Vida Capital
El extraño pleonasmo culinario de la Ciudad de México: la torta de tamal
Ana Paula de la Torre Díaz
Este alimento causa sorpresa y una ligera perturbación incluso a otros mexicanos del resto del país

El DF tiene algunas particularidades que ninguna otra parte de la República replica. Es una ciudad enorme, como muchas otras del mundo, sin embargo, algunas de sus costumbres suelen resultar en un sincretismo cómico e irreal cuando se conjugan usos globalizados con tradiciones que vienen incluso de tiempos prehispánicos.

Siendo de provincia, como es mi caso, algunos aspectos como el que se llame quesadilla de hongos a una tortilla con hongos que no lleva queso, saltan simpáticos e inexplicables, pero hay otro fenómeno que surge como un misterio algo perturbador para muchos mexicanos y extranjeros: la famosa torta de tamal.

Lo anterior porque aunque la comida mexicana suele contener muchos carbohidratos hay algunos alimentos que son particularmente “densos”, como los tamales, característicos por su cuantiosa masa de maíz, el atole, una bebida espesa hecha también a base de masa o harina de maíz, y el bolillo o birote (una aportación española), que está elaborado con harina de trigo.

Generalmente el bolillo, el atole y los tamales serían considerados una de las partes “fuertes” de un platillo, pero existe en la ciudad de México una costumbre, aplicada generalmente para desayunar, que rompe con todo esquema: la torta de tamal.

Esta creación culinaria se trata de un tamal, generalmente frito (lo que significa más calorías), acoplado al interior de un bolillo. Para cerrar el combo tradicional, suele acompañarse de una bebida de atole. Es decir, “masa, más masa, más más masa”.

Según un análisis de la Profeco, un conjunto como el anterior aporta alrededor de 1,300 calorías en una sola comida. En el promedio para adultos, aunque varía según la complexión y rutina, se suelen necesitar unas 2,000 calorías al día.

Para muchas personas la torta de tamal representa un método práctico para saciar el hambre a un precio accesible: una torta de tamal cuesta alrededor de 15 pesos.

Más allá de si su ingesta es o no realmente sana, lo cierto es que esta costumbre nativa de la ciudad de México es una extravagancia incluso para mexicanos de otras regiones, que bien están acostumbrados al surrealismo inmerso en la vida cotidiana de este país.

 Twitter de la autora: @anapauladelatd

Datos interesantes sobre el ángel de la independencia
MXCity
La Victoria Alada sostiene una corona de laurel y una cadena rota de tres eslabones sobre un pedestal escalonado, como el símbolo de la independencia de México.

Ángel de la Independencia.

 

Para conmemorar la independencia mexicana, se pensó construir un monumento similar al que se había construido años antes al rey español Carlos III, durante el virreinato. Se convocaron varios concursos entre 1821 y 1843, que nunca fructificaron por todos los cambios de gobierno que hubo en este periodo.​

Fue en 1843 en el periodo del presidente Antonio López de Santa Anna, que con el apoyo de la Academia de San Carlos, se convocó a un concurso para seleccionar el proyecto que recordara nuestra Independencia, a un monumento basado en una columna honoraria con una altura mínima de 42 m, rematada por una estatua de la victoria, a cuyo pie esté una base o pedestal adornada por estatuas y bajorrelieves, todo rodeado por una reja y otros monumentos menores que adornaran la plaza, todo recubierto de mármol, con estatuas y adornos de bronce.

 

 

Al concurso se presentaron participantes nacionales y extranjeros, ganando el proyecto el arquitecto francés Enrique Griffon, quien fue seleccionado por los jueces de la Academia de San Carlos. Sin embargo, el presidente consideró que el proyecto de Lorenzo de la Hidalga estaba más ad hoc a su gusto, y Santa Ana lo nombró ganador aunque hubiera quedado en segundo lugar. El premio de 300 pesos se entregó al francés Griffon pero se iniciaron los trabajos para construir el proyecto de Lorenzo de la Hidalga.

Hoy en día, el Ángel es uno de los monumentos más famosos y hermosos de nuestra capital; además de ser el lugar donde nos reunimos para festejar, protestar, celebrar a la selección o simplemente tomar fotos y vivir un poco. Es por eso que te dejamos estos otros datos interesantes sobre esta chulada de estatua.

 

Cofre con el Acta de Independencia

 

 

El general Porfirio Díaz colocó la primera piedra del ángel y puso un cofre dorado que contiene la primera Acta de Independencia y una serie de monedas de cuño corriente de la época.

 

Ángel de inspiración humana

 

 

Según la leyenda urbana, las hijas del arquitecto Rivas fueron modelos de este precioso Ángel dorado. Pero en realidad se ha documentado que el escultor Alciati tomó los modelos de yeso en Italia, para hacer el vaciado en bronce en Florencia.

 

Restos de los héroes de la Independencia

 

 

La columna es un mausoleo donde se encuentran los restos de 14 héroes de la Independencia. Entre ellos Miguel Hidalgo, Vicente Guerrero e Ignacio Allende. En 1923 se realizaron los trabajos en el interior del pedestal para la construcción de tres nichos que albergan las urnas con los restos de los diferentes héroes de la independencia.  Algunos otros restos se trasladaron desde la Catedral Metropolitana y de otros puntos del país en 1925.

 

Victoria Alada

 

 

Aunque es conocida como “El Ángel”, esta escultura se llama “La victoria alada” y representa a la diosa Niké de Samotracia: símbolo del triunfo entre los antiguos griegos. Esta escultura se asemeja a las de Berlín y Londres; es de bronce con recubrimiento de oro y mide 6.7 metros de altura y pesa 7 toneladas.  En una mano sostiene la corona de laurel símbolo de la victoria y en la otra una cadena con eslabones rotos;  lo que representa el fin de la esclavitud del dominio español.

 

Hermano del Teatro Juárez

 

 

El arquitecto Antonio Rivas Mercado retomó la idea para inspirarse en algunas famosas columnas del mundo como la de Trajano en Roma y la Alejandro en San Petesburgo. Finalmente su construcción estuvo a cargo de la dirección del proyecto, luego de trabajar en el Teatro Juárez de la Ciudad de Guanajuato.  Al proyecto se sumaron el escultor italiano Enrique Alciati; encargado de la realización de las esculturas y bajorrelieves, y el ingeniero Roberto Gayol quien se encargó  de la obra civil.

 

El terremoto de 1957

 

 

En 1957 la Victoria Alada cayó y se destrozó debido al terremoto que azotó a la Ciudad de México el 28 de julio. Al reconstruirla se le cambió el rostro y actualmente la cabeza de la antigua escultura se encuentra expuesta en la entrada del Archivo Histórico de la Ciudad de México.

Nostalgia urbana: Las peculiares esculturas de la Unidad Independencia
MXCity
La Unidad Independencia cuenta con 80 diferentes diseños de murales de mosaicos y preciosas plazas, jardines, andadores y juegos infantiles.

La Unidad Independencia es un legado de la arquitectura mexicana.

 

 

La Unidad Independencia está en la delegación Magdalena Contreras y ocupa una superficie de 37 hectáreas de las que casi la mitad correspondían a la antigua Hacienda El Batán. Fue un magno proyecto para edificar vivienda para los trabajadores de las fábricas del sur de la Ciudad de México.

Durante la década de 1950, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) determinó utilizar parte de sus reservas acumuladas para ampliar sus servicios, incluso en la prestación de vivienda. Al tiempo López Mateos sabía de un terreno ideal para llevar adelante su proyecto, ocupada por la familia Matsumoto que gozaba de gran renombre como creadora de jardines.

 

 

 

Benito Coquet Lagunes (1916-1993), director general del IMSS en aquel entonces, llamó a su amigo el arquitecto Alejandro Prieto Posadas para que formara un equipo de arquitectos jóvenes que realizaran el nuevo proyecto habitacional del IMSS, el cual no habría de ofrecer solamente un techo a los trabajadores, sino también los servicios del IMSS, facilidades sociales y artísticas, deportivas y recreativas, que contribuyeran al desarrollo de esa zona de la ciudad.

La construcción de la Unidad Independencia se inició en mayo de 1959. Fue diseñada y proyectada por los arquitectos Alejandro Prieto Posadas y José María Gutiérrez Trujillo en colaboración con el arquitecto Pedro F. Miret y un equipo de 23 arquitectos e ingenieros.

 

 

Se inauguró el 20 de septiembre de 1960 como parte de los festejos por el 150 Aniversario de la Independencia de México y el 50 Aniversario de la Revolución Mexicana. Tuvo un costo de 146 millones de pesos.​

Fue construida considerando el ahorro de costos con materiales durables (tabique hueco recocido, piedra braza, piedra bola, concreto hidráulico), y bajo la concepción urbanística de Unidad Vecinal. El conjunto habitacional consta de 2,235 viviendas en régimen de propiedad en condominio con una población cercana a 10,000 habitantes cerca del 55% mujeres.

 

 

La Unidad Independencia cuenta con instalaciones de servicios como un supermercado y tres zonas comerciales, un centro deportivo, clínica, 5 planteles educativos, guardería, teatro cubierto con 400 localidades, teatro al aire libre, una Plaza Cívica, un edificio social y centro de seguridad social.

Existen 635 casas unifamiliares de 2 y 3 recámaras, 36 edificios multifamiliares y 3 torres con 100 apartamentos considerados “de lujo” en el tiempo de su construcción. La Unidad Independencia se impulsó la fusión de la arquitectura con la escultura y la pintura. Destaca particularmente su Plaza Cívica, en donde Alejandro Prieto logró evocar la traza de las ciudades prehispánicas y se incorporó obra escultórica y arquitectónica alusiva a la mexicanidad, producto de la inspiración de Luís Ortiz Monasterio y Federico Cantú Garza, complementadas por el acueducto del propio Alejandro Prieto.

 

 

 

Las fachadas de los diversos edificios multifamiliares fueron dotadas con obra plástica de Francisco Eppens Helguera, que configuran simbolismos en homenaje a la cultura prehispánica lo que alcanza 80 diferentes diseños de murales de mosaicos. Dos esculturas de Ernesto Tamariz (1904-1988) conmemoran las visitas de JFK y De Gaulle a la Unidad Independencia y la obra “Hidalgo Libertador” de Juan O’Gorman (1905-1982) ubicada en el Centro Interamericano de Estudios de Seguridad Social (CIESS), también es parte del espacio arquitectónico.

La edificación de la Unidad Independencia fue motivo de gran orgullo para el gobierno de López Mateos, por lo que figuró en el itinerario de los mandatarios que visitaron México a principio de la década de 1960. Fue recorrida, entre otros, por Indira Gandhi, Jawaharlal Nehru Primer Ministro de la India, John F. Kennedy (el 30 de junio de 1962), Jorge Alessandri de Chile, Rómulo Betancourt de Venezuela, Juan Bosh de República Dominicana, el Mariscal Tito de Yugoslavia, Víctor Paz Estenssoro de Bolivia, la Reina Juliana de los Países Bajos, el Príncipe Akihito de Japón (13 de mayo de 1964), Charles de Gaulle de Francia (12 de agosto de 1964) y George Price, primer ministro de Belice.

Aquí te dejamos las fotos de esta construcción:

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografías FB Unidad Independencia

Los Paseos Históricos gratuitos en la CDMX para celebrar las fiestas patrias
MXCity
Con estos Recorridos Históricos estarán llenos de vida y anécdotas que te harán ver con nuevos ojos nuestra ciudad y sus rincones mágicos.

Estos paseos llenos de historia nos enseñan todo sobre nuestra gran capital.

 

La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México renueva su programa de paseos mensuales para que se conozcamos todos los rincones de la preciosa ciudad con estos los Paseos Históricos.

Para celebrar las fiestas patrias, este mes de septiembre se presenta un programa lleno de historia y cultura como lo es el “Escenario de la Decena Trágica”, “Por la ruta de los Insurgentes” y “Entre bambalinas y candilejas”; todos estos recorridos son completamente gratuitos y se llevarán a cabo en diversos espacios emblemáticos de la capital.

 

 

 

En primer recorrido se llamó Escenario de la decena trágica podrás tener una caminata en la Plaza de la Ciudadela que y más tarde adentrarte a la Biblioteca de México y culminar con una plática informativa en el Monumento a José María Morelos y Pavón para contar a los asistentes las leyendas, anécdotas y personajes que marcaron la historia cultural que define a nuestra capital.

Pero no te puedes perder los siguientes recorridos que prometen ser más sugerentes, llenos de vida y por supuesto, repletos de historia y anécdotas que te harán ver desde otra perspectiva a nuestra ciudad y sus rincones mágicos.

Recuerda que el domingo 15 de septiembre no habrá recorrido, porque coincide con el Grito de Independencia; pero aquí te dejamos los siguientes paseos:

 

Ruta de los insurgentes

 

 

 

En este recorrido podremos visitar el Parque Hundido, donde se encuentra el Monumento a Vicente Guerrero, y la Plaza de Toros México, el magno proyecto de Neguib Simón Jalife llevado a cabo desde 1939, quien adquirió parte de los terrenos del antiguo Rancho de San Carlos con el sueño de construir una ciudad de los deportes.

Dónde: Insurgentes Sur y Porfirio Díaz, alcaldía Benito Juárez.

Cuándo: domingo 22 de septiembre, 10:45 horas

Entrada Libre

 

Bambalinas y Candilejas

 

 

 

Este recorrido inicia en el mural sin nombre de Diego Rivera pintado en el Teatro de los Insurgentes, que plasma tanto la historia de los insurgentes como del teatro en México. El grupo de “Entre bambalinas y candilejas” partirá de Insurgentes sur y Mercaderes, en la alcaldía Benito Juárez.

Dónde: Insurgentes sur y Mercaderes, en la alcaldía Benito Juárez.

Cuándo: domingo 29 de septiembre, 10:45 horas

Entrada Libre

El inadvertido Parque Revolución en el barrio de la Nueva Santa María (FOTOS)
MXCity
El Parque Revolución cuenta con numerosas especies de árboles de sombra, juegos para niños y se encuentra muy cerca del Monumento a la Madre.

El Parque Revolución es un increíble espacio familiar al aire libre.

 

El Parque Revolución es el centro de la colonia Nueva Santa María; también se le conoce como “el de la Nueva Santa María” y es un sitio ideal para cualquier actividad como pasear con tranquilidad, sólo o acompañado, o jugar con los pequeños.

El busto de Miguel Hidalgo, el Padre de la Patria, engalana el interior del Parque Revolución, y en el mismo lugar se pueden apreciar otras esculturas en memoria de personajes de la historia mexicana, incluso en una de las esquinas se observa el mural del Tlallocan.

 

 

Antes este parque se llamaba parque Porfirio Díaz, y aún conserva parte de su mobiliario: bancas de fierro perfilado en madera, arbotantes de principios de siglo, lámpara muy deteriorada, el kiosko original se perdió y fue sustituido por uno moderno y se remodeló en la década de los 50’s.

En este espacio también es posible patinar, andar en bici, si lo prefieres puedes solo sentarte en una de las bancas junto al pequeño kiosko, y gozar de un momento de paz y tranquilidad debajo de la sombra de los árboles.

 

 

 

 

Hoy en día, se llevan a cabo cursos y talleres los días domingo desde las 11:00 am, como el Taller de Danzón con Arturo Funes, el Taller de zapateado con Miroslava Cruz; Taller de requinto con Ignacio González y Taller de jarana con Raymundo Pavón, invitado especial de Xalapa, Veracruz.

Asimismo se dan clases de Fandango y en algunas ocasiones se regalan árboles. Si van a consumir alimentos en los puestos aledaños no olviden llevar su plato y vaso para no generar basura. Aquí te dejamos estas fotografías para que conozcas más de este precioso pulmón en medio de la ciudad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Parque Revolución

Dónde: Clavelinas s/n, Nueva Santa María, Azcapotzalco

Cuándo: lunes a domingo desde las 06:00 am

Cursos y Talleres domingos desde las 11:00 am

Entrada libre

Fotos de Foursquare

Foto de Portada Vida de Peatón