Gastronomía
El 123: un encuentro elegante de comida thai y muebles vintage
MXCity
Uno de esos tesoros escondidos en lo más profundo de la ciudad: Insuperable sabor, un lugar acogedor que también es tienda y galería de arte
cafe 123

Justo en el número 123 de la calle Artículo 123 se encuentra un pequeño café y restaurante de porte tailandés que funciona también como panadería, restaurante, tienda de muebles y galería de arte. La antigua bodega que yacía en este edificio se convirtió en la acogedora sede contigua del restaurante Mog de la colonia Roma. El 123 se encuentra en una calle estrecha del Centro Histórico que aún procura su arquitectura arcaica y colonial, matizada con ese toque de ruido visual de la urbe que tan especial hace a nuestra capital.  Podríamos definirlo como uno de esos tesoros escondidos en lo más profundo de la ciudad.

Además de ofrecernos calidad y buena cantidad en sus alimentos y bebidas por un precio excepcional, este local es bastante sencillo y sin embargo elegante. Los muebles que restauran y ponen a la venta atildan su arquitectura que pareciera la de una vecindad obsoleta, la transforman en una escena de filme de culto asiático, tal vez alguno de Wong Kar Wai.

Lámparas construidas con cubetas de acero, mesas de madera y pintura desgastada, sillas con cuero y cuadros de arte sobre paredes agrietadas, se pueden avistar desde cualquiera de las mesas que se encuentran sobre el pequeño pasillo. Algunas veces se hace un espacio extra casi en la entrada para montar un pequeño escenario y dar paso a bandas generalmente de índole instrumental. El 123 también es un espacio para difundir el arte de la ciudad. La primera planta funciona como una galería, alberga una gama de artistas expositores que varían mensualmente, haciendo posible la compra de arte y demás artesanías que el mismo lugar renueva o inventa.


Su menú
ofrece comida thai exquisita que puedes pedir como plato fuerte o en emparedado, y dado que también se especializan en elaborar delicioso pan, resulta todo una experiencia para el paladar acompañarlo con alguno de ellos. Entre los platos más exquisitos se encuentran el Chinyao (res marinado en vino chino y especias) la ensalada Yam Soo (camarones con mandarina y salsa de pescado), el Pollo Thai y el emparedado de Kakuni (costilla de cerdo marinado con sake). Las sopas del día también son un manjar que debes sentirte obligado a pedir,  y para acompañar tu comida, una soda (especialmente la de ginger) debe ser tu elección, aunque también puedes pedirte un té frío o una cerveza. Los postres sin duda alguna te mantendrán en un estado onírico de sabor, basta con probar el pan con flan de té verde o el pastel Kastera de miel para comprobar que no es exageración.

Café 123

El servicio es muy amable y todo lo que se puede consumir o adquirir aquí parece hecho con amor (tal vez ese sea el ingrediente seductor). Si quieres impresionar a alguien en todas las expectativas posibles, no dudes en visitar el 123.

Dirección: Artículo 123, #123, Centro Histórico

Horarios: Lunes a Miércoles: 9:00 – 21:00 hrs. / Jueves a Sábados: 9:00 – 23:00 hrs. / Domingos: 9:00 – 21:00 hrs.

Precio: De $150 en adelante

Facebook

 

Los tlacoyos o el ancestro de los antojitos mexicanos
MXCity
Cuando uno piensa en antojitos, no puede pasar por alto los maravillosos tlacoyos; ¿sabías que se vendían desde tiempos prehispánicos en Tlatelolco?
tlacoyos

Los tlacoyos son el antojito mexicano por antonomasia, no solo por su versatilidad, sino porque fue de ellos que nacieron todos los demás.

 

Al hablar de antojitos mexicanos, uno de los personajes más recurrentes son los tlacoyos. Estas tortillas gruesas en forma de empanada, típicas del centro del país, han transitado a través de los siglos y de la siempre cambiante sociedad mexicana sin perder su sabor, su forma o su popularidad. Desde tiempos prehispánicos se hacían, en casi todos los hogares de grandes ciudades como Tenochtitlan, y se distribuían entre toda la población.

 

tlacoyos

Imagen de: Pinterest

 

Podría decirse que son el antepasado más antiguo de los antojitos mexicanos; su nombre proviene del náhuatl nacatlaoyo. Su fácil y rápida hechura, aunada a su alto contenido nutricional, los convertían en una comida ideal para un largo día de trabajo o para cubrir grandes distancias. De hecho, en ese entonces, cuando alguien se disponía a hacer un viaje largo, llenaba su itacate con tlacoyos, y su guaje con agua o pulque. Debido a la forma en que están hechos, los tlacoyos duraban mucho tiempo, además de que eran (y siguen siendo) bastante llenadores.

Uno de los lugares donde más se vendían era en el gran tianguis de Tlatelolco. Incluso se dice que fue aquí donde los españoles los probaron, y que les gustaron tanto, que los incorporaron a su dieta, agregándoles carne y lácteos en algunas instancias. Entonces, a pesar de que, como todo lo que pasa a través de los siglos, los tlacoyos han evolucionado, su esencia se mantiene. Los tlacoyos clásicos se hacen con maíz azul nixtamalizado y se rellenaban con frijoles, habas, chicharrón o requesón.

 

tlacoyos

Imagen de: Flickr

 

Sin embargo, ahora cada estado, municipio y pueblo tiene su propio estilo de tlacoyos. Ahora los hay azules y blancos, con una gran variedad de rellenos y acompañamientos. Si bien los más comunes son los que ya se mencionaron, también los hay rellenos de papa, alverjón, tinga y chales. Su forma también varía: pueden ser ovalados, oblicuos y hasta triangulares. Casi siempre se les pone queso, crema y nopales, además de cebolla, cilantro y las infaltables salsas. Cabe destacar que muchos otros antojitos, como las gorditas, los huaraches y los sopes, son derivados de la forma original del tlacoyo. Como que ya se antojaron, ¿no?

 

Para ampliar tu saber sobre los antojitos mexicanos, explora su origen prehispánico.

*Imagen destacada de: Pinterest

La leyenda del maguey, el regalo de los dioses
MXCity
El maguey es una de las plantas más importantes en la cosmogonía de los pueblos indígenas del centro del país y, como tal, tiene su propia historia.
maguey

El maravilloso pulque, la bebida de dioses y sacerdotes, viene del maguey, del cual se cuentan muchas leyendas que explican su origen divino y sus propiedades mágicas.

 

La comsovisión de los pueblos indígenas de México es de las más variadas del mundo, repleta de simbolismos, metáforas, alusiones al mundo natural y rituales intrincados. Hace siglos, el humano no era un actor solitario que disponía del medio natural a su discreción, sino que convivía en un escenario con múltiples actores, con los cuales se relacionaba de diferentes maneras. El medio natural no era simplemente un objeto para explotar y obtener recursos de él, sino que era un entramado de conexiones e intercambios profundos, siempre regidos por el respeto.

 

maguey

Imagen de: mexicampo.com.mx

 

Tanto los astros como las plantas y animales jugaban papeles sumamente importantes. Uno de los más significativos, debido a su presencia en el mundo cotidiano y ritual, era el maguey. Del maguey se extraía el aguamiel, dulce néctar divino, el cual eventualmente se fermentaba en pulque, metl, el cual se consideraba como la bebida de los dioses. Por ello, su consumo estaba reservado a sacerdotes, guerreros y ancianos.

Además, como muchos otros elementos naturales, el maguey se asociaba a una diosa: Mayahuel. Mayahuel se representaba, entre los nahuas, como una mujer joven que surge de una floreciente planta de maguey, y que en ocasiones llevaba copas de pulque en las manos. También se le asociaba con la fecundidad y fertilidad. En la Histoire du Mexique (Historia de México) se explica el origen divino del maguey y del pulque, como una bebida que traía alegría a los hombres. Aquí el texto íntegro:

 

maguey

Imagen de: foodandtravel.mx

 

“…los dioses dijeron entre sí: “He aquí que el hombre estará aína triste si no le hacemos nosotros algo para regocijarle y a fin de que tome gusto en vivir en la tierra y nos alabe y cante y dance”. Lo que oído por el dios Ehécatl, dios del aire, en su corazón pensaba dónde podría encontrar un licor para entregar al hombre para hacerle alegrarse. Pensando en lo cual, le vino a la memoria la diosa virgen llamada Mayáhuel, y se fue enseguida a donde estaban ellas, a las que encontró dormidas. Y despertó a la virgen y le dijo, a la cual guardaba una diosa su abuela llamada Cicímitl [Tzitzímitl]: “Te vengo a buscar para llevarte al mundo”. En lo que ella convino enseguida, y así descendieron ambos, llevándola él sobre sus espaldas.

 

maguey

Imagen de: Arqueología Mexicana

 

Y tan pronto como llegaron a la tierra se mudaron ambos en un árbol que tiene dos ramas, la una se llama quetzalhuéxotl, que era la de Ehécatl, y la otra xochicuáhuitl, que era la de la virgen. Mientras, su abuela dormía. Cuando hubo despertado y no encontró a su nieta, apellidó en seguida a otras diosas que se llaman cicimime [tzitzimime]. Y descendieron todas a la tierra a buscar a Ehécatl, y a esta razón las ramas se desgajaron las dos, la una de la otra. Y la de la virgen fue reconocida por la diosa vieja, la cual la tomó y, rompiéndola, entregó a cada una de las otras diosas un trozo, y lo comieron.

Pero la rama de Ehécatl no la rompieron, sino la dejaron allí. La que tan luego como las diosas subieron al cielo, se retornó a su primera forma de Ehécatl, el cual reunió los huesos de la virgen, los enterró y de ahí salió un árbol que ellos llaman metl, del cual hacen los indios el vino que beben y [con] que se embriagan.”

 

Complementa la historia del maguey y del pulque con el origen ancestral del aguamiel.

*Imagen destacada de: Mezcologia

Sandwich Lab; los diseños de emparedados más adorables de la CDMX
MXCity
¿Ya conoces Sandwich Lab? Ven a echarte un emparedado de ojo con estos increíbles y deliciosos diseños; simplemente son adorables.

Pese a que el proyecto es relativamente nuevo, Sandwich Lab ya cuenta con una gran cantidad de clientes y admiradores.

 

Sandwich Lab nace de un pasatiempo curioso. El proyecto surge cuando Mariana Camarena, después de un viaje por Japón, decidiera compartir en su cuenta de Instagram fotos de sándwiches que se preparaba para el desayuno. Desde un inicio, sus diseños mostraban una gran creatividad, y fue tal la acogida de sus diseños, que muchos de sus seguidores hicieron ofertas de compra.

“Originalmente eran mi desayuno nada más. Mi momento de alegría y despeje. Aún los sigo desayunando, pero con la diferencia de que ahora los preparo también bajo pedido.”

 

sandwich-lab

Imagen de: Sadwich Lab MX.

 

La fusión que Mariana logró entre su carrera como diseñadora y su amor por los sándwiches es adorablemente deliciosa. Además, es admirable todo el esfuerzo que hay detrás del proyecto. No solo es la creación del diseño, sino el trabajo que implica. Mariana explica que:

“Mucho antes de preparar como tal, investigo, busco referencias, hago bocetos y muchísimas cosas dentro de la planeación antes de siquiera entrar a la cocina”.

 

sandwich-lab

Imagen de: Sandwich Lab MX.

 

También cabe señalar que es la encargada de todo, desde la preparación y las compras, hasta la logística de envíos y la publicidad en redes. Sandwich Lab divide los diseños en dos tipos: los diseños de la casa, como el modelo de abejita, corazón y oso; por otro lado, diseños personalizados, que pueden ser los que ya están en galería o cualquier personaje que se te ocurra. Como su nombre lo indica, el laboratorio de emparedados es eso, un lugar donde no hay límite para la creatividad. La experimentación con las formas, colores y sabores da un resultado apropiado para cualquier paladar.

 

sandwich-lab

Imagen de: Sandwich Lab MX.

 

sandwich-lab

Imagen de: Sandwich Lab MX.

 

En el menú cuentan con tres opciones para sándwiches salados y uno dulce: tocino crujiente (con jitomate y lechuga), salchicha asada (con queso chihuahua, jitomate y lechuga), pechuga de pavo (mantequilla, jitomate y lechuga) y Nutella (relleno de fresa fresca). Para hacer tu pedido solo debes contactarte por las redes sociales de SándwichLab: Facebook o Instagram. Los pedidos son con una semana de anticipación y para las entregas puedes pasar a recoger tu pedido o puedes pagar el gasto de envío.

 

sandwich-lab

Imagen de: Sandwich Lab MX.

 

Te puede interesar: Las diminutas y deliciosas conchas Tomasa.

*Imagen destacada de: Sandwich Lab MX.

El mezcal es declarado el licor más perfecto del mundo
MXCity
Una de las denominaciones de origen más famosas y exquisitas del país es considerado el licor perfecto para el ser humano: se trata del mezcal.

El mezcal es una de las tantas maravillas 100% mexicanas y, como muchos de los productos nacionales, es reconocido en todo el mundo por su gran calidad.

 

La gastronomía mexicana siempre da mucho de qué hablar. Es tan variada y tan rica, que incluso se hacen estudios profundos para conocer las técnicas tradicionales de cocina, las cuales son una herencia de hace siglos. También, muchos de sus ingredientes asombran a extranjeros, ya que se utilizan cualquier cantidad de plantas posibles y hasta insectos, todos con propiedades alimenticias incomparables. Además, también en el reino del alcohol México reina sobre los demás: es debido al mezcal, declarado el licor más perfecto del mundo.

 

mezcal

Imagen de: Milenio

 

Todo se debe a su pureza y a su rápida y fácil asimilación. Todo comienza en el agave, la cactácea que nos regala su néctar, a partir del cual se fabrica el mezcal. El agave, en tiempos prehispánicos, se utilizaba para muchas cosas. Cada parte de la planta se aprovechaba, ya que tenía características muy versátiles. Sus pencas se utilizaban en rituales religiosos y sus fibras para hacer telas resistentes. Sin embargo, el verdadero tesoro se encuentra en su mismísimo centro.

El líquido divino que se almacena en su interior tiene una composición muy particular: es alta en polisacáridos (azúcares de cadenas largas), los cuales incluso permiten que no solo se extraiga mezcal, sino también miel. El hecho de que el mezcal provenga de los polisacáridos quiere decir que se asimila muy fácilmente en el cuerpo. Además, ya que su proceso de destilación tiene sus raíces en métodos tradicionales, no se utilizan químicos ni aditivos dañinos.

 

mezcal

Imagen de: mezcale.com

 

Su altísimo grado de pureza de determinó, de manera científica, a través de una compañía especializada en análisis y reseñas de bebidas, llamada Beverage Testing Institute. Esta empresa, después de realizar una serie de pruebas, declaró al mezcal como el destilado más puro del mundo. Esto confirma de manera contundente lo que muchos tal vez presentían: que el mezcal es un licor perfecto. Puede ser fuerte, pero, al fin y al cabo, es ligero para el cuerpo; por eso dicen que no da resaca. Así que celebremos las maravillas de la gastronomía mexicana con un caballito de nuestro mezcal preferido. ¡Salud!

 

mezcal

 

Otro manjar 100% mexicano: los chinicuiles.

*Imagen destacada de: Shutterstock