Gastronomía
Carne, pan, condimentos: tour gastronómico por la calle de López y sus alrededores
MXCity
El antiguo Barrio de San Juan es todavía un núcleo de asombro y sorpresas —incluso para los paladares más exigentes

En el Centro del DF existe una zona que sin duda puede calificar como el paraíso de las personas con buen diente. Se trata de una pequeña región que a pesar de las muchas transformaciones históricas aún conserva cierto aire de barrio, y no por casualidad pues, durante al menos un par de siglos, este fue efectivamente el "Barrio de San Juan".

Por ahora, sin embargo, nos limitaremos a hablar de la calle López, en donde se concentran algunos de los lugares más notables de la ciudad para encontrar y adquirir alimentos de muy buena calidad.

 

Molino El Progreso (Aranda 26)

Piensa en una especia, la más común o la más extraña que se te ocurra. Orégano o cardamomo. Piensa en una semilla. Chía o ajonjolí. Piensa en un condimento. Páprika o pimienta de cayena. Piensa en fruta deshidratada, en aceite de cacahuate, en gomitas, pistaches, mole poblano en pasta. Eso y de veras mucho, mucho más, lo encuentras en el Molino El Progreso.

 

Carnicería Alicia (Ayuntamiento 18, esquina con Aranda)

alCortes finos y algunas otras sorpresas. Para un día de parrillada su arrachera es imperdible, lo mismo que sus costillas y otros cortes. A veces la fila para comprar es verdaderamente numerosa (sobre todo en temporada navideña), por lo que te recomendamos que tomes tus precauciones o, como se dice, te armes de paciencia. Y te recordamos que los domingos la carnicería está cerrada.

 

Café Villarías (López 68, esquina con Ayuntamiento)

Con un poco de atención notarás que la calle López está dominada por un aroma a café que se va intensificando conforme el día avanza. Su origen se encuentra en el Café Villarías, uno de los expendios de este grano más emblemáticos del Centro. Ahí puedes comprar tu café con el tostado y molido de tu preferencia, y lo mismo si te gusta ligero o cargado. Si quieres ir a la segura, opta por la mezcla de la casa.

 

La sopa italiana (Ayuntamiento 12-1)

sopaUn expendio de pastas elaboradas artesanalmente. Los ravioles son legendarios, pero la verdad es que todas sus variedades son suculentas.

 

Panadería La Pilarica (López 77)

La Pilarica es una panadería de excelencia. Su fuerte es el pan tipo europeo, que siempre encontrarás crujiente y dorado (garantía de la administración). Para una tarde de paninis, sus chapatas son idóneas; si quieres servir una sopa de queso dentro de un pan campesino, quizá no encuentres uno mejor que el de La Pilarica; para tapas, sus baguettes son perfectas. En cuanto al pan dulce, su pastel mil hojas (que venden en porciones personales) es delicioso, pero también su panqué chino, sus cuernos y sus conchas. Y si acaso tienes antojo de rosca de reyes o pan de muerto, ¡aquí los encuentras todo el año!

No todo el pan se encuentra a todas horas. Para el pan blanco, acude cerca del mediodía. Para las roscas de reyes y pan de muerto, ve temprano.

 

La Vizcaína (López, esquina con Vizcaínas)

"Alimentos selectos": así es como se presenta este establecimiento en donde puedes encontrar quesos nacionales y europeos, embutidos, cortes, ultramarinos e incluso algunos productos de la cocina asiática y libanesa. También venden alitas, aros de cebolla, papas gajo y otras botanas listas para sólo freír y servir. Quizá no haya otro lugar donde el queso holandés, el queso de cabra y el queso mozarella (todos de excelente calidad) se encuentren a mejor precio.

 

Cristalería Mónaco (López 118)

A veces la calidad de la comida importa casi tanto como los platos donde esta se ofrece. Estos no se comen, pero pueden hacer más placentera la experiencia de los sabores y los olores, volviéndola diferente y quizá hasta memorable. Date una vuelta por la Cristalería Mónaco para encontrar ese detalle que le hace falta a tu mesa.

 

 

Bonus: ¿Dónde comer después de las compras?

Si entre compra y compra te alcanzó la hora de la comida, no podrías estar mejor ubicado. Las opciones son varias, todas recomendables.

La primera (por orden geográfico) puede ser los pescados y mariscos de El Caguamo. Si te sientes nostálgico puedes comer en el puesto callejero de Ayuntamiento (entre Aranda y López), donde este negocio comenzó; si la historia te importa menos que satisfacer el estómago, en los locales de la calle López se sirve lo mismo y hay más espacio para comer con mayor comodidad. Te recomendamos un caldo de camarón y un par de pescaditos rebosados o una quesadilla de mariscos si tu hambre es normal, o una mojarra si tu paladar es más exigente.

Pescados y mariscos El Caguamo

Ayuntamiento, entre Aranda y López

López 82-C y 83-B

Costo promedio: 100-200 pesos por persona

 

pae

Otra buena opción es el restaurante Mi fonda, uno de los más tradicionales del rumbo. Su dueño, Jesús Santos Galnares, nació en Santander, pero hace ya varios años que reside en México, varios de los cuales los ha pasado dirigiendo este lugar. La comida que aquí se sirve es una peculiar mezcla de platillos españoles y mexicanos pero preparados de forma casera. Algunos días hay lentejas, otros potaje gallego, los jueves se sirven callos y toda la semana paella (a excepción del lunes, porque el negocio cierra). En todos los casos los precios son económicos.

Algunos detalles:

Los sábados hay más gente. Te recomendamos llegar temprano (antes de las 14 hrs) si quieres probar la paella y no esperar mucho tiempo formado.

Los chiles rellenos se terminan rápido, cualquier día de la semana.

Las mesas se comparten.

Mi fonda

López 101, casi esquina con Vizcaínas

Costo promedio: 100 pesos por persona

 

Si lo único que quieres es echarte un taco, tienes tres buenas opciones (todas de 50 pesos promedio por persona)

La primera, Juanitos (López 106), al lado de la Cristalería Mónaco, de donde te recomendamos su chicharrón en salsa verde y su obispo (un embutido tradicional del Estado de México).

La otra alternativa es la taquería El Relax (López 98), que abrió hace poco y ofrece tacos de chistorra, chorizo argentino, arrachera y otras carnes y embutidos finos, todo asado al carbón.

La tercera opción son los tacos de canasta Los Especiales, sobre Ayuntamiento, justo al lado de la XEW. Están un poco más lejos de la zona, pero la pequeña caminata vale la pena. Los de adobo con carne de carnero y los de mole verde son obligados.

duel

Ahora que si aguantas a la hora de la cena con nada más que una botana y una buena bebida en el estómago, date una vuelta por Las Duelistas (Aranda 28, entre Ayuntamiento y Puente de Peredo), pulquería tradicional de la zona a la que, curiosamente, acuden muchos jóvenes, y que como buena pulquería cierra por ahí de las cinco de la tarde.

 

Próximamente, la Guía definitiva para el Mercado San Juan.

 

Imagen principal: Lisa Tillinger y Gerardo Barroso (parte del documental Calle López, cuyo tráiler presentamos a continuación)

 

Estos son los 10 sándwiches de México y AL listados como los mejores del mundo
MXCity
Un sándwich es elemental: proteínas entre dos piezas de pan; aquí te dejamos algunos mexicanos y de América Latina.

Foto destacada: Tv Azteca

Conoce algunos de los sándwiches y tortas más populares de México y América Latina.

 

. . .

 

Se dice que el sándwich fue creado en 1762 en Inglaterra por John Montagu. Montagu, “el cuarto conde del sándwich”, también era conocido por ser un jugador problemático, pasando horas y horas en la mesa de juego. Durante uno de sus largos días de juego, abrió el apetito y pidió algo en la cocina que pudiera comer con las manos, sin necesidad de levantarse de su asiento. Le trajeron un sándwich: dos pedazos de pan rellenos con carne en el medio.

A partir de ese día, el sándwich comenzó a abrirse camino por toda Inglaterra, y luego dominó el mundo con todo tipo de pan, proteínas y vegetales, casi no hay un país en el planeta que no recurra a algún tipo de pan con algo relleno dentro para curar un antojo. Hace poco, el portal de noticias CNN hizo una lista los 23 mejores sandwiches del mundo siendo el número 1 el pambazo, así que aquí rescatamos algunos cuantos de la lista que pertenecen a México y Latinoamérica.

 

 

Pambazo

México

 

El  pambazo es uno de los antojitos callejeros más famosos del país, inspirado en la forma de un volcán con pan teñido de rojo gracias a un remojo en salsa de guajillo ligeramente picante. Abre de par en par para las papas y el chorizo ??mexicano adentro, cubierto con lechuga, queso y crema.

 

 

Chivito

Uruguay

 

Este "sándwich" uruguayo se hace churrasco, jamón, tocino, lechuga, mayonesa y queso mozzarella derretido. Apilado en un rollo que es similar a un pan de hamburguesa o ciabatta, pero el chivito se suele rematar con un huevo frito, solo para asegurarse de que no se quede con hambre.

 

 

Bombas

México

 

Las bombas se hacen con conchas de vainilla o chocolate; son típicas para los veracruzanos, las puedes encontrar en cualquier café o merendero del Puerto, tradicionalmente se acompañan con un café lechero, que es un café corto muy cargado al cual vacían en un vaso de leche ya sea caliente o fría.

 

 

Sándwich cubano

Cuba/Estados Unidos

 

Similar a la torta cubana mexicano, existen múltiples afirmaciones sobre los orígenes del delicioso sándwich cubano ya que es uno de los favoritos en Florida, Miami y Tampa, donde los puristas discuten sobre sus ingredientes fundamentales y su origen. Como sea, casi siempre lleva jamón cocido, cerdo asado, pepinillos, mostaza, queso suizo, mantequilla y prensado entre pedazos de pan cubano esponjoso es un simple, abundante y, en la mayoría de los casos, alimentos asequibles.

 

 

Choripán

Argentina

 

Chorizos con mostaza y chimichurri son además de chorizo y cacerola (pan) conforman lo esencial del choripán. Pero los "gauchos" vaqueros argentinos que hacen asados increíbles, tienen muchas variaciones de este sándwich que también se vender en carritos de comida, partidos de fútbol y restaurantes en toda América latina.

 

 

Torta ahogada

México

 

El "sándwich" insignia de Guadalajara, un panecillo salado crujiente por fuera y suave por dentro, relleno de carne de cerdo y sumergido en una salsa picante a base de vinagre, comino y chile de árbol. Luego se rellena con cebollas, salsa suave de tomate y ajo y un chorrito de jugo de lima. Fue inventado a principios de 1900 y hoy en día es un plato básico para curar la resaca, por lo general se encuentra en pequeños puestos en las esquinas de las calles y centros urbanos concurridos.

 

 

Butifarra

Perú

 

La Butifarra es el sándwich peruano esencial que consistía en un bollo blanco crujiente relleno con jamón picante en una infusión de ajo, salsa criolla, lechuga, rábanos y chile. Con el tiempo, se agregaron algunos ingredientes, mientras que otros se eliminaron. Se cree que la butifarra se vendió por primera vez durante las corridas de toros en la Lima republicana temprana. Hoy en día, el sándwich es un alimento básico en las fiestas de cumpleaños y, a menudo, se sirve como parte de un desayuno típico peruano.

 

 

Tripleta

Puerto Rico

 

Se le llama Tripleta debido a que se rellena con tres tipos de carne: bistec a la parrilla, lechon de cerdo y jamón. La carne se coloca en una hogaza de pan fresco y se cubre con papas fritas, ketchup, mayonesa, queso y verduras como lechuga, repollo, tomates y cebollas. La tripleta suele ser tan grande que un sándwich puede alimentar fácilmente a dos personas.

 

 

Cemita

México

 

La cemita es un popular en Puebla, y consiste en un panecillo fresco espolvoreado con semillas de sésamo relleno con pequeñas tiras de queso rallado, rebanadas de aguacate, jalapeños en escabeche, papalo y chuletas de carne como cerdo. , ternera o pollo, todo frito en pan rallado. El sándwich se puede rellenar adicionalmente con tomates, lechuga y mayonesa.

 

 

Torta Cubana

 

En el Centro de la Ciudad de México había un puesto donde se vendían tortas "rellenas de todo" en la calle República de Cuba, por lo que la gente iba por su torta cubana que lleva pierna de cerdo, salchicha, lomo, milanesa, quesos, cebolla, jitomate, y acompañado con rajas o chile chipotle o ambos, dependiendo el gusto del cliente.

Si deseas conocer más sándwiches, como el Tramezzino de Italia, la Shawarma de Medio Oriente, el Smørrebrød de Dinamarca, el Spatlo de Sudáfrica, le Fricasé de Túnez o el Katsu sando de Japón? te dejamos con la nota completa.

El Mixmole, una preparación prehispánica que sigue viva en Xochimilco
MXCity
El mixmoles es un platillo de origen prehispánico que se comía con pescado, ranas, atepocates, ajolotes y acociles.

Foto destacada: Wikipedia

El mixmole es uno de los platillos prehispánicos que ha sobrevivido con éxito todos los cambios históricos del país.

 

. . .

 

La tradición culinaria de huastecos, mayas, mazahuas, mexicas, mixtecos, olmecas, otomíes, purépechas, teotihuacanos, tlaxcaltecas, toltecas, totonacas, zapotecas… antes de la colonización tenía sus propias particularidades agrícolas y culinarias, pero a grandes rasgos compartían ingredientes y técnicas que en conjunto se denominan dieta, cocina o gastronomía mesoamericana.

Productos como el nopal, ayocote, chiles, huitlacoche y chinicuiles eran comunes en aquellos días, y a la fecha muchos elementales de aquella dieta siguen vigentes en la actualidad. El contacto con los europeos enriqueció la tradición culinaria que continúa evolucionando sin perder su esencia.

 

 

El mixmole del náhuatl michi "pescado", y mulli "salsa" o mole de pescado es un guiso heredado de la época prehispánica y sigue siendo típico de la Ciudad de México, el Edoméx y Michoacán.

Este guiso también conocido como michmole o michimole, y su ingrediente principal es el pescado, que se fríe y se baña en una salsa verde hecha a base de ajo, cebolla, chile, epazote y tomate verde. La salsa se suele sofreír en una mezcla de manteca y harina de maíz.

 

 

Este platillo se preparaba mixmulli pescaditos autóctonos del lago de Texcoco y otros pequeños pescados que se podían conseguir en ríos y lagos del centro de México incluidas ranas, atepocates, ajolotes y acociles. Hoy en día, también se prepara con carpa, bagre o pescado blanco y hasta con jaiba.

 Los alimentos del lago eran la base de la dieta de zonas como Tláhuac y Xochimilco, pero ya no se prepara con ajolotes porque están en peligro de extinción; aunque sí? con nopales.

 

El ritual del mixmole

 

 

El mixmole se preparaba en los Días de Muertos para conmemorar que el difunto había dejado estas tierras. Es parte de la ofrenda de Día de Muertos, y se coloca en la junto a las flores, velas, frutas arroz, tamales, atole y pan de muerto; siendo tradicional de los pueblos del sur de la CDMX como Mixquic, Tláhuac y Xochimilco.

Antes se hacía con aceite de chía o de semillas de pepita, aunque al ser muy complejo y costoso hoy en día, se utiliza manteca de cerdo. Este platillo ha pasado de generación en generación, y las mujeres con manos sabias han sabido conservar este legado ancestral.

 

 

La alcaldía de Xochimilco puso en su página de internet una receta y para prepararla necesitas los siguientes ingredientes:

1 kilo de pescado (carpa, bagre, pescado blanco o charales frescos)

1 manojo de lengua de vaca (acedera o acederilla)

100 gm de pepita de chile seco

2 dientes de ajo

2 cebollas

4 ramas de cilantro

1 rama de epazote

1 cucharada grande de manteca de cerdo

Sal al gusto

 

 

Procedimiento para preparar mixmole

 

Muele la pepita de chile en crudo con una cebolla y el ajo. Corta una cebolla en rebanadas y acitrónalas en manteca. Añade la pepita molida y un poco de caldo.

Lava las lenguas de vaca, quítales la nervadura y agrégalas a la cazuela donde freíste la pepita. Añade el epazote y el cilantro.

Cuando estén cocidos los ingredientes, agrega pescado y deja hervir 15 minutos más.

En Mixquic, se suele agregar nopales, acelgas, pescado y salsa de tomate, y lo sirve acompañado con frijoles negros.

 

  

Mixmole en el Bonito Tianguis

Dónde: Calle 21, 109 San Pedro Pinos, CDMX

Cuando: martes a viernes de 09:00 a  21:00 hrs y sábado y domingo de 11:00 a 18:00

Entrada libre

Llego la Feria del Taco a CDMX, descubre todos sus sabores ¡y estilos!
MXCity
Atrévete a degustar un menú de tacos que no encontrarás en ningún restaurante y, además, conoce las más exquisitas recetas tradicionales de nuestro país. Un festival para consentir a tu paladar.


Se dice que Moctezuma, el emperador azteca, utilizaba la tortilla como cuchara para ingerir sus alimentos, los cuales se servían sobre piedras calientes y siempre los acompañaba con frijoles y chiles. Si de tradiciones hablamos, el maíz se ha convertido en un alimento esencial dentro de la gastronomía nacional, porque ¿a quién no le gustan los tacos?

Por séptima ocasión, habrá una suculenta variedad culinaria que podremos encontrar reunida en la Feria del Taco 2022 de la alcaldía Tlalpan, en la Ciudad de México, en una edición que promete mucho sabor y buen ambiente después de suspenderse desde 2020 por la pandemia de COVID.

Tlalpan, ese antiguo pueblo de la ciudad de vio nacer el caldo tlalpeño (platillo que, cuentan, le curó una resaca al presidente Antonio López de Santa Anna), tiene en sus calles varias taquerías que se han ganado la fidelidad taquera, fieles a la tradición chilanga de la gastronomía callejera.

Además de los clásicos tacos que suelen venderse en cada punto de la Ciudad de México, como los de pastor o suadero, en la Feria del taco los encontrarás con exóticas presentaciones: con insectos, carne de cordero o jabalí. Si eres aventurero y te gusta descubrir nuevos sabores y texturas, anímate a probar las opciones dulces: tacos de helado, cajeta o chocolate o los tradicionales: de

gusano de Maguey (chinicuil), de caracoles, de escamoles (huevecillos de las hormigas) o de conejo.

Este evento que promete variedad de sabores se realizará los días 17, 18 y 19 de junio, la cita es en la explanada de la alcaldía.

En otras ediciones han llevado opciones como carne argentina o puerco a la cubana preparada carne cocida al carbón y toque de naranja; opciones como conejo, avestruz, jabalí o cocodrilo; también sabores para aventureros como alacrán o gusano blanco; no han faltado los veganos.

En 2014, Tlalpan Historia contaba un poco de la variedad de ese año: longaniza almendrada, mixiote, machito, dorados, vegetarianos, carne asada, lengua, carnitas de conejo o tradicionales, pastor, canasta, de guisado, cocodrilo a la veracruzana, codorniz en pétalos de rosa, escamoles y chapulines.

Así que todo se puede esperar este año, desde los clásicos, hasta gourmet y exóticos. La entrada es gratuita, solo debes pagar tu consumo.

Festival del Taco CDMX

Dónde: Plaza de la Constitución 1, en Tlalpan Centro, Ciudad de México.

Cuándo: Del viernes 17 al domingo 19 de junio de 2022.

Precio: Entrada gratuita

Hongo matsutake, de la mixteca oaxaqueña para el mundo
MXCity
Se dice que un kilo de hongo Matsutake en México cuesta alrededor de $350 mientras que en Japón hasta $40 mil pesos.

Foto destacada: Sibaris

Con información de Gourmet México

México cuenta con 300 especies comestibles de hongos, somos el país más diverso en Latinoamérica y uno de los cinco en el mundo.

 

. . .

 

Se puede decir que el hongo matsutake forma parte de la economía global. La razón principal es que a la gente en Japón le apasiona este hongo y han pagado precios increíbles, de hasta mil dólares por este hongo.

A pesar de que es un hongo de aspecto ordinario, tiene un color blanco con un olor y un sabor fascinante. Aunque por alguna razón misteriosa, se asocia a la identidad japonesa, a la realeza de aquel país del oriente, y en muchos países se le conoce  como la "trufa blanca".

 

Hongo matsutake en México

 

 

En México, en la región mixteca de Oaxaca y Michoacán, también crece este hongo. Es un tesoro que forma parte de las 300 especies comestibles de hongos que hay en el país, que nos posiciona como el país con mayor diversidad en este rubro en toda Latinoamérica, y entre los cinco principales en el mundo.

El hongo matsutake es una variedad única, es difícil de encontrar y está valuada en un precio altísimo en mercados de Asia y Europa. Crece en la base de los pinos o bajo la hojarasca, en bosques altos; a eso se debe que también se le conozca como hongo de pino.

 

 

A diferencia de muchos otros hongos, el matsutake crece debajo de la tierra y pocas veces se asoma a la superficie. Una vez recolectados se le puede identificar a simple vista por tener un tallo grueso y un sombrero que entre 15 y 20 centímetros de diámetro. Este hongo tiene notas con sabor a nueces, avellanas, almendras y hasta piñones.

Aunque en general se aprecia por su aroma intenso. Su popularidad creció a nivel internacional en los 80?s, pero su alta demanda originó escases del producto. Cuando su consumo se volvió un gran negocio, la venta indiscriminada mermó su existencia en todas partes y fue cuando todos voltearon su mirada a México, país donde no se había explotado a gran escala.

 

 

Este hongo crece en los pueblos mixtecos de San Esteban Atatlahuca, Yucuiji y Ndoyocoyo, todos ubicados en el estado de Oaxaca. Pero a pesar de los esfuerzos de los pobladores y personas interesadas en su preservación, la población del hongo Matsutake sigue decreciendo.

En Atatlahuca, el kilo de matsutakes frescos cuesta alrededor de 350 pesos, en Japón esta misma cantidad de hongos puede valer hasta 40 mil pesos.

 

Cerveza de Matsutake

 

 

La cervecería Monstruo de Agua, crearon la Ji?i Yisi ?el nombre en mixteco que denomina al matsutake, al que también se conoce localmente como ?hongo de aguacate?? y se trata de una Lager con 6.9 alc./vol., que en más de un sentido remite al bosque de donde proviene.

Según cuentan, quienes vivieron la experiencia en las montañas, al cortar los matsutakes iban metiendo una parte de ellos a frascos que contenían alcohol. Con esto lograron una tintura herbal que mantuvo por más tiempo el espectro aromático del producto.

 

Prendes: la historia de un restaurante legendario de la Ciudad de México
MXCity
Personalidades como Pacho Villa, Octavio Paz y Walt Disney fueron comensales del Prendes.


Prendes, el restaurante que cuenta con más de un siglo de tradición culinaria.

. . .

A finales del siglo XIX, justo cuando daba inicio la época que hoy se conoce como el porfiriatio, comenzaron a inaugurarse al centro de la ciudad diversos cafés y restaurantes donde el lujo era el protagonista. Tal fue el caso del

Prendes, un lugar que fue fundado por los hermanos asturianos, Manuel y Rafael, en 1892.

Cabe mencionar, que el establecimiento se erigía en donde hoy se ubica el majestuoso Palacio de Bellas Artes. Y es que por la construcción de este apabullante recinto, el restaurante tuvo que ser reubicado a la Calle 16 de Septiembre. Sin importar el cambio de domicilio, el Prendes seguía reuniendo en sus entrañas a personajes míticos como Emiliano Zapata, quien alguna vez ingresó al lugar, con todo y caballo, para disfrutar de un buen filete.

home

home3

Cuenta la historia que hacia 1919, desembarcó en el Puerto de Veracruz un joven asturiano de apenas 15 años, que con el tiempo se convirtió en el cocinero que fraguó el estilo inconfundible y de calidad que hasta la fecha caracteriza a la carta de este icónico restaurante. Todos los días, muy de madrugada, el joven partía al Mercado de la Merced y de San Juan para adquirir producto como carne, mariscos y vegetales.

prendes

prendes

Todavía figuran en el menú platillos originales como el filete Prendes, los sesos a la mantequilla negra, los escamoles a la hidalguense y los gusanos de maguey. Cabe mencionar, que Diego Rivera era muy fanático de este último plato, razón por la cual el restaurante se convirtió en uno de los primeros en ofrecerlos en su carta.

Con el paso de los años, el Prendes ganó prestigio entre la élite capitalina, por sus fantásticos platillos, la exquisitez de su cava y el lujo que definía su decoración.

Intelectuales, empresarios, políticos y artistas solían darse cita en las mesas con manteles largos del restaurante, para allí llevar a cabo reuniones y tertulias.

prendes

David Alfaro Siqueiros, Frida Kahlo, Octavio Paz, María Félix, Trotsky e incluso Walt Disney llegaron a disfrutar de los platillos y bebidas que ofrecía diariamente el restaurante.

Es importante mencionar que el Prendes fue uno de los pioneros en servir vino mexicano. En su época, las etiquetas francesas eran las que predominaban en todos los restaurantes de la Ciudad de México. Sin embargo, para los años 30, el entonces presidente interino Abelardo Rodríguez se dedicó a implementar el cultivo de la uva en Baja California. De aquellos viñedos nacieron los vinos Santo Tomás, que empezaron a maridarse con los platillos del Prendes.

Lamentablemente, después del fallecimiento de uno de los herederos del restaurante, y aunado al hecho de que el Centro Histórico se encontraba en remodelación en la década de los 80,

el Prendes fue en decaída. Cerró sus puertas en 2002, pero por fortuna, uno de los familiares retomó la tradición culinaria y reabrió el restaurante en 2016. Ahora se encuentra en Polanco, y es todavía un emblema de la cultura gastronómica en México.

prendes

Prendes

Dirección: Moliere 222, Palacio de Hierro, Polanco II Sección

Teléfono: 01 55 5280 4309

Web

x