Vida Capital
13 cosas del Centro que conocerás sólo cuando vivas ahí
MXCity
Vivir en el Centro Histórico, el corazón de la ciudad de México, núcleo del DF, es una experiencia única que, aunque parezca increíble, conserva secretos sorprendentes

Aunque alguna vez el Centro de la ciudad fue una zona temible ―sobre todo en los años posteriores al temblor de 1985 y el abandono subsecuente que sufrió en varios aspectos―, desde hace algunos años ha recuperado ese atractivo que tuvo y que en cierta forma difícilmente perderá. Pase lo que pase, el Centro siempre será tal, un núcleo en donde se conserva mucha de la esencia de esta ciudad, comenzando por su historia y siguiendo hacia algunos de los rumbos que toma el presente y aun el futuro citadino que nos aguarda. El Centro no ha dejado de ser el corazón de la urbe; quizá no el único, pero sí uno de los más importantes.

Con todo, dicha importancia conlleva sus propias particularidades, muchas asequibles casi únicamente cuando pasas una temporada viviendo en el interior de sus fronteras, una zona de pronto difusa y de pronto bien delimitada por un puñado de grandes avenidas: Eje Central, Balderas, 20 de noviembre, República de Perú, José María Izazaga y quizá algunas más.

A continuación compartimos algunas de estas cortesía de un insider, un habitante que se ha encargado de recopilar esta curiosa lista que sin duda será ampliada con la experiencia de otrxs.

Todo está al alcance

El Centro no sería tal si no pudieras conseguir de todo. Un lapicero, unas bocinas, queso holandés, café de grano recién molido, herramientas, pan dulce, ropa, antigüedades, libros de segunda mano, muebles y un abundante etcétera. Prácticamente cualquier cosa se consigue en el Centro, con cierta frecuencia a un buen precio.

Sólo es cuestión de saber…

Todo está al alcance, pero es importante saber dónde. Es importante saber que en las inmediaciones de Correo Mayor se encuentra nuestro barrio libanés, que República del Salvador es “la calle de las papelerías” o que López abunda en carnicerías, pollerías y queserías. El chiste, claro, es saber qué calle es de qué.

El olor del Bordo

Sí: algunas noches o madrugadas te sorprende un olor nauseabundo, a medio camino entre lo podrido y lo aberrante. Dicen, pero es una versión no confirmada, que se trata del olor del Bordo de Xochiaca, traído por el aire para recordarnos que eso también es la ciudad, que esa es la confirmación de su vitalidad.

Los sábados son intransitables

A diferencia de la mayoría de la población de la ciudad los sábados son, en la mayor parte de sus horas, para no estar en el Centro. Muchas personas y familias enteras aprovechan el sábado para ir al Centro, lo cual provoca, casi inevitablemente, que sea justo el día en que quienes viven ahí no salgan para nada.

Fauna nociva

De hormigas a cucarachas y ratas o ratones, en el Centro la población de fauna nociva es quizá incluso superior a la población humana, por lo cual hay que ser sumamente cuidadoso para no compartir tu vida con estos simpáticos insectos y animales.

La historia está aquí

Aun en una caminata distraída por el Centro te encontrarás con tres o cuatro placas que anuncian acontecimientos importantes. La casa que perteneció al Conde de Regla, la casa donde nació Daniel Cosío Villegas, la placa que consigna el nivel que alcanzó el agua durante la inundación más grave del Virreinato.

6821441946_ceca0f1283_z

Wimena Kane/flickr

Siempre encontrarás algo nuevo

El Centro, aun con toda la historia que lleva a cuestas, es un lugar vivo. Un lugar que sorprende. Un lugar donde siempre encontrarás algo nuevo: una plaza que no conocías, la tienda donde venden las especies más improbables, un personaje nocturno digno de la imaginación más original y más, mucho más.

La música de República del Salvador

Los éxitos de tu infancia y juventud continúan reproduciéndose una y otra vez en República del Salvador, la calle de los equipos de sonido, acaso la única calle del mundo donde Sean Paul convive con Gali Galiano, Los Ángeles Azules y Vicente Fernández.

Los mosquitos

Si olvidaste cerrar la ventana del cuarto por la tarde, prepárate para una noche de tortura e insomnio cortesía de una bandada de mosquitos que con premeditación, alevosía y ventaja te atacarán justo en ese momento en que comenzabas a conciliar el sueño. No un segundo antes ni un segundo después, sino en ese preciso momento.

Departamentos increíbles

Hubo una vez una ciudad donde sus habitantes vivían con dignidad. No en minúsculas cajas que sólo por accidente llevan el nombre de “departamentos”. Tampoco en edificios DIY de paredes de poliuretano y cimientos dudosos. En el Centro todavía hay edificios sólidos con departamentos increíbles, grandes techos y pisos de duela que son el marco de historias de vida envidiables.

No hay mejor campo de entrenamiento en prácticas de supervivencia

Caminar entre multitudes, cuidarse y cuidar a otros para no ser chacaleados, regatear para obtener el mejor precio de una mercancía y dar con los mejores tacos entre una oferta infinita. Eso, señoras y señores, es sobrevivir en la ciudad de Mexico, y el Centro es el territorio más idóneo para el mejor entrenamiento.

Los Cocuyos

Hay poco más que decir. Los mejores tacos de suadero y tripa de la ciudad. Punto.

4602180341_05272fd69c_z

slow learner / flickr

Los domingos por la tarde

Después de todo el caos, de las palpitaciones y los temores, las sorpresas, las excentricidades, los insectos, las fiestas, las garnachas, los cafés de chinos, los ambulantes, las redadas, los tacos de canasta, las cemitas, los embutidos y los quesos, el Mercado de San Juan, los museos, las caminatas, las cantinas, las pulquerías, los carritos de super que venden sangría o agua mineral con limón, las baratijas made in China y todas esas identidades y colectividades que hacen al Centro, hay un momento inesperado de calma y tranquilidad: los domingos por la tarde. Al asomarse a una ventana en algún minuto del domingo, cuando el Sol comienza a decaer, el viento sopla ligeramente, la gente se prepara para enfrentar el lunes de nueva cuenta, los negocios están cerrados y los coches dejan de fluir, surge otro rostro del Centro, ese que se cree improbable y que sólo quienes vivimos ahí conocemos. Su rastro calmo, melancólico o al menos nostálgico, una bestia que duerme y que de pronto nos parece incluso tierna, como si los dos leones rampantes de su heráldica fueran poco más que dos gatitos de departamento que ronronean mientras te tomas un té o una cerveza a la luz de un silencioso atardecer.

Conoce la impresionante instalación de flores gigantes en el Zócalo
MXCity
En la Plaza de la Constitución se monto una instalación de primavera con velarias, jardines y un quiosco desmontable que remonta al que tuvo el Zócalo en 1878, donado por Antonio Escandón.

El Zócalo de la Ciudad de México no sólo es considerada como una de las plazas más importantes del país, también una de las más visitadas tanto por turistas como por los habitantes de esta metrópoli. En este sitio han transcurrido leyendas, eventos históricos, revoluciones y reconstrucciones. Sin embargo, ¿qué tanto ha cambiado el Zócalo a lo largo de los años?

Con el paso del tiempo, a esta plaza se le han acuñado numerosos nombres: Plaza de Ánimas, Plaza de Armas, Plaza Principal, Plaza del Palacio, Plaza Mayor, Plaza de la Constitución y, de manera coloquial, el Zócalo. Cada uno de ellos ha reencarnado la experiencia arquetípica en esos periodos históricos de la nación, como si se hubiese tratado de darle una estructura física a los eventos metafísicos que llevaban al cambio en el país.

 

 

 

La nueva instalación en la Plaza de la Constitución no decepciona. Cuenta con un kiosco desmontable que rememora a la estructura que tuvo el Zócalo en el año 1878 y que fue donado por Antonio Escandón.

Además, el jardín de primavera en el centro de la CDMX cuenta con tres velarias monumentales representando flores mexicanas de diversos tamaños y colores. También podrás ver bancas y jardineras con hierbas aromáticas intervenidas por destacados artistas mexicanos.

 

 

Esta hermosa instalación solamente estará disponible por 11 días. La verdad, nosotros desearíamos que se quedará de forma permanente. Pero lo bueno es que es de entrada libre y como está saliendo del Metro Zócalo, solo deberás gastar en tu transporte.

 

 

Instalación de Flores de Primavera

Dónde: Zócalo, Plaza de la Constitución S/N, Centro Histórico.

Cuándo: del jueves 21 al domingo 31 de marzo

Entrada libre

Un santuario de árboles colosales, el Parque Ejidal San Nicolás Totolapan
MXCity
El Parque Ejidal San Nicolás Totolapan se encuentra al suroeste de la Ciudad de México y forma parte del Eje Neo volcánico en la Sub provincia de Lagos y volcanes del Anáhuac.

En la Ciudad de México, por extraño que parezca, existen maravillosos santuarios naturales para disfrutar de la naturaleza en familia. Tal es el caso del Parque Ejidal San Nicolás Totolapan, ubicado en la delegación Magdalena Contreras, en el kilómetro 11.5 de la carretera Picacho Ajusco. El Parque es un magnífico santuario natural en medio de la ciudad, con todas las facilidades para el ecoturismo.

En 1998 se inaugura el Parque Ejidal San Nicolás Totolapan y es el primer proyecto social de turismo en la naturaleza desarrollado en el suelo de conservación de la Ciudad de México, con la visión de detener la mancha urbana en esta reserva natural con una extensión de aproximadamente 1,900 hectáreas de bosque templado frío.

 

 

 

 

El ejido de San Nicolás Totolapan, cuenta con una superficie de 2,303 hectáreas propiedad de 336 ejidatarios. Los bosques templados del ejido tienen una extensión aproximada de 1,700 hectáreas y se localizan en un rango altitudinal que va de los 2,700 msnm los 3, 740 msnm. Se encuentran ubicados al suroeste de la Ciudad de México y forman parte del Eje Neo volcánico en la Sub provincia de Lagos y volcanes del Anáhuac.

En este espacio existen prácticamente todos los servicios que un proyecto ecoturístico puede ofrecer: visitas guiadas, naturaleza, proyectos de conservación y educación ambiental, talleres creativos, granjas didácticas, viveros orgánicos, deportes extremos, ciclopistas, tirolesas, cabalgatas, observación guiada de flora y fauna, cabañas, áreas para acampar, seguridad, y todo a unos pasos de la gran urbe.

 

 

 

 

Los paseos por este bosque son una gratificante experiencia, sus senderos llevan al visitante a disfrutar de una diversidad de árboles; oyameles, pinos y cedros blancos son los que acaparan la escena. Asimismo, el lugar cuenta con una nutrida fauna donde conviven venados cola blanca, jabalíes, gatos monteses, zorros y zacatuches (conejos de los volcanes), junto con otros reptiles, aves e insectos muy diversos.

Entre las laderas escarpadas se descubren cañadas, arroyos, manantiales y una fabulosa cascada donde puedes refrescarte y disfrutar del encanto del entorno. En algún momento se llega al lago del parque, donde se puede pescar, de hecho, hay asadores donde puedes preparar los pescados frescos.

 

 

 

El paisaje lo dominan formaciones montañosas con laderas escarpadas y cañadas, por las que escurren los innumerables arroyos que caracterizan al ejido. Tienen una orientación dominante hacia el norte lo cual ha favorecido el desarrollo de impresionantes bosques de coníferas principalmente de oyamel.

Se presentan anfibios y reptiles como las salamandras el falso escorpión y el camaleón carnudo. Es extraordinaria la diversidad de aves que existen en estos bosques tanto como residentes como migratorias, así como endémicas de México, tales como el búho carnudo, la gallina de monte, entre muchas otras. Es posible encontrar pequeños roedores como ratas de campo, liebres, tejón, tlacuache, víbora de cascabel, coyote, tuza y cuervo.

 

 

 

La vegetación dominante en el ejido San Nicolás Totolapan corresponde a bosques de clima templado frío entre los que se encuentran encinares, bosques mixtos, pinares y principalmente oyameles, los cuales son la vegetación emblemática del parque. Las especies dominantes son el Abies religiosa y diversas especies del genero Pinnus, distribuyéndose de las partes bajas a las más altas.

 

 

 

Parque Ejidal San Nicolas Totolapan

Dirección: Picacho-Ajusco 5, Panoramica, 14749 Ciudad de México, CDMX

Horario: lunes a domingo 8 am a 5pm

Teléfono: 01 55 8156 8451

Alumnos de la UNAM crean pequeña vivienda con sistema de sustentabilidad
MXCity
Esta pequeña vivienda está orientada al ahorro de agua y energía, el confort, la accesibilidad, la seguridad y la creación de un desarrollo económico y social.

La vivienda de la ciudad se reinventa en un espacio de 12.5 m2.

 

Una de las necesidades básicas de todo ser vivo es la vivienda, pero para el grueso de la población cada vez se hace más difícil cubrir esta necesidad. Sin mencionar que a esto debe sumarse la idea de aprovechar inteligentemente los recursos naturales y la preservación del medio ambiente a favor de las generaciones futuras.

Muchos diseñadores de viviendas están comenzando a adoptar sistemas que optimicen el uso de aguas recicladas o de lluvia, al igual que métodos alternativos para obtener o generar energía y el calentamiento del agua,

 

 

Es por ello que si se cuida el diseño inicial de la obra es posible tener un ahorro en la cantidad de desperdicios durante la construcción inicial y se reducirá la necesidad de realizar modificaciones posteriores. Generar viviendas sustentables es el gran reto del nuevo urbanismo, ya que esto implica una serie de aspectos que parecen muy teóricos pero que en la vida real no son tan complicados de conseguir.

Es así que los nuevos diseños de viviendas cada vez más utilizan ecotecnologías para la vivienda sustentable, tales como materiales térmicos y aislantes, focos ahorradores de energía, celdas solares, microsistemas para tratamiento de aguas grises, sanitarios ecológicos, captación, almacenamiento y re-uso de aguas pluviales.

 

 

En una ciudad donde el uso de suelo es cada vez más caro y menos accesible, el fenómeno de la vivienda intraurbana requiere desarrollos innovadores. Si bien por muchos años la solución de varias instancias, sobre todo gubernamentales, fue el establecimiento de unidades habitacionales en la periferia de grandes metrópolis, ahora un grupo multidisciplinario de la UNAM propone volver la vista a la problemática y contribuye a la discusión a través de un proyecto que han bautizado como Vivienda Industrializada Sustentable (VIS).

Un grupo multidisciplinario de la Universidad Nacional Autónoma de México diseñó el proyecto de Vivienda Industrializada Sustentable (VIS), que consiste en un hogar de 12.5 metros cuadrados como respuesta al cada vez más caro uso de suelo de la metrópoli. Pero no solo se trata de un espacio pequeño para el uso de la vivienda, esta lugar además cuenta con cuenta con sistemas de sustentabilidad que la dotan de autonomía y tiene manufactura industrial, contrario a la forma en la que se conciben los inmuebles actualmente.

 

 

 

Con VIS se haría frente al impacto ambiental, se facilitaría la compra de una casa en la ciudad y se sortearían los problemas del uso de suelo. De acuerdo con el urbanista Enrique Soto, asesor del proyecto, actualmente existe un problema por el valor del uso del suelo que dificulta a las nuevas generaciones a “acceder a una mejor localización dentro de la urbe”.

Es por ello, que el proyecto consiste en una casa compacta y móvil, con un peso de no más de 3.2 toneladas.  A pesar de sus reducidas dimensiones, la vivienda está diseñada para brindar una sensación de espacialidad amplia, además de estar completamente equipada con lo necesario para la habitabilidad de un máximo de dos personas ofreciendo, además, una opción a los nuevos modelos de familias unipersonales o de parejas sin hijos. Esta vivienda está diseñada para poder brindar una sensación de espacialidad amplia y está equipada con lo necesario para la habitabilidad de un máximo de dos personas: cocina, sala-comedor, baño y una recámara con cama matrimonial.

 

 

Estas casas podrían adquirirse con un precio de entre 350 mil y 380 mil pesos e incluye:

– Refrigerador

– Estufa

– Parrilla eléctrica

– Colchón

– Paneles solares

 

 

 

El VIS busca estudiar alternativas que traten de entender la ciudad y la forma de habitar en la ciudad, con el propósito de poder regresar a las ciudades, pero con los factores de dificultad que hoy tenemos, como la carencia de suelo urbano, o los altos costos de tierra.

Así, además de hacer frente al impacto ambiental, se facilitaría la adquisición de una casa al interior de la urbe, sorteando los problemas del costo de suelo. El grupo coordinado por Carrasco Mahr, que integra principalmente a arquitectos e ingenieros, tanto académicos como alumnos de licenciatura y posgrados, contó para el desarrollo de la iniciativa con el apoyo del Conacyt, a través del Fondo de Sustentabilidad Energética.

 

Vivienda Industrializada Sustentable (VIS CASA UNAM)¡Hola! El equipo multidisciplinario de Vis UNAM te invita a visitar el prototipo 1:1 Conoce nuestro proyecto sobre espacios mínimos en vivienda sustentable y su proceso constructivo. ¡CONOCELA!…Nuestro horario de visita es de LUNES a VIERNES de 9:00 am – 6:00 pm. ¡TE ESPERAMOS!

Posted by Vis Unam on Friday, November 23, 2018

 

El proyecto busca acercarse al sector empresarial para poder ser vendida en tiendas de materiales para el hogar, donde podría ser posible su personalización. Y si la industrialización lo permite, es posible mejorar los aspectos como la personalización o una variedad de gamas.

Como su producción sería en serie y en masa, sería muy fácil sustituir partes dañadas. Pero, el paso más importante será el de alcanzar la aceptación social, que hasta ahora han podido comprobar mediante unas 350 encuestas que arrojan una aprobación de más del 80 por ciento. Con esto será posible cambiar la concepción de cómo se habita la ciudad y pensar en la optimización de recursos y del espacio ocioso.

Nostalgia urbana: la gloriosa avenida Pino Suárez
MXCity
La avenida Pino Suárez nos invita a ver más allá del tráfico para contemplar la belleza de una de las arterias más interesantes de la CDMX.

Pino Suárez ha tenido muchos cambios a lo largo del tiempo.

 

Avenida Pino Suárez en sus inicios fue la continuación de la Calzada Iztapalapa, aquella por la que entraron los españoles a Tenochtitlán para reunirse con Moctezuma en 1519. En 1914 se le da el nombre gracias a José María Pino Suárez, el  vicepresidente de México asesinado junto al presidente Francisco I. Madero durante la Decena Trágica.

Este homenaje al valiente vicepresidente que fue un célebre poeta nacionalista que una ocasión escribió a propósito de la Revolución Mexicana: “Combatir contra todos los tiranos / y contra toda imposición injusta; / defender la verdad santa y augusta / y de la patria sus fueros soberanos”.

 

 

 

Además de tener un nombre célebre, esta avenida tiene uno de los recintos religiosos más importantes de México, se trata de la Parroquia de San Miguel, construida en honor de San Miguel Arcángel en 1689 por el arquitecto Pedro de Arrieta quien le diseñó unas singulares torres octagonales, una cúpula de tezontle rematada en azulejo y una representación en mármol del arcángel San Miguel que todavía se puede contemplar.

En esta avenida también podemos encontrar el Templo de Jesús Nazareno, parte del antiguo Hospital de Jesús Nazareno de 1524,  que fue la primera clínica fundada en América. En este espacio descansan los restos de Hernán Cortés y el famoso mural Apocalipsis, que pintó el tapatío José Clemente Orozco.

 

 

 

En esta arteria también se encuentra el Museo de la Ciudad de Méxicodiseñado por Francisco Guerrero y Torres; uno de los ejemplos más notables de la arquitectura barroca del siglo XVIII. Uno de los elementos más llamativos del edificio sigue persistiendo, se trata de una cabeza serpiente de piedra luce gloriosa en la fachada principal de la casa.

La estación de correspondencia del sistema del metro, lleva el nombre de Pino Suarez, funcionó durante un breve tiempo como terminal de la línea 2 desde su inauguración en agosto de 1970, donde se encuentra el adoratorio a Ehécatl, es llamada la zona arqueológica más pequeña de México por el INAH y es transitada por hasta 54 millones de personas al año.

 

 

 

El pasaje Zócalo-Pino Suárez, Un paseo por los libros, es un andador subterráneo en el que se encuentran librerías, un pequeño auditorio y un área destinada a exposiciones artísticas temporales. Este pasaje cultura conecta a dos estaciones no consideradas de correspondencia. De entre muchos descubrimientos arqueológico que se han dado en los últimos años, se dio en la Plaza de Pino Suárez, donde encontraron los restos de una construcción prehispánica que aparentemente fue usada como templo o espacio sagrado del Calpulli.

Sin duda, esta avenida es un legado histórico de nuestra ciudad. Aquí te dejamos estas fotos nostálgicas de esta gloriosa avenida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotos de El Universal y El Itinerario