Arte y Cultura
El viaje de André Bretón a la Ciudad de México
MXCity
La fugaz pero mítica visita del primer surrealista francés André Bretón a la Ciudad de México.

Cuando el hombre quiso imitar la acción de andar, creó la rueda, que no se parece a una pierna. Del mismo modo ha creado, inconscientemente, el surrealismo… Después de todo, el escenario no se parece a la vida que representa más que una rueda a una pierna. – Guillaume Apollinaire

 

Fue en 1938 cuando el máximo predicador del surrealismo, André Bretón, realizó su enigmático viaje a México. En su corta estancia de cuatro meses, realizó algunas paradas por Monterrey, Michoacán y Guadalajara. En la Ciudad de méxico, en compañía de Diego Rivera, visitó la Universidad Nacional de entonces, asistió a exposiciones locales y ofreció una  mítica conferencia en el Palacio de Bellas Artes de la que se hablará en este texto más adelante.

El contacto etnográfico que el surrealismo de Bretón tuvo con la cultura prehispánica, fue en gran medida lo que contribuyó para que pensase que nuestro país era el sitio surrealista por excelencia. Podemos captarlo con nuestros propios artistas de la época: Diego Rivera, por ejemplo, fue un importante precursor del muralismo mexicano, corriente que pretendió enaltecer las raíces indigenas en una época de frustración clasista, política y social. De la mano, encontramos las obras de David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco.

Rivera, junto a su pareja Frida Kahlo, albergarían a Bretón en su estancia por la ciudad. En aquél entonces Leon Trotsky se encontraba exiliado de su país natal y por medio de Kahlo y Rivera también habría de ser acogido en la Ciudad de México. Para autores como Fabienne Bradu, México influyó notablemente en el surrealista en la medida en que logró el encuentro entre dos figuras ya no artísticas sino políticas, en este caso Trotsky y Bretón, y ulteriormente el nacimiento del “Manifiesto: por un arte revolucionario independiente.

andre breton diego rivera trotsky y jaqueline lamba

De izquierda a derecha: André Bretón, Diego Rivera, León Trotsky y Jacqueline Lamba

 

Sobre México no hubo mucho que pudo decir, salvo lo surrealista que es el folclor mexicano. En su texto La llave de los campos, 1976, Bretón nos alude una incesable percepción sobre México que de menos en aquella época no podemos negar que era una realidad:

Imperiosamente, México nos convida a esta meditación sobre los fines de la actividad del hombre, con sus pirámides hechas de varias capas de piedras correspondientes a culturas muy distantes que se han recubierto y oscuramente penetrado unas a otras. Los sondeos dan a los sabios arqueólogos la oportunidad de vaticinar sobre las diferentes razas que se sucedieron en ese suelo e hicieron prevalecer en él sus armas y sus dioses.

Pero muchos de esos momentos desaparecen todavía bajo la hierba corta y se confunden de lejos como de cerca con los montes. El gran mensaje de las tumbas, que por vías libres de toda sospecha se difunde mucho más que se descifra, carga el aire de electricidad.

México, mal despertado de su pasado mitológico sigue evolucionando bajo la protección de Xochipilli, dios de las flores y de la poesía lírica, y de Coatlicue, diosa de la tierra y de la muerte violenta, cuyas efigies, dominando en patetismo y en intensidad a todas las otras, intercambian de punta a punta del museo nacional, por encima de las cabezas de los campesinos indios que son sus visitantes más numerosos y más recogidos, palabras aladas y gritos roncos. Este poder de conciliación de la vida y la muerte es sin lugar a dudas el principal atractivo de que dispone México. A este respecto mantiene abierto un registro inagotable de sensaciones, desde las más benignas, hasta las más insidiosas.

 

Hallazgo de conferencia surrealista dictada en México

andre breton en mexico

Recientemente la editorial italiana Auieo anunció el próximo lanzamiento mundial de una de las conferencias que el poeta francés  ofreció en México. Dicho enigmático fragmento escrito, que no ha sido conocido ni siquiera en Francia, fue hallado por el poeta Jaime Moreno Villarreal hace unos tres años en los confines de La Casa Azul en Coyoacán. Tal vez este texto nos cuente con más precisión ¿Qué sabía André Breton de México antes de realizar el viaje? o mejor aún ¿qué se sabía del surrealismo en México antes de la visita de André Breton?

 

Fuente: BRADU Fabienne, André Bretón en México, Fondo de Cultura Económica, México, 2011. 

Met, el museo más importante de New York exhibirá arte maya prehispánico
MXCity
Las obras maestras de los artistas mayas clásicos llegarán a la ciudad de Nueva York con una exposición sin precedentes.

Foto destacada: @metmuseum

Cerca de 120 piezas serán exhibidas en una exposición relacionado a la vida de los dioses mayas.

 

. . .

 

Los antiguos mayas fueron grandes artistas y su producción va desde medios pequeños hasta monumentales;  ya que los artistas dieron forma a los materiales extraídos del paisaje.

El arte maya nació de la interacción entre las sociedades de la Península de Yucatán, y los primeros artistas, del primer milenio antes de Cristo, comenzaron a esculpir en piedra, estuco, madera, hueso, concha y arcilla cocida.

 

 

Buena parte del arte maya llegará a uno de los museos más alucinantes de los Estados Unidos, El Met, con la exposición Lives of the Gods: Divinity in Maya Art, (vida de los dioses: Divinidad en el arte maya) obras maestras pocas veces vistas y descubrimientos recientes trazan el ciclo de vida de los dioses.

 

 

Estas obras serán exhibidas a partir de la idea de los dioses que se representan en todas las etapas de la vida: como niños, como adultos en la cima de su madurez e influencia, ya medida que envejecen. Los dioses podían morir, y algunos nacían de nuevo, sirviendo como modelos de regeneración y resiliencia.

 

 

Los artistas mayas representaron a los dioses de maneras imaginativas, desde esculturas imponentes exquisitamente talladas hasta adornos de jade, concha y obsidiana que adornaban a reyes y reinas, conectándolos simbólicamente con fuerzas sobrenaturales. Cerámicas finamente pintadas revelan la agitada vida de los dioses con gran detalle.

Las obras que se exhibirán fueron creadas por maestros artistas de Guatemala, Honduras y México. Se trata de 120 obras emblemáticas que evocan un mundo en el que lo divino, lo humano y lo los reinos naturales están interconectados y vivos.

 

 

La exposición en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York (Met) presentará a finales de este año una amplia exposición de arte maya a través de más de un centenar de “obras maestras” y piezas descubiertas recientemente.

Lives of The Gods: Divinity in Maya Art está prevista para el 21 de noviembre, y se cree que será una muestra “poco común” y que solo será posible en el Met.

Diego Rivera y el misterio del baño cerrado en la Casa Azul
MXCity
Dentro de un baño de la famosa Casa Azul, Diego Rivera dejó todos los documento que narraban su desencuentro con el millonario Rockefeller.
Rivera


¿Qué había en aquel baño que Diego Rivera mandó cerrar durante casi 50 años?

. . .

Antes de morir, Diego Rivera cerró uno de las baños de la legendaria Casa Azul, donde vivió toda su con su esposa Frida Kahlo, y

dispuso que éste no fuera abierto hasta que pasaran 15 años después su muerte. Fue Dolores Olmedo quien quedó a cargo de la administración de la casa que pronto se convirtió en museo, y quien cuidó que la voluntad del pintor fuera respetada.

Rivera

Cerca de cincuenta años después, con la muerte de Dolores Olmedo, Hilda Trujillo tomó la dirección de lo que hoy es el Museo Frida Kahlo, y decidió abrir la misteriosa puerta, para así dejar salir los secretos que fascinaron a muchos admiradores de la vida y obra de Diego Rivera y Frida Kahlo.

Dentro del baño, se encontraron varios objetos que hoy son parte de la exposición permanente del museo de la Casa Azul:

vestidos, fotografías, obras de arte, milagritos y cartas de amor, entres otros. La correspondencia entre Rivera y el estadounidense Rockefeller (con quien tendría una pugna por el mural que el magnate alguna vez comisionó al pintor), además de recortes de periódicos, las fotografías del famoso mural (tomadas por Frida) y bocetos que dan fe de esta antiguo conflicto, se encuentran entre los artículos más interesantes encontrados ahí.

Rivera

Rivera

Diego Rivera

La relación entre Rockefeller y Rivera fue complicada. Entre 1932 y 1934, el empresario estadounidense encargó un mural para el lobby de lo que hoy es el Centro Rockefeller en Nueva York al artista, entonces un creador reconocido y personaje clave de la intelectualidad mexicana. Rivera diseñó un mural que tituló

El hombre en una encrucijada, obra que en un principio agradó al mecenas.

Rivera

El problema surgió cuando Rockefeller se enteró que en el mural aparecía la figura de Vladimir Ilich Ulianov, mejor conocido como Lenin, lo cual escandalizó a la sociedad neoyorkina. Para Rockefeller esto fue un insulto y fue entonces cuando pidió a Rivera que lo borrara del mural. Rivera se negó y logró que el empresario le pagara su trabajo (21,000 dólares de entonces), entre manifestaciones y un gran escándalo mediático. Pero

en 1934 el mural fue destruido.

Rivera

Actualmente, en el Palacio de Bellas Artes se encuentra el mural titulado El hombre en el cruce de caminos (también conocido como

Hombre controlador del universo), que fue realizado en 1934, y es parecido a la obra realizada en Nueva York, que alguna vez quiso censurar Rockefeller.

Rivera

En el baño de la Casa Azul se encontraron alrededor de 6,500 fotografías y 28,000 documentos, y esta anécdota, que resurgió hace pocos años como un misterio que sobrevivió al tiempo nos habla de los profundos principios de Rivera y su siempre potente y encantadora rebeldía.

x