Bares y Antros
La Plaza Garibaldi: el espacio tradicional de la fiesta mexicana
MXCity
Historias de amor y desamor son contadas al ritmo de la música vernácula, en un escenario al aire libre ubicado en el centro de la ciudad.

Las canciones de José Alfredo Jiménez, Pedro Infante, Jorge Negrete, Lucha Villa, Vicente Fernández y Lola Beltrán, retumban en las gargantas de los mariachis de la Plaza Garibaldi, que desde hace más de 80 años, han musicalizado las noches de juerga de los citadinos.

Garibaldi, ubicado en la parte norte del centro de la ciudad, en los límites que comprenden a la zona monumental histórica, es un lugar cuyos orígenes datan de la época prehispánica, cuando el barrio era denominado Texcatzoncátl y formaba parte de Tenochtitlán. Desde aquellos tiempos, se contaba con una plaza central que se conservó durante la colonia, la cual era conocida como la Plazuela del Jardín.

La historia del característico ambiente festivo de Garibaldi que conocemos hoy en día, comenzó a gestarse a principios del siglo XIX, cuando alrededor de la plaza se establecieron las primeras pulquerías que expendían el aguamiel fermentado a través de mostradores. Así, se dio inicio a la tradición del consumo de bebidas embriagantes en este espacio público, misma que fue prohibida recientemente.

El inicio del siglo XX dio paso a la llegada de ferias tradicionales que se establecían temporalmente alrededor de un quiosco localizado sobre la Plazuela del Jardín, que seguía fungiendo como patio de las pulquerías que ya habían adquirido cierto renombre y eran populares entre los citadinos. Durante este mismo siglo, en el año de 1921, la plaza cambió su nombre al que conocemos actualmente, en honor al Guissepe Garibaldi, un militar y político italiano que en 1911 se unió a las filas del ejército maderista.

Ya bajo el nombre de Plaza Garibaldi, el lugar vivió el mayor acontecimiento de su historia: en 1931 se autorizó al Mariachi de Cirilo Marmolejo -conjunto musical que impuso el traje de charro- establecerse sobre la plaza. Desde entonces se puede acudir al lugar para alquilar los servicios de los grupos, o pagar unos cientos de pesos para que ahí sean interpretados los temas musicales.

Posteriormente, durante la segunda mitad del siglo XX, la imagen del charro mexicano se difundió internacionalmente gracias a la industria del cine, creciendo así la fama de la plaza que ya era reconocida como el centro de la música vernácula en la Ciudad de México.

Actualmente la Plaza Garibaldi, rehabilitada y remodelada en 2008 como parte de los festejos del centenario de la Revolución Mexicana, continúa siendo un escenario al aire libre en el que resuenan las historias de amor y desamor, narradas por las voces aguardentosas que siguen los acordes de la música vernácula mexicana, interpretada por los mariachis, reconocidos en 2011 como Patrimonio Inmaterial de la humanidad.

Además de la música folklórica, la Plaza Garibaldi cuenta con otros atractivos que enlistamos a continuación:

El Mercado de San Camilo: inaugurado en 1957, este mercado de comida típica mexicana, ubicado a un costado de la Plaza, se caracteriza por ofrecer platillos tradicionales de casi todas las regiones del país. Aquí se puede comer desde birria, pozole, enchiladas y carnitas, hasta pescado y mariscos. La variedad es amplia y da para todos los gustos.

El Tenampa: uno de los salones-cantina más famosos de la ciudad, se encuentra a un lado de la Plaza Garibaldi. Este recinto de la música vernácula ha sido testigo de las noches bohemias de varios famosos, entre los que destacan José Alfredo Jiménez, Chavela Vargas, Luis Miguel y Enrique Bunbury. Asimismo, el salón fue escenario de películas protagonizadas por Pedro Infante, Jorge Negrete y Cantinflas.

El Museo del Tequila y el Mezcal: de reciente creación, este museo situado en la parte frontal de la Plaza invita a los visitantes a conocer el proceso de producción y la historia de dos de las bebidas más emblemáticas del país. Además, en el lugar hay un restaurante y se pueden realizar catas guiadas. El pago por la entrada incluye, para los mayores de 18 años, una degustación de tequila y mezcal.

Bacal – apericena, barra libre de aperitivos extraordinarios en un ambiente íntimo
MXCity
Bacal ofrece una barra libre de aperitivos deliciosos, una increíble música experimental, vinos, cerveza y un ambiente sin igual.

En Bacal la comida y la coctelería está acompañada de un ambiente fabuloso.

 

Para conocer la esencia, concepto y todo lo que gira en torno a Bacal, lo mejor es conocer a la mente maestra detrás de este increíble lugar de aperitivos. Se trata de Eric Namour un libano-fránces que vive en México desde hace años, el fundador y director de el nicho, quien cuenta con un master en Gestión cultural de empresas creativas; y ha hecho curadurías y producciones de eventos y festivales en Italia, Inglaterra y México

Namour, además, fue programador independiente de los festivales Aural (2011-2014) y Radar (2008-2010) en México. Y con El nicho se enfoca en difundir la música y el sonido en el marco de la cultura contemporánea con énfasis en la apreciación de nuevas y existentes audiencias y públicos por medio de su festival anual y eventos esporádicos, además de tener unos libros sobre el sonido en la cultura contemporánea.

 

 

 

 

De esta mente, viene el genio y rareza de Bacal. Un nuevo restaurante en la colonia Roma, con paredes de vidrio que dejan pasar las luces de las calles de la CDMX. En lugar está lleno de música,  experimental por supuesto, además de mucha nostalgia.

En Bacal puedes comer los aperitivos que desees, mientras degustas una o varias copas de vino francés, natural y mexicano desde. También hay gran variedad de mezcales, whisky premium, cervezas y cocteles o sin alcohol como Bacal Ginger Beer. El Beqaa, por ejemplo lleva ginebra, jarabe de albahaca y arúgula, limón, agua de rosas y pepino.

 

 

 

 

Sobre la barra hay variedad de pan, pastas o según estés ahí, porque el menú cambia pero con el estilo de la música, los eventos o los comensales. Como se sabe, la calidad permanece. Apericena es una idea italiana de tomar aperitivos antes de cenar, aunque en realidad quedas satisfecho.

No se parece a ningún bar de la ciudad, y por ahora solo se puede visitar de jueves a sábado y un domingo al mes es posible ir al brunch. Cada sábado hay un cocinero invitado y el menú tiene un costo fijo. Algunos son cocineros amateurs o personas que cocinan bien pero no tiene un espacio para ofrecer cenas. También hay colaboraciones musicales y el ambiente es delicioso.

 

 

 

El color azul destaca en el lugar y la inmensa barra de mármol es hermosa. Los platones están llenos para que te acerques a tomar un plato las veces que desees y puedas degustas de todo un poco. Juan Carlos Cano es el arquitecto diseñador, el diseño gráfico de Sofía Broid y los platos son un diseño especial de Marcela Calderón, de Taller 36. y Pedro & Juana se encargaron del mobiliario.

 

 

 

 

Bacal

Dónde: Baja California 158, Roma Sur

Horarios: jueves a sábado de 18:00 a 01:00

Consumo promedio: $450

Facebook //  Instagram

Fotos de Bacal

Yellow Bird Bar, un enigmático social drinking club de cocteles innovadores
MXCity
Yellow Bird es el nuevo club social para beber, ubicado en el sótano de una casona estilo porfiriana de la colonia Roma.

En el sótano de una casona porfiriana de la Roma se encuentra el Yellow Bird.

 

Los clubes modernos suelen ser buenos lugares de encuentro para sociabilizar y lugares para reunirse con los amigos. Existen clubs deportivos o de otras tareas de convivencia, pero un club para ir a beber, y no cualquier trago, sino los tragos de los mejores mixologos del país, la historia es diferente.

Para ir a este lugar, primero tienes que encontrar la puerta roja que da entrada a este club, y al llegar te recibirá un mixólogo para platicarte un poco de lo que es Yellow Bird.

 

 

Ricardo Sandoval, Braulio Hernández y Rodrigo Álvarez son los encargados de dar vida a Yellow Bird, un espacio conceptual enfocado en la coctelería, donde cada trago tiene una ceremonia de servicio. Entre rosas de neón, barriles con coctelería añejada y una enorme barra será el escenario de los tres bartenders. Un lugar cómodo donde podrás tomar un trago accesible.

En su barra los clientes podrán disfrutar coctelería de todo tipo, desde un clásico Martini hasta un coctel añejado –en barricas de Bourbon por más de tres meses–.  El bar planea trabajar con las diversas marcas del mercado sin perder la identidad de cada una, sirviendo los tragos de la manera correcta en el vaso ideal, todo en un entorno cómodo y accesible.

 

 

 

 

Algo que lo hace diferente de los otros bares, es que en cada visita podrás acumular fichas para canjearlas por un trago en tu siguiente visita. Con el pin puedes invitar a tres amigos para disfrutar la experiencia. Al pagar la cuenta se te obsequian unas monedas y a tu siguiente visita, las podrás usar en el dispensador de la entrada. Colocas las monedas y el dispensador en espiral te da el coctel sorpresa de la noche.

Este social drinking club está inspirado en un trago de 1924, que reinventa el concepto de club en nuestra ciudad, que busca dar a conocer nuevas maneras de percibir la coctelería y el acercamiento que tienen los clientes con las bebidas espirituosas.

 

 

 

 

Granizados, cócteles añejados en barricas durante seis meses y otros utilizando técnicas culinarias, son parte de la oferta de 40 cócteles que se encuentran en la carta de Yellow Bird. El club se encuentra ubicado en una calle tranquila y poco transitada de la colonia Roma Norte, en el sótano de una casona estilo porfiriana que envuelve en la barra a todo aquel que entre y lo transporta a otro lugar.

Una de las grandes experiencias en este lugar es la coctelería envasada al vacío, un mezcla de sabores infusionados a los licores que personalizan el sabor con la propuesta de los bartenders y logran reinventar los clásicos de la coctelería, como también tener creaciones totalmente novedosas.

 

 

 

En Yellow Bird estos cócteles están en bolsas dentro de un refrigerador  muy peculiar, que mantiene la temperatura correcta y al pedirlos, el bartender entrega un vaso con hielos y garnitura para que el cliente experimente el servirlo él mismo. Los cócteles imperdibles son los elige- abre- bebe: está el Roberto Burns, un trago concentrado con el elegante ron Botran, Fernet Branca, Peychaud’s Aperitivo, licor de Ruibarbo, un twist de limón amarillo y otro twist de toronja.

La reinvención del primer cóctel Americano, el Sazerac creado por Antoine Peychaud en Nueva Orleans, pero con el toque de los maestros bartenders de Yellow Bird. Este cóctel nombrado Rémy Sazerac también ha sido cocido lentamente con especias como anís estrella y un twist de naranja, fusionándose con los licores y creando una explosión de sabor. Los ingredientes de este cóctel incluyen: cognac, miel de agave, Peychaud’s Aperitivo, bitter, anís estrella y un twist de naranja.

 

 

 

El trago de la casa Yellow Bird, inventado en 1924, contiene ron, apricot, licor de plátano, jugo de piña, cítricos y es servido en una copa en forma de ave hecha a mano en Japón, el drink que le da nombre a este club.

Para visitar Yellow Bird es necesaria una reservación vía Whats App o DM de Instagram y de al final se entregará un pin que funciona como una llave para poder traer a 2 acompañantes a conocer el lugar.

 

 

Yellow Bird Drinking Bar

Dónde: Tabasco 304, colonia Roma.

Cuándo: miércoles a sábado de 18:00 a 02:00

Consumo promedio: $250

Reservaciones aquí  o al 5564956379

Instragram

Los 3 mejores cócteles de la CDMX y sus bares salidos del torneo de bartenders
MXCity
El torneo de Flamingo Bartender dió a conocer lo màs selecto de la mixología y los cócteles más destacados de la temporada.

El bartender es un artista de la mezcla, de la dosificación y el sabor.

 

El bartender es la persona que sirve bebidas con licencia, y regularmente se encuentra detrás de una barra en bares, antros, restaurantes, entre otros lados similares. El bartender mezcla y sirve bebidas, lo que se llama la coctelería, la mayoría de las veces con alcohol, como vino, whiskey, vodka, ron entre otras.

El bartender a vece recibe el pago de las bebidas, pero sobre todo mantiene en orden los licores y la cristalería, limpia el área del bar, abastecer de hielo y sirve botana a los clientes en la barra. Para ser bartender se necesita mucho conocimiento. No se trata solo de saber qué tipo de bebidas mezclar con el alcohol, y dosificar con precisión las mezclas para conseguir un sabor agradable. Se trata también de la cristalería, la estética, de las proporciones correctas y de un gusto refinado para la creación de bebidas.

 

 

 

El pasado 22 de mayo se llevó a cabo la primera edición del Flamingo Bartender Tournament, donde se reunieron más de 30 de los mejores bartenders de nuestro país. La competencia dejó claro que el nivel que se ha desarrollado en México, en materia de alta coctelería en los últimos años, es alto. Bartenders de icónicos bares, hoteles y restaurantes como Balmori Rooftop, Gin Gin Kitchenbar, Morimoto,  Blanco Colima, Ladina, Xibalba y Panic Botanic, se dieron cita para presentar sus mejores creaciones.

Este evento fue organizado por la empresa mexicana La Madrileña, dedicada a la producción, distribución y venta de vinos, destilados y licores desde 1911. Sus marcas se distribuyen en diversos países como Estados Unidos, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá, Colombia, Bolivia, Corea del Sur, Dinamarca y Alemania. La Madrileña es uno de los más grandes importadores de vino en México y uno de los principales exportadores de tequila a Estados Unidos.

 

 

 

El Flamingo Bartender Tournament premió a 3 bartenders originarios de la Ciudad de México, que lograron crear la mejor bebida. Andrés Ayala de Jardín Juárez, se hizo acreedor al primer lugar del torneo con el coctel Bitter’s Paradise. Jacomine Flores, bartender representante de Kaito del Valle, ganó el segundo lugar con el cóctel Kaito Mama, y Riesler Morales, representante del nuevo hotel Sofitel México Reforma, que está próximo a su apertura, quedó en tercer lugar con el coctel Puki Puki Mx.

La competencia tuvo como jurado a expertos de la industria que vinieron de distintas ciudades, destacando dos de los mejores bartenders y consultores de Miami, Florida. Jesús Pérez de Broken Shaker y Camila Ruiz, de Casa Florida.

 

 

 

El Bitter’s Paradise, coctel ganador creado por Andrés Ayala de Jardín Juárez, está inspirado en el coctel clásico Buñueloni, una creación durante el Festival de Cannes del artista español del movimiento surrealista Luis Buñuel, el cual es una variación del Negroni, pero que a diferencia de este, destaca por la incorporación del ron blanco y las dos variedades de bitters que potencian su sabor amargo.

Esta bebida se realizó con 15 ml Flamingo Triple Sec, 35 ml ron Botran Reserva Blanca, 30 ml Peychaud’s Aperitivo infusionado con café de grano, 10 ml aperitivo italiano, dash Peychaud’s Bitter, dash de bitter aromático, 5 gotas bitter de toronja y Twist de toronja como garnitura.

 

 

 

El Kaito Mama, coctel del segundo lugar creado por Jacomine Flores, está inspirado en el Bahama Mama, un coctel de origen incierto popularizado en los años 50’s por Dottie Lee Anderson; aunque Oswald Greenslade, un bartender nacido en 1943 en las Bahamas, se atribuye el origen en su libro One More Cocktail. Se dice que fue nombrado así por la canción del mismo nombre publicada en 1932 por Charles Lofthouse.

Este cocktel se prepara con 45 ml ron Botran Reserva Blanca, 30 ml de ron Botran 8 Años en fat wash de plátano y mantequilla de coco, 60 ml de jalea de piña y naranja, 20 ml de jugo de limón verde, 15 ml de Flamingo Coco, 15 ml Flamingo Triple Sec y 3 dash de bitter.

 

 

 

Finalmente, la receta del Puki Puki Mx de Riesler Morales, mismo que se podrá pedir en el hotel Sofitel México Reforma el próximo mes de septiembre, lleva 30 ml Botran Reserva Blanca, 25 ml Flamingo Carajillo, 30 ml de leche clarificada, 25 ml de jarabe de lavanda, 15 ml de jugo de limón, 3 rebanadas de pepino fresco y al final un toque de perfume con Peychaud’s Bitter.

Si tienes antojo de un coctel, ya sabes cuál será tu siguiente receta.

 

La Xampa, el bar que hace homenaje a la espuma de vida de la champagne
MXCity
La Xampa se convertirá en tu cocktail bar preferido ya que su especialidad en champagne, vinos espumosos y cavas es suprema.

Además de champagne, este cocktel bar tiene una gran variedad de comida y bebida.

 

 

El champán, champaña o champagne, es un vino espumoso elaborado conforme al método champenoise en la región de Champaña, en el noreste de Francia. Está protegido por una denominación de origen, que puede ser  blanco o rosado espumoso elaborado con una mezcla entre uvas chardonnay, pinot meunier, pinot noir, pinot gris, arbanne y petit meslier.

Aunque la denominación de champán es exclusiva de la región de Champaña, popularmente se utiliza el término para denominar a los vinos espumosos elaborados en muchas regiones del mundo, entre ellos el cava. La recomendación para beber champán es a una temperatura de entre 5 y 7 grados, en copa de vino o copa alta en forma de tulipa, se desaconseja la copa plana tipo pompadour.

 

 

 

El champán se comienza a embotellar hacia el 1660, poco antes de terminar la primera fermentación a fin de conservar mejor sus aromas. A consecuencia de ello aparecen burbujas; esta efervescencia fue una fuente de preocupaciones para los productores que lo denominaron vino del diablo y salta-tapones, ya que las botellas estallaban y los tapones saltaban.

En 1670 el monje dom Pérignon, de la abadía benedictina de Hautvillers, introdujo una serie de cambios, tales como la selección de la uva, el corcho cónico sujeto con una grapa metálica y las botellas de vidrio más grueso que evitaban estallidos y que los tapones saltaran. A pesar de los muchos esfuerzos del monje el origen de las burbujas continuó siendo un misterio hasta que Louis Pasteur estudiase la fermentación en el siglo XIX.

 

 

 

Si tú eres de los que toman champán no sólo en una celebración importante, sino para celebrar la vida, La Xampa ser convertirá en tu lugar preferido. La Xampa está en el corazón de la Condesa, un lugar diferente en el cual se celebra la buena comida y sobre todo los buenos tragos.  Este bar cuenta con catas de Champagne y de varios tipos de bebidas. Ofrece a sus clientes un ambiente agradable y cálido con una propuesta de alimentos enfocada al maridaje de nuestras bebidas.

La Xampa es uno de los íconos de la Condesa si de coctel-bar hablamos, es un concepto que está inspirado en la Xampanyeria original de Barcelona, España. La idea de esto es que la gente se familiarice con la champagne. Es un bar sin reglas de etiqueta donde el consumo no es caro.

 

 

 

 

La Xampa se inauguró en diciembre del 2010, y además de su especialidad burbujeante ofrecen diferentes destilados: ginebra, ron, vodka y whisky. También cuentan con un menú que ofrece platillos sencillos para que lo que resalte sea tu bebida, pero muy bien realizados para matizar todos los sabores.

David Rocha se encuentra al frente de la barra, quien ofrece cocteles inspirados en los grandes clásicos, los cuales han sido reinterpretados con la efervescencia que aporta este estilo de vinos. El chef David Patrick es el encargado de conquistar a los asistentes con platos inspirados en tierras francesas: el fondant de queso manchego y los rollitos de berenjena, son una gozada.

 

 

 

La Xampa está en renovación de su menú, donde es posible probar la Mezcana, cóctel hecho a base de extracto de pepino, piña, miel de agave y limón, acompañado de sal de jamaica. El Demi Sec Tonic, una bebida a base de ginebra, agua tónica, jugo de limón, toronja y decorado con una ramita de romero que altera el sabor de tu bebida debido al fuerte aroma que despide, una gran experiencia.

La decoración es sobria y elegante, pero sin duda es un lugar que hará dejarte seducir por el culto a las burbujas. Es un hecho que brindar en La Xampa te va a encantar.

 

 

 

 

 

La Xampa

Dónde: Nuevo León 66, Esquina con Laredo, Condesa.

Cuándo: lunes a domingo de 14:00 a 02:00

Consumo promedio: $ 250 – $ 300

Facebook // Instagram