido son las salchichas, y es que cuentan con distintas variedades que con las guarniciones alemanas saben genial. Marida tu pedido con una cerveza importada.

Teléfono: 3096 8696.

Facebook

 

Birriería El Rancho

Dr. Carmona y Valle 31, col. Doctores.doctores

La birria que sirven en este lugar es estilo Jalisco, es decir, de chivo. Tienen platos de diferentes tamaños, para que cualquiera que sea tu apetito pueda ser saciado. Lo recomendable es pedir un guacamole como entrada y para compartir.

Teléfono: 5588 2387.

Foursquare

 

Mariscos El Güero

Dr. Márquez 90, col. Doctores.doctores

Para los amantes de los productos de mar existe este fabuloso establecimiento. Son famosos por sus jaibas rellenas, pero también conviene pedir sus ostiones, camarones o pulpo al ajillo. La comida es fresca y el servicio bueno.

Teléfono: 5519 3494.

Facebook