Bares y Antros
Las 5 cantinas más baratas del Centro
Rober Diaz
Una ruta llena de excesos que habrás de seguir sólo bajo tu propio riesgo

Esta reseña debería ser escrita por un beat. Yo no lo soy, pero podría jugar a ser un periodista mamarracho y juguetón como Hunter S. Thompson, y armar mi recorrido por las cantinas más baratas como si no hubiera una trama. La hay: buscar estar nuevamente borracho. Primero, al levantarse hay que esnifar para recordar cómo se sienten todos esos directores, todos esos presidentes, los reyes del mundo, y comprar una polla en la esquina de Aldaco para alivianar la cruda del día anterior. Luego, sugeriría:

 

Río de la Plata

Ahí llegaría temprano. Tal vez sea, en el Centro, una de las cantinas más visitadas por la “chaviza”, porque la cerveza la venden en 17 pesos. Se encuentra en República de Cuba 39. Se han ido los días en los que la banda hipster de las afueras del Centro tomaba el lugar como un sitio de moda; ahí iba con mis amigos y fumábamos marihuana en la esquina, haciendo como que hablábamos por teléfono o yendo hasta la calle siguiente rumbo al Eje Central, sorteando patrullas y policías caza-marihuanitos y a las afueras de la casa –en el callejón Héroes del 57 número 25– que vio nacer a nuestro líder transexenal, Fidel Velázquez, a echarnos un gallo para regresar a intentar no pagar la cuenta. Hay que tener cuidado, pues si te emborrachas duro terminas pagando hasta de más. No es culpa de los meseros; es una somera barbarie que se levanta cuando el sitio está atiborrado: pendejo el que se deje. De tanta fama y tan buen negocio resultó que ya hay otras dos filiales casi pegadas al local. Su dueño es famoso por su mal carácter; le apodan “el Menotti” y se presume que pocos meseros lo aguantan (siempre están solicitando). Hay música en vivo, charanga en la rockola de la planta baja y un grupo en el primer piso.

 

Los Jarritos

Sigue la borrachera. Inhala más frula; puedes fumarte un porro de marihuana, pero el desequilibrio se acabaría –¿para qué echarte una raya para luego pachequearla?–. Enfrente del Río de la Plata está Los Jarritos (en Allende 32), una cantina que ha soportado la prosperidad del Río de la Plata, para mantenerse en un ambiente amarillo por el color de las paredes, que incluye fauna nociva pero muy respetuosa de dos y seis patas y un no menos importante techo del que cuelgan macetas de plástico, ruedas de carreta, herrería, máscaras y objetos que sólo sirven ahora de recuerdos -como algunos de los borrachines postrados ahí, a la mitad de la tarde-. Una rockola acompaña está desesperanza; un poco del tiempo se ha quedado allá por los setenta, ¿o cuarenta? Las meseras son musculosas y amables; visten faldas cortas y el maquillaje no alcanza a disfrazar la edad por completo y con esa visión surgen las preguntas: ahogarte en una vaso de cerveza, ¿es tan pequeño el mundo? Mejor más nieve; sólo que el baño de Los Jarritos no es lo más inspirador que hay.

 

La Mascota

Es hora del refill; sólo hay que caminar unas cuantas cuadras sobre Bolívar para alcanzar sobre Mesones 20, en la cantina La Mascota, comida. Por una chela que te cuesta 50 pesos te dan abundante botana. No todo está perdido; el chiste es conectar la borrachera. Este es un buen espacio para recordar el inicio de las cantinas en siglo pasado. Hay múltiples posibilidades; que tu bebedera se apacigüe o que entre en una nueva dimensión: la de los beodos irredentos, aquellos que se bajan la ebriedad consumiendo canciones o dando abrazos sin razón, todo sea por el patetismo de restarle importancia a la trama dentro de la briaga, acabar con la conciencia. En La Mascota hay un ambiente familiar, como si al serlo se hiciera poco más venturosa la estancia ahí, medio desesperado y viendo hacia todos lados, e ir al baño sin que nadie te vea, ya necesitas otro jale e imaginas que, si no lo haces, estarás triste o por lo menos ansioso y un poco desesperado, esas son las secuelas luego de subir a una volátil cima del mundo. Nada más lejos. La Mascota te mastica o te prepara hacia un segundo efecto: para la parranda y para no meditar sobre todo lo torpe que hay en el mundo, vivir para padecer la gripa colombiana.

No es tan malo; es sólo “polvo de hadas”.

 

Balangah

Frente al Claustro de Sor Juana, tras una pequeña alameda de árboles, algo después de las bambalinas de los bares que se encuentran en la esquina, en la calle San Jerónimo, luego de un deportivo que cambia continuamente sus paredes o más bien las presta para que hagan graffitis, se encuentra esta covachita; en su interior hay retratos de Thom Yorke, figura decadente de un grupo muy exitoso. Hay un desaliño total; parece que todo hubiera sido improvisado; por eso hay que controlarlo con más cuncha. Hay mezcal y las chelas en 15 pesos. Hay artistas y personajes que rondan a su alrededor. El Chuby’s es uno de ellos, se sabe de memoria la carta que el Che Guevara le escribió a sus hijos; no se habla mas de él pero ese lugar parece su pequeño infiernillo, no hay día que falte y aparente estar formidablemente borracho. Dicen que es parte de una familia de abolengo; no trabaja y se la pasa de briago, estudiando arte y, si no, por lo menos imitando las pedas de campeonato que se meten. El baño es horroroso pero no el ambiente; la briaga se puede multiplicar y dirigirte hacia ninguna parte: tal vez te vomite hacia la estatua de Sor Juana, que se encuentra sentada viendo hacia su Claustro como un fantasma viejo que dialoga con el silencio. ¿Acaso piensa en dejarse morir haciendo poesía? ¿O nunca la quiso hacer? O pensaba que ya lo había hecho todo y era hora de morir sin morir: ya habitaba en lo que escribía, el cuerpo era un ser condicionante e innecesario. Me parece (y más briago) que en la plazoleta ella se ve amenazada con tanto juego y otras esculturas de seres acuosos y figuras cortantes y pintadas de rojo, que empañan la quietud de la estatua y su semblante.

 

¿La cantina Dos Naciones o el Barba Azul?

Para finalizar diría que en ese momento tu cabeza ya no está al acabar tu cuello; no es posible concentrarse en una respiración y habitar en el presente. No hay ancestros ni raíces, la ventaja de ser inmediato: no hay nada profundo y reflexivo. Intemperancia y también fatiga. Baco es ingrato: siempre pide más; no basta con habitar un sexo, te pide que seas dimensional. Ir y venir desde tu centro hacia el inconsciente.

Recuerdo la historia de Canción de tumba, de Julián Herbert: un hombre relata su vida a lado de su madre –que fue prostituta–; agoniza en un hospital gracias a un cáncer terminal. Su fantasía se multiplica y se apodera de él: la mitad de la fantasía la crea la blanca, la otra mitad pertenece a él. Y para esos momentos ya es imposible definir qué es lo que se necesita (seguir la borrachera o meterte más pala).

Se necesita una chica. En la cantina Dos naciones hay ficheras que bailan contigo por 20 pesos. La mujer más hermosa de la administración en la Facultad de Ciencias Políticas, ojo azul y alta, bailaba ahí. Un día la saqué a bailar y le pregunté que si también tenía un puesto en la burocracia de la UNAM pues no era necesario estar en ese lugar. Me dijo que lo hacía por puro placer y creo que olió mi blanca; me dijo que nos fuéramos y me metió en un edificio hasta la azotea. Practiqué varios fetiches: aspiré caspa del Diablo en sus enormes tetas, le pasé un poco con la lengua, nos besamos y también mariguaneamos, me dio de una licorera; me quedé tirado y borracho. Me despertó la luz del mediodía siguiente; por supuesto, se llevó toda mi falopa.

Sé donde encontrarla, pero no sé si tenga el valor de reclamarle algo; yo hubiera hecho lo mismo.

Un encanto navideño, conoce las villas iluminadas de la Ciudad de México
MXCity
Estas villas de navidad están llenos de hermosos adornos, luces increíbles y llenas del espíritu navideño que solo los mexicanos podemos tener, además son totalmente gratis.

La Navidad y su magia llega a la CDMX.

 

Estamos en las fechas del año donde las calles se llenan de luces y adornos navideños, regalos, juguetes, duendes, estrellas, guirnaldas, nochebuenas, arbolitos, ponche y el olor pino… Aunque no lo parezca la oferta navideña es abundante y las reunimos familiares y con amigos siempre están llenas de alegría y felicidad.

Aunque en México hay una gran variedad de tradiciones, herencias y creencias hay algo que nos une a todos en estas fechas: la comida. Un plato cuenta con una receta ancestral en la familia, o incluso si es comida precocida no importa, porque la comida nos une y es uno de los ritos culturales más geniales y ancestrales para celebrar el espíritu navideño, y de paso, el amor y la buena voluntad de la humanidad.

Es por eso que te compartimos las villas navideñas de la CDMX que hay en la ciudad, para que, si lo deseas, complementes tus tradiciones y ayuden a reflejar la idea de que somos una familia mundial.

 

Atlixco: Villa iluminada a las faldas del volcán

Atlixco, Puebla

 

 

Desde hace siete años en el Pueblo Mágico de Atlixco, Puebla, fue instalada la Villa Iluminada de Navidad, el espectáculo turístico más importante de este municipio. Es un recorrido de dos kilómetros que inicia en el Zócalo de la ciudad y que recorre varias calles, que se convierten en escenarios de luz y color.

Es quizá el mejor espectáculo de luces navideñas a las faldas del volcán Popocatépetl, en Puebla y lo mejor es que está muy cerca de CDMX. Son dos semanas donde los edificios y las calles del Pueblo Mágico de Atlixco se cubren con un montón de luces alusivas a los elementos consentidos de la Navidad, desde estrellas, hombres de nieve, árboles navideños y más. También hay mercados de artesanías, comida rica y actividades culturales.

 

 

 

A lo largo de un gran circuito, los visitantes pueden observar enormes figuras iluminadas como regalos, estrellas, tambores, flores y osos. Un espectáculo innovador y lleno de luces y esferas. La villa iluminada de Atlixco tiene varios pasajes con cielos cubiertos de luces y su recorrido termina en el parque de los Ferrocarriles.

Cuándo: Hasta el 6 de enero

Entrada libre

 

Villa iluminada de CDMX

Avenida Industria Militar, Col. Lomas de Sotelo

 

 

Si Puebla no es una alternativa para ti, en avenida industria militar habrá árbol de Navidad, nacimientos, piñata, nochebuenas y la fábrica de Santa. Si hay un lugar en CDMX que realmente tiene el verdadero espíritu navideño, debe ser este lugar. Cada año en los alrededores de las instalaciones militares colocan un alumbrado, nacimientos, y diversos adornos

Las luces que adornarán las calles y edificios son hipnotizadoras y junto a la música y el olor delicioso a ponche, hacen el escenario será encantadoramente navideño. Habrá comida y bebida, además de esquites, pambazos, tostadas, papitas fritas, tamales, ponche, café de olla

 

 

La Villa iluminada en Avenida Industrial Militar consiste en 15 metros de un arco iluminado con estrellas que van cambiando de colores y 800 metros de árboles (los que están en el camellón) llenos de luces de Navidad, nacimientos, figuras, y puentes de luz. Además se escuchan canciones típica de la época y villancicos.

No tiene costo, puedes caminar por ahí y ver el alumbrado, las pinturas de madera con pasajes de las posadas, piñatas y un árbol de Navidad. En realidad no es muy grande así que en poco tiempo podrás recorrerlo todo y visitar los puestos.

 

 

Si quieres bajarte a tomarte fotos y recorrer algunos de los puestos que hay en la zona lo mejor es dejar el auto en una zona cerca y tomar algún transporte que te lleve

Hay mucho tráfico sobre la avenida y no hay donde estacionarse.

Cuándo: Del 1 de diciembre al 6 de enero de 2019.

Entrada gratis

¡Regresa Die Antwoord a la CDMX!
MXCity
La ecléctica dupla sudafricana vuelve a la Ciudad de México, esta vez, para ofrecer concierto en solitario.

El dúo de hip hop alternativo conocido como Die Antwoord dará un concierto inolvidable en la capital.

 

En afrikáans (una de las lenguas oficiales de Sudáfrica), “die antwoord” quiere decir “la respuesta”. Y es justo esto lo que Ninja, el vocalista del grupo, estuvo buscando antes de fundar la agrupación homónima.

Lo bueno de la música es que no se rige por reglas ni límites. Literalmente todo se vale a la hora de crear letras y armonías en el estudio. Prueba de esto son los temas de Die Antwoord, un dueto de origen sudamericano cuyo estilo radica en la acertada fusión entre el hip hop y la música electrónica. Su formación data de 2008, pero su álbum debut se lanzó hasta el 2009.

Canciones como “Enter the Ninja”, “I Fink U Freeky”, “Ugly Boy” y “Fatty Boom Boom” han logrado posicionar al grupo como uno de los más relevantes en la escena del hip hop alternativo, no solamente en Sudáfrica, sino en otras latitudes del mundo.

 

 

Yolandi Visser, la otra integrante de Die Antwoord, asegura que la banda es una mezcla de diversas culturas, que de manera armoniosa convergen en una sola producción. Y es que esta aseveración es completamente certera, pues en todos sus temas se aprecian tintes de distintos géneros, que provienen directamente de países específicos.

El grupo ya había visitado nuestra ciudad con motivo de dos festivales: el Corona Capital y el Vive Latino. Pero tras dos años sin pisar tierras aztecas, Die Antwoord regresa con un nuevo material bajo el brazo: Mount Ninji and the Nice Time Kid. Este álbum cuenta con colaboraciones como Jack Black, Dita Von Deese y Sven Dog.

 

 

Asistir a un concierto de Die Antwoord es una verdadera fiesta. Los asistentes no paran de saltar, bailar y cantar los éxitos de la banda, pues todos los elementos que constituyen su espectáculo dan pie a la continua celebración. No dejes pasar este estupendo concierto, que se llevará a cabo el 10 de diciembre en el Pepsi Center WTC. Los boletos estarán a la venta a partir de ahora en las taquillas del recinto y a través del sistema Ticketmaster.

 

 

 

 

Die Antwoord en la CDMX

Fecha: 10 de diciembre 2018.

Venue: Pepsi Center WTC.

Dirección: Dakota s / n, Del. Benito Juarez, 03810 Ciudad de México

Boletaje

A bailar con Kerala Dust este fin de semana en la Juárez
MXCity
Kerala Dust, uno de los actos que más impactaron en Trópico, regresa a la CDMX el próximo sábado 10 de noviembre en General Prim 32 con un show Live Act junto a Roderic (Mty), Shakes + TV y La Grinde.

Kerala Dust es un proyecto londinense que combina a la perfección el estilo minimalista del trip hop por medio de beats envolventes que, una vez que chocan con la sección rítmica que suele ser explotada por productores como Nicolas Jaar y Four Tet, hace que su sonido se transforme en un monumento repleto de formas exquisitas que se adhieren al cuerpo para hacernos bailar.

 

 

 

Su sonido fino; sutil y elegante; uno que contagia y se aferra a nuestra mente desde que comienza a entrar por nuestros oídos. En caso de que aún no estén tan familiarizados con ellos, nos complace compartir con ustedes la premiere del vídeo oficial de “Maria”, sencillo que salió a la venta el pasado 20 de abril con todo y un remix al mando de Acid Pauli y Nico Stojan.

 

 

Kerala Dust fusiona elementos de música electrónica con una lírica inspirada en canciones tradicionales del folk y rock alternativo. Un proyecto con sonoridades que invitan a un aislamiento introspectivo o una comunión con la energía colectiva generada en cualquier dancefloor. Música gitana para viajar, pensar, sentir y bailar.

 

 

La banda busca unir esa división entre la música electrónica y la composición de canciones tradicionales, basándose en influencias tan extensas como Tom Waits, Talking Heads y Abdulla Rashim. En la actualidad, radican en el sur de Londres, la extraña y excesiva confusión de la ciudad se refleja en el anonimato del estudio del sótano de Kerala Dust.

 

 

Ya sea como solista en producción o como trío en vivo en una presentación: los miembros dentro del aislamiento inclusivo de este proyecto les gustaría bailar mientras se preguntan si realmente hay un punto para hacerlo. La comprensión de que no hace sentido simplemente será liberadora.

 

 

Kerala Dust en vivo

Dónde: Proyecto Público Prim

Dirección: General Prim 32, colonia Juárez

Cuándo: sábado 10 de noviembre, 22:00 horas

Boletos

El pop bailable de Alex Andwandter se presentará en SALA
MXCity
El cantautor chileno Alex Anwandter llega para deleitar el corazón de la CDMX con su nuevo proyecto musical Latinoamericana.

Alex Andwandter nos pondrá a bailar este jueves en SALA.

 

Alex Anwandter es una de las voces que se han destacado de manera importante en esta nueva ola de indie pop latino y su más reciente sencillo “Locura” lo confirma. “Locura” es el primer sencillo de su álbum titulado “Latinoamericana”, una producción bastante esperada y que finalmente ha salido a la luz. Se trata de un álbum en donde Alex, nos presenta 11 temas influenciados por espectaculares sonidos ochenteros, que te transportarán a través de un viaje lleno de buenos ritmos, baile y letras sumergidas en un mar de emociones.

 

 

La sinonimia de Alex Anwandter con la escena de pop chileno no es un accidente ni una campaña publicitaria calculada. Es el resultado de más de una década de arduo trabajo produciendo algunas de las obras de arte más memorables de música, cine y activismo por parte de un artista chileno. Siendo joven devoto de Michael Jackson, incursionó en la música como el líder de Teleradio Donoso. El grupo salió del underground para dar el salto a la popularidad durante sus cuatro años de existencia.

 

 

Anwandter lanzó su primer disco en solitario en 2010 bajo el seudónimo de Odisea. El álbum le dio la oportunidad de distanciarse de Teleradio Donoso y le proporcionó el espacio para experimentar con diferentes ritmos, estilos y sonidos que lo consolidaron como el futuro rey del pop chileno.

Alex se asoció con el reconocido productor chileno Cristián Heyne, y al año siguiente publicó Rebeldes, su primer álbum en solitario con su nombre real y su primer material con Nacional Records. El álbum, descrito como “un estudio moderno sobre política queer y pop latinoamericano”, mostró su nueva madurez como compositor e interprete.

 

 

En 2016, Anwandter lanzó Amiga, su trabajo más popular hasta la fecha. La revista Rolling Stone lo consideró el # 1 álbum latino de 2016. Ganó 4 premios Pulsar, incluyendo “Mejor Artista Pop y Álbum del Año” y fue nominado para dos Grammy Latino. Mientras tanto, Remezcla lo incluyó en sus listas de “Mejores Canciones Latinas de 2016”, “Mejores Videos de Música Latina de 2016” y “Mejores Álbumes de Artistas Latinos en 2016”.

 

 

Anwandter alcanzó otro hito personal en 2016 como cineasta cuando escribió, dirigió y produjo la película Nunca Vas A Estar Solo. Inspirada en la historia real de una tortura homofóbica y el asesinato de un joven gay que conmocionó a todo Chile; la película ganó numerosos premios en festivales de cine de todo el mundo, incluidos Berlín, Tel Aviv, Francia y Seattle.

Alex actualmente vive en Los Ángeles, donde ha estado trabajando en Latinoamericana, su próximo álbum que salió a la venta el 12 de octubre de este año-

 

Recientemente el chileno lanzó su primer sencillo “Locura”, con un lyric video que ya puedes encontrar en YouTube y que forma parte del álbum Latinoamericana, el cual tiene como fecha de lanzamiento el próximo 12 de octubre y está bajo el sello discográfico Nacional Records.

 

 

Alex Andwandter en SALA

Dónde: SALA, Puebla 186, colonia Roma.

Cuándo: Jueves 1 de noviembre, 9:00 pm

Boletos

Facebook / Twitter / Instagram / Spotify