Estudio-museo Anahuacalli: La casa rodeada de agua
Habitual Taller de Arquitectura
El Anahuacalli es un proyecto relevante de arquitectura mexicana por la manera en que logra fusionar la modernidad de la época con las raíces culturales de México.

“Diego no es derrotista, ni triste. Es fundamentalmente investigador, constructor, y sobre todo arquitecto. Es arquitecto en su pintura, en su proceso de pensar y en el deseo apasionado de estructurar una sociedad armónica, funcional y sólida.“

Frida Kahlo

 

Poco se conoce del legado de Diego Rivera como arquitecto y coleccionista. En Coyoacán se encuentra el Museo Anahuacalli en un terreno rodeado de pozos de agua, como su nombre en náhuatl lo indica. Esta obra arquitectónica del pintor y muralista fue planeada para albergar y exhibir la extensa colección de piezas prehispánicas que recolectó a lo largo de su vida.

 

foto 1

 

El proyecto, iniciado en 1943, está inspirado en los templos de la época prehispánica en México. El conjunto, al igual que en los recintos prehispánicos, se desenvuelve en torno a una explanada principal rematando al centro con un volumen piramidal que representa el templo principal. Este volumen de carácter monumental está hecho con piedra volcánica y se encuentra rodeado por una gran reserva natural que ocupa el resto del terreno. Desde la explanada se puede presenciar el museo como un espacio imponente que parece estar aislado de la ciudad e inmerso en la naturaleza, de nuevo haciendo referencia a las construcciones prehispánicas.

 

foto 2

 

Este volumen piramidal es donde se encuentra toda la colección, así como el espacio que estaba destinado a ser el taller de Diego Rivera. Los demás edificios que rodean la explanada albergan su colección de arte y las oficinas administrativas.

El volumen principal se divide en 3 niveles: el inframundo, la vida terrenal y el supramundo. Además, cada esquina del edificio representa uno de los 4 elementos de la tierra. El recorrido inicia por el primer nivel. Las ventanas cubiertas con alabastro dejan entrar muy poca luz del exterior logrando generar un espacio cerrado y obscuro que remite al inframundo. En los techos, Diego utiliza la técnica del mosaico colado haciendo representaciones de distintas imágenes prehispánicas que, en este nivel no tienen mucha claridad ni colorido ya que aún no tenía un dominio de la técnica.

 

foto 3

 

Entrando al segundo nivel, la ausencia de alabastro en las ventanas permite una mayor entrada de luz. Se logra una atmósfera que se asemeja a la vida terrenal, mucho más colorida e iluminada. Se puede apreciar la perfección de la técnica del mosaico colado en los techos, utilizando ahora colores al igual que en el piso.

 

foto 4

 

Llegando al tercer nivel, las aperturas de las ventanas se vuelven mucho mayores. Ahora se hace referencia a la vida celestial por medio de espacios abiertos y completamente iluminados. En este nivel es en donde se encuentra el taller de Diego Rivera. Un espacio rectangular de doble altura con ventanales que van de piso a techo y que exhibe algunas muestras de sus murales más conocidos y controversiales, como “Pesadilla de guerra, sueño de paz“.

 

foto 5

 

Al llegar la muerte del pintor en 1957, el proyecto tuvo que ser terminado por la hija del pintor y el arquitecto Juan O’Gorman, con quien Diego había trabajado tiempo antes para la construcción de su casa-estudio en San Angel. Algunos espacios que habían sido planeados por Diego Rivera tuvieron que adecuarse para la funcionalidad del museo.

 

foto 6

 

Actualmente, el museo se encuentra intervenido tanto en el interior como en la explanada por piezas de la artista Betsabeé Romero, quién realiza esculturas utilizando materiales de legado prehispánico como es el hule y el chicle. Este museo es un proyecto relevante de arquitectura mexicana por la manera en que logra fusionar la modernidad de la época con las raíces culturales de México retomando la arquitectura mexicana prehispánica.

 

foto 7

 

Dirección: Museo 150, San Pablo Tepetlapa, 04620 Ciudad de México, CDMX

Web: http://www.museoanahuacalli.org.mx/

 

Habitual Taller de Arquitectura

Texto y fotos: Marcela Olmos Pérez

Llega el Café y Chocolate Fest en el inigualable Palacio de Autonomía
MXCity
Teatro para niños, charlas sobre cacao, catas de café y un taller de elaboración de Xocolatl te esperan en el Café y Chocolate Fest.

Dos días de catas, conferencias, talleres y venta de café, cacao y chocolate.

 

El cacao es uno de los productos que México le regaló al mundo. El cacao que los mayas descubrieron y más tarde se encargaron de compartir a otras culturas, es un legado de nuestro amor por el chocolate, y es una delicia poder comerlo en cualquiera de sus presentaciones.

En el Café y Chocolate Fest te hará vivir un día en el que complacerás tus gustos, y podrás cumplir todas sus expectativas, ya que los expositores se encargarán de consentirte con todo tipo de degustaciones, además de reconocer las miles de formas en las que este ingrediente se puede integrar con otros sin perder su sabor.

 

 

 

Habrá productos elaborados con todos los tipos de chocolate: oscuro, blanco, con leche, con frutas, con picante, con especias, con semillas, etcétera; así como catas de cacao mexicano y la venta de productos orgánicos que te esperan a ti y a tus acompañantes. 

Este 2020 lo mejor de la cultura del café, cacao y el chocolate llegan al Palacio de la Autonomía, este precioso reciento donde encontrarás los mejores productos y expositores, educativas charlas, prácticos y divertidos talleres, además de deliciosas catas en un lugar de gran importancia y belleza histórica.

 

 

 

Además de la degustación y venta que ofrecerán los pequeños productores artesanales, nos compartirán información única sobre la elaboración, propiedades y beneficios del Café y Chocolate. Se abordará el maridaje de estos dos elementos y se darán tips para su conservación.

Este encuentro cultural se realiza con la finalidad de acercar a los habitantes, turistas de la Ciudad de México y la comunidad de la UNAM, a participar en actividades que aporten conocimiento y diversión en un ambiente sano y seguro.

 

 

 

La finalidad de este festival, es impulsar el desarrollo económico de artesanos nacionales e internacionales, productores y distribuidores a través de este gran escaparate; con la ayuda de especialistas, talleristas y catas con las que ayudas con tu consumo local.

Habrá actividades para toda la familia,  charlas sobre el cacao y café desde la época prehispánica hasta la actualidad. Los talleres de elaboración de helado y Xocolatl, una bebida prehispánica que los aztecas aprendieron de los mayas, gracias a que compartieron el cultivo y el uso del cacao. Llamaban cacahuat al cacao y xocolatl a la bebida aromática que se obtenía de sus frutos.

 

 

 

El xocolatl era apreciado como reconstituyente para dar fuerza y despertar el apetito sexual, tratar la fatiga, aumentar el peso de los desnutridos; además se consumía para estimular el sistema nervioso de los apáticos, agotados o débiles, así como para ayudar a mejorar la digestión y estimular los riñones.

Las catas de café te sorprenderán, no hay duda. Además, la entrada al festival y las actividades son gratuitas y los costos de los productos económicos y dependen de cada expositor. Recuerda que parte de la venta por los productos y alimentos que adquieras, se aportará al programa de Becas de la Fundación UNAM.

 

 

Café y Chocolate Fest

Dónde: Palacio de la Autonomía, de la Fundación UNAM

Dirección: Lic. Primo Verdad No. 2, Centro Histórico (Ciudad De México), junto al Templo Mayor y a dos cuadras del Zócalo de la Ciudad de México.

Cuándo: del 29 de febrero y 1 de marzo de 2020 de 11:00 a 20:00 hrs.

Entrada libre

Facebook

Fotos Café y Chocolate Fest.

Foto destacada Crea Cuervos

Ahuautle: el caviar azteca que fue el desayuno del gran Moctezuma Xocoyotzin
MXCity
El ahuautle era ofrendado al Dios Xiuhtecuhtli, fue uno de los platillos preferidos de Moctezuma y hoy en día sigue siendo un manjar.

El ahuautle es conocido un producto prehispánico delicioso y con mucha historia.

 

El ahuautle es el nombre con el que se conocen a seis especies particulares de Hemiptera, de 50.000 y 84.500 especies conocidas de insectos, distribuidas por todo el mundo. Estos insectos pertenecen a un suborden de pulgones, moscas blancas y cochinillas.

Aunque este insecto no es acuático precisamente, se sabe que se reproduce en el agua, y en nuestro país, sobre todo, en las zonas lacustres del Valle de México. Pero lo que nos ocupa no es el insecto en sí, sino su hueva, llamada justo ahuautli o ahuahutli, que en nahúatl era axayácatl, que significa algo así como “bolitas de agua”, y que se consumen desde la época prehispánica, y como tal han recibido el nombre de caviar mexicano.

 

 

En el mercado también se conocen como “mosco para pájaros”, aunque realmente no es un mosco, sino una chinche que se reproducen en el agua. Tanto el axayácatl en estado adulto como sus huevas son comestibles. La ahuautle se obtiene colocando en la orilla de los lagos unos tules (antiguamente se usaban hojas de mazorca) donde la chinche deja sus huevos, que luego se orean, secan y tuestan. Baste decir que este alimento es rico en proteínas.

Los relatos de los conquistadores españoles cuentan que se entregaban como ofrenda a la divinidad Xiuhtecutli. También que eran traídos a la corte de Moctezuma en Tenochtitlán a diario, para que el Emperador azteca pudiera tomarlos frescos para su desayuno.​ La ahuahutle se comía en tortas y los conquistadores aprendieron a degustarlas los viernes, cuando su religión católica les impedía comer carnes rojas.

 

 

 

Hoy en día este producto se consume tostado, y la ahuautle se suele preparar en tortas rebozadas en huevo y fritas, también en tamales o mixiotes.​ El cultivo de estas especies es simple y barato, aunque alcanzan altos precios en el mercado por la alta demanda. Además, se encuentran en peligro por la desecación y polución de los lagos en los que tienen su hábitat.

La chinche todavía se puede encontrar al oriente de la Ciudad de México, ya que es un platillo que se niega a morir en las calles de la capital. Hay personas que recorren Tláhuac, Iztapalapa y Xochimilco, Mixquic, San Juan Ixtayopan, Nativitas, La Viga, Tulyehualco, e incluso Tlaltengo, Santiago Zapotitlán, San Lorenzo, Culhuacán, así como por municipios como Chalco y Chimalhuacán; para conseguir el delicioso tesoro.

 

 

 

Para obtener el ahuautle se colocan ramas secas a las orillas del lago, atadas a una pequeña estaca para que no se alejen, y las hojas se quedan ahí de 15 a 20 días, periodo en el que los mosquitos llegan a depositar miles de huevecillos no mayores en tamaño a 1 milímetro de diámetro. Después, se retira el enramado para extraer los huevecillos.

Una vez lavados, se tuestan un poco, se muelen en el metate hasta lograr una harina muy fina que se mezcla con clara de huevo, trozos pequeños de nopal, queso y sal. Una vez listo, se preparan pequeñas tortas que se fríen con aceite o manteca. Se pueden acompañar con la salsa de su preferencia.

 

 

 

Se trata de un platillo artesanal con un costo elevado; su sabor es parecido al camarón molido, pero es un manjar que se vende bien en Chimalhuacan (Estado de México) quienes han conservado el platillo. El ahuautle es uno de los más grandes orgullos del barrio de San Pedro (Chimalhuacan).

Allí, algunos aseguran que este platillo es una herencia directa de sus antepasados toltecas, quienes en su riqueza culinaria contaban con platillos a base de pescados, anfibios, insectos y aves.

 

 

Por su escasez, el ahuautle cuesta alrededor de $400 pesos el kilo y se tiene que anticipar el pedido por algunas semanas. La temporada para poder comerlo es a partir del mes de julio y concluye alrededor de octubre.

En la Ciudad de México aún se puede encontrar en mercados como La Merced y San Juan de Letrán.

Foto destacada México Folklore

El 250 aniversario del nacimiento de Beethoven y un magno concierto gratuito
MXCity
La Arena Ciudad de México ofrecerá un concierto gratuito donde la Filarmónica de la Ciudad interpretará la novena sinfonía de Beethoven.

La Novena de Beethoven con la Filarmónica de la Ciudad de México.

 

La Sinfonía n.º 9 en re menor, op. 125, conocida también como “Coral”, es la última sinfonía completa del compositor alemán Ludwig van Beethoven, y también su más reconocida por todo el mundo. Es una de las obras más trascendentales, importantes y populares de la música y el arte.

Su último movimiento es un final coral sorprendentemente inusual en su época que se ha convertido en símbolo de la libertad. Esta adaptación de la sinfonía, realizada por Herbert von Karajan es, desde 1972, y hoy en día es el himno de la Unión Europea (UE).​ En 2001, la partitura original de la sinfonía se inscribió en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO, donde forma parte, junto con otros sobresalientes monumentos, de la herencia espiritual de la humanidad.

 

 

Beethoven encarna el tránsito del estilo clásico al estilo romántico, rompiendo el esquema cerrado de las formas musicales para adaptarlas a esta incipiente libertad individual. Es uno de los primeros músicos que viven de lo que venden componiendo, algo que comenzó a hacer Mozart, y creó un precedente en el oficio de compositor, despegándose del mecenazgo al que estaban sometidos otros músicos, como Haydn.

Para celebrar el 250 aniversario del nacimiento de uno de los más grandes genios de la música clásica, Ludwig van Beethoven, el Gobierno de la ciudad organizó un concierto gratuito en el que podrás escuchar la Novena Sinfonía a cargo de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México en la Arena CDMX.

 

 

 

Aunque la entrada será libre, se darán boletos para controlar el acceso y aquí te diremos cómo conseguirlos. Este 2020 se cumplirán 250 años de su natalicio y para conmemorarlo, no te pierdas este concierto homenaje en la Arena Ciudad de México completamente gratis.

La Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México será la encargada de interpretar la Novena Sinfonía de Beethoven, el director a cargo será Scott Yoo. Lo mejor es que habrá grandes invitados especiales, como la soprano María Katzarava, el mezzosoprano Carla López-Speziale, el tenor Dante Alcalá, el bajista Carsten Wittmoser y el Coro filarmónico universitario.

 

 

 

Las dinámicas para obtener boletos serán publicadas en las redes sociales de la Secretaría de Cultura Ciudad de México, así que mantente al pendiente si deseas asistir.

Además, de acuerdo con el sitio oficial del evento, también habrá algunas entradas disponibles en la taquilla de la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli y en puntos específicos en la CDMX, que serán publicados en la página web.

 

 

Filarmónica de la Ciudad de México interpreta a Beethoven

Dónde: Arena Ciudad de México

Dirección: Av. De las Granjas 800, Santa Barbara.

Cuándo: Dom. 2 de febrero de 2020, 17:00.

Entrada libre con pre-registro

Este espacio público pasó de ser Gran Canal a ser un increíble parque urbano
MXCity
Se trata de llevar salud, cultura y deporte para mejorar el medio ambiente disminuyendo las violencias de la Ciudad de México.

El Parque Lineal Gran Canal continuará su remodelación con el rescate de la ciudad.

 

Sembrando Parques es el proyecto de regeneración barrial, que el Gobierno está implementando por toda la ciudad. A través de la intervención de 4.2 hectáreas de espacio público cambió la imagen del Gran Canal, cuyos trabajos mejorarán la calidad de vida y la seguridad de los habitantes de las alcaldías Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero.

Yes que contar con áreas verdes y espacios públicos en buenas condiciones es fundamental para cualquier ciudad, ya que fomenta la sana convivencia familiar, las actividades deportivas y mejora la vida comunitaria entre los habitantes de las colonias.

 

 

Y el proyecto Gran Canal tiene ese objetivo: convertir un espacio inhóspito, que se convirtió en una división entre colonias, en donde había personas en situación de calle, delincuencia, pestilencia debido a que el agua se quedaba anegada, para convertirlo en un espacio público digno en donde todos los habitantes puedan tener este espacio para divertirse.

Este proyecto garantiza los trabajos de construcción, mantenimiento, operación y vigilancia del parque lineal Gran Canal. Además, cada año se otorgarán recursos hasta que se concluya por completo su rehabilitación. El secretario de Obras y Servicios (SOBSE), Jesús Antonio Esteva Medina, destacó que la visión del Gobierno de la Ciudad de México es fomentar la integración social mediante acciones en las que participen los vecinos de diversas colonias para llevar a cabo la revegetación y reforestación de los espacios públicos.

 

 

“La transformación de la República no nada más es a nivel Gobierno, tiene que ver con la transformación de la sociedad. Este parque —símbolo de esa transformación— de algo descompuesto, de algo muy deteriorado a algo que regenera, algo que mejora el medio ambiente y que integra socialmente”, destacó.

Gracias a los trabajos conectará peatonalmente a 20 colonias de las alcaldías Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero y mejorará la movilidad del área, debido a la cercanía con las Líneas 4, 5 y B del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, así como con las líneas 4 y 5 del Metrobús.

 

 

 

Las labores del parque lineal Gran Canal se efectuarán de Avenida del Peñón al Circuito Interior, cuya inversión será de 100 millones de pesos en beneficio de 135 mil personas. Los primeros trabajos consistieron en el retiro de los muros perimetrales para facilitar el paso peatonal.

En las 4.2 hectáreas, que se distribuyen a lo largo de 840 metros lineales, se forestarán 17 mil 120 metros cuadrados con 390 árboles, 8 mil arbustos y 12 mil metros cúbicos de cubresuelos y taludes. Además, se construirán 10 pozos de captación de agua pluvial que filtrarán cerca del 30 por ciento del agua, para favorecer el riego de las plantas y árboles.

 

 

 

Se instalarán 46 celdas fotovoltaicas para captar energía solar; las luminarias a instalar generarán un ahorro del 25 por ciento en consumo eléctrico y brindarán mayor iluminación, para la zona cuente con un mejor alumbrado por las noches.

El parque lineal Gran Canal contará con escalinatas y rampas con accesibilidad universal, biciestacionamientos, bebederos, un pabellón para la tercera edad, foro al aire libre para 200 personas, pabellón de lectura, área de mascotas, áreas lúdicas, infantiles, cuerpos de agua, fuentes secas y módulos sanitarios.

 

 

 

Este proyecto forma parte de los 16 espacios públicos del programa “Sembrando Parques”, que contempla mil 332 millones de pesos en beneficio de 6.3 millones de personas, ente los que destacan el rescate del Canal Nacional, que cruza las demarcaciones de Iztapalapa, Coyoacán y llega a Xochimilco; así como el nuevo parque en la Planta de Asfalto, en la alcaldía Coyoacán.

Fotos: Gobierno de la CDMX