Arte y Cultura
Trovadores urbanos: Jaime López (poeta y chilanga banda)
MXCity
La historia de una leyenda del rock mexicano, donde la pasión musical discurre entre la pirotecnia verbal y la teatralidad.
jaime lopez

Músico, cantante, compositor, escritor, poeta de la canción, rey del retruécano, el pastiche y el slang, norteño irreverente con alma chilanga y pilar del rock mexicano. Todo eso y más estructura la existencia oscura y cómica de Jaime López.

Sus canciones en un principio pudieron parecer una broma, una mezcla entre lo cómico, lo barrial y lo irónico pero, con el transcurso del tiempo, temas como "Chilanga banda" -que se hizo famosa entre la banda por la interpretación de los Café Tacvba- o "La 1a calle de la soledad" y "Sácalo" ?popularizadas por Cecilia Toussaint- fueron revelando la maestría lingüística y calidad musical de este personaje, que ha penetrado imbatiblemente en la historia del rock mexicano y que ha narrado, como nadie, la cultura popular de la caótica ciudad capital.  

Luego de 35 años de carrera, 22 discos solista y 8 más en colaboración, programas de radio, 4 publicaciones y varias composiciones que han nutrido las discografías de la escena rock, reducir a Jaime López a "Chilanga banda" sería injusto. Sin embargo, no se puede negar que esta canción, un melodrama que nos narra un día en la vida de un chafirete, que recorre con profundidad la identidad barrial de la ciudad y enarbola la riqueza lingüística del submundo, es una de las grandes obras que derivaron de la mente audaz y letrada de Jaime López.

La historia de este personaje, aquella que nos da pistas para entender a este gato del rock, que se esconde tras la composición y se asoma de vez en cuando bajo la luz del escenario, discurre entre el nomadismo, pasajes cómicos, presentaciones llenas de rechiflas dignas de considerarse como una obra de arte situacionista y la pasión por la música y la rebeldía, combinación que ha conformado un alma libre que ha hecho  siempre lo que le viene en gana. 

Un nordaka en el DF meketrefe

En 1969, Jaime López llegó a la ciudad de México para quedarse. Con tan sólo 16 años, este chaval originario de Tamaulipas ya había vagado por distintas ciudades del norte de la República: Ciudad Juárez, San Andrés Tuxtla, Nogales, Loreto y Cerro Azul.

Ya establecido en el DF meketrefe, se convirtió en uno de los estudiantes de la gloriosa Escuela Nacional Preparatoria de la UNAM, plantel no. 5. De ahí vino la universidad: Filosofía y Letras en la UNAM, pero como toda historia de un alma creativa, abandonó la vida académica de manera temprana. Sin embargo, el propio López reconoce que algo obtuvo de las aulas: herramientas para la versificación, la métrica y la poesía. 

En los años 80 inició su carrera como músico, en un principio con un estilo trovador, en el que las notas salidas del rasgueo de la guitarra acústica conformaron canciones como "En toda la extensión de la palabra amor” o “Los Rolling Stones nos culparían”.

Luego vino el "colectivo rupestre", un movimiento mexicano de músicos marginales que buscaban romper los estereotipos y normas del rock y que, a falta de recursos, se presentaban acompañados de una guitarra, su voz y un surtido de canciones ricas por sus letras más cercanas al folk, mismas que narraban lo cotidiano y lo urbano. 

Tras dos discos más y un par de sencillos, López se presentó en el Festival OTI. Este pasaje de la historia de su carrera fue interpretado por muchos como un desafío y, por otros más, como la muestra de que el trovador de las calles se vendía a la industria musical.  

La pirotecnia verbal en libertad

En el año 85, Jaime López subió al escenario del prestigiado Festival OTI y, a rasgueo enloquecido, interpretó su canción homenaje al luchador Blue Demon. "Blue Demon Blues" no fue bien recibida por el público de aires pomposos y gusto prefabricado, que terminó por darle el último lugar. 

 

Este "atrevimiento", aunado a los siguientes tratos del cantante y escritor con la industria musical, le valieron las críticas de la prensa y sus seguidores, que lo tachaban de traidor. Sin embargo, estos pasajes de su carrera fueron una muestra clara, con el paso del tiempo, de que Jaime López era capaz y tenía el talento para hacer lo que le diera la gana.  

Así, la carrera de López continúo fructificando con discos como Jaime López (1989), Oficio sin beneficio (1992), Odio fonki (1994), Los animales (1995), Desenchufado (1998), No más héroes por favor (2006), Arando el aire (2007) y Por los arrabales (2008), por mencionar algunos. 

Un López que es leyenda

Con los tiempos idos y venidos por la vida de López, la historia del rock comienza a hacerle un poco de justicia a su larga y rica trayectoria, en la que sus canciones han formado parte del repertorio de artistas como Ángela Molina, Betsy Pecanins, Botellita de Jerez, Café Tacvba, Cecilia Toussaint, Chac Mool, Eugenia León, Maru Enríquez, Óscar Chávez y Tania Libertad, entre otros. 

Asimismo, el López de la comicidad y la teatralidad ha presentado a lo largo de la República sus recitales músico-teatrales: El diario de un López (1990) y Rolando trokas (1991); éste último, además, fue adaptado como una serie radiofónica y posteriormente, publicado como libreto y luego como cómic

Elaborando un artefacto musical cómico, a veces satírico y de alto jugueteo verbal, este pilar de rock mexicano nos sigue deleitando con su vida multifacética, que fluye entre escenarios, composiciones, colaboraciones en columnas de periódicos y publicaciones de libros. 

Es por eso que, después de 35 años de trayectoria, mucha tinta derramada, acordes fulgurados en el escenario y una férrea ideología cimentada en la libertad intelectual, la leyenda de Jaime López continúa construyéndose y reconstruyéndose en la historia del rock mexicano.

Para cerrar, aquí la versión original de “Chilanga banda” de López:

 

Lorena Camarena llevará a sus paraísos al Reino Unido, Londres
MXCity
Lorena Camarena llevará el arte mexicano a Londres, con una exposición llamada Alguna vez el paraíso.

Información y fotos cortesía de Milenio Cultura

Lorena Camarena llevará sus pinturas a un Pop Up Cultural de Reino Unido. 

 

Lorena Camarena llevará su reciente obra pictórica en El pop Up Cultural de la Embajada de México en Reino Unido, Londres. Esta pintora mexicana se destaca porque su obra aborda nostalgia, memoria y naturaleza como hilo conductor. Sus pinturas son "accidentes y marcas que dejan huellas o ecos de primeras intenciones en el lienzo." 

Esta ocasión llega al viejo continente para presentar esta exposición conformada por seis pinturas realizadas entre 2023 y 2024. Lorena Camarena Osorno es una artista que forma parte de la Colección Milenio Arte, y presenta una propuesta pictórica donde explora los límites del paisaje interno imaginado, el mundo concreto y la disonancia entre ambos.

La exposición Alguna vez el paraíso (Once Paradise) en el Pop up Cultural de la Embajada de México en Reino Unido, en Londres. Ahora que su prioridad es aumentar la visibilidad de su obra en el extranjero fomentado el diálogo con nuevos públicos y el intercambio cultural. Esta muestra se inaugurará el 15 de mayo de 2024 a las 18:00 horas en la Embajada de México en Reino Unido en Londres.

Lorena Camarena nació en la CDMX en 1974 y ha vivido entre México, Estados Unidos y Uruguay hasta 1992, cuando se afianzó por completo en México. A lo largo de su trayectoria ha realizado 18 exposiciones individuales y participado en 33 colectivas en México, Canadá, Francia, Estados Unidos y China. 

La temática central de sus piezas es la mortalidad, la belleza, lo efímero, la memoria. Es por eso que regularmente podemos ver árboles, plantas y ramas, que comparten el espacio pictórico con elementos como una taza, una pistola o fragmentos de mármol o metal. 

Una de sus obras más celebradas ha sido la del 2016, en donde expuso Luz fósil, en la Fundación Sebastián. En junio de 2017 presentó su obra mural Vestigio de sombra en la Fundación Sebastián. ¡Enhorabuena para esta gran artista mexicana!

Tlacolulokos de Oaxaca: arte, grafiti, rap e intervenciones sonideras  
MXCity
Los Tlacolulokos son un reflejo de la realidad, de las luchas y problemáticas de su lugar de natal en Oaxaca.

Fotos cortesía de Tlacolulokos

Los Tlacolulokos muestran lo más interesante del arte contemporáneo oaxaqueño.

 

Darío Canul y Cosijoesa Cernas son los artistas que forman el colectivo Tlacolulokos. Ambos artistas son del pueblo de Tlacolula, Oaxaca, una comunidad zapoteca ubicada en la región del Valle Central del estado, que ha tenido fuertes vínculos con el sur de California desde la década de 1940, cuando un gran número de trabajadores agrícolas emigró al estado. 

De modo que hoy Oaxaca, es también una de las regiones dentro de México con mayor migración hacia Estados Unidos.

Pero lo que más destaca a Los tlacolulokos es su trabajo artístico con una variedad de técnicas y medios gráficos como video, audio, grabados, fotografía y pintura. Su trabajo combina diferentes estilos como el street art, la pintura de caballete y mural y la serigrafía; además se desarrolla en las calles y en espacios artísticos públicos

El Colectivo Tlacolulokos, también se dedica a la difusión musical del rock y rap, así como la pintura a caballete, mural y la intervención sonidera

 

Desde 2009 son Tlacolulokos, aunque ya tenían un trabajo anterior como difusores de la cultura al realizar eventos musicales. Su arte se enfoca en la crítica y el autoanálisis de vivir en Oaxaca y en los pueblos idealizados a partir del turismo; asimismo, se trata de mostrar lo que realmente se vive en las comunidades, en las periferias de la ciudad y la "contaminación cultural" a partir de la globalidad.

Sus pinturas más celebradas y creativas son las mujeres oaxaqueñas con trajes de tehuanas, pero tenis de marca norteamericana o en contextos de mezclas culturales, contaminaciones, choques y flujos. Muchas de sus pinturas son en gran formato. 

Pero más allá de sus pinturas, es posible seguirlos en su canal de YouTube. Sus intervenciones sonideras son bastante interesantes.

Tú: es la obra monumental que tienes qué visitar en Museo Nacional de Antropología
MXCity
Esta obra monumental pesa 30 toneladas, sumándose a la Piedra del Sol como una de las obras más pesadas exhibidas en Ciudad de México.

Fotos cortesía de INAH

Esta instalación forma parte de la celebración de los 60 años del Museo Nacional de Antropología. 

 

El Museo Nacional de Antropología (MNA) celebra 60 años, con la pieza monumental del artista jalisciense José Rivelino Moreno Valle (1973) una de sus obras escultóricas monumentales más emblemáticas. Dicha pieza se encuentra expuesta en la explanada principal del recinto capitalino y ya es posible visitarla.

Se trata de un conjunto escultórico que consta de dos dedos índices de color blanco, elaborados en bronce, acero y concreto, los cuales se apuntan uno al otro, y pesa 30 toneladas, sumándose a la Piedra del Sol como una de las obras más pesadas exhibidas en Ciudad de México.

Esta instalación fue revelada por primera vez en Trafalgar Square, Londres, en Reino Unido, en 2015, y desde entonces ha formado parte del espacio público de latitudes como Alemania, Bélgica, Rusia, España, Italia y Estados Unidos. En México, esta pieza ha visitado la Macroplaza de Monterrey, el Patio Mayor del Instituto Cultural Cabañas y los centros históricos de las ciudades de Puebla y San Luis Potosí.

Por su parte, Rivelino es un artista que divide su tiempo entre la creación, la investigación y el activismo en los ámbitos de economía, cultura y desigualdad, y destacó la relevancia de la presentación de su obra en el museo más visitado de Latinoamérica. La intención de esta pieza es que el público pueda interactuar en diversas formas: "Que el individuo esté frente a frente del otro. De ellos frente a mí y de todos juntos, en el paso del yo al nosotros".

Esta pieza es polisémica, interactúa con el espacio en el que se instala y, al mismo tiempo, con el público. Visibiliza lo que las personas a veces quieren decir, en el espacio que hay entre los dos dedos que se señalan entre sí, puntualizó, caben todas las ideologías, las conversaciones y todo tipo de personas.

Además de admirar la instalación artística, las y los visitantes del MNA podrán tocarla e interactuar con ella, fotografiarse o mirarla a detalle y reflexionar sobre la propuesta del artista.

Tú de Rivelino 

Dónde: patio del Museo Nacional de Antropología; Paseo de la Reforma y Gandhi, Chapultepec, Polanco, Miguel Hidalgo.

Cuándo: hasta 26 de agosto de 2024, lunes a viernes desde las 07:00.

Entrada libre

Nudus: un filme de terror psico tecnológico hecho en México
MXCity
Nudus es un film de terror psico tecnológico, una ventana hacia el hackeo en un mundo postapocalíptico y nihilista de internet.

Fotos cortesía de Procine

Nudus es una de las cintas mexicanas  más perturbadoras de los últimos años. 

 

Nudus significa "desnudo" en latín, y es una analogía de estar desnudos en las redes sociales, vulnerables o con la falsa seguridad de privacidad, muy a pesar de que todo el internet está siendo vigilado por terceros, según el cineasta Gibrán Bazán cuando habla de su nuevo filme.

Esta historia llega a fortalecer el cine mexicano, que demuestra su variedad de estilos, directores, talentos e historias que enriquecen a la industria fílmica, a la cultura e identidad del país.

Nudus es un film de terror psicológico, que nos sumerge la superstición, la religión y las creencias populares, agregando capas de complejidad a las narrativas y generando una mayor sensación de inquietud en la audiencia. Pero esta ocasión, la cinta se centra en los avances digitales y el terror tecnológico; ofreciéndonos una ventana hacia el hackeo mundial, en un mundo postapocalíptico en donde no existe la privacidad en internet.

Asimismo, Nudus aborda a nuestro mundo hiperconectado: cibercrimen, espionaje global, falta de privacidad y vulnerabilidad de la información. Se trata de poner bajo el reflector el poder de las redes sociales, que concentran miles de millones de datos de los usuarios, en una sociedad cada vez más vigilada.

Carla Hernández, Alex Crusa y Sayaka Yokoyama, son los protagonistas de la cinta de escrita y dirigida por Gibrán Bazán, además de otros trabajos como "Los rollos perdidos" (2012), "Generación Spielberg" (2014) y "El buquinista" (2018); discípulo de Juan López Moctezuma, colaboró con el cineasta en varios proyectos.

Esta cinta se estrenó primero en Estados Unidos, debido a que el tema llamo la atención, además de reflejar el poder de la Inteligencia Artificial, sobre todo con toda la polémica de la huelga de Hollywood, la intromisión cada vez mayor de las redes sociales en nuestras vidas y el gran hackeo es algo que ya comenzó y que tendrá mayor impacto en unos cinco o siete años.

La premisa de su película es que los datos de miles de millones de personas estarán disponibles y abiertos en la red para consulta libre gracias a la poderosa tecnología de las computadoras cuánticas que serán capaces de vulnerar cualquier contraseña o sistema de seguridad online, dejando expuestas nuestras búsquedas, llamadas, mensajes de WhatsApp, passwords, transacciones y cualquier acción que realicemos en internet, es ya una terrible realidad.

 

El Espiral sin fin de Betsabeé Romero llega a la Piazza San Marco en Italia 
MXCity
El arte de Betsabeé Romero es una demostración de que las fronteras son una ilusión que se derriba con la cultura. 

Fotos cortesía de Betsabeé Romero

La artista Betsabeé Romero forma parte de una exposición conjunta de la 60 Bienal de Venecia.

 

La artista Betsabeé Romero lleva su exposición "La espiral sin fin" a la Galleria Piazza San Marco, como parte de la 60 Biennale di Venezia presentada por el Museo de Arte Latinoamericano (MOLAA) con la Fundación Bevilacqua La Masa y el apoyo de los main partners William S. Y Michelle Ciccarelli Lerach e Itaca Arts, cuyo CEO es Santiago García Galván.

Diversos medios italianos han hablado de la exposición, tanto como de la trayectoria de Betsabé y los hallazgos de "La espiral sin fin". Esta exposición explora las prácticas artísticas de Betsabeé Romero a través de obras de arte encargadas y nuevas instalaciones, que también se presentará en el Museum Of Latin America Art (MOLAA) en 2025, en Long Beach, California, EU.

Según, Santiago García Galván, la exposición que Betsabeé Romero "a través de sus imágenes poderosas y su simbolismo profundo, ha capturado la esencia de la experiencia migratoria, entretejiendo los hilos de la cultura, la identidad y la resiliencia. Su obra sirve como testimonio del espíritu humano, recordándonos nuestra humanidad compartida y la importancia de la empatía y la compasión".

Betsabeé Romero ha dicho sobre esta exposición que ya está montada y lista para su inauguración en la Galleria Piazza San Marco, que la selección tomó muchos meses, es un formato muy complicado para participar, participan muchos proyectos paralelos de todo el mundo, y al final, fuimos uno de los 30 proyectos seleccionados para hacer una exposición paralela.

En esta exposición, que está muy en la línea del tema general de la bienal, pero más específicamente desde lo que significa la imposición de fronteras, de bordes, de líneas casi punzocortantes que hieren la identidad cultural, de género, la identidad personal y comunitaria, cultural e histórica.

Buena parte de esta exposición reflexiona sobre la Cultura como el hogar que llevamos dentro y que sobrevivió a la sombra de todos los poderes; la forma en que se reproducen las fronteras, las polarizaciones han dividido incluso la cama en el paisaje familiar. 

Nuevo museo de la CDMX muestra el legado cultural de los Ángeles Azules
MXCity
El Museo Comunitario Ocho Barrios de Iztapalapa inaugura su recinto con el legado cultural de la música y los músicos de Iztapalapa. 

Fotos cortesía de Tany Folgoso

Un nuevo museo en la CDMX mostrará la riqueza musical de Los Ángeles Azules. 

 

El Museo Comunitario Ocho Barrios es uno de los museos que se suma a la CDMX y poco a poco llegaremos a ser la ciudad con más museos del mundo, aunque todavía estamos por detrás de Londres. Para inaugurar este recinto, se abrió la exposición dedicada a la música que muestra las tradiciones y manifestaciones culturales de las comunidades originarias de Iztapalapa.

La exposición de este museo está dedicada a la Música y Músicos de Ixtapalapa, en donde podremos conocer la historia de algunas agrupaciones de esta región, siendo una de las más conocidas, Los Ángeles Azules; que han dejado un impresionante legado en muchas generaciones, musicalizando bailes, ceremonias religiosas, conformado orquestas tradicionales o puesto en alto el nombre de Iztapalapa.

Así que uno de los atractivos de esta exposición es justo ver las fotografías, acetatos firmados, trajes y notas de periódicos sobre grupos musicales emblemáticos de la demarcación, y sobre todo de Los Ángeles Azules. Ya que el Museo Comunitario de los Ocho Barrios busca reconocer la importancia de esta gran banda originaria de Iztapalapa.

Esta agrupación, ya reconocida en muchas partes del mundo, comenzó con la familia Mejía Avante a finales de los 70, aunque debutaron oficialmente en 1980 y desde esa fecha han sido "de Iztapalapa para el mundo". Sus primeros instrumentos fueron sacados con ayuda de Mamá Martha, madre y fundadora del grupo musical, quien fue aval y obtuvo un préstamo para que sus hijos tuvieran guitarras, un bajo y una tarola. Incluso tuvieron que vender la camioneta de su papá para comprar bocinas. Cuarenta años después, Los Ángeles Azules llevan la cumbia de Iztapalapa a muchas partes del mundo y a todas las fiestas mexicanas. 

Música y Músicos de Ixtapalapa

Dónde: Museo Comunitario de los Ocho Barrios; Ermita Iztapalapa 100, San Pablo, alcaldía Iztapalapa.

Cuándo: martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas

Entrada libre

Seku el deporte ancestral Ñu´u Savi de la Mixteca de Oaxaca
MXCity
El seku es un deporte que logró salir del olvido y que hoy en día forma parte de las actividades culturales de toda la comunidad.

Foto destacada: Ñuu Savi: Pasado, Presente y Futuro

El seku es una variante de la Pelota mixteca que se preserva en Oaxaca. 

 

Es seku es un deporte que se practica en la comunidad de Yucunani, municipio de San Juan Mixtepec, Oaxaca. Yucunani es una pequeña comunidad con apenas 130 personas con un alto índice de migración, ubicada en la montaña de la región de la Mixteca, en el municipio de San Juan Mixtepec, en el estado de Oaxaca. 

Es un juego que se ha retomado en los últimos años, con el fin de preservar la cultura y transmitirlo a las nuevas generaciones de jóvenes que se han integrado en los equipos de seku, además de que ya es un juego con apertura a las mujeres que toman la estaca y meten una bola de madera entre dos banderas que simulan una portería, con el fin de obtener puntos.

Juana García / Notimia

Este deporte prehispánico de los pueblos de Ñu?u Savi, estuvo a punto de extinguirse a finales de los años 90, pero un grupo de pobladores, en coordinación con profesores de San Juan Mixtepec, comenzaron a promoverlo y a rescatarlo en la comunidad de Yucunani y en otros espacios. Ahora, los vecinos les enseñan a sus hijos a jugarlo, se resisten a la extinción del deporte de sus abuelos.

El seku es el juego de los ancestros. Es por eso que es un deporte básico en donde solo son necesarios dos equipos de cinco personas en cada una; cada persona usa un bastón de madera con la base curvada, una bola de madera de algún árbol. Además, de estacas con antorchas encendidas colocadas sobre la orilla del perímetro donde se desarrolla el juego.

Cada partido dura 20 minutos con descansos de 10 minutos, aunque algunas veces los partidos pueden llegar a durar hasta media hora. Los pobladores explican que la bola con la que se juega está hecha del tallo del colorín, un árbol escaso en la zona, por lo que en ocasiones lo sustituyen por otros árboles de la región.

Juana García / Notimia

La antorcha, que todavía se prende en este juego, sirve para definir las líneas que conforman el campo. Además, como es un juego que tradicionalmente se jugaba de noche, el fuego es para guiar a los jugadores y que no se salgan del campo. Es un juego nocturno porque antes no había tiempo para jugar, y todos se dedicaban a trabajar en el campo.

Asimismo, este juego ya forma parte de las actividades del pedimento de la lluvia que realizan cada año los pueblos de la nación Ñu´u Savi.  Hoy en día se abren torneos, y se dan premios y otros estímulos para que haya cada vez más participantes en este juego ancestral. 

Además, el torneo está programado a la par de la feria anual de Yucunani, así que se invitan pueblos vecinos como Santiago Juxtlahuaca, Yanhuintlán, Nochixtlán, Tamazulápam, a la competencia, para que sea posible observar los encuentros de cerca, incluso se explican las reglas de este juego que preserva la identidad de Oaxaca

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Ayúdenos deshabilitando estas extensiones o software de Adblock.

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock
x