Vida Capital
Colonia Roma: un boulevard parisino en el centro de la ciudad
MXCity
Las tendencias arquitectónicas de principios del siglo XX influyeron en el diseño de la colonia Roma, que se erigió como símbolo de las ilusiones porfiristas
colonia roma

El sueño urbanístico porfiriano no sucumbió ante el triunfo de la Revolución Mexicana. En la primera década del siglo XX, la añoranza por la cultura europea y la ilusión de embellecer la capital para lograr posicionarla a la altura de las mejores ciudades del mundo se materializó con la traza de la colonia Roma.

Este fraccionamiento habitacional -uno de los primeros en contar con todos los servicios de vivienda básicos- fue un fortín que guareció a la clase media alta mexicana en un momento histórico marcado por la violencia y la miseria que desató la Revolución Mexicana.

Los colonos que llegaron a asentarse en la colonia Roma levantaron suntuosas mansiones y edificios de estilo afrancesado que seguían las tendencias arquitectónicas de la época: el art nouveau, el estilo ecléctico, el art déco y el racionalismo europeo.

Asimismo, la traza urbana de la colonia, inspirada en los bulevares parisinos, se caracterizó por sus amplias calles con camellones arbolados y por la belleza de sus varias plazas y parques, entre los que destacan: la Plaza Cibeles, el Parque Roma, la Plaza Ajusco y el Jardín Pushkin.

Varios fueron los personajes históricos que, seducidos por la arquitectura de las casas y el paisaje urbano de vanguardia, decidieron habitar en la Roma. Fernando del Paso, Pita Amor, Sergio Pitol, Ramón López Velarde, Jack Kerouac, Allen Ginsberg, William Burroughs, Andrea Palma, María Conesa, Enrique Alonso y Leonora Carrington son algunos ejemplos.

Actualmente en la colonia Roma se conservan 1,500 inmuebles que datan de su época de esplendor, muchos de los cuales hoy en día fungen como espacios para el desarrollo artístico y cultural.

A continuación enlistamos algunos de los lugares más emblemáticos:

Casa Lamm: Un hermoso inmueble de principios del siglo XX, cuya elegancia y recursos ornamentales son una muestra clara de la añoranza aristocrática que se vivió en esa época. La casa, ubicada en Álvaro Obregón 99, entre Orizaba y Córdoba, alberga desde 1993 al centro cultural para la difusión y el estudio de las artes.

Casa de las Brujas: Este edifico de departamentos con techos de dos aguas y ventanas en forma de ojos es un vestigio de la época porfirista que conserva los rasgos originales de la arquitectura ecléctica. La casa, que se presume fue el hogar de una famosa chamana de principios del siglo XX, se ubica en la esquina  de Río de Janeiro y Durango.

Casa de Ramón López Velarde: Aquel que fuera el hogar de Ramón López Velarde durante sus últimos tres años de vida, fue nombrado en 1982 monumento histórico de la ciudad. Actualmente el lugar alberga un museo dicado a la promoción cultural mediante la difusión de la literatura, mismo que lleva el nombre del poeta. Asimismo, en el inmueble ubicado en Álvaro Obregón 73 se encuentran los acervos bibliográficos de los poetas Efraín Huerta y Salvador Novo.

Templo de la Sagrada Familia: En el número 44 de la calle Puebla se encuentra uno de los mayores símbolos de la colonia Roma, una parroquia construida en 1925 que destaca por fusionar en su arquitectura elementos del neorrománico, el neogótico y el estilo ecléctico.

Calle de la Joya, la leyenda de amor de una conocida calle del Centro Histórico
MXCity
La época de la Colonia tiene muchas leyendas, algunas impresionantes y otras como la del amorío de la Calle de la Joya.

Foto destacada: INAH

La Calle Joya todavía resguarda la leyenda de un amorío sobre lo que hoy es la calle 5 de febrero.

 

. . .

 

El Centro Histórico es un lugar que se tiene que conocer a pie, muy a pesar del bullicio y otros pretextos que uno se da cuando va a la vieja Gran Tenochtitlan. El centro histórico evoca folclore, cultura e identidad, incluso muchas calles muestran la historia de nuestro gran legado.

Uno de ellos es la calle de la Joya, a través de la 5 de Febrero, y aquí te dejamos la historia.

 

 

A un costado del Palacio del Ayuntamiento, hoy en día las oficinas del gobierno de la CDMX, está la calle 5 de Febrero. Esa fecha, de 1917, vio la luz nuestra Carta Magna de la Constitución del mismo año y que con algunos cambios rige hasta hoy en día.

La calle de 5 de febrero está conformada por 5 calles: la primera llamada Primera Calle de 5 de Febrero, en donde se encuentran las tiendas departamentales (y tienda departamental más antigua de México: el Palacio de Hierro, creado en 1891 e inaugurado por Porfirio Díaz).

La Segunda calle de 5 de febrero se encuentra un edificio elaborado por el ingeniero Miguel Ángel de Quevedo. En la Tercera calle de 5 de Febrero hay farmacias (muy cerca del antiguo Hospital de Jesús de Nazareno, el primer hospital de toda América)

 

 

La Cuarta calle de 5 de Febrero; en su entronque con la calle Mesones, nos encontramos con una edificación muy al estilo colonial, la cual porta una placa que ostenta y nos cuenta que ese tramo antiguamente fue conocido como la calle de la Joya.

Según el vox populi del siglo XX, que a esta calle se le denominara de dicha manera, es debido a un amor de tres.

 

¿Un amor de tres?

 

En esta calle, un mercader acaudalado de la Nueva España llamado Alonso Fernández de Bobadilla, esposo de la bella doña Isabel, recibió una carta anónima, con el escrito (chismecito, ¿o no?) de que su esposa le estaba siendo infiel y que tenía amoríos fuera del matrimonio.

En lugar de confrontar a su mujer, ese mismo día le comentó a su esposa que tiene que ir con el virrey para tratar unos asuntos. Al salir, se disfraza con una capa y un sombrero, y espera afuera de su vivienda, ansioso por ver quien se aparecía en su casa. Al poco tiempo se presenta a la casa, el fiscal del ayuntamiento, Raúl de Lara, con un brazalete y varias joyas.

 

 

Don Alonso, enloquecido de celos y viendo la escena del cortejo se lanza sobre estos amorosos, tomó el puñal, se dirigió hacia la calle y en la puerta de su casa, justamente en el portón, le clavó el puñal a uno y sosteniendo la joya, para demostrar cómo defender la honra, a la otra.

Esta historia la escribió Vicente Riva Palacio en 1882 en el diario La República y hoy lo podemos encontrar en un libro de nombre "Tradiciones y Leyendas Mexicanas" de Riva Palacio y Juan de Dios Peza.

 

 

Pero José María Marroquí, en su libro La Ciudad de México (tomo III), nos cuenta que el tras investigar en varios documentos de cabildos, de donde se originaba el nombre de esa calle, no obtuvo información la cual justificara este nombre, cuando lee en el diario de La Republica el texto de Riva palacio, va a visitarlo inmediatamente para preguntarle cómo fue que obtuvo esos datos, que él había estado tocando de casa en casa para recabar información de quienes vivían en esa calle y nadie supo darle un porque, a lo que Riva Palacios le contesta estas precisas palabras "No crea usted, todo es imaginación".

 

Este puente busca mejorar la conectividad entre la CDMX y el AIFA
MXCity
La conectividad y mejora de la movilidad en la CDMX también tiene como fin mejorar la movilidad y el transporte.

Foto destacada: La Silla Rota

El puente que mejorará la vialidad en Gran Canal, Periférico y Río de los Remedios y vislumbra una futura autopista Naucalpan-Ecatepec.

 

. . .

 

Con el propósito de mejorar la movilidad de la CDMX, se está planeando la construcción de un nuevo puente que conecte al circuito interior con el gran canal y el nuevo Aeropuerto Felipe Ángeles.

El presupuesto que la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, tiene para los nuevos proyectos de este año es de 26 mil 217 millones de pesos, de los cuales 17 millones están destinados a este puente, de acuerdo con la Gaceta oficial publicada el miércoles 20 de abril.

 

 

Los datos más relevantes que debes conocer sobre esta nueva construcción son que se prevé que se concluya el 31 de diciembre de 2022. Su extensión será de cinco kilómetros y la empresa que formará parte del proyecto todavía no ha sido elegida.

Uno de los principales fines que tendrá el puente es mejorar la conexión entre la CDMX y el AIFA, lo que hará más sencillo entrar al Estado de México, además, habrá otras entradas para los conductores que podrían ser de interés.

 

 

 

Sheinbaum dijo en conferencia de prensa el pasado 21 de marzo que al viajar en este puente se tendrá la posibilidad de incorporarse directamente con el Eje Metropolitano Siervo de la Nación, así como la conclusión del Puente Vehicular Chamixto, en Cuajimalpa.

Así pues, la finalidad de este puente en Circuito Interior, es que los conductores puedan incorporarse directamente con el Eje Metropolitano que une Gran Canal y el Periférico Oriente, Río de los Remedios, con Venta de Carpio en Ecatepec y la futura autopista Naucalpan-Ecatepec.

 

 

Finalmente el secretario de Obras, Jesús Esteva Medina, detalló que habrá 277 frentes de obra uno para infraestructura para la salud, 12 para infraestructura cultura, 131 para infraestructura para la movilidad y transporte, dos para infraestructura de ciudad sustentable, cuatro en parques y 51 en espacio público.

Por último, las obras del centro de transferencia modal CETRAM Indios Verdes permitirán la llegada de un nuevo Mexibús al AIFA.

x