Gastronomía
BOKU: La yuxtaposición más acertada de la cocina asiática
Mariana Gaxiola
BOKU juega con los colores y las formas. Es un lugar que conoce las tendencias asiáticas, y no tiene miedo de combinarlas con las occidentales.

Durante la dictadura de Mao Tse Tung, los habitantes del país de China tenían permitido tener solamente una taza de ingredientes al mes en su cocina. Imaginen vivir 30 días únicamente con una taza de azúcar o una de aceite. Es prácticamente imposible llevar a cabo platillos complejos.

No es hasta la ruptura de su presidencia, que la cocina asiática comienza a experimentar con nuevos sabores y termina por convertirse en lo que conocemos hoy, una gastronomía elegante, experimental y única.

BOKU es el único restaurante en la ciudad que no se limita a una sola cocina asiática. Conocemos de memoria los restaurantes japoneses y los chinos. Pero este lugar, se ha encargado de fusionar lo japonés, lo chino y lo tailandés para hacer una mezcla muy interesante con lo occidental y ofrecer una carta llena de estilo y originalidad que sorprende a cualquier comensal.

Cuando llegué al lugar, lo primero que me llamó la atención fue la forma circular del restaurante. Sin importar en el lugar que te sientes, tu vista siempre será agradable, pues no existen paredes en BOKU no, sino vidrios que dejan ver el pasto y el lago de Garden Santa Fe. Era la hora de la comida, razón por la cual las luces del establecimiento se encontraban apagadas, y eran los rayos del sol los que se encargaban de iluminar de forma natural todos los rincones del restaurante.

Amablemente, el chef David González preparó los platillos más emblemáticos para nosotros. Y nos platicó que cada mes, BOKU se renueva y añade a un menú especial una serie de platillos. Si éstos logran tener éxito entre los comensales, se quedan y pasan a formar parte de la carta habitual.

Como entradas, nos tocó probar el "Kani Cho" y el "Yaki Tuna". El primer plato era como una especie de empanada rellena de cangrejo, la cual se enaltecía con la salsa acompañante hecha a base de piña y vinagre. Por otro lado, el segundo platillo eran unas tostadas de atún, que sabían como se veían: coloridas. La salsa de cítricos era lo que le daba el toque especial a cada crujiente bocado.

Para el plato fuerte, probamos cuatro platillos. Primero, el "Taco Apaleado", que era de pulpo picoso. Después un rollo llamado "Catterpillar" que simulaba el cuerpo de una oruga, y que tenía un sabor maravilloso, cuyo responsable era la salsa de anguila, esa con la que a todos nos gusta bañar nuestro sushi.

 

Entre plato y plato, le daba tragos al agua frutal que ordené o al sake de pepino que nos recomendaron. La primera era una mezcla de fresa y coco, que me daba un sentimiento fresco entre los sabores fuertes del pulpo.

Posteriormente, llegó a la mesa el "Pescado Phoenix", sin duda el mejor platillo de la velada. Se trataba de unas bolitas de pescado capeado. Primero, al morderlo sentí lo crujiente y lo agridulce del contorno, pero cuando llegue a sus adentros, disfruté de manera inexplicable la perfecta cocción del pescado.

Cabe mencionar, que el chef nos recomendó que entre los platos comiéramos un poco de arroz blanco. Brindaba equilibrio en mi boca, y ayudó a la detección certera de los sabores.

Nos trajeron después un "Filete Wasabi", carne que estaba un poco pasada de cocción. Venía acompañada de una salsa muy picosa. Te recomendamos pedir el filete en término medio o ¾, para que puedas disfrutar realmente su sabor, porque la verdad, nosotros casi no lo logramos.

Finalmente, nos sirvieron el postre. Una copa de "Camelado", llevaba un juguito que sabía a Bailey?s, encima helado de lichi y lo que le añadió el factor sorpresivo fue la gelatina. Era de café, y tengo que admitir que es la mejor gelatina que he probado. La textura me hizo ver al café con otros ojos, y en lo único que puedo pensar ahora es que el café, para mí, es un postre.

BOKU juega con los colores y las formas. Es un lugar que conoce las tendencias asiáticas, y no tiene miedo de combinarlas con las occidentales. El restaurante cumple con las expectativas, cuenta con un menú vasto y variado. Satisface a todo tipo de paladares, especialmente a los más exigentes. Si te gusta la comida asiática, este es el espacio indicado para probarla desde la perspectiva occidental.

 

Fotografías por Eduardo Ruiz

 

Dirección: Guillermo González Camarena 1205 Kiosko 2, Álvaro Obregón, Zedec Santa Fe.

Teléfono: 55 6723 9798

Web

Facebook

Cómo llegar

5 de los lugares favoritos para comer chilaquiles en la CDMX
MXCity
Los chilaquiles ofrecen una experiencia gastronómica sencilla y deliciosa, ideal para el goce de todo chilango.

Foto destacada: Guerrero tortillas

Los chilaquiles son tan populares entre los chilangos que bien podrían tener su propio monumento en Reforma.

 

. . .

 

Los chilaquiles, en realidad, son un platillo sin complejidad pero de gran sabor; básicamente son tortillas remojadas en la salsa que se elija, una proteína o no, crema, queso y cebolla o no.

La palabra Chilaquila proviene del náhuatl chilaquilli, que significa ?metido en salsa de chile?, eso dice la Real Academia Española, aunque en realidad se debería citar un diccionario náhuatl. Como sea, no se sabe el origen exacto de este platillo, pero sí sabemos que hoy en día es un básico para combatir la resaca y seguir padeciendo la vida.

Aquí te dejamos con los 5 lugares favoritos para comer chilaquiles en CDMX.

 

 

Los Panchos

 

Muchos años de historia son los que han respaldado a Los Panchos reinventarse ?nombre homenaje al trío musical- pero son sus chilaquiles de carnitas lo que ha hecho a este sitio glorioso. Bañados de salsa verde o roja, con carne surtida o maciza, los chilaquiles de Los Panchos se han convertido en uno de los favoritos de la Ciudad de México. El auténtico levantamuertos.

Dónde: Tolstoi 9, colonia Anzures, en la Miguel Hidalgo.

Cuando: lunes a domingo de 09:00 a 22:00

Consumo promedio: $300

 

 

La Esquina del Chilaquil

 

La Esquina del Chilaquil es uno de los atractivos populares de la Condesa. Pero bien refleja el gusto de los chilangos, es un puesto callejero en una de las zonas más prestigiosas de la ciudad. Es un establecimiento en plena banqueta que ha logrado enamorar el paladar de todos, que esperan en la fila a veces hasta 1 hora solo par comer chilaquiles. Puedes acudir y pedir tu torta verde o roja, con milanesa o cochinita y va acompañada de frijoles, crema y queso.

Dónde: Esquina de Alfonso Reyes y Tamaulipas, Condesa.

Cuando: lunes a domingo de 8:00am a 2:00pm

Cuánto: $100

 

 

Los Chilakos

 

Los Chilakos es la franquicia de chilaquiles en la CDMX. Hicieron de este platillo algo peculiar, y ofrecen la promesa de entregar chilaquiles preparados al momento y con la más alta calidad. Tiene paquetes para 1 hasta 10 personas, puedes prepararlos completamente a tu gusto; es decir, pedirlas sin proteína, con huevo, pollo, milanesa o carne. Además cuenta con 5 tipos diferentes de totopos, 3 tipos de quesos, 10 diferentes verduras y 9 salsas diferentes. Además, los Chilakos cuentan con dos sabores de chilaquiles dulces, y pueden ser de Nutella o cajeta.

Dónde: 5 sucursales. Chamizal, Interlomas, Santa Fe, Roma y Arcos Bosques.

Cuando: lunes a viernes de 08:00 a 22:00 y sábado y domingo 24 horas al día

Consumo promedio: $150

 

 

Chilakillers

 

Los chilakillers se destacan porque le pusieron punch al platillo, no solo ofrecen pollo sino que se sirven con arrachera, cecina, cochinita pibil, huevo estrellado y hasta nopales para acompañar tus chilaquiles. Además, cuenta con una extensa variedad de salsas, desde las originales verde y roja, hasta una deliciosa salsa de aguacate por si te animas a experimentar.

Dónde: Revolución 23, colonia Tacubaya.

Cuando: lunes a domingo de 9:00am a 5:00pm

Consumo promedio: $180

 

 

Peltre Lonchería

 

En peltre ofrecen cosas bonitas y deliciosas, pero los chilaquiles son la especialidad: mucha crema, queso y si quieres, carne o huevo a elegir. Es una porción que se ganó el corazón de los capitalinos por el precio, y lo bonito del lugar. Aquí los sirven crujientes y calientitos con 2×1 los viernes a través de su aplicación.

Dónde: Av. Francisco I. Madero 86, Roma Norte, Cuauhtémoc

Cuando: lunes a domingo de 08:00 a 23:00

Consumo promedio: $190

Gordipeña: la deliciosa garnacha que se inventó en Peña de Bernal
MXCity
¿Cuántas  “gordipeñas” vas llevar o serán para comer en La Petrona? Peña de Bernal le dio una voltereta a las clásicas gorditas.

Foto destacada: La Petrona 

La Gordipeña es una de las creaciones culinarias del Pueblo Mágico de Querétaro.

 

. . .

  

Las gorditas deberían tener su propio monumento dentro de la gastronomía mexicana. Y en Peña de Bernal, llevaron a otro nivel este platillo con el fin de que los aventureros y buscadores de las nuevas creaciones culinarias mexas, llegaran a este Pueblo Mágica a buscar la Gordipeña.

La "gordipeña" es una delicia hecha en honor a la Peña de Bernal, Querétaro, es uno de los tantos pueblos mágicos de México en donde es posible encontrar un gran repertorio gastronómico y turisteas por sus calles.

 

 

“La gordipeña” es una gordita de maíz quebrado, con migajitas, acompañada de nopales y salsa que ya conquista los paladares de turistas, en el pueblo mágico de Bernal, en Querétaro. El antojito es elaborado por el restaurante La Petrona, quien en su cuenta de Facebook y Tiktok presumen esta innovación gastronómica.

La “gordipeña” se sirve “ahogada” en salsa al gusto, puede servirse con carne deshebrada, papas doradas, carnitas picadas y queso. Es la revolución de las tradicionales gorditas con diferentes guisos para todos los gustos.

 

 

Asimismo, la "gordipeña" se caracteriza por tener la forma de la Peña de Bernal. Como dijimos arriba, la "gordipeña" es una creación original del restaurante La Petrona, que quiere decir "piedra", en alusión a la Peña de Bernal, uno de los monolitos más grandes del mundo que debes visitar en Querétaro.

Además de la "gordipeña", en el menú de La Petrona encontrarás una variedad de platillos de cocina mexicana, principalmente, las gorditas clásicas rellenas de carne deshebrada, adobada, chicharrón guisado y picadillo.

 

 

Luego de disfrutar una "gordipeña" debes dejar espacio para probar la variedad de platillos ahogados, los tacos de cochinita pibil, doradas de papa, quesadillas y carnitas picadas que La Petrona tiene para ti con precios accesibles.

 

 

Gordipeña de La Petrona

Dónde: Tiburcio Ángeles SN, centro de Bernal, Querétaro.

Cuando: lunes a

Cuánto: $30

Web

x