Sobre la ciudad de México y sus trazos parisinos extravagantes
MXCity
La mimetización, o la apropiación de tendencias como París, se convirtió entonces en la única opción para sobrevivir en el mundo evolutivo del más fuerte.

"Miré la avenida Álvaro Obregón y me dije:

Voy a guardar intacto el recuerdo de este instante porque todo lo que existe ahora nunca volverá a ser igual. Un día lo veré como las más remota prehistoria. Voy a conservarlo entero porque hoy me enamoré [?] ¿Qué va a pasar? No pasará nada. Es imposible que algo suceda. ¿Qué haré? [?] Enamorarse sabiendo que todo está perdido y no hay ninguna esperanza."

José Emilio Pacheco en “Batallas en el desierto”

Podríamos decir que México, tal como lo conocemos, es el resultado de una serie de eventos que influyeron en la formación de su carácter y personalidad. Desde su origen hasta la actualidad, este país ha evolucionado en función de  los conflictos a los que se ha tenido que enfrentar: desde conquistas, matanzas, invasiones, dictaduras hasta abusos de poder.

Estos eventos, cargados de la fuerza de Thanatos, han provocado que el pueblo mexicano utilice la adaptación como único método de supervivencia, cuyas únicas respuestas viables han sido la pelea, la huida y el congelamiento-mimetización. Es decir que múltiples generaciones mexicanas se han visto obligadas a adquirir características de sus abusadores para continuar existiendo en el aquí y en el ahora; tales como las de los españoles, los estadounidenses e inclusive los franceses.

La mimetización, o la apropiación de creencias ajenas, se convirtió entonces en la única opción para sobrevivir en el mundo evolutivo del más fuerte. Esto constituyó una serie de creencias cosmovisuales proyectadas en pensamientos, emociones-sentimientos y conductas casi estéticas.

Tomemos el ejemplo de la influencia francesa en la cultura mexicana. Todo este dominio afrancesado tuvo sus orígenes con el segundo emperador de México, el austriaco Maximiliano y sus tropas de Napoleón III. Sin embargo estos tres años de dominio francés no son bases suficientes para explicar aquellos trazos arquitectónicos, estructurales y hasta vivenciales de nuestros días. Realmente no fue hasta 1876, cuando el futuro dictador Porfirio Díaz tomaría el poder e introduciría el apogeo francés en la altas sociedades del país mexicano.

De acuerdo con Manuel Pereira, el porfiriato (1876-1911) fue una época de mayor influencia francesa en México, donde clase social alta, intelectuales, poetas y modernistas mexicanos solían devorar obras de simbolistas, parnasianos y positivistas de la moda francesa. Mientras tanto, la infraestructura de la Ciudad de México adquiría trazos parisinos a diestra y siniestra.

Un ejemplo evidente es la transformación de la antigua Calzada del Emperador, actualmente conocida como Paseo de la Reforma. Este boulevard adquirió su grandiosidad gracias al general Díaz, quien se inspiró en la avenida de Les Champs Elysées de París. Si bien la avenida mexicana no cuenta con arcos triunfales, sí con una serie de monumentos que exornan el urbanismo rectilíneo del paisaje. Entre las cuales se encuentra la columna del Ángel de la Independencia, que guarda similitudes con la columna de Juillet en la plaza de la Bastille: dos pilastras que elevan al cielo dos ángeles dorados.

2167262237_a09365051d_b      large

 

Angel-Independencia-Ciudad-Mexico juilletcolonne

 

Otro ejemplo con suficientes evidencias de la influencia francesa en el país es el Palacio de Bellas Artes, el cual está inspirado en la Ópera de París:

Las semejanzas con el edificio de Garnier no se limitan a la grandilocuente fachada, abarcan también los grupos escultóricos de la explanada. El bailarín que salta con los brazos abiertos nos remite a La danza que en 1867 hizo Carpeaux para la Ópera de París.

Una vez dentro del Palacio, en el vestíbulo, nos asalta esa geometrización de las formas llamada "Art Déco" aderezada con elementos autóctonos: mascarones mayas en acero y cactáceas de bronce que conviven con lámparas de inspiración futurista. Todo allí rezuma estilo Secesión.

palacio-de-bellas-artes Facade_opera_Garnier

Inclusive podríamos agregar el castillo de Chapultepec, el cual, así como el de Versalles, cuenta con la mejor vista de la ciudad, desde donde se logra apreciar la vida de cientos de individuos en el ir y venir de la zona. Durante su construcción, en tiempos de Maximiliano, se inspiró en la última moda francesa de la época; lo cual produjo que Profirio Díaz deseara amueblarlo con el lujo decorativo francés, muy al estilo de Napoleón III (o el neorococó).

Y por supuesto, no podemos olvidar el metro de la estación de Bellas Artes, al estilo curvilíneo más puro de Guimard de principios del siglo XX. Si bien se trata realmente de un obsequio que el metro de París le brindó al metro de México como respuesta al mural Huichol; acción que reveló una mutua atracción y confidencia mimetizada entre Francia y México, aún a más de un siglo tras Maximiliano y Porfirio Díaz.

1136525479_f metros_mural_huichol

 

Si bien la presencia cultural francesa no es tan poderosa como antaño, su influencia continúa siendo lo suficientemente fuerte como para que México desee, muy en lo profundo de su existir, revivir toda una serie de tendencias originarias de ese país del primer mundo. Se advierte también en la gastronomía, donde los "cuernitos" se convierten en croissants, las crêpes en crepas de huitlacoche,  los múltiples bistrots esparcidos a lo largo y ancho de la ciudad (principalmente en la zona de Condesa, Roma y Polanco).

Es difícil distinguir si, hoy por hoy, los mexicanos eligen mimetizarse con la cultura francesa (agregándole características propias) como un método de supervivencia o mero anhelo a la novedad y al encanto. Sin embargo, la realidad es una avidez de lo idealizado, que, en su momento, se le criticó a Porfirio Díaz en relación con su malinchismo casi absurdo. ¿Quiénes somos para juzgar a aquel emperador o a aquel dictador que nos transmitió idolatrar al que, según su visión, era el más fuerte?

Noctambulante, un evento de ensueño para todos los amantes del cine de horror
MXCity
Un proyecto que lleva el cine de horror a distintos lugares de la Ciudad de México, Noctambulante.

¿Eres amante del cine de horror y fantasía? ¿Te imaginas pasar una noche en un campamento donde se proyectan estremecedoras películas de horror hasta el amanecer? Si la respuesta es sí, Noctambulante es el evento perfecto para ti, pues se trata de un campamento donde se proyectan películas de horror durante toda la noche.

Noctambulante

Creado por Pánico de masas, Noctambulante es un cineclub nómada que viaja por la Ciudad de México exhibiendo cine de horror y fantasía. La edición anterior se realizó en el Ajusco, y esta edición, titulada La Noche de las Pesadillas, será en la Chinampa de La Llorona, en Xochimilco. Para esta experiencia inigualable, se recomienda llevar una casa de campaña, un sleeping bag o cobijas, y hasta un colchón inflable. El boleto al evento incluye el transporte de ida y vuelta a la chinampa.

El ciclo, que tendrá lugar en la chinampa de la Llorona, estará enfocado en ritos paganos, brujería, vudú, pactos diabólicos y folk horror.

Películas se proyectarán en Noctambulante

Entre las cintas que formarán este ciclo cinematográfico están Litan, de Jean-Pierre Mocky; The Wickerman, de Robin Hardy; Suspiria, de Luca Guadagnino; y Dagon, de Stuart Gordon, entre otras.

¿Cuándo y dónde?

El campamento se llevará a cabo el sábado 18 de junio, en la chinampa de la Llorona, en la zona de Cuemanco en la alcaldía Xochimilco. Para llegar a la chinampa deberás tomar una trajinera en el embarcadero del Parque Ecoturístico Michmani. Las salidas serán desde las 16:00 horas hasta la medianoche.

Noctambulante Noctambulante

Las proyecciones iniciarán a las 20:00 horas y terminarán hasta las 07:00 de la mañana, por lo que se recomienda llegar temprano para embarcarte y no perderte ningún detalle de este evento. De igual forma, al ser un maratón nocturno, es importante asistir con una bolsa de dormir o una casa de campaña, además de ropa cómoda para pasar la noche. Y no te preocupes, habrá seguridad dentro y fuera del evento.

PELI2

Noctambuante es un evento extraño y, por lo mismo, profundamente especial que celebra un género del cine que fascina e hipnotiza y que además permite a su público conocer la noche en distintos lugares de la Ciudad de México.

Noctambulante

Dónde: Chinampa de la Llorona, en el embarcadero del parque eco turístico Michmani

Dirección: Anillo Periférico 7695, Parque Ecológico de Xochimilco, 16038 CDMX, Cuemanco.

Cuándo: sábado 18 de junio, 20:00

Página web.

México es el país con más especies de serpientes venenosas en el mundo
MXCity
México es el país con más especies de serpientes venenosas en el mundo y con una gran diversidad de especies.  

Foto destacada: Pixabay

Las serpientes son animales fascinantes con muchos simbolísmos que forman parte integral del ecosistema.

 

. . .

 

En Colombia, Indonesia y la India habitan muchas especies de serpientes venenosas y el caso de la India, con la víbora de Russell la que causa la mayoría de las mordeduras humanas.

Australia es el hogar de la serpiente terrestre más venenosa del mundo, el taipán y tiene más de 60 especies de serpientes venenosas. Los australianos se encuentran con serpientes cuando caminan por la calle, con más frecuencia que la mayoría de los países del mundo. Brasil tiene una isla que las personas tienen prohibido visitar debido a la enorme cantidad de serpientes en la isla.

 

 

¿Eres tú, Quetzalcóatl?

 

 

Pero México es la nación con más serpientes venenosas del mundo. Hay más de 80 especies de serpientes de cascabel, víboras y serpientes de coral. Además de las serpientes, nuestro país también tiene arañas, ciempiés y lagartos venenosos.

México alberga más de 400 especies de serpientes, de las cuales 216 son endémicas, lo que representa un número importante considerando que 3 mil 921 son las especies que se conocen en todo el mundo.

 

 

Esta cifra coloca a México como el primer país en riqueza de serpientes venenosas, 73 son especies viperidaes, 46 de cascabel y 17 de elapidaes. México también es el primer lugar a nivel mundial en especies de serpientes, lo que representa una gran responsabilidad en cuanto a su conservación, porque cumplen con funciones en el ecosistema como  depredadores  y controladores de plaga de roedores, además de ser alimento para otros organismos.

A pesar de que hay tantas serpientes, en México no se lleva un registro claro sobre las mordeduras de las serpientes, aunque sí se ha calculado que los humanos sacrifican miles de serpientes al año para diferentes propósitos.

 

¿Cuál es la serpientes más venenosa de México?

 

 

La serpiente más venenosa de México es la Pelamis Platura, conocida popularmente como serpiente marina. Aunque es una de las menos conocidas por la mayoría de la población, su veneno contiene una gran cantidad de toxinas de alto impacto por lo que es eurotóxica, miotóxica y hemolítica.

Habitan en los litorales del Océano Pacífico Mexicano, aunque son abundantes, estos ejemplares no son agresivos y el índice de mordeduras suele ser muy bajo y con poca probabilidad de mordedura. Las serpientes marinas suelen tener colores oscuros con claros, anillos o formas circulares en la piel y tienen una longitud de 120 a 150 centímetros.

 

 

Del mismo modo, de las cerca de 360 especies existentes en nuestro país se pueden localizar más de 70 tipos. Los mexicanos tenemos una gran responsabilidad para la protección y preservación, pues una amplia variedad de serpientes venenosas son únicas de nuestro territorio.

La necesidad de ampliar las investigaciones sobre serpientes en México han permitido el desarrollo de estas especies, y de lo que debe priorizarse para su protección.

 

 

Las impresiones negativas de las serpientes han provocado que los humanos busquen erradicarlas cuando perciben su presencia, pero esto es innecesario en la mayoría de las ocasiones. Basta con alejarse del animal para reducir los riesgos del avistamiento, porque al ver disminuida la amenaza la serpiente no tendría motivos para realizar un ataque.

En caso de encontrarse con alguna serpiente, lo mejor es comunicarse a Protección Civil, ya que el personal cuenta con la capacitación para extraer a la serpiente viva, sin riesgos y reintegrarla al área natural, o bien hacerla llegar a las áreas científicas pertinentes.

x