Comunidad
Los callejones como senderos esotéricos para idear leyendas
MXCity
Mitos y leyendas estremecedoras deambulan en lo que sería probablemente, la calle más lóbrega de una ciudad: el callejón. En la ciudad de México tenemos dos callejones con historias alucinantes.

Existen dos ingredientes urbanos principalmente, sin los que una ciudad no sería llamada como tal si le hiciese falta alguno de ellos: las personas y sus calles. Difícilmente se podría concebir estar solo cuando se camina por las calles (y paradójicamente pasa, cuando nuestra mente se hace consciente de su propia existencia y se percibe ajeno a su entorno), más aún cuando se sabe que se camina por las calles de una metrópoli con 8 millones de habitantes.

Es normal sentirnos solos por momentos, pero es más común sentirnos acompañados por extraños, o quizás por fantasmas del pasado que involuntariamente dejaron un rastro de esencia al haber caminado por el mismo lugar donde también hemos dejado parte de nosotros.

El flujo de personas, o mejor dicho de entidades que transitan por el pavimento día con día es quizás lo que nos mantiene inquietos al posarnos en un sendero estrecho donde físicamente no hay nadie; un callejón, al que normalmente asimilamos sin salida.

Nombramos callejones a los pasajes congelados en el tiempo, caminos cuyo boceto se ha quedado en una época antigua ajena al paisaje moderno de una gran capital a la que estamos acostumbrados. Generalmente de anchura angosta y estética olvidada, los callejones -específicamente los de la ciudad de México-, suelen generar leyendas entre sus transeúntes sobre algún episodio inmortal ocurrido entre sus esquinas que de alguna manera nos afecta recordarlo (recordar siempre es reencarnar), y como una sombra contraluz nos persigue mientras los caminamos nerviosamente.

La percepción humana tiene la capacidad de darle sentido a lo "existente"; el instinto, por el contrario, posee la extraña cualidad de hacer consciente el inconsciente y es por medio de dicha intuición, que logramos experimentar sensaciones introspectivas con respecto a un sitio que aguarda grandes cantidades de murmullos fantasma. Mitos y leyendas de ese inconsciente colectivo se exteriorizan manifestándose en lo que sería probablemente, la calle más lóbrega de una ciudad: el callejón. En la ciudad de México tenemos dos callejones celebres por lo que en sus muros antiquísimos se cuenta:

 

Callejón del Aguacate

callejon del aguacate-

Las leyendas que deambulan por el callejón del aguacate son numerosas y alucinantes si se relacionan entre sí. En la zona donde está ubicado el callejón del aguacate (Coyoacán), existen túneles subterráneos de monasterios que datan a la época de la guerra critsera, cuando el gobierno de Plutarco Elías Calles intentó derrocar el poder que la iglesia católica tenia sobre los bienes de la nación y ésta se levantó en armas. Conociendo este dato lo que sigue es de esperarse. Los habitantes de la zona han asegurado ver la imagen de un militar muerto parado junto al árbol que está frente al callejón, la silueta de un ahorcado, una monja pálida y el rostro de un niño que según la historia fue asesinado por un militar.

Otras leyenda nos dice que en una casa abandonada, próxima al callejón, Lázaro Cardenas y colegas solían practicar magia negra y jugar a la ouija. Vecinos aseguran que el alumbrado público de ese lugar nunca ha podido funcionar correctamente, a pesar de que continuamente se ha intentado reparar por gente de Luz y Fuerza y CFE. Otros afirman que en este lugar se encuentran muchos perros muertos y que los accidentes pasan concurridamente.

 

Callejón del Diablo

callejon-del-diablo

En este sendero se han creado historias sobre dimensiones paralelas que se desdoblan en la medida en que el callejón se dilata entre la avenida de Río Mixcoac y la calle Campana. Las apologías surgen a partir de que mucha gente asegura que aquí se han hecho ritos satánicos y aquelarres, siendo un lugar, que muchos vecinos describen como un pasaje con una vibra fuerte. Según la leyenda más mencionada, el diablo se apareció a dos sujetos que a cambio de no robarles su alma los despojó de todos sus objetos de valor y advirtió que el pueblo debía hacer lo mismo o comenzaría a llevarse sus almas. Los dos sujetos (que en realidad se piensa, eran ladrones engañando a la gente) corrieron la voz entre los vecinos y en cuestión de días todos comenzaron a llevar ofrendas con dinero y artículos de gran valor. Como es de esperarse a las mañanas siguientes las posesiones ya no estaban, pero hubo un día, una mañana, en que los vecinos se percataron que las cosas que habían dejado la noche anterior seguían en el callejón. Buscaron a los dos hombres que habían sido testigos del demonio y notaron que en su casa además de las pertenencias robadas al pueblo engañado, los ladrones no estaban pero tampoco había señales de que hubiesen empacado sus cosas. Desaparecieron y nunca se supo que ocurrió con ellos. Entre los vecinos del callejón del diablo se piensa que el demonio cobró venganza por aquel engaño firmado con su nombre, otros creen que arrepentidos por una aparición espectral huyeron del pueblo.

Ambas historias parecen más hilarantes que espeluznantes, pero recordemos que en épocas antiguas, cuando por lo menos no se concebía en su totalidad lo que era la electricidad, muchos habitantes de la ciudad juraron y afirmaron siempre haber visto apariciones del diablo vestido de charro, como un chivo andando en dos patas, almas en pena como la llorona, la planchada y demás fantasmas que por mucho tiempo figuraron en el inconsciente colectivo de nuestra ciudad. A pesar de los temores que hemos perdido gracias a internet, nos sigue pareciendo riesgoso adentrarnos a estos lugares; ¿intuición?

México es un referente en reciclaje de PET a nivel mundial
MXCity
México es el segundo mayor consumidor mundial de botellas de PET, y uno de los mayores recicladores del mundo.

Foto destacada: Advance Circular Pet

La industria de PET en México está creciendo a pasos gigantes con competitividad internacional.

 

. . .

 

La industria del reciclaje de plástico en México está demostrando que trabajar con este sector mejora las ganancias, crear empleos, ayuda a reducir la pobreza, conserva los recursos y protege el medio ambiente.

El tereftalato de polietileno (PET) es la resina plástica transparente que se usa comúnmente para fabricar botellas de bebidas y envases de alimentos. Aunque está hecho de hidrocarburos (compuestos naturales que se obtienen de recursos no renovables, principalmente petróleo), si se deja que se descomponga en el exterior, el PET puede tardar cientos de años en degradarse.

 

 

No obstante, el PET es de la familia del poliéster y se puede reciclar fácilmente en botellas nuevas u otros productos de consumo, como ropa y alfombras. México es el segundo mayor consumidor mundial de botellas de PET y desecha dos botellas por día; casi seis kilogramos de botellas de PET per cápita al año, lo que contribuye a un total nacional anual de unas 750 000 toneladas de PET.

Pero desde mediados de 1990, el gobierno mexicano respondió solicitando a las embotelladoras que iniciaran programas de recuperación y reciclaje de PET, presionando el llamado advirtiendo que sin el cumplimiento voluntario se vendrían medidas obligatorias. Empresas como ECOCE afirma que México es líder mundial en el reciclaje de botellas grado alimenticio.

 

 

La Corporación Financiera Internacional (IFC) del Banco Mundial, construyó una nueva planta de reciclaje de $33,48 millones de dólares en Toluca, cerca de la Ciudad de México en 2009. La planta puede reciclar 27 000 toneladas métricas de resina transparente de grado alimenticio al año. La planta ha tenido tal impacto que en junio de 2012, Coca-Cola y sus múltiples embotelladores mexicanos acordaron invertir $34 millones para duplicar la capacidad de Petstar.

 

 

La construcción de la planta de Cunduacán en Tabasco, tuvo una inversión de más de US$ 60 millones, la Planta Nueva Ecología de Tabasco (Planeta) estará equipada con tecnología de última generación. Tendrá la capacidad de procesar 50 000 toneladas de botellas de PET posconsumo por año, entregando 35 000 toneladas de copos de PET reciclado.

 

 

Se espera que la construcción y operación de la planta de reciclaje de Planeta genere más de 20 000 puestos de trabajo. La instalación será abastecida por una red de 18 centros de acopio repartidos por el sur y sureste de México. Asimismo, la idea es invertir más de 50 millones de euros cada año hasta 2025 para expandir su capacidad de reciclaje global.

A la fecha, México cuenta con 14 plantas de reciclaje de PET, cuya construcción representa una inversión total de alrededor de US$314 millones. México produce cerca de 722,000 toneladas métricas de PET, de las cuales el 50.4% fueron recuperadas para reciclaje. Esta tasa de reciclaje está muy por delante de Canadá (40 %) Brasil (42 %) EE. UU. (31 %) y la Unión Europea (21 %).

El 60% del PET reciclado de México se destina al mercado nacional, el 40% restante se exporta a China, Estados Unidos y otros lugares.

Katya Echazarreta, la primera mexicana que viajará al espacio con Blue Origin
MXCity
Katya Echazarreta es la mexicana de 26 años que hará historia al convertirse en la primera mujer mexicana en viajar al espacio.

Foto destacada: @SpaceHumanity

Katya Echazarreta puede hacer historia al ser la primera mujer mexicana en viajar al espacio.

 

. . .

 

Katya Echazarreta fue seleccionada de un grupo de 7,000 solicitantes por la organización sin fines de lucro Space Humanity para participar en "Blue Origin", la misión espacial financiada por el multimillonario Jeff Bezos. .

 "¡Me voy al espacio!" escribió Echazarreta en su Instagram. "Estaré volando con Blue Origin en NS-21 y podré experimentar el efecto general. Como Embajador de Space for Humanity ¡planeo regresar listo para seguir cambiando el mundo!".

 

 

Space Humanity respondió: "¡Estamos muy emocionados por ti! Y sabemos que serás una voz y defensora increíble. ¡Felicidades, Katia! ¡Bien merecido!” Echazarreta actualmente está cursando su maestría en ingeniería eléctrica e informática en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland.

Cuando no está estudiando, es coanfitriona de la serie de YouTube Netflix IRL y comparte su conocimiento científico como “Electric Kat” en la serie educativa Mission Unstoppable en CBS.

 

 

Junto a Katya Echazarreta en Blue Origin están Evan Dick, inversionista y astronauta de NS-19; Hamish Harding, piloto de jet privado y presidente de Action Aviation; Jaison Robinson, cofundador de Dream Variation Ventures; Victor Vescovo, comandante retirado de la Marina de los EE. UU. y cofundador de Insight Equity; y Victor Correa Hespanha, ingeniero civil, que será el segundo brasileño en ir al espacio.

Aún no se ha anunciado una fecha de lanzamiento para Blue Origin, pero ya se sabe que Echazarreta será la primera latina nacida en México en ir al espacio. Katya Echazarreta nació en nació en Guadalajara, Jalisco, y se mudó a Estados Unidos cuando tenía tan solo 7 años.

 

 

Viajará a bordo del vuelo NS-21 de Blue Origin, y en una entrevista con CNN, Echazarreta contó una anécdota de cuando era pequeña: “Yo era una niña y estaba esperando con mi mamá y le dije, ‘¿cuál es el trabajo más difícil que alguien puede tener?’ Y ella me miró y me dijo ‘Um, pues para ti yo creo que es como una astronauta’. Y recuerdo que la vi y dije, ‘Okay, entonces eso es, eso es lo que voy a hacer. Lo haré’. Y me dijo, ‘Sí, sí, lo harás'”.

 

 

Echazarreta estudió ingeniería eléctrica en un colegio comunitario y después de tres años se trasladó a la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), donde hizo una pasantía en el Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL) en la NASA, un lugar en donde terminó trabajando tiempo completo. Actualmente, se encuentra realizando una Maestría en Ingeniería Eléctrica en la Universidad Johns Hopkins.

Esta será la quinta misión tripulada de Blue Origin en la nave New Shepard la cual superara la velocidad del sonido y se elevara a más de 105 kilómetros. En el punto más alto de la trayectoria de vuelo, los pasajeros podrán desprenderse de su asiento para flotar y disfrutar de las vistas panorámicas de la Tierra y el cosmos. El viaje con Blue Origin durará 10 minutos desde el despegue hasta el aterrizaje.

x