Vida Capital
7 puntos a seguir para evitar ser un ciudadano de quinta
MXCity
Hay diversas conductas y gestos que, de incurrir en ellas, te califican como una persona que ejerce su carácter ciudadano de forma deplorable

Ante tantos retos que enfrentan las grandes ciudades en la actualidad pareciera que una cualidad fundamental, indispensable, que se debe desarrollar, es el civismo. Una urbe en la que sus habitantes no accedan a esta virtud difícilmente podrá encarar, y mucho menos resolver, sus principales problemáticas.

El civismo, definido como un código de principios esenciales para permitir una convivencia social que sea armónica y funcional, es el lienzo primario a partir del cual una sociedad podrá diseñar un destino que favorezca la calidad de vida compartida.

Pero más allá de sólo reflexionar o intentar definir un comportamiento cívico, en esta ocasión nos concentraremos en puntualizar aquellas actitudes o prácticas que, contrario al bien común, enturbian la convivencia y, por lo tanto, califican a aquel que incurre en ellas como un ciudadano deplorable:

Respeta las filas de autos: si tú eres de los que piensa que saltarte la fila de coches para dar una vuelta te hace un tipo más vivo o sagaz, o si no tienes la inteligencia suficiente para dimensionar que, a pesar de ahorrarte de forma inmediata unos cuantos segundos por tu osadía, a mediano plazo ese tipo de actitudes terminará perjudicando tu movilidad (con gestos similares protagonizados por otros tú’s), entonces te damos la bienvenida a este indeseable club.

Respeta al peatón y viceversa: la educación de los automovilistas frente al peatón es un requisito tajante de civilidad, y en los casos en los que existe una convivencia armónica entre ambos grupos se respira un ambiente mucho más grato y funcional. Pero también, vale la pena decirlo, los peatones a su vez tienen ciertas responsabilidades frente al automovilista, ya que el hecho de ser la figura más vulnerable dentro de la movilidad urbana no le exime de cumplir ciertas reglas básicas. Ser un mal peatón o un mal automovilista abona a que una ciudad se convierta en un lugar hostil.

No tires basura: si en pleno 2015 no te has dado cuenta de que tirar basura es, desde cualquier perspectiva posible, un acto deleznable, entonces también tenemos el privilegio de informarte que tu existencia es poco deseable para la ciudad. Por cierto, esto también te incluye si en lugar de estar atento para entregar tu basura al camión que circula diariamente decides ir a depositarla en la esquina más cercana, cobijado por las discretas sombras de la noche.

No contribuyas a la contaminación sonora: ya sea montado en una motocicleta particularmente ruidosa, como estandarte de una virilidad simulada, conducir con el estéreo de tu auto a decibel brooklyniano o contribuir de casi cualquier forma a la contaminación sonora del espacio urbano, esto es una buena razón para calificar como un ciudadano non grato.

No apartes lugares de estacionamiento: si tu egoísmo psicótico te sugiere que tienes derecho a guardar lugares en tu calle utilizando tambos, cajas o cadenas, y sucumbes ante esa decadente voz, de nuevo, ¡bienvenido al club! La vía pública es precisamente eso: de todos. De hecho, aunque en menor medida, estacionarte en medio de dos lugares, sin considerar que moverte un metro y medio permitirá que en ese lugar quepa otro auto, también podría incluirse en la insana apropiación de un espacio que nos pertenece a todos.

No incurras en actos de corrupción: si eres de los que se queja de la situación nacional y tuiteas a favor de la civilidad o las causas ciudadanas, pero al momento de ser detenido justificadamente por un policía optas por el atajo de la “mordida”, entonces favoreces la sistematización de la corrupción como un credo nacional, lo cual poco ayudará a que algo mejore.

No te fugues tras pegarle a un automóvil: no asumir tu responsabilidad cuando le pegas a otro auto y optar por darte a la fuga es una conducta poco decorosa, injusta y que está lejos de promover una convivencia sana.

 

 

Descubre la historia de Iztacalco, un barrio más antiguo que Tenochtitlán
Mariana Gaxiola
Una de las últimas residencias de los mexicas antes de fundar Tenochtitlán fue en un islote de Iztacalco.

Iztacalco es un lugar que ha sobrevivido al paso del tiempo.

. . .

Debido a que su posición estaba justo en medio de la laguna de Texcoco, el barrio de Iztacalco fue una zona que se ocupó más tarde, en comparación con otras partes de lo que hoy es la Ciudad de México.

La población de Iztacalco fue fundada en 1309, lo que la vuelve más antigua que la misma Tenochtitlán. Iztacalco significa "casa donde la sal se procesa". Se cree que sus primeros habitantes tenían trabajos que estaban relacionados con la extracción de sal de las aguas de Texcoco. Y en su emblema como delegación, se puede apreciar que la zona se identifica con un filtro que se utiliza para separar el agua del mineral.

iztacalco

Por otro lado, Iztacalco funcionaba como un puerto fundamental para la llegada y salida de las canoas y trajineras que cruzaban el Canal de la Viga, el cual se navegaba para llegar a la ciudad de Tenochtitlán y proveerla de alimentos.

En aquella época, el lugar estaba conformado por canales de agua y chinampas. Y una de las últimas residencias de los mexicas antes de fundar Tenochtitlán fue en un islote de Iztacalco.

Tras la llegada de los españoles a tierras aztecas, Iztacalco pasó a ser propiedad de la parcialidad San Juan de Dios. Durante el periodo del virreinato, los franciscanos fueron los que se encargaron de evangelizar todo el lugar. El convento de San Matías fue fundado en 1564 en Iztacalco, ahí se educaban alrededor de 300 indígenas.

Para cuando terminó el periodo colonial, Iztacalco se había convertido en un pueblo chinampero, donde la mayor parte de sus habitantes eran agricultores y floricultores.

Entrado el siglo XIX, esta zona pasó a depender del distrito de Tlalpan en el Estado de México. Iztacalco era un punto clave cuando de tránsito se trataba. Era vital pasar por sus canales para transportar productos agrícolas hacia lugares como Milpa Alta, Xochimilco, Mixquic e Iztapalapa.

Ya en 1900, se convirtió en municipio y formó parte de la prefectura de Guadalupe Hidalgo. No fue hasta 1929 que Iztacalco se transformó en delegación política de la Ciudad de México.

Por cuestiones de seguridad y también de salud, el Canal de la Viga fue clausurado y en los años 30 pasó a ser una vialidad urbana. Actualmente, todos aquellos canales han desaparecido y son ahora las calles y callejones que caracterizan a Iztacalco.

¡Hasta en la tiendita! Así podrás recargar tu tarjeta de Movilidad Integrada
MXCity
Ya es posible recargar tu Tarjeta de Movilidad Integrada en tienditas, ferrerías, tintorerías, farmacias y celular.

Foto destacada: cuartoscuro

Ya existen más de 500 puntos de recarga en modalidad digital y cerca de 700 negocios en diferentes barrios de la CMDX.

 

. . .

  

La red de recarga externa para la Tarjeta de Movilidad Integrada de la Ciudad México, le permite a los usuarios de Metro, Metrobús, RTP y trolebús, cargar sus tarjetas en pequeños negocios como tienditas de la esquina, ferrerías, tintorerías, farmacias y otros.

Así es, este programa inició en una tiendita ubicada en Manuel Payno número 95, en la colonia Obrera. Ahí el secretario de Movilidad, Andrés Lajous, señaló que la red tiene dos modalidades: la recarga física en pequeños comercios y la modalidad digital mediante el sistema NFS que utiliza la mayoría de los celulares android.

 

 

El proyecto busca facilitar a los usuarios la recarga de su tarjeta antes de subir al transporte, con el propósito de agilizar la movilidad y apoyar algún pequeño negocio cercano a su casa; sobre todo aquellos negocios que viven en lugares lejanos a las estaciones de Metro y Metrobús, donde se encuentran las máquinas de recarga.

Para evitar fraudes, Semovi entregará a Mercado Pago la plataforma digital por medio de la cual se podrá hacer la recarga en los pequeños negocios, una lista "blanca" que establece donde se pueden recargar las tarjetas y en qué tipo de máquinas.

 

 

"En caso de que hubieran tarjetas que por algún motivo se identificaran saldos que no pudiéramos identificar, se hará una lista negra para poder detectar esas tarjetas".

Natalia Rivera, directora general del organismo Regulador del Transporte, informó que a partir de esta semana comenzarán a operar más de 500 puntos de recarga física, mientras que la recarga en modalidad digital podrá suceder las 24 horas del día los 365 días del año, al final del año se espera que 700 negocios que forman parte de la economía local en diferentes colonias en toda la ciudad puedan dar este servicio.

 

 

Por su parte, Aleida Orozco, directora de relaciones con el gobierno de la plataforma Mercado Pago, explicó que para poder hacer las recargas los negocios contarán con una terminal point smart en donde los usuarios colocarán su tarjeta y el saldo se recargará automáticamente.

Estos aparatos tienen un costo de 3 mil pesos, "pero a los tenderos se les está dando en un precio especial", que no precisó. Al momento se han capacitado a más de 500 tenderos para que sepan usar la terminal.

 

 

Los negocios que ya contaban con esta van a poder activar esta funcionalidad dentro de la plataforma y cualquier persona que tenga la aplicación de Mercado Pago tendrá acceso a los puntos de recarga con la finalidad de ubicar la más cercana. Si la persona no tiene forma de hacer el pago de manera electrónica podrá hacerlo en efectivo o tarjeta bancaria directo en la tiendita.

 

 

Por cada recarga que los tenderos realicen, obtendrán el uno por ciento del costo de la misma, este porcentaje no se trasladará al usuario y lo absorberá totalmente Mercado Pago.

Sobre la inversión que se realizó para el desarrollo tecnológico para este servicio, bueno: "ese es un dato que no puedo compartir, es de la empresa, somos una compañía pública a nivel global".

 

 

No obstante, la plataforma recibirá una comisión de dos por ciento por recarga e irá bajando "conforme incremente el número de recargas, que es lo mismo que tenemos en cada uno de los sistemas de recaudo", apuntó.

Asimismo, esta función ya está disponible para recargar saldo a la tarjeta del metro desde el Smartphone. Hay que tener tres cosas fundamentales para esta acción:

Smartphone con NFC

La app de Mercado Pago con una cuenta activa

Tarjeta de Movilidad Integrada de CDMX

Si se cumplen estos requisitos, es posible continuar con el proceso para recargar saldo tu tarjeta del metro desde el smartphone. Hay que acceder a la app de Mercado Pago, entrar al apartado “Recargar transporte” en la pantalla principal.

Seleccionar, acercar la tarjeta MI a la parte trasera del Smartphone, mover lentamente la tarjeta por la parte trasera del teléfono y encontrar la parte exacta en la que está el sensor NFC. Listo

 

 

Al detectar la tarjeta, aparecerá tu número, puedes elegir un alias, ver el saldo de la tarjeta y elegir una recarga que van desde $15, hasta un máximo de $120 pesos de saldo en la tarjeta. Después de elegir el método de pago, solo hay que acercar de nuevo la tarjeta de Movilidad Integrada a la parte trasera del smartphone para que se acredite la recarga. Listo. Viaje cómodo y seguro.

x