Arte y Cultura
inkinc
InkInc School
MXCity
Aprende sobre el universo de los tatuajes a través de los cursos y talleres que impartirá el estudio InkInc.

¿Quieres aprender todo sobre el mundo de los tatuajes? Asiste a estos cursos por parte de InkInc. 

 

Después de 3 años siendo el mejor estudio de tatuajes de la CDMX, INKINC se reinventa y abre las puertas a emprendedores que quieran acercarse al arte del tatuaje.

A través de INKINC School, se brindará educación de calidad, con instructores altamente capacitados. El alumno adquirirá los conocimientos necesarios para emprender una carrera dentro de la industria del tatuaje.

Iniciamos curso de ‘Introducción al tatuaje’ el 21 de Noviembre. Para mayor información o inscripciones, escribe a contacto@inkinc.tv o al 65455137.

moctezuma
¿Quién provocó la muerte de Moctezuma?
Mariana Gaxiola
Los códices y las crónicas narran historias distintas en cuanto a la muerte del emperador Moctezuma.

¿Fueron los mexicas o los españoles los que asesinaron al tlatoani?

 

Moctezuma II, el tlatoani que gobernó Tenochtitlán durante 19 años, murió en 1520, año en que se recuerda el bloqueo de los indígenas a los españoles que se escondían en el palacio de Axayácatl. Según diversos códices y crónicas, la causa del deceso del emperador oscila entre dos teorías, o mejor dicho, dos asesinatos.

La primera versión es la de los españoles, quienes aseguran que fueron los mexicas los que, hartos de la guerra, mataron a su gobernante. Por el otro lado, está la versión de cronistas de ascendencia mexica que aseveran que los españoles dieron muerte a Moctezuma para finalmente hacer caer Tenochtitlán.

moctezuma

Fernando Alvarado Tezozómoc narra en su obra Crónica Mexicáyotl que el “al rey Moctezuma Xocoyotl, hijo de Axayacatzin, lo mataron los españoles”. En un texto más elaborado, Francisco de San Antón Chimalpahin escribe que “en el mes de Tecuilhuitontli, los españoles dieron muerte al Moteuhcmatzin, haciéndolo estrangular y después de eso huyeron aprovechando las sombras de la noche”.

Cabe mencionar, que en el Códice Moctezuma se pueden apreciar imágenes donde aparece el emperador con una soga enrollada en el cuello, mientras se asoma por la azotea del palacio para calmar a la multitud. Esta escena podría avalar lo que los cronistas de linaje mexica cuentan, y tomar por verdad que fueron los españoles quienes asesinaron al tlatoani.moctezuma

No obstante, Hernán Cortés afirma en su Segunda Carta de Relación que Moctezuma pidió salir por la azotea del palacio para hablar con su gente y prometerles que la guerra pronto se acabaría. Cortés le cumplió su petición, pero en cuanto salió de la fortaleza, los indígenas le lanzaron una piedra tan grande que en los siguientes tres días murió.

Por su parte, Bernal Díaz del Castillo replica el relato de la azotea de Moctezuma. Pero este español elabora en cuanto al discurso amoroso que Moctezuma le ofreció a los suyos. En cuanto comenzó a hablar, los mexicas callaron y no tiraron piedras ni flechas. Cuatro indígenas pudieron llegar a donde estaba el tlatoani, y le dijeron que habían nombrado a su pariente Cuitláhuac como señor de Tenochtitlán. Después de esto, el pueblo empezó a tirar piedras, tres de las cuales hirieron a Moctezuma y lo mataron.

moctezuma

Pese a que existen dos versiones que con fuentes fidedignas narran la muerte de Moctezuma, varios historiadores se han inclinado a la que dice que los españoles fueron los responsables del asesinato. Eduardo Matos Moctezuma, el arqueólogo, propone esto por distintas razones.

La primera es la obra pictórica del códice que confirma el estrangulamiento del emperador. La segunda es el hecho de que, como Bernal Díaz del Castillo narra, el pueblo respetaba al tlatoani y calló cuando salió a dar su esperanzador discurso. Y la tercera es que los mexicas habían decidido nombrar a otro como señor de Tenochtitlán, lo cual convertía a Moctezuma en alguien irrelevante para los españoles. Por este motivo, los conquistadores prefirieron matarlo que conservarlo como presa. Así, la teoría de los cronistas indígenas, aunque más breve, se torna mucho más contundente. Y sugiere que en efecto, los extraños que llegaron en barcos hasta el Valle de México fueron los que acabaron con el emperador más querido de Tenochtitlán.

moctezuma

Fuente: Eduardo Matos Moctezuma.

museo de la ciudad de mexico
Museo de la Ciudad de México: el palacio que alberga arte
Mare Loustaunau
La edificación virreinal se encuentra en el centro, y es un excelente lugar para admirar distintas expresiones de arte.

Los rincones de este palacio cuentan historias de cuando era la casa de los condes de Santiago de Calimaya.

 

El Museo de la Ciudad de México es un recinto cultural que se ubica en la avenida Pino Suárez, una de las calles más concurridas y emblemáticas del Centro Histórico. Se trata de un inmueble que por su belleza e historia es conocido como palacio. Y es que la historia de esta edificación se remonta a 1527, año en que arribó a la Nueva España el licenciado Juan Gutiérrez Altamirano desde Cuba para asumir el puesto de corregidor de Texcoco.

Años más tarde, el hijo de Juan Gutiérrez Altamirano, llamado Fernando, contrajo matrimonio con una de las nietas del virrey Luis de Velasco. Por este motivo, en 1616, Fernando Altamirano y Velasco recibió el título de conde de Santiago de Calimaya por Felipe III de España.

Por ser una familia noble, los Altamirano Velasco mandaron construir una ostentosa residencia hacia el siglo XVII. Esta es la construcción que hoy se desdobla en el número 30 de Pino Suárez.

museo de la ciudad de mexico

Si bien la arquitectura de este palacio es virreinal, también cuenta con otros detalles que hacen pensar que la casa tuvo remodelaciones a lo largo de los años. El primero es una cabeza de serpiente que se asoma en una de las esquinas del inmueble. Se cree que durante la construcción del palacio, se encontró este vestigio prehispánico y se optó por dejarlo como adorno alusivo.

También cuenta con una capilla y dos patios, aspectos comunes en las llamadas casas señoriales. Algo que destaca del edificio es la fuente en forma de concha y los escudos de armas que enmarcan las arquerías del patio principal. De igual forma, la edificación está adornada con gárgolas.

Algo curioso del palacio es que hay unos perros y figuras que remiten a la cultura oriental. De hecho, se cree que la puerta al museo fue hecha artesanalmente con madera, y que los condes la mandaron pedir de Filipinas. Es por esto que la edificación no es del todo virreinal, sino que fusiona distintos estilos que la hacen única en el Centro Histórico.

museo de la ciudad de mexico

Para finales del siglo XIX, el comercio comenzó a apropiarse de estas cuadras del centro. Y esta zona citadina dejó atrás su aire aristócrata para convertirse en una popular. Por este motivo, los herederos de la casa optaron por rentar los cuartos del palacio para transformarlo en una especie de vecindad.

Ya en el siglo XX, en 1931, el Palacio de los Condes de Santiago de Calimaya fue declarado como Patrimonio Nacional. Y tres décadas más tarde, lo que solía ser el Distrito Federal decretó que el inmueble alojaría el Museo de la Ciudad de México. Para cumplir este cometido, el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez llevó a cabo una remodelación, para que las antiguas habitaciones se volvieran salas de exposición.

La exposición permanente del museo se llama Todo cabe en una cuenca, y narra el desarrollo de la Ciudad de México. Pero se trata de un fantástico lugar que aloja todo tipo de muestras, incluso extranjeras. Desde fotografías icónicas de David Bowie hasta instalaciones de luz han visitado este maravilloso palacio, cuyos muros siguen susurrando las anécdotas de un México virreinal.

museo de la ciudad de mexico

Museo de la Ciudad de México

Dirección: José María Pino Suárez 30, Centro

Horarios: martes a domingo 10 am a 6pm

Teléfono: 55 5522 9936