Vida Capital
Colonia Roma: un boulevard parisino en el centro de la ciudad
MXCity
Las tendencias arquitectónicas de principios del siglo XX influyeron en el diseño de la colonia Roma, que se erigió como símbolo de las ilusiones porfiristas
colonia roma

El sueño urbanístico porfiriano no sucumbió ante el triunfo de la Revolución Mexicana. En la primera década del siglo XX, la añoranza por la cultura europea y la ilusión de embellecer la capital para lograr posicionarla a la altura de las mejores ciudades del mundo se materializó con la traza de la colonia Roma.

Este fraccionamiento habitacional -uno de los primeros en contar con todos los servicios de vivienda básicos- fue un fortín que guareció a la clase media alta mexicana en un momento histórico marcado por la violencia y la miseria que desató la Revolución Mexicana.

Los colonos que llegaron a asentarse en la colonia Roma levantaron suntuosas mansiones y edificios de estilo afrancesado que seguían las tendencias arquitectónicas de la época: el art nouveau, el estilo ecléctico, el art déco y el racionalismo europeo.

Asimismo, la traza urbana de la colonia, inspirada en los bulevares parisinos, se caracterizó por sus amplias calles con camellones arbolados y por la belleza de sus varias plazas y parques, entre los que destacan: la Plaza Cibeles, el Parque Roma, la Plaza Ajusco y el Jardín Pushkin.

Varios fueron los personajes históricos que, seducidos por la arquitectura de las casas y el paisaje urbano de vanguardia, decidieron habitar en la Roma. Fernando del Paso, Pita Amor, Sergio Pitol, Ramón López Velarde, Jack Kerouac, Allen Ginsberg, William Burroughs, Andrea Palma, María Conesa, Enrique Alonso y Leonora Carrington son algunos ejemplos.

Actualmente en la colonia Roma se conservan 1,500 inmuebles que datan de su época de esplendor, muchos de los cuales hoy en día fungen como espacios para el desarrollo artístico y cultural.

A continuación enlistamos algunos de los lugares más emblemáticos:

Casa Lamm: Un hermoso inmueble de principios del siglo XX, cuya elegancia y recursos ornamentales son una muestra clara de la añoranza aristocrática que se vivió en esa época. La casa, ubicada en Álvaro Obregón 99, entre Orizaba y Córdoba, alberga desde 1993 al centro cultural para la difusión y el estudio de las artes.

Casa de las Brujas: Este edifico de departamentos con techos de dos aguas y ventanas en forma de ojos es un vestigio de la época porfirista que conserva los rasgos originales de la arquitectura ecléctica. La casa, que se presume fue el hogar de una famosa chamana de principios del siglo XX, se ubica en la esquina  de Río de Janeiro y Durango.

Casa de Ramón López Velarde: Aquel que fuera el hogar de Ramón López Velarde durante sus últimos tres años de vida, fue nombrado en 1982 monumento histórico de la ciudad. Actualmente el lugar alberga un museo dicado a la promoción cultural mediante la difusión de la literatura, mismo que lleva el nombre del poeta. Asimismo, en el inmueble ubicado en Álvaro Obregón 73 se encuentran los acervos bibliográficos de los poetas Efraín Huerta y Salvador Novo.

Templo de la Sagrada Familia: En el número 44 de la calle Puebla se encuentra uno de los mayores símbolos de la colonia Roma, una parroquia construida en 1925 que destaca por fusionar en su arquitectura elementos del neorrománico, el neogótico y el estilo ecléctico.

México-Tenochtitlan Avenue, un homenaje a la presencia mexicana en New York
MXCity
Los mexicanos están repatriando EU, pero ahora con fanfarrias y una dominación cultural cada vez más amplia.

Foto destacada: El país

Los mexicanos en New York representan una gran fuerza política y cultural.

 

. . .

 

Existen ya tantos mexicanos en Nueva York que desde hace tiempo se rebautizó a la Gran Manzana como Pueblayork; debido a que en dicho estado viven más de un millón de poblanos repartidos en diversos barrios neoyorquinos. De hecho, la migración de poblanos a New York es tan grande, que representa la sexta parte de los 6,2 millones de personas habitantes de Puebla.

Según datos municipales ("oficiales"), solo hay unos 300,000 mexicanos viven en Nueva York, siendo Brooklyn y Queens los sitios con mayor concentración de población mexicana; mientras que en Manhattan, la mayoría de los mexicanos vive en East Harlem.  Como en México, miles de mexicanos abordan el metro y recorren hasta 30 estaciones para llegar a su trabajo en Manhattan. Tienen sus papeles en regla y llevan a cabo arduas jornadas de trabajo para vivir y mandar un poco a sus familias del sur.

 

Mexico news daily

 

De Pueblayork a México Tenochtitlan

 

Impacto Latino

 

Es por esto, y por muchas razones más, que una calle en el distrito neoyorquino de Manhattan ha sido rebautizada como México-Tenochtitlan en reconocimiento a la gran cantidad de residentes latinos.

Para inaugurar la calle, el canciller Marcelo Ebrard y al alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, estuvieron acompañados de mariachis en una ceremonia política para develar un letrero recién acuñado en la intersección de la calle 116 y la Segunda Avenida.

 

Vive Usa

 

 

La México-Tenochtitlan Avenue se encuentra en East Harlem, también conocido como Spanish Harlem, un área que alguna vez se conoció como "El Barrio Italiano". A mediados del siglo XX, la zona albergaba a puertorriqueños y, más tarde, a un número creciente de dominicanos. Pero en las últimas décadas, el porcentaje de mexicanos en East Harlem ha aumentado considerablemente, y los recién llegados aprovechan los alquileres relativamente bajos y la proximidad del área a las oportunidades laborales de Manhattan.

 

Gob México

 

 

Tenochtitlán era el nombre de la capital del imperio mexica, ubicada en el ahora Centro Histórico de la Ciudad de México. El canciller Ebrard dijo que el nombre de la calle es un “reconocimiento a los esfuerzos de la comunidad mexicana”. Por su parte, De Blasio dijo que los mexicanos tienen un papel central que desempeñar en el futuro de Nueva York:

 "No se ha reconocido lo suficiente [que]? Nueva York también es una ciudad mexicana. Es una comunidad en crecimiento, fuerte y hermosa? La fuerza de esta comunidad ayudará a determinar la fortaleza de esta ciudad en el futuro", dijo.

 

Gob México

 

 

Así que al ritmo del mariachi, la avenida en uno de los barrios neoyorquinos con más presencia latina, pudo cantar el Cielito Lindo y Viva México, Viva América han amenizado el evento encabezado por Ebrard y el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio. A la ceremonia también han asistido los funcionarios Juan Ramón de la Fuente, representante permanente de México ante Naciones Unidas, y el cónsul general, Jorge Islas. Así como líderes comunitarios y comerciantes de la calle 116, donde hay varios negocios mexicanos.

 

Gob México

 

 

La nueva vía México-Tenochtitlan que cruza el este de Manhattan en un tramo de la segunda avenida de Harlem; es una arteria que refuerza la presencia de México en la Gran Manzana, y que se suma el evento cultural Mexico Week: Day of the Dead que se llevó a cabo a finales de octubre y principios de noviembre el Rockefeller Center.

Para cambiar el nombre de cualquier calle neoyorquina es indispensable un voto público con un 75% de margen a favor. Más tarde, la propuesta se envía a la ciudad para su votación y se aprueba, lo que esto representa es el gran impacto de la comunidad latina en general y de la comunidad mexicana en particular.

 

Gob México

 

Otros cambios dados a las calles en esta ciudad, fueron Malcolm X Boulevard y en otras partes de la ciudad los peatones pueden pasear por la calle Bob Marley y la calle Martin Luther King gracias a los cambios de nombre.

Así van los hallazgos arqueológicos del Recinto Sagrado de Tenochtitlan
MXCity
Hay cerca de 12 construcciones prehispánicas en el Centro Histórico de la Ciudad de México, de las 78 que existieron en ese espacio sagrado.

Foto destacada: INAH

Con modelos de reconstrucción arquitectónica virtual se ha logrado proyectar el centro ceremonial mexica.

 

. . .

 

En pleno siglo XXI el Recinto Sagrado de Tenochtitlan todavía sigue dándonos rastros para desvelar sus misterios. Y es el Centro Histórico de la Ciudad de México, que los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) han identificado por lo menos 12 de las construcciones prehispánicas que existieron en dicho espacio ceremonial; ocho de las cuales se conocen por su nombre, conforme los registros históricos de fray Bernardino de Sahagún.

 

 

Trabajos históricos de salvamento arqueológico

 

 

Los trabajo realizados han estado a cargo de Álvaro Barrera Rivera, quien dirigió el Programa de Arqueología Urbana (PAU) del Proyecto Templo Mayor, quien plantea un modelo de reconstrucción arquitectónica aplicado al centro ceremonial mexica cotejando tanto la información obtenida por el PAU.

Pero han sido, los trabajos históricos, en los albores del siglo XX por los arqueólogos Leopoldo Batres y Manuel Gamio, crearon los primeros planos en la esquina de Guatemala y Argentina, para la construcción de la línea 2 del Metro, más la información de los trabajos de cimentación de la Catedral Metropolitana, son parte del acervo consultado por Barrera para sustentar su hipótesis.

 

 

 

 

El Proyecto Templo Mayor del INAH, sumó más datos del Huey Teocalli o Templo Mayor, así como la documentación del PAU producto de salvamentos efectuados en la calle de Guatemala, los Patios Marianos de Palacio Nacional y el Antiguo Palacio del Arzobispado, en la calle de Moneda.

Teniendo como referente el centro del Templo Mayor, el Recinto Sagrado de Tenochtitlan se extendía 166 m al sur, 168 m al norte, 222 m al poniente y 11 m al oriente, espacio en el cual estaban distribuidas 78 edificaciones, limitadas por un muro perimetral, que en su mayor parte medía 20 m de ancho, y tuvo una altura que oscilaba de 2 a 2.50 m.

 

Los cuatros rumbos del universo y un centro ceremonial

 

INAH

 

El centro ceremonial de los mexicas reproducía la idea mesoamericana de los cuatro rumbos del universo, cosmovisión que consta en documentos prehispánicos, entre ellos la primera página del Códice Fejérváry Mayer o Tomalácatl de los pochteca; explica Álvaro Barrera, investigador del Museo del Templo Mayor

Los cuatro espacios cósmicos partían de un centro; así que se sumaría un quinto lugar donde se encontraba el edificio principal: el Templo Mayor o Huey Teocalli, que consistía de una pirámide doble, en cuya cúspide estaban los templos dedicados a los dioses de la guerra y la agricultura, Huitzilopochtli y Tláloc, respectivamente.

 

 

 

En cada complejo debió repetirse un patrón constructivo, constituido por un templo principal y diversas estructuras, como juego de pelota, tzompantli, calmécac,  y una estructura de planta mixta. De los cinco conjuntos arquitectónicos que debieron conformar el Centro Ceremonial de Tenochtitlan, la evidencia arqueológica ha permitido comprender la constitución de dos de ellos: el Complejo del Huey Teocalli o Templo Mayor, y el Complejo del Dios Tezcatlipoca, que debió abarcar parte del área que hoy ocupan Palacio Nacional, la calle de Moneda y el edificio del Antiguo Palacio del Arzobispado.

Del Huey Teocalli se han logrado reconocer los restos del Templo de Ehécatl-Quetzalcóatl, o como Sahagún le llamó Ilhuicatitlan; un patio (Netotiloyan), un hogar redondo que no está en relación de las 78 construcciones (Tlexictli), un tzompantli y un edificio pequeño nombrado como altar-tumba de los Xiuhmolpilli, que no se logró identificar con los descritos por el cronista español. En el Conjunto del Dios Tezcatlipoca se habla de la existencia de un templo principal mencionado como Tlamatzinco, que estaba dedicado a Tlamatzincatl, "el dios que siempre es mancebo", que era otro de los nombres que aludían a Tezcatlipoca.

 

 

INAH

 

De las 78 construcciones que señala fray Bernardino de Sahagún, se conocen alrededor de 50, pero no todas se han podido identificar. Se sabe de los nombres de los edificios por la relación del cronista, en algunos casos existen basamentos, pero no se sabe de las estructuras ni de su función.

Los nuevos billetes mexicanos con Realidad Aumentada, 3D y mucho color
MXCity
Descubre los secretos que hay en diversos billetes mexicanos con esta increíble aplicación de realidad aumentada.

Foto destacada: revesonline

Los nuevos billetes mexicanos son una obra de arte, además de que tienen realidad aumentada y tres dimensiones.

 

. . .

 

La realidad aumentada pretende mejorar nuestro mundo físico mediante el uso de elementos visuales digitales, sonido u otros estímulos sensoriales transmitidos a través de la tecnología. Es una tendencia es cada vez más creciente entre las empresas involucradas en la informática móvil y las aplicaciones comerciales.

Uno de los objetivos principales de la realidad aumentada es resaltar características específicas del mundo físico, aumentar la comprensión de esas características y obtener información inteligente y accesible que se pueda aplicar al mundo real, en donde una imagen proyectada en la lente generándose un efecto muy similar a un holograma.

 

 

Recientemente, el secretario de Hacienda y Crédito Público del Gobierno de México, Arturo Herrera, invitó a la ciudadanía a través de su cuenta de Twitter a descargar la aplicación BilletesMX para que descubran lo que ocurre al colocar la cámara de su teléfono o tableta sobre los nuevos billetes de $200 y $500 pesos mexicanos.

Desde octubre del 2021, autoridades del Banco de México presentaron el nuevo billete de 50 pesos, que forma parte de la familia G, a la que también pertenecen los del $20, $100, $200, 500 y $1000.

 

 

Durante la conferencia de prensa, se informó que el anverso muestra una escena de la Fundación de Tenochtitlán, mientras que en el reverso aparece un ajolote en el ecosistema de ríos y lagos de Xochimilco.

Además, es un billete en el que predomina el color morado y tiene un formato vertical, similar al del billete de 20 pesos. Aunque desde el 2019 está disponible para dispositivos iOS y en dispositivos Android. Es una app que tiene como objetivo mostrar a cualquier persona los nuevos billetes, sus elementos de seguridad y sus detalles artísticos.

 

 

Una vez que descargas la app a tu dispositivo móvil, en la pantalla principal te aparecerán las imágenes de los nuevos billetes. Al tocar cualquiera de las fotografías podrás observar algunos íconos en blanco, que al seleccionarlos te mostrarán los detalles con los que cuenta cada billete y su descripción.

La aplicación también tiene la opción de voltear el billete y en esta parte aparecerá un ícono de un foco que al tocarlo podrás ver la función de fluorescencia que emite el billete bajo la luz negra.

 

 

Pero si quieres descubrir los secretos del billete de 50 pesos, debes utilizar la función de realidad aumentada. Para usar esa herramienta, debes hacer clic en uno de los billetes y luego hacer clic en un botón con forma de ojo, lo que te permitirá ver los componentes de realidad aumentada.

Como ejemplo, te contamos que uno de los secretos del billete de 50 pesos es que cuando lo observas con esta herramienta puedes ver un holograma de Tenochtitlán. También puedes observar el Lago de Xochimilco, a dos personas que van en una trajinera, peces en el agua y hasta un ajolote.

 

 

En el caso del nuevo billete de 20 pesos, podrás observar los manglares de Quintana Roo y una garza chocolatera que emprende el vuelo antes de que aparezca un cocodrilo. Otra de las escenas que podrás mirar es una representación de la consumación de la Independencia de México.

Aunque en algunos medios se ha mencionado que esta aplicación sirve para verificar que el papel moneda no sea falso, lo cierto es que esta aseveración no es correcta. De hecho, al usar la realidad aumentada, un texto te aclara en grandes letras blancas: "La realidad aumentada no asegura la autenticidad del billete".

Lo que enseña esta app, es aprender cuáles son los elementos de seguridad y eso se logra tocando un pequeño ícono de un candado que aparece sobre cada uno ellos. Al presionarlo, verás cómo el fragmento que contiene un elemento de seguridad se eleva y flota, mientras que en un lado de la pantalla aparece un texto con la respectiva explicación.

Si quieres volver a la animación (el "modo artístico", como lo denomina la app) solo debes tocar el ícono que representa un pincel.

 

 

La aplicación incluso intenta ayudarte a sentir la textura de las áreas que tienen relieves sensibles al tacto, haciendo tu dispositivo vibrar cuando deslizas el dedo sobre ellas, una función ligeramente confusa pero ciertamente creativa.

Además de los elementos de seguridad de los nuevos billetes de 20 y 50 pesos, cuentan con una modalidad para que las animaciones puedan verse en 3D, por medio de esta app del Banco de México; hay una función (la del ícono del ojo) que permite grabar video y tomar fotografías y otras que tienen animaciones tienen movimientos y música incluida:

Descarga (Android)

Descarga (iOS)

El sagrario oculto y los secretos del sótano de la Catedral Metropolitana
MXCity
El corazón de la CDMX resguarda más secretos de los que podemos conocer, y esta catedral tiene mucho qué contar.

Foto destacada: Desde la fe

La Catedral Metropolitana sigue dando muchas cosas de que hablar, como el sagrario y sus sótanos.

 

. . .

 

Un sagrario es un sitio donde se resguarda con llave y una lámpara roja al lado, que te indica que allí está Jesús. Es el recinto en la Iglesia destinado para la reserva de la Eucaristía.

El sacerdote guarda en el sagrario las hostias consagradas que no fueron consumidas durante la misa. Los católicos pueden y deben acercarse a los sagrarios sabiendo que en ellos habita el "prisionero de amor, el amigo de amigos, el Rey de Reyes, Jesús Sacramentado."

 

Universal

 

Bajo ese designio complejo, el Sagrario Metropolitano de Ciudad de México se sitúa al este de la gran catedral. Fue construido siguiendo el diseño de Lorenzo Rodríguez entre 1749 y 1760, durante el apogeo del barroco. Tenía la función de albergar los archivos y vestimentas del arzobispo, además, de ser el lugar donde se reserva la comunión de la Eucaristía.

Antes de la gran catedral, hubo una iglesia con un sagrario similar, pero con el tiempo se ha perdido su ubicación exacta. Aun así, durante la construcción de la catedral, el sagrario se ubicó en el lugar que actualmente ocupan las capillas de san Isidro y de la Virgen de las Angustias de Granada.

Para el siglo XVIII se decidió construir un edificio separado, pero con la intención de que estuviera conectado a la catedral. El actual sagrario está construido en piedra tezontle roja y piedra chiluca blanca que forma una cruz griega y está conectado a la catedral a través de la capilla de san Isidro.

 

Las fachadas

 

gisvero

 

Las dos fachadas se encuentran decoradas; la fachada principal se abre al sur, a la plaza de la Constitución; mientras que la otra se abre a la plaza del Seminario. El tema principal glorifica la Eucaristía con imágenes de los apóstoles, los padres de la Iglesia, los santos fundadores de órdenes religiosas, mártires, así como escenas bíblicas.

Se encuentran relieves zoomorfos y otros antropomorfos, destacando un león rampante y el águila real presente en el escudo nacional de México. La fachada este, por su parte, presenta escenas del Antiguo Testamento, así como, imágenes de san Juan Nepomuceno y san Ignacio de Loyola. En esta fachada se encuentras inscritas las fechas de las diferentes fases de construcción del sagrario.?

 

INAH

 

El exterior del sagrario es de estilo barroco con decoraciones de nichos de varias formas, cortinas flotantes y un gran número de querubines. Destacan elementos frutales como racimos de uva y granadas, que simbolizan la sangre de Cristo y la Iglesia, así como elementos florales como rosas, margaritas y diversos tipos de flores de cuatro pétalos.

La piedra chiluca cubre las paredes y suelos, mientras que el tezontle se encuentra en los marcos de las puertas y ventanas. En general, el templo está dividido en tres naves.

 

Las tres naves de la catedral

 

Milenio

 

La nave central se dispone desde la entrada principal hasta el altar mayor, en el que se encontraba el desaparecido retablo churrigueresco que realizó Pedro Patiño Ixtolinque en 1829. En la nave oeste se encuentra el baptisterio, mientras que en la este, se encuentran unas oficinas, junto a la entrada, y una sacristía, junto al altar mayor; todo separado por muros del templo interior.

En el subsuelo del Sagrario de la Catedral Metropolitana se encuentra un sótano al que se puede acceder por medio de una escalera metálica junto a dos ventanas arqueológicas. Ambas muestran tres tramos de vestigios arquitectónicos del Templo del Sol o Tonatiuh, a partir de las excavaciones realizadas por Rubén Cabrera Castro y Constanza Vega Sosa (1979).

 

INAH

 

En la primera ventana se pueden observar restos del muro en talud del primer cuerpo del costado norte del Templo de Sol; se observan dos etapas constructivas y un reforzamiento en la base externa del edificio. Los materiales empleados en la construcción de este edificio fueron piedras de tezontle irregulares y bloques de andesita unidos con lodo, así como un recubrimiento de estuco elaborado con cal, arena y tezontle molido.

Otro espacio dentro del sótano bajo del Sagrario Metropolitano muestra dos tramos del muro en talud que delimita al Templo del Sol por el lado norte. En el primer tramo se observa un muro en talud con una lápida de andesita rosa empotrada, con la representación de un disco solar en el que se ve un círculo central con restos de pigmento rojo, rodeado por un anillo verde, luego otro rojo; se ven asimismo plumas de águila en blanco y rojo, delineadas en negro, que simulan los rayos solares.

 

INAH

 

En cada una de las cuatro esquinas de la lápida se encuentran representados chalchihuites (jades o piedras preciosas) que en conjunto forman un quinqunce que simboliza los rumbos del universo. En el segundo tramo se pueden apreciar los pilotes de madera empleados para la cimentación de los muros del Sagrario Metropolitano construido hacia 1749. Su fachada principal es por el oriente, de ahí que también se le conoce como Templo del Sol Naciente. El área que en metros cuadrados ocupa este templo es casi la misma que tiene el Sagrario de la Catedral Metropolitana

A los pies de la estatua de Fray Juan de Zumárraga hay una calavera de piedra colocada como una ofrenda. En esta cripta se encuentran todos los arzobispos que ha tenido la Ciudad de México. Ahora, también puedes visitar la Capilla de las Reliquias, aunque solo está abierta algunos meses al año.

 

Arquidiócesis mexicana

 

Visita sótanos de la Catedral

Dónde: Catedral metropolitana. Con accesos restringidos.

Cuando: de las 10:30 horas a las 17:30 horas.

Cuánto: $40 pesos mexicanos por persona

Boletos en el atrio poniente, junto a la escultura de San Juan Pablo II.

Información de Raúl Barrera Rodríguez. Arqueólogo por la ENAH. Investigador de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH.

 

x